IMG-LOGO

Biografía

Declan Quinn

Declan Quinn

Declan Quinn

Filmografía
Sylvie's Love

2020 | Sylvie's Love

The Evening Hour

2020 | The Evening Hour

Hamilton

2020 | Hamilton

Cuidada filmación del musical que se ha convertido en todo un fenómeno en Estados Unidos, al poner el foco en uno de los padres fundadores de la nación, Alexander Hamilton, tal vez el menos conocido, y que sin embargo tiene una interesantísíma vida novelesca. Desde luego es la encarnación del sueño americano, porque sus orígenes humildes y su orfandad no le impiden ser un hombre de confianza de George Washington, promotor de la constitución y creador del sistema financiero aún vigente como Secretario del Tesoro. Su fuerte personalidad le granjeó enemistades políticas, y aunque muy enamorado de su mujer, un desliz sentimental le convirtió en víctima del chantaje, lo que le acabó marcando. Lin-Manuel Miranda quedó admirado, con motivo, de la magnífica biografía de Hamilton escrita por Ron Chernow, y tuvo la genial idea de convertirlo en un musical. El logro, supervisado por el director de escena Thomas Kail es notable porque sabe sintetizar la vida del protagonista, con su energía juvenil, relaciones familiares, y aportaciones políticas, con la experiencia de lo que le toca pasar. Y ello con un libreto y canciones magníficas de Miranda –quien también interpreta a Hamilton–, que conjugan estilos muy diversos, con influencias de los clásicos de Broadway, pero también de rap, hip-hop, jazz y hasta de los Beatles. Al estilo de los grandes musicales, se sabe conjugar el drama y la tragedia –la rivalidad con Aaron Burr, los problemas conyugales con Eliza– con el apartado cómico, este inconmensurable con las canciones irónicas del rey Jorge. Con voces estupendas de cantantes profesionales, y una puesta en escena hábil, que incluye plataformas móviles giratorias y coreografías perfectamente coordinadas. Resulta incomprensible que, en el momento de lanzarse el musical en Disney+, solo se pueda disfrutar en versión original con subtítulos en inglés para sordos, no hay a fecha 6 de julio de 2020 subtítulos en español.

7/10
Más que madres

2019 | Otherhood

Para las madres con hijos ya emancipados, ¿cuál es la diferencia entre dejarlos crecer y dejar que se distancien? Este Día de la Madre, sintiéndose marginadas y olvidadas, Carol (Angela Bassett), Gillian (Patricia Arquette) y Helen (Felicity Huffman) deciden viajar hasta Nueva York para retomar el contacto con sus hijos adultos. En el proceso, se darán cuenta de que no son solo las vidas de sus retoños las que deben cambiar. Así, un viaje que pretendía estrechar lazos se convierte en un viaje de redescubrimiento que obliga a las tres amigas a replantearse las relaciones con sus hijos, amigos, parejas y, por encima de todo, con ellas mismas.

Black '47

2018 | Black '47

Siglo XIX. El hambre asola los páramos de Irlanda. Las familias mueren de inanición y de frío, incapaces de alimentarse y resguardarse debido a las altas rentas que imponen los dominadores ingleses por medio de los dueños de las tierras, irlandeses que ven cómo sucumbe su propia gente. En esta situación regresa a su casa Feeney, un soldado que ha combatido al lado de los británicos en países orientales. Comprobará cómo su familia ha perecido y no soportará que la injusticia quede impune. Notable película dirigida por el irlandés Lance Daly, que demostró una extraordinaria sensibilidad al entregar la delicada Kisses. Vuelve Daly a centrarse en las gentes de su tierra natal para ambientar una durísima historia en la época de la llamada Gran Hambruna (1845-1849), cuando la población local de irlanda disminuyó en un 25%, debido al millón de muertos de hambre y a otro millón de emigrantes. Presenta la historia un personaje poderoso, lacónico, implacable en la lucha, que determinará enfrentarse al opresor por el único medio de que dispone. Funciona la relación con el "cazador inglés" encargado de capturarle, dos enemigos que tienen mucho en común. De ritmo creciente, asistimos a las andanzas del protagonista, dejando un rastro de cadáveres, con momentos de gran intensidad y violencia, aunque siempre Daly es comedido en pantalla. Destaca la escena que tiene lugar en el cuartel. La ambientación está sumamente cuidada y se saca mucho partido del paisaje bellísimo y sumamente hostil de la isla. El plantel de actores es formidable, comenzando por dos actores australianos: el menos conocido James Frecheville (Animal Kingdom) y el excelente y atormentado poli Hugo Weaving. Les secundan con oficio los ingleses Stephen Rea y Jim Broadbent.

