IMG-LOGO

Biografía

Guy Dufaux

Guy Dufaux

Guy Dufaux

Filmografía
Coda

2019 | Coda

The Gift

2017 | The Gift

Reina Cristina

2015 | The Girl King

Una película que no parece de Mika Kaurismäki, el hermano de Aki. El director finés se apunta al cine histórico, que le sirve para entregar un mensaje nada disimulado ligado a la ideología de género. Sigue a la famosa reina Cristina de Suecia, que en cine tuvo antes los inolvidables rostro y presencia de Greta Garbo, ahora reemplazada por la bastante menos conocida Malin Buska. Se trata sin duda de un personaje enigmático y fascinante, que nunca se casó y fue conocida como la reina Virgen, sobre la que mucho se ha especulado, y más en nuestros días, acerca de posibles inclinaciones lésbicas, y que dejó el trono y se convirtió al catolicismo, no sin antes cultivar las artes y buscar la ilustración de su país, y de logros como la paz de Westfalia. Por eso la película sabe a poco: las cuestiones políticas y religiosas apenas tienen tratamiento, con simplezas como la de reducir el catolicismo a una religión de "reliquias e indulgencias", entre otras perlas; mientras que las sentimentales tampoco están suficientemente desarrolladas. Técnicamente, el film es desigual, hay un desequilibrio al retratar a la protagonista, que tan pronto parece muy resuelta y decidida, como un ser al que se encierra y se manipula, obligándola a hacer lo que no quiere. Su relación con el filósofo Descartes podía haber dado mucho de sí, pero la escena en que el pensador francés arriba a Suecia es de opereta, con la reina soltando impropias blasfemias, y conduciendo a su invitado recién llegado a una sala donde disecciona el cráneo de un cadáver ante la corte, para explicar donde está el alma. Los pretendientes y parientes masculinos están muy desdibujadas, y la presunta amante, Sarah Gadon, está todo el rato con un rostro excesivo de bella tierna y pasmada.

El mundo según Barney

2010 | Barney's Version

La vida de Barney Panofsky, productor televisivo, judío, hijo de un policía deslenguado, que vive en Montreal. Divorciado del amor de su vida, Miriam, algo que le produce una tremenda amargura, y padre de dos hijos, rememora cómo ha llegado a ese punto. De modo que le vemos en su juventud en Roma llevando una vida bohemia, y casándose con quien cree que es la madre de su hijo, una mujer inestable y suicida. Ya en Montreal, e introducido en el mundo de la televisión, conoce a una mujer de buena familia judía, con la que se casa. Pero en la boda sufre un flechazo instantáneo por Miriam, una de las invitadas, y desde ese momento no cejará en el empeño por lograr que se convierta en su esposa, con excesos como el envío diario de ramos de flores a su oficina en Nueva York. El director televisivo Richard J. Lewis acomete su primer largometraje en cine de entidad, la adaptación de una novela de Mordecai Richler, que sigue la trayectoria de un personaje, el Barney del título, alguien no excesivamente ejemplar, pero al menos con una certeza en su vida, el amor por su tercera mujer, Miriam, que aspira a conservar para siempre. Paul Giamatti compone con su habitual talento a un productor televisivo de una mediocre y picante serie, egocéntrico y celoso, enamorado sinceramente pero capaz con sus defectos de arruinar lo más hermoso. A su potente interpretación responde una buena pléyade de secundarios, entre los que se cuenta Dustin Hoffman y su hijo Jake Hoffman. El agridulce film, cuya narración fluye bien a pesar del largo metraje, tiene la virtud de no pretender ensalzar a su protagonista, únicamente nos pinta su trayectoria desnuda, con unos bandazos que incluyen el suicidio y la infidelidad en el capítulo de lo más ‘gordo’ y negativo, pero también las pullas y las expresiones hirientes, o la falta de respeto. No obstante en el haber de Barney hay amor, además de a la esposa, al propio progenitor y a los hijos, a los amigos, e incluso a una actriz voluptuosa a la que aparentemente despreciaba, aunque ello no evita que les pueda y les haga daño con su prepotencia y su orgullo.

