IMG-LOGO

Biografía

Jonathan Hyde

Jonathan Hyde

72 años

Jonathan Hyde

Nació el 21 de Mayo de 1948 en Brisbane, Australia
Filmografía
El proceso de Tokio

2016 | Tokyo Trial | Serie TV

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial se constituyeron tribunales internacionales para juzgar crímenes de guerra, de los cuales los más célebres son los de Nuremberg, que juzgaron las acciones de personas constituidas en autoridad del régimen nazi. Lo que dio pie al célebre film Vencedores o vencidos, de Stanley Kramer. Es menos conocido lo ocurrido en Japón, y esta miniserie viene a dar respuesta a esta ignorancia generalizada, al seguir la constitución de un tribunal en Tokio para juzgar las acciones de antiguos primeros ministros, ministros y diplomáticos, el llamado Tribunal Penal Militar Internacional para el Lejano Oriente. La serie se centra sobre todo en la relación entre los componentes del tribunal, de distintas nacionalidades, entre ellos un australiano, un canadiense, un neozelandés, un holandés –que es el hilo conductor, con las misivas que escribe a su esposa–, un soviético, un francés, un indio, un chino, un filipino, un británico. Y en las discusiones sobre la calificación jurídica de los hechos –inicialmente deben dilucidar entre crímenes contra la paz, crímenes contra la humanidad, y crímenes convencionales de guerra–, y el posible afán de venganza que podría dificultar que el juicio sea justo. Tampoco se escamotea el hecho de que el emperador Hirohito fue exonerado directamente, en el protectorado bajo el mando del general MacArthur se le consideraba una pieza clave para la reconstrucción del país y las necesarias reformas. Dirigida con oficio por Rob W. King y Pieter Verhoeff, es casi un docudrama y tiene interés sobre todo por los aspectos históricos, en lo dramático deja algo frío, incluso cuando se describen atrocidades como las cometidas en China. Todo está muy bien documentado, y se opta por ofrecer fragmentos del auténtico juicio en blanco y negro, que se mezclan con los de ficción, incluidos los planos de miembros del tribunal, que se ofrecen también en blanco y negro. En las discrepancias que surgen en el tribunal, a partir de las ideas del juez indio, pueden encontrarse ecos de Doce hombres sin piedad, pues al principio es el único que cuestiona los apriorismo de cómo se va a abordar el juicio, pero luego suma a su causa algunos puntos de vista coincidentes.

6/10
La cumbre escarlata

2015 | Crimson Peak

Siglo XIX. Edith Cushing, rica heredera americana aspirante a escritora, se inspira para sus relatos en el recuerdo de los espectros que la acosaban de niña. Acaba enamorada de Thomas Sharp, aristócrata británico venido a menos que ha acudido a la ciudad en busca de financiación para una máquina excavadora de su invención, por lo que se reúne con el padre de la muchacha. Cuando éste último muere en extrañas circunstancias, Edith se casa con él, y le acompaña a la inquietante mansión familiar de Inglaterra, donde reside con su hermana. Guillermo del Toro llevaba una década intentando sacar adelante La cumbre escarlata, pero diversos proyectos le habían ido retrasando. Al final, él mismo ha coescrito el guión con Matthew Robbins, veterano ex colaborador de Steven Spielberg, pues le escribió el libreto de Loca evasión y dirigió Nuestros maravillosos aliados, producido por el Rey Midas. Ya había trabajado con el mexicano en Mimic. Existen algunos puntos poco creíbles en la trama, acaba resultando un tanto ligera, y sin duda le falta originalidad. Pero supone un homenaje a las viejas historias de fantasmas, pues evoca los relatos de autores como Edgar Allan Poe, y al cine clásico de terror. Quizás desentonan algunos toques demasiado truculentos, pero en general mantiene la regla de sugerir –más que mostrar– los elementos más retorcidos de la oscura trama. Por su tono romántico, y ciertas reflexiones sobre el poder redentor del amor, funcionan mejor que nunca las poderosas imágenes, el punto fuerte del realizador. Compone una ambientación barroca en la que destacan detalles como la vieja mansión en Inglaterra, los paisajes en los que la nieve recubre la arcilla roja o los fantasmas, muy originales aunque en cierta manera remiten al film gótico de época Sleepy Hollow, de Tim Burton. Pero también tiene a su favor un reparto impecable, sus personajes, en otras manos, habrían resultado bastante tópicos. Así, mientras que Mia Wasikowska y Charlie Hunnam cumplen, asombran sobre todo el sobresaliente Tom Hiddleston, que brilla como un tipo que a ratos parece un enamorado apasionado y otras veces un charlatán, y la todoterreno Jessica Chastain, que en su esfuerzo por buscar registros diferentes, sorprende como mujer despojada de humanidad.