7/10
La cabaña

2017 | The Shack

Tras el secuestro y asesinato de su hija menor durante una excursión familiar, Mack Phillips cae en una profunda depresión, y le carcome el rencor. Años después del terrible suceso, recibirá una enigmática carta firmada… ¡por Dios! El Creador le explica que como no hablan desde hace tiempo, quiere citarle en la cabaña perdida en los bosques de Oregón donde desapareció la niña. Como ninguna editorial quiso publicar su novela “La cabaña”, William P. Young decidió darle difusión fundando su propia compañía en 2009 con ayuda de sus familiares. Quienes le rechazaron se tirarían de los pelos, pues vendió más de 6 millones de ejemplares. Firma la adaptación al cine Stuart Hazeldine, autor hasta ahora de un único título, el poco conocido Exam. El material resultante está pensado principalmente para el público con inquietudes espirituales, que valorará más el fondo, disculpando que cuente con una puesta en escena sencilla o la desmesurada duración. También irá en gustos el aprecio de su surrealista recreación de la Santísima Trinidad, y que cuente con diálogos algo rimbombantes, muy metafóricos y supuestamente trascendentes, del estilo de los libros de autoayuda de Paolo Coelho. La interpretación de Sam Worthington, protagonista de Avatar, no pasa de correcta, quizás por defectos del guión, que no acaba de dar profundidad a su personaje, ni de mostrar bien las repercusiones de la tragedia en su vida. Se agradece mucho más el entusiasmo natural de Octavia Spencer, presente en esta producción al ser una entusiasta del libro original. Si la actriz oscarizada por Criadas y señoras (The Help) resulta creíble interpretando a Dios, podrá con cualquier papel. También realiza un trabajo acertado el israelí Avraham Aviv Alush (El balcón de las mujeres), que representa a un Jesús cercano, que sirve de guía. La cabaña (The Shack) discurre en torno a las crisis de fe, y los efectos destructivos del odio. Finalmente, ofrece una visión muy positiva sobre la capacidad del ser humano para perdonar.

6/10
Ricki

2015 | Ricki and the Flash

Laura dejó años atrás a su marido y tres hijos para intentar hacer realidad su sueño de ser una estrella de rock bajo el sobrenombre de Ricki Rendazzo: como resultado ha terminado actuando con banda en un garito por la noche, ellos son Ricki and the Flash; mientras, de día, se gana la vida como cajera en un supermercado. Una llamada de su ex marido Pete, comunicándole que su hija pequeña está destrozada –ha intentado incluso suicidarse– tras dejarle su marido por una jovencita, le lleva a regresar a Indianápolis. El reencuentro no estará exento de tiranteces con los tres hijos, y con la actual esposa de Pete y dedicada madrastra, Maureen. Jonathan Demme tocó el techo de su gloria como director con El silencio de los corderos, luego su carrera ha declinado en parte, aunque ha demostrado talento para abordar el mundo de la música en el documental Neil Young: Heart of Gold. Por su parte, Diablo Cody no ha entregado mejor guión que el que le dio el Oscar, el de Juno. El talento de ambos ayuda a configurar un film correcto, aunque algo tópico a la hora de describir las dificultades de una mujer para, no sólo triunfar en el mundo artístico, sino tener la oportunidad de intentarlo: el discurso feminista donde se señala que nadie reprocha a un hombre como Mick Jagger haber dejado a su familia para triunfar en el rock resulta demasiado facilón. Y el detalle del hijo gay que piensa que su madre le rechaza hace pensar que a Demme aún le pesa la acusación de homófobo por El silencio de los corderos, de la que procuró redimirse dirigiendo Philadelphia. Más valor hace falta para dar a entender que Ricki es republicana votante de Bush, y no de Obama, y ponerle de jefe en un supermercado a un sujeto que parece el "alter ego" de este segundo presidente, a pequeña escala, con su forzada sonrisa para agradar al cliente. Pero desde luego, la que siempre está gloriosa es Meryl Streep. No importa el papel que le den, o incluso que esté presente en un film mediocre como el musical del año anterior Into the Woods, ella siempre lo borda y nos la creemos. Aquí su caracterización de mujer madura, que ha fracasado en su carrera musical, insegura en su vida amorosa, y dispuesta a aprovechar la oportunidad que se le brinda de recuperar a la familia abandonada, es la columna vertebral que sostiene lo que, analizado friamente, no deja de ser una impostura de "fairy tale", difícil de creer. Y por supuesto, canta con gran seguridad. A veces uno piensa que si a Streep le pidieran que interpretara al mentado Obama, lo haría sin pestañear, igual que dio vida a la Dama de Hierro Margaret Thatcher. Acompaña a la actriz un reparto adecuado, aunque nadie brilla tanto como ella misma, ni siquiera su hija en la ficción y en la vida real Mamie Gummer.

5/10
Proceso de admisión

2013 | Admission

Portia Nathan (Tina Fey), miembro del equipo de admisiones de la Universidad de Princeton, viaja a una granja escuela en New Hampshire para ver a un candidato. Una vez allí descubre que el co-fundador de la escuela, John Pressman (Paul Rudd), fue a la universidad con ella, lo que le trae a la mente el hijo que ella dio en adopción cuando era una universitaria. De hecho, cualquiera de los alumnos de John podría ser su hijo.

El fundamentalista reticente

2012 | The Reluctant Fundamentalist

Una mirada a la encrucijada en que se pueden encontrar las personas originarias de países musulmanes y que tratan de abrirse paso en Occidente, tras los atentados del 11-S. Se basa en la novela de Mohsin Hamid. Sigue al pakistaní Changez, de buena familia, y que ha logrado formarse una sólida carrera como analista financiero, lo que le he llevado a ser fichado por una importante empresa con sede en Wall Street. Él ama a Estados Unidos, y también a su país, al que vuelve por ejemplo con motivo de la boda de su hermana. Además inicia una relación sentimental con una americana, fotógrafa artística, que no es sencilla, pues ella no se ha respuesto de la muerte en accidente de su prometido. La trama se desarrolla en dos tempos narrativos, marcados por la entrevista que el periodista Bobby Lincoln mantiene con Changez en Pakistán, con motivo del secuestro de un profesor universitario estadounidense por terroristas fundamentalistas islámicos. Lincoln, que ha sido mandado por la CIA, desea que Changez medie en la liberación de su conciudadano, pero éste le pide que antes escuche su historia, para que se haga una idea de lo que está ocurriendo, las cosas no son simplmente blancas o negras. La directora india Mira Nair logra imprimir al film cierta complejidad a la crisis de identidad del protagonista, que afecta por supuesto a las personas que tiene a su alrededor. Seguramente sería pedir demasiado esperar que diera una idea de por qué el fanatismo se apodera de determinada gente, pero sí logra exponer, con un tono quizá algo fatalista, esa colisión del mundo occidental con el islam, la dificultad por entenderse, incluso cuando las dos partes tienen representantes a los guía una buena voluntad. También se apunta la idea de cómo la modernidad y la eficiencia empresarial puede contribuir a enterrar la cultura y a olvidarse de la importancia de los individuos concretos. Está muy bien escogido el reparto: Riz Ahmed, protagonista absoluto, tiene el mérito de sostener bien la narración, pero le apoyan bien los numerosos secundarios, su jefe Kiefer Sutherland, su novia Kate Hudson, el periodista Liev Schreiber, el padre Om Puri...

