IMG-LOGO

Biografía

Darren Criss

Darren Criss

33 años

Darren Criss

Nació el 05 de Febrero de 1987 en San Francisco, California, EE.UU.
Filmografía
Hollywood

2020 | Hollywood | Serie TV

Serie creada por el prolífico y sobrevalorado Ryan Murphy, en colaboración con Ian Brennan, con quien previamente ha trabajado en Glee, Scream Queens y The Politician. Recrea el Hollywood de la postguerra, años 50, en que los oropeles de la meca del cine ocultan mucha podredumbre y prejuicios. Ahí acuden muchos jóvenes con el sueño de brillar en la pantalla convertidos en estrellas, pero la realidad es que pocos logran descollar, y en el camino les toca pasar por un aro que puede resultar incómodo y donde se dejan el alma. La mirada tiene algo de fantasía idealizada muy exagerada versión Murphy, que quiere beber de Douglas Sirk, aunque, que quede claro, él no es Douglas Sirk. Curiosamente su modo de encarar la serie está emparentada con la reciente Érase una vez... en Hollywood, aunque las comparaciones son odiosas, y aquí Quentin Tarantino gana claramente por goleada. La serie combina personajes reales y ficticios para pintar lo que se suele denominar Hollywood Babilonia, o sea, los pecados y actitudes inconfesables en que caen esos personajes rutilantes que tanta fascinación despiertan en los que disfrutan de las películas salidas de la fábrica de sueños, que también oculta pesadillas. De modo que seguimos a Jack Castello, un recién llegado a Hollywood. Su esposa es camarera, y como lo de ser actor no es tan sencillo, acepta trabajo en una gasolinera, tapadera para que los apuestos empleados ejerzan de prostitutos con clientas talluditas, y también con hombres, se ofrece carne y pescado, como se llega a decir. Jack se indigna... un poquito, pues enseguida ve que es una interesante fuente de ingresos, y le permite hacer contactos, ventajas de practicar el sexo con Avis Amberg, la mujer de un jefazo de los estudios, Ace; y como él no quiere acostarse con hombres, logra reclutar al homosexual negro Archie Coleman, que está bastante enamorado de un tipo apuesto, grandote e ingenuo que adoptará el nombre artístico de... Rock Hudson, a instancias de su astuto agente Henry Willson, también gay. Coleman sueña con que le produzcan un guion y demostrar así que el color de la piel no importa si se tiene talento; cree en él su amigo aspirante a director Raymond Ainsley, que tiene una novia negra, Camille Washington. Ahora se trata de convencer a un estudio donde lleva la voz cantante Dick Samuels, un gay que no se atreve a salir del armario. Lo siento si me he entretenido un poco en describir personajes, y que conste que sólo he presentado la punta del iceberg. Lo hago para apuntalar la idea de que Murphy, como suele, nos presenta un culebrón en que quita importancia al planteamiento de que, para tener la oportunidad de triunfar en el mundo del cine, es poco menos que obligado pagar el peaje de acostarse con quien haga falta, lo que además no pasaría factura alguna. De modo que la otra pata de la base argumental, la reivindicación de los derechos laborales y oportunidades de los colectivos discriminados (afros y asiáticos, mujeres, gays) para hacer realidad sus sueños, pierde inevitablemente fuelle. Como es un narrador hábil, no se escatiman medios en la producción, y hay mucha vista en el reparto –con muchos personajes, algunos interpretados por actores no muy conocidos (destacan David Corenswet, Darren Criss, Laura Harrier y Patti LuPone) y otros asumidos por rostros reconocibles (como Jim Parsons de The Big Bang Theory, el actor director Rob Reiner, y otros en horas bajas como Mira Sorvino y Queen Latifah)–, la cosa da más o menos el pego, y atrapa la atención del espectador. Pero basta rascar un poco para advertir algo parecido a la impostura, que no hace justicia a la realidad hollywoodiense. Curiosa afición la de algunos a autoflagelarse y autojustificarse a la hora de proponer ficciones, todo al mismo tiempo.