6/10
The Strain

2014 | The Strain | Serie TV

Ephraim Goodweather (Corey Stoll) y Nora Martínez (Mía Maestro) trabajan en el Centro de Control de Enfermedades en Nueva York. Serán lo primeros en llegar hasta un avión estacionado misteriosamente en la pista del aeropuerto JFK. Parece que no hay nadie vivo en el interior, sólo cuerpos inertes. Sin embargo, cuatro pasajeros "despiertan" de una especie de letargo y son puestos en cuarentena. En el aeropuerto contactará con ellos un anciano llamado Abraham Setrakian (David Bradley) que les dice que han de quemar los cuerpos y destruir un ataúd, pues se trata en realidad del comienzo de una invasión de vampiros, a los que él llama "strigoi". Ephraim y Nora le toman por loco, pero acabarán por creerle cuando los cuerpos de los muertos vuelvan a la vida convertidos en monstruos que atacan a los vivos para beber su sangre. Entretenida serie de temática vampírica, con elementos de thriller, misterio y terror, que viene avalada por el talento de su creador, Guillermo del Toro (El laberinto del fauno, Hellboy). The Strain da una vuelta de tuerca a la ancestral idea de la humanidad de perseguir la vida eterna, con un personaje sin escrúpulos que será capaz de aliarse con el mismísimo diablo –llamado aquí el amo, el vampiro ancestral– para no morir. Además incluye a un siniestro personaje relacionado con los nazis, que será a lo largo de los años el enemigo acérrimo del anciano Setrakian. La trama sigue las andanzas de un grupo de personajes que se irán uniendo –los investigadores, el anciano, una hacker, un niño, un policía...– y que tendrán que buscar la destrucción del "amo" si no quieren que la humanidad (y Nueva York primero) acabe en manos de los vampiros. Del Toro se esmera en el retrato de personajes, con sus tiras y afloja, y ha cuidado mucho además la estética de los monstruos, de modo que ha laborado una especie de seres que parecen a medio camino entre zombies y vampiros, con un extraño apéndice retráctil que sale de sus bocas y con el que matan a sus víctimas.

6/10
Isaac Newton: El último mago

2013 | Isaac Newton: The Last Magician

Aproximación a la vida y a la extraordinaria vocación científica del británico Isaac Newton (1642-1727), filósofo, matemático, físico, etc., considerado uno de los mayores genios de la historia, cuya teoría de la gravedad y sus leyes acerca del movimiento cambiaron el modo de ver y estudiar la naturaleza. Con un formato decumental, con entrevistas y declaraciones de historiadores y científicos, se ficcionan entrelazadamente los momentos más significativos en la vida de Newton. Se trata de una cuidada producción de la BBC, dirigida por Renny Bartlett e interpretada por un solo actor, Jonathan Hyde (The Contract), que encarna al protagonista.