6/10
La vida de Flynn

2012 | Being Flynn

Nick Flynn es un joven con habilidades para escribir, pero al que marcó de modo decisivo el abandono de su padre cuando era un niño; su madre siempre mostró ternura para con él, pero su suicidio también le deja profunda huella. Con altibajos sentimentales y algún problema de adicciones, acaba trabajando en un albergue para "homeless" donde, inesperadamente, acaba recalando su padre Jonathan, que ha vuelto a conectar con él tras 18 años sin hacerlo. La relación con el progenitor, que pretende ser un genial escritor incomprendido, entre J.D. Salinger y Mark Twain, no resulta nada fácil. Adaptación del libro autobiográfico de Nick Flynn, donde cuenta su peripecia familiar. Dirige la cinta Paul Weitz, que ya mostró interés por la dificultad en las relaciones paternofiliales en Un niño grande. Aquí decididamente el tono es más oscuro, propio de una sociedad contemporánea sin rumbo, que busca el amor y la felicidad aunque no sabe dónde encontrarlos. Pese a las aristas se apuesta por el esfuerzo por recomponer aquello que se había roto, a lo que puede ayudar el talento literario. Destaca el gran trabajo de Robert De Niro y Paul Dano como padre e hijo.

5/10
The Moth Diaries

2011 | The Moth Diaries

The Moth Diaries, o sea, los diarios de la polilla, adapta una novela de Rachel Klein, y tiene tras de sí a Mary Harron, que ya adaptaba otro best-seller en American Psycho. La idea es dar otra vuelta de tuerca, y parece que ya van muchas en los tiempos recientes, a las historias de vampiros, véase la saga Crepúsculo y la serie televisiva True Blood, entre otras. En el film que nos ocupa todo transcurre en un internado femenino, donde Rebecca trata de superar rodeada de sus amigas el suicidio de su padre, escritor. Para entretenerse tiene algunas amigas alocadas y el curso de literatura vampírica, Drácula y compañía que imparte un nuevo profesor. Pero lo que pone bastante nerviosa a Rebecca es la llegada a la escuela de Ernessa, una nueva alumna de aspecto lánguido y que no prueba bocado, que la empieza a separar de Lucy, su mejor amiga. Quién sabe si no será una vampira que lleva años dando la lata en el internado. Aunque estilosa y bien ambientada, la película no deja de ser una tontadita, con miles de risibles lugares comunes, con jovencitas colocándose o sintiendo tontos celos, o profesores que en vez de preocuparse por sus alumnas se dejan llevar por la libido.

4/10
Another Bullshit Night in Suck City

2011 | Another Bullshit Night in Suck City

Neil Young Journeys

2011 | Neil Young Journeys

En mayo de 2011, Neil Young condujo un Crown Victoria de 1956 desde su idílica ciudad natal, Omemee, Ontario, hasta el icónico Massey Hall en el centro de Ontario para los últimos dos conciertos de su gira mundial en solitario, celebrados en la intimidad.

New York, I Love You

2009 | New York, I Love You

Película homenaje a la ciudad de Nueva York, concebida por el mismo artífice de Paris, je t'aime, el productor Emmanuel Benbihy. Consta de once segmentos, dirigidos por diez directores distintos, y el gran logro con respecto al precedente –pues se conserva la idea de una buena 'plantilla' de actores y directores– es una maravillosa unidad, podría llegar uno a creer que la película completa ha contado con una sola persona dirigiendo, en la línea de películas corales como Magnolia. Puede cambiar el momento del día -mañana, noche-, el marco geográfico, los personajes, pero hay un algo, el alma podríamos decir, que da prodigiosas vida y cohesión al conjunto. Lo que no quita para que haya pasajes sencillamente memorables, frente a otros más ligeros, a veces pequeñas bromas, pero siempre insertadas con inteligencia.   Entre las pequeñas historias sobresalen tres: la de Shekhar Kapur, de aire mágico, sobre una anciana cantante de ópera dispuesta a suicidarse en el hotel que se alojó antaño, con maravillosas interpretaciones de Shia LaBeouf, Julie Christie y John Hurt; la de Fatih Akin sobre un pintor, Ugur Yücel, fascinado con una joven oriental, Shi Qi; y la de Joshua Marston, con soberbios trabajos de Eli Wallach y Cloris Lechman, que dan vida a un matrimonio cascarrabias pero profundamente enamorados tras más de 60 años casados. Pero tienen también interés por supuesto las de Jiang Wen –un juego entre ladrones, Andy García y Hayden Christensen–, Mira Nair –la relación entre una judía a punto de casarse, Natalie Portman, y el hindú propietario de una tienda compuesto por Irffan Khan–, Shunji Iwai –la singular relación telefónica entre un compositor de bandas sonoras de anime, Orlando Bloom, y su productora, Christina Ricci–, Yvan Attal –que tiene dos historias, la de dos curiosos intentos de ligue, Ethan Hawke con Maggie Q, y Chris Cooper con Robin Wright Penn–, Brett Ratner –el baile de graduación de una chica en silla de ruedas, que involucra a James Caan, Anton Yelchin y Olivia Thirlby–, Allen Hugues –dos amantes ocasionales, Drea de Mateo y Bradley Cooper, van a reencontrarse– y Natalie Portman –un tipo, Carlos Acosta, pasea por Central Park con una niña–. El motivo amoroso está presente en las tramas, hay sorpresas y giros ingeniosos, y llama la atención como se inserta el tema de la sexualidad omnipresente en la sociedad actual, pues en muchas, aunque haya algún apunte grosero, hay una cierta crítica indirecta a este hecho. Resulta muy inteligente además el uso de un personaje con una cámara de vídeo, cuya presencia cobra sentido al final del film de un modo muy original y bello, broche perfecto a una gran película.