6/10
The Trotsky

2009 | The Trotsky

Leon Bronstein se cree la viva reencarnación del líder marxista Leon Trotsky y no está dispuesto a que su propio padre explote a los trabajadores de su pequeño negocio familiar. Tras intentar liderar una risible y fracasada huelga de hambre, Leon será despedido y castigado a trasladarse del exclusivo colegio privado en el que estudia a un instituto público. Pero el joven no se amedrenta y, convencido de que su nuevo instituto se rige por un régimen fascista liderado por inflexibles y autoritarios profesores, intenta reproducir en la escuela la revolución comunista, pues solo exponiendo a sus oprimidos compañeros la verdad sobre su situación le será posible abrir el camino a la Revolución.

La edad de la ignorancia

2007 | L' âge des ténèbres

Jean-Marc es un funcionario gris en Quebec, Canadá, que cada día debe enfrentarse a sus jefes insoportables, además de no dar casi nunca solución a los pobres ciudadanos que acuden a él a solicitar ayuda en las injustas situaciones, de corte surrealista, a las que dan pie leyes y reglamentaciones que olvidan que las normas están al servicio de la persona y no viceversa. Su vida familiar no es satisfactoria. Su mujer, agente inmobiliaria, no le hace ningún caso, su vida amorosa es inexistente. Y sus dos hijas, en edad escolar, están pegadas al móvil o al iPod, pocas alegrías le dan. Quizá los únicos lazos afectivos reales que le quedan son los de su madre, con demencia senil, y en cuyo cuidado se esmera, y dos amigos del trabajo. En tal tesitura, Jean-Marc se evade con sus fantasías, en que se imagina un novelista de éxito, o un tenor de prodigiosa voz, donde una guapa reportera le concede con ansiedad favores sexuales, y una actriz preciosa sustituye a su esposa. El dilema estriba en seguir con esas ensoñaciones, o tomar por los cuernos la realidad, por dura que sea, para afrontarla. El canadiense Denys Arcand es un cineasta serio, que ya ha dado antes la voz de alerta acerca de la decadencia de la sociedad occidental en sus bien conocidos filmes El declive del imperio americano y Las invasiones bárbaras. Aquí reincide en la cuestión, con un título original bien expresivo, “La edad de las tinieblas”. Precisamente tal título, y una subtrama caballeresca con torneo medieval (no demasiado bien insertada, todo hay que decirlo), parecen señalar con ironía que tal vez haya algo de verdad en el oscurantismo y la superstición de que se suele acusar a la Edad Media, pero que nuestros coetáneos tampoco tiene demasiado de qué presumir, ante la sociedad deshumanizada y profundamente egoísta de que “disfrutan” (es un decir, claro está). El film hace su denuncia recurriendo al artificio fantasioso, que funciona bien en bastantes tramos, pero que llega a hacerse reiterativo, además de resultar demasiado insistente la alusión al escapismo sexual. Domina, dentro de la tónica de un humor algo negro, un tono desesperanzado, aunque la reivindicación final de una vida sencilla despeje un poco los densos nubarrones que recorren la trama. No deja Arcand espacio para la trascendencia, pero sí apunta a la necesidad de recuperar cosas tan básicas como la sonrisa, en esa mirada risueña del protagonista, eficaz Marc Labrèche, a la mujer y a la hija mayor, hacia el final de la cinta.

6/10
El coraje de Dawn Anna

2005 | Dawn Anna

A lo largo de su vida Dawn Anna Townsend ha demostrado ser una mujer de probada fortaleza, virtud que ha tenido que manifestar en numerosas ocasiones. Entre otras cosas, para sacar adelante a sus hijos se ha visto obligada a emprender una nueva vida profesional como profesora, enfrentarse con valentía a una enfermedad degenerativa y afrontar una tragedia nacional de gran repercusión... Pero Dawn Anna ha salido adelante una y otra vez. Pese a su aparente desaparición de la escena cinematográfica, la hace tiempo célebre Debra Winger (La fuerza del cariño, Oficial y caballero) demuestra que sigue en la brecha con esta notable producción televisiva, donde borda uno de esos papeles sentimentales y hondamente familiares que tan bien domina. De hecho, la actriz obtuvo una merecida nominación al Emmy.

