IMG-LOGO

Biografía

Karl Hajos

Karl Hajos

Karl Hajos

Filmografía
Extraña confesión

1944 | Summer Storm

Adaptación del relato del ruso Anton Chekhov titulado "De caza", que narra las aventuras y amores extramaritales de la mujer de un sirviente ruso. La mujer maquinará sus conquistas según sus ambiciones, pero el riesgo es grande. Dirigido por el experto en dramas exacerbados, Douglas Sirk, el film está bien fraguado y está interpretado con enorme fuerza por la carismática Linda Darnell (¿Ángel o diablo?), a quien acompaña el tantas veces cínico George Sanders (Eva al desnudo).

6/10
Hitler's Madman

1943 | Hitler's Madman

Sólido drama bélico sobre el sometimiento del pueblo checoslovaco por el régimen nazi. Unos cuantos habitantes lucharán por la libertad y planearán un complot para asesinar al comandante nazi Heydrich. El actor John Carradine interpreta con eficacia al oficial nazi en este film bien llevado por la diestra mano de Douglas Sirk (Escrito sobre el viento). La actriz Ava Gardner aparece en un pequeño papel de estudiante, sin acreditar.

6/10
El hombre lobo de Londres

1935 | Werewolf Of London

Estupenda trama licantrópica de la Universal, con todo el añejo sabor de la serie B. Arranca con el doctor Wilfred Glendon en Tibet, en una expedición para encontrar un ejemplar de una rara flor. Ignora que dicha flor es un antídoto temporal para los ‘hombres lobo’, aunque en breve empezará a saber algo del tema, pues en un descuido sufre el ataque de una extraña criatura, que le muerde y hiere con sus garras. De regreso a Londres recibe la visita del misterioso doctor Yogami, que le pide la flor, asegurándole que en la actualidad hay dos hombre lobo sueltos por la ‘city’. Glendon no le hace caso, pero pronto va a averiguar que durante las noches de luna llena le pasan cosas muy raras. La gente, y de modo especial sus seres queridos, están en peligro, y algo debe hacer para protegerles. Destaca en el film la atmósfera expresionista, que juega bien con las sombras inquietantes, y el retrato no exento de humor de las capas londinenses de baja extracción social. Henry Hull es el actor al que le tocó someterse a pesadas jornadas de maquillaje para su caracterización licantrópica, y él y Warner Oland son los reyes de la función, junto a una divertida Spring Byington.

5/10
La huella del pasado

1935 | Without Regret

Una mujer contrae matrimonio con un vividor en China, para huir de unas peligrosas revueltas. Gracias a eso, consigue que la repatrien a Inglaterra. Tiempo después, convencida de que su marido ha muerto, se casa con otro hombre. Éste ha dejado a su antigua pareja, que para destruir la relación investiga si el hombre de China sigue con vida. Drama con un guión un tanto rebuscado, pero que en cualquier caso mantiene el interés gracias a la labor de los actores.

5/10
Mi vida entera

1934 | All of Me

Don Ellis (Fredric March) es un profesor que busca dar una nueva dimensión a su vida e involucra en ello a Lydia (Miriam Hopkins), su joven alumna y amante. Mientras ambos discuten sobre la necesidad de cambiar de lugar, encuentran a una pareja formada por un ladrón buscado por la policía (George Raft) y su novia embarazada (Helen Mack). Lydia siente que debe ayudar a la pareja a escapar de la ley, pero los acontecimientos tomarán un rumbo inesperado. Adaptación de la obra teatral “Chrysalis”, de Rose Porter. Quizá por ello la película tiene demasiados diálogos y situaciones cerradas muy similares. Lo mejor es su excelente cuarteto protagonista.

4/10
Reina el amor

1933 | Tonight Is Ours

Adaptación de la obra teatral “The Queen Was in the Palour” de Noel Coward (1899-1973), nombre esencial en la escena británica durante los años 30 y 40, y todo un “hombre del renacimiento” al ser capaz de componer música, actuar, escribir, y dirigir obras de teatro y películas (Sangre, sudor y lágrimas) con el mismo talento. En esta ocasión cuenta la historia de una princesa que, mientras se encuentra en París, se enamora de un plebeyo bastante pobre. La situación se complica cuando ella debe regresar a su país para convertirse en reina. Su enamorado no solo la acompaña sino que la salva la vida tras protegerla durante un atentado. A pesar de su atractiva pareja protagonista –Claudette Colbert y Fredric March–, el lastre teatral no puede ser superado en pantalla.

