IMG-LOGO

Biografía

Erville Alderson

Erville Alderson

Erville Alderson

Filmografía
Sacrificio supremo

1943 | First Comes Courage

Nicole Larsen, una mujer que vive en una pequeña localidad, está casada con un comandante nazi, pero en realidad ayuda a la resistencia noruega. Cuando los alemanes empiezan a sospechar de ella, los aliados envían a uno de sus mejores hombres para ayudarla. Último largometraje de la realizadora Dorothy Arzner, que sufrió una enfermedad durante el rodaje, debiendo ser sustituida por Charles Vidor.  La acción iba a tener lugar en Francia, pero finalmente se cambió el país por Noruega, por intereses gubernamentales del momento. Convincente trabajo de Merle Oberon en el rol protagonista.  

6/10
Camino de Santa Fe

1940 | Santa Fe Trail

Antes de la Guerra de Secesión, un idealista teniente de caballería debe capturar a un violento prófugo de la justicia. Su objetivo no es otro que John Brown, líder histórico de los abolicionistas que decidió luchar por sus ideas por medio de la violencia. De las mejores cintas de aventuras de la pareja formada por Errol Flynn y Olivia de Havilland.

6/10
Su primera escapada

1936 | Tough Guy

Un niño se escapa de casa, para buscar a su perro. Ponto se verá mezclado con turbios delincuentes. Una más de las numerosas producciones que en los años 30 trataban de sacarle rentabilidad a Jackie Cooper, el niño prodigio con mayor tirón en taquilla de la década.

5/10
El huésped nº 13

1932 | The Thirteenth Guest

Película de misterio, al estilo de las novelas de Agatha Christie, aunque en este caso el guión se basa en un libro de Armitage Trail. El día en que cumple 21 años, Marie regresa a su casa después de 13 años de ausencia. Cuando entra en la mansión se oye un grito y un disparo. Cuando el taxista llama a la policía, ésta encuentra a Marie electrocutada en una silla. Al parecer todo tiene que ver con una promesa que hizo el padre de Marie antes de morir: que toda su herencia iría al decimotercer invitado de una cena. Sin embargo, éste comensal nunca llegó. Las cosas se enredan aún más cuando Marie aparece con vida.

4/10
Haunted Gold

1932 | Haunted Gold

El botín de una mina de oro tiene que ser repartido entre dos hombres. Uno de ellos, John Mason, cae en manos de la banda de Joe Ryan, que pretende apoderarse de su parte y también de la que le corresponde al padre de la joven Janet Carter, la cual ha acudido también a la mina. Western clásico con John Wayne como el héroe de la función. La música la pone Leo F. Forbstein.

4/10
Adiós

1930 | The Lash

Don Francisco Delfina es un noble del sur de California, en 1848. Aunque parece un hombre cobarde y frívolo, en realidad adopta la personalidad de El Puma, un héroe enmascarado que combate las injusticias del político Peter Harkness. Western de la época de los primeros films hablados, con muchos defectos, sobre todo una sobredosis de diálogos que le dan un carácter demasiado teatral. Por lo demás, el argumento es una adaptación inconfesa de las aventuras de El Zorro, pero cambiando los nombres de los personajes.

5/10
Sally, la hija del circo

1925 | Sally of the Sawdust

Un título no demasiado conocido de David W. Griffith, que aunque contiene numerosos elementos folletinescos, presenta además otros más propios de la comedia, e incluso del slapstick. A partir de Poppy, la obra de Dorothy Donnelly, somos testigos de la vida circense de la joven Sally y del hombre que la ha criado como un padre, el embaucador profesor Eustance McGargle. La madre de Sally se casó con un feriante, ante el disgusto de su padre, un severo juez, y su tierna madre. Cuando murió, Eustance no comunicó la existencia de Sally a los abuelos, y se ocupó de su educación en el mundo del circo itinerante. Ahora su circuito les lleva a la ciudad de los abuelos, y `el profesor' duda acerca de la conveniencia de desvelar a ambas partes la existencia de los otros. W.C. Fields había interpretado en los escenarios el papel de Eustance, por lo que no le resultó difícil retomarlo con especial gracia y salero. El actor transmite a la perfección el descaro del personaje con sus juegos de trilero, y la especial ternura que siente por Sally. Cuando al final camina en solitario, un plano con el actor de espaldas, recuerda de modo inevitable en su expresiva tristeza a Charles Chaplin. Para el papel de Sally Griffith no contó con su musa habitual, Lillian Gish, sino que acudió a Carol Dempster, que tuvo una intervención sin acreditar en Las dos tormentas. Entre los gags más divertidos que incluye el film destaca el de un Fields empapado, que se seca dentro de un horno de pan. Este film estuvo perdido durante muchos años, hasta que se encontró una copia.

6/10

Últimos tráilers y vídeos