6/10
Palabra de honor

2003 | Word of Honor

Uno de los componentes del pelotón del teniente Ben Tyson durante la Guerra de Vietnam, declara que ellos cometieron un crimen atroz 30 años atrás, cuando masacraron un puesto de la Cruz Roja. El recuerdo de ese hecho ha destrozado la vida del soldado y ahora está dispuesto a someterse a un consejo de guerra. Un buen reparto y un entretenido y dramático guión, adaptación de una novela de Nelson DeMille, son las bases sobre las que se asienta este sólido telefilm, que recuerda a otros superiores como Algunos hombres buenos o Reglas de compromiso.

5/10
Las invasiones bárbaras

2003 | Les invasions barbares

A Rémy le han diagnosticado una enfermedad terminal. Burgués, intelectual y decadente, no sabe cómo afrontar la muerte. Su hijo, ejecutivo que sabe moverse en el mundo de hoy en día, ha hecho apaños varios para que tenga la mejor habitación del hospital, prácticamente hecha a medida, una suite. Incluso moverá hilos para conseguir ilegalmente la droga que le haga más llevaderos sus dolores. También conseguirá reunir a todos los viejos amigos de su padre, que frisan la ancianidad, para que le acompañen en estos últimos momentos. Pero hay, en el fondo, un poso de insatisfacción, una pose cínica que agarrota. Sin asideros en la religión (las conversaciones amistosas con una religiosa enfermera del hospital no le llevan a ninguna parte), hace alarde de una actitud sarcástica ante la vida: hay que disfrutarla cuanto se pueda, sin más normas que la camaradería. Tampoco cuenta demasiado la fidelidad a la propia esposa, como puede verse en el hecho de que acompañan a Rémy sus antiguas amantes, sin que aquélla rechiste siquiera. El cineasta canadiense Denys Arcand retoma a los personajes de su film El declive del imperio americano, de 1986. Los actores, así, repiten, aunque peinando canas, como es natural. El director hace un terrible diagnóstico de la sociedad actual: confirma el declive social de los herederos de mayo del 68, a la vez que anuncia “las invasiones bárbaras”, el empuje de unos jóvenes pragmáticos en un mundo globalizado que venían dominando los americanos. Y muestra cómo la religión se ha vaciado de contenido para tantos, en la escena del desván que acumula objetos de culto, a los que nadie da uso, y a los que se niega incluso un posible valor artístico. Sin bases morales sólidas en las que apoyarse, a los personajes les queda sólo un afecto sincero, pero insuficiente. En ese sentido, la escena de la despedida, una apuesta por la eutanasia, parece la consecuencia lógica de ese vacío existencial.

5/10
Napoleón (2002)

2002 | Napoléon | Serie TV

Miniserie dividida en cuatro capítulos basada en la novela de Max Gallo y dirigida por Yves Simoneau, que cuenta una parte de la vida y el mandato político de Napoleón Bonaparte. Comienza en 1818, cuando un maduro general recuerda sus años de juventud y su encuentro con su amada Josephine, y a partir de ahí, la serie retrocede en el tiempo para contar los diferentes acontecimientos que le rodearon y los distintos personajes que influyeron en su gobierno. La serie, coproducida nada menos que por nueve países está protagonizada por Christian Clavier, en la piel de Napoleón, Isabella Rossellini, como Josephine, Gérard Depardieu, como el político Fouché y John Malkovich, como el ministro Tayllerand.

5/10
Amar al límite

2001 | Love The Hard Way

Los polos opuestos se atraen. En esta cinta, los protagonistas no podían ser más dispares. Ella, Claire, una guapa, culta y responsable estudiante de biología. Él, Jack, un macarra que ha crecido en un orfanato, que sobrevive timando a adinerados ejecutivos y aspira a convertirse en escritor. Tras conocerse en un cine, ambos inician un tórrido romance que amenaza con destruir sus respectivas vidas. A partir de una novela del desconocido autor chino Wang Shuo, el alemán Peter Sehr intenta mostrar la necesidad de sacrificio en el amor, de superar las dificultades en pro de las partes buenas. Y cuenta con una pareja de buenos actores: Charlotte Anaya, a quien vimos como mujer de Ethan Hawke en Training Day, y Adrien Brody, que rodó esta cinta antes de El pianista. Lástima que no quede del todo creíble la pasión de los protagonistas, y que la cinta se exceda en secuencias tórridas.