4/10
White Woman

1933 | White Woman

Melodrama rodado en los estudios Paramount, ambientados como la plantación de Malasia donde se desarrolla la acción. En ella, una cantante de cabaret con problemas decide casarse con un rico propietario de cosechas de caucho. Éste se la lleva hasta sus mencionadas tierras orientales, donde la maltrata hasta convertirla en una mujer infeliz. Así que la muchacha no tiene más remedio que poner sus ojos en un trabajador a las órdenes de su esposo. El film incluye revuelta de los nativos para llevar la película por los terrenos del cine de aventuras. A pesar de no tener muchos alicientes en su desarrollo, cuenta al menos con un buen reparto encabezado por la rubia platino Carole Lombard como la sufridora cantante y Charles Laughton como su desaprensivo marido.

4/10
La horda maldita

1933 | The Thundering Herd

Uno de los típicos westerns de Randolph Scott, auténtico rey del género, con trama inspirada en un relato de Zane Grey. Envuelve a dos cazadores de búfalos, y sus enfrentamientos con ladrones y los indios de turno. No falta la peripecia sentimental, la chica interpretada por Judith Allen, que debe ser rescatada del campo enemigo.

5/10
Sólo con su amor

1933 | Jennie Gerhardt

Una chica proveniente de un hogar muy humilde acaba convirtiéndose en la amante de un hombre rico y casado. Drama romántico que narra la turbia relación de una mujer pobre y solitaria con un hombre casado y millonario. La película está protagonizada por Sylvia Sidney (Sólo se vive una vez), cuya actuación es lo mejor del film. En la silla del director se sienta Marion Gering, autor de Acepto esta mujer o Entre la espada y la pared.

6/10
La locura del dólar

1932 | American Madness

Thomas Dickson regenta su banco asentado en un sólido principio: la confianza en la gente. Su establecimiento cuenta con los depósitos de muchos clientes, y él hace circular el dinero concediendo préstamos a quien los solicita de modo justificado. De este modo, está convencido, contribuye a crear riqueza y empleo, gracias a la gente emprendedora que acude a él. Pero los otros componentes de la junta directiva del banco opinan que presta el dinero demasiado alegremente, y que sería conveniente una fusión con otras entidades financieras. Las ideas de Dickson sufrirán una dura prueba, cuando uno de sus empleados facilita desde dentro el robo del banco. Puro Frank Capra. Con un excelente guión de su colaborador habitual Robert Riskin, el director italoamericano entrega una interesantísima reflexión acerca de la gente corriente, capaz de lo mejor, pero también de lo peor. Las escenas de muchedumbres enloquecidas, haciendo cola para retirar el dinero del banco, porque han oído que tras el robo la situación es de bancarrota, dan qué pensar al respecto. Pero también hay diatribas hacia el capitalismo inhumano, que no piensa en servir a las personas, tema muy sensible en la época tras la Gran Depresión, y que apenas había sido tocado por el cine. Además se hace hincapié en aquellos detalles que agostan el amor en el matrimonio, en una subtrama donde la señora Dickson flirtea con el empleado traidor. Por supuesto hay en este film, optimista a machamartillo, y que por su trama conecta bien con la futura ¡Qué bello es vivir!, detalles de genuina comedia. Los chistes con que Matt suele abrir la cámara acorazada, escena con que arranca el film, tiene un eco al final de la historia, de un ingenio deslumbrante. Y el modo en que una telefonista desata los rumores sobre la marcha del banco, además de estar resuelto con un brioso, dinámico montaje, tiene su rato de gracia, no exento de crítica mordaz. Capra asegura que en esta película descubrió qué es el ritmo de una película. E hizo cosas como abreviar entradas y salidas, eliminar fundidos y solapar diálogos, para acelerarlo, lo que tenía efectos sorprendentes. El reparto es excelente, repleto de personajes secundarios que enriquecen el conjunto: el miembro de la junta directiva al que nunca dejan hablar, el inspector de policía, el guardia jurado… Pero por supuesto sobresale Walter Huston, el banquero cuyos principios tienen un momento de colapso, con la tentación del suicidio incluida, o la del leal empleado al que da vida Pat O’Brien, magnífico en el interrogatorio de la policía. A propósito de este film, al que sus detractores tachaban de “puro fuego de artificio”, Capra respondía: “Nosotros, puro fuego de artificio, decimos con eufemismo que somos de la escuela ‘optimista’, en contraste con los ‘pesimistas’, a los que no relegamos con eufemismo a la escuela ‘del cubo de la basura’, porque sus filmes pintan la vida como un callejón lleno de gatos arañando las tapas de los cubos de basura, y al hombre como menos noble que la hiena. (…) Y ellos nos llaman sensibleros sentimentales, cursis fabricantes de finales felices.”

