IMG-LOGO

Biografía

James Horner

James Horner

61 años ()

James Horner

Nació el 14 de Agosto de 1953 en Los Ángeles, California, EE.UU.
Falleció el 22 de Junio de 2015 en Santa Bárbara, California, EE.UU.

Premios: 1 Oscar

Compositor de 'Titanic'

18 Octubre 2006

James Horner, compositor que ganó dos Oscar por la banda sonora de "Titanic", falleció en un accidente de avioneta en Santa Bárbara (California), el 22 de junio de 2015, a los 61 años. Pilotaba un pequeño aeroplano en solitario, pero éste sufrió una avería que le hizo desplomarse en la localidad de Ventucopa. Había compuesto un centenar de partituras para conocidas películas.

Nacido el 14 de agosto de 1953, en Los Ángeles, James Roy Horner era hijo de Joan y el diseñador de producción y realizador cinematográfico Harry Horner, ambos emigrantes austriacos.

Talento excepcional para la música, a los 5 años ya tocaba el piano, y poco después viajaba a a Londres, donde estudió en el Royal College of Music. Obtuvo el grado de maestro en Música en la Universidad del Sur de California. Tras varios trabajos puntuales con el American Film Institute a finales de la década de los 70 e inicio de los 80, impartió clases de teoría de la música en la UCLA, pero pronto se dio cuenta de que lo suyo era la música cinematográfica.

Sus primeros trabajos importantes fueron el film de acción La dama de rojo, y la cinta de aventuras y ciencia ficción Los 7 magníficos del espacio. A continuación, escribió una excepcional partitura para Star Trek II: La ira de Khan, una de las más memorables músicas de la saga galáctica.

En la década de los 80 adoptó un estilo claramente deudor de John Williams, en trabajos realmente memorables como Límite: 48 horas, Krull, Commando, Fievel y el nuevo mundo, Aliens: el regreso, Campo de sueños y sobre todo en las inspiradas notas de Willow. Muchas de sus composiciones se usan habitualmente para trailers de películas a las que posteriormente ponen música otros autores.

En los 90, James Horner dejó para el recuerdo obras como Braveheart y Apolo 13, por las que obtuvo candidaturas al Oscar. No obstante, su mayor éxito fue Titanic, que además de propiciarle el Oscar de la Academia vendió 27 milones de discos. Trabajó dos años en el 'score' de Avatar, el siguiente trabajo de James Cameron.

No sólo trabajó con los grandes, también puso su talento al servicio de pequeñas producciones como Me llaman Radio, Iris, Cristiada o Casa de arena y niebla. A veces ha sido bastante denostado por los críticos, por su habitual 'parabará' y por copiarse a sí mismo, pues por ejemplo El hombre bicentenario es casi indistinguible de Una mente maravillosa, pero tenía un estilo muy personal, marcado por características como la enfatización de la acción a base de tambores, o por la utilización de sintetizadores. Su último trabajo fue la banda de sonora de The 33, reconstrucción de la tragedia de los mineros de Chile, con Antonio Banderas. Se desconocen los datos de su vida personal.

 

Escucha una selección de las mejores bandas sonoras de James Horner, desde "Willow" y "Braveheart" hasta la renombrada "Titanic".
Oscar
1998

Ganador de 1 premio

Filmografía
Los siete magníficos

2016 | The Magnificent Seven

Revisitación de la historia de siete expertos con las armas, que deben defender a una pequeña y pacífica comunidad de campesinos, amenazados por unos matones que quieren hacerse con sus tierras. Originalmente fue contada por Akira Kurosawa en Los siete samuráis, y luego trasladada al lejano oeste por John Sturges en Los siete magníficos, el mismo escenario donde transcurre esta nueva versión dirigida por Antoine Fuqua. Más allá del viejo y absurdo debate de si resulta “innecesaria” esta película –cualquier historia puede ser contada de nuevo, y hasta está bien hacerlo si contiene material valioso, también pensando en las nuevas generaciones: luego los espectadores decidirán si desean verla o no–, podemos decir que se trata de una película correcta, rodada con una espectacularidad a ratos algo exagerada, que entretiene pero que no resulta memorable. Lo más destacable y que sabe poner en valor, como los anteriores filmes, es la idea de fondo de la dignidad, hay que saber mantener la cabeza alta y dar la cara ante la injusticia, aunque resulte  incómodo y surja la tentación de escurrir el bulto. Y entre los elementos novedosos, pero que no enriquecen en gran cosa la narración, está la idea de dar al grupo unos rasgos multiculturales –un afroamericano, un indio, un oriental...–, más el hecho de que se realza el papel de la mujer, al fijarse en la viuda que contrata a los pistoleros. Teniendo la película como coguionista a Nic Pizzolatto, que ha logrado llamar la atención con la serie True Detective, cabía esperar una mirada más filosófica y deprimente a la naturaleza humana, pero prevalece cierto optimismo, y también la fe sencilla que lleva a reunirse y rezar en la iglesia, y a la confianza de que pase lo que pase, y a pesar de sus personales demonios, los lugareños del pueblo y sus defensores se mueven por una causa justa. Los actores están bien, sobre todo Denzel Washington, que imprime la necesaria decencia a su personaje.

6/10
El último lobo

2015 | Wolf Totem

Los años de la revolución cultural en China, propugnada por el régimen comunista. En ese contexto dos jóvenes estudiantes son enviados al campo a Mongolia, para que aprendan a ganarse la vida con sus manos cuidando el ganado, pero también para educar a los lugareños, pastores nómadas. Éstos siempre se han andado con ojo con los lobos, y nuevas directrices gubernamentales les invitan a acabar con ellos, eliminando a las crías. Pero Chen Zhen, uno de los estudiantes, se encuentra seducido por tan magníficas criaturas, y acaba adoptando una cría de lobo, a la que cuida en su cautividad, y con la que mantedrá una relación muy especial. Aunque no todos están de acuerdo con tal planteamiento. Adaptación de la obra de Rong Jiang, un relato con trazos autobiográficos y auténtico best-seller en China, tan leído, curiosamente, como el Pequeño Libro Rojo de Mao. Se trata de un ambicioso film de Jean-Jacques Annaud, de aliento épico y amplio lienzo maravillosamente fotografiado, y que podría describirse como la versión oriental de Bailando con lobos, el oscarizado western de Kevin Costner. En efecto, comparte con este film la idea de la frontera, el hombre civilizado que se sumerge en plena naturaleza, compartiendo la vida de los pastores nómadas, que aprende a vivir una espiritualidad sencilla que le da paz, y que conecta con los lobos, manifestación de Dios, al que llaman los nativos Tengri. Desde luego, las ideas medioambientales, de amor a la naturaleza y respeto a los animales, no son ajenas a la filmografía de Annaud, que cuenta con títulos muy en esta línea, por supuesto El oso, pero también Siete años en el Tibet y Dos hermanos. El cineasta francés tiene el mérito grande de no aburrir con su historia, sabe contar su historia y es un verdadero don que los animales se conviertan ante su cámara en auténticos personajes. Este respeto no significa para nada igualarlos con los seres humanos, todos bien perfilados con unos pocos rasgos por unos actores eficaces y desconocidos, ninguno se queda en algo próximo a la caricatura, y de modo especial Feng Shaofeng hace un gran trabajo como el protagonista que atraviesa una clara transformación liberadora en su experiencia mongola. Annaud es uno de los pioneros del uso del 3D, antes incluso que James Cameron –ahí está Las alas del coraje–, y sabe usarlo con inteligencia, dibujando el espacio, acercándonos suavemente el hocico de los lobos. Las imágenes que recogen son muy bellas, impactan desde luego las de los animales atrapados en el hielo. Rueda además de un modo clásico, algunas persecuciones con vehículos hacen pensar en Hatari de Howard Hawks. La banda sonora de James Horner acompaña muy bien, recuerda, para bien y con personalidad propia, a la compuesta por John Barry para Bailando con lobos.

6/10
Los 33. Una historia de esperanza

2015 | The 33

La historia de los 33 chilenos que quedaron atrapados en la mina San José, del desierto de Atacama, tras el derrumbe ocurrido el 5 de agosto de 2010, que tuvo un enorme impacto mediático en todo el mundo. Patricia Riggen dirige la versión cinematográfica de lo ocurrido, con un reparto plagado de estrellas internacionales. Ha sido criticada sobre todo en Chile, por dejar en buen lugar al ministro de minería (de derechas) Laurence Golborne, y por haber sido filmada en Colombia, país natal de la realizadora, en inglés. También se puede argumentar que repite los tópicos del cine catastrofista, y que al tener tantos protagonistas, no puede abarcarlos todos, se centra en unos pocos y no acaba de perfilarlos con detalle. Sin embargo, la realizadora construye un sólido relato, que engancha a pesar de que la mayoría de espectadores conocerán el desarrollo de la historia. Incluye alguna breve denuncia a la codicia de la empresa minera, que a pesar de conocer las malas condiciones de la mina seguía explotándola, pero acierta al centrarse sobre todo en el drama humano, tanto de los propios mineros, como de sus familiares, que esperan noticias en el exterior. Habiendo firmado algún título para el público destinado al público creyente, como Los milagros del cielo, la responsable de la cinta hace hincapié en la fe de los personajes, elemento clave que les ayudó a mantener la esperanza en una situación tan extrema. Como resultado, consigue emocionar en algunos tramos, como, en el ascenso de Álex, el primero en salir. Entre los actores destaca Rodrigo Santoro, convincente ministro, Juliette Binoche, sufrida hermana de uno de los atrapados, el gran Gabriel Byrne, ingeniero a cargo del rescate, Mario Casas, joven atrapado a punto de ser padre, y curiosamente Antonio Banderas, como Mario, líder carismático de los mineros, pues por una vez el malagueño se mete en un film decente en los últimos años. La película está dedicada a la memoria del compositor James Horner, que en uno de sus últimos trabajos se luce con una partitura dinámica de aires latinos.

6/10
Redención

2015 | Southpaw

Procedente de un orfanato del barrio neoyorquino de Hell's Kitchen, la vida del boxeador Billy Hope parece un cuento de hadas. Casado con una extraordinaria mujer y con una hija, vive a lo grande en una gran mansión, merecido premio como campeón vigente de los pesos semipesados. Su mujer, sin embargo, está preocupada por los combates de su marido, por el modo que tiene de pelear, por su salud. Pero su intento por conseguir que Billy abandone el deporte profesional, aunque bien recibido por éste, va a encontrar un serio obstáculo en las malas maneras del campeón colombiano Miguel Escobar. Una muesca más en el tan hollywoodiense subgénero de las películas de boxeo, cuya temática tanto se presta a dar perfecto cumplimiento al gran sueño americano, con cuestiones como la superación de los obstáculos y la consecución del éxito, aunque no se limite únicamente al mero deporte, como bien han mostrado hondos dramas (Million Dollar Baby), modélicos biopics (Huracán Carter) o el cine negro (Cuerpo y alma), por citar algunas de las materias que rodean con mayor frecuencia el universo del cuadrilátero. En el film que nos ocupa, el propio título –Redención– no esconde por dónde va a discurrir la trama, que muestra el itinerario clásico del éxito, la fama, la caída y la recuperación, aunque dentro de un argumento familiar altamente dramático y no sólo deportivo. El planteamiento más o menos convencional en el plano pugilístico es quizá lo único achacable al film si lo que se busca es en primer lugar originalidad. Pero la novedad no es lo único que cuenta y entre esos caminos tan hollados puede encontrarse un aliento épico reconfortante, de gran humanidad, que no pasa de moda. Además aquí se habla de otros temas de fondo que hacen referencia al dolor, a la paternidad, a las dificultades para salir del pozo cuando la desgracia llama a la puerta. La seriedad del film puede comprobarse también al observar la convincente tipología de los personajes que presenta, desde los más típicos del género (el insensible hombre de negocios, el entrenador, los verdaderos amigos) a los que son más específicos: la esposa sufridora, la hija, la cuidadora social e incluso la juez. Todos son realistas, alejados siempre de simplificaciones, con reacciones naturales que los acercan a lo cotidiano y que revalorizan el fondo de la película. Ayuda a que Redención funcione más que bien que detrás está Antoine Fuqua (The Equalizer), un director con pulso narrativo contrastado, que más allá de las excelentes imágenes sobre el ring, sabe contar una historia sin dejarse llevar por efectismos. Su trabajo quizá podría haber sido más redondo en algún aspecto, como en la relación del protagonista con su mánager o en el dibujo del entrenador, pero en general sabe insuflar vida a cada escena sin que por ello tenga que forzar la emotividad o el sentimentalismo. Hay que elogiar además el intenso trabajo de Jake Gyllenhaal, en su línea habitual, así como la interpretación de Forest Whitaker.

6/10
The Amazing Spider-Man

2012 | The Amazing Spider-Man

Tras el éxito de Spider-Man 3, el realizador de la trilogía, Sam Raimi, preparaba una nueva entrega que volvería a estar protagonizada por Tobey Maguire y Kirsten Dunst. Sin embargo, durante el proceso de preproducción, Raimi no acabó de entenderse con los ejecutivos de Sony, y finalmente decidió abandonar el proyecto. La productora anunció a bombo y platillo que reiniciaría la franquicia con un nuevo reparto, devolviendo al personaje principal a la época del instituto, con la excusa de conectar con el público joven. En The Amazing Spider-Man sorprendió la elección del director, Marc Webb, procedente de los videoclips y las series televisivas, hasta ahora autor de un único largometraje, la tragicomedia romántica de factura 'indie' (500) días juntos. Así, Peter Parker vuelve a ser un joven estudiante, de mente privilegiada, pero que sufre las iras de Flash Thompson, el matón de su centro, y que vive con sus tíos tras haber sido repentinamente abandonado por sus padres. Se siente atraído por una compañera de clase, Gwen Stacy, hija de un vecino policía. La chica colabora con el doctor Curt Connors, brillante científico que perdió el brazo derecho, y realiza experimentos con animales en busca de un método para que el ser humano pueda regenerar los miembros amputados. Cuando Parker se entera de que Connors colaboró con su padre, se cuela en la compañía donde trabaja, Oscorp, pero allí sufre la picadura de una araña radiactiva que le dará poderes excepcionales. Pesa como una losa que a Webb le hayan encargado repetir el punto de partida ya conocido. También que The Amazing Spider-Man llegue a las carteleras en el punto álgido del aluvión de superhéroes en el cine, tras la estela de propuestas de enorme calidad –El caballero oscuro– y otras fallidas –Green Lantern (Linterna verde)–, pero todas con elementos que se repiten (la identidad secreta, la novia del héroe) por lo que a estas alturas resulta muy difícil no sólo sorprender sino mantener el interés. Por esta razón, salvo para el público que en gran medida desconozca el subgénero, el inicio de The Amazing Spider-Man resulta agotador, a pesar de que se nota un enorme esfuerzo por rodar una producción de calidad. El guión, coescrito por el prestigioso James Vanderbilt (Zodiac) reinventa un poco las secuencias que en esencia ya están vistas y dota de profundidad no sólo a los protagonistas, sino a todos los personajes. Para interpretarlos se ha reclutado a un elenco de auténtico lujo, en el que sobresalen secundarios como Martin Sheen (un gran tío Ben pese a que Cliff Robertson también se lució en la versión anterior), Rhys Ifans (impresionante como villano), Sally Field (aunque su papel de tía May podría tener mayor relevancia) y Denis Leary (el severo pero honrado capitán Stacy). En los roles principales, Andrew Garfield, que se reveló como Eduardo Saverin en La red social, se confirma como joven de gran futuro, mientras que Emma Stone vale para afrontar cualquier papel, como demostró en Criadas y señoras (The Help). Tampoco existen grandes novedades en The Amazing Spider-Man en cuanto a las secuencias de acción, más de lo mismo, pese a que se nota que se ha invertido un generoso presupuesto y que se ha usado tecnología de última generación. Sorprende ligeramente la primera aparición de Peter Parker saltando entre edificios con su recién diseñado uniforme (ahora de licra), y que está filmada en cámara subjetiva, así como un momento 'capriano' en el que los operarios de grúa se unen para ayudar al Trepamuros. Refuerza esta secuencia el mensaje, en torno a la obligación moral de ayudar a los demás, aunque en esencia el fondo viene a ser otra vez aquel "un gran poder conlleva una gran responsabilidad" explicado con diálogos diferentes. Se ven premiados los esfuerzos de los implicados en The Amazing Spider-Man en el tramo final, que adquiere intensidad dramática, sobre todo en lo relativo a la subtrama romántica, especialidad de Marc Webb. Stan Lee, cocreador del personaje con el dibujante Steve Ditko, lleva a cabo aquí el más divertido de sus habituales cameos en adaptaciones de sus obras. Como la mayoría de películas de héroes Marvel, contiene una secuencia de propina durante los títulos de crédito, que promete la inevitable secuela.

5/10
For Greater Glory (Cristiada)

2012 | For Greater Glory: The True Story of Cristiada

Año 1926. México sufre una auténtica persecución religiosa instigada por el presidente Plutarco Calles y sus leyes que tratan de limitar la influencia de la Iglesia. El asesinato y las profanaciones están a la orden del día. Tras oponerse con medios pacíficos, un grupo de rebeldes, los cristeros, tratan de organizarse como un ejército requiriendo el liderazgo del general Gorostiega, que a pesar de no tener fe es un firme defensor de la libertad de credo que está siendo pisoteada con muertes y profanaciones. Cine histórico con aliento épico del debutante Dean Wright, hasta ahora técnico de efectos visuales y director de segunda unidad en sagas como El Señor de los Anillos y Las Crónicas de Narnia. For Greater Glory (Cristiada) se basa en hechos reales poco conocidos, sucedidos en torno a la revolución mexicana, cuando manifestar la propia fe podía tener un alto precio. El director sirve muy bien las escenas de acción, y ofrece escenas de personajes brillantes, como la Andy García, Gorostiega, asumiendo su liderazgo, o la del pequeño enfrentándose a la muerte. El reparto coral hace que algún personaje esté apenas esbozado, pero el conjunto tiene solidez y conmueve.

