IMG-LOGO

Biografía

Ken Leung

Ken Leung

50 años

Ken Leung

Nació el 21 de Enero de 1970 en Nueva York, EE.UU.
Filmografía
The Blacklist (6ª temporada)

2019 | The Blacklist | Serie TV

Tras la revelación de la verdadera identidad de Reddington, Liz se debate entre lo que siente por quien hasta ahora creía que era su familia y su deseo de llegar hasta el fondo de tantos años de secretos. Pero esta vez no está sola, cuenta con su hermana a su lado. Mientras tanto, por supuesto, Red sigue tirando de la lista y llevando al equipo del FBI hasta los criminales más peligrosos, haciendo crecer su particular imperio y eliminando a sus rivales en el camino.

Star Wars: El despertar de la fuerza

2015 | Star Wars: Episode VII - The Force Awakens

Casi 40 años después de la película original, vuelve la saga de La guerra de las galaxias, en esta ocasión por primera vez sin el concurso de George Lucas, pero con un formidable sucesor: J.J. Abrams, curtido en televisión con Alias y Perdidos, y en cine con Misión imposible y Star Trek. El resultado complacerá sin duda a los fans galácticos recalcitrantes, y captará nuevos adeptos entre las nuevas generaciones. El despertar de la fuerza narra acontecimientos posteriores a El retorno del jedi, cuando la siniestra Primera Orden ha sustituido al Imperio en el lado oscuro de la Fuerza, con un ejército más poderoso que nunca, y una alianza rebelde que hace lo que puede para hacerle frente. Rey, una joven sin familia, y Finn, un antiguo soldado imperial, con ayuda del droide BB-8, deberán intentar dar con el paradero del mítico jedi Luke Skywalker para, una vez más, salvar a la galaxia. Aletea la fuerza, como parece lógico, en esta película, que parece urdida con la idea de tomar lo mejor del film con que empezó todo en 1977, lo que puede verse como un guiño a los nostálgicos –indudablemente lo es–, pero también como una jugada inteligente, consistente en reconocer lo que subyugó a los espectadores de antaño, para entregarlo de nuevo a modo de auténtica reinvención y convenientemente dosificado. Casi podría hablarse de remake, sin haber nada peyorativo en el uso de esta expresión, para ser justos y evitar malentendidos digamos que se trata de variaciones sobre la lucha que no cesa entre el bien y el mal, con ecos de situaciones ya vistas que son lo mismo sin ser lo mismo. Firma el guión Abrams junto a Lawrence Kasdan –que participó en los libretos de El imperio contraataca y El retorno del jedi, y Michael Arndt, que estuvo en la cinta animada de Pixar Toy Story 3–, que asume y reinventa todos los elementos posibles del primer film. Abunda la acción y la aventura punteadas con golpes de humor, servidas con buenos efectos visuales en los combates entre naves espaciales, la recreación de planetas y diseño de criaturas, evitando al mismo tiempo el empacho digital de Lucas, que malogró en parte su trilogía de precuelas. Y hay espacio para las sorpresas argumentales de contenido dramático, que por supuesto, no desvelaremos en estas líneas. Están bien los ingenuos e idealistas personajes de Daisy Ridley y John Boyega, una chica guerrera y un soldado imperial converso negro que empiezan a sentir una clara atracción, más el en alza Oscar Isaac, un piloto de la alianza rebelde, y el villano de la función, buen trabajo de Adam Driver como Kylo Ren; los actores aportan juventud más el toque de mayor peso femenino y de diversidad racial. El nuevo robot BB-8 tiene encanto. Produce, por supuesto un agradable cosquilleo constatar el retorno de Han Solo, Chew, Leia y Luke, más los inefables androides que han estado en todas las películas de la saga, R2-D2 y C-3PO. Siempre da gusto ver a Max von Sydow, pero por desgracia su presencia no tiene la relevancia que han tenido veteranos como Alec Guinness, Peter Cushing o Christopher Lee en otras entregas de la saga galáctica, que en su nueva andadura promete pingües beneficios para Disney.