7/10
La vida privada de Pippa Lee

2009 | The Private Lives of Pippa Lee

Pippa se ha trasladado a vivir con Herb, su marido, a una zona residencial donde domina la gente mayor. El propio Herb, editor, es ya un anciano, que saca bastantes años a su esposa. Mujer complaciente, Pippa trata de agradar siempre a las personas de su entorno. Pero no siempre ha sido así. Mientras somos testigos de su evolución en la actualidad, sucesivos flash-backs nos la muestran primero niña con su neurótica madre, influencia mayor que la del padre, pastor de una iglesia cristiana. Y siguen esas "vidas privadas", que incluyen la estancia, siendo una jovencita, en casa de su tía lesbiana Kate, con la curiosa influencia de la compañera fotógrafa de piso, de gustos sadomasoquistas, o la entrada en su existencia de Herb, en una época en que se atiborraba a pastillas. Rebecca Miller, guionista, directora y autora de la novela "Las vidas privadas de Pippa Lee" –por uno de esos caprichos incomprensibles, la distribuidora española ha singularizado "las vidas privadas"– entrega una historia que gira alrededor de Pippa Lee, con elementos tragicómicos de gran patetismo, que recuerdan a las películas de Noah Baumbach (Una historia de Brooklyn, Margot y la boda), por citar ejemplos recientes en que se describen familias desestructuradas y personajes egocéntricos, y al mismo tiempo con buena cabeza. El hecho de que la protagonista sea sonámbula se convierte en metáfora de tantos "ejemplares" humanos que andan por la vida con los ojos cerrados, sin vivir la vida plenamente. Miller maneja bien la compleja estructura argumental, pero lo que nos entrega resulta bastante deprimente. Pinta gracias a un atinado reparto –estupendos Robin Wright Penn y Alan Arkin– una variada galería de personajes, donde llama la atención el desequilibrio dominante, se echa en falta alguien medianamente normal. Los momentos fuertes, sobre todo la muerte, sirven para el acercamiento catártico, pero queda la duda al espectador de si tal efecto tendrá su prolongación en el tiempo.

6/10
La boda de Rachel

2008 | Rachel Getting Married

Magnífica película de Jonathan Demme, muestra perfecta de cómo una trama sencilla bien llevada puede producir resultados altamente estimulantes. La cosa arranca con la joven Kym saliendo del centro de rehabilitación donde está internada para superar su adicción a las drogas. Su hermana Rachel se casa, y por supuesto ella va a asistir al gran acontecimiento. Aunque su padre y su madrastra, al igual que Rachel, la acogen con cariño, hay una distancia, un algo nunca pronunciado, que permiten intuir que la relación es tensa y difícil. El padre adopta una actitud de preocupación constante por Kym, algo que saca de quicio a Rachel, que querría ser “reina por un día”, siquiera sea el día de su boda. Por otro lado la madre, casada en segundas nupcias con otro hombre, tarda en aparecer, y hay algo de calculada frialdad en el trato con Kym. En tal tesitura Kym mantiene una actitud desabrida, de contestaciones punzantes y sarcásticas a cualquier requerimiento. Sí, algo bulle en su alma, que no deja de atormentarla; lo que no impide un esfuerzo sincero por seguir su camino de rehabilitación, acudiendo a reuniones de adictos anónimos. Honesta película acerca del sufrimiento y las dificultades en las relaciones familiares. Jenny Lumet, hija del veterano cineasta Sidney Lumet, se estrena como guionista con un libreto de esquema sencillo pero muy eficaz, que imbrica bien los preparativos de la boda -una serie de pasajes muy naturales y reconocibles por cualquiera que haya acudido a un enlace matrimonial- con el descubrimiento de cómo es Kym, el suceso doloroso que no le abandona ni un solo día de su vida, y la mirada de sus familiares ante el mismo. Demme rueda con un adecuado estilo documental, con mucha cámara en mano, lo que ayuda a dar a la historia el deseado tono realista. Hay verismo en las acciones y reacciones, y de fondo una gran humanidad y amor detrás del dolor y los reproches, donde no falta una mirada trascendente, ayuda inestimable para salir adelante. Algunas escenas son muy poderosas en su intenso dramatismo, véase la del padre acometiendo el desafío de llenar el lavaplatos en tiempo récord con toda la vajilla sucia, o la que comparten madre e hija, en que acaban a bofetón limpio. Película dura y desgarradora, pero también catártica y esperanzada, contiene unas interpretaciones maravillosas, empezando por la de una actriz que va a más, Anne Hathaway.