5/10
Titanic 3D

2012 | Titanic 3D

En el centenario del hundimiento del Titanic, y quince años después de la película que le cubrió de Oscar, James Cameron reestrena su obra sobre el malhadado barco y su eterna historia de amor en 3D. Y la cosa funciona. Después de haber resucitado y dado vida comercial al formato tridimensional con Avatar, Cameron reflota su supertaquillero film pasado al 3D, y lo menos que puede decirse es la tercera dimensión le da aún más espectacularidad. Cierto que al no haber sido rodada originalmente en 3D, en algunos planos podría uno decir que la tridimensionalidad no supone una gran aportación, pero el balance es muy positivo y el director puede considerarse justificado en su empresa porque es un título que ha hecho historia, y la novedad no supone una simple forma de intentar hacer más caja. Revisitar el film ayuda además a profundizar en las razones por las que este film llegó y seguirá llegando a todo tipo de públicos. No estamos ante una simple película catastrofista, sino que James Cameron urdió un sólido guión tremendamente popular, del que sorprende que no obtuviera siquiera la nominación al Oscar. Arrancar la historia con una expedición que rescatas restos del Titanic del fondo del mar en la actualidad, sirve para introducir el mcguffin del paradero de un valioso collar, nos trae la nostalgia de la Rose anciana y anticipa una explicación de cómo se hundió el barco, antes de que lo veamos en vivo y en directo. La historia de amor de Jack y Rose –unos estupendos Leonardo DiCaprio y Kate Winslet que han sabido labrarse solidísimas carreras actorales–, pertenecientes a distintas clases sociales, pero próximos en temperamento y sensibilidad, es atractiva, y se perdonan a tal respecto los rasgos folletinescos del novio ofendido y egocéntrico. Todo se despliega con una gran habilidad, y verdaderamente el espectador tiene la impresión de estar dentro del Titanic y no en un gran decorado. A partir de la colisión con el iceberg uno comprueba que el despliegue de Cameron para mostrar la tragedia, visualmente y con las reacciones de una pléyade de personajes, sigue teniendo la misma fuerza que en el momento del estreno original del film Titanic, allá por 1997.

7/10
The Contract

2006 | The Contract

Un grupo de asesinos profesionales prepara un "trabajito". Pero tras cumplir la primera parte del "contrato" Frank, el líder, sufre un accidente de tráfico, lo que le lleva a ser retenido por la policía, a espera de que lleguen los federales. El tipo manejaba la identidad falsa de alguien ya fallecido, y todo el mundo anda bastante "mosca" porque se trata de un militar que supuestamente cayó en combate. Como sus hombres le necesitan, van a preparar un "golpe" para liberarle. Por otro lado, Ray tiene problemas con su hijo adolescente desde que enviudó, motivo por el que ha previsto una acampada en plena naturaleza, para convivir un poquito más y acercar posiciones. Los caminos de unos y otros van a cruzarse cuando se produce el ataque para liberar a Frank. En efecto, el agente que le custodiaba tiene tiempo, antes de morir, de confiar a Ray a su preso. Con lo que, en unos increíbles parajes naturales se desata una verdadera caza del hombre a varias bandas. Ray, ex policía y actualmente profesor de educación física, marcha con su hijo y con Frank. Los hombres de Frank, mercenarios, les pisan los talones. Y la policía local, más los federales y gente variopinta llegada de Washington se apuntan también a la persecución. Una película de acción pasablemente entretenida, aunque previsible en su desarrollo y con pasajes más que increíbles. Contiene algunas escenas de colisiones muy bien rodadas –los accidentes de automóvil y el helicóptero estrellándose–, una estupenda fotografía del pasaje natural y dos actores de campeonato, los estupendos y . El australiano es un director avezado, y artesano todoterreno rueda todo lo que le echen con oficio. Aquí maneja bien la clásica trama de "caza del hombre", y el conflicto padre-hijo. No favorece al guión la mala idea de añadir detalles de humor en los momentos dramáticos, que no pegan ni "con cola". De este modo, momentos como la muerte del novio de una excursionista, agente de bolsa, en vez de ser dramático, se pretende que tenga "cierta gracia".

5/10
Tierra de sangre (2006)

2006 | Land of Blind

Thorne es un recluso internado en un presidio de máxima seguridad. El motivo del aislamiento de este brillante escritor, según descubre Joe, el guardia que le custodia, tiene que ver con su actividad clandestina que le llevó a intentar derrocar al dictador de un país innombrado, de aires algo bananeros. A través de varios flash-backs contará su intrigante historia, salpicada aquí y allá de curiosos detalles humorísticos. Sobresale el reparto, donde Donald Sutherland y Ralph Fiennes son respectivamente el escritor y su vigilante, mientras que la bastante desaparecida Lara Flynn Boyle da vida a la primera dama del citado régimen dictatorial.

