IMG-LOGO

Biografía

Bernard Fox

Bernard Fox

89 años ()

Bernard Fox

Nació el 11 de Mayo de 1927 en Port Talbot, West Glamorgan, Wales, Reino Unido
Falleció el 14 de Diciembre de 2016 en Van Nuys, Los Angeles, California, EE.UU.

El Dr. Bombay

15 Diciembre 2016

Los televidentes más veteranos recordarán al Dr. Bombay, el médico de los brujos distinguible por su chistera en “Embrujada”, la telecomedia que triunfó entre 1964 y 1972. Estaba interpretado por Bernard Fox, actor de origen británico, nacionalizado estadounidense, que ha fallecido el 14 de diciembre de 2016, a los 89 años de edad, como consecuencia de un fallo cardíaco en el hospital Valley Presbyterian, de California. Tenía a sus espaldas un centenar de papeles.

Nacido el 11 de mayo de 1927, en Puerto Talbot, Glamorgan (Gales), Bernard Lawson procedía de un ilustre clan de cinco generaciones de actores. Sus progenitores Queenie Barret y Gerald Lawson, triunfaron sobre los escenarios, mientras que su tío, Wilfrid Lawson, tuvo papeles destacados en cine con John Ford y King Vidor. No sorprende que a los 18 meses debutara en los escenarios ocasionalmente, o que a los 14 se convirtiera en ayudante de la dirección del teatro donde trabajaban sus padres.

Tras servir en la Marina, durante los duros años de la II Guerra Mundial, debutó en la televisión en 1955, con un papel fijo en la serie Sixpenny Corner. Después emigró a Estados Unidos, donde acumuló trabajos, pues por ejemplo fue un policía en la comedia concebida para el lucimiento de Rock Hudson Habitación para dos.

Empezó a hacerse popular por la extraordinaria serie televisiva Los héroes de Hogan, sobre un grupo de prisioneros americanos de un campo nazi, capaces de llevar a cabo las más apasionantes misiones sin salir de prisión, por la torpeza de los germanos. Encarnaba al hilarante coronel Crittendon, un reo británico.

Le consagró Embrujada, donde fue el Dr. Bombay, médico de cabecera de la familia formada por la bruja Samantha y su marido sin poderes, Darrin, que mete en numerosos líos a la primera, pues tiene que ayudarle a deshacer las consecuencias de sus constantes errores. El personaje se distinguía porque aparecía de urgencia, estuviera donde fuese, cuando se le invocaba mediante las palabras “¡Llamando al Dr. Bombay! ¡Emergencia!”.

Bernard Fox estuvo en dos filmes sobre el transatlántico más popular del mundo. Apareció como responsable del puesto de observación, sin acreditar en los títulos, en La última noche del Titanic. Tenía más presencia en Titanic, de James Cameron, donde fue un personaje real, el coronel Archibald Gracie IV, uno de los pasajeros de clase alta, que sobrevivió al desastre.

A diferencia del doctor que le dio la fama, un mujeriego, fue un hombre clásico que rehuía los escándalos. Estuvo casado desde 1961 con su ahora viuda, Jacqueline Fox, con la que tuvo una hija, Amanda, que le ha dado dos nietos, David-Mitchell, y… ¡Samantha! ¿Un homenaje a la bruja?

