IMG-LOGO

Biografía

Julie Taymor

Julie Taymor

67 años

Julie Taymor

Nació el 15 de Diciembre de 1952 en Newton, Massachusetts, EE.UU.
Filmografía
The Glorias

2020 | The Glorias

La tempestad

2010 | The Tempest

Across the Universe

2007 | Across the Universe

Musical concebido alrededor de la música de los Beatles, no en vano las 33 canciones que suenan en el film son del mítico grupo de Liverpool, eso sí, arregladas para la ocasión, sin buscar el lucimiento estúpido, por Elliot Goldenthal, y cantadas por los propios actores. Julie Taymor, respaldada por Dick Clement y Ian La Frenais, los guionistas de The Commitments (otra película que también trataba de pintar una época), concibe una historia de amor, la de la americana de clase acomodada Lucy, y el inglés hijo de padre desconocido Jude, insertada en los años 60, momento de gran creatividad musical, de revolución sexual, movimiento hippy, pacifismo, Vietnam, lucha contra la discriminación racial... Y alrededor coloca a personajes a los que la pasión por vivir, cantar y crear les desborda, como Max, el hermano de Lucy, los cantantes Sadie y Jo-Jo, la asiática Prudence...  Inicialmente parece que estamos ante una narración clásica, de jóvenes en busca de su lugar en el mundo, tratando de crear algo nuevo, puro y perfecto, frente a los errores de los padres (diferencias sociales, hijos abandonados, madres esforzadas, estereotipos sociales mostrados en la comida del día de acción de gracias...). Pero esa narración cede de algún modo a las canciones, enlazadas con cierto estilo, pero acercando peligrosamente la función a una sucesión de videoclips más o menos autocomplacientes, con guiños bromistas sobre los Beatles dirigidos a los iniciados. La autocomplacencia es un peligro cierto del que la directora es bien consciente, esa mirada idílica a los 60 como época perfecta de lucha por unos ideales, en contra del sistema, y de amor libre, en que los errores quedarían disculpados por la fuerza de un movimiento arrollador; tal vez por eso se permite pintar a unos pacifistas extremistas, que acaban creando bombas caseras, cayendo en lo mismo que pretenden combatir. El resultado del film, con un reparto bastante desconocido, es desigual. Julie Taymor ha probado su apasionada fuerza visual en títulos como Titus y Frida, y aquí también lo hace, pero le cuesta equilibrar sus películas. La trama es demasiado leve, y no emociona. Tiene mérito el hacer que las letras de las canciones cuadren en la narración, y escuchar a los Beatles resulta siempre gozoso. Pero no resulta suficiente, falta la piedra angular capaz de sostener el vistoso edificio.

5/10
Frida

2002 | Frida

Biopic de la célebre pintora mexicana Frida Kahlo, que se basa sobre todo en la monografía de Hayden Herrera, y que trata de hacer válido el tópico de que los genios son raros por definición. El film es un amplio fresco, que narra muchos de los hechos que marcaron su agitada vida artística y sentimental. Desde el tremendo accidente que estuvo a punto de dejarla paralítica (le dejó secuelas de por vida, incluida su incapacidad de tener hijos), hasta y sobre todo su historia de amor con el también pintor Diego Rivera. Resulta imposible abarcarlo todo, de modo que la directora, Julie Taymor, opta por simplificar todo lo que se refiere a las ideas políticas. Así, aunque aparece la figura decisiva de Trotsky, se hace más hincapié en la rápida aventura amorosa de éste con Frida, que en sus convicciones ideológicas. También la bisexualidad de la artista es apuntada sólo fugazmente. Lo más llamativo del film es el modo, visualmente brillante, de abordar el mundo pictórico de Frida. Taymor, que ha demostrado su enorme fuerza visual en el film shakespeariano Titus, resuelve muy bien los momentos de inspiración de la pintora, o algunos pasajes de transición, como la estancia en Nueva York. El apoyo de un maquillaje que convierte a Salma Hayek casi en la hermana gemela de la pintora, y la brillante partitura, ayudan mucho, y fueron premiados con sendos Oscar.

7/10
Titus

1999 | Titus

William Shakespeare es sin duda uno de los autores más adaptados a la gran pantalla. Sus obras son famosas en el mundo entero gracias a su objetiva y certerísima disección de las pasiones humanas. Pero entre ellas hay también algunas historias que no han adquirido el peso de sus hermanas mayores, y tal es el caso de Tito Andrónico, un drama donde la violencia y la venganza son las protagonistas. El mejor general romano, Titus Andronicus, regresa victorioso de la guerra contra los bárbaros. Con él trae prisionera a la reina de los godos, Tamora, a tres de sus hijos y al moro Aarón. Para seguir con el ritual de la victoria, Titus lleva a cabo el sacrificio de uno de los hijos de Tamora, pese a las súplicas de ésta. Pero cuando el caprichoso Saturninus es nombrado nuevo emperador del imperio y concede la libertad a la reina cautiva, ésta pergeñará una atroz venganza contra el prestigioso general. Que la película no está al alcance de todos los paladares lo explica el hecho de que se estrenara en nuestro país con cinco años de retraso. La directora Julie Taymor, más tarde encumbrada gracias a Frida, despliega un espectáculo visualmente impactante, entre barroco y kitsch, y excesivo también en la explicitud de la violencia y del hedonismo que domina el imperio. La puesta en escena es enormemente audaz al mezclar pasado y presente dando lugar a arriesgados anacronismos narrativos (el niño del inicio, los automóviles, la estética nazi, los discursos con micrófono, guerreros tipo Mad Max…). La sorpresa de esas imágenes y cierto tono teatral dota a la historia de un aire irreal y fantasioso, aunque lleno de vigor, donde el aspecto formal acaba por llevarse el gato al agua. Y la bella Jessica Lange y el sufriente Anthony Hopkins mantienen un duelo tan brillante como sobrecogedor.

