IMG-LOGO

Biografía

Jean-Yves Escoffier

Jean-Yves Escoffier

Jean-Yves Escoffier

Filmografía
La mancha humana

2003 | The Human Stain

El profesor Coleman Silk tiene un gran prestigio en la universidad. Está a punto de jubilarse, sin embargo su carrera académica termina de un modo inesperado: enfrentándose a unas falsas acusaciones de racismo. Tras el improvisto varapalo, Coleman conoce a Faunia, una mujer mucho más joven que él, con la que comienza a vivir una aventura erótica que va a traerle severos problemas. El más importante tiene que ver con su propia identidad, con la sinceridad de su vida y con un secreto del pasado que atormenta su memoria una y otra vez. Junto a ello, deberá enfrentarse a la violencia del ex marido de Faunia. El reputado director Robert Benton (Kramer contra Kramer, Ni un pelo de tonto) adapta una novela de Philip Roth, prestigioso novelista estadounidense, propenso a narrar con desesperanza los sinsabores de la sociedad norteamericana. La película es una indagación acerca del sufrimiento que supone vivir en la mentira y cómo ésta acaba sin duda revolviéndose contra uno mismo. Benton rueda con estilo correcto, límpido en las escenas ambientadas en 1998, pero vertiendo una fotografía más calida cuando rescata momentos del pasado. Pero quizá lo que provoque extrañeza sean los personajes y sus vivencias: los postulados del secreto de Coleman pueden resultar fácilmente rebuscados y la expansión erótica entre él y Faunia, una mujer claramente desequilibrada, padece de falta de credibilidad. Si esto no es suficiente para alejar al espectador de sus problemáticas, se debe exclusivamente a la labor de los actores, unos Anthony Hopkins y Nicole Kidman que demuestran su talento también en proyectos desiguales, y que están estupendamente secundados por Gary Sinise, como el biógrafo de Coleman, y por Ed Harris como el violento ex marido.

4/10
Posesión

2002 | Possession

Mientras estudia la obra de un poeta victoriano, un investigador americano descubre unas cartas que prueban su relación con una misteriosa amante. Con ayuda de una académica inglesa, seguirá diversas pistas en varios países europeos. El cuarto largometraje de Neil LaBute (Persiguiendo a Betty), adapta una novela de A.S. Byatt, que entrelaza dos historias románticas, en diferentes épocas. Pero la cosa no acaba de interesar demasiado.

4/10
15 minutos

2001 | Fifteen Minutes

Al inspector de homicidios Eddie Fleming (Robert De Niro) le encanta salir en los medios de comunicación. Un asesinato relacionado con un incendio le obliga a colaborar con Jordy Warsaw (Edward Burns), un bombero al que no le gusta nada el circo mediático. Aunque surgen ciertas suspicacias, ambos detectan a Emil y Oleg, dos asesinos recién llegados del Este de Europa, que cometen crímenes sin ton ni son. Emil, que advierte la sed de morbo de la opinión pública, ha trazado un siniestro plan: cometer asesinatos atroces que Oleg graba en vídeo, para forrarse con la exclusiva de su historia. Y luego alegar locura para librarse del merecido castigo. ¿Se saldrán estos tipos con la suya? El director y guionista John Hersfeld traza, impregnada de un humor muy negro, una feroz crítica a la sociedad actual, ávida de información escabrosa. Él lo tiene muy claro y explica con cierto pesimismo: “Nos encontramos en una cultura en la que nadie se hace responsable de sus actos y todo el mundo quiere ser reconocido por nada.” De Niro, además de ser coprotagonista, produce el film. Le acompaña el director y actor Burns, quien asegura que, incluido él, “cualquier actor joven daría su brazo derecho por rodar con De Niro”.