6/10
Titanic 3D

2012 | Titanic 3D

En el centenario del hundimiento del Titanic, y quince años después de la película que le cubrió de Oscar, James Cameron reestrena su obra sobre el malhadado barco y su eterna historia de amor en 3D. Y la cosa funciona. Después de haber resucitado y dado vida comercial al formato tridimensional con Avatar, Cameron reflota su supertaquillero film pasado al 3D, y lo menos que puede decirse es la tercera dimensión le da aún más espectacularidad. Cierto que al no haber sido rodada originalmente en 3D, en algunos planos podría uno decir que la tridimensionalidad no supone una gran aportación, pero el balance es muy positivo y el director puede considerarse justificado en su empresa porque es un título que ha hecho historia, y la novedad no supone una simple forma de intentar hacer más caja. Revisitar el film ayuda además a profundizar en las razones por las que este film llegó y seguirá llegando a todo tipo de públicos. No estamos ante una simple película catastrofista, sino que James Cameron urdió un sólido guión tremendamente popular, del que sorprende que no obtuviera siquiera la nominación al Oscar. Arrancar la historia con una expedición que rescatas restos del Titanic del fondo del mar en la actualidad, sirve para introducir el mcguffin del paradero de un valioso collar, nos trae la nostalgia de la Rose anciana y anticipa una explicación de cómo se hundió el barco, antes de que lo veamos en vivo y en directo. La historia de amor de Jack y Rose –unos estupendos Leonardo DiCaprio y Kate Winslet que han sabido labrarse solidísimas carreras actorales–, pertenecientes a distintas clases sociales, pero próximos en temperamento y sensibilidad, es atractiva, y se perdonan a tal respecto los rasgos folletinescos del novio ofendido y egocéntrico. Todo se despliega con una gran habilidad, y verdaderamente el espectador tiene la impresión de estar dentro del Titanic y no en un gran decorado. A partir de la colisión con el iceberg uno comprueba que el despliegue de Cameron para mostrar la tragedia, visualmente y con las reacciones de una pléyade de personajes, sigue teniendo la misma fuerza que en el momento del estreno original del film Titanic, allá por 1997.

7/10
Oro negro

2011 | Black Gold

Como es habitual, Jean-Jacques Annaud suele tomarse con tiempo sus proyectos. Cuatro años después de la fallida Su majestad Minor, el director francés vuelve a las pantallas con una adaptación de la novela "Arab", de Hans Ruesch. La acción transcurre a principios del siglo XX, en Arabia, donde Nesib, el emir de Hobeika, vence una guerra contra Amar, el sultán de Salmaah. Como garantía del acuerdo de paz, se crea una tierra de nadie, y los dos pequeños hijos de Amar pasan a ser rehenes de Nesib. Cuando unos texanos encuentran petróleo en la zona, estalla un nuevo conflicto entre ambos líderes, en el que tendrá un papel fundamental Auda, uno de los niños retenidos, ya crecido, y que se ha enamorado de la hija de su captor, que le corresponde. Aunque tiene detrás una historia de cierto interés, Annaud rueda con cierta desgana y apenas consigue dar brío a sus imágenes. A los momentos de mayor intensidad les falta fuerza, por lo que el espectador no se implica. Apenas le saca jugo a numerosos temas que aparecen de fondo, como la lealtad, la familia y la fe islámica. Además, el reparto es bastante desigual. Mark Strong y el joven Tahar Rahim, famoso por protagonizar Un profeta, vuelven a coincidir poco después de La legión del águila, donde sus personajes eran secundarios, y demuestran que son capaces de lidiar con cualquier toro. Pero Antonio Banderas parece haberse quedado en el registro de La máscara del Zorro, y El Gato con Botas, y le da igual que su personaje sea un emir, mientras que Freida Pinto tiene poca presencia.

5/10
The Karate Kid

2010 | The Karate Kid

Remake de la película de 1984 Karate Kid, que obtuvo un impresionante éxito y conoció dos secuelas. Aquí asume el mando la familia Smith, con el matrimonio Will Smith y Jada Pinkett Smith como productores y con el protagonismo de la película por parte de su hijo Jaden Smith, de tan sólo 12 años, y que ya había hecho sus pinitos interpretativos en los filmes En busca de la felicidad y Ultimátum a la Tierra. Sherry Parker y su hijo Dre abandonan Detroit y se van a vivir a China. Asimilar el cambio es complicado, sobre todo para Dre, pues en el país asiático todo es nuevo, empezando por el idioma. Él es un chico despierto y simpático, que muestra su desparpajo y chulería con cierta ingenuidad y la visión caprichosa de un chaval sin complejos. Pero pronto se dará de bruces con la realidad, cuando reciba una brutal paliza de otro niño que domina las artes marciales. Para colmo, el abusón resulta estar en su mismo colegio y, aunque también conoce a una chica encantadora que le hace tilín, su estancia en el centro empieza convertirse en un martirio causado por el "bullying" que le provocan los matones. Pero un día, cuando está recibiendo otra paliza, recibe la ayuda inesperada del señor Han, un hombre de pocas palabras que trabaja como encargado del mantenimiento del edificio donde viven Dre y su madre. El film se distancia muy poco del original. Tiene lugar en China, el protagonista es unos años más joven, el kárate es sustituido por el kung fu, el señor Miyagi pasa a llamarse Han y la célebre frase "dar cera, pulir cera" se convierte más o menos en "recoge la chaqueta, cuelga la chaqueta". Pero esos son, "grosso modo", los detalles nuevos veintiséis años después. Porque tanto el guionista Christopher Murphey, como el director Harald Zwart mantienen idéntico el espíritu que anima la trama, una historia de superación personal que es mucho más que ganar un combate de artes marciales: el enfrentamiento pasa a ser una batalla con uno mismo, en el que el niño se hace adulto enfrentándose a sus miedos, superando los fracasos, levantándose una y otra vez, evitando el odio y conservando la dignidad. El director logra ofrecer este variado ramillete de valores y los entrega con emotividad (y muy “a la americana”), si bien es cierto que la película se hace un poco larga, pues a Zwart le cuesta meterse en faena y demora demasiado la presentación del núcleo de la historia. En cuanto al reparto, Jackie Chan es una elección perfecta para interpretar el señor Han, un hombre humilde y sabio, que no acaba de superar un pasado traumático, mientras que el chaval Jaden Smith hace creíble su evolución gracias a su gran naturalidad para transmitir emociones.

5/10
Avatar: Edición especial

2009 | Avatar

Edición especial de la película más taquillera de todos los tiempos. La "nueva" película incluye 8 minutos más de metraje. Un gancho muy típico para seguir recolectando dinero. Quien quiera ver qué ocurre en esos casi 10 minutos, tendrá que acudir al cine para volver a disfrutar de Avatar en 3D. Año 2154. El paralítico ex marine Jake Sully es requerido para una expedición al planeta Pandora, en sustitución de su hermano gemelo, muerto fatalmente en un atraco callejero. Su coincidencia genética le convierte en la persona ideal para usar el avatar de su hermano. Un avatar es un cuerpo híbrido de hombre y na’vi –los nativos de Pandora–, desarrollado con la más sofisticada biotecnología, para ser controlado con la mente en un estado semejante a la hibernación. De ese modo los recién llegados al planeta pueden adaptarse a su atmósfera, y tratar amistosamente a los na’vi, que viven en un estado primitivo de perfecta comunión con la natureleza. Doce años ha estado desaparecido de la ficción cinematográfica James Cameron, desde su lejana coronación como “rey del mundo” con Titanic. La espera ha merecido la pena. Avatar responde a las expectativas de convertirse en muestra ejemplar del ‘cine del futuro’ –un futuro que ya es presente–, absolutamente innovador en el uso de las herramientas de los efectos visuales, con un fotorrealismo nunca visto antes, y de las posibilidades del 3D. Criaturas fantásticas, el desarrollo de los na’vi, el amplio lienzo de la pantalla, robots y naves especiales, todo es prodigioso y parece ‘de verdad’, sin trampa ni cartón, bien acoplado a los movimientos de cámara. Pero además, Cameron, guionista y director, ha prestado atención a la trepidante historia, a la que sabe insuflar aires épicos de gran aventura. Su Aliens, Terminator y Abbyss, más Apocalypto, El nuevo mundo, El Señor de los Anillos, Parque Jurásico, La guerra de las galaxias. Una nueva esperanza, Matrix, Transformers –más seguro que otros títulos que olvidamos– no son simples citas cinéfilas o guiños para iniciados, son referencias para la creación de una trama inteligente y original, que sigue el clásico esquema del viaje del héroe, que inicialmente debe cumplir una misión, infiltrándose entre los na’vi, pero que al final ha de cuestionarse sus acciones y pensar qué es lo correcto. Entre medias hay lugar para una historia romántica que evita los caminos fáciles, y sugerentes planteamientos –dentro de su asumida condición mítica, que quizá alguien ligará exageradamente a la New Age–, sobre la ambición, la ecología, la ciencia y la religión. Evidentemente la llegada de los marines a Pandora evoca las conquistas de lugares primitivos más o menos idílicos –Utopía o el paraíso terrenal, para entendernos–, donde un orden perfecto es trastocado por ‘el hombre blanco’. Los personajes son interesantes: Jake Sully, su interés amoroso Neytiri y la doctora Grace, interpretados por Sam Worthington, Zoe Saldana y Sigourney Weaver, y las dos caras de la villanía, el belicoso coronel Quaritch (Stephen Lang) y el ‘empresario’ Parker (Giovanni Ribisi).

8/10
Avatar

2009 | Avatar

Año 2154. El paralítico ex marine Jake Sully es requerido para una expedición al planeta Pandora, en sustitución de su hermano gemelo, muerto fatalmente en un atraco callejero. Su coincidencia genética le convierte en la persona ideal para usar el avatar de su hermano. Un avatar es un cuerpo híbrido de hombre y na’vi –los nativos de Pandora–, desarrollado con la más sofisticada biotecnología, para ser controlado con la mente en un estado semejante a la hibernación. De ese modo los recién llegados al planeta pueden adaptarse a su atmósfera, y tratar amistosamente a los na’vi, que viven en un estado primitivo de perfecta comunión con la naturaleza. Doce años ha estado desaparecido de la ficción cinematográfica James Cameron, desde su lejana coronación como “rey del mundo” con Titanic. La espera ha merecido la pena. Avatar responde a las expectativas de convertirse en muestra ejemplar del ‘cine del futuro’ –un futuro que ya es presente–, absolutamente innovador en el uso de las herramientas de los efectos visuales, con un fotorrealismo nunca visto antes, y de las posibilidades del 3D. Criaturas fantásticas, el desarrollo de los na’vi, el amplio lienzo de la pantalla, robots y naves especiales, todo es prodigioso y parece ‘de verdad’, sin trampa ni cartón, bien acoplado a los movimientos de cámara. Pero además, Cameron, guionista y director, ha prestado atención a la trepidante historia, a la que sabe insuflar aires épicos de gran aventura. Su Aliens, Terminator y Abbyss, más Apocalypto, El nuevo mundo, El Señor de los Anillos, Parque Jurásico, La guerra de las galaxias. Una nueva esperanza, Matrix, Transformers –más seguro que otros títulos que olvidamos– no son simples citas cinéfilas o guiños para iniciados, son referencias para la creación de una trama inteligente y original, que sigue el clásico esquema del viaje del héroe, que inicialmente debe cumplir una misión, infiltrándose entre los na’vi, pero que al final ha de cuestionarse sus acciones y pensar qué es lo correcto. Entre medias hay lugar para una historia romántica que evita los caminos fáciles, y sugerentes planteamientos –dentro de su asumida condición mítica, que quizá alguien ligará exageradamente a la New Age–, sobre la ambición, la ecología, la ciencia y la religión. Evidentemente la llegada de los marines a Pandora evoca las conquistas de lugares primitivos más o menos idílicos –Utopía o el paraíso terrenal, para entendernos–, donde un orden perfecto es trastocado por ‘el hombre blanco’. Los personajes son interesantes: Jake Sully, su interés amoroso Neytiri y la doctora Grace, interpretados por Sam Worthington, Zoe Saldana y Sigourney Weaver, y las dos caras de la villanía, el belicoso coronel Quaritch (Stephen Lang) y el ‘empresario’ Parker (Giovanni Ribisi).

8/10
Las crónicas de Spiderwick

2008 | The Spiderwick Chronicles

Helen se traslada a vivir con sus tres hijos –los gemelos Simon y Jared, y su hermana Mallory– a un caserón heredado de su familia, el clan de los Spiderwick. Se encuentra en un doloroso proceso de separación de su esposo, algo que lleva especialmente mal Jared, un chico despierto e imaginativo que culpa de la situación a la madre; su hermano Simon es más tranquilo, el típico empollón; y Mallory cumple con su papel de hermana mayor algo mandona, además de ser experta en esgrima. Alrededor de los Spiderwick corren extrañas historias; la tía Lucinda está recluida en un manicomio, y poco se sabe del padre de ésta, Arthur, que se dedicaba a investigar criaturas mágicas. Precisamente Jared va a encontrar por casualidad, en un cuarto polvoriento, la obra magna de Arthur: su guía de campo de criaturas mágicas, que se encuentra sellado pues en su interior alberga secretos y encantamientos muy codiciados por Mulgarath, un ogro malvado que con su pandilla de trasgos hará lo que sea por hacerse con el libro. Eso sí, la familia está protegida cuando se encuentra dentro de un círculo que rodea el caserón… aunque tal vez no por mucho tiempo. Simpática película familiar de aventuras de corte fantástico, producida por el matrimonio Frank Marshall-Kathleen Kennedy, que adapta una novela de Tony DiTerlizzi y Holly Black. En el equipo de guionistas destaca el nombre de John Sayles, algo que sin duda es garantía de cohesión en el libreto. Además maneja la cámara alguien que también ha demostrado maña en las historias familiares: Mark Waters, que dirigió muy efectivamente Ponte en mi lugar, y que cuenta con un operador del calibre de Caleb Deschanel, que insufla un increíble realismo a las escenas con criaturas fantásticas, recurriendo por ejemplo al cambio de foco, o en las escenas en que se usa un anteojo mágico. Acierta Waters al utilizar como elemento estructurador del film la idea de que afrontar los problemas del mundo fantástico sirve de perfecto entrenamiento para abordar las dificultades del mundo real, lo que se observa especialmente en el clímax. La imaginativa trama discurre fluidamente, conviviendo los momentos mágicos, muy entretenidos, con los conflictos filiales y fraternales, bien perfilados, e interpretados por un maravilloso reparto, donde destaca el excelente actor infantil Freddie Highmore, desdoblado en los dos hermanos gemelos, de caracteres distintos, bien atrapados. A él se suman una ya adolescente Sarah Bolger (una de las niñas de En América), y un buen plantel de actores reales (Mary-Louise Parker, Joan Plowright, David Strathairn) y de voces para personajes generados por ordenador (en la versión original Nick Nolte y los graciosetes Seth Rogen y Martin Short, para el villano Mulgarath, o las aliadas criaturas Cerdonio y Dedadele).

6/10
El niño con el pijama de rayas

2008 | The Boy in the Striped Pyjamas

Traslación a la pantalla de la homónima novela superventas de John Boyne. Ambientada en los años de la Segunda Guerra Mundial, describe el traslado de Bruno y su familia a una mansión cercana a un campo de concentración, de la que el padre ha sido nombrado comandante. Bruno es un niño de ocho años de poderosa imaginación, que se aburre en casa todo el día, pues su hermana mayor Gretel es un poco tostón, y las demás personas que pululan alrededor son mayores. En tal tesitura capta su atención lo que él cree que es una granja vecina, muy rara eso sí, ya que todos los trabajadores visten un poco convencional pijama de rayas. Ilusionado con ser explorador, y sin que lo sepan sus padres, logra acercarse a la alambrada del campo, donde conoce a un chico de su edad, Shmuel, internado ahí dentro. Ninguno de los dos entiende lo que ocurre, pero entre ambos, y en secreto, surge una amistad.Se trata de una digna adaptación de la obra original, una especie de fábula cruel, cuya principal dificultad era preservar el punto de vista del niño, cuya ingenuidad aguanta el papel, pero que en imágenes podía resultar difícil de aceptar. Además, la sobrevalorada novela resultaba un tanto reiterativa en la acumulación de equívocos. Por todo lo dicho el director y autor del guión adaptado, Mark Herman (Tocando el viento, Little Voice), juega con la idea de que el pequeño protagonista se acerca un poco más al horror de la verdad, que lo que permitía traslucir el libro; también se amplía el protagonismo de la madre, de modo que también una adulta empieza a desembarazarse de su ceguera. El film se sigue con interés, sobre todo a través del niño, estupendo Asa Butterfield. Algo estereotipados se nos antojan el padre y un malvado nazi, o la simpleza con que es retratada la hermana. También falta sutileza al desenlace, muy sobrio en el original, por lo que la impresión en el lector era muy fuerte; aquí se opta por un tratamiento demasiado hollywoodiense, con vibrante montaje paralelo, lluvia, desesperación, el niño por un lado, la familia y los soldados por otro, lo que hace el patético subrayado irónico demasiado evidente.

