IMG-LOGO

Biografía

Laetitia Casta

Laetitia Casta

42 años

Laetitia Casta

Nació el 11 de Mayo de 1978 en Pont-Audemer, Eure, Francia
Filmografía
L'incroyable histoire du facteur Cheval

2019 | L'incroyable histoire du facteur Cheval

El centro del horizonte

2019 | Le milieu de l'horizon

Verano del 76. Una ola de calor está provocando que el campo suizo se seque a toda velocidad. En un ambiente sofocante, Gus, que tiene trece años y es hijo de un granjero, ve cómo su entorno familiar y su inocencia se resquebrajan: está viviendo el fin de un mundo.

Un hombre fiel

2018 | L'homme fidèle

Segunda película como director de Louis Garrel, de nuevo con su protagonismo dando vida a un personaje llamado Abel, como el de su primer film, Los dos amigos. Consiste en una pequeña pieza de cámara, de estructura impecable, en cuyo guión ha intervenido también un peso pesado de la escritura cinematográfica, el colaborador habitual de Luis Buñuel Jean-Claude Carrière. Se trata de una cinta muy francesa, deudora del cine de la nouvelle vague, y muy concretamente del de François Truffaut. Sigue al indolente Abel, plantado por su pareja Marianne, que se va a vivir con quien era su mejor amigo, Paul, está esperando de él un hijo. Ocho años después, Paul muere repentinamente. Y Abel y Marianne retoman su antigua relación, entre las suspicacias del niño Joseph, el hijo de ella, que asegura que la madre envenenó a Paul; y las de Ève, hermana pequeña de Paul, que siempre estuvo obsesivamente enamorada de Abel. La película está bien llevada, se sigue con interés, y capta una instantánea de esta sociedad nuestra poblada de adultos inmaduros, los pensamientos de Abel, Marianne (Laetitia Casta) y Éve (Lily-Rose Depp), recogidos con una voz en off, junto a sus decisiones y acciones, impulsivas y poco razonables, son buena muestra de ello.

6/10
French Women

2014 | Sous les jupes des filles

La francesa Audrey Dana ha demostrado su buen hacer como actriz secundaria, en títulos como Welcome, donde encarnaba a la esposa separada de Vincent Lindon. French Women supone su debut como realizadora de largometrajes, tras el corto 5 à 7. Ejerce también como coguionista y se guarda uno de los papeles del coral reparto. Entrecruza las vidas de 11 'french women' variopintas. Una madre de familia siente una atracción lésbica por la directora de una agencia de baby-sitters. Una directiva soltera con mucha personalidad trata de encontrar amigas, pues carece de ellas. Una esposa feliz descubre que su marido tiene un amante. Otra se da un golpe en la cabeza y empieza a comportarse de forma extraña... Resulta más apropiado el título original, Sous les jupes des filles, que se podría traducir como "bajo la falda de las chicas", en su doble sentido, pues en esta comedia donde abundan los trazos gruesos el sexo, parece un tema omnipresente, pero además pesan ciertas pretensiones de tratar de captar el pensamiento íntimo de las mujeres francesas –y en suma, de cualquier país– de hoy en día. Podría haber resultado interesante su tratamiento –centrado en el sector femenino– de la desorientación de la sociedad actual, donde se le otorga una importancia exagerada al sexo, pero French Women tiene un tono disparatado y sus caricaturescos personajes resultan muy poco creíbles. Se desaprovecha el talento de alguna actriz solvente, como la reconocida Isabelle Adjani, o la otras veces eficaz Vanessa Paradis, que poco pueden hacer por salvar la cinta. Su metraje, cercano a las dos horas se hace insorportable, y concluye con un ridículo número musical, al estilo de las flash-mob de moda.  

3/10
El fraude

2012 | Arbitrage

Robert Miller es un poderoso hombre de negocios, casado y con hijos situados en altos cargos de su holding familiar. Pero el momento actual es apurado para Robert, ya que está a punto de cerrar el traspaso de una de sus empresas. En realidad, todo su negocio depende de esa operación, pues ha falsificado las cuentas y el comprador ignora el vacío de capital existente. A la espera de esa importante transacción que lo salve a él y a sus inversores, Robert se relaja a menudo junto a su amante francesa. Sin embargo un serio percance provocará que la policía empiece a investigarle. El fraude es una película más que urde su argumento al amparo de la crisis económica mundial. El director y guionista Nicholas Jarecki, debuta en el largometraje poniendo una vez más sobre el tapete el tema de la doble moral, de la vida falsa de tantos magnates, para quienes las empresas son sólo sus herramientas para adquirir poder, donde el dinero es el ídolo que manda sobre cualquier otra cosa, ya sea la verdad, las personas o la propia