4/10
Persiguiendo a Betty

2000 | Nurse Betty

Los culebrones no dan la felicidad. Pero ayudan a vivir la vida. Eso cree Betty, una bondadosa camarera, casada con un completo cafre. Ante una existencia anodina, fantasea con su deseo de ser enfermera, y con el amor platónico que le inspira el protagonista de su telecomedia favorita, cirujano del corazón. El argumento, así contado, parece poca cosa. Pero digamos, de entrada, que este film recibió el premio al mejor guión en Cannes. Por algo será. Y ese algo es que la historia pega un giro insospechado cuando un par de matones –Morgan Freeman y Chris Rock, asesinos “filósofos” al estilo de Pulp Fiction o Fargo– se “cargan” al marido de Betty por un feo asunto de drogas. Ella, testigo del crimen, sufre un 'shock' que le lleva a creer que la historia y personajes de su culebrón favorito son reales. Divertida. Fresca. Sorprendente. Es muy delgada la línea que separa una buena comedia de una fallida. Y Neil LaBute se queda al lado bueno de la línea, con escenas tan brillantes como la del encuentro en la fiesta de Betty con el actor-cirujano, que trae a la memoria el redondo final de La boda de mi mejor amigo (y no sólo porque en ambos films actúe Greg Kinnear). El film juega hábilmente con la dualidad “realidad”- “lecturas sobre la realidad” no sólo en la obvia confusión mental de Betty, sino en las impresiones que los distintos personajes se hacen sobre ella, y que no tienen nada que ver con su auténtica personalidad.

6/10
Abajo el telón

1999 | Cradle Will Rock

Este film dejó claro que debíamos de prestar atención a un tipo larguirucho, de sonrisa algo cínica y mirada fría y perspicaz que responde al nombre de Tim Robbins. Tras Ciudadano Bob Roberts y Pena de muerte, vuelve a ponerse tras la cámara y se descuelga con una película coral fascinante y conmovedora, dura y amable, crítica y mordaz, una apología ideológica sobre la libertad de expresión artística en el Broadway de finales de los años 30. En plena crisis económica los estudios teatrales luchan por salir adelante gracias al Federal Theater Project, un programa destinado a reactivar el trabajo de los actores. Un joven director llamado Orson Welles pone en marcha una obra musical llamada Cradle Will Rock, del compositor Marc Blizstein. Sin embargo, el proyecto será censurado por el gobierno, que ve en sus inquietudes sociales un alarmante alegato filocomunista. Robbins diseña un fresco histórico, muy bien ambientado, por donde se pasean personajes reales como Welles, Nelson Rockefeller o el magnate mediático William R. Hearst, junto a otros “casi” reales. El combinado conforma un completísimo hervidero de caracteres, magistralmente humanizados por una plantilla de intérpretes que, salvo algún caso aislado, hacen gala de talento extraordinario. El guión es simplemente encantador, inteligente y acuchillado. Y el maravilloso desenlace deja en el aire una pregunta no apta para cobardes: ¿cuál es mi precio? Con Abajo el telón Robbins se ha convertido en un creador genuino, lo que se dice un tipo peligroso: nada de “montajes” para la galería, ni moralinas intelectualoides. Arte puro, y por tanto subversivo, provocador, bello.

6/10
Rounders

1998 | Rounders

Película ambientada en el submundo neoyorkino del póker. Mike McDermott estudia derecho. Enamorado de su novia, el camino del éxito a través de los libros es algo... rutinario. Le atrae más el vertiginoso mundo del juego de cartas y las altas apuestas, que dejó hace algún tiempo por amor a su chica. Cuando uno de sus amigos, Worm, sale de la cárcel, Mike es incapaz de resistir el canto de sirena del póker. Aunque en teoría lo hace por ayudar a su amigo, se trata en realidad de la maldita adicción al juego, demasiado fuerte. El experto en películas de suspense y cine negro John Dahl (La última seducción) aprieta un interesante guión de David Levien y Brian Koppelman, y lo exprime hasta sacar la última gota de sus esencias. Koppelman se documentó sobre el mundo del póker acudiendo a garitos nocturnos muy exclusivos. Como él cuenta, "miré las caras de la gente, escuché las conversaciones, vi la acción". En el reparto, además de Matt Damon (El indomable Will Hunting , El caso Bourne), destacan el gran Edward Norton (American History X), el malote John Malkovich (En la línea de fuego) y Martin Landau (que ganó el Oscar por su papel de Bela Lugosi en Ed Wood). Norton se entusiasmó tanto con el film, que pidió que le hicieran el tatuaje de un as de picas en la muñeca, "ya que ésa es la filosofía de la vida de Worm: tener siempre un as en la manga".