6/10
La vida ante sus ojos

2007 | The Life Before Her Eyes

Diana es una mujer felizmente casada, con una hija pequeña a la que adora. Pero Diana tiene problemas: le cuesta conciliar el sueño y sufre al recordar escenas del pasado que no querría rememorar, relacionadas con una terrible matanza ocurrida 15 años antes en su instituto. Por aquella época Diana era íntima amiga de Maureen. Ambas tenían un gran corazón, y aunque eran muy diferentes –Diana era rebelde y libertina, mientras que Maureen era más modesta y tradicional– congeniaban a la perfección y pasaban todo el tiempo juntas. Entonces fue cuando un estudiante se presentó en el instituto con una metralleta y asesinó a varios alumnos y profesores... Ahora, cuando se acerca la conmemoración de aquel trágico suceso parece que el mundo de Diana comienza a derrumbarse. La película, un drama con algunos toques de suspense, está estructurada en dos tiempos, que coinciden con las dos etapas vitales de Diana, la joven y la adulta. Mientras conocemos la vida adulta de Diana –profesora de arte y madre sufridora–, el director Vadim Perelman (Casa de arena y niebla) intercala la juventud de la chica y sabe intrigar con los hechos que ocurrieron en el instituto, cuando el alumno asesino se plantó delante de las dos amigas protagonistas, al tiempo que decidía lentamente a cuál de las dos mataba. Ahí parece estar la clave del desequilibrio de Diana... El guión de Emil Stern, basado en la novela homónima de Laura Kasischke, apunta algunas cuestiones interesantes acerca del desconcierto juvenil, del engaño de las relaciones sexuales sin compromiso, del trauma del aborto, del sentido de la vida, de la amistad verdadera, de la fragilidad del corazón, del arrepentimiento y de la búsqueda de la paz –"la conciencia es la voz de Dios", dice acertadamente un personaje– o de la mala influencia de una familia desestructurada. De todas maneras, el film no es para nada redondo pues todo es excesivamente sentimental, la historia de la Diana adulta resulta incluso aburrida e insulsa, con poca entidad (un papel poco agradecido para Uma Thurman), y el desenlace no deja de ser un poco tramposillo. Lo mejor son las interpretaciones de Evan Rachel Wood (Across the Universe), que encarna a la Diana joven, y de la desconocida Eva Amurri, que hace un excelente trabajo como Maureen. Sus conversaciones, sus risas, sus sufrimientos, sus deseos, sus diferencias y su amistad resultan del todo convincentes.

4/10
Apocalypto

2006 | Apocalypto

Apasionante película de Mel Gibson, situada en la época de decadencia de la civilización maya anterior a la llegada de los españoles al nuevo mundo. La historia que se cuenta es sencilla, y si se quiere, hasta convencional. Un pueblo de indígenas vive en relativa tranquilidad, dedicados a la caza y a las ocupaciones del hogar. Entre bromas a veces crueles, el cariño de la familia, y los relatos del clan alrededor del fuego, a cargo de un venerable anciano, transcurre una existencia primitiva que tiene algo de idílico, y que en su narración se diría deudora de Bailando con lobos de Kevin Costner. Pero todo se va al traste con la llegada de un grupo guerrero, que asola la aldea y captura a un puñado de robustos varones, a los que mantiene vivos con propósitos ignotos. Uno de ellos es Garra de Jaguar, que mantiene su esperanza de huir por el recuerdo de su mujer encinta y su pequeño hijo, ocultos en un profundo hoyo del que debe rescatarles. Gibson es un cineasta poderoso, como demostró en el correcto drama El hombre sin rostro, y sobre todo en Braveheart y La Pasión de Cristo, títulos que acreditan a un maestro del cine, aunque algunos se empeñen en acallarlo, por mezquinas razones ideológicas. Aquí entrega un film de acción trepidante, de asombrosa fuerza visual y ritmo increíble, que aprovecha todas las posibilidades que ofrece una cultura misteriosa, la maya, de la que ignoramos tantas cosas, superando así el reto que no supieron afrontar filmes como Rapa Nui. Gibson asimila bien algunas influencias, las hace suyas, desde Acorralado, hasta las aventuras tintinescas de “El templo del sol”, y sabe crear situaciones límites para las que parece que no hay salida, para resolverlas de modo brillante, incluido el sobrecogedor final. Esta historia, pese a su inusitada violencia, innegable pero entendible por la trama y por las tendencias hiperrealistas dominantes en el cine actual, transmite emociones genuinas bien comprensibles por un público universal. Porque al final, Gibson, con el guión bien documentado históricamente, coescrito junto a Farhad Safinia, está hablando de las cuestiones básicas que interesan a una civilización digna de ese nombre, y que siguen siendo de rabiosa actualidad en nuestro mundo globalizado, con elementos esperanzadores, sí, pero también con otros que hablan de decadencia: familia, el valor de la vida humana, la tentación omnipresente de la corrupción, la manipulación de las masas, el afán de venganza y la obcecación, la inclinación religiosa natural del hombre… Y el miedo, el miedo que nos asalta, ante la posibilidad de dilapidar la herencia de este mundo. El talento de Gibson para contar una historia de interés para un público amplio, y que trata los grandes temas que nos ocupan a todos, es, sencillamente, asombroso. Además, sabe sacar todo su jugo a un reparto de completos desconocidos, estupendos en sus respectivos papeles, y lo que es más difícil, dotarlos de sus peculiaridades, de modo que son reconocibles para el espectador, al que afectan sus pequeños y grandes dramas personales.

10/10
Todos los hombres del rey

2006 | All the King’s Men

Adaptación de la novela homónima de Robert Penn Warren de 1946, que ya había sido llevada al cine en 1949 por Robert Rossen en El político con excelentes resultados, entre los que se cuentan el Oscar a la mejor película. Aborda la nueva versión como director y guionista Steven Zaillian, quien ha demostrado poderío, sobre todo en el segundo campo, en títulos como En busca de Bobby Fischer y La lista de Schindler. El film describe el ascenso político de Willie Stark, desde unos primeros tiempos en que es poco menos que un paleto con buenas intenciones de mejorar las cosas, hasta su mandato como gobernador del estado sureño de Luisiana. El punto de vista narrativo, al igual que en el libro, lo aporta Jack Burden, un periodista desprovisto de armas morales, que de cronista político de un diario pasa a convertirse en el hombre que hace gran parte del trabajo sucio a Stark. Un desengaño amoroso parece haber endurecido el corazón de Burden –la amistad con los hermanos Stanton, Adam y Anne, hijos de un antiguo gobernador, se enfrió–, hasta convertirse en cínico observador de los acontecimientos. La novela de Warren es voluminosa y compleja, de modo que hay que apuntar en el haber de Zaillian un guión trazado con tiralíneas, que incluye la mayoría de las subtramas del original. Resulta, por ejemplo, un acierto, conservar el viaje nocturno para visitar al juez Irwin, que vertebra la historia. No obstante se echa en falta algún pasaje –da la impresión de que parte del metraje ha caído al editarse el largo film–, principalmente el accidente del hijo de Stark, en el que Zaillian apuntaba un interesante paralelismo con la figura de Adam. En cualquier caso, queda clara la reflexión acerca de la corrupción política y de la divisa ‘el fin justifica los medios’, tentaciones difíciles de resistir cuando se carece de asideros sólidos a los que agarrarse. El correcto film desprende cierta frialdad, se asemeja a un cuerpo inanimado. Con un excelente diseño de producción, y uno de esos repartos que quitan el hipo, no despierta sin embargo demasiadas emociones. Da la sensación de que la película habría salido ganando con unos actores menos conocidos. Uno ve a Anthony Hopkins, y no puede menos de decirse ‘Ahí está Anthony Hopkins haciendo de juez Irwin’, en vez de pensar ‘Ahí hay un juez teóricamente justo, con algún oscuro secreto en su pasado’. No digamos nada de James Gandolfini, al que uno ve y sólo se le ocurre preguntarse ‘¿Qué hace Tony Soprano por aquí, algún enjuague mafioso, tal vez?’.

6/10
Historia de un secuestro

2005 | The Chumscrubber

Dean es un adolescente sin muchos horizontes vitales que vive en una zona residencial de California. Un día, descubre que Troy, su único amigo, se ha suicidado, y ni su madre parece demasiado preocupada por la noticia. Tres jóvenes delincuentes, que andaban con negocios ilegales con Troy, obligan a Dean a buscar unas drogas que éste ocultó en algún sitio. Debut en el largometraje del canadiense Arie Posin, que obtuvo buenas críticas con este retrato de la juventud marginal, en tono agridulce. Describe a los personajes de un barrio similar al de American Beauty, película que ha servido claramente como modelo para el director. Cuenta con Jamie Bell, protagonista de Billy Elliot (Quiero bailar), un buen actor, que está acompañado por Glenn Close. 

4/10
La leyenda del Zorro

2005 | The Legend Of Zorro

En 1850, California está a punto de separarse de México y convertirse en un nuevo estado de la Unión. Alejandro de la Vega sigue combatiendo la injusticia como El Zorro, el héroe que levanta pasiones entre los ciudadanos. Alejandro está casado desde hace unos años con Elena, y  ambos han sido padres de Joaquín, un niño de diez años. El chaval se queja continuamente de que su padre no está en casa, y de que no sea tan heroico como El Zorro, su ídolo, pues ignora que ambos son la misma persona. Elena también está bastante descontenta porque su marido no se ocupa de los suyos, y le obliga a elegir entre su familia o su identidad secreta. Aunque Alejandro cuelga la capa, pronto surgirán dificultades que le obligarán a luchar una vez más. La culpa es del aristócrata francés Army, que se ha trasladado a California para abrir una bodega, y que fue compañero de clase de Elena. Army corteja a Elena, que acaba separándose de su marido. Desolado, Alejandro trata de recomponer su familia, al tiempo que debe hacer frente a la amenaza de los Caballeros de Aragón, una antigua cofradía secreta que conspira para impedir que California pase a formar parte de la Unión. Siete años después de La máscara del Zorro, el director neozelandés especializado en acción Martin Campbell (Goldeneye, Límite vertical) vuelve a ponerse tras las cámaras en una secuela que recupera a Antonio Banderas y Catherine Zeta-Jones, y que mantiene e incluso supera la frescura del original. Campbell se toma muchas licencias históricas, y se inscribe en la línea del cine de aventuras más clásico, tomando como referencia las películas de Errol Flynn y El signo del Zorro, de Rouben Mamoulian, en la que Tyrone Power interpretaba al personaje creado por Johnston McCulley. De estos modelos, Campbell recupera el tono familiar, la elegancia de la puesta en escena y sobre todo, buenas dosis de humor. Esto permite que el público esté dispuesto a creerse una secuencias de acción tan imposibles como espectaculares, elaboradas con ayuda de sofisticados efectos y especialistas. Antonio Banderas es muy convincente como héroe, pero también logra resultar divertido en las secuencias en las que casi se parodia a sí mismo. Por su parte, Catherine Zeta-Jones demuestra una vez más que es una actriz que brilla con luz propia en cualquier película en que intervenga.  

6/10
Plan de vuelo: Desaparecida

2005 | Flightplan

Kyle Pratt, ingeniera aeronáutica y madre de familia, aún trata de hacerse a la idea de la inesperada muerte de su marido. Ahora le toca viajar a Estados Unidos con Julia, su hija de seis años, en el mismo avión que transporta el féretro del finado, con vistas a organizar el sepelio. A la experiencia de su repentina viudez, se unirá un suceso más traumático si cabe. Tras echar una cabezada en el gran avión de varios pisos, Kyle se despierta y no encuentra a su pequeña. Al principio piensa que ha podido esconderse o estar jugando con otros niños, pero las azafatas dan aviso por megafonía y nadie parece haberla visto. Los pasajeros de al lado no la recuerdan. El capitán y el oficial hacen un esfuerzo porque se registren todos los recovecos del aparato. Kyle, que trabajó en el diseño del avión y que conoce hasta su último rincón, da ideas. Pero es que por lo visto la niña no figura siquiera en la lista de pasajeros. La tripulación y el resto del pasaje empieza a pensar que Kyle sufre alucinaciones. A Jodie Foster parecen gustarle los thrillers de calidad. Aunque la protagonista de El silencio de los corderos se distingue por la diversidad de proyectos que escoge, aquí vuelve a decantarse por un film de suspense muy en la línea de La habitación del pánico. Desde luego, Billy Ray, guionista y director de la interesante El precio de la verdad, no ha podido estar más acertado a la hora de escribir el guión, ayudado por el debutante Peter A. Dowling. La pareja de escritores parte de un punto de partida inquietante, deudor de Alarma en el expreso de Alfred Hitchcock, donde desaparecía una pasajera de un tren. Y sobre todo, se esfuerzan por transmitir la desesperación y angustia de la protagonista, y por hacer sembrar en el espectador la duda de si su cabeza no le estará jugando una mala pasada. Además, logran crear secuencias desconcertantes. Si bien un análisis del guión a posteriori revela alguna inconsistencia, lo cierto es que éstas apenas se notan durante el visionado. Destaca el alto nivel de la interpretación de Foster, acompañada de ilustres secundarios en pequeños papeles. Y también por el trepidante ritmo que imprime a la historia el cineasta Robert Schwentke, un tipo a tener en cuenta pues debuta con fuerza en Hollywood, tras un par de largos en su Alemania natal.

6/10
El nuevo mundo

2005 | The New World

Aproximación nada tópica a la exploración del nuevo mundo por los ingleses. El film arranca en 1607, cuando tres barcos avistan tierra tras una larga navegación atlántica. Les empuja el deseo de prosperar, la promesa que nadie garantiza de que se harán ricos en los lugares recién descubiertos. Pero la creación del asentamiento costero de Jamestown se hace penosa, y hay miedo de tratar con los nativos. Así que encomiendan la tarea al capitán John Smith, como mejor alternativa a la de su muerte en la horca por insubordinación. Cuando se adentra en el interior con sus hombres, son atacados y sólo él sobrevive. Contra pronóstico es aceptado en un poblado, donde aprende a apreciar las costumbres indias, al tiempo que surge el amor por la joven hija del jefe powhatan, la hermosa e inteligente Pocahontas. La promesa incumplida del regreso de la expedición a Inglaterra, y la ayuda prestada a Smith por Pocahontas, traerán consecuencias imprevisibles. Me atrevería a decir que este film tiene en su contra esa cursilada animada de la Disney titulada Pocahontas, el triste precedente de Colin Farrell en una película histórica (!), la olvidable Alejandro Magno, y lo que con mirada superficial –e injusta– podría describirse como un aire a El lago azul. Por favor, prejuicios fuera. Terrence Malick saca a pasear su alma de poeta, y recrea la historia de modo pausado, con extraordinaria delicadeza, y sin caer en extremismos no deseables. Ya sólo la belleza del plano en que los indios admiran las naves recién llegadas, que tendrá su correspondencia ulterior en Inglaterra, cuando Pocahontas descubre una catedral, hablan de que la hermosura de las tierras vírgenes tiene su contrapunto en los logros de la civilización. Ciertamente, la vida de los indios tiene algo de edénico, como de tranquila vida lograda, pero quizá su modo de desenvolverse no sea muy distinto al de los habitantes de la campiña inglesa. En cuanto al contraste de nativos y exploradores, son lógicas las diferencias entre quien buscaba algo mejor y encuentra mil y una penalidades, y quien se conforma con lo que tiene. Eso sí, la crueldad en la batalla es equiparable. Acierta Malick al trenzar la historia de amor y la transición gradual de Pocahontas a los modos occidentales. Un Farrell contenido, una sorprendente y bella Q'Orianka Kilcher que tenía quince años cuando hizo el film, y un reposado Christian Bale, constituyen los tres lados de un triángulo atípico, donde se entienden bien el entusiasmo adolescente transformado por el sufrimiento en amor por esposo e hijo, el abandono por satisfacer los anhelos exploratorios, o el amor redescubierto del bondadoso viudo.

8/10
Troya

2004 | Troy

Trasladar a la pantalla el extensísimo poema griego La Ilíada era una empresa verdaderamente homérica (nunca mejor dicho en este caso), pero Hollywood no conoce límites. Y es que no se trata sólo de su extensión, sino del contenido mitológico y heroico de un poema que ha sido considerado como una de las cimas de la literatura de todos los tiempos. Homero narra en ella la guerra desencadenada en el siglo XII a.C. entre griegos y troyanos, cuando Paris, príncipe de Troya, se lleva consigo a su ciudad fortificada a la bella Helena, esposa de Menelao, rey de Esparta. Las fuerzas griegas comprenden varios reinos (Esparta, Micenas, Tesalia), comandados por el rey de Micenas Agamenón. Pero para derrotar a Príamo, rey de Troya, él sabe que necesita a Aquiles, rey de los Mirmidones, el único guerrero capaz de enfrentarse al temido Héctor, el más valeroso combatiente de la ciudad amurallada. Pero Aquiles detesta la arrogancia de Agamenón… Muy bien podría haberse llamado la película “La cólera de Aquiles”, porque el guión se aleja quizá peligrosamente del terreno mitológico (aquí los dioses no aparecen) para centrarse en las desavenencias entre Aquiles y su jefe. Esto no quita por supuesto para que estén presentes los temás básicos de esta historia épica, tales como la amistad, el amor, el honor y la valentía. El director Wolfgang Petersen ha logrado salir airoso de esta superproducción plagada de extras y rodar vibrantes escenas de lucha cuando entran en acción los nombres ilustres de Áyax, Odiseo (conocido también como Ulises) o Héctor, con algunos planos panorámicos extraordinarios. Brad Pitt se esfuerza por aportar a su personaje la fuerza del mito, aunque quizá le hace un flaco favor su estado perpetuamente iracundo, mientras que Eric Bana encarna con majestuosidad al honorable Héctor.

7/10
Bobby Jones: la carrera de un genio

2004 | Bobby Jones, Stroke Of Genius

Bobby Jones fue un legendario campeón de golf de principios del siglo XX. La cinta recoge su vida desde la infancia, marcada por un carácter débil y enfermizo. A pesar de todo, su afán de superación hizo que llegara a la final del Campeonato Amateur de Estados Unidos de golf con sólo 14 años. A partir de ahí, inició una carrera imparable en la que ganó todos los premios imaginables, mientras estudiaba la carrera de derecho. La cinta apasionará a los aficionados a esta disciplina, explica por qué desaparecieron los amateurs del golf, y supone el siguiente trabajo de Jim Caviezel tras su gran caracterización en La pasión de Cristo.