5/10
El sastre de Panamá

2001 | The Tailor of Panama

Adaptación de la novela de John Le Carré, en cuyo guión él mismo ha participado. Narra la llegada al Panamá de la era “postrecuperación-del-canal” de Andy, espía que trabaja en su propio provecho y sólo, como posible efecto secundario no deseado, en el de su país, el Reino Unido. En el país centroamericano contacta con un sastre que puede ser una buena fuente de información. Y empieza a exprimirle sin que le importe demasiado si lo que le cuenta es verdad o no. Vuelta de tuerca a la idea imaginada por Graham Greene en Nuestro hombre en La Habana de espía que inventa una información increíble. Sólo que el film entregado por Le Carré y John Boorman tiene menos sentido del humor y una visión bastante más cínica del ser humano. Así, el personaje de Pierce Brosnan, Andy, cae antipático: su obsesión por el dinero y el placer (sexo que remacha lo animal que es Andy) no ayudan a hacerlo amable. Más cercano resulta el personaje del sastre, encarnado por Geoffrey Rush: las dudas acerca de la mentira sobre la que ha edificado su vida familiar tienen su interés.

5/10
La princesa de Sherwood

2001 | Princess of Thieves

Un guión ideado por Robin Lerner imagina la continuación de las aventuras del legendario Robin Hood. Al ser capturado éste por el príncipe Juan, su hija Gwyn le sucederá como señora de Sherwood e intentará mantener las hazañas de su padre. Entre otras cosas pedirá ayuda al príncipe Felipe, heredero de Ricardo Corazón de León, para retirar del trono a su malvado tío. Entretenido telefilm de aventuras que es recordado gracias a su protagonista, una muy jovencita Keira Knightley, mucho antes de ser reconocida como estrella de cine. Stephen Moyer (True Blood) es su compañero Felipe. Está entre lo mejor de su director, Peter Hewitt (Garfield).

5/10
Jack y las judías mágicas: la historia real

2001 | Jack and the Beanstalk: The Real Story | Serie TV

Jack Robinson descubre unos huesos de un gigante. Gracias a ellos comenzará a comprender la verdadera realidad del cuento de hadas que sucedió años atrás en su familia. Jack podrá entonces subsanar los errores de su antepasado. Miniserie televisiva de dos capítulos, dirigida para todos los públicos por Brian Henson (Los teleñecos en la isla del tesoro), que aporta una nueva versión del clásico "Jack y las judías mágicas". Llama la atención el nutrido y espléndido reparto de rostros conocidos.

6/10
La momia

1999 | The Mummy

Egipto, ciudad de Tebas. Año 1719 antes de Cristo. El gran sacerdote Imhotep ha desafiado el poder del faraón manteniendo un romance con Anck-Su-Namun, una de sus concubinas. Tal relación sacrílega recibe un terrible castigo: Imhotep es momificado vivo, en medio de terribles torturas. Tres mil años más tarde Rick O’Connell, alistado a la Legión Extranjera, descubre casualmente las ruinas de Hamunaptra, donde fue enterrado Imhotep. Cuando más tarde se encuentra con Evelyn, una bella egiptóloga, y otros buscadores de tesoros perdidos, comienza la gran búsqueda en la Ciudad de los Muertos. Pero, ¿estarán a salvo de la maldición de la momia? Una aventura de las de toda la vida. Si hay que buscar una referencia cinematográfica reciente, ésa es sin duda La máscara del Zorro. El director, Stephen Sommers (Deep Rising (El misterio de las profundidades), El libro de la selva, Las aventuras de Huckleberry Finn) no puede ser más claro: "Esta no es una película de terror. No puede ser demasiado sangrienta. Es más como Lawrence de Arabia o En busca del arca perdida. Es de aventuras, un relato de amor, una historia épica". Los momentos de emoción son abundantísimos: el prólogo en el Antiguo Egipto es excelente, con una maravillosa recreación digital. Los efectos de la maldición de la momia propician momentos espectaculares como el ataque de un peligroso ejército de escarabajos, o la lucha con un grupito de momias, homenaje al clásico Jasón y los argonautas. Gran parte del film se rodó en Marruecos. Para el reparto se ha acudido a actores en gran parte desconocidos, si exceptuamos al cada vez más en alza Brendan Fraser. A su compañera femenina, Rachel Weisz, se la ha podido ver antes en films como Reacción en cadena, Belleza robada y Amores en tiempos de guerra.