6/10
Exceso de equipaje

1997 | Excess Baggage

Nadie más apropiado para interpretar esta refrescante comedia que la simpática Alicia Silverstone, una de las actrices jóvenes con un futuro más prometedor. En esta película da vida a Emily, la cual, desatendida por su padre, decide fingir un secuestro para poder reembolsarse su propio rescate. Para ello se introduce maniatada en el maletero de un BMW, del cual ignora la procedencia. Por azares de la vida el coche es robado por Vincent (Benicio del Toro), un ladrón profesional que desconoce por completo el "regalito" que se encontrará en el maletero... Alicia Silverstone, una singular mezcla entre Meg Ryan y Cameron Díaz, ofrece la necesaria frescura a esta ingeniosa película cuyo mayor logro es el guión escrito por Max D. Adams, Dick Clement y Ian La Frenais. Benicio del Toro (Sospechosos habituales) despliega también todo su talento para redondear este entretenido film.

4/10
El indomable Will Hunting

1997 | Good Will Hunting

Will Hunting es un genio. Y parece no darse cuenta: tan poca importancia concede al hecho de ser un superdotado. Su prodigiosa cabeza sólo la usa para humillar a sus rivales cuando está ligando con alguna chica. Un buen día, un profesor universitario descubre que el joven que limpia las aulas es capaz de resolver los más complicados teoremas matemáticos. Y lo toma bajo su protección. Pero existe un problema: el difícil carácter del chico, que requiere atención psiquiátrica. Y lo malo es que Will, gracias a su inteligencia prodigiosa, se dedica a hacer trizas –psicológicamente hablando­– a todos los médicos que le tratan. Hasta que se topa con Sean McGuire, un psiquiatra viudo que hará que cambie su perspectiva de la vida. Grandes interpretaciones, personajes complejos, entretenimiento... El film gustará a jóvenes y mayores, pues la sangre joven corre por las venas de Matt Damon, Ben Affleck y Minnie Driver, mientras que los maduros Robin Williams y Stellan Skarsgård representan un punto de vista más adulto. Al enfrentamiento generacional y al tratamiento de los problemas de los superdotados se suma una preocupación social (Will Hunting vive en los suburbios de Boston) y la inevitable y poderosa historia de amor.

7/10
Gummo

1997 | Gummo

En un pueblo de Ohio llamado Xenia una serie de chicos y chicas jóvenes deambulan sin propósito y arrastrando sus penosas y marginales vidas, viviendo entre la mugre, drogándose. Dos chicas miman cuidadaosamente a su gato, otros dos chicos lo que hacen es matarlos para sacar algo de dinero, También se acuestan con una chica retrasada, otro cuida de su abuela en estado vegetativo, un chico se pasea con orejas de conejo... Dos años después de escribir Kids, el californiano Harmony Korine dirigió su primera película y siguió el mismo camino transgresor y desagradable. Con un mínimo hilo narrativo, la película es poco más que una colección de secuencias anodinas, patéticas, algunas bastante desagradables –la comida en el baño, el afeitado de cejas–, que ofrecen una mirada tremendamente vacía sobre la existencia. Rodada con un rebuscado feísmo, con actores no profesionales, Korine filma algunas secuencias con actrices con retraso mental, lo cual resulta de muy dudoso gusto. Entre el reparto, está Chloë Sevigny, que había debutado con la mencionada Kids.

