IMG-LOGO

Biografía

José Garcia

José Garcia

54 años

José Garcia

Nació el 17 de Marzo de 1966 en París, Francia
Filmografía
Pequeñas mentiras para estar juntos

2019 | Nous finirons ensemble

Casi diez años después de Pequeñas mentiras sin importancia, el grupo de amigos de antaño vuelve a reunirse, algo que no logran con facilidad. La ocasión de los 60 años de Max parece perfecta, y el resto de la pandilla decide darle una sorpresa y presentarse en su casa en la campiña. No parece una buena idea. Separado de su mujer, y con una nueva relación, se encuentra bastante deprimido, su situación económica no es boyante, y está buscando comprador para la casa, algo que no ha explicado a su ex ni a sus hijos, para quienes tal decisión sería sin duda un berrinche. Max tiene idea de echarlos a todos, pero se ablanda, además Eric, que viene acompañado de un bebé, su hija, y la niñera, anuncia que ha alquilado un casoplón en línea de playa donde lo van a pasar en grande. Y nos vamos poniendo al día acerca de Marie, con un niño, y que echa de menos al hombre de su vida, mientras desatiende los requerimientos de Eric, enamorado de ella. Guillaume Canet insiste en su celebración de la amistad –los amigos están para lo bueno y para lo malo, nunca deberían fallar, y menos en las horas malas–, ahora con un guión coescrito con Rodolphe Lauga, donde se ahonda en la idea de personas que han de hacerse cargo de su edad, aceptar sus limitaciones, dejarse ayudar, sentar la cabeza. De modo que se conjuga lo trágico y lo cómico, los vericuetos sentimentales, la nostalgia por el pasado simbolizada en la casa de Max, y los pequeños dramas que te ponen el corazón en un puño, la aventura de navegación de los hijos. A pesar de su largo metraje, superior a las dos horas, se trata de una película coral que no se hace larga, porque es conscientemente ligera a pesar de tratar los grandes temas de la vida y sus múltiples personajes, aunque podamos considerar a François Cluzet con su Max como protagonista. Está compuesta de pequeñas situaciones bien planteadas e hilvanadas, y con un magnífico reparto, que vuelve a encontrarse muy a gusto dirigido por el también actor –aquí detrás de la cámara– Canet.

6/10
Sin filtro

2019 | Chamboultout

Beatrice celebra con sus amigos cercanos y familiares la publicación de su libro, que relata la historia del accidente de su marido que puso sus vidas patas arriba. Y es que Frederic perdió la vista y ahora no puede evitar decir todo lo que piensa. Aunque sigue siendo el mismo hombre divertido y seductor del que ella se enamoró, también se ha convertido en alguien impredecible, obsesionado con la comida y sin filtros. Por otra parte, el libro, un verdadero himno a la vida, acaba provocando un gran revuelo entre sus seres queridos porque aunque Beatrice cambiara los nombres reales, todos y cada uno de ellos se acaban reconociendo en sus personajes. El grupo de amigos y familiares se tambalea, pero hay ocasiones en las que ciertas tormentas pueden llegar a ser auténticos salvavidas.