Filmografía
Titanic 3D

2012 | Titanic 3D

En el centenario del hundimiento del Titanic, y quince años después de la película que le cubrió de Oscar, James Cameron reestrena su obra sobre el malhadado barco y su eterna historia de amor en 3D. Y la cosa funciona. Después de haber resucitado y dado vida comercial al formato tridimensional con Avatar, Cameron reflota su supertaquillero film pasado al 3D, y lo menos que puede decirse es la tercera dimensión le da aún más espectacularidad. Cierto que al no haber sido rodada originalmente en 3D, en algunos planos podría uno decir que la tridimensionalidad no supone una gran aportación, pero el balance es muy positivo y el director puede considerarse justificado en su empresa porque es un título que ha hecho historia, y la novedad no supone una simple forma de intentar hacer más caja. Revisitar el film ayuda además a profundizar en las razones por las que este film llegó y seguirá llegando a todo tipo de públicos. No estamos ante una simple película catastrofista, sino que James Cameron urdió un sólido guión tremendamente popular, del que sorprende que no obtuviera siquiera la nominación al Oscar. Arrancar la historia con una expedición que rescatas restos del Titanic del fondo del mar en la actualidad, sirve para introducir el mcguffin del paradero de un valioso collar, nos trae la nostalgia de la Rose anciana y anticipa una explicación de cómo se hundió el barco, antes de que lo veamos en vivo y en directo. La historia de amor de Jack y Rose –unos estupendos Leonardo DiCaprio y Kate Winslet que han sabido labrarse solidísimas carreras actorales–, pertenecientes a distintas clases sociales, pero próximos en temperamento y sensibilidad, es atractiva, y se perdonan a tal respecto los rasgos folletinescos del novio ofendido y egocéntrico. Todo se despliega con una gran habilidad, y verdaderamente el espectador tiene la impresión de estar dentro del Titanic y no en un gran decorado. A partir de la colisión con el iceberg uno comprueba que el despliegue de Cameron para mostrar la tragedia, visualmente y con las reacciones de una pléyade de personajes, sigue teniendo la misma fuerza que en el momento del estreno original del film Titanic, allá por 1997.

7/10
La momia

1999 | The Mummy

Egipto, ciudad de Tebas. Año 1719 antes de Cristo. El gran sacerdote Imhotep ha desafiado el poder del faraón manteniendo un romance con Anck-Su-Namun, una de sus concubinas. Tal relación sacrílega recibe un terrible castigo: Imhotep es momificado vivo, en medio de terribles torturas. Tres mil años más tarde Rick O’Connell, alistado a la Legión Extranjera, descubre casualmente las ruinas de Hamunaptra, donde fue enterrado Imhotep. Cuando más tarde se encuentra con Evelyn, una bella egiptóloga, y otros buscadores de tesoros perdidos, comienza la gran búsqueda en la Ciudad de los Muertos. Pero, ¿estarán a salvo de la maldición de la momia? Una aventura de las de toda la vida. Si hay que buscar una referencia cinematográfica reciente, ésa es sin duda La máscara del Zorro. El director, Stephen Sommers (Deep Rising (El misterio de las profundidades), El libro de la selva, Las aventuras de Huckleberry Finn) no puede ser más claro: "Esta no es una película de terror. No puede ser demasiado sangrienta. Es más como Lawrence de Arabia o En busca del arca perdida. Es de aventuras, un relato de amor, una historia épica". Los momentos de emoción son abundantísimos: el prólogo en el Antiguo Egipto es excelente, con una maravillosa recreación digital. Los efectos de la maldición de la momia propician momentos espectaculares como el ataque de un peligroso ejército de escarabajos, o la lucha con un grupito de momias, homenaje al clásico Jasón y los argonautas. Gran parte del film se rodó en Marruecos. Para el reparto se ha acudido a actores en gran parte desconocidos, si exceptuamos al cada vez más en alza Brendan Fraser. A su compañera femenina, Rachel Weisz, se la ha podido ver antes en films como Reacción en cadena, Belleza robada y Amores en tiempos de guerra.