6/10
Anaconda

1997 | Anaconda

Película donde la acción se une al suspense y al terror para formar un verdadero cóctel explosivo. Un grupo de jóvenes reporteros se lanzan a una gran aventura en la selva del Amazonas, pero no saben hasta donde pueden llegar los secretos de la zona más salvaje del planeta. En su intrépido viaje conocerán a un extraño individuo que vive con la obsesión de capturar a la serpiente más grande de la tierra, la anaconda, un verdadero portento de la naturaleza. Pero se trata de un animal asesino y pronto se van a dar cuenta de que tendrán que luchar intensamente por su propia supervivencia. Rodada con esmero, la película contiene secuencias verdaderamente encomiables, de gran tensión. Referencia clara del director es Tiburón de Steven Spielberg, no sólo por contar con Bill Butler, el mismo director de fotografía. Tomas en el agua, apariciones sorpresa del monstruo, y figura del temerario y duro cazador remiten a un film ya clásico. El veterano actor Jon Voight (Cowboy de medianoche, Misión imposible, Enemigo público) derrocha talento y un peculiar sentido del humor a raudales, y Jennifer López (Asalto al tren del dinero) y Eric Stoltz (Memphis Belle) está bien. Para amantes de las aventuras naturales sin mayores pretensiones.

4/10
Titanic

1997 | Titanic

Durante meses, el rodaje de Titanic fue el más comentado por la prensa especializada. Y lo que se decía no era bueno: retrasos en el rodaje, supe­ración del presupuesto, discusiones de la productora con el director, una intoxicación alimentaria, algún accidente, condiciones draconianas de trabajo... Y pese a todo, el Titanic no se hundió. Arrasó en taquilla, arrasó en los Oscar, y ahora se dispone a arrasar en el mercado del vídeo. ¿Cuál es el secreto? A posteriori es fácil de­cirlo: el equilibrio de una poderosa historia de amor con la especta­cular recreación del naufragio del barco. Titanic nació de la afición de James Cameron por el submarinismo. El director afirma que al sumergirse donde se hundió el Titanic “aquello me tocó emocionalmente”. Escribió entonces una historia con una idea clara: no sería la típica de catástrofes. Quería una historia de amor inolvidable, del estilo de Doctor Zhivago de David Lean. No era la primera vez que la tragedia del Titanic se recreaba en la pantalla. Existían El hundimiento del Titanic de Jean Negulesco, Oscar al mejor guión, y La última noche del Titanic de Roy Ward Baker, de estilo documental. El film se inicia con un buscador de tesoros en barcos idos a pique, que inicia la exploración submarina más apasionante de su vida en los restos del mítico Titanic. El hallazgo del dibujo de una joven, milagrosamente conservado, le conduce a una anciana centenaria que afirma ser la retratada. Comienza el relato de un recuerdo maravilloso, un amor de juventud no compartido con nadie, que tuvo como marco el malhadado barco que en 1912 se llevó al fondo del mar 1500 personas. El centro de la trama lo constituye el intenso amor entre dos jóvenes: Jack, inmigrante artista y aventurero, y Rose, rica y con perso­nalidad. Por amor ambos sacrifican todo: expectativas sociales e incluso la propia vida. Jack y Rose están encarnados por Leo­nardo DiCaprio y Kate Winslet. El trato desigual de los pasajeros en su salvamento habla de las diferencias de clase, tan marca­das entonces, y no supera­das hoy. Junto a la solidaridad, el amor a los seres queri­dos y la fe para prepararse a morir, está presente el pánico y sus peores efectos. Y persiste el simbolismo del barco con respecto a la tonta vanidad humana: “El relato del hun­dimiento del Titanic –dice Came­ron– es una adver­tencia sobre los peligros del mal uso de la tecnología. Consi­derada en sí misma, no es ni buena ni mala. El problema viene del uso que los seres humanos hacen de ella. Ahora, a las puertas del tercer milenio, hay que tener cui­dado con los nuevos icebergs con los que pueden estrellarse los futuros avances tecnológicos.” El film es un hito del cine monumen­tal, de prodigiosos logros en el apar­tado técnico. Con desbor­dante fuerza visual, Cameron ofrece imágenes poderosas, como las transiciones de presente a pasado a través del casco herrumboso del barco hundido, que se convierte en la flamante nave recién botada. Las escenas del choque del Titanic con el iceberg, con las consiguientes rotura y hundi­miento, son de inusitado realismo. Y el mar, siniestra tumba flotante, deja en el es­pectador una huella indeleble. Cameron buscó autenticidad. Lo que se ve en la panta­lla transmite al espectador la sensación de estar allí, ya sea junto a los restos del naufragio –el director filmó los auténticos restos bajo el mar– o en el viaje inaugural. El detallismo llevó a construir una maqueta de la nave de dimensiones casi idénticas a las originales. Se reprodujeron con fidelidad cubiertas, salas de primera clase, escotillas, escaleras y pasillos... Los efectos visuales contribuyeron al realismo. Para las escenas de mar abierto se usó una maqueta más pequeña que la mencionada; el equipo de efectos introdujo per­sonajes filmados previamente que, multiplicados digitalmente y con el tamaño adecuado, simulaban 2000 personas en cubierta. Aguas del mar, cielo estre­llado y el aliento de los personajes por la gélida temperatura, se crea­ron muchas veces por ordenador y se logró un ensamblaje perfecto, imposible de advertir. Las imáge­nes del barco partiéndose con los viajeros cayendo al mar son asom­brosas. El presu­puesto del film aumentó en un 45%, hasta plantarse en 200 millones de dólares. Cameron hizo el gesto de renunciar a su sueldo como director y a su porcentaje de taquilla: quería ver su film terminado a toda costa. Y llegó el estreno. Las 3 horas y cuarto de duración no hicieron mella en un público, que se rindió ante una historia de dimensiones colosales, con romance incluido. El miedo al fracaso ya es historia. La película, sólo en cine, recaudó más de 1.800 millones de dólares en todo el mundo, 600 de ellos en EE.UU.