Lola y sus hermanos

2018 | Lola et ses frères

Los hermanos Esnard. Lola, abogada que se enamora de uno de sus clientes en proceso de divorcio, es algo así como el imprescindible nexo de unión fraternal, que se plasma en las visitas periódicas a la tumba de sus progenitores. Benoît, el mayor, óptico, se casa por tercera vez, puede que haya encontrado en Sandra a la mujer de su vida. Y Pierre, divorciado a disgusto, con un hijo en la universidad, y bastante desordenado, ha sido despedido de su trabajo de demolición de edificios, le ha tocado cargar con los efectos colaterales del último encargo, y no tiene con quién compartir su frustración. Dirige esta amable comedia francesa con rivetes dramáticos uno de los actores protagonistas, Jean-Paul Rouve, que encarna al hermano mayor. Incide en la idea de la importancia de los lazos familiares, que hay que cultivar, el cariño se da por supuesto, pero hay que esforzarse y saber detectar cuándo un hermano o una hermana necesitan ayudan, un hombro sobre el que poder llorar, y ponerse a tiro, no escurrir el bulto. Tienen encanto las discusiones y reproches, incluso con períodos de cortar relaciones, junto a un amor que acaba siendo incondicional, por un herma o se hace lo que haga falta. Rouve, también coguionista, ha contado con la ayuda del especialista David Foenkinos (La delicadeza, La biblioteca de los libros rechazados) en la elaboración del libreto, lo que se nota en la humanidad de los personajes, y en la capacidad de entrelazar los palos que da la vida –los altibajos y sinsabores provocados por el paro, las dificultades matrimoniales, la desilusión porque los hijos no llegan...– con un tono optimista y esperanzado, incluso con elementos humorísticos que nunca parecen metidos con calzador. Además de Rouve, están bien Ludivine Sagnier, José Garcia, Ramzy Bedia, Pauline Clément y Lola Dubus en sus respectivos papeles.

6/10
Madame Hyde

2017 | Madame Hyde

La profesora Marie Géquil imparte clases de tecnología en un instituto del extrarradio de una innombrada ciudad francesa, cuyos alumnos son principalmente de origen extranjero, especialmente magrebíes. Géquil es apocada, tímida, y su experiencia docente no es buena, ya que es incapaz de imponerse a sus indisciplinados alumnos. Pero un día, durante un experimento en su laboratorio, Géquil sufre una descarga eléctrica y desde ese momento las cosas ya no serán como antes. Rarita película franco-belga escrita y dirigida por el galo Serge Bozon, un cineasta muy personal a la hora de concebir sus historias. Aquí asistimos a las andanzas de su personaje principal, la profesora Marie Géquil (pronúnciese “Jekyll”), alguien que de la noche a la mañana sufre una peculiar transformación interior, lo cual vemos en la relación con su alumnos, sus nuevas ideas, su criminales excursiones nocturnas. Especial interés tendrá su padrinaje sobre Malik, un alumno díscolo que sin embargo irá adentrándose en el terreno de la reflexión a la hora de enfrentarse a problemas matemáticos. El problema de Madame Hyde es que todo resulta demasiado estrafalario y en el fondo nunca sabemos qué quiere contarnos Bozon con esta especie de versión dramático-surrealista de la clásica historia de Jekyll y Hyde creada por Robert Louis Stevenson. Los hechos insólitos se suceden, la atmósfera adquiere tintes de misterio, pero no se llega a ninguna parte. Asimismo el reparto es bueno pero los personajes están muy poco definidos, carecen de gancho, desde la propia protagonista hasta el director de la escuela interpretado por Romain Duris, pasando por el marido de Géquil (José Garcia). Protagoniza la cinta Isabelle Huppert, quien ya trabajó para Bozon en su anterior film, Tip Top. Pero aunque se trate de una formidable actriz, ella sola no basta para sacar a flote esta extraña propuesta del director.

4/10
Asalto en París

2016 | Bastille Day

París. Richard Mason es un ladrón norteamericano que se dedica a trapichear por las calles y vender la mercancía sustraída en el mercado negro. Una noche birla el bolso a una joven, con tan mala suerte que éste contiene una bomba camuflada. Sin saber lo que hace, Richard dejará el bolso en una plaza y la explosión causará varios muertos. La policía gala empezará a cercarle y también irá tras él Sean Briar, un rudo agente de la CIA que acaba de recalar en la ciudad del Sena. Entretenido thriller de acción coproducido por Estados Unidos y varios países europeos y dirigido por el británico James Watkins, responsable de la sangrienta y desoladora Eden Lake. Aquí se pone manos a la obra para entregar un producto muy de género, también con lo fantasioso que conlleva ese calificativo, pero servido con un adecuado ritmo y con un guión que sin dejar de ser convencional está bien hilvanado, depara algunas críticas al mundo de la política y apenas pierde fuelle. Aunque algunos personajes están desaprovechados, sobre todo femeninos (Charlotte Le Bon y Kelly Reilly), lo cierto es que funciona la relación entre los dos protagonistas, bien interpretados por Idris Elba y Richard Madden.