8/10
Vigilados: Person of Interest (2ª temporada)

2012 | Person of Interest | Serie TV

Harold Finch (Michael Emerson) y su socio John Reese (Jim Caviezel) prosiguen con su cruzada para salvar las vidas de las personas consideradas irrelevantes por "la máquina", números que corresponden a gente que está envuelta en algún tipo de crimen violento. La colaboración entre ellos y los detectives Carter (Taraji P. Henson) y Fusco (Kevin Chapman) se va haciendo más estrecha, hasta el punto de que prácticamente van a irse convirtiendo en un equipo de cuatro. Por su parte, los enemigos declarados de Harold y Finch también entran cada vez más en las operaciones que llevan a cabo: ahí están la malévola Root, el mafioso Elias y, claro está, la turbia organización conocida como Control. En esta temporada, la tensión va "in crescendo", y los guionistas introducen nuevos elementos para enriquecer la trama. Por un lado, los capítulos siguen teniendo el esquema sencillo de la primera temporada (es decir, ayudar a la persona que está en peligro), pero, por otro lado, la trama de fondo va adquiriendo proporciones de mayor calado, con asuntos que implican a la seguridad nacional, al crimen organizado, o al espionaje internacional, etc. Por supuesto, también se cuidan los personajes y sus traumeas personales, y los misterios en torno a Harold y Reese se van alumbrando poco a poco. También ayuda al interés del conjunto la introducción de nuevos personajes, como el de la agente Shaw (Sarah Shahi).

6/10
Perdidos (6ª temporada)

2010 | Lost | Serie TV

Llega a su fin una serie que ha hecho historia en la televisión. ¿Qué personajes sobrevivirán a los avatares que les depara el destino? En esta última temporada convergen dos realidades alternativas, sin nexo aparente de unión entre ellas. Por un lado, los personajes viajan de nuevo en el vuelo 815 de Oceanic Airlines, pues éste no se ha estrellado en la isla... En la otra realidad, los personajes han sobrevivido a la cegadora luz blanca que cerró la temporada anterior, y han saltado en el tiempo al presente. La desafortunada Juliet ha muerto y Sawyer culpa a Jack, mientras que John Locke podría no ser lo que parece.

5/10
Perdidos (5ª temporada)

2009 | Lost | Serie TV

Ben logra ponerse en contacto con los supervivientes del accidente de Oceanic: Jack, Hurley, Sun, Sayid y Kate, que cuida del bebé Aaron. Tiene razones de peso para convencerles de que regresen a la isla. Para ello, deben embarcarse en otro avión. Algunos son reacios a regresar, como Sun, pero Ben le insinúa que su adorado Jin está vivo. Sayid y Hurley huyen de la justicia. Mientras tanto, Sawyer, Faraday, Juliet y los que se quedaron en la isla sufren una serie de saltos en el tiempo. Quinta y penúltima temporada de la serie que sigue despertando auténticas pasiones. Aunque parece que se van a empezar a explicar los misterios, de cara a preparar el final, en realidad aparecen nuevas sorpresas, sobre todo en el desenlace, que aumentan todavía más, si cabe, la intriga.

6/10
Perdidos (4ª temporada)

2008 | Lost | Serie TV

Unos cuantos “perdidos” logran salir de la isla, pero la solución a sus problemas no está en la mera vuelta a casa. Lo que han vivido allí cambiará sus vidas para siempre. Después del impresionante final de la tercera temporada, la cuarta reconduce al espectador hacia una nueva dimensión. El flashforward vislumbrado al final de la temporada anterior, es el primero de los muchos que salpican los nuevos capítulos, lo que confirma que hay vida más allá de la isla. Así pues, los primeros capítulos muestran a todos los personajes en la isla, aunque el espectador ya sabe que consiguen salir de ella. He aquí el principal punto dramático de la historia: ¿cómo y quiénes saldrán? En cuanto a la vida en la isla, hay una gran novedad marcada por el hecho de que todo indica que van a ser rescatados. Pero el grupo de rescate parece representar un peligro aún mayor que el que corren en la isla. ¿Habrá llegado el momento de creer a Ben? El líder de “los otros" sigue conociendo muchas de las respuestas.