5/10
Misteriosa obsesión

2004 | The Forgotten

Telly Paretta está volviéndose loca. Su único hijo, Sam, murió hace unos meses en un accidente de avión y ella es incapaz de superar esa pérdida. Además, su matrimonio se desmorona. Pero un tormento añadido se suma a su inmensa tristeza cuando su psiquiatra insiste en que la existencia de su hijo es una creación de su propia mente, fruto de una enfermedad que, si no remite, la llevará a un hospital psiquiátrico. Poco a poco sus ilusiones de un pasado inexistente comienzan a desaparecer de su vida cotidiana. Sin embargo, su obsesión regresará con fuerza cuando entable relación con Ash, un hombre alcohólico que también perdió a su hija en el mismo accidente. Al menos eso es lo que ella sostiene, ya que Ash insiste en que jamás tuvo una hija. Con El buen hijo (1993), el director Joseph Ruben ya demostró que sabía cómo manejar un argumento que unía el drama de sentimientos y el thriller de terror. Ahora vuelve a ofrecer una película intensamente dramática que poco a poco se convierte en una angustiosa e intrigante pesadilla. El modo en que Ruben lo lleva a cabo es sin duda sorprendente y muy efectivo, y algunas escenas –como la de la desaparición de la agente de policía– son un ejemplo sobresaliente de cómo romper la cintura del espectador. Julianne Moore cumple bien con su papel de mujer desesperada y Gary Sinise está tan inquietante como siempre. Al final, por encima de la intriga argumental, la película ofrece una honda reflexión acerca del amor quizá más intenso que existe en el mundo, el de la maternidad.

4/10
Me llaman Radio

2003 | Radio

Historia basada en hechos reales, que transcurre en Carolina del Sur, acerca de un joven negro, retrasado, que colecciona aparatos de radio con fruición. “Radio”, que así le apodan sus amigos, suele mirar con atención los entrenamientos del equipo de fútbol americano del instituto local. En una ocasión los jugadores, todos blancos, le gastan una broma pesada. El entrenador, Harold Jones, se enfurece ante esa crueldad, y les aplica un serio correctivo. Es el comienzo de una entrañable relación entre Jones y el joven, a quien invita a todos los entrenamientos y luego a los partidos, convirtiéndose en miembro inseparable del equipo. Pero en el pueblo, los lugareños empiezan a chismorrear acerca de que la presencia de Radio distrae al entrenador de su principal cometido: lograr victorias. Es éste uno de esos filmes reconfortantes, que recuerda ese viejo lema tan manido de ‘lo importante es participar’. O dicho de otro modo, hay que ocuparse de las personas, de la gente que tenemos alrededor. Ante eso, ganar un partido pasa a un segundo plano. Ed Harris y Cuba Gooding Jr., entrenador y animador, realizan un excelente trabajo interpretativo. En cambio nos apena que no se aproveche mejor la presencia de Debra Winger, una actriz que se hace cara de ver.

5/10
Amar peligrosamente

2003 | Beyond Borders

Años 80. Sarah es una ingenua mujer estadounidense que reside despreocupadamente en Londres con su marido, un hombre adinerado. Un día asiste a un acto benéfico, en el que queda deslumbrada con la intervención de Nick Callahan, un médico involucrado en proyectos humanitarios, que protesta por la escasa atención dedicada a los niños del continente africano. Concienciada del problema, Sarah decide abandonar sus comodidades, y acompañar a Nick a Etiopía, donde descubre las duras condiciones en las que éste tiene que trabajar. A lo largo de los años, Sarah acompañará a Nick en variopintas misiones humanitarias, en Camboya y Chechenia, pero su intensa dedicación da al traste con su matrimonio. El neozelandés Martin Campbell, especialista en películas de acción como El zorro o Límite Vertical, se adentra en el cine de denuncia social. Las imágenes llaman la atención sobre los graves problemas de desnutrición de los habitantes del tercer mundo. Algunas situaciones parecen bastante reales, porque se reclutaron figurantes procedentes de tribus desfavorecidas de Namibia. Los productores afirman que se preocuparon por darles comida y atención sanitaria durante el rodaje. En una apasionada interpretación, Angelina Jolie insuflar vida a un personaje que en manos de otra actriz resultaría increíble. Aunque su visión de los cooperantes es algo artificiosa, se muestran algunos de los retos más importantes a los que han tenido que enfrentarse a lo largo de los 80 y 90. Todo esto compensa sobradamente que la mayoría de personajes sean un poco tópicos, que el guaperas Clive Owen no cuele como médico comprometido y entregado, y que algunas partes de la trama resulten sensibleras, o endebles, como la subtrama conyugal de la protagonista, su increíble y forzado romance con el médico, o que Sarah encuentre un piano con el que poder tocar a Schumann en un poblado etíope sin agua corriente.

4/10
Casa de arena y niebla

2003 | House Of Sand And Fog

Dos personas luchan por mantener la propiedad de una casa. Su legítima propietaria era Kathy Nicolo, a la que su reciente divorcio le ha sumido en una depresión; hasta el punto de no abrir su correspondencia y descuidar el pago de los impuestos. El resultado es que le obligan a desalojar la casa; y puesta a subasta, la compra Massoud Amir Behrani, que ve la oportunidad de ver cumplido, al fin, su “sueño americano”. Antiguo coronel del ejército del Sha de Persia, casado y con dos hijos, este exiliado en EE.UU. ha desempeñado trabajos muy por debajo de su categoría. Ahora, tras casar a su hija, alimenta una esperanza: transformar la vivienda, comprada a precio irrisorio, para venderla por un buen pellizco: así empezará a dar a su familia el estilo de vida que piensa se merecen. Pero el “sueño” está a punto de convertirse en “pesadilla”. Vadim Perelman, que hasta ahora sólo había hecho publicidad, acierta con su debut en el largo. Escoge una desesperanzada novela de Andre Dubus, de trama sencilla y que engancha, a pesar de su tono fatalista; plantea bien la situación; y define con precisión milimétrica a los antagonistas: ella, magnífica composición de Jennifer Connelly, no tiene adónde ir, es una náufraga existencial, cuya única meta en la vida, de pronto, consiste en recuperar su hogar; él, genial y contenido Ben Kingsley, es arrogante y seguro de sí mismo, convencido de su valía, hombre de familia. Somos testigos de los esfuerzos de uno y otro por quedarse con la casa, abogados incluidos: ella se apoya en un oficial de la policía, divorciado como ella, y en el que encuentra, además de un refugio sentimental, armas heterodoxas para salirse con la suya; él en cambio, intenta usar las armas que le ofrece el sistema, como ciudadano americano que es, pero no deja de tropezarse con los prejuicios que despiertan las personas “diferentes”.

6/10
Desapariciones

2003 | The Missing

Maggie ejerce de curandera para ganarse la vida y criar a sus dos hijas, la adolescente Lily y la pequeña Dot. La aparición del padre de Maggie tras 20 años de ausencia, provoca el lógico rechazo, pues abandonó a la familia para irse a vivir con los apaches, en una extraña búsqueda espiritual de sí mismo. Maggie, por ello, no quiere saber nada de él. Pero el secuestro de Lily por Pesh-Chidin, un sinvergüenza que captura jovencitas para venderlas como esclavas en México, obliga a Maggie a aceptar la ayuda de su padre, que conoce todos los trucos indios de rastreo. La búsqueda servirá para recomponer los lazos rotos. Peculiar western de Ron Howard, que ya visitó el género en Un horizonte muy lejano. Explica el director que “no sólo quise hacer una película de género, si no también contar una historia a un nivel humano, que fuera emocionante y con suspense, y fiel al periodo en que se desarrolla.” Con reparto apañado, Cate Blanchett como mujer fuerte y Tommy Lee Jones haciendo el indio, el film transcurre con parsimonia, como si quisiera contagiarnos la espiritualidad india de los chamanes.

4/10
Las cuatro plumas (2002)

2002 | The Four Feathers

Las buenas historias nunca mueren. Por eso al director indio Shekhar Kapur no le ha importado lo más mínimo rodar una versión más de este clásico, cuyo precedente más meritorio data del año 1939 y fue realizado por Zoltan Korda. La novela original de A.E.W. Mason narra las peripecias de un grupo de jóvenes del ejército británico en la época de las colonias, allá por 1898. El oficial Harry Faversham está comprometido con una bella joven y goza de enorme prestigio entre sus amigos. Sin embargo, cuando es requerido para luchar en tierras africanas, Faversham decide abandonar el ejército. Tal decisión no es comprendida por sus allegados: su padre reniega de él y sus mejores amigos le “marcan” con el envío de cuatro plumas blancas, el símbolo de la cobardía. Demostrar que no es un cobarde será una durísima prueba para el joven oficial. El heroísmo del protagonista de este película tiene algo de inmortal, precisamente porque su miedo es auténtico, y la superación de ese temor –y no su carencia– es lo que le hace verdaderamente grande. Como anillo al dedo se ajusta el papel protagonista al actor Heath Ledger (El patriota), el cual logra una esforzada caracterización de los encontrados sentimientos que embargan a su atormentado personaje: pánico, valentía, desesperación, orgullo, amistad… Le acompañan unos correctos Wes Bentley y Kate Hudson. La espectacularidad de las sangrientas batallas y la vibrante música de James Horner hacen el resto para generar la épica que demanda esta trágica y admirable historia de honor que felizmente se resiente a ser olvidada.

6/10
Windtalkers

2002 | Windtalkers

II Guerra Mundial. El ejército americano ha desarrollado un código de radio indescifrable, basado en la lengua de los indios navajos. Los soldados de esta etnia son clave en las operaciones del Pacífico. Hasta el punto de que cada soldado navajo en línea de fuego tiene asignado un compañero, cuya misión es “proteger el código”. Es decir, impedir que los hombres a su cargo caigan en manos de los japoneses. El film cuenta la historia de dos indios y los soldados que les protegen. John Woo añade otra muesca a su etapa americana, compuesta además por Broken Arrow (Alerta nuclear), Cara a cara (1997) y Misión imposible II. El director de Hong Kong filma la guerra. Y describe el choque de culturas entre los nativoamericanos y “el hombre blanco”. Un choque mayor cuando a las diferencias de "background" se añade una razón por la que conviene no estrechar demasiados los lazos de amistad entre protector y protegido: “proteger el código” podría significar quitar la vida al protegido; y quizá se dudaría a la hora de apretar el gatillo. Woo logra un film vibrante, donde plantea la tortura que supone a los protectores su dilema moral. Y presta especial atención a los elementos visuales en las escenas bélicas, perfectas, y a los ralentíes, humo, cruces… su personalísima marca de fábrica. Aunque no faltan los momentos de violencia, obtiene imágenes de subyugante belleza.

6/10
Una mente maravillosa

2001 | A Beautiful Mind

¿Qué no podrá bordar el neozelandés Russell Crowe? Aún se desconoce. Si en su primera nominación al Oscar se comió al carismático Al Pacino con su papel en El dilema, y en su segunda se hizo con la cotizada estatuilla encarnando al hispano Máximo en Gladiator, en la la gala de 2002 volvió a las listas por tercer año consecutivo gracias a su papel en Una mente maravillosa. El Oscar al mejor actor fue a parar a otras manos, pero Crowe fue sin duda pieza esencial del engranaje de esta película, que con 4 Oscar –película, director, actriz secundaria y guión adaptado– se convirtió en la gran triunfadora de la noche. La película es un biopic de John Forbes Nash, un joven prodigio de las matemáticas que en 1948, cuando contaba veintiún años, demostró su maestría en el manejo de los números con su elaboración de la “teoría del juego”, por la cual recibiría en 1994 el Premio Nobel de Economía. Sin embargo, un genio es un genio, y todos sabemos el mal endémico que suele acompañarles: la excentricidad. Desde sus tiempos de Princeton, Nash (Russell Crowe) se revela como un tipo huraño, sin apenas amigos, muy metido en el mundo imaginario de los problemas matemáticos. Esto no impide que logre un trabajo de prestigio en el Instituto de Tecnología de Massachussets, donde conoce a Alicia (Jennifer Connelly), quien se convierte en su esposa. Pero la vida de Nash se trastoca cuando es requerido por un tal William Parcher (Ed Harris) para descifrar mensajes en clave para un proyecto de alto secreto militar. Es justo cuando su mente comienza a hacer aguas y se le diagnostica un terrible estado de esquizofrenia. La película es una adaptación de la biografía “Una mente prodigiosa”, escrita por Sylvia Nasar y galardonada con el National Book Critics Circle de EE.UU. Ron Howard, eficaz artesano de historias populares (Willow, Apolo 13) se muestra muy solvente para trasladar a la pantalla el oscarizado guión de Akiva Goldsman (Tiempo de matar), que aborda con particular empeño los primeros años de Nash en Princeton, la relación con su mejor amigo, Charles (fantástico Paul Bettany), y la primera fase de su enfermedad, coincidente también con su relación secreta con Parcher. Una mente maravillosa es un canto a la fuerza superadora del espíritu humano. Contra viento y marea, Nash luchará por salir de su particular agujero negro gracias a la inconmensurable ayuda de su fiel esposa. Porque, aunque es cierto que hay momentos de drama y de tensión (muy logrado el acoso de Parcher al protagonista), esta película trata por encima de todo del amor, sin lugar a dudas el único poder en el mundo capaz de transformar la mente del ser humano.

7/10
Iris (2001)

2001 | Iris

Recreación de los años en que la escritora Iris Murdoch sufrió el mal de Alzheimer. El guión del film, basado en un libro escrito por su esposo, John Bayley, muestra los contrastes con la época pletórica de Iris, en que dominaba las palabras y jugueteaba alocadamente con su sexualidad, mostrada a través de numerosos flash-backs. Así se procura el tono evocador del amor sincero entre Iris y John. Las interpretaciones son muy buenas, incluida la del oscarizado Jim Broadbent, visto en Moulin Rouge y El diario de Bridget Jones. Puede no ser una intención consciente de Eyre, pero el film, apadrinado por Sydney Pollack y Anthony Minghella, desprende una infinita tristeza: tristeza por unos ancianos sin hijos y con una filosofía vital carente de asideros firmes. El amor que sienten participa de lo divino, dice ella, pero no debe confundirse con Dios. Aunque cite a veces salmos que cantan al Creador, o salte Dios (God) tras la palabra perro (dog), en un test para calibrar la demencia senil.

5/10
Enemigo a las puertas

2001 | Enemy at the Gates

Estamos en 1942, en el cruento marco de la batalla de Estalingrado. Los alemanes están a punto de conseguir la ciudad a orillas del Volga, lo que supondría la victoria definitiva en el frente del Este. Sin embargo, entre los aullidos de los obuses, va a surgir la figura de Vassili Zaitsev (Jude Law), un humilde pastor de los Urales que destacará por su increíble destreza para abatir a cuanto enemigo se le pone a tiro. El camarada Danilov (Joseph Fiennes), encargado de la propaganda y sabedor de lo importante que es tener a un héroe para levantar a las desmoralizadas tropas soviéticas, no dudará en encumbrarlo. Al mismo tiempo que surge la amistad entre ellos, también aparecen las diferencias por el amor de una joven soldado (Rachel Weisz). Del otro lado, el contraataque nazi se centrará ahora en acabar con el héroe ruso. El mayor Koenig (Ed Harris) asumirá la misión, un astuto y peligroso rival que se enfrentará a Vassili en un duelo de francotiradores de proporciones épicas. El director Jean Jacques Annaud relata con pericia una historia intimista dentro del fragor de la batalla, sin desaprovechar los elementos del género bélico, que nos hacen disfrutar de un grandioso espectáculo. Lo hace partiendo de un duelo como eje central, del enfrentamiento entre dos hombres en una guerra silenciosa que saca a la luz contrastes y extremos de aquello que representan sus respectivos bandos. Todo con un sabor agradabilísimo a western clásico. Con inteligencia y maniqueísmo asumido se pone la mira telescópica sobre lo bueno y lo malo, lo justificable y lo atroz. No hay equívocos a la hora de señalar lo absurdo de cualquier guerra o los espurios fines de cualquier signo de propaganda. Desde los polos contrarios de los francotiradores, Annaud tensa la acción dramática e introduce magistralmente, en el continuo acecho, en cada trampa, un suspense que lleva a contener el aire y, más tarde, a respirar a tumba abierta. La emoción impregna todo el film y de ella se revisten el acontecimiento histórico y las vidas entrecruzadas de sus personajes: “Hemos cogido un acontecimiento histórico e intentado comprender lo que ocurrió en el corazón de las personas que lo vivieron”, afirma el director francés. Un terreno propicio donde sacar a flote valores como la amistad y el amor, éste un poco con calzador. Luego está la fabulosa aportación técnica y artística, el equilibrio en el ritmo del film, los planos sobrecogedores y sugerentes (¡qué maravillosos ojos!) y un casting extraordinario en el que Jude Law está a la altura de las circunstancias y Ed Harris, impagable.

6/10
El Grinch

2000 | How The Grinch Stole Christmas

Cuento de Navidad, basado en un personaje muy popular en EE.UU, creado por el Dr. Seuss. La historia es sencilla, y la acompaña a ratos un narrador, que introduce unos ripios graciosos e ingenuos. Los preparativos de celebración de la Navidad en el imaginario pueblo de Villaquién, sirven para ofrecer una razonable critica a la fiebre consumista, que conduce a la gente en fechas navideñas a la compra compulsiva de regalos, montones de regalos. Cindy, una niña, no entiende. ¿En eso consiste la Navidad? ¿En comprar, gastar y tener? Ella piensa que la Navidad debería consistir en buenas acciones como acompañar a quien está sólo. ¿Y quién más solo que el Grinch? ¿Y quién es el Grinch? Pues una criatura verde y peluda, traumatizada por una humillación infantil, que vive aislado del pueblo. Jim Carrey, tras sus trabajos “serios” en El show de Truman y Man on the Moon tiene la oportunidad de resarcirse con un film para el gran público, donde despliega todo su repertorio de muecas y chistes. El Grinch quiere estar en la línea de Pesadilla antes de Navidad, pero con menos poesía y mala leche.