5/10
A fondo

2016 | À fond

La familia de Tom y Julia, con sus hijos pequeños Lison y Noé, y con la inclusión a última hora de Ben, el padre de Tom, se dispone ha pasar unos días de vacaciones lejos de París. Tom está especialmente ilusionado con su nueva furgoneta Medusa, un vehículo inteligente en donde todo está informatizado. Pero al poco de comenzar el viaje, la electrónica de la furgoneta se bloquea y Tom comprueba con horror que no puede frenar ni bajar la velocidad de 130 km/h. Alocada y ligera comedia francesa escrita y dirigida por Nicolas Benamou, que halló cierta repercusión con su anterior film, Se nos fue de las manos, aunque tampoco fuera la séptima maravilla del mundo. En A fondo ofrece una trama amable y más o menos divertida protagonizada por una esperpéntica familia que sufre todo tipo de calamidades, al hilo de la premisa que ya disfrutamos con la movidita Speed. También aquí la acción –esa furgoneta que no puede frenar– está igualmente muy presente, pero el tono es tan paródico, con acumulación de pasajes de humor tan absurdo que puede agotar. Los personajes caen bien, pero les falta entidad y un poco de mesura. En este sentido el abuelo, bien interpretado por el veterano André Dussollier, está demasiado salido de madre y parece excesivamente tontorrón, y algo similar ocurre con la pasajera invitada o con la ridícula inspectora de policía obsesionada con el ping-pong. Y al trabajo esforzado del competente José Garcia le falta gracia. En general, el espectador se sonreirá en unas cuantas ocasiones, pero apenas asomará una carcajada. Seguramente lo más divertido sean las catástrofes que le suceden al perseguidor de la familia, un gitano con una inusual cualidad para atraer todo tipo de desgracias.

4/10
Ahora me ves...

2013 | Now You See Me

Durante un espectáculo en Las Vegas, un grupo de magos denominado Los cuatro jinetes teletransporta desde el escenario a un tipo elegido al azar entre el público a su banco en Francia para robar una gran cantidad de dinero que reparten entre los espectadores. Investiga el asunto el agente del FBI Dylan Hobbs, que cuenta con la ayuda de Alma Vargas, una detective de la Interpol. Descubren que entre los asistentes al show se encontraba Thaddeus Bradley, un delatador de magos, que sospecha los trucos usados por el cuarteto para llevar a cabo el golpe. Thriller que parte de un guión de Boaz Yakin (director y libretista de Fresh, El precio de la libertad), Ed Solomon (guionista de Men in Black) y el debutante Edward Ricourt, que parecen aplicar al cine las reglas de un buen espectáculo de magia. Primero captan la atención del público con un prometedor punto de partida, y posteriormente se sacan continuos conejos de la chistera para sorprender una y otra vez. Exigen suspender la credulidad en algunos puntos, como la extrema habilidad para el hipnotismo de uno de los personajes, y sus numerosos giros pueden acabar agotando, pero el espectador que se deje llevar pasará un rato ameno. Cuenta además con un elenco muy bien escogido, en el que destacan Jesse Eisenberg, Isla Fisher, Woody Harrelson y un inmenso Mark Ruffalo que le da mucha gracia a su personaje, el policía. Recupera a José Garcia (Utopía), un tanto desaparecido últimamente en un papel muy secundario, y reúne a Morgan Freeman y Michael Caine, tras la saga de El caballero oscuro, que le dan lustre a la función. Con el trabajo de todos se puede pasar por alto la extrema ligereza de la cinta, y que la realización de Louis Leterrier (Transporter 2, El increíble Hulk) no pase de correcta.