7/10
X-Men 3: La decisión final

2006 | X-Men: The Last Stand

En esta ocasión, Warren Worthington II, heredero de un imperio financiero, descubre que su hijo, Warren Worthington III, oculta un temible secreto. Resulta que el chico desarrolla unas alas similares a las de los ángeles. Pasa el tiempo, y los laboratorios farmacéuticos que pertenecen a los Worthington logran encontrar un remedio para eliminar las mutaciones genéticas. Una simple inyección convierte a un mutante en un hombre normal. El temible Magneto desconfía de las supuestas buenas intenciones de los inventores del remedio. Convencido de que los mutantes deben enfrentarse a la humanidad, Magneto piensa que es una ofensa que traten de despojar a los suyos de sus habilidades excepcionales. Por esta razón, Magneto reúne a un ejército para destruir a los inventores de la inyección, aunque topa con la oposición de los X-Men, los pupilos de Xavier, que sueñan con la convivencia pacífica entre hombres y mutantes. Al mismo tiempo, los X-Men investigan la extraña reaparición de Jean Grey, una de sus más veteranas componentes, que supuestamente murió ahogada para salvar a sus compañeros. Tercera entrega de las aventuras del profesor Xavier y sus alumnos mutantes. Brett Ratner toma el relevo, después de que el director de las anteriores, Bryan Singer, abandonara el proyecto con el fin de dirigir Superman Returns, otra película de superhéroes muy distinta. Aunque se toma muchas libertades con respecto al cómic original, Ratner realiza una digna secuela, con espectaculares enfrentamientos entre ambos bandos de mutantes, como la que transcurre en un puente, aquellas en las que Jean Grey demuestra su poder telekinético o el ataque del temible Juggernaut. Tanta acción aparece convenientemente aderezada por temas de cierto calado, que ya aparecían en las anteriores entregas de la saga, como son la discriminación, los prejuicios sociales y la falta de ética en las innovaciones científicas. El desenlace parece dar a entender que se trata del colofón final a la saga de los mutantes, aunque es necesario ver la película hasta después de los títulos de crédito, para descubrir una sorpresa final.

7/10
Saw

2004 | Saw

Desde Seven y El silencio de los corderos, los thrillers de asesinos en serie suelen repetir el mismo esquema. Aquí, el argumento parte de una idea más o menos original. Aunque el asesino, un tipo poco recomendable conocido como ‘Puzzle’, piensa que está purificando la sociedad (como su ‘primo’ de Seven), no se toma la molestia de matar él mismo a sus víctimas. En vez de eso, les chantajea para que se maten entre ellos. Es lo que les pasa a Adam y Lawrence, dos desconocidos que se despiertan repentinamente encadenados en un baño. Han sido llevados hasta allí por el psicópata, que les enfrenta en un juego de supervivencia. El director y coguionista James Wan se excede en elementos sanguinarios y en la truculencia de los macabros juegos del asesino, y filma con un estilo videoclipero, pero logra mantener cierta tensión por las inesperadas reacciones de los personajes, y dosifica las sorpresas de la trama. Y aunque el mayor reclamo comercial es la presencia de Danny Glover (Arma letal) como el policía que investiga el caso, lo cierto es que su presencia es mínima. Su personaje apenas sale diez minutos, pues el film pone más énfasis en el retrato de las víctimas que en la investigación policial.

