Decine21
Un buen partido
5 /10 decine21

Un buen partido

A Suitable Boy

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
0 3 2 0 1 0

Reparto

Sinopsis oficial

En la India de 1951, un país independizado recientemente, la fogosa estudiante de literatura Lata Mehra desafía las tradiciones y contradice el deseo de su madre de buscarle un marido. Dividida entre el deber para con su familia y la emoción del amor, Lata emprende un viaje repleto de romance y desconsuelo mientras tres hombres muy distintos tratan de ganarse su afecto. Otro peligro para las tradiciones es el que supone el encantador pero desencaminado Maan Kapoor, cuyos escarceos amorosos amenazan con perjudicar la carrera política de su padre. Mientras Lata y Maan tratan de definir sus respectivos futuros, la India también va alcanzando la mayoría de edad. Apenas unos años después de independizarse del gobierno colonial británico, la tensión va en aumento a medida que la gente se prepara para hacer campaña y votar en las primeras elecciones generales democráticas.

5 /10 decine21

Crítica Un buen partido (2020)

A propósito de la Partición

A propósito de la Partición

Adaptación de la monumental y voluminosa novela homónima de Vikram Seth, publicada en 1993, y que ofrece un amplio fresco de la India que siguió a la partición en los años 50, a través de una amplísima galería de personajes cuyo centro es la joven e inteligente Lata Mehra, estudiante universitaria, con tres posibles pretendientes –Kabir, estudiante musulmán, Haresh, empresario del calzado, y Amit, poeta educado en Inglaterra–, donde es importante, al menos para su madre Rupa, que el elegido sea un buen partido. Estamos en una sociedad cambiante, donde existen conflictos por disparidad de religión, hindúes y musulmanes, de clase y de sexo, y en que se acostumbra a concertar los matrimonios entre familias.

Estamos ante una cuidada miniserie de la BBC y el socio local indio Production Scope, con un enorme esfuerzo de producción. Dirige la directora india Mira Nair, que alcanzó la gloria cuando en 1988 dirigió Salaam, Bombay, nominada al Oscar, y que tiene buenos títulos en su haber como La boda del monzón, y otros que no lo son tanto, como La feria de las vanidades, que precisamente se basaba también en una prestigiosa novela. Para el guión ha contado con el concurso de un especialista en libretos basados en obras literarias, Andrew Davies, que en 2016 se atrevió, por ejemplo, con Guerra y paz.

Aquí el resultado es desigual. Se hace complicado condensar la obra original que arranca en la imaginada ciudad de Brahmpur, para luego llevarnos a Calcuta, y con frecuencia se tiene la sensación de avanzar a trompicones, con breves escenas que tratan de atrapar en el menor tiempo posible algo que se considera imprescindible para entender lo que pasa, sobre todo en lo relativo a las cuestiones políticas y violencia en las calles; y no se dejan reposar las cosas, falta un deseable ritmo envolvente.

Luego está, por así decir, el lado humano. Tanya Maniktala compone una encantadora Lata, dota a su personaje, como debe, de cualidades austenianas. Vemos los lazos con la familia Kapoor, con la hermana mayor casado con uno de los hijos del ministro, y al otro hijo, “oveja negra”. Y en fin, con los mimbres de las relaciones que la sociedad no aprueba, y el ritmo cambiante de la historia, se traza un cuadro que al amante de la novela le sabrá a poco, mientras que el neófito puede resentirse de la narración “telegráfica”, donde la morosidad sólo se admite para los lances amorosos.

Últimos comentarios de los lectores

José Montalbán - Hace 4 meses

Con ilusión y mirada de niño me dispuse a ver, tras leer la novela en que está basada, la miniserie "UN BUEN PARTIDO".

Se puede pensar que hay que descubrirse ante el intento de
Mira Nair y Shimit Amin de llevar a la pantalla la monumental novela con el mismo título, de Vikram Seth.

Otros, junto a Alfred Hitchcock y Andrei Tarkovski, piensan que una obra maestra de la literatura es algo único. Y ya ha logrado la unidad en todos sus elementos: descripción de los lugares, profundidad de los personajes, la cima en la fuerza literaria... La perfección, pues, ya se ha alcanzado. Y por eso nunca harían esa serie. Yo me apunto a esta concepción.

La obra de Vikram Seth es monumental, para empezar en el puramente sentido físico, 1354 páginas. Y también en el espiritual. Igual que hay portentosas novelas rusas alrededor de la revolución de 1917 (Guerra y paz, El Don apacible, Anna Karennina... ) también hay grandes novelas indias ambientadas en sus difíciles años 50: independencia de la India de Inglaterra y Partición del país en dos comunidades religiosas, la hindú y la musulmana.

Vikram Seth narra en esta novela las heridas de la India a través de la vida de varias familias de ambiente profesional y cultural elevado. Aunque también disecciona la vida del campo y de las celebraciones religiosas multitudinarias.

Pero el título se refiere a la elección de amor, es decir, para toda la vida, que debe hacer Lata, estudiante universitaria de literatura. Vikram Seth describe con una profundidad psicológica poco común los diferentes rasgos de los tres pretendientes de Lata.

Ni la diferencia de carácter, de expectativas en el amor, de religion, etc, entre estos pretendientes, ni los diferentes sentimientos que provocan en Lata consiguen mostrarse en este caso en el lenguaje cinematográfico.

Es muy difícil lograr los procesos de identificación dramática tal y como se consiguen en una novela de unas 1.400 páginas.

Esta serie de seis horas tampoco sitúa correctamente el enfoque en los problemas humanos realmente importantes que se describen en la novela.

Problemas laborales en la fábrica de calzado, la brutalidad policial a la hora de reprimir una manifestación, la aparición fortuita del crimen en uno de los protagonistas, la vergüenza por los pecados de juventud, la apariencia social..., encuentran un tratamiento insuficiente en la serie.

Por contra, asuntos más tangenciales en la trama como el adulterio de Meenashki (Shashana Goswani) reciben un metraje mayor para, luego, ser más superficialmente tratados.

No puedo, pues, valorar positivamente este intento de seriar una gran obra literaria como UN BUEN PARTIDO, de Vikram Seth. Su lastre puede radicar en querer ser demasiado fiel a la novela. Pero el lenguaje fílmico tiene sus propias leyes y su propia manera de contar historias y fracasará si trata de seguir de cerca al literario. Sidney Lumet, por ejemplo, triunfa en "ASESINATO EN EL ORIENT EXPRÉS" por la fuerza visual de la historia que cuenta, por lo conseguido del vestuario, por la calidad interpretativa de sus estrellas. Esta cima no se alcanza en esta serie.

Quizás el carácter mejor dibujado sea el de Haresh Khanna (Namit Das), uno de los tres pretendientes de la protagonista. Que seguro que no es por el que se decantaría ni el lector ni el espectador.

Valoro la serie con 4/10. Mi mujer, más generosa por la ambientación y el vestuario, la valora con 5/10.

VALORACIÓN CONTENIDOS UN BUEN PARTIDO.

En ausencia de valoración oficial de decine21 respecto de los contenidos de esta segunda temporada, ahí va la nuestra:

Ana: acción (0); amor (4); lágrimas (1); risas (1); sexo (0); violencia (1).

José: acción (1); amor (1); lágrimas (1); risas (1); sexo (1); violencia (0).

Comenta esta Serie TV

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Series más vistas HOY

Estrenos Películas

Últimos tráilers oficiales