8/10
Desengaño

1931 | Unfaithful

Lady Fay Kilkerry intenta proteger a su hermana, que ha sido infiel a su marido. Para ello, no duda en declararse ella misma culpable y exculparla. Drama sobre la infidelidad, la mentira y el sacrificio. Supuso uno de los primeros trabajos de John Cromwell.

5/10
Las calles de la ciudad

1931 | City Streets

Nan es una joven que se enamora de un muchacho feriante. Para poder casarse y progresar económicamente, Nan le propone a su prometido que trabaje en el negocio de su padrastro, que no es otra cosa que el del contrabando de alcohol en tiempos de ley seca. Es dinero fácil, pero ella no se da cuenta de que son en realidad turbios negocios en los que no conviene involucrarse. Debido a una trampa, Nan ingresa en prisión y mientras tanto su novio se va convirtiendo en un astuto gángster. Interesante thriller, logrado por una buena ambientación y un buen ritmo narrativo. Destaca en el reparto el galán Gary Cooper y una jovencita Sylvia Sidney (Sólo se vive una vez), actriz que trabajó toda su vida, casi hasta su muerte con 89 años.

6/10
Fatalidad

1931 | Dishonored

Maria, una mujer de la calle, es fichada por los servicios secretos austrohúngaros para ejercer de espía bajo el nombre clave de X27. Utilizando sus encantos descubrirá altos mandos que traicionan a su país, pero su modo personal de "trabajar" podría acabar pasándole factura. Josef von Sternberg y Marlene Dietrich volvieron a coincidir en su segunda película en Hollywood, que por la temática era casi la respuesta de Paramount a Mata Hari, otra de mujer espía, con Greta Garbo. Dietrich demuestra lo sensacional actriz que es en el pasaje en que simular ser una campesina venida a la ciudad para trabajar como criada, lo que le sirve para seducir a un oficial; pues transmite en esos momentos una imagen diferente a la que nos tiene acostumbrados, de mujer fatal. Von Sternberg utiliza con estilo elementos expresionistas en más de un pasaje, y la música se revela esencial, pues una partitura le sirve a X27 para codificar la información que recopila. Magnífico el desenlace, fuertemente romántico, lleno de vigorosos detalles como la venda que seca las lágrimas del joven teniente.

7/10
Un reportaje sensacional

1931 | Scandal Sheet

Mark Flint es el editor de un diario sensacionalista. Se verá involucrado en un asunto que puede causar un gran escándalo, pero también aumentar la tirada del periódico. Inteligente drama de los primeros tiempos del cine sonoro. Realiza una crítica interesante hacia los medios de comunicación de la época.

5/10
Marruecos

1930 | Morocco

Un hombre se alista en la legión extranjera para enterrar su pasado. Como Tom. Pero también una mujer tiene sus formas de "apuntarse a la legión"; como Amy, que viaja a Marruecos dejando atrás su vida pasada. Fichada como artista de variedades en un garito nocturno, enseguida llama la atención del apuesto y mujeriego Tom. Ambos se enamoran, pero... ¿tiene lo suyo algún futuro? Primera película hollywoodiense del dúo Josef von Sternberg-Marlene Dietrich. El resultado, difícilmente es superable. La adaptación de la obra de Benno Vigny por Jules Furthman destila un potente romanticismo por todos sus poros, algo reforzado por el magnífico trabajo de la pareja Gary Cooper-Marlene Dietrich. A este respecto hay momentos ejemplares como el de la Dietrich enterada de que su amado ha resultado herido, lo que le lleva a dejar plantado a su prometido formal, un millonario (Adolphe Menjou), para recorrer angustiada las filas de los legionarios que regresan del combate; o el plano final del desierto y las mujeres que siguen a los soldados que aman. No obstante, hay también momentos para el humor y la sutil ironía, también aprovechando los números musicales, como aquel en que la Dietrich, vestida con traje chaqueta y chistera, besa a una mujer con aire pícaro y provocador.