6/10
El dragón rojo

2002 | Red Dragon

Will Graham. Un avispado agente del FBI, que tiene la virtud de meterse en la mente de los asesinos: piensa como ellos, al investigar un caso ve lo que otros no ven. Anda tratando de resolver el caso de un asesino en serie muy particular: mata a sus víctimas, y les quita alguna víscera. Cuando consulta las pistas que maneja con su amigo, el médico forense y psiquiatra Hannibal Lecter cae en la cuenta de que su perfil de exquisito gourmet se ajusta bastante al del asesino buscado. Quizá demasiado. A punto está a convertirse en nueva víctima, pero se salva por los pelos y Hannibal va a dar con sus huesos en la cárcel. Años después, Will está retirado y vive feliz con su mujer y su hijo en un pueblecito costero. Pero su antiguo jefe Jack Crawford le pide ayuda para detener a un nuevo “serial killer” que mata familias enteras, y coloca en sus ojos trocitos de espejo. Aunque reticente, Will acepta volver al tajo por una vez. Y puede que lo lamente. Adaptación de la novela de Thomas Harris, la primera de las suyas en que aparece el doctor Hannibal Lecter, con una presencia más bien secundaria (aunque en el film se le ha concedido más cancha, naturalmente). Había sido llevada ya al cine en 1986 bajo el título de Hunter, una versión muy poco conocida de Michael Mann. En esta ocasión se ha contado el guión con Ted Tally, ganador de un Oscar por su libreto de El silencio de los corderos. El chico se ha esmerado, y aunque hay elementos comunes con El silencio (el principal, que un Lecter recluido ayuda a Will a resolver el caso lanzando crípticas pistas), también existen importantes novedades. Will (fantástico Edward Norton) es un tipo más sólido que la frágil Clarice, y aunque Lecter trata de penetrar en su cabeza, al tenerla muy bien amueblada soporta mejor sus envites. Por otra parte se presta más atención a Francis Dolarhyde (asesino que parece un primo hermano del Norman Bateman de Psicosis: la figura autoritaria e insultante de su abuela, con la que se crió, le afectó a la chaveta), al mostrar que también los psicópatas tienen su corazoncito. La redención a través del amor puede venir gracias a Reba, una compañera del trabajo, ciega, pero capaz de ver los restos de bondad que quedan en Francis. Y está presente un periodista de tabloide, encarnado con convicción por el orondo Philip Seymour Hoffman, que sirve para poner en la picota a los que hacen de la venta del morbo la razón de sus vidas. Brett Ratner es conocido sobre todo por las comedias de acción Hora punta y su secuela (el director bromea asegurando que si Hopkins no hubiera estado disponible, habría dado su papel a Jackie Chan), Aunque la sombra de Jonathan Demme y Ridley Scott, responsables de El silencio de los corderos y Hannibal, es alargada, Ratner sale airoso del reto de entregar un buen film. Del buen manejo de los mecanismos del suspense dan prueba la secuencia de apertura, la reproducción de los pasos de un crimen, o la doble resolución del film. Asegura el director que le tranquilizó mucho, al hablar con Demme, que éste le dijera: “Si esto fuera El padrino, te daría mi bendición.” El perfeccionista Anthony Hopkins cuenta que, debido a que han pasado diez años desde el primer film, temía que su voz pareciera avejentada comparada con la de El silencio de los corderos (en teoría, su personaje es más joven, pues los sucesos que se narran transcurren antes de que conociera a Clarice); tuvo entonces que emplearse a fondo para que el tono monótono de la voz tan característico de Lecter sonara relativamente juvenil. Mientras que Ralph Fiennes afirma que lo que le gustó de su personaje es que es “una figura trágica. No necesariamente simpática, pero tiene un corazón de verdad.”

6/10
Spy Game

2001 | Spy Game

Los tiempos cambian. Adiós a la guerra fría y todo eso. Nathan (Robert Redford) lo sabe, con lo cual no le importa demasiado que haya llegado, al fin, la hora de la jubilación. En plena faena de desmontar sus despacho, los jefes le llaman a capítulo: Tom, uno de los cachorros criados en sus pechos, ha sido hecho prisionero en China. Por una cuestión política (las siempre delicadas relaciones entre Estados Unidos y los de los ojos rasgados), la cosa no puede hacerse pública. Motivo por el cual Tom podría ser ejecutado a partir de las próximas 24 horas. Aterrado ante la posibilidad de que su antiguo pupilo sea sacrificado por “razones de interés nacional”, Nathan deberá recurrir a los métodos del espionaje de antaño para lograr su liberación. Tony Scott, el hermano de Ridley, firma uno de sus mejores filmes, junto a Marea roja y Amor a quemarropa. A la hora de narrar, sabe mezclar los hilos narrativos de lo que sucede en China y EE.UU., junto a recuerdos del pasado que nos indican lo que une a maestro y discípulo. Y junto a la apasionante intriga, plantea preguntas acerca de las disyuntivas morales que se presentan a los que se dedican al mundo del espionaje: ¿Pueden tener vida privada? ¿Vale todo? Resulta además muy inteligente la elección del reparto: Pitt parece un buen recambio al espía Redford, y por debajo subyace la idea-interrogante de si lo mismo ocurre entre ambos en lo que se refiere a su trabajo como actores.