5/10
La tormenta perfecta

2000 | The Perfect Storm

Gloucester es el puerto pesquero más antiguo de EE.UU. Pero en 1991 la población de peces de los Grandes Bancos estaba en franco declive, debido en parte a la pesca de arrastre industrial. Pero algunos pescadores se resistían a dejar su noble oficio, y se adentraban mar adentro en el Atlántico. Lo que no saben el capitán Billy Tyne y sus hombres del Andrea Gail es que está a punto de desencadenarse la llamada “tormenta perfecta”, en la que un huracán está a punto de colisionar con dos frentes increíbles. George Clooney, el protagonista, estuvo tres semanas saliendo en barco para acostumbrarse a su manejo: “Por suerte, no destruí el muelle, que es algo que se pide encarecidamente a cualquier capitán que no haga. Practicamos algo de pesca de altura y pasamos algunas noches en el mar, lo que me dio la oportunidad de apreciar el modo en que se ganan la vida los pescadores.”

5/10
El hombre bicentenario

1999 | Bicentennial Man

Año 2004. Una familia adquiere un robot con idea de que les ayude en las tareas domésticas. A medida que sirve en su hogar, Andrew (que así es bautizado el robot) comienza a desarrollar una sensibilidad que no parece nada normal en una máquina. Es capaz de hacer pequeñas esculturas, y tiene lo que podría llamarse afecto por los distintos miembros de la familia a la que sirve, sobre todo por Pequeña Miss. Esto le hace sentirse confuso, y a medida que pasan los años se le plantean cuestiones como la libertad y la muerte. Adaptación bastante libre de dos relatos de Isaac Asimov. A Chris Columbus le cuesta insuflar un poco de vida a un relato dramático; parece claro que el terreno donde más cómodo se siente es la comedia (Solo en casa, Señora Doubtfire, Nueve meses). Las teclas tradicionales de la ciencia ficción sobre la deshumanización de la sociedad y la posible inteligencia de las máquinas, o las famosas 3 leyes de la robótica, apenas las toca. Uno no pide grandes discursos filosóficos, pero que el hecho de que un robot que es casi una persona se presente, más o menos, como algo incuestionable, de lo que nadie se extraña mucho, exigiría alguna explicación o un poco de asombro. En cualquier caso tiene su punto de interés, sobre todo en su reflexión acerca del envejecimiento de los humanos, que contrasta efectivamente con la eterna juventud del robot.

5/10
La máscara del Zorro

1998 | The Mask of Zorro

¡Ta-chín, ta-chán! Vuelve la gran aventura. Con un héroe como los de antes: ¡Su-per-zo-rro! California, 1821. Gracias a la actuación de un hombre enmascarado, el Zorro (bajo este apelativo se esconde el terrateniente don Diego de la Vega, que no es otro que el excelente actor Anthony Hopkins), los españoles se retiran de California. Ha triunfado la revolución de Santa Ana. Pero antes de la partida Rafael Montero, el comandante del ejército burlado, descubre la identidad del Zorro. Así que provoca la muerte de la esposa de don Diego, mientras éste va a parar a una tétrica mazmorra. Su hija pequeña, Elena, queda al cuidado de Montero, que la cría como si fuera de su propia sangre. Veinte años después Alejandro Murrieta, un simpático ladronzuelo (el inconmensurable Antonio Banderas), se encargará de resucitar la leyenda del Zorro. Es difícil encontrar una peli de aventuras tan entretenida. Ésta posee todo el sabor de un film de Indiana Jones. Hay duelos de espada, tipos enmascarados, mujeres listas y hermosas (Catherine Zeta-Jones), injusticias que resolver, picaresca... ¿Qué más se puede pedir? Encima sirve el film para que el actor español más internacional, el gran Banderas, dé el salto a lo más alto.

6/10
Deep Impact

1998 | Deep Impact

Un joven aficionado a la astronomía descubre con su telescopio la existencia de un enorme cometa que se dirige hacia la Tierra. Aunque las autoridades tratan de evitar que cunda el pánico manteniendo la noticia en secreto, una intrépida periodista descubre la verdad. El presidente de Estados Unidos no tiene más remedio que explicar los hechos: la única esperanza para la humanidad estriba en una misión espacial tripulada, que tratará de romper el meteorito en pedazos más pequeños y desviar su fatal trayectoria. La película se inscrible plenamente en el género catastrofista. Como otros títulos de este tipo, hay un reparto coral (rostros tan conocidos como los de Robert Duvall, Vanessa Redgrave, Morgan Freeman, Maximilian Schell, Elijah Wood...) que sirve para presentar diversos dramas humanos. El film, aunque es en primerísimo término un gran entretenimiento, no deja de plantear al espectador una pregunta inquietante: ¿qué haría si supiera que hoy es el último día de mi vida, que la muerte me está esperando? Esta nueva producción de Spielberg, sin descuidar el argumento, apuesta, como es lógico, por unos vistosos efectos especiales. Estos se hacen sobresalientes en el último tramo de la película, cuando el meteorito se acerca a la Tierra.

6/10
Mi gran amigo Joe

1998 | Mighty Joe Young

La naturaleza salvaje de África. El film describe la increíble relación entre la joven Jill y Joe, un gigantesco gorila. Las madres de ambos murieron a manos de cazadores furtivos. Ello ha creado especiales lazos afectivos, reforzados por la promesa que Jill hizo a su madre de cuidar del animal. Hasta ahora África ha sido un lugar seguro. Pero la presencia cada vez más numerosa de indeseables, junto a la llegada de un joven y experto naturalista, convencen a Jill de que Joe estaría más seguro en un parque natural, en Estados Unidos. No cuenta con que van a reaparecer ciertos cazadores furtivos que… Entretenido film de aventuras con tintes ecologistas. La trama es ágil y abundan los buenos sentimientos. Es reconocible, para bien, la influencia de tantos films de cacerías, e incluso –en el final– del cine de Capra. El film cuenta con buena música de aires africanos. Aunque parte de la película transcurre en África, se rodó en realidad en la isla de Oahu, en Hawai (el mismo marco donde se hizo Parque Jurásico). El gorila Joe, de 4,5 metros de altura, fue hecho con distintas técnicas de efectos especiales: maquetas a distintas escalas y animación por ordenador. Una guapa y joven Charlize Theron es la acérrima defensora y amiga del primate.

6/10
La sombra del diablo

1997 | The Devil's Own

Tom O'Meara es un policía neoyorquino, de origen irlandés, que acoge en su casa a Rory Devaney, un joven irlandés recién emigrado. Pronto surge entre ellos una profunda amistad que se enturbia, sin embargo, cuando Tom descubre que tras la inofensiva apariencia del joven Rory se esconde el terrorista del IRA más buscado en el Reino Unido. Alan J. Pakula dirige este film, que reúne a dos grandes estrellas de la pantalla: el ya veterano Harrison Ford, y Brad Pitt, uno de los más representativos actores de la llamada Generación X. Ambos están magníficos en sus respectivos papeles, y ello pese a que, según las malas lenguas, los dos "divos" no se llevaron excesivamente bien durante el rodaje. Destaca una soberbia fotografía a cargo del excelente Gordon Willis, bien acompañada por la partitura de música celta de James Horner. Ambas se pueden apreciar en la espectacular secuencia inicial que tiene lugar en Irlanda, con la que arranca el film.

5/10
Titanic

1997 | Titanic

Durante meses, el rodaje de Titanic fue el más comentado por la prensa especializada. Y lo que se decía no era bueno: retrasos en el rodaje, supe­ración del presupuesto, discusiones de la productora con el director, una intoxicación alimentaria, algún accidente, condiciones draconianas de trabajo... Y pese a todo, el Titanic no se hundió. Arrasó en taquilla, arrasó en los Oscar, y ahora se dispone a arrasar en el mercado del vídeo. ¿Cuál es el secreto? A posteriori es fácil de­cirlo: el equilibrio de una poderosa historia de amor con la especta­cular recreación del naufragio del barco. Titanic nació de la afición de James Cameron por el submarinismo. El director afirma que al sumergirse donde se hundió el Titanic “aquello me tocó emocionalmente”. Escribió entonces una historia con una idea clara: no sería la típica de catástrofes. Quería una historia de amor inolvidable, del estilo de Doctor Zhivago de David Lean. No era la primera vez que la tragedia del Titanic se recreaba en la pantalla. Existían El hundimiento del Titanic de Jean Negulesco, Oscar al mejor guión, y La última noche del Titanic de Roy Ward Baker, de estilo documental. El film se inicia con un buscador de tesoros en barcos idos a pique, que inicia la exploración submarina más apasionante de su vida en los restos del mítico Titanic. El hallazgo del dibujo de una joven, milagrosamente conservado, le conduce a una anciana centenaria que afirma ser la retratada. Comienza el relato de un recuerdo maravilloso, un amor de juventud no compartido con nadie, que tuvo como marco el malhadado barco que en 1912 se llevó al fondo del mar 1500 personas. El centro de la trama lo constituye el intenso amor entre dos jóvenes: Jack, inmigrante artista y aventurero, y Rose, rica y con perso­nalidad. Por amor ambos sacrifican todo: expectativas sociales e incluso la propia vida. Jack y Rose están encarnados por Leo­nardo DiCaprio y Kate Winslet. El trato desigual de los pasajeros en su salvamento habla de las diferencias de clase, tan marca­das entonces, y no supera­das hoy. Junto a la solidaridad, el amor a los seres queri­dos y la fe para prepararse a morir, está presente el pánico y sus peores efectos. Y persiste el simbolismo del barco con respecto a la tonta vanidad humana: “El relato del hun­dimiento del Titanic –dice Came­ron– es una adver­tencia sobre los peligros del mal uso de la tecnología. Consi­derada en sí misma, no es ni buena ni mala. El problema viene del uso que los seres humanos hacen de ella. Ahora, a las puertas del tercer milenio, hay que tener cui­dado con los nuevos icebergs con los que pueden estrellarse los futuros avances tecnológicos.” El film es un hito del cine monumen­tal, de prodigiosos logros en el apar­tado técnico. Con desbor­dante fuerza visual, Cameron ofrece imágenes poderosas, como las transiciones de presente a pasado a través del casco herrumboso del barco hundido, que se convierte en la flamante nave recién botada. Las escenas del choque del Titanic con el iceberg, con las consiguientes rotura y hundi­miento, son de inusitado realismo. Y el mar, siniestra tumba flotante, deja en el es­pectador una huella indeleble. Cameron buscó autenticidad. Lo que se ve en la panta­lla transmite al espectador la sensación de estar allí, ya sea junto a los restos del naufragio –el director filmó los auténticos restos bajo el mar– o en el viaje inaugural. El detallismo llevó a construir una maqueta de la nave de dimensiones casi idénticas a las originales. Se reprodujeron con fidelidad cubiertas, salas de primera clase, escotillas, escaleras y pasillos... Los efectos visuales contribuyeron al realismo. Para las escenas de mar abierto se usó una maqueta más pequeña que la mencionada; el equipo de efectos introdujo per­sonajes filmados previamente que, multiplicados digitalmente y con el tamaño adecuado, simulaban 2000 personas en cubierta. Aguas del mar, cielo estre­llado y el aliento de los personajes por la gélida temperatura, se crea­ron muchas veces por ordenador y se logró un ensamblaje perfecto, imposible de advertir. Las imáge­nes del barco partiéndose con los viajeros cayendo al mar son asom­brosas. El presu­puesto del film aumentó en un 45%, hasta plantarse en 200 millones de dólares. Cameron hizo el gesto de renunciar a su sueldo como director y a su porcentaje de taquilla: quería ver su film terminado a toda costa. Y llegó el estreno. Las 3 horas y cuarto de duración no hicieron mella en un público, que se rindió ante una historia de dimensiones colosales, con romance incluido. El miedo al fracaso ya es historia. La película, sólo en cine, recaudó más de 1.800 millones de dólares en todo el mundo, 600 de ellos en EE.UU.

7/10
La historia del Spitfire Grill

1996 | The Spitfire Grill

Una joven que acaba de salir de la cárcel desea rehacer su vida. Percy, que así se llama, comienza a trabajar en un pequeño pueblo de Maine, como camarera, en un local llamado Spitfire Grill. Allí hará amistades, pero tendrá que vérselas con la dueña del local, una vieja sola y algo amargada. Su llegada, y la historia que arrastra, provocará reacciones diversas entre sus habitantes. Lee David Zlotoff dirige esta película independiente que fue reconocida por el público en el festival de Sundance. Destaca un correcto guión, una buena dirección de actores y una banda sonora maravillosa a cargo de James Horner (El nombre de la rosa, El informe Pelícano, Braveheart, Titanic). El tono del melodrama recuerda, según algunos, a Tomates verdes fritos. La protagonista algo desconocida Alison Elliott, convence desde el primer momento, y cuenta con la compañía de otros actores de la talla de Ellen Burstyn (Donde reside el amor), Marcia Gay Harden (Mystic River) o Will Patton (El secreto de los Abbott).

6/10
Rescate

1996 | Ransom

Apasionante película protagonizada por el oscarizado actor australiano Mel Gibson (Braveheart). En ese caso da vida a Tom Mullen, un hombre que tiene todo lo que desea. Sin embargo la vida se le viene abajo cuando lo que más quiere, su hijo, es secuestrado. Para recuperarlo ha de acceder a entregar una fuerte suma de dinero; sin embargo, una vez planeado el rescate la operación sale mal. Tom decide entonces jugarse el todo por el todo, y para salvar al chaval, no duda en poner en peligro tanto a su hijo como a su propio matrimonio. Ron Howard es un director que sabe contar historias a la perfección; lo demostró en Willow y en Apolo 13 y ahora vuelve a hacerlo en esta película trepidante y muy humana. Mel Gibson y Rene Russo (Arma letal 3, En la línea de fuego) hacen una interpretaciones sobrias y magníficas, muy bien acompañadas de la banda sonora compuesta por el experto James Horner. Cine de acción de primera categoría.

6/10
Feliz cumpleaños amor mío

1996 | To Gillian on her 37th Birthdate

Si Ghost le gustó, esta película va en la misma línea, ya que el tema es el amor más allá de la muerte y cuenta con un estupendo reparto. David (Peter Gallagher) vive enamorado de Gillian (Michelle Pfeiffer), su esposa, fallecida el día en que celebraba su cumpleaños. Su hija (Claire Danes) hace todo lo que está en su mano para que su padre salga de la desorientación en que le ha sumido la pérdida, pero David no supera el trauma y vive perpetuamente inmerso en su amor por Gillian. Con ella habla, juega y se reúne. Para él, el amor entre los dos siempre será inmortal. Entrañable película sobre el poder transformador del amor. David Gallagher (Mientras dormías) firma uno de sus mejores papeles y Claire Danes (Romeo y Julieta, Los miserables) da muestras de un talento formidable. Junto a ello, la fascinante música de James Horner (Braveheart, Titanic) es todo un regalo para los oídos.

4/10
En honor a la verdad

1996 | Courage Under Fire

Impactante drama sobre el honor y el heroísmo y uno de los primeros que retrataron los impactos de la Guerra del Golfo. Después de destruir accidentalmente uno de sus propios tanques confundiéndolo con un vehículo enemigo, el teniente Nathan Serling (interpretado por Denzel Washington) regresa a su casa. La armada intenta ocultar el incidente para no perjudicar a su reputación y le asigna la arriesgada misión de investigar la extraña y reciente muerte de una piloto de Medevac (interpretada por Meg Ryan) que está a punto de convertirse en la primera mujer en recibir la medalla al honor. Varios testimonios falsos en su contra le obstaculizan en la búsqueda de la verdad cuando Serling intenta ahondar en los misterios que rodean su muerte. Comienza a interrogar a todas las personas que estuvieron cerca de ella, incluso a sus padres. Edward Zwick consigue una cuidadosa mezcla de drama y escenas de acción de altísimo nivel, en esta sabia historia que dosifica la intriga hasta el final, con guión de Patrick Sheane Duncan. Para ello cuenta con dos buenos actores como protagonistas. Meg Ryan (Cuando Harry encontró a Sally, Algo para recordar) se aleja por una vez de las comedias con toque romántico que le han hecho famosa para interpretar un papel más dramático. Denzel Washington se mantiene en su línea habitual de calidad. Junto a ellos, en papeles pequeños, grandes actores como Matt Damon (El indomable Will Hunting) o Lou Diamond Phillips (La bamba). La música es obra del maestro James Horner (Willow).

5/10
Braveheart

1995 | Braveheart

Siguiendo los pasos de Kevin Costner con su Bailando con lobos, Mel Gibson también recreó un drama histórico de más de dos horas de duración, protagonizado y producido por él y con un gran despliegue de medios. Asímismo, se alzó con el oscar a la mejor película en 1995. Tras su magistral debut como realizador con El hombre sin rostro, Gibson se afianzó tras las cámaras con la recreación de la vida de William Wallace, un líder escocés del siglo XIII que encabezó la rebelión contra el rey de Inglaterra Eduardo I. Wallace consiguió la unión de todos los nobles escoceses, por lo que consiguió incluso derrotar al ejército inglés en la batalla de Stirling. Tras el asesinato de su joven esposa por los ingleses, la única motivación de Wallace es la venganza. El filme contiene grandes secuencias, no sólo las relativas a la batalla, que son las más espectaculares -cientos de extras participaron en su elaboración-, sino también en el interior de la trama, de tipo romántico, lírico e incluso humorístico, de todas las cuales el realizador consigue salir con evidente soltura. La recreación que Mel Gibson ofrece de la Edad Media es realista, y da la impresión de ser una época ruda y con evidentes signos de cambio, como la creación de las universidades, por lo que el mensaje, en el fondo, es positivo.