2/10
Grace of my Heart (Corazón Rebelde)

1996 | Grace of my Heart

Desde los años 60, una joven letrista lucha por grabar un disco con sus propias canciones. Producida por Scorsese, ofrece una magnífica banda sonora (la canción God Give Me Strength, interpretada por Burt Bacharach y Elvis Costello se convirtió en todo un éxito), una buena ambientación. y una excelente interpretación de Illeana Douglas. La reconstrucción histórica es minuciosa, aunque su repaso de la historia reciente de Estados Unidos es ligera y parcial.

4/10
El Cuervo. Ciudad de ángeles

1996 | The Crow. City of Angels

Secuela de El Cuervo (Alex Proyas), inspirada en el cómic de James O' Barr, narra el regreso a la vida de un hombre llamado Ashe, que ha sido asesinado junto a su hijo durante la noche de difuntos. Ashe, que ahora cuenta con poderes sobrenaturales, vuelve a la vida alimentado por un espíritu de venganza, que le lleva a dar muerte violenta a sus asesinos. Tim Pope dirige esta secuela, tomando el relevo a Alex Proyas, a la que da el mismo tono sombrío y gótico de la primera. Vincent Pérez sustituye a Brandon Lee, cuya muerte accidental contribuyó a acrecentar el mito de el cuervo.

4/10
Jack & Sarah

1995 | Jack & Sarah

Jack es el hombre más feliz de su vida tras casarse con Sarah, la mujer de sus sueños. Pero un accidente mortal le convierte en viudo, que debe cuidar de otra Sarah, su hija recién nacida. Le echará una mano Amy, una niñera que irá adquiriendo un papel preponderante en el hogar.Amable comedia romántica con bebé, tiene como protagonista a un inesperado Richard E. Grant, que contra pronóstico se desencasilla en su papel de papá esforzado, y hace un trabajo más que aceptable. Entre los secundarios está Judi Dench, mamá del viudo y abuela de la criatura, y Ian McKellen, un tipo que trata de desengancharse del alcohol.

5/10
Un viaje personal con Martin Scorsese a través del cine americano

1995 | A Personal Journey with Martin Scorsese Through American Movies

Como reza el título, Martin Scorsese dirigen un documental sobre la historia del cine en Estados Unidos, desde que comenzó hasta los años 70. El director aporta su particular versión sobre el tema deteniéndose en directores que el considera relevantes. A parte de abordar el cine de clásicos como Howard Hawks, Orson Wells o John Ford; se introduce en otros menos conocidos como el de Edgar G. Ulmer (Satanás (1934)), que también sirvieron para crear lo que es hoy el cine. Interesante documento que no pasará desapercibido en ningún cinéfilo.

4/10
Los amantes del Pont-Neuf

1991 | Les amants de Pont-Neuf

Intensa y angustiosa historia de amor entre dos "sin techo", contada con exquisita sensibilidad no exenta de dureza por el cineasta galo Leos Carax. Todo surge de un encuentro nocturno entre un Alex ebrio, y una Michèle, antes pintora, ahora con un mal en los ojos. El atropello del primero, los trazos de él, atrapados por la mano de artista de ella, el reencuentro en Pont-Neuf, todo conduce a un "amor fou", donde el dolor y el deseo de morir dominan el paisaje de un modo visual y musical casi mágicos.

7/10
Mala sangre

1986 | Mauvais sang

Una pareja de ladrones le debe dinero a una peligrosa mujer. Para saldar su deuda planean robar y posteriormente vender el antídoto de una nueva enfermedad similar al sida. Protagoniza la cinta el veterano actor francés Michel Piccoli, un trabajador nato que acumula más de 200 películas en su filmografía.

5/10
Tres solteros y un biberón

1985 | 3 hommes et un couffin

Tres solteros y un biberón

Chico conoce chica

1984 | Boy Meets Girl

Un cineasta anda bastante deprimido porque le ha dejado su novia, y conoce a otra mujer que no anda mucho más animada que él. Notable debut en la dirección de Leos Carax, que rueda en blanco y negro con notable gusto estético este triste film sobre los desengaños amorosos.

6/10

Últimos tráilers y vídeos