7/10
Inteligencia artificial

2001 | Artificial Intelligence: AI

¿Cuál es la verdadera naturaleza del amor? ¿Se pueden crear los afectos artificialmente? ¿Hasta qué punto? En un mundo futuro donde los robots desempeñan todo tipo de funciones, sólo falta un último eslabón que separa a las máquinas de los seres humanos: la capacidad de amar. Pero la poderosa empresa Cybertronics Manufacturing acaba de superar este obstáculo con la creación de David, un robot-niño de 12 años diseñado específicamente para desarrollar lazos afectivos. Henry y Mónica, cuyo matrimonio comienza a resquebrajarse debido a la enfermedad de su hijo –crionizado hasta que se encuentre remedio para su mal–, decidirán superar la situación “haciéndose con los servicios” de David. Tras las dudas iniciales, será sobre todo Mónica quien pretenda así llenar el vacío afectivo dejado por su hijo. Sin embargo, el desmedido cariño del niño-robot acabará por no ser asumido satisfactoriamente por la sociedad que le ha creado. Sin nadie a quien acudir, el pequeño David emprenderá un viaje para comprender de dónde procede. Spielberg toma un proyecto del gran Stanley Kubrick y ofrece una entrañable película sobre uno de los aspectos que más atrae a los científicos: el de la capacidad de crear inteligencia. Y lo hace contando su particular versión futurista de Pinocho, el muñeco que quería ser niño. Quizá pueda achacársele un metraje excesivo y una perspectiva demasiado sentimental, pero esta película es ya un monumento del género de la ciencia ficción. Muy bien ambientada –los escenarios de Rouge City son un buen ejemplo– y con notables efectos especiales, la historia de David atrapa sin embargo por su paradójica humanidad, un mérito que pertenece íntegramente a Haley Joel Osment, quien da vida al robot con una profundidad asombrosa. El guión de Spielberg y una buena galería de secundarios, entre los cuales brilla Jude Law con su papel de “Joe el gigoló”, ponen el resto.

6/10
Más que amigos

2000 | Keeping the Faith

Jake, Brian y Anne han sido amiguetes desde pequeños. Los dos primeros estaban enamorados de la tercera, pero sus vidas se separaron. Jake se hizo rabino, y Brian se ordenó sacerdote. El caso es que, tras mucho tiempo, vuelven a encontrarse con Anne, convertida en guapísima mujer de negocios. Y parece como si no pudieran evitar volver a enamorarse. Comedia amable que supone el debut en la dirección del actor Edward Norton, quien se reserva el personaje del cura. La película no se mete en grandes profundidades a la hora de dibujar el compromiso de un pastor de almas, sino que explota el filón del peculiar enredo que propone: la idea, dice Norton, es “que los dos nos sentimos un poco como niños ante ella”. Acompañan a Norton uno de los nuevos reyes de la comedia, Ben Stiller (Algo pasa con Mary, Los padres de ella) y Jenna Elfman.

4/10
Family Man

2000 | The Family Man

Entrañable fábula sobre un personaje que dejó pasar la oportunidad de casarse con la chica de sus sueños. Pasado el tiempo se ha convertido en un triunfador hombre de negocios sin familia. Pero en vísperas de Navidad, tiene un extraño encuentro con un peculiar ángel guardián. Y a la mañana siguiente se despierta... casado y con hijos, y en una posición más modesta. ¿Qué es mejor y qué es peor? Tendrá tiempo para averiguarlo. “Qué pasaría si...” Podría ser el nombre de un subgénero que incluiría películas como ¡Qué bello es vivir!, Dos vidas en un instante, Corre, Lola, corre, Yo y yo misma... y Family Man. La idea es presentar una historia según se haya tomado tal o cual decisión. Brett Ratner, tras la divertida comedia de acción Hora punta, acomete este moderno "Cuento de Navidad" con tintes dramáticos, románticos y de comedia. El relato cuestiona esos valores inmediatos que no llenan (dinero, éxito, sexo rápido) frente a otros a veces arduos y que requieren esfuerzo, pero que son los que merecen la pena (la familia, amar a los demás). Rattner asegura que el guión "me recordaba a las películas clásicas con las que crecí, excepto en que no acababa como la mayoría de éstas; y eso era muy interesante". Hay que destacar el trabajo de la pareja protagonista: Nicolas Cage juega bien la carta del desconcierto y el aprendizaje, y Téa Leoni logra su primer gran papel; los dos juntos consiguen que el espectador los tome por marido y mujer.