6/10
Un gran equipo

2012 | Les seigneurs

Patrick Orbéra es una antigua estrella del fútbol francés que ha caído en desgracia. A sus cerca de 50 años está a punto de perderlo todo. Tiene un problema con el alcohol, está en el paro y sin recursos económicos, de modo que la custodia de su pequeña hija está en el aire. La justicia le da una oportunidad si consigue trabajo estable. A Patrick no le quedará más remedio que aceptar una peregrina oferta de trabajo, consistente en entrenar al equipo de fútbol de una diminuta isla bretona. Los lugareños pretenden que, si pasan algunas eliminatorias de la copa de Francia, logren salvar la conservera que da sustento a pequeña comunidad. Patrick decidirá reunir para ese fin a unas cuantas viejas glorias del fútbol, ahora en horas bajas. Comedia francesa que usa elementos muy manidos para ofrecer una bienintencionada historia de superación, con el mundo del fútbol como telón de fondo. La cosa empieza con fuerza, con una redonda presentación del protagonista, de modo que uno espera estar ante una típica comedia deportiva, un poco gamberra pero con los clichés necesarios para que funcione. Hubiera sido previsible, pero al menos habría dado lo que se espera. Sin embargo, Un gran equipo descuida lo más importante de este subgénero: ajustarse a un guión sólido y a unos personajes trabajados y atractivos. El colofón, por sabido, sería, pues, lo de menos... Por desgracia, el director Olivier Dahan (Nuestra canción de amor) emborrona esas dos claves tan obvias, así como el equilibrio entre lo verosímil y lo esperpéntico; entre el tema social y el aspecto lúdico. Casi siempre se deja llevar por gags ridículos y absurdos, mientras que los personajes se despachan con tontos brochazos de tebeo barato, especialmente algunos que hacen sonreírse al principio y acaban por hacerse un poquito odiosos, como los encarnados por Gad Elmaleh o Franck Dubosc. Tampoco hay imaginación a la hora de hacer progresar las relaciones entre ellos. De hecho no hay progreso alguno –el tempo es un desastre– y los que se muestran acaban siendo artificiales, como la leve historia de amor. En general todo es frugal y arbitrario, y hay poco oficio a la hora de contenerse al mostrar acciones deportivas innecesarias, que a fuerza de minutos agotan y no aportan absolutamente nada. Lo malo es que las demás escenas tampoco ofrecen demasiado a lo que agarrarse. Por destacar algo, se puede salvar el trabajo de José Garcia y tiene su gracia la pequeña aparición de Jean Reno interpretándose a sí mismo.

3/10
Astérix en los Juegos Olímpicos

2008 | Astérix aux jeux olympiques

Tercera entrega cinematográfica en imagen real de Astérix, el irreductible galo creado por Uderzo y Goscinny. Aunque repite Gérard Depardieu en el papel de Obélix, el film no cuenta con la presencia del cómico Christian Clavier, que interpretó a Astérix en las dos partes anteriores. Ha sido sustituido por Clovis Cornillac (Héroes del cielo), al que hasta ahora prácticamente sólo conocen en Francia y que no recuerda ni por asomo al héroe de las viñetas. El ‘notición’ es el regreso al cine de Alain Delon, que aunque ha rodado alguna producción televisiva, está ausente de la gran pantalla desde Los actores (2000). Al veteranísimo actor le ha correspondido encarnar a Julio César. El argumento toma algunas cosas del cómic homónimo, pero en general la adaptación es bastante libre. Aquí, Alafólix, un joven de la aldea de Astérix, se ha enamorado de la princesa griega Irina, pero el padre de ésta pretende que se case con Bruto, que en esta película, para desesperación de historiadores, es hijo de Julio César. Por una serie de circunstancias, Irina convence a su padre de que debe casarse con alguien valeroso, por lo que le propone que entregue su mano al ganador de los Juegos Olímpicos, a punto de celebrarse. A la competición se presenta Bruto y también Alafólix. A éste le acompañan sus convencinos Astérix, Obélix, el druida Panorámix y el bardo Asurancéturix. Aunque sólo pueden participar los griegos, y de forma excepcional los romanos, Astérix argumenta (curiosamente, esto sí estaba en el cómic) que ellos son teóricamente romanos, pues la Galia ha sido conquistada por Roma, salvo su aldea, claro, que resiste ahora y siempre al invasor. El amplísimo presupuesto deviene en lujosa ambientación y depara la suficiente espectacularidad en los decorados, así como unos efectos especiales convincentes. De hecho, a nivel visual, recuerda mucho a los cómics, es decir, que han conseguido hacer lo más difícil. También es positivo que se puede interpretar como denuncia de la corrupción en el deporte y apología del juego limpio. Por desgracia, el humor sutil del guionista Goscinny ha sido sustituido por chistes facilones. Especialmente prescindibles son las frases de Alain Delon tomándose a broma a sí mismo (estilo “soy emperador por mis propios méritos y no le debo nada ni a Rocco, ni a sus hermanos” o “me han dado el César al mejor emperador”). Su autosaludo imperial ‘Ave, moi’ (Ave, yo mismo) está calcado de Ser o no ser, de Lubitsch. Los cameos llegan a resultar agotadores al final, pues cuando todo ha acabado aparecen por allí casualmente Zinedine Zidane, Jamel Debbouze, de nuevo repitiendo su papel de Numérobis, que interpretó en Astérix y Obélix: Misión Cleopatra, y otros personajes que montan una especie de show que no viene a cuento.