8/10
Shine a Light

2008 | Shine a Light

Que Martin Scorsese es un amante de la buena música de las bandas no se le escapa a nadie que haya estado atento al acompañamiento musical de sus filmes de ficción. Además esta afición la ha encauzado rodando documentales como El último vals, sobre el último concierto de The Band, No Direction Home, dedicado a Bob Dylan, e incluso respaldando una serie de títulos sobre el blues, de los que el dirigió The Blues: Nostalgia del hogar. Ahora le toca posar su cámara sobre los míticos Rolling Stones, con motivo de un concierto que dieron en el Beacon Theater de Nueva York, en otoño de 2006. Básicamente el film tiene un prólogo en blanco y negro, que habla de los preparativos de Scorsese para filmar el concierto, donde anticipa esa luz quemadora que surge, resplandeciente, de los focos, en el último tramo; y también presenta a unos espectadores de excepción, la familia del ex presidente Bill Clinton. Con un buen puñado de cámaras y su buen gusto por el encuadre y el montaje logra entregar con agilidad lo que dio de sí el vibrante concierto, donde Mick Jagger, Keith Richards, Charlie Watts y Ron Wood se muestran rebosantes de energía: quien tuvo, retuvo, a pesar del transcurso del tiempo. En los duetos participan Jack White, un momento muy emotivo, o la exitosa Christina Aguilera. Insertados a lo largo del metraje hay unos pocos clips que no pretenden ser el resumen de la carrera de los Rolling, pero que sí ayudan a entenderlos algo mejor, y a advertir que ni ellos daban un dólar por la permanencia de su grupo.

6/10
Cuestión de honor

2008 | Pride and Glory

  Cambio absoluto de registro del cineasta Gavin O'Connor (El milagro), que ha coescrito el guión en el que también ha colaborado Joe Carnahan (Narc). A pesar de la calidad de la cinta, ha tardado mucho en estrenarse por razones curiosas. Ha llegado a los cines un año después de la fecha inicialmente prevista, porque la distribuidora se echó atrás alegando que tendría menos éxito porque iba a competir en las carteleras con otros trabajos de Edward Norton (El increíble Hulk) y Colin Farrell (Escondidos en Brujas). El director ha realizado declaraciones criticando duramente esta decisión. Ray Tierney, agente de la policía de Nueva York, acepta a regañadientes un encargo de su padre, un alto cargo del departamento. Deberá resolver la muerte de cuatro compañeros del cuerpo, abatidos a tiros cuando iban a detener a unos narcotraficantes. Ray no le puede decir que no a su padre, porque los agentes eran conocidos suyos, estaban a las órdenes de su propio hermano (también agente), y servían junto a Jimmy Egan, que es el marido de su hermana. Pero cuando Ray empieza a investigar, descubre que alguien del departamento informó a los sospechosos de que iban a ser detenidos, por oscuros intereses en el negocio de la venta de drogas. El asunto parece que salpica a su hermano y a su cuñado... Estamos ante un violento film, que describe el lado oscuro de la ley y la corrupción policial, en una línea que se parece al mundo nebuloso del novelista James Ellroy (L.A. Confidential), pero en la época actual. También recuerda a cintas sobre este tema como Sérpico, pero con una trama mucho más descarnada, que no escatima detalles turbios. En este sentido cabe mencionar una brutal secuencia con un menor, que si bien no muestra nada –sólo sugiere– no dejará indiferente ni al espectador más insensible, en la línea de la secuencia más dura de American History X, también con Edward Norton. ¿Es quizás la marca de la casa de este actor? El film cuenta con un conjunto de actores de primera fila, con el citado Norton en el papel más difícil, pues su personaje se enfrenta a un duro dilema moral al debatirse entre la lealtad a su familia y la ética profesional. No desentona un actor en línea ascendente desde hace algunos títulos, Colin Farrell, al que se le da tan bien el rol de ‘poli malo’ que llega a hacerse bastante odioso.  

6/10
Tipos con suerte

2008 | The Lucky Ones

Tres soldados veteranos de la guerra de Irak -Fred, Colee y T.K., dos hombre y una mujer- regresan a Estados Unidos de permiso. El aeropuerto de Nueva York es un caos debido a un apagón, de modo que los tres deciden compartir un automóvil de alquiler para dirigirse a sus respectivos destinos. Pronto van a sentirse desubicados. Por un lado, la gente les agradece su servicio en Irak, pero por otro miran esa guerra como algo absurdo, motivo por el que alguno les falta al respeto. Además saldrán a la luz sus problemas personales: Fred, padre de familia, se encuentra con una mujer que le pide el divorcio sin motivo aparente, y su hijo sólo piensa en que le financie su estancia en la Universidad de Stanford, donde ha sido admitido; T.K. Sufrió una herida de metralla en los testículos, y tiene miedo de que esto suponga la ruptura con su novia; finalmente, Colee es una joven sin hogar, que no sabe hacer gran cosa, y que de modo ingenuo confía en que la familia de un soldado muerto, a la que lleva su guitarra y sus recuerdos, la acogerá como poco menos que a una hija. Interesante mirada a los problemas de los veteranos al reintegrarse a la vida civil, viene a ser una puesta al día de Los mejores años de nuestra vida, pues las dificultades son ahora diferentes. Planteada con formato de 'road-movie', Neil Burger traza bien los rasgos de los personajes, aunque se equivoca con alguna digresión casi de vodevil, como el pasaje en que una mujer se lía con Fred. El director de El ilusionista hace una inmersión en la América profunda con la excusa del viaje, y se puede ver la fe y la generosidad de la gente sencilla, la sincera admiración mezclada con una ignorante inocencia. La película no busca posicionarse de modo militante a favor o en contra de la intervención en Irak, pero sí pinta el desapego de las clases opulentas, y muestra la paradoja de que gente buena se desangra en la lucha, pero al tiempo encuentra una atractiva suerte de amistad y camaradería. A veces hay planos muy expresivos, donde sobran las palabras, como el adelantamiento a un automóvil donde viaje una familia musulmana, o el accidente que está a punto de costarles la vida que no les ha sido arrebata en Irak. El trío actoral compuesto por Rachel McAdams, Tim Robbins y Michael Peña resulta muy convincente.