8/10
Jumanji

1995 | Jumanji

Hay una extraña leyenda sobre un juego de mesa. Alan Parrish es un niño normal y corriente, que vive con sus padres en una bonita casa. Un día encuentra un tablero que se despliega para convertirse en un antiguo juego de mesa. De repente, Alan desaparece tras lanzar los dados que ponen en funcionamiento a Jumanji. Sus padres dedican todos sus esfuerzos en la búsqueda de su hijo, pero es inútil. Ha pasado casi un cuarto de siglo, y dos niños acaban de instalarse con su familia en la misma casa que habitó Alan. Curioseando en el desván, encuentran el juego y deciden probarlo. Nada más tirar los dados, comienza de nuevo la aventura. Alan ha pasado todo ese tiempo dentro del juego, luchando por volver a su vida anterior. Pero los peligros que acechan en el mágico y salvaje mundo de Jumanji son numerosos. Una película de aventuras con una acción constante. Tiene un ritmo frenético que cautiva al espectador desde el principio. Los efectos especiales son espectaculares. Parece que los monos y los elefantes que salen del juego están invadiendo la pantalla. La composición musical original es del prestigioso James Horner. Cualquier niño disfrutará de lo lindo con esta película, producida por Steven Spielberg, y basada en un cuento de Chris Van Allsburg.

7/10
Jade

1995 | Jade

Un poderoso magnate de San Francisco acaba de ser cruelmente asesinado, sin que el asesino haya sido capturado. En el lugar donde se produjo el crimen, el ayudante del fiscal y encargado del caso, Corelli, encuentra un pequeño camafeo con la palabra Jade. Encuentran también unas comprometedoras fotos del gobernador Edwards con una joven. Corelli empieza a atar cabos, y descubre que estos hallazgos están relacionados entre sí. El problema es que sus amigos, el matrimonio formado por Matt Gavin, un abogado de prestigio, y Trina, una bella psicóloga sin ningún tipo de inhibición, se ven mezclados en las sospechas. Comienza así una acción en la que no se sabe qué es verdad y qué es falso.  Thriller con un buen paquete de ingredientes de lo más duro del género: sexo, dinero, poder, corrupción, engaño... Caruso, Fiorentino y Palminteri realizan unas interpretaciones convincentes. El guión se deja llevar por la truculencia, pero a pesar de ello mantiene la emoción y la intriga en todo momento.

4/10
Balto, la leyenda del perro esquimal

1995 | Balto

Cuidada producción de dibujos animados de Steven Spielberg tras el éxito de Fievel y el nuevo mundo y En busca del valle encantado. En esta ocasión Spielberg eligió un suceso real como base de la película. Mitad perro esquimal, mitad lobo, Balto se siente fuera de lugar en Alaska, excepto cuando está junto a sus amigos, un ganso, dos cachorros de oso polar y una perra esquimal. Cuando una grave epidemia de difteria se extiende entre los niños del pueblo y todos los caminos están cortados, Balto se interna en el hielo con un trineo para regresar con medicamentos.

5/10
Casper

1995 | Casper

El doctor Harvey es contratado para echar a los fantasmas de una mansión. Acude al lugar con su hija, la pequeña Kat, que acabará haciéndose amiga de Casper, uno de los espectros. Casper no quiere asustar a nadie, al contrario que sus tres temibles tíos, Látigo, Tufo y Gordi, dispuestos a echar a cualquiera que intente entrar en su mansión. Recreación en imagen real de las aventuras delpopular personaje de los dibujos. Entretenimiento familiar con cuidados efectos especiales y golpes de humor, destaca una jovencita Christina Ricci.

6/10
Apolo 13

1995 | Apollo 13

Reconstrucción de la dificultosa misión espacial del Apolo 13, un año después de que el hombre pusiera por primera vez el pie en la Luna. Para los norteamericanos, la misión suponía un viaje rutinario, hasta que escucharon por televisión las palabras, ya históricas: "Houston, tenemos un problema". Los astronautas Jim Lovell (Tom Hanks), Fred Haise (Bill Paxton) y Jack Swigert (Kevin Bacon) luchan por su supervivencia a 205.000 millas de distancia de la Tierra, debido a una avería en su nave. Mientras tanto, en el Control de la Misión, el director de vuelo Gene Kranz (Ed Harris) y el astronauta Ken Mattingly (Gary Sinise), al mando de la tripulación de Tierra, luchan por devolverles sanos y salvos a casa. El realizador Ron Howard (Llamaradas, Willow, Dulce hogar... ¡A veces!) dirigió correctamente al sobresaliente reparto. Lo mejor del filme es un excelente guión, que consigue mantener el suspense hasta el final.

7/10
El guardián de las palabras

1994 | The Pagemaster

Richard Tyler es un niño timorato y aprehensivo. Una tarde se ve sorprendido por una tormenta, y se ve obligado a refugiarse en una biblioteca pública. Allí conoce a un peculiar encargado, que le proporciona una trajeta de socio especial, que le permite adentrarse en un mundo de fantasía que le llevará a conocer a personajes de célebres novelas tales como Moby Dick, Dr. JeKyll y Mr. Hyde, la isla misteriosa, etc... En este maravilloso viaje Richard aprenderá lo que es el valor. Sin duda, influenciada por La Historia Interminable de Michael Ende, El guardián de las palabras es una gran película de fantasía, que mezcla la utilización de personajes reales con dibujos de animación. Richard Tayler es interpretado por el que entonces fuera considerado niño prodigio de Hollywood, Macaulay Culkin (Solo en casa). El film fue doblemente dirigido por Joe Johnston, que se encargó de las escenas de acción real y por Maurice Hunt que actuó como director de las escenas de animación.

4/10
Peligro inminente

1994 | Clear And Present Danger

Jack Ryan (Harrison Ford) es un intrépido y audaz agente de la CIA. James Greer (James Earl Jones) es su superior. Debido a una grave enfermedad, Greer tiene que sejar su cargo, y Ryan le sustituye como director de Inteligencia de la CIA. En su dedicación por perseguir la verdad Ryan se ve envuelto en una oscura investigación acerca del asesinato de un amigo personal del presidente de Estados Unidos, que resulta ser un hombre de negocios que tiene dudosos vínculos con el tráfico de drogas en Colombia. Ryan quiere aclarar el asunto, pero hay gente poderosa a la que no le interesa que se descubra la verdad. Paralelamente a su investigación, la misma CIA envía a Colombia un grupo paramilitar con el fin de tapar las sospechas y acabar por la fuerza con un poderoso cartel de droga colombiano. Un emocionante thriller en el que la inteligente trama se va desvelando poco a poco, manteniendo la intensidad durante la película. Harrison Ford realiza una interpretación muy convincente, al igual que Willem Dafoe en su papel de militar sin escrúpulos. La corrupción y la mentira se enfrentan a la honestidad y el sentido de la justicia, con una acción apasionante. Está basada en el best-seller del especialista Tom Clancy.

6/10
Leyendas de pasión

1994 | Legends of the Fall

Brad Pitt, Aidan Quinn y Henry Thomas interpretan a los hermanos Ludlow que viven junto a su padre, el coronel William (Anthony Hopkins). Tienen un idílico rancho en los bosques de Montana. Están rodeados de una vida salvaje y libre. Pero los problemas surgen cuando aparece la novia del más pequeño de los hermanos -interpretada por Julia Ormond- que va de visita al rancho. Esto situación crea un conflicto entre los hermanos. La Primera Guerra Mundial está a punto de comenzar, y los hermanos no se mantienen al margen. Tristán (Brad Pitt) tiene una valiente actuación en las trincheras, a la vez que no olvida las llanuras de Montana ni a su familia. Un meritorio intento de película épica, que cuenta una historia en la que trata de desentrañar el comportamiento humano, que sigue siendo el mismo con el paso de los siglos. Llaman la atención los nombres de los actores que componen el reparto. La ambientación y los paisajes merecen la pena. El experto James Horner se encarga de ensalzar los momentos emotivos con su composición musical.

6/10
Rex, un dinosaurio en Nueva York

1993 | Were Back! A Dinosaurs Story

Louie y Cecilia son dos niños cuyo máximo deseo es tener buenos amigos. Un día llegan a Nueva York, la ciudad donde viven, cuatro nuevos e inesperados amigos. Se trata de auténticos dinosaurios que harán que los niños vivan la mayor aventura de su vida. Tras el éxito de Fievel y el nuevo mundo, el realizador Steven Spielberg continuó produciendo excelentes filmes de animación, como éste, en el que recupera el tema de los dinosaurios, que tan buenos resultados le dio en En busca del valle encantado. La excelente banda sonora es obra de James Horner (Willow).

4/10
Un lugar muy lejano

1993 | A Far Off Place

Tras un ataque en su casa a manos de unos cazadores furtivos, una valiente niña y su amigo Harry quedan huérfanos y su única forma de huir de los asesinos es atravesando el desierto del Kalahari. Su única esperanza es el coronel Mapani, el único que puede ayudarles. Los adolescentes, Nonnie, una chica blanca criada en África, y Harry, el típico chico de ciudad, emprenderán, en compañía de Xhabbo, un bosquimano amigo de Nonnie, la que será la mayor aventura de su vida. Esta producción de Walt Disney es todo un canto a la aventura, el valor y la amistad muy apropiada para el público juvenil. Destaca la preciosa fotografía de los paisajes africanos así como la música que corre a cargo de James Horner (Titanic, Deep Impact, Love Actually…). Reese Witherspoon, la ganadora del Oscar por En la cuerda floja, realizó aquí uno de sus primeros trabajos donde demostraba su talento. Ethan Embry (The Wonders) le da muy bien la réplica.

6/10
Jack el Oso

1993 | Jack the Bear

Un adolescente no soporta que su padre sea el popular presentador de un programa televisivo de terror, que se emite a altas horas de la madrugada. Ello se une a que la madre y esposa murió hace un año. Sentido film de iniciación a la vida adulta.

4/10
Bopha!

1993 | Bopha!

Micah Mangena (Danny Glover) es un sargento de policía de Sudáfrica que apoya sin condiciones al poder establecido, a pesar de que prive de sus derechos a las personas que, como él, son de color. La sociedad negra lleva mucho tiempo aguantando las injusticias de los gobernantes blancos, y en cualquier momento puede estallar su ira. En 1980 se inician unas violentas luchas, en las que toma parte el propio hijo de Micah. Ante este dilema, Micah deberá replantearse el sentido de su obediencia a un gobierno que establece el apartheid. El estupendo actor Morgan Freeman se pasa a las labores de dirección en esta película reivindicativa. A la vez que une intensa y dramática historia, cuenta unos sucesos reales, que son los que tuvieron lugar en Sudáfrica a partir de 1980.

5/10
En busca de Bobby Fischer

1993 | Searching For Bobby Fischer

Josh Waitzkin es un niño de siete años, superdotado para el ajedrez. Podría tratarse del nuevo Bobby Fischer, que fue insólito campeón en 1972. Josh es un chico normal, y le gusta jugar con los chavales de su edad. Pero su padre, periodista deportivo, se toma muy en serio el don de su hijo. Y el chico pasa de jugar con 'frikis' en el parque, a tener un profesor particular, el superexperto Pandolfini, que le pondrá el listón demasiado alto. Un film emocionante y tierno, que merece la pena en todos los sentidos. A través de la inocente mirada de un niño, el film describe la presión de sus padres y profesores para que dé lo máximo de sí mismo, y plantea además los límites de la infancia y el choque frontal del mundo de juegos de ésta, con el competitivo mundo de los adultos. Muy bien narrada, con brillantes interpretaciones y un ritmo que mantiene la tensión sin forzar al espectador. Destaca el tono épico y las virtudes del crío protagonista. 

7/10
El bosque de colores

1993 | Once Upon A Forest

Edgar, el topo, Abigail, el ratón de bosque y Russell, el erizo, son tres de los habitantes de un lugar mágico llamado El Bosque de Colores. Un día, su vida se vuelve trágica cuando descubren que un vertido de residuos químicos ha destruido su hogar, mientras que su mejor amiga, Michelle, está gravemente enferma por los efectos tóxicos. Los tres amigos intentan remediar el grave problema, por lo que piden consejo a su profesor Cornelius, quien les enviará en busca del remedio que necesita para devolver al bosque su aspecto original. Para encontrarlo, deberán iniciar una trepidante aventura llena de peligros que les llevará a lugares lejanos. Gracias a sus acciones y a su sabiduría, el bosque volverá a su esplendor original.  William Hanna es un nombre mítico de la industria de la animación norteamericana, y permanece unido a otro de los grandes, Joseph Barbera. Juntos obtuvieron el mayor éxito de la animación televisiva, Los Picapiedra, y a partir de ese momento crearon personajes entrañables como El oso Yogui, Scooby Doo o Maguila Gorila. El bosque de colores es uno de los últimos trabajos de Hanna, y para él ha contado con el prestigioso profesional Charles Grosvenor al frente de un amplio equipo de animadores, lo que se refleja en la alta calidad de la animación. Esta divertida historia está basada en unos populares cuentos infantiles del escritor Rae Lambert, a partir de los cuales desarrollaron el guion Mark Young y Kelly Ward.

4/10
Rebeldes del Swing

1993 | Swing Kids

Es ésta una película que pone a la libertad como valor insoslayable de la vida humana. Alemania, 1939. El dictador Hitler abandera un aparato gubernamental que pretende agrupar la mentalidad de todos los ciudadanos hacia su personal ideología criminal denomidada nacionalsocialismo. Pero un grupo de jóvenes encuentra en la música americana el medio de proclamar su individualidad y libertad ante la cosificación ideada por Hitler. Se hacen llamar "los rebeldes del Swing" y llevan sombrero hongo, paraguas y pelo largo. Pero lo que empieza como una inocente rebelión juvenil se acaba convirtiendo en una peligrosa rebeldía política contra los poderes establecidos. Muy bien interpretada por unos estupendos Robert Sean Leonard (El Club de los Poetas Muertos) y Christian Bale (El imperio del sol), la película constituye un entretenido y dramático canto a la libertad individual.

6/10
El secreto de Sally

1993 | House of Cards

Sally es una niña que entra en crisis cuando su padre muere inesperadamente en una excavación arqueológica. Su madre, asustada, la lleva a ver a Jake, un experto en autismo infantil. Pero los métodos de este no funcionan Ruth, la madre de Sally, probará todo con tal de entender a su niña. Un buen dúo protagonista para un drama con una historia potente y un desarrollo eficaz.

5/10
El informe Pelícano

1993 | The Pelican Brief

Darby (Julia Roberts) es una joven e inteligente estudiante de derecho. Con motivo del reciente asesinato de dos magistrados del Tribunal Supremo americano, realiza un trabajo teórico –el informe pelícano–, en el que vierte una aventurada hipótesis explicativa de los hechos. El informe llega a manos del gobierno, y a partir de entonces comienza a peligrar la vida de todos los que han tenido que ver con él: su contenido parece acercarse bastante a la realidad. Darby entrará en contacto con el periodista Gray Grantham (Denzel Washington) para desvelar la verdad. De nuevo una novela del archipopular John Grisham se convierte en película. En esta ocasión de la mano de Alan J. Pakula, que aúna labores de guionista y director. El responsable de Todos los hombres del presidente retoma algunos de los elementos de este film: escándalo político que salpica a la Casa Blanca, periodismo de investigación... Hasta cita explícitamente el Watergate cuando se especula sobre la posibilidad de que la joven estudiante no existiera y el periodista dispusiera de distintas fuentes de información, idea que también se aplicó al célebre "Garganta profunda". Pakula demuestra que se le da bien componer puzzles, al lograr encajar las distintas piezas de un relato complejo. Ello a pesar de que comienza el film con poca fortuna, acumulando en exceso escenas de suspense sin hilvanar. Es además el momento elegido por el director para transmitir, sin excesiva sutileza, algunas ideas liberaloides: en menos de dos minutos, Pakula ‘adoctrina’ mostrando a un grupo de fanáticos contrarios al aborto; abogando por los derechos homosexuales; y dando por natural la relación sentimental entre una alumna y su profesor. Pero a medida que avanza la película, va ganando en consistencia: acción e información se presentan con coherencia, manteniendo el interés. La relación entre estudiante y periodista funciona perfectamente, y sin duda es el principal motor de la película. El mérito del guión y de los actores es mayor si se tiene en cuenta que apenas existen referencias personales de los personajes; cuando Darby es perseguida no tiene a quién acudir: no se sabe nada de su familia ni de amigos en los que confiar; en cuanto a Gray, pese a sus muchos contactos profesionales, también parece un tipo muy solitario. Por otra parte abundan los personajes secundarios, interesantes aunque se definan con las pinceladas indispensables. Además de ser una intriga política bien construida, el film goza del habitual empaque de producciones de este tipo. La fotografía es impecable, y los escenarios reproducen con eficacia la Casa Blanca o la grandiosa oficina del periódico. A ello se añade la partitura de James Horner, que renuncia a la vistosidad en aras de respaldar la incertidumbre de la trama.

6/10
El hombre sin rostro

1993 | The Man Without a Face

Debut en la dirección del actor Mel Gibson, que también se reserva el papel protagonista. El film adapta una novela de Isabelle Holland, que arranca con los problemas académicos y afectivos de un chaval, Chuck, al que falta la cercanía de un padre. Como Chuck desea ingresar en una academia militar, necesita ayuda extra que no puede proporcionarle la escuela. Y Justin, un hombre amargado por un suceso misterioso que le dejó desfigurado su rostro quemado, y que vive sin compañía en una casa apartada, se convertirá inesperadamente en el maestro que le da valiosas clases particulares, donde no sólo aprende la materia necesaria para el anhelado ingreso, sino que realmente descubre el valor del conocimiento y de la amistad. El enriquecimiento será mutuo, pues también Justin recupera la alegría de vivir con los progresos de su pupilo. Gibson apuntó ya en este título magníficas maneras como cineasta. El actor tuvo la inteligencia de arriesgar en la temática -no estamos ante una historia dulzona y sensiblera-, pero al tiempo se ató a una estructura dramática no muy complicada, esmerándose en la dirección de actores. Destaca el chaval que le da réplica, Nick Stahl.

