IMG-LOGO

Biografía

Isild Le Besco

Isild Le Besco

Isild Le Besco

Filmografía
Mi amor

2015 | Mon roi

La actriz Maïwenn en su faceta como guionista y directora no resulta nada acomodaticia. Lo probó en Polisse, donde describía la rutina diaria de la brigada policial de menores, y vuelve a hacerlo aquí con una singular historia de amor, que descoloca inicialmente en sus modos narrativos, hasta que el espectador entiende que la trama discurre en dos tiempos. Por un lado tenemos a Tony, una mujer que ha sufrido una importante lesión de rodilla mientras esquiaba, da la sensación de que hasta cierto punto autoprovocada; y la seguimos en sus esfuerzos de rehabilitación, mientras permanece ingresada en un centro. Mientras que el otro hilo narrativo nos retrotrae al pasado, cuando ella, abogada, acompañando a su hermano y a su novia en una fiesta, conoce al irresistible Georgio, dueño de un restaurante y de arrolladora personalidad, con el que enseguida inicia una relación que la lleva al matrimonio, pero que dista mucho de ser sencilla. La película de Maïwenn está atravesada de una enorme vitalidad, extrema incluso, su pareja protagonista –bien Vincent Cassel, pero aún mejor Emmanuelle Bercot– parece deseosa de vivir eufóricamente su relación, y de tener un hijo. Pero, leit-motif de la película, lo que les acerca es lo que les aleja, pues en los excesos se odian hasta distanciarse el uno de la otra, momento en que, desde cierta lejanía, vuelven a sentirse atraídos, acción-reacción donde se hace presente un amor inmaduro, que no se sabe adónde les puede conducir. La directora procura mantener ella misma una distancia, sin duda que tiene simpatía por los dos personajes principales, pero no oculta sus defectos, de algún modo subraya unos anhelos de felicidad inefables, que asoma en momentos sencillos como en las salidas de Tony con sus compañeros de rehabilitación, y en cambio puede cobrar formas groseras dictadas por cierta superficialidad y el consumo de sustancias que acaban pasando factura.

6/10
Una nueva amiga

2014 | Une nouvelle amie

Adaptación que se anuncia bastante libre de una obra de Ruth Rendell, autora que también inspiró lejanamente a Pedro Almodóvar en su Carne trémula. François Ozon sigue fiel a sus personales señas de identidad, una atmósfera insana y retorcida, donde es habitual la ambigüedad sexual, las inclinaciones ocultas, la dualidad represión-desinhibición, el erotismo gráfico. Lo que acaba cerrando sus películas al gran público, acierta más Ozon cuando aspira a historias más universales, más normales, como lo era, y sólo en parte, tampoco podemos engañaros, En la casa. Una nueva amiga va deslizándose por la espiral de lo chocante y grotesco. Se nos describe con trazos rápidos la amistad de dos mujeres, Claire y Lucy, desde la más tierna infancia. Su felicidad que va a la par, ambas se casan, pero la segunda muere de un cáncer y deja marido, David, y un bebé. Claire ha prometido cuidar de David, de quien hace un singular descubrimiento: le gusta vestirse como mujer, algo que sólo sabía Lucy. Y retoma la costumbre para que el bebé no eche de menos a la madre, lo que deviene en algo obsesivo, también para Claire, que le sigue el juego sin que lo sepa su marido, incluso acompañándole a comprarse trapitos. Ozon tiene talento, y sabe jugar con tonos diversos, desde cierto horterismo autoconsciente, pasando por el dolor, el vodevil, el morbo,el sexo salvaje y el folletín, hasta llegar a donde quería, seguramente, una deconstrucción de los géneros, hombre, mujer, quién nos gusta, cómo nos vestimos o travestimos, puede ser un problema psicológico o sólo una cuestión de elección o de autodescubrimiento y aceptación, que todo vale en la ceremonia de la confusión. Su película es irregular por lo reiterativo, y porque se le nota demasiado su deseo de generar risas y de “epatar” con porno-light agresivo. Los actores se entregan, pero no es suficiente.