6/10
Titanic

1997 | Titanic

Durante meses, el rodaje de Titanic fue el más comentado por la prensa especializada. Y lo que se decía no era bueno: retrasos en el rodaje, supe­ración del presupuesto, discusiones de la productora con el director, una intoxicación alimentaria, algún accidente, condiciones draconianas de trabajo... Y pese a todo, el Titanic no se hundió. Arrasó en taquilla, arrasó en los Oscar, y ahora se dispone a arrasar en el mercado del vídeo. ¿Cuál es el secreto? A posteriori es fácil de­cirlo: el equilibrio de una poderosa historia de amor con la especta­cular recreación del naufragio del barco. Titanic nació de la afición de James Cameron por el submarinismo. El director afirma que al sumergirse donde se hundió el Titanic “aquello me tocó emocionalmente”. Escribió entonces una historia con una idea clara: no sería la típica de catástrofes. Quería una historia de amor inolvidable, del estilo de Doctor Zhivago de David Lean. No era la primera vez que la tragedia del Titanic se recreaba en la pantalla. Existían El hundimiento del Titanic de Jean Negulesco, Oscar al mejor guión, y La última noche del Titanic de Roy Ward Baker, de estilo documental. El film se inicia con un buscador de tesoros en barcos idos a pique, que inicia la exploración submarina más apasionante de su vida en los restos del mítico Titanic. El hallazgo del dibujo de una joven, milagrosamente conservado, le conduce a una anciana centenaria que afirma ser la retratada. Comienza el relato de un recuerdo maravilloso, un amor de juventud no compartido con nadie, que tuvo como marco el malhadado barco que en 1912 se llevó al fondo del mar 1500 personas. El centro de la trama lo constituye el intenso amor entre dos jóvenes: Jack, inmigrante artista y aventurero, y Rose, rica y con perso­nalidad. Por amor ambos sacrifican todo: expectativas sociales e incluso la propia vida. Jack y Rose están encarnados por Leo­nardo DiCaprio y Kate Winslet. El trato desigual de los pasajeros en su salvamento habla de las diferencias de clase, tan marca­das entonces, y no supera­das hoy. Junto a la solidaridad, el amor a los seres queri­dos y la fe para prepararse a morir, está presente el pánico y sus peores efectos. Y persiste el simbolismo del barco con respecto a la tonta vanidad humana: “El relato del hun­dimiento del Titanic –dice Came­ron– es una adver­tencia sobre los peligros del mal uso de la tecnología. Consi­derada en sí misma, no es ni buena ni mala. El problema viene del uso que los seres humanos hacen de ella. Ahora, a las puertas del tercer milenio, hay que tener cui­dado con los nuevos icebergs con los que pueden estrellarse los futuros avances tecnológicos.” El film es un hito del cine monumen­tal, de prodigiosos logros en el apar­tado técnico. Con desbor­dante fuerza visual, Cameron ofrece imágenes poderosas, como las transiciones de presente a pasado a través del casco herrumboso del barco hundido, que se convierte en la flamante nave recién botada. Las escenas del choque del Titanic con el iceberg, con las consiguientes rotura y hundi­miento, son de inusitado realismo. Y el mar, siniestra tumba flotante, deja en el es­pectador una huella indeleble. Cameron buscó autenticidad. Lo que se ve en la panta­lla transmite al espectador la sensación de estar allí, ya sea junto a los restos del naufragio –el director filmó los auténticos restos bajo el mar– o en el viaje inaugural. El detallismo llevó a construir una maqueta de la nave de dimensiones casi idénticas a las originales. Se reprodujeron con fidelidad cubiertas, salas de primera clase, escotillas, escaleras y pasillos... Los efectos visuales contribuyeron al realismo. Para las escenas de mar abierto se usó una maqueta más pequeña que la mencionada; el equipo de efectos introdujo per­sonajes filmados previamente que, multiplicados digitalmente y con el tamaño adecuado, simulaban 2000 personas en cubierta. Aguas del mar, cielo estre­llado y el aliento de los personajes por la gélida temperatura, se crea­ron muchas veces por ordenador y se logró un ensamblaje perfecto, imposible de advertir. Las imáge­nes del barco partiéndose con los viajeros cayendo al mar son asom­brosas. El presu­puesto del film aumentó en un 45%, hasta plantarse en 200 millones de dólares. Cameron hizo el gesto de renunciar a su sueldo como director y a su porcentaje de taquilla: quería ver su film terminado a toda costa. Y llegó el estreno. Las 3 horas y cuarto de duración no hicieron mella en un público, que se rindió ante una historia de dimensiones colosales, con romance incluido. El miedo al fracaso ya es historia. La película, sólo en cine, recaudó más de 1.800 millones de dólares en todo el mundo, 600 de ellos en EE.UU.

7/10
Plantón al cielo

1988 | 18 Again!