6/10
Get Rich or Die Tryin'

2005 | Get Rich Or Die Tryin'

Film basado en la historia del propio actor protagonista, el rapero 50 Cent, que nunca antes había trabajado para el cine, y que hace una interpretación bastante potable. Cuenta su difícil vida –no sabe quién es su padre, su madre trabaja de ‘camello’, sus sueños de rapear no son fáciles de llevar a la práctica, le separan de la chica que le hace tilín…–, hasta que al fin, de algún modo, se hace realidad en su vida aquello del sueño americano. Ha escrito el guión de este film que ha pasado bastante de puntillas Terence Winter, curtido en la tarea gracias a la serie Los Soprano. Más sorprendente es ver como director al irlandés Jim Sheridan, habitualmente ocupado en películas que transcurren en su país: la excepción, En América, retrataba la realidad de los inmigrantes irlandeses en EE.UU.

7/10
Desayuno en Plutón

2005 | Breakfast On Pluto

Película de Neil Jordan en la línea de Contracorriente, no en balde se basa en una novela del mismo autor, Pat McCabe. Cuenta la historia de Patrick (también conocido como Patricia) Braden, un travesti que fue abandonado por su madre al nacer, a la puerta de la casa de un sacerdote, su padre por un desliz. Criado sin una ni otro, el joven tiene una crisis de identidad, quiere averiguar quién es. El film está impregnado adrede de una atmósfera malsana y surrealista, completamente disparatada, y algo hermética para el gran público. De este modo el director irlandés parece alejarse de sus trabajos más comerciales en Hollywood (Entrevista con el vampiro, Michael Collins) para adentrarse en sendas más complejas y minoritarias.

4/10
La feria de las vanidades

2004 | Vanity Fair

La huérfana Rebecca Sharp, hija de un pobre artista y una cantante francesa, que ha sido educada en una academia para señoritas, se ha propuesto ascender en la escala social a cualquier precio. Su primer paso es un puesto de gobernanta en la casa de un excéntrico noble, donde con astucia adquiere ascendencia sobre las hijas de la familia, el joven heredero Rawdon y una tía rica. Cuando se le presenta la oportunidad de abandonar el campo e instalarse en Londres, donde podrá dar rienda suelta a su encanto en sociedad, no lo duda. Sin embargo, toda su ingenio y atractivo no parece suficiente para que Becky logre su propósito… La Becky Sharp de La feria de las vanidades es la más poderosa creación del escritor decimonónico William Makepeace Thackeray, un personaje femenino parecido a los que harían célebre años más tarde a la norteamericana Edith Wharton, como la Undine Spragg de "Las costumbres del país". En su novela, el escritor inglés acertó al retratar, con mirada crítica, una sociedad anquilosada donde la cuna y el dinero de las personas definían una posición social inamovible. La india Mira Nair (La boda del monzón) adapta la obra con estilo y demuestra su buen hacer como directora de actrices, con una especial tendencia a la ambientación exótica, preciosista y cuidada hasta el detalle. Y aunque es cierto que el extenso guión quizá no refleje con la maestría del original los intereses de los protagonistas, cuyas actitudes pueden resultar algo ambiguas, la labor del reparto es notable. La rubia Reese Witherspoon (¡qué gran actriz!) dota a la ambiciosa protagonista de un encanto poco común, y entre los secundarios destacan Romola Garai y Rhys Ifans (el despiporrante Spike de Notting Hill), quienes componen una entrañable pareja, anómala en una época de ambiciones, secretos y apariencias.

6/10
La casa

2003 | Cold Creek Manor

La familia Tilson, un matrimonio con dos hijos, está más que harta del frenético estilo de vida urbano: contaminación, atascos, prisas, poco tiempo para el hogar… Así que deciden comprar una supermansión en medio del campo, que ha sido embargada y que les sale a precio de ganga. El plan parece genial, así que hacen las maletas y se van para allá. Pero lo que no saben es que Dale, el antiguo propietario, acaba de salir de la cárcel, y nada le gustaría más que recuperar su vieja casa. Cuando se presenta, algo amenazador hay en él: aunque se presta a ayudarles, el tipo parece esconder aviesas intenciones. Por si Dale no anduviera un poco mosca, a papá Tilson, que es escritor, no se le ocurre mejor tema de inspiración para su nuevo libro que indagar en el misterioso pasado familiar de Dale. El británico Mike Figgis es un director dado a la experimentación (recuérdense sus filmes Asuntos sucios o Leaving Las Vegas). Aquí, sin embargo, su apuesta es hacer un film comercial de género, de psicópata que acosa a la familia más o menos feliz. Cuenta con un reparto apañado, que confirma que a Sharon Stone cada vez le encomiendan más papeles de mamá.