7/10
Corazón Trueno

1992 | Thunderheart

En Dakota del Sur, Estados Unidos, existe una importante reserva india. Un indio Sioux ha sido allí asesinado en extrañas circunstancias. El ambicioso agente del FBI Raymond Levoi (Val Kilmer), es el encargado de resolver el caso. Entre los motivos de su elección, está su ascendencia india, lo que le puede ser de ayuda en esta misión. Pero Levoi se empeña en ocultar sus orígenes. Según avanza en la investigación, se va introduciendo en su propio pasado. Para ayudarle aparece un policía con métodos personales, interpretado por Sam Shepard. Pero cada vez está más cerca del peligro, y los asesinos le han elegido como su próxima víctima. Un interesante thriller que cuenta con un original planteamiento, al situar un thriller en una reserva india; usa sabiamente un buen número de clichés del género. Producida por la factoría de Robert De Niro. Tiene abundantes momentos de acción, y el ritmo trepidante se mantiene hasta el final. Los momentos emocionantes son enfatizados por la composición musical del siempre eficaz James Horner.

6/10
Falsa seducción

1992 | Unlawful Entry

Karen (Madeleine Stowe) y Michael (Kurt Russell) forman un matrimonio que lleva en común una vida enormemente feliz. Sin embargo, un día sufren un intento de asalto en su propia casa que les deja conmocionados. Acude en su ayuda un oficial de la policía, Pete Davis (Ray Liotta), que en un principio parece una persona encantadora que se muestra muy preocupado por ellos. Comienza a obsesionarse por su seguridad y les proporciona ideas para que no vuelva a sucederles nada tan terrible. Sin embargo, en poco tiempo, Pete Davis comienza a comportarse de forma muy extraña e incluso pretende seducir a Karen, que se muestra confusa. El matrimonio, descubrirá poco a poco que, tras la apariencia sensible del agente se encuentra un psicópata maniático y atormentado, pero muy inteligente que trama un siniestro plan. Durante los años 90 se puso de moda todo un subgénero dentro del thriller que consistía en mostrar el terror de personas muy cotidianas, como la niñera (La mano que mece la cuna), la compañera de piso (Mujer blanca soltera busca) y, en esta ocasión el policía de proximidad. Este último está muy bien interpretado por el polivalente Ray Liotta (Uno de los nuestros, Algo salvaje), capaz de ofrecer las dos caras del mismo personaje. Por su parte, Madeleine Stowe (El último mohicano) y Kurt Russell (Llamaradas) interpretan con convicción al indefenso matrimonio protagonista.

4/10
Juego de patriotas

1992 | Patriot Games

Sin responder a un motivo claro, Jack Ryan (Harrison Ford), su esposa, interpretada por Anne Archer, y su hija pequeña, son víctimas de un atentado. Milagrosamente consiguen salvarse, pero Jack Ryan no consigue elaborar una explicación a esta violencia. La familia Ryan pasa unos días de vacaciones en Inglaterra, que se convertirán en una angustiosa lucha por la supervivencia. A la vez que Jack Ryan trata de poner a salvo a su esposa y a su hija, deberá enfrentarse a los terroristas y a los oscuros motivos de sus acciones. Un thriller apasionante protagonizado por un especialista en situaciones desesperadas, Harrison Ford. Basado en el segundo best-seller del exitoso Tom Clancy, también escritor de La caza del octubre rojo. Una compleja trama que pone a un hombre honrado contra la pared, en una lucha solitaria contra un grupo de terroristas radicales. Emocionante, llena de tensión, y por momentos angustiosa.

6/10
Sneakers (Los fisgones)

1992 | Sneakers

Martin Bishop (Robert Redford) es un veterano profesional que se dedica a probar los sistemas de seguridad de empresas y bancos, utilizando para ello la tecnología más avanzada. Su equipo está formado por individuos que tienen en común un pasado sospechoso. Dos agentes del gobierno les chantajean para obligarles a robar una caja negra, que contiene un buen número de secretos. Sin embargo, poco tiempo después, descubren que no les han contado toda la verdad y que se hayan tras algo mucho más importante de lo que creían. Un reparto de auténtico lujo protagoniza este trepidante filme sobre las nuevas tecnologías. Robert Redford (Dos hombres y un destino, Memorias de África) resulta el perfecto jefe del equipo, formado por nombres como Ben Kingsley (Gandhi, La lista de Schindler) o Dan Aykroyd (Los cazafantasmas, Paseando a Miss Daisy).

6/10
Acción judicial

1991 | Class Action

Un proceso judicial enfrenta a un padre y a su hija como abogados, pues cada uno defiende a una de las partes. Él es un veterano letrado que ha dedicado su vida a la defensa de las libertades civiles, sobre todo a aquellos casos en los que un individuo se encontraba desprotegido frente a una poderosa multinacional o frente al estado. Por contra, ella es una recién licenciada que acaba de ser contratada por un gran bufete de abogados, uno de los más prestigiosos de San Francisco. Michael Apted es un reputado realizador de títulos como Gorilas en la niebla. En esta ocasión firma un thriller judicial que combina a partes iguales, la intriga sobre el caso que están investigando, con el drama de la relación entre el padre y la hija. El mérito reside no sólo en la imaginativa puesta en escena, sino también en el guión de Carolyn Shelby, Christopher Ames y Samantha Shad, que sabe dosificar con mucha soltura todas las sorpresas y los elementos dramáticos. La música, muy renovadora para un filme de este género, es obra del maestro James Horner, autor de grandes partituras para filmes como Willow. Pero la mayor parte del peso de la cinta recae en los dos protagonistas, probablemente los ideales para encarnar a los personajes que interpretan. El veterano Gene Hackman (Sin perdón) contrasta sus consagradas cualidades interpretativas con la espontaneidad de la joven, pero aun así poseedora de muchas tablas Mary Elizabeth Mastrantonio (Abyss, Robin Hood, príncipe de los ladrones).

6/10
Rocketeer

1991 | Rocketeer

Producción llena de acción, aventuras e impresionantes efectos especiales. Estamos en el Hollywood de los años 30. Cliff Secord (Bill Campbell) es un piloto de aviones que casualmente consigue un extraordinario artefacto ideado por un inventor. Se trata de una especie de mochila metálica que permite al usuario volar por el cielo como si fuera un cohete humano. Sin embargo, un malvado espía (Timothy Dalton) se propone robarla para llevar a cabo sus malévolos planes. El protagonista se verá envuelto en una trama criminal extremadamente peligrosa que le dará la oportunidad de convertirse en héroe. Entretenida película al más puro estilo Hollywood, con personajes de carne y hueso, muy verosímiles y que hace gala de un acertado sentido del humor. Aventuras de las buenas basadas en un cómic, con música del especialista James Horner (Braveheart, Titanic).

6/10
Fievel va al Oeste

1991 | An American Tail: Fievel Goes West

Una familia de ratones deciden mudarse al lejano oeste, donde los ratones no son bien recibidos por los gatos. Sin embargo, Fievel sacará fuerza y coraje para defender su poblado y comportarse como un buen Sherif.

48 horas más

1990 | Another 48 hrs.

Ocho años después de su primera aventura en Límite: 48 horas, los peculiares detectives Jack (Nick Nolte) y Reggie Hammond (Eddie Murphy), vuelven a tener un difícil caso entre manos. Jack ha sido suspendido del servicio por su manera ortodoxa de perseguir a un peligroso criminal. Una oscura conspiración se cierne sobre él, y será condenado a la cárcel si no logra encontrar a un testigo en un plazo de 48 horas. A la vez, descubre que el criminal, llamado Iceman, ha sido contratado para atentar contra Reggie, cuyas curiosas maneras de imponer la justicia también están siendo cuestionadas. El director Walter Hill y su pareja de protagonistas, vuelven a repetir el éxito de Límite: 48 horas con los mismos ingredientes: acción trepidante y buen humor. Una fórmula que aprovecharían Mel Gibson y Danny Glover en la saga Arma letal. Una película trepidante, con un ritmo frenético y espectaculares escenas de persecución. Para pasar un rato entretenido.

4/10
Te amaré hasta que te mate

1990 | I Love you To Death

Cuando descubre las continuas infidelidades de su esposo, el dueño de una pizzería, Rosalee decide asesinarle friamente, para lo que recaba la ayuda de dos individuos. Única incursión del todoterreno Lawrence Kasdan en la comedia, a la que añade numerosos toques de humor negro. De nuevo se pone a las órdenes del cineasta su actor fetiche: Kevin Kline.

4/10
Tiempos de gloria

1989 | Glory

Estamos a principios de los años 60 del siglo XIX, Estados Unidos. La Guerra de Secesión entre los estados del Norte y los del Sur es cada día más sangrienta. Una ley militar prohibía la admisión de soldados de raza negra en el ejército. Pero los hombres de color libres del norte de Estados Unidos, querían ayudar a toda costa a sus hermanos del sur. Para ello, el presidente Lincoln permitió su integración en el ejército, aunque se crearon batallones separados. Esta película narra la historia del primer batallón de esos valientes soldados, y de cómo lucharon para conseguir la libertad de sus hermanos de color. Una excelente película bélica, que consigue un alto grado de emoción. Cuenta con un brillante reparto, en el que destaca un joven Denzel Washington, que ganó el Oscar al mejor actor secundario. Las escenas de batalla son espeluznantes y grandiosas, subrayadas por la notable música de James Horner. Muy recomendable para los aficionados al género.

7/10
Mi padre (1989)

1989 | Dad

Entrañable melodrama sobre la relación entre un viejo divertido pero cascarrabias y su joven hijo que mezcla las risas con las lágrimas. Contiene una magistral actuación de Jack Lemmon, uno de los mejores actores de la historia del cine, que resulta perfecto como el anciano protagonista. Frente a él un correcto Ted Danson, que tras el éxito de la serie Cheers saltó a la gran pantalla con películas como Made in America. El Rey Midas de Hollywood, Steven Spielberg suele producir mayoritariamente productos de ciencia ficción y fantasía, aunque en esta ocasión logró un excelente melodrama.

5/10
Campo de sueños

1989 | Field of Dreams

Al igual que en su anterior comedia, Ellas los prefieren jóvenes, el director Phil Alden Robinson regresa sobre el tema de la inocencia perdida y la búsqueda de la felicidad a través de lo imposible. Está basada en el libro “Shoeless Joe”, de W.P. Kinsella, donde un granjero de Iowa hace crecer en sus tierras un campo de béisbol para que vengan a jugar ocho jugadores fallecidos, que en 1919 fueron objeto de un gran escándalo al perder sus partidos intencionadamente (y cuya trama había dado lugar en 1988 al filme Eight Men Out, de John Sayles). Una comedia repleta de fantasía, imaginación y buenos sentimientos que hizo que la Academia la recompensase con nominaciones como mejor película, director y banda sonora para James Horner.

6/10
Cariño, he encogido a los niños

1989 | Honey, I Shrunk The Kids

Divertida película familiar de la Walt Disney sobre un despistado científico que reduce a un tamaño casi microscópico a sus dos hijos y a los dos hijos del vecino. Convertidos en seres minúsculos, caen al jardín cuando el científico limpia la casa. Allí, la hierba parece una espesa jungla y una gota de agua parece una inundación. Intentar no ser aplastados será toda una aventura. La factura técnica resulta correcta, el ritmo es ágil y el actor Rick Moranis (protagonista de comedias como Los Cazafantasmas) lleva a cabo una divertida interpretación. Los efectos especiales fueron muy espectaculares en su época.

5/10
Recuerdos de guerra

1989 | In Country

Samantha, una adolescente, no llegó a conocer a su padre, que murió en la guerra de Vietnam. Y los veteranos, como su tío, no hablan mucho, prefieren pasar página. Ella promoverá iniciativas como un baile para honrar a los veteranos. Aunque irregular, la cinta de Norman Jewison es un sentido homenaje a los soldados que sirven a su país, y luego son olvidados injustamente cuando terminan las guerras. Protagoniza Bruce Willis, el tío de la joven "investigadora", encarnada por Emily Lloyd.

5/10
En busca del Valle Encantado (1988)

1988 | The Land Before Time

George Lucas y Steven Spielberg se unen para producir esta impresionante y entrañable película de dibujos animados. Piecito es un pequeño brontosaurio que debido al ataque de un feroz y sanguinario tiranosaurio es separado de su madre. Perdido en medio del bosque sufrirá mil y una peripecias para llegar al lugar donde por fin reencuentra la felicidad. Durante su viaje vivirá aventuras sin fin y conocerá a inmejorables amigos que le ayudarán a sortear los numerosos obstáculos que encuentra a su paso. No es ésta una película de dibujos animados convencional. Rebosa imaginación y las imágenes son de una fuerza considerable. Un guión perfectamente hilvanado y una sugerente música de James Horner (Braveheart, Titanic) se encargan de a hacer de ella un extraordinario entretenimiento de notable calidad.

6/10
Danko: Calor rojo

1988 | Red Heat

El capitán Iván Danko (Arnold Schwarzenegger) es un policía de la antigua Unión Soviética temido por todos. Es fuerte, duro e implacable. Es capaz de coger una piedra ardiendo y hacerla añicos entre sus dedos. Tiene unos músculos de acero y una puntería infalible. Domina a la perfección las más depuradas técnicas de defensa y ataque. Por el contrario, el sargento Art Ridzik (James Belushi) es un tipo desordenado, indisciplinado y bastante pasado de rosca. No confía en absoluto en la técnica ni en las fórmulas clásicas policiales. Lo suyo es romper las reglas. Ambos deben formar un equipo para detener a una peligrosa organización de terroristas soviéticos, que pretende sembrar el terror en Nueva York. Aunque sus caracteres son antagónicos y su forma de actuar es totalmente distinta, les une su profesionalidad y su sentido del humor. Thriller ligero y entretenido sobre dos detectives de culturas diferentes y enfrentadas, que aprovechan la "Perestroika" para hacerse amiguetes. La acción es realmente trepidante y está bien condimentada con momentos de humor, en una mezcla que el cine norteamericano no se cansa de explotar. La banda sonora está compuesta por James Horner, autor de las partituras de Braveheart, Leyendas de pasión o Titanic, entre muchas otras.

5/10
El misterio de la Pirámide de Oro

1988 | Vibes

Dos tipos más bien raritos, una peluquera y un empleado en un museo, tienen poderes psíquicos, por lo que les contrata un personaje que busca teóricamente a su hijo desaparecido, aunque en realidad va tras un tesoro oculto en los Andes. A pesar de contar con los expertos en comedia Lowell Ganz y Babaloo Mandel, esta peli de aventuras algo extrafalaria no tiene demasiada gracia.

3/10
Willow

1988 | Willow

Deliciosa película de aventuras fantástica, con monstruos, enanos, dragones, buenos y malvados. Ideal para ver en familia. Val Kilmer borda el papel de aventurero vividor pero con buen corazón. Pese a que los efectos especiales han perdido mucho con el tiempo, el guión –basado en una historia original ideada por George Lucas– sigue siendo entretenidísimo. La épica música de James Horner es excelente y la dirección de Ron Howard no da respiro.

6/10
Cocoon: el retorno

1988 | Cocoon: The Return

Cinco ancianos que habían acompañado a visitantes extraterrestres a su planeta, regresan a la Tierra para reencontrarse con amigos y familiares. Secuela del entrañable film fantástico de Ron Howard.

3/10
Nuestros maravillosos aliados

1987 | Batteries Not Included

Original y entrañable película de ciencia ficción. Un desalmado agente de seguros decide arramblar con una deteriorada comunidad de vecinos para poder deshacerse de los últimos cinco inquilinos del inmueble. Los pobres dueños se encuentran casi en la calle y sólo un milagro podrá salvarlos del desastre. Sin embargo, una noche, unas extrañas criaturas venidas del espacio se introducen por las ventanas y comienzan a cambiar el estado de las cosas gracias a sus maravillosos poderes mágicos. La película narra lo que significa para la vida de un anciano matrimonio, interpretado por Hume Cronyn y Jessica Tandy (Paseando a Miss Daisy), la venida de estos fantásticos seres galácticos. Con unos inmejorables efectos especiales, esta película da un nuevo giro en el cine de ciencia ficción al dar a la personalidad de los extraterrestres una gran dosis de ternura y humanidad.

6/10
Fievel y el nuevo mundo

1986 | An American Tail

Primera película de dibujos animados producida por el Rey Midas de Hollywood, Steven Spielberg y dirigida por Don Bluth (Anastasia). La calidad de la animación es excepcional, mientras que la banda sonora de James Horner es inolvidable. Acosados por los malvados gatos, la familia del ratoncito Fievel tiene que emigrar desde Rusia hasta Estados Unidos para comenzar una nueva vida. Sin embargo, la tragedia cae sobre la familia cuando el pequeño Fievel cae al mar durante la travesía, aunque logra alcanzar la orilla del Puerto de Nueva York. Ayudado por nuevos amigos, el joven intentará volver a reunirse con los suyos.

4/10
El nombre de la rosa

1986 | Der Name Der Rose

Año 1327. En compañía de un joven e inexperto novicio, el monje Guillermo de Baskerville investiga una serie de muertes intrigantes acaecidas en una abadía Benedictina del norte de Italia. Aunque todo parece indicar que las muertes están ligadas a una de las profecias del Apocalipsis, Baskerville está convencido de que la clave del misterio se halla en la custodiada biblioteca del monasterio. Adaptación a la pantalla de la célebre novela de Umberto Eco. Tiene el atractivo de presentar una trama detectivesca en un monasterio del medievo, pero ofrece un dibujo oscurantista de la época, en que los frailes parecen, en su totalidad, gente deforme y degenerada. Destaca el trabajo de un estupendo Sean Connery, a modo de Sherlock Holmes con hábito, bien respaldado por el entonces prometedor Christian Slater, que sería el equivalente al doctor Watson.