6/10
Hora punta

1998 | Rush Hour

La hijita del cónsul chino en Estados Unidos es secuestrada por unos desaprensivos. Desean así vengarse del duro golpe que el cónsul propinó al narcotráfico cuando vivía en Hong Kong, tiempo atrás. El FBI se ocupa del caso, pero el cónsul manda llamar a Lee, su mejor amigo (Jackie Chan, nuestro héroe), para que eche una mano. Como los detectives americanos creen que va a ser un estorbo, deciden ponerle como "niñera" a James Carter (Chris Tucker, nuestro otro héroe), un policía un poco pelmazo, que siempre se mete en líos. Lee y Carter acaban conformando una pareja explosiva. El film ha sido un exitazo de recaudación en todo el mundo. El buen humor y una trama movida se entienden en todas partes. Sobre los populares actores, el director, Brett Ratner, afirma que "Chris Tucker es un maestro del diálogo cómico mientras que Jackie Chan es un maestro de la comedia física. Son un matrimonio perfecto". No le falta razón.

4/10
El laberinto rojo

1997 | Red Corner

Un abogado que trabaja para una cadena de televisión americana viaja a Pekín para negociar con el gobierno chino el primer proyecto de comunicación por cable del país. Tras pasar una noche con una joven, a la que acaba de conocer en una sala de fiestas, ella aparece asesinada. El ejecutivo es acusado de un crimen que no ha cometido. Dejado de lado por sus compañeros de empresa y ante la pasividad de la embajada estadounidense, debe enfrentarse al sistema judicial chino, un verdadero "laberinto rojo" donde no está claro su sentido de la justicia. Una joven abogada de oficio se ocupa de su defensa: ella le recomienda que se confiese culpable para evitar la pena capital, pero él no lo tiene tan claro. Dura crítica al régimen comunista chino, hasta el punto de que este film (junto al reciente Kundun de Martin Scorsese) ha merecido la protesta oficial del gobierno chino; y sus responsables han pasado a ser consideradas personas no gratas. En efecto, el aparato del partido y los jueces no quedan demasiado bien parados en el film. De todos modos, lo más interesante del es el choque de caracteres entre Richard Gere, el americano, y Bai Ling, la abogada china. No pueden ser más distintos: él es individualista y materialista, procede de un régimen capitalista; lo contrario de ella, formada en el colectivismo chino, y con una formación oriental reposada y reflexiva. Los dos extremos se van, poco a poco, acercando y comprendiendo, hasta el punto de acabar colaborando de buen grado por evitar la injusticia. Dirige el film con garra Jon Avnet, el director del excelente film Tomates verdes fritos.

5/10
Bienvenidos a la casa de muñecas

1995 | Wellcome to the Dollhouse

El cine, con frecuencia, ha tratado la infancia como época feliz, que se añora. No es el punto de vista de Todd Solondz (Happiness). Su film, Gran Premio del Jurado en Sundance, se basa en experiencias autobiográficas poco gratas. Describe la vida de Dawn, que con 11 años se enfrenta a un entorno hostil en la familia y el colegio. La niña, blanco de las burlas de sus compañeros de clase, es sometida de continuo a odiosas comparaciones con sus dos hermanos, los preferidos de sus padres. Aunque suene a drama, Solondz exorciza sus demonios interiores vía comedia al plantear situaciones de desprecio cercanas al absurdo, inyectadas de humor negro. Con todo, es la película más positiva de Solondz.

6/10

Últimos tráilers y vídeos