4/10
En América

2002 | In America

Johnny, Sarah, y sus dos hijas, Christy y Ariel. Esta familia católica, de origen irlandés, llega a Estados Unidos como turistas, aunque su intención es quedarse a vivir allí. Lo que no resulta fácil. Se instalan en un destartalado edificio de una barriada neoyorquina, donde abundan los drogadictos y demás especímenes raros, auténticos monstruos de este cuento de hadas urbano. El padre desea trabajar como actor, pero no es tan sencillo. Y conseguir unos dólares para ir tirando cuesta lo suyo. Mientras transcurren los días, las niñas sienten curiosidad por un vecino negro, que es pintor. Y en el ánimo de todos pesa la ausencia de Franky, el hermano pequeño, que murió tiempo atrás. El irlandés Jim Sheridan articula su historia a partir de recuerdos personales: él también fue emigrante en los Estados Unidos, y pudo soportar los momentos difíciles gracias a lo unido que estaba a su familia. Y le proporciona un punto de vista infantil, el de una de las niñas, que siempre lleva consigo su cámara de vídeo digital. El director de Mi pie izquierdo y En el nombre del padre logra que una mezcla explosiva (realismo y magia), funcione. De este modo entrega escenas de intenso dramatismo, como la de la feria, en que el padre se empeña en ganar a toda costa un peluche de E.T., símbolo de la añoranza de un hogar; los momentos en que es puesta a prueba la fe de los personajes; o la del desenlace, de intenso lirismo. Desentona en cambio la escena de cama, que rompe con la coherencia de mantener la mirada infantil. El reparto está estupendo, y no extrañan por tanto las nominaciones a los Oscar de Samantha Morton y Djimon Hounsou.

7/10
11'09''01. 11 de septiembre

2002 | 11'09''01. September 11

Van un egipcio, un israelí, un inglés, un yanqui, un mexicano, un francés, una iraní, un japonés, una india, un bosnio y una chica de Burkina Fasso y… No se trata del comienzo de ningún chiste, sino del elenco de 11 directores, que con 11 minutos por delante de metraje cada uno, recrean lo que les sugieren los trágicos hechos ocurridos en Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001. Como sucede en todo film colectivo, hay mejores y peores segmentos. Conmueve la sencillez de la historia iraní de Samira Makhmalbaf en una escuela, o el triste viudo, Ernest Borgnine, en el corto de Sean Penn. Y resulta muy, muy divertida, la búsqueda de unos chavales en Burkina Fasso de Bin Laden, pensando en la recompensa que se ofrece por su cabeza. Más tomadura de pelo parece el clip de Alejandro González Iñárritu, casi todo él un fotograma en negro, con fogonazos de las caídas de la gente de las Torres Gemelas.

6/10
Ciegas de amor

2002 | Hysterical Blindness

Debby no ha tenido mucha suerte con los hombres. Con su próxima relación no quiere precipitarse, pero al conocer a Rick cree que ha dado en el clavo... ¿o no? Mira Nair (La boda del monzón) dirige este drama coral sobre la búsqueda del verdadero amor y las comeduras de tarro que ello comporta. Ayuda al buen resultado un reparto de campanillas, con Uma Thurman y la inconmensurable Gena Rowlands como principales valedoras.

4/10
La boda del monzón

2001 | Monsoon Wedding

Delhi, India. La familia Verna está de fiesta, en plenos preparativos de la boda de la hija, una chica moderna que al fin va a contraer matrimonio. Y fieles a tradiciones ancestrales, vienen miembros del clan desde puntos muy lejanos. Pero no hay rosas sin espinas, y en vísperas del gran día algunos secretos oscuros enturbiarán lo que debiera ser dicha total. La directora india Mira Nair obtuvo la nominación al Oscar al mejor film extranjero con Salaam Bombay. Luego intentó una carrera americana con productos multiculturales, los decepcionantes Mississippi Masala, Cuando salí de Cuba y Kamasutra. Ahora acierta al volver a sus raíces. Y firma una historia con múltiples personajes y cuitas amorosas, de alegría y romanticismo desbordantes. Sin descuidar el núcleo argumental, los novios, dibuja también a sus preocupados padres, a la huérfana traumada, a los parientes australianos...

6/10
Nadie es perfecto

1999 | Flawless

Walt es un poli muy viril, que ronda la cincuentena, amante de la acción. Vive en un barrio marginal, y todos los días se cruza con un grupo de homosexuales, a los que mira mal. Tampoco se fija mucho en Rusty, su vecino, que se traviste de drag queen y actúa en un garito nocturno. Pero una acción policial deja a Walt inválido, lo cual le va a obligar a ver más de lo que querría a Rusty. Entretenida comedia sobre la intolerancia y los prejuicios, que evita casi siempre el tonillo didáctico. Aunque previsible, el film cuenta con una extraordinaria pareja de actores: el camaleónico Robert De Niro, y el menos conocido Philip Seymour Hoffman, que ya destacó en El talento de Mr. Ripley y State And Main.

4/10
2 por 4

1998 | 2by4

Johnny Maher es un obrero de la construcción en Nueva York, que tiene a su cargo una cuadrilla de inmigrantes irlandeses rudos e indisciplinados, Johnny levanta paredes durante el día, de bloque tamaño estándar, 2 por 4, y se emborracha y droga por las noches. Este deprimente cuadro vital de un obrero tuvo un premio en Sundance por su fotografía. Es el debut en la dirección de Jimmy Smallhorne, que también actúa y coescribe el guión.

3/10
Cosas que importan

1998 | One True Thing

Ellen es una prestigiosa periodista en Nueva York. Ha dejado atrás la vida provinciana de un pueblo donde vivió con sus padres y su hermano. Hasta que un día recibe una llamada de su padre, un profesor universitario: su madre tiene cáncer. Ante la nueva situación, Ellen arriesga su consolidada posición profesional para atenderla. Descubrirá entonces que las cosas no son lo que parecen: ni su padre es el tipo estupendo que creía ni su madre la mujer "plasta" y posesiva que había imaginado. Excelente drama que da vueltas a la situación que plantea la atención de un enfermo terminal. El film permite explorar numerosos sentimientos y responsabilidades: espíritu de sacrificio, paciencia, generosidad, amor en definitiva, que deben enfrentarse a los intereses personales, a veces egoístas. También explora adónde puede conducir un exceso de compasión. Una película como ésta necesitaba buenos actores. Ésta los tiene: Meryl Streep (candidata al Oscar una vez más), Renée Zellweger (que ya llamó la atención en Jerry Maguire) y William Hurt. Dirige Carl Franklin, que hasta ahora se había especializado en thrillers de gran intensidad: Un paso en falso y El demonio vestido de azul.