4/10
La fuerza de una mujer

2001 | Haven

Telefilm de bajo presupuesto que reconstruye la historia real de Ruth Gruber, una mujer estadounidense que viajó en numerosas ocasiones a Europa para ayudar a las víctimas de la persecución nazi. Se calcula que más de un millar de personas se beneficiaron de su ayuda, y de su lucha porque pudieran vivir en Estados Unidos. Natasha Richardson realiza una eficaz composición del personaje. Dirige John Grey, creador de la serie Entre fantasmas.

5/10
Estrellato

2000 | Stardom

Tina Menzhal, ingenua jugadora de hockey, empieza una carrera como modelo. Acaba convertida en una celebridad de éxito internacional. El canadiense Denys Arcand explora las consecuencias del éxito, y la obsesión que provoca, a través de esta cinta narrada a través de programas de noticias, supuestos shows televisivos y vídeos musicales. Escogió como protagonista a Jessica Paré, una modelo real, que le aporta bastante convicción a su personaje y que mas tarde se hizo famosa por la serie Mad Men. Fue la primera película canadiense escogida para clausurar el Festival de Cannes.

6/10
El gran Gatsby: su historia

2000 | The Great Gatsby

El arranque del film no puede ser más poderoso. Una voz explica su fascinación por Jay Gatsby. Se acerca a la piscina donde flota en una colchoneta y le pega un tiro. Luego viene el relato de cómo Nick, que se fue a vivir a Long Island allá por los años 20, ha llegado a tal situación. Al otro lado de la bahía vivía un excéntrico millonario: Gatsby. Y también Daisy Buchanan, atractiva mujer de otro millonario. 25 años después de que Robert Redford y Mia Farrow inmortalizaran la célebre novela F. Scott Fitzgerald en la película de Jack Clayton, llega esta nueva versión concebida para televisión. El film retrata una sociedad opulenta y decadente, y que sin embargo desprende un romántico, inefable encanto. El veterano director televisivo Robert Markowitz se esfuerza en atrapar dicho ambiente con un puñado de buenos actores.

6/10
Ojos que te acechan

1999 | Eye of the Beholder

Ewan McGregor da vida a El Ojo, un espía del servicio secreto británico que, como su apodo indica, se dedica a mirar y a hacer fotos. Ahora le toca vigilar a una bella mujer, que se sospecha está chantajeando al hijo de un senador estadounidense. Y presencia un terrible asesinato cometido por ella. Pero más alucinado queda al ver, en la foto que toma, la imagen espectral de su hija muerta. De un modo misterioso su destino está unido al de esa letal mujer. ¿Se enamorará de ella? Curioso thriller con ribetes sanguinolentos y sobrenaturales. Stephan Elliott, el director, ya dio muestras de su gusto algo estrafalario en Las aventuras de Priscilla, reina del desierto. El film que se comenta lo define como “historia de amor surrealista.” Y por si alguien lo duda, se reafirma: “No hay límites. Quiero decir que es una peli, y si vamos a hacer algo nuevo, hagamos algo raro.” Desde luego, Elliott cumple con su meta sobradamente.

4/10
Polish Wedding

1998 | Polish Wedding

Una familia polaca en Detroit. El matrimonio, y cuatro hijos. Hala es una jovencita, que empieza a vivir sus primeras aventuras amorosas. Por lo cual se queda embarazada, con el consiguiente escándalo familiar. Aunque no es que el patriarca sea precisamente un dechado de virtudes, pues mantiene una relación extraconyugal. Película tragicómica, lo mejor es el reparto. Curiosamente, la directora tuvo un bebé mientras perfilaba la historia, lo cual, quizá, le sirvió de inspiración.