5/10
Midway

2019 | Midway

Roland Emmerich es un cineasta alemán que ya desde el inicio de su carrera mostró su fascinación por el cine estadounidense, siguiendo los parámetros de un Spielberg en títulos como El secreto de Joey. Luego, ya en Hollywood, demostró una sorprendente atracción hacia títulos que rendían pleitesía al amor de los yanquis por su país, con Independence Day  y El patriota, a la vez que manejaba enormes presupuestos, sin duda que se movía como pez en el agua a la hora de armar superproducciones. Por ello no resulta extraña que ahora dirija Midway, sobre la Guerra del Pacífico en los años de la Segunda Guerra Mundial, concediendo el espacio principal a la batalla del título, aunque ampliando el marco con los prolegómenos que conducen a ese punto culminante de la contienda. Por supuesto, no es la primera vez que el cine la aborda, en 1976 tuvimos La batalla de Midway de Jack Smight, con un reparto plagado de estrellas, Charlton Heston, Henry Fonda, James Coburn, Glenn Ford y Toshiro Mifune, entre otros. En realidad podríamos decir que el film de Emmerich combina lo contado ahí con lo que mostraba la película de 1970 Tora, Tora, Tora. De modo que la trama arranca con el oficial de inteligencia Edwin Layton detectando que Japón podría sentirse fuerte para intentar imponer su dominio en el Pacífico, pero sin que sus advertencias sean escuchadas, lo que conduce al desastre de Pearl Harbor, el ataque japonés inesperado y que destruye gran parte de la flota. Con el nombramiento del almirante Chester Nimitz, Estados Unidos se prepara para dar una respuesta contundente, el audaz bombardeo de Tokio, coordinado por el teniente coronel Jimmy Doolittle. Para llevar a cabo la operación es necesario que inteligencia, con Layton detrás sea escuchada, en sus intentos de descodificar los mensajes nipones. Y pilotos como Dick Best se jugarán la vida, pues las operaciones tan lejos de un lugar para repostar, y sin apenas portaviones, son de altísimo riesgo. Todo conducirá a la batalla de Midway, que podría convertirse en una trampa mortal para unos y otros, decidiéndose el destino de la guerra. El film de Emmerich, coproducción con China que cuenta con un guion del más bien desconocido Wes Tooke, es riguroso a la hora de ceñirse a los hechos históricos, y se sigue con interés. Los efectos visuales digitales siguen perfeccionándose, de modo que todas las escenas de acción bélica resultan impactantes. Como es de rigor en una cinta de guerra que sigue las pautas de la vieja escuela, resulta importante el reparto, casi exclusivamente masculino, donde destaca Woody Harrelson, un actor igual se enfrenta a los zombies con guasa en Zombieland. Mata y remata, que se lanza a interpretar con enorme dignidad y clase al almirante Nimitz. Hay muchos rostros reconocibles, como el de Nick Jonas, uno de los hermanos Jonas, el valiente piloto Bruno, o los de Dennis Quaid, Aaron Eckhart y Luke Evans, correctos aunque no tienen la fuerza de los clásicos. El bando japonés es retratado con respeto, se evita caer en el trazo típico de la caricatura.

6/10
American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace

2018 | American Crime Story: The Assassination of Gianni Versace

Tras la buena acogida de American Crime Story: The People v. O.J. Simpson, la segunda tanda de capítulos reconstruye otro caso real de enorme repercusión mediática, el asesinato a tiros en 1997 del diseñador Gianni Versace a manos del prostituto de lujo Andrew Cunanan, que también acabó con la vida de otras cuatro personas. Utiliza el libro "Vulgar Favors: Andrew Cunanan, Gianni Versace, and the Largest Failed Manhunt in U.S. History", de Maureen Orth, como fuente principal de material. Apuesta por narrar los hechos al revés, defendiendo la tesis de que el triste suceso se podría haber evitado, si el sistema funcionara. Cuenta con un buen plantel de actores, en el que destaca Édgar Ramírez, en el rol del diseñador, la española Penélope Cruz como la hermana de éste, Donatella Versace, y sobre todo Darren Criss, que ya trabajó con el creador del show, Ryan Murphy, en Glee, en la piel del asesino en serie. 

6/10
Glee (4ª temporada)

2012 | Glee | Serie TV

Rachel Berry comienza sus clases en la Academia para jóvenes artistas en Nueva York, donde se hace muy amiga de Brody Weston, un alumno de segundo año. Kurt empieza a trabajar como becario en Vogue. Mientras, en el instituto William McKinley, Will Schuester busca nuevos reclutas para el coro. Tras la graduación de los protagonistas de la serie, el creador de la misma, Ryan Murphy, optó por reclutar a personajes nuevos, al tiempo que sigue las andanzas de los antiguos, en Nueva York. Lo más interesante, las peripecias de Rachel Berry en su nueva escuela, calcada de Fama. Aunque el resto de tramas son irregulares, lo cierto es que la serie sigue manteniendo el interés, por los trabajados números musicales. Sam Evans (interpretado por el joven Chord Overstreet), que hasta ahora era un personaje secundario, fue ascendido al elenco principal. Además, aparecen nuevos protagonistas, como Jake Puckerman (Jacob Artist), Marley Rose (Melissa Benoist), y Kitty Wilde (Becca Tobin) estudiantes del instituto McKinley, así como Brody Weston (Dean Geyer), un alumno de último grado en la academia NYADA). Esta temporada también cuenta con dos grandes estrellas invitadas, Sarah Jessica Parker, como mentora de Kurt en Vogue y Kate Hudson, maestra de baile de Rachel.

5/10
Glee (3ª temporada)

2011 | Glee (Season 3) | Serie TV

Una nueva temporada de Glee, serie que ha causado furor en EE.UU. y que triunfa también en este lado del charco por su frescura, su naturalidad, su originalidad y también, por qué no decirlo, su “frikismo”. Una serie para adolescentes, mezcla de comedia y musical, repleta de personajes de lo más variopintos que luchan por su sueño: convertirse en estrellas de la música. Y para ello no tienen ningún problema en ponerse a bailar y a cantar en cualquier situación, en cualquier lugar, sea quien sea quien esté a su alrededor. La tercera temporada de Glee comienza con los chicos del “Club Glee” (el coro del instituto), desesperados por reclutar más miembros que fortalezcan el grupo y les lleven a ganar la competición nacional de coros de instituto. La segunda temporada finalizó con la partida de dos de sus cantantes principales y la pérdida total de prestigio del club. Sus miembros descubrieron que si querían triunfar no sólo bastaba con ser buenos, había que trabajar mucho más y ser mucho más compañeros. Así que en esta tercera temporada y con el objetivo de conseguir nuevos miembros llenan el instituto de pianos morados y cada vez que se reúnen en torno a uno de ellos comienza el espectáculo ante las miradas atónitas del resto de sus compañeros. No sólo tendrán que luchar contra su fama de “frikis” sino también contra la tirana entrenadora que quiere acabar con el club Glee y desterrar las actividades relacionadas con el arte del instituto.

6/10

Últimos tráilers y vídeos