6/10
The Glorias

2020 | The Glorias

La tempestad

2010 | The Tempest

Across the Universe

2007 | Across the Universe

Musical concebido alrededor de la música de los Beatles, no en vano las 33 canciones que suenan en el film son del mítico grupo de Liverpool, eso sí, arregladas para la ocasión, sin buscar el lucimiento estúpido, por Elliot Goldenthal, y cantadas por los propios actores. Julie Taymor, respaldada por Dick Clement y Ian La Frenais, los guionistas de The Commitments (otra película que también trataba de pintar una época), concibe una historia de amor, la de la americana de clase acomodada Lucy, y el inglés hijo de padre desconocido Jude, insertada en los años 60, momento de gran creatividad musical, de revolución sexual, movimiento hippy, pacifismo, Vietnam, lucha contra la discriminación racial... Y alrededor coloca a personajes a los que la pasión por vivir, cantar y crear les desborda, como Max, el hermano de Lucy, los cantantes Sadie y Jo-Jo, la asiática Prudence...  Inicialmente parece que estamos ante una narración clásica, de jóvenes en busca de su lugar en el mundo, tratando de crear algo nuevo, puro y perfecto, frente a los errores de los padres (diferencias sociales, hijos abandonados, madres esforzadas, estereotipos sociales mostrados en la comida del día de acción de gracias...). Pero esa narración cede de algún modo a las canciones, enlazadas con cierto estilo, pero acercando peligrosamente la función a una sucesión de videoclips más o menos autocomplacientes, con guiños bromistas sobre los Beatles dirigidos a los iniciados. La autocomplacencia es un peligro cierto del que la directora es bien consciente, esa mirada idílica a los 60 como época perfecta de lucha por unos ideales, en contra del sistema, y de amor libre, en que los errores quedarían disculpados por la fuerza de un movimiento arrollador; tal vez por eso se permite pintar a unos pacifistas extremistas, que acaban creando bombas caseras, cayendo en lo mismo que pretenden combatir. El resultado del film, con un reparto bastante desconocido, es desigual. Julie Taymor ha probado su apasionada fuerza visual en títulos como Titus y Frida, y aquí también lo hace, pero le cuesta equilibrar sus películas. La trama es demasiado leve, y no emociona. Tiene mérito el hacer que las letras de las canciones cuadren en la narración, y escuchar a los Beatles resulta siempre gozoso. Pero no resulta suficiente, falta la piedra angular capaz de sostener el vistoso edificio.

5/10
Titus

1999 | Titus

William Shakespeare es sin duda uno de los autores más adaptados a la gran pantalla. Sus obras son famosas en el mundo entero gracias a su objetiva y certerísima disección de las pasiones humanas. Pero entre ellas hay también algunas historias que no han adquirido el peso de sus hermanas mayores, y tal es el caso de Tito Andrónico, un drama donde la violencia y la venganza son las protagonistas. El mejor general romano, Titus Andronicus, regresa victorioso de la guerra contra los bárbaros. Con él trae prisionera a la reina de los godos, Tamora, a tres de sus hijos y al moro Aarón. Para seguir con el ritual de la victoria, Titus lleva a cabo el sacrificio de uno de los hijos de Tamora, pese a las súplicas de ésta. Pero cuando el caprichoso Saturninus es nombrado nuevo emperador del imperio y concede la libertad a la reina cautiva, ésta pergeñará una atroz venganza contra el prestigioso general. Que la película no está al alcance de todos los paladares lo explica el hecho de que se estrenara en nuestro país con cinco años de retraso. La directora Julie Taymor, más tarde encumbrada gracias a Frida, despliega un espectáculo visualmente impactante, entre barroco y kitsch, y excesivo también en la explicitud de la violencia y del hedonismo que domina el imperio. La puesta en escena es enormemente audaz al mezclar pasado y presente dando lugar a arriesgados anacronismos narrativos (el niño del inicio, los automóviles, la estética nazi, los discursos con micrófono, guerreros tipo Mad Max…). La sorpresa de esas imágenes y cierto tono teatral dota a la historia de un aire irreal y fantasioso, aunque lleno de vigor, donde el aspecto formal acaba por llevarse el gato al agua. Y la bella Jessica Lange y el sufriente Anthony Hopkins mantienen un duelo tan brillante como sobrecogedor.

6/10

Últimos tráilers y vídeos