4/10
Plaga final

2007 | Pars vite et reviens tard

Jean-Baptiste Adamsberg, comisario de la policía parisina, investiga unas palabras inquietantes que alguien está escribiendo en lugares públicos. El asunto está relacionado con la muerte de una mujer, que aparece con la cara descompuesta y el cuerpo ennegrecido. El forense señala que por extraño que parezca en pleno siglo XXI, la causa del fallecimiento es la peste. Adamsberg sospecha que alguien es capaz de controlar la terrible enfermedad y contagiar a quien quiere. Régis Wargnier ha dirigido películas como Indochina y Los amores de una mujer francesa, marcadas por un esteticismo ampuloso pero algo vacío. En esta ocasión adapta libremente la novela ‘Pars vite et reviens tard’, de Fred Vargas. Cuenta como protagonista con un gran actor: José García (Arcadia).

4/10
Su majestad Minor

2007 | Sa majesté Minor

Muchos, muchos siglos, antes de Cristo. Una isla del mar Egeo, con una población helénica algo primitiva y pastoril, con sus mitos y costumbres ancestrales. Allí vive Minor, que más que un hombre parece un animal, pues anda siempre en compañía de una cerda, y sólo emite gruñidos. A Minor le gusta la bella y provocativa Clytia, que está prometida con el poeta Karkos. Inesperadamente, un golpe en la cabeza que conduce a la gente a pensar que Minor está muerto, le devuelve en cambio el habla. En 2006 falleció el guionista Gérard Brach, con quien Jean-Jacques Annaud había colaborado en El nombre de la rosa, En busca del fuego, El oso y El amante. Desgraciadamente quien fuera también colaborador de Roman Polanski y Claude Berri no estaba en la mejor de las formas, y su libreto, plasmado en imágenes por Annaud al año siguiente, es un conjunto de viñetas pretendidamente divertidas, pero más bien insufribles. Lo que el director francés escribió a Brach –“no se parece a nada, excepto a ti, mucho. Tiene una originalidad demencial, está desfasado, está al lado”–, ya da idea de una visión alocada y mediterránea de personajes y amoríos, disparatada celebración de un paganismo festivo, con interpretaciones pasadas de rosca, que quieren convocar para los nuevos tiempos los enredos mágicos de obras como “El sueño de una noche de verano” de Shakespeare. Pero ni Brach ni Annaud obtienen las mismas bendiciones de las musas que el Bardo, y su film resulta tosco, tiene poca gracia.