Jack Watson es un multimillonario anciano que se lamenta de sus achaques y de su edad. A él le ustaría vivir una segunda juventud. Sus sueños se harán realidad cuando, tras un accidente de tráfico, su alma se intercambia por arte de magia con la de su nieto de 18 años, David. Con el cuerpo del joven, volverán entonces para Jack el deporte, los estudios y el romance. Comedia fantástica, cuyo argumento tampoco resulta demasiado original, pero que ofrece algunos momentos divertidos.

4/10
Herbie en el Gran Prix de Monte Carlo

1977 | Herbie Goes To Monte Carlo

Herbie, el renault "escarabajo" más famoso y entrañable de Hollywood vuelve a ofrecernos en esta divertida película una alocada y vibrante historia de aventuras. El querido Herbie participará en una emocionante carrera desde París a Monte Carlo. Pero, durante el trayecto, nuestro coche sufrirá persecuciones y un montón de trastadas y hasta incluso se enamorará del arrogante y hermosos "Lancia". Mientras tanto, en París ha tenido lugar el robo del diamante más caro del mundo... Prepárese para una película llena de sorpresas y déjese llevar por la carrera más excitante de su vida. Película entrañablemente familiar donde el buen gusto y el entretenimiento van de la mano de la calidad de las producciones clásicas Disney y de un guión fantástico que entusiasmará a mayores y pequeños.

4/10
Embrujada (8ª temporada)

1971 | Bewitched | Serie TV

Samantha pasa unas vacaciones en Inglaterra. Allí ayuda a un noble atrapado en una pintura. La bruja que le tenía hechizado castiga a Samantha enviándola en el tiempo a la época de Enrique VIII. Última temporada de una de las telecomedias más célebres de la historia de la televisión. Entre los episodios más recordados, Samantha descubre el misterio del monstruo del lago Ness.

5/10
Embrujada (6ª temporada)

1969 | Bewitched | Serie TV

La magia y encanto de Samantha en su 6ª temporada televisiva, donde debe deshacer entuertos con sus hechizos, como el de Tabitha, que se introduce dentro de las aventuras de un cuento, el de Jack y las habichuelas mágicas.

5/10
Embrujada (5ª temporada)

1968 | Bewitched | Serie TV

Una vengativa bruja envía a Samantha al Nueva Orleáns del año 1868. Su marido debe rescatarla. La quinta fue la última temporada en la que el actor Dick York interpretó a Darrin Stephens, el esposo de la protagonista.

4/10
Embrujada (4ª temporada)

1968 | Bewitched | Serie TV

En esta tanda de episodios, Darrin y Samantha reciben la visita de extraterrestres y del mismísimo Leonardo Da Vinci. Los diálogos son tan chispeantes como es habitual en la serie.William Asher

4/10
Embrujada (3ª temporada)

1966 | Bewitched | Serie TV

Los episodios de la tercera temporada de la mítica telecomedia empezaron a ser regularmente en color. En ellos cobra especial importancia la tía Clara, la bruja a la que los hechizos le salen siempre al revés.

4/10
Habitación para dos

1965 | Strange Bedfellows

Carter, ejecutivo de una compañía de petróleo, planea divorciarse de su mujer, Toni, tras cinco años de fogoso matrimonio. El caso es que la crisis conyugal coincide con el momento en que Carter podría lograr un ascenso, lo que le obliga a dar una imagen de estabilidad familiar. Así que hará lo posible por reconciliarse con su esposa... quien parece dispuesta a dar más de un motivo de escándolo a los jefes de Carter. Comedia cuyo título hispano trata de remedar el de Pijama para dos. Es bastante inferior, a pesar de la guerra de sexos desarrollada con la pareja Rock Hudson-Gina Lollobrigida.

5/10
Embrujada (2ª temporada)

1965 | Bewitched | Serie TV

La segunda de las ocho temporadas del clásico de la comedia televisiva se caracteriza por la aparición de Serena. Se trata de la prima de Samantha, totalmente opuesta a ella de carácter malvado.

4/10

Últimos tráilers y vídeos