8/10
Vidas opuestas

1930 | A Man from Wyoming

Tras haber rodado el western de éxito El virginiano (1929) y la no menos célebre película de aventuras Marruecos (1930), Gary Cooper se tomó un respiro en su ajetreada agenda –este año de 1930 había intervenido nada menos que en 7 títulos–, con este drama romántico y bélico de bajo presupuesto, que pasó más bien desapercibido en taquilla. Dos amigos que viven en Wyoming se alistan para luchar en la Primera Guerra Mundial, y mientras uno llega a la categoría de capitán, el otro se queda en un simple sargento. Esto provoca entre ambos unas rencillas que se acrecentarán cuando uno de ellos se enamora de una muchacha.

4/10
Manslaughter (1930)

1930 | Manslaughter

Nueva versión de la película El homicida, dirigida por Cecil B. DeMille en 1922. Adaptación de la novela de Alice Duer Miller, donde una desenfadada muchacha de la alta sociedad provoca un accidente de coche en el que muere un policía. Por ello es enviada a una dura penitenciaría, donde tendrá que vérselas con reclusas nada aconsejables. Allí aprenderá a vivir fuera del lujo al que estaba acostumbrada, y a seguir unas normas diferentes a las de la sociedad. Para diferenciarla de El homicida se modernizó su guión –eliminando el flashback sobre una orgía romana que aparecía en la cinta dirigida por DeMille–, y se contó con una conocida pareja protagonista como Claudette Colbert y Fredric March. Sin embargo, el film no tuvo una buena acogida.

4/10
Grumpy

1930 | Grumpy

Bullivant es un gruñón abogado que ya está jubilado. Cuando el novio de su hija Frances es acusado de robar un valiosísimo diamante, Bullivant decide defenderle. Primera película de George Cukor, basada en una obra de Horace Hodges.

5/10
The Studio Murder Mystery

1929 | The Studio Murder Mystery

El actor Richard Hardell, una celebridad del cine mudo cuyo paso al sonoro le está resultando algo traumática por su dificultad en aprenderse los diálogos (además de desesperar al director y a sus compañeros), rueda una compleja escena de asesinato en su última película. Al llegar el momento de filmarla muere realmente, apareciendo entonces varios sospechosos del crimen. Curioso experimento cinematográfico –según la novela de A. Channing Edington– donde se mezcla realidad y fantasía rememorando la obra de Pirandello, “Seis personajes en busca de autor”. Para cerrar el círculo entre verdad y ficción, el actor asesinado es Fredric March, mientras que una de las sospechosas resulta ser la celosa esposa del muerto que encarna Florence Eldredge, mujer en la vida real del propio March.

6/10
Woman Trap

1929 | Woman Trap

Melodrama social dirigido con buen ímpetu, aunque con un tono decididamente menor, por el más que competente William A. Wellman. En su trama –donde se mezclan otros géneros como el cine de denuncia social y el de gángsters– asistimos a una lucha fraticida entre dos hermanos que han encauzado sus vidas por caminos muy distintos: mientras uno ha ingresado en el cuerpo de policía, el otro mantiene sus malas compañías, que le han llevado por una carrera criminal. El enfrentamiento entre ambos es inevitable, culminando todo con un trágico final. En España tomó el título de La denuncia en su pase por televisión. Los dos actores protagonistas son Hal Skelly (que falleció cinco años después del film, a la edad de 43) y Chester Morris (1901-1970), un reputado nombre de la escena que había sido nominado al Oscar por Ronda nocturna (1929).

4/10
La frontera de la muerte

1929 | Chinatown Nights

Antes de comenzar su fulgurante carrera de éxito en la RKO en 1931, David O. Selznick trabajó como productor independiente en películas para Paramount como La frontera de la muerte, cuya acción se sitúa en el barrio de Chinatown. Allí, una mujer de la alta sociedad debe escapar de una banda mafiosa china que le amenaza con matarla. Una de las películas a las que se nota en exceso los tics adquiridos de la época muda, sobre todo en la interpretación de su actriz principal Florence Vidor (1895-1977), quien tuvo cierta fama en el cine mudo y que aquí hacía su debut en el sonoro estando algo desconcertada.