7/10
Jumanji

1995 | Jumanji

Hay una extraña leyenda sobre un juego de mesa. Alan Parrish es un niño normal y corriente, que vive con sus padres en una bonita casa. Un día encuentra un tablero que se despliega para convertirse en un antiguo juego de mesa. De repente, Alan desaparece tras lanzar los dados que ponen en funcionamiento a Jumanji. Sus padres dedican todos sus esfuerzos en la búsqueda de su hijo, pero es inútil. Ha pasado casi un cuarto de siglo, y dos niños acaban de instalarse con su familia en la misma casa que habitó Alan. Curioseando en el desván, encuentran el juego y deciden probarlo. Nada más tirar los dados, comienza de nuevo la aventura. Alan ha pasado todo ese tiempo dentro del juego, luchando por volver a su vida anterior. Pero los peligros que acechan en el mágico y salvaje mundo de Jumanji son numerosos. Una película de aventuras con una acción constante. Tiene un ritmo frenético que cautiva al espectador desde el principio. Los efectos especiales son espectaculares. Parece que los monos y los elefantes que salen del juego están invadiendo la pantalla. La composición musical original es del prestigioso James Horner. Cualquier niño disfrutará de lo lindo con esta película, producida por Steven Spielberg, y basada en un cuento de Chris Van Allsburg.

7/10
Niño rico

1994 | Richie Rich

Richie, hijo de un rico industrial, lo tiene todo en la vida, excepto amigos. Un día conoce a unos niños que juegan al béisbol. En la cumbre de su fama Macaulay Culkin (Solo en casa) protagonizó esta comedia con un sano mensaje: el dinero no lo es todo, pero la amistad y el béisbol sí. No es la mejor de sus películas pero se deja ver y tiene momentos divertidos.

4/10
Being Human

1993 | Being Human

Extraña película que constituyó uno de los grandes fiascos financieros de los años 90, ya que de sus 20 millones de dólares de presupuesto sólo se recuperaron dos en el mercado norteamericano. Esto hizo que pasase directamente a vídeo, tanto en Inglaterra como en casi todo el mundo. Igualmente, significó el comienzo del declive de Robin Williams como garantía para la taquilla. Escrita y dirigida por el escocés Bill Forsyth, y con un impresionante reparto, se trata de un recorrido por cinco épocas diferentes de la historia de la humanidad, incluyendo la antigua Roma, la Edad Media y la época actual, donde aparece Williams como un divorciado que intenta reconciliarse con sus hijos. Se intenta así demostrar que en toda la historia de la humanidad los sentimientos y la familia tienen ramificaciones similares.

4/10
Caravaggio

1986 | Caravaggio

Derek Jarman (muerto de sida a los 52 años) recrea la azarosa vida del famoso pintor Caravaggio. Ofrece una muy explícita visión hedonista y homosexual de su vida.

4/10

Últimos tráilers y vídeos