5/10
Un buen corazón

2009 | The Good Heart

Primera cinta en inglés del insólito cineasta Dagur Kári (Noi, el albino, Voksne mennesker,), nacido en Francia, pero que ha crecido en Islandia, donde ha desarrollado su carrera cinematográfica, a pesar de la escasa producción que proviene de ese país. Sin embargo, esta película tiene el tono y todo el sabor del mejor cine independiente americano, a lo que contribuye el hecho de que Kári haya contado con actores anglosajones de primerísima fila, y que haya rodado en Nueva York. En una habitación de un hospital coinciden Lucas, un bondadoso joven que ha intentado suicidarse, y Jacques, un viejo cascarrabias cuyo corazón le ha fallado, pues sufrió un ataque por su desmedida afición al alcohol y el tabaco. Mientras que Lucas se gana con su cariño a todo el personal del hospital (llegan a hacer una colecta para proporcionarle fondos que le ayuden a salir adelante), Jacques insulta y desprecia a todo el mundo provocando el rechazo. Cuando les dan el alta, Lucas vuelve a su ‘hogar’, que en realidad consiste en una caja bajo el puente de Brooklyn y reparte el dinero entre sus conocidos, unos mendigos. Acude a buscarle Jacques, su compañero de habitación, que ha decidido convertirse en su discípulo. El tono es un tanto grosero –sobre todo en lo relativo al personaje de Jacques–, y la trama y las metáforas en torno a los corazones de los protagonistas, un tanto sencillas y predecibles. Pero cuenta con dos grandes interpretaciones de Paul Dano (Lucas) y Brian Cox (Jacques), que elevan notablemente el nivel del film, hasta el punto de que hacen creíbles unos personajes que sobre el papel podrían parecer exageradísimos e irreales. Si el espectador se identifica en cierta medida con algunos aspectos de ambos, será sobre todo gracias a su trabajo; además, cuando están juntos, destilan una gran química. Además de que The Good Heart es un film muy humano con buen fondo, los diálogos son ingeniosos –incluso algunos premeditadamente chabacanos– y abundan los hallazgos valiosos –el viejo peluquero, los estrambóticos clientes del bar, la azafata con miedo a volar– a medio camino entre el cine ‘indie’ de Tom DiCillo o Hal Hartley y el nórdico de Aki Kaurismäki. Una mezcla curiosa.

6/10
Princesa María

2004 | Princesse Marie | Serie TV

Acercamiento a la figura de la princesa María Bonaparte, en una época, el siglo XX, en que dicho título poco valía. La miniserie televisiva sigue a este personaje y su especial relación de amistad con Sigmund Freud y su familia, a los que ayudó cuando acechaba la persecución nazi. Con protagonismo absoluto para Catherine Deneuve, se pintan los problemas familiares, con la mirada psicoanalítica que parece casi obligada. El resultado es desigual.

5/10
Le coût de la vie

2003 | Le coût de la vie

Roberto Succo

2001 | Roberto Succo

Verano, la Costa Azul francesa. Un joven mentiroso compulsivo inicia una relación con Léa, una joven tímida. Cuando ella regresa a su casa, Kurt la visita regularmente, siguiendo un trayecto donde se producen habitualmente sangrientos crímenes. La policía busca a un psicópata, que mató a sus padres, y se escapó del psiquiátrico en que estaba recluido. Sin violencia innecesaria, el director consigue situar al espectador en la piel de un asesino real, del que se logra entender su irracionalidad. Sorprende la interpretación del debutante Stefano Cassetti.

3/10
Les ponts de Sarajevo

2014 | Les ponts de Sarajevo

Esta película documental explora la historia reciente para contarnos cuál es la importancia de Sarajevo en los últimos cien años y qué significa en el mundo de hoy. Trece directores europeos, entre los que destaca el siempre vanguardista Jean-Luc Godard, se encargan de ello a través de diferentes episodios.

5/10

Últimos tráilers y vídeos