8/10
Un viaje desde el corazón

1998 | This is My Father

Un profesor de mediana edad descubre antiguas fotos de su madre que le convencen de que ella no le dijo toda la verdad sobre quién fue su padre. Hasta entonces creía que éste era un pescador francés, pero resulta que podría ser un granjero irlandés. Puesto que su madre, muda y paralítica, no le ofrece ninguna respuesta, decide viajar a Irlanda, acompañado de su sobrino, para buscar a su verdadero progenitor. Paul Quinn debuta como director con esta película en la que ha involucrado a sus hermanos: el actor Aidan Quinn y el director de fotografía Declan Quinn. En pequeños papeles aparecen actores de renombre como John Cusack, James Caan y Brendan Gleeson.

4/10
Después de una noche

1997 | One Night Stand

Mike Figgis (Leaving las Vegas) dirige este film, que nos narra una serie de relaciones que surgen a lo largo de una noche, y cómo la vida de las personas puede cambiar en cualquier momento y en cualquier lugar. El escenario de todas las historias es la ciudad de Nueva York. Un gran reparto encabeza esta historia y hace así el film atractivo. Destacan Wesley Snipes, Nastassja Kinski, Kyle MacLachlan y Robert Downey Jr. La banda sonora del film corre a cargo de Mike Figgis, haciendo un estupendo trabajo.

4/10
Leaving Las Vegas

1995 | Leaving Las Vegas

Ben bebe demasiado y acaba de perder su trabajo como guionista de Hollywood. En un arranque de osadía y desesperación se marcha a Las Vegas dispuesto a vivir al límite. Una vez allí bebe todo el alcohol que está a su alcance con el único objetivo de morir de una vez. En su estancia conoce a Sera, una prostituta que huye de su chulo. Ambos iniciarán un recorrido por la ciudad de las luces y el dinero, aceptando lo que el destino quiera depararles. Nicolas Cage (60 segundos, Next) y Elisabeth Shue (El santo, El hombre sin sombra) protagonizan la trágica historia de dos almas perdidas que encuentran juntos una luz al final del túnel de sus patéticas vidas. El director Mike Figgis se basó en una novela de John O'Brien, escritor que no pudo ver su obra en la pantalla, pues desgraciadamente se suicidó unos días antes del estreno de la película. El film es duro y en algún momento resulta excesivo en su tratamiento del sexo, especialmente en su rebuscado desenlace. La desgarrada y cruda interpretación de Cage le valió el Oscar al mejor actor. La película obtuvo además otras tres nominaciones en las categorías de actriz, director y guión adaptado.

6/10
Kamasutra

1995 | Kama Sutra: A Tale Of Love

Mira Nair (Mississippi Masala, Cuando salí de Cuba) realiza este film visualmente efectista, que pretende analizar la situación social y económica de las mujeres de la india en el siglo XVI, consideradas auténticos objetos sexuales. La película incurre en los mismos defectos que denuncia y se convierte en ocasiones en una simple serie de imagenes exótico-eróticas. El hilo argumental lo compone la historia de Maya y Tara, una de ellas una sirvienta perteneciente a una de las castas más bajas de la India, y la otra una noble princesa, ambas son amigas, pero a la vez rivales en el amor.

3/10
Vania en la calle 42

1994 | Vania on 42nd Street

Un grupo de actores de teatro se da cita en un destartalado local de Nueva York para ensayar la representación de la célebre obra “El tío Vania”, de Antón Chejov. Los intérpretes llevan ropa de calle, y uno de los grandes méritos del guión de David Mamet es la transición, casi sin solución de continuidad, entre conversaciones triviales y el auténtico texto de Chejov. El francés Louis Malle mueve la cámara y su reparto está sublime.

6/10
Venganza escrita

1992 | The Heart of Justice

Investigación periodística acerca de una muerte aparentemente sin sentido. Conforme aumenta sus pesquisas David Leader (Eric Stoltz) queda cada vez más atrapado en la atmósfera siniestra e insana que rodea a la familia y que se refiere especialmente al entorno de la atractiva hija, Emma Burgess (Jennifer Connelly). Telefilm del brasileño Bruno Barreto (Cuatro días en septiembre) que posee una meritoria intriga, pese a que el resultado final deje bastante que desear. El reparto es sobresaliente, y entre los rostros conocidos destaca el de Vincent Price, en la que fue su última aparición en pantalla antes de su muerte en 1993.

4/10
Pesadilla final: la muerte de Freddy

1991 | Freddy's Dead: The Final Nightmare

Última película (en teoría) de la saga Pesadilla en Elm Street. En 2003, Ronny Yu retomó al personaje enfrentándolo con otro monstruo de características similares, que era Jason X, el asesino de Viernes 13. En el film que nos ocupa, adelanta en el título el final del susodicho criminal, para alivio de sus víctimas, que una vez más se las ven y desean para luchar contra él. En su trama, un joven que padece amnesia será la principal víctima de Krugger para fortalecer sus poderes de introducirse en los sueños. Destaca la presencia de Tom Arnold (Mentiras arriesgadas), Roseanne (Ellas también se deprimen) y una breve aparición de un joven Johnny Depp.

3/10

Últimos tráilers y vídeos