2/10
GAL

2006 | GAL

Lo mejor que se puede decir de esta película es que se ha hecho. La contratación de mercenarios por parte de altos cargos del gobierno socialista de Felipe González para contrarrestar desde la ilegalidad el terrorismo de ETA, con el agravante de que el asesinato y secuestro de personas inocentes se convirtió en ‘daño colateral’ de tal estrategia, era algo que merecía la pena ser llevado al cine. Dicho esto, hay que decir que GAL dista mucho, demasiado, de ser una película perfecta. Hay momentos risibles, en que los actores parecen dejados a su aire, a ver qué tal. Y se me ocurren muchas preguntas, para las que no encuentro respuesta. ¿Por qué cambiar los nombres de personas tan conocidas del público como Amedo, Domínguez, Marey, los periodistas? ¿Es necesario plantear esa burda historia de amor silencioso entre los periodistas? ¿Cabe en la cabeza de alguien que en Todos los hombres del presidente Alan J. Pakula y William Goldman conviertieran a Carl Bernstein y Bob Woodward en Carla y Bobby, para pergeñar un bonito romance? Por no hablar de un final por derribo, porque toca acabar y poner el letrero ‘Fin’. Y a pesar de todo, el film se mira con simpatía, por el coraje con que ha sido efectuado; y hay desde luego pasajes de gran intensidad, que contagian en parte la pasión por la investigación.

5/10
La caja negra

2005 | La boîte noire

Arthur despierta en un hospital después de haber estado varias horas en coma. En ese período pronunció una serie de frases inconexas que anotó la enfermera que lo vigilaba. Al recuperar la consciencia, intenta comprender lo sucedido. Pero cuando la enfermera le da el papel con las frases la situación se complica, pues son fruto del subconsciente, lo que le deparará una serie de sorpresas, algunas de las cuales no son nada agradables. El poder del subconsciente ha sido tratado en el cine en infinidad de ocasiones. Es un tema muy recurrente para un film presidido por la intriga. Alguien que sacó partido a la perfección de este recurso fue Alfred Hitchcock en Recuerda, aunque en este título la información subconsciente venía dada por la hipnosis y no por un estado de coma.

4/10
Arcadia

2005 | Le couperet

Cuando pierde su trabajo por una reestructuración empresarial, Bruno Davert se queda tranquilo: su prestigio en el sector papelero es indiscutible. Pero pasan tres años y no encuentra trabajo, por lo que corre peligro el bienestar familiar. Tras dar vueltas a la cabeza, concluye que puede haber otros ejecutivos del gremio tan valiosos como él, rivales para un apetitoso puesto de trabajo. Así que con frialdad compone un macabro plan: enterarse de quiénes son y asesinarles. A partir de una novela de Donald E. Westlake, el greco-francés Costa-Gavras compone su mejor trabajo desde La caja de música, del 89. Especializado en cine de denuncia, Costa-Gavras critica el moderno mercado laboral, marcado por elementos del capitalismo salvaje, por el afán de éxito a cualquier precio, y por el individualismo. La historia parece exagerada, y contiene buenas dosis de humor negro, pero funciona a modo de parábalo, en gran parte por la impresionante interpretación del parisino de origen español José Garcia.

5/10
People

2004 | People

Charles de Poulignac organiza grandes fiestas para la ‘jet set’, hasta que una acaba en el más absoluto desastre. A pesar de su talento, Rupert Everett y José Garcia, son incapaces de hacer digerible esta comedieta tan frívola como las fiestas locas ibicencas que retrata.

2/10
El 7º día

2004 | El 7º día

El 26 de agosto de 1990 la tragedia sacudió al pequeño pueblo extremeño de Puerto Hurraco. La enemistad ancestral entre dos familias del lugar terminó en matanza. Carlos Saura se atreve a recrear los hechos sin nombrar el lugar donde acontecen y cambiando nombres: no en vano, a los habitantes del pueblo no les hizo gracia que el cineasta, con guión de Ray Loriga, revolviera en un pasado que preferirían olvidar. A favor del director hay que decir que narra los hechos evitando los aspectos más morbosos. Y trata de poner una nota de esperanza, contrastando el odio visceral, sobre todo en una de las familias, con un amor entre dos jóvenes que nada entienden de semejantes disputas. El trabajo del entero reparto es sensacional, pero entre todos hay que destacar a Victoria Abril en su papel de vieja amargada, en el que lleva a cabo una transformación realmente notable.