6/10
Aliens, el regreso

1986 | Aliens

Una de las más dignas secuelas de los últimos tiempos, en la que James Cameron (Terminator) supo continuar la trama de la clásica Alien, el octavo pasajero, dirigida por Ridley Scott. Como tenía ante sí una ardua tarea, Cameron decidió cambiar de registro, y en lugar de tirar por una línea presidida por el terror, como en la primera parte, se decantó por la acción, con lo que consiguió una segunda parte completamente diferente y, además, se libró de las posibles críticas por no haber conseguido la tensión de su predecesora. Sigourney Weaver vuelve a realizar una correcta actuación como la Teniente Helen Ripley, tanto es así que tuvo que pasar mucho tiempo para que se librase del encasillamiento al que se vio arrastrada por esta saga. Junto a ella el actor fetiche de Cameron, Michael Biehn, protagonista de varios de sus títulos más significativos: Terminator y Abyss. La acción comienza años después de la primera parte, cuando Ripley es recogida y llevada a la Tierra. Allí intenta advertir a las autoridades de que su nave recogió a un peligroso ser alienígena en un planeta. En un principio no le hacen caso, pero después se pierde el contacto con los colonos que habitaban allí, por lo que es enviada una expedición de marines. Ripley es la única que conoce a los aliens, por lo que se ofrece para acompañar al grupo.

7/10
Cuando el rio baja negro

1986 | Where the River Runs Black

Commando

1985 | Commando

John Matrix es el antiguo jefe de un comando de operaciones especiales que en la actualidad vive retirado con otra identidad. Sin embargo, unos terroristas secuestran a su pequeña hija Jenny, por lo que Matrix se ve obligado a tomar las armas de nuevo. Todo un ejército de asesinos se interpone entre él y su hija pero, sin embargo, él roba todo un arsenal de un supermercado de armas para combatirles. En su camino será ayudado por una joven periodista, con la que surge una relación sentimental. Una de las primeras muestras del estilo con el que se haría famoso el productor Joel Silver, una mezcla entre escenas de acción y humorísticas intersecciones que desembocaron en el éxito de películas como Arma letal o Jungla de cristal, esta última con un inteligente guión de Steven E. De Souza, guionista que comenzó a desarrollar su estilo con este filme y que poco después debutaría como director con Street Fighter. Silver intentó con este filme rentabilizar el enorme éxito del filme Rambo, con Sylvester Stallone, utilizando al único héroe de acción que podía hacer sombra al popular italoamericano, Arnold Schwarzenegger, quien poco a poco se convirtió en el rey del género. El resultado es sucesión de espectaculares escenas de acción que superó con mucho al modelo que pretendía imitar.

4/10
Alamo Jobe

1985 | Alamo Jobe | Serie TV

Los defensores de El Álamo libran una encarnizada batalla contra los mexicanos comandados por Santa Ana. Jobe es un adolescente que permanece al lado de los valientes David Crockett y el coronel Travis. Éste, herido, le entrega un mensaje para hacer llegar a un general. Pero se produce un extraño fenómeno, el cruce de dos planos temporales. Turistas de hoy pululan por el fuerte, y en el exterior Jobe se encuentra el San Antonio de nuestros días, con grandes edificios y automóviles. Pese a todo, él se empeñará en cumplir su misión.Entretenido "cuento asombroso" servido con eficacia por Michael D. Moore, cineasta forjado en los estudios Disney, y que dirigió varios episodios de las series televisivas Hondo y Bonanza. No faltan los típicos golpes anacrónicos, a partir de un argumento ideado por Steven Spielberg.

6/10
Voluntarios

1985 | Volunteers

Lawrence, joven que debe una enorme cantidad de dinero, decide escapar al sudeste asiático con los miembros de una ONG. Deberá ayudarles a construir un puente para los aldeanos. Tras el éxito de 1, 2, 3 Splash, Tom Hanks volvió a unirse a John Candy en otra comedia, un tanto menos interesante, pero llena de momentos divertidos.

4/10
Cocoon

1985 | Cocoon

Los ancianos que viven en un balneario de la Costa de Florida encuentran unas extrañas conchas gigantes al lado de la piscina de un hotel donde suelen ir a nadar, pues está abandonado. Tras bañarse, descubren que sus cuerpos han comenzado a rejuvenecer de forma inexplicable. Enseguida se lo cuentan a sus compañeros de residencia, por lo que todos acaban yendo a la piscina. Unos días después, llegan al lugar unos extraños turistas que, aunque parecen humanos, son alienígenas. Filme fantástico con un tono amable, que recuerda a la filmografía de Steven Spielberg. Ron Howard (Apolo 13) imita de forma correcta el estilo, el tipo de argumento y el look de las películas del creador de E.T., el extraterrestre,  y consigue unas excelentes actuaciones, en especial de la veterana Jessica Tandy (Paseando a Miss Daisy, Tomates verdes fritos). Además, consigue mantener la tensión hasta el final. Contó con los efectos especiales de la Industrial Light and Magic, la compañía de George Lucas y con la música de un excelente compositor, James Horner (Willow).

5/10
The Stone Boy

1984 | The Stone Boy

Durante una familiar jornada de caza, un chaval mata accidentalmente a su hermano adolescente. Como es de imaginar, la trama afectará profundamente a todo el clan, es duro pasar página, sobreponerse a tan terrible tragedia.Dirigida por Christopher Cain, que cuatro años después entregaría Arma joven, el film se sigue con interés, y es de los que invita a derramar abundantes lágrimas. En el reparto se dejan ver Robert Duvall y Glenn Close, como los padres de la víctima y del homicida involuntario.

5/10
Star Trek III: En busca de Spock

1984 | Star Trek III: The Searcha for Spock

Objetivo de la Enterprise: salvar del desastre al planeta Génesis. La victoria del almirante Kirk sobre el villano Khan y la creación del planeta Génesis podrían no haber servido para nada. Pues Spock ha muerto y McCoy parece haber perdido la cabeza. Pero la visita de Sarek, padre de Spock, revela algo alucinante: McCoy alberga en su cuerpo la esencia vital de Spock. En esta tercera entrega de la saga Leonard Nimoy, el actor que encarna al inolvidable Spock, ejerce funciones de director.

5/10
Testamento final

1983 | Testament

Scottie y Mary, los niños de una familia estadounidense, son los más afectados por la radiación tras la guerra nuclear que acaba de acontecer. Además, la familia ha perdido la comunicación con el mundo exterior. Catastrofista cinta dirigida por Lynne Littman donde Jane Alexander fue nominada al Oscar como mejor actriz. Destaca la música de James Horner (Apolo 13, Titanic), así como la presencia del joven Lukas Haas, que debutaba en el cine.

4/10
Más allá del valor

1983 | Uncommon valour

El coronel Jason Rhodes (Gene Hackman) vive atormentado por la terrible obsesión de su hijo, desaparecido en combate durante la guerra del Vietnam. Han pasado más de diez años desde que terminara el conflicto, pero Rhodes no desespera en su creencia de encontrar con vida a su hijo. No cree en la versión oficial, y ha decidido actuar por su cuenta, cuando el Gobierno de su país le niega información sobre los soldados que aún quedan presos en Vietnam. Consigue la financiación de un poderoso magnate del petróleo en busca de aventuras, interpretado por Robert Stack, y forma un valiente equipo de infantes de marina, antiguos compañeros de su hijo. Este equipo se adentra en la peligrosa selva vietnamita, tras varias semanas de duro entrenamiento. Allí descubrirán de nuevo los horrores de la guerra. Una interesante película sobre el manido argumento de la búsqueda de prisioneros norteamericanos en Vietnam. Hackman pone una tremenda fuerza a su personaje, y consigue dotar de credibilidad a la película, que se sostiene porque no se centra en la simple acción. Espectaculares escenas bélicas y mucha tensión.

4/10
La sombra del actor

1983 | The Dresser

Peter Yates narra con talento la relación entre el líder en decadencia de una compañía teatral y su asistente, en la Inglaterra de la II Guerra Mundial. Gran trabajo de Albert Finney, con el que obtuvo una nominación a los Oscar. Por su parte, película, director y guión, también estuvieron a las puertas de ganar la preciada estatuilla.

6/10
Gorky Park

1983 | Gorky Park

Triple homicidio en Moscú. Un inspector con la cara de William Hurt investiga, pero los obstáculos le convencen de que las autoridades no desean resolver el caso. Buena intriga de la mono de Michael Apted (Gorilas en la niebla).

6/10
Proyecto Brainstorm

1983 | Brainstorm

El doctor Michael Brace y la doctora Lillian Reynolds lideran un equipo científico que ha desarrollado un impresionante aparato de realidad virtual. Las posibilidades de aplicación son impresionantes: puede servir para el aprendizaje ultrarrápido de idiomas, como terapia familiar -gracias al aparatito y a la evocación de recuerdos Michael endereza su deteriorado matrimonio-, para pilotar... Pero claro, también puede usarse con fines turbios, ya sea el estímulo sexual onanista, o, proyectos militares más que dudosos. Y en efecto, Michael se va a enterar de que el ejército ha accedido a su investigación a través del llamado Proyecto Brainstorm.Entretenida película de ciencia ficción que, como ocurre con tantos avances de la ciencia, piénsese en la energía nuclear, advierte del uso y abuso de los mismos, al final la clave está en el sentido moral con que se buscan aplicaciones prácticas. Se trata del primer argumento de Bruce Joel Rubin llevado a la pantalla, y ya anticipa su interés por las cuestiones científicas y por el más allá, tema éste que desplegaría en Ghost y Mi vida. Y dirige la cinta el mítico Douglas Trumbull, que aunque abordó la dirección en varias ocasiones, es conocido sobre todo por su faceta de creador de efectos especiales en títulos míticos como 2001: una odisea del espacio, Encuentros en la tercera fase y Blade Runner. Seguramente no es casual que uno de los personajes del film se llama Hal, un guiño a 2001. Aunque el resultado es un tanto irregular, hay buenas ideas como la de usar dos anchos de pantalla, uno de los cuales, el más ancho, simula las grabaciones registrada del cerebro, y tiene cierto dinamismo la “invasión” del laboratorio desde la distancia a través de un ordenador y una línea telefónica; hay que tener en cuenta que esta idea se presenta en 1983, cuando internet todavía no era la red de redes que abarca y conecta todo el planeta. El film opta por un reparto madurito y resultón, con Christopher Walken, Natalie Wood y Louise Fletcher en los principales papeles.

5/10
El carnaval de las tinieblas

1983 | Something Wicked This Way Comes

Adaptación de la novela homónima de Ray Bradbury, a cargo del mismo autor, y bajo la batuta de Jack Clayton. El director ya había explorado parcialmente el mundo de la infancia en ¡Suspense!, basada en ‘Otra vuelta de tuerca’, el célebre relato fantasmagórico de Henry James, además de producir el Moby Dick de John Huston, cuyo guión, basado en Herman Melville, firmó Bradbury. Única novela larga del famoso escritor de ciencia ficción, su título alude a una frase del 'Macbeth' de Shakespeare, y su origen se remontaba al relato ‘Black Ferris’, de 1948. Bradbury firmó el guión, desechando uno previo del mismísimo Stephen King. La película narra la llegada a un pueblo, en los años 30, de una siniestra feria de atracciones que promete hacer realidad los anhelos más ocultos de los lugareños: el guión decía hablar de “las terribles necesidades del corazón humano”, y producida por Disney, la película entroncaba con los tramos más oscuros de Blancanieves y los siete enanitos y Pinocho. Dos niños, amigos íntimos, padecían problemas en sus respectivas familias: uno por la ausencia paterna, otro por un padre casi sexagenario, con el que no acababa de conectar. Con correrías no muy diferentes a las que vivió el propio Bradbury en su infancia, y que narró en El vino del estío, situaba su historia con un sentido tono nostálgico en el Illinois de los años 50, en el mes de octubre, una época de colores otoñales bien atrapados por la cámara de Stephen H. Burum. Se trataba de una historia con niños pero con cierto tono adulto, que parece entroncar, en parte, con filmes como Cuenta conmigo, La fuerza de la ilusión, Matar a un ruiseñor e, incluso, E.T., el extraterrestre. Y los pasajes en una biblioteca recuerdan en amor de Bradbury por los libros, manifestado en Fahrenheit 451, que vaticinaba un futuro poco halagüeño donde los libros estaban proscritos. El rodaje padeció algunos contratiempos, pese a lo cual, con el paso del tiempo, se ha convertido en título de culto, y eso que el resultado final irregular es evidente. La tibia acogida en pases previos condujo a efectuar cambios, y los efectos especiales en 1983 no estaban aún maduros. Disney, volcada en la producción de Tron, sólo permitió el trabajo del especialista Lee Dyer una vez terminado ese film. Además, se cambió la partitura original de Georges Delerue por una del entonces primerizo James Horner. Jack Clayton describió la experiencia con Disney como “una tortura”, en parte por sus problemas de salud, y porque tuvo que rebajar el tono oscuro del film, que aun así era notable tras las modificaciones.

5/10
Krull

1983 | Krull

Unos extraños seres extraterrestres invaden un antiguo reino destruyendo todo a su paso y secuestrando a la bellísima Lyssa. Su marido, el valeroso príncipe Colwyn, junto a otros sobrevivientes del ataque, emprenderá una misión para rescatar a la damisela de las garras de las malvadas fuerzas alienígenas. Película del director británico Peter Yates (Bullitt), mezcla un escenario fantástico con criaturas mitológicas y elementos de ciencia ficción como pistolas laser y seres espaciales. Es un producto ligerito pero entretenido, más o menos original dentro de "boom" de películas fantásticas de los años 80.

5/10
Límite: 48 horas

1982 | 48 hrs.

Eddie Murphy y Nick Nolte dan vida a una pareja de implacables detectives que hacen las cosas a su manera. Murphy es dicharachero y muy aficionado a meterse en líos, de los que a la hora de la verdad sale siempre bien parado. Tiene la seguridad de que su compañero, el serio y responsable Nolte, está cubriéndole las espaldas. Pero esta vez han topado con un complicado caso. Sólo tiene 48 horas para resolverlo. Tendrán que salir airosos de persecuciones, enfrentamientos con tipos armados hasta los dientes, y toda una serie de peligros. Una entretenida película de acción policíaca que se ha convertido en un título clásico del género. La pareja Murphy-Nolte se puso de moda y repitieron en 48 horas más, también bajo la dirección de Walter Hill. La combinación entre la tensión de la acción y el buen humor de los protagonistas es perfecta, a la manera de Danny Glover y Mel Gibson en Arma letal. Una planteamiento original, muy recomendable para pasar un rato entretenido.

4/10
Star Trek II. La ira de Khan

1982 | Star Trek: The Wrath Of Khan

La nave espacial Enterprise, donde viajan los protagonistas de esta serie de televisión de los años 70, llevada con éxito al cine, está en peligro. Durante una misión de entrenamiento, recibe el aviso urgente de que el llamado Proyecto Génesis ha sido robado por el malvado Khan. Se trata de un invento ultrasecreto, que en manos de un desalmado puede causar un daño irreparable. El capitán Kirk y su tripulación, deberán enfrentarse a Khan, y salvar una vez más a la Galaxia. Pero Khan no se anda con chiquitas, y no les va a resultar nada fácil acabar con él. Muy recomendable para los numerosos fans de esta inagotable saga. Aunque con un mínimo aprecio por el género de la ciencia-ficción y por los espectaculares efectos visuales, un rato de entretenimiento está asegurado. El universo de Star Trek resulta muy curioso, y la música de James Horner es brillante.

6/10
The Pursuit of D.B. Cooper

1981 | The Pursuit of D.B. Cooper

Película basada en un espectacular hecho real, el secuestro de un jet por parte del D.B. Cooper del título y su huída lanzándose desde el aparato en paracaídas. La película se centra en el clásico juego del ratón y el gato, donde el ratón Cooper está encarnado por Treat Williams, y el gato polizonte, inasequible al desaliento, por Robert Duvall. La trama es superatractiva, pero desgraciadamente Roger Spottiswoode la sirve con desgana, y el resultado deja insatisfecho.

3/10
La mano

1981 | The Hand

Uno de los filmes más tempranos de Oliver Stone. Cuenta la pesadilla de un dibujante de cómics, que pierde una mano. El miembro amputado comienza a cometer extraños crímenes. Protagoniza el gran Michael Caine.

5/10
Bendición mortal

1981 | Deadly Blessing

Cerca de una comunidad sectaria Amish, que considera la tecnología como inventos demoníacos, vive un grupo de amigas. Martha, una de ellas, se introduce como la joven esposa de uno de los miembros, y cuando éste fallece, el líder de la comunidad divulga la idea de que la chica es el diablo. Poco a poco empezarán a ocurrir terribles y extrañas muertes. Nueva incursión de Craven en el cine de terror, esta vez centrado en una comunidad religiosa. Ernest Borgnine protagoniza la cinta y una joven Sharon Stone tiene su primer papel en el cine.

4/10
Lobos humanos

1981 | Wolfen

Una serie de crímenes sangrientos y despiadados llevan a pensar a un policía de Nueva York que hay un hombre lobo suelto en la ciudad. Un médico forense corrobora su versión al afirmar que las heridas de los cadáveres solo pueden haber sido hechas por animales. Así, los dos empiezan una investigación que se va haciendo más y más oscura.

6/10
Humanoides del abismo

1980 | Humanoids from the Deep

En una pequeña localidad pesquera una especie de monstruos marinos, semejantes a enormes reptiles o anfibios de forma humana, empiezan a sembrar el pánico atacando y matando a múltiples personas. Al parecer su deseo es violar a las mujeres para poder reproducirse. Film de terror ochentero que sigue la moda de la aparición de criaturas asesinas, al estilo de Alien, el octavo pasajero. De fondo se habla de los peligros de la manipulación genética. Por lo demás, hay escenas logradas de sustos y ataques, a menudo unidas a apariciones de jovencitas desnudas y tal y tal. Sin embargo, la puesta en escena es pobre y ha perdido atractivo.

4/10

Últimos tráilers y vídeos