3/10
Thunderbolt

1929 | Thunderbolt

Un criminal conocido como Thunderbolt es encarcelado en espera de que se le aplique la pena de muerte. En la prisión conoce a Bob Morgan, el preso de la celda de al lado, un tipo inocente, que finalmente saldrá de la cárcel. Una vez fuera, Bob inicia una relación con la novia de Thunderbolt. Éste tramará un plan para escapar antes de ser ejecutado y vengarse de Bob. Primer film sonoro de Josef von Sternberg, que realizó una memorable muestra del mejor cine negro. Destaca el convincente trabajo de Fay Wray, que años más tardes conocería el éxito interpretando a la protagonista de King Kong (1933).

4/10
El lobo de Wall Street

1929 | The Wolf of Wall Street

No hay duda que el cine americano siempre ha sido proclive a relatar los hechos que se producen en el mundo con notable rapidez. De ahí que, en plena crisis por el “crack” de 1929 se estrenase este título con el húngaro Paul Lukas y la rusa Olga Baclanova de protagonistas. Jim Bradford es un manipulador individuo dedicado a las finanzas que siempre se ha aprovechado de las debilidades económicas de los más desfavorecidos, de ahí que odie a su principal rival de la ciudad, que no es otro que el honesto David Tyler. Todo empeora cuando Tyler tiene un romance con la esposa de Bradford.

4/10
The Dummy

1929 | The Dummy

Nueva versión de una película que, con el mismo título original, ya había sido llevada al cine en 1917. Una comedia policiaca algo simple que adapta una obra teatral de Harriet Ford y Harvey J. O'Higgins, y en cuyo guión trabajaron para la Paramount los hermanos Hermann (adaptación del texto) y Joseph L. Mankiewicz (que se encargó de los subtítulos para la versión muda de la cinta). También supuso el debut cinematográfico del actor Fredric March. En su argumento, un muchacho quiere ayudar a un detective privado a descubrir el paradero de una chica que ha sido raptada, complicándose la situación cuando aparecen en escena los secuestradores.

3/10
¿Quién la mató?

1929 | The Canary Murder Case

Película realmente singular puesto que, rodada como cine mudo por Malcolm St. Clair, fue reconvertida al sonoro debido a la revolución que este sistema supuso para el cinematógrafo. Así que casi toda la película hubo de ser de nuevo filmada, esta vez bajo la dirección de Frank Tuttle. Además, la voz de una de sus actrices, la mórbida Louise Brooks, tuvo que ser sustituida por Margaret Livingston; y el autor de la novela original en que se basaba la película, S.S. Van Dine, tuvo que poner diálogos a la versión sonora. Producida por la Paramount, se trataba de la primera historia del investigador Philo Vance que debe averiguar la extraña muerte de una misteriosa cantante de un club nocturno. Su protagonista, William Powell, adquirió gran popularidad con este personaje rodando también sus continuaciones: La casa de los cuatro crímenes (1929), The Benson Murder Case (1930) y Matando en la sombra (1933). Se da la circunstancia de que Powell también intervendría en la Metro en otra célebre saga de comedias policiacas como 'El hombre delgado' (La cena de los acusados).

5/10
El virginiano

1929 | The Virginian

El virginiano (Gary Cooper) y su mejor amigo Steve (Richard Arlen) son dos vaqueros de una pequeña ciudad del oeste que competirán por Molly (Mary Brian), la joven maestra recién llegada. Victor Fleming dirige un 'duelo' amoroso entre dos hombres que rivalizan por la atención de una chica. Fue la primera película hablada de Gary Cooper. El film, del cual existen varias versiones e incluso una serie de televisión, está basado en la novela de Owen Wister.

5/10
Mendigos de vida

1928 | Beggars of Life

Como su propio nombre indica, película de vagabundos que también mezcla romance, aventuras y cine policiaco. Se basa en un best seller de Jim Tully y en la adaptación teatral que de esta novela realizó Maxwell Anderson. En su trama, una mujer (la enigmática Louise Brooks) que ha matado a su padre en defensa propia se viste de hombre y se hace pasar por una mendiga. En un campamento conoce y se enamora de otro vagabundo y, para escapar de la ley, deben huir hacia Canadá. Producida y escrita por Benjamin y Tully Glazer, el film pertenece a la época muda de su director, aunque en su montaje final se le añadieron ciertas líneas de diálogo y efectos sonoros, siendo considerada la primera película de Paramount donde se escucharon unas palabras.

5/10

Últimos tráilers y vídeos