4/10
Joyeux Calvaire

1996 | Joyeux Calvaire

El realizador canadiense Denys Arcand describe esta vez a las personas sin hogar de su país. Para ello, sigue las peripecias de dos sin techo, que deambulan de un sitio para otro. Uno de ellos no para de hablar, aunque el otro parece un buen escuchador. En su periplo se encontrarán con otros vagabundos, y también vivirán momentos surrealistas. El director logra denunciar la situación de los más desfavorecidos sin dejarse llevar por sentimentalismos facilones. En su momento fue la gran triunfadora en los premios de la Academia Canadiense de Cine y Televisión, con tres galardones en las categorías de película dramática, guión y director.

6/10
Freda y Camilla

1994 | Camilla

La joven Freda pasa unas vacaciones con su marido en la playa de Peabo Island: el objetivo es limar unas incipientes fricciones matrimoniales. Debido a su afición a la música ‘country’, Freda traba amistad con Camilla, una anciana violinista cuyo hijo trata como si fuera una niña. Las dos juntas emprenderán una particular aventura. Deepa Metha esfuerza en imprimir un tono amable a su historia de relaciones humanas. De algún modo ha pretendido recoger el testigo de otra película en que participaba Jessica Tandy: la estupenda Tomates verdes fritos. El resultado no es el apetecido. El guión, estructurado como un viaje iniciático en el que las dos protagonistas se reencontrarán a sí mismas, es irregular. Falla en algo básico: fundamentar los lazos que estrechan la amistad entre las dos mujeres. Tampoco es muy convincente el amor de juventud recuperado por Camilla o el personaje interpretado por Graham Greene (II), metido, casi, de clavo. Se trata del clásico film en que se salvan algunos aciertos parciales y las buenas intenciones. Fue el último trabajo de Tandy para el cine.

4/10
Léolo

1992 | Léolo

Singular film del malogrado director canadiense Jean-Claude Lauzon. De delirante surrealismo, cuenta las andanzas de un chaval que maneja ideas disparatadas, como la de que es hijo de un tomate fecundado por un individuo italiano.

4/10
Jesús de Montreal

1989 | Jésus de Montréal

En una parroquia de Montreal se representa cada año la Pasión de Cristo. Pero el padre Léclerc detecta cierto agotamiento entre los fieles, por lo que tiene la idea de contratar a un grupo de actores profesionales que ofrecen una visión moderna que tiene un gran éxito entre el público. Sin embargo entre las autoridades eclesiásticas cunde la duda sobre la heterodoxia de la representación. Lo que no quita para que los actores se sienten fuertemente sacudidos por el mensaje evangélico que han puesto en escena, que les hace replantearse, cada uno a su modo, la trayectoria vital que han emprendido.Tras el éxito de El declive del imperio americano, el canadiense Denys Arcand volvía a dar en la diana con este drama que fiel, al resto de su filmografía, cuestiona los planteamientos morales y filosóficos de las personas que componemos la sociedad. La mirada a la religión es respetuosa pese a cierto varapalo a la jerarquía, y en cualquier caso la usa sobre todo a modo de palanca para apuntar a los cimientos sobre los que se sostiene el orden social. El film ganó el Premio del Jurado en Cannes y fue nominado al Oscar al mejor título extranjero.

6/10
El declive del imperio americano

1986 | Le déclin de l'empire américain

Reflexión del canadiense Denys Arcand sobre la decadencia de Occidente, y más concretamente de cierta clase intelectual –los protagonistas son profesores universitarios–, sacudida por el oleaje de su libertinaje sexual, al tiempo que añoran ciertas seguridades, ya sea la esposa que aguarda cada día en casa, o los amigos con los que poder reírse del propio desconcierto vital. El mérito del cineasta, también guionista, que logró la nominación al Oscar como mejor film extranjero, es lograr una narración ágil, donde fluyen los diálogos, primero presentados en las picantes charlas sobre sus proezas sexuales que mantienen separadamente hombres y mujeres, y luego en la reunión que comparten todos, en que una inesperada revelación va dar pie a una dolorosa ruptura. Las interpretaciones son naturales, y se apuntan ideas interesantes como la del individualismo a ultranza que ha despojado de fortaleza a las viejas y sólidas instituciones como el matrimonio. No obstante carga la insistencia, una vez y otra, en las charlas sobre un sexo puramente epicúreo, donde el amor y la entrega de unos personajes pasados de rosca brillan por su ausencia.

5/10

Últimos tráilers y vídeos