6/10
Utopía (2003)

2003 | Utopía

Adrián es un tipo muy especial, con un don que quisiera no tener: es un precognitor, que de vez en cuando tiene premoniciones de muertes. Como las que anunció a un comisario de policía, poco antes de que estallara un coche bomba, que se llevó por delante a su esposa e hijo. Ha tratado de huir de una especie de sociedad en la que se reúnen los precognitores, para tratar de llevar una vida normal, lo que no es fácil. En éstas, su vida se va a cruzar con la de Ángela, una niña bien que se convirtió en guerrillera de una extraña secta; y con la del mencionado policía, que ahora se dedica a desprogramar a personas que han caído en las redes de sectas peligrosas. María Ripoll, la directora de Lluvia en los zapatos y Tortilla Soup se pasa al thriller con efectos modernillos a lo Seven. Después de un inicio impactante, seguimos la intriga que conduce a una misteriosa organización que responde al nombre de “Utopía”. Protagoniza la cinta Leonardo Sbaraglia, bastante aficionado a los dones inexplicables, como demostró en Intacto. Comparte reparto con Najwa (pronúnciese “Nasua”, no “náusea”, como dice algún graciosete no demasiado fan de la actriz) Nimri.

4/10
Usted primero

2003 | Après Vous...

Antoine es una buena persona, maître en un restaurante parisino, que por los pelos logra salvar la vida de Louis, que pretendía ahorcarse hundido por un desengaño amoroso. Lo que no sabe es que con su buena acción, a la que sigue una oferta de trabajo, acaba de dar el primer paso para ser parte en un triángulo amoroso. Enredo a paso de vodevil, con medias verdades y un poquito de melancolía. El director Pierre Salvadori (Los aprendices) entrega momentos divertidos en un film asumidamente ligero, y saca todo el rendimiento a sus inspirados actores, tanto masculinos ( Daniel Auteuil y José Garcia) como femeninos (Sandrine Kiberlain y Marilyne Canto). El restaurante se convierte en escenario importante, como ocurre en otras películas culinarias de las que Deliciosa Martha es un ejemplo bien reciente.

5/10
El embolao

2002 | Le boulet

En la prisión en la que cumple condena, el mafioso Moltés juega habitualmente a la lotería con Reggio, uno de los guardias penitenciarios. Un día, les toca el gordo, pero la mujer de Reggio ha guardado el boleto, al tiempo que le ha dado “boleto” a su marido, y ha partido para África como enfermera de una competición de rally. Superproducción francesa que combina espectaculares secuencias de acción con un humor alocado que incluso recuerda a Aterriza como puedas. El curioso reparto está formado por actores tan dispares como Gérard Lanvin (el guardaespaldas de Para todos los gustos), la española Rossy de Palma y Gary Tiplady, un gigantesco doble de Tiburón, el de la saga de James Bond.

4/10
Trouble Every Day

2001 | Trouble Every Day

Aunque la realizadora Claire Denis se considera visualmente innovadora, lo cierto es que sus tramas son raritas, raritas, no aptas para todos los estómagos. Precisamente este film, que recuerda al cine de Abel Ferrara, va de canibalismo, una pareja que viaja a París en busca de un científico, y que se verá consumida por la pasión de la carne, de modo lujurioso y alimenticio. Vincent Gallo, Tricia Vessey y Béatrice Dalle lucen manchados de chorretones de sangre, y la peli se justifica como una mirada a la libido que nos domina.

4/10
La bici de Ghislain Lambert

2001 | Le vélo de Ghislain Lambert

La bici del protagonista, un tenaz corredor profesional pero del montón, se revela una eficaz metáfora de los esfuerzos de toda una vida por sobresalir en el deporte. Es simpático y divertido el film del francés Philippe Harel, que en vez de fijarse en los campeones de la pedaleada, centra su atención en un perdedor nato. El guión, premiado en San Sebastián, tiene mérito. Son muy divertidos los gags de la ocasión en que Lambert parece que va a brillar, por una vez en la vida.

4/10
Como un pez fuera del agua

1999 | Comme un poisson hors de l'eau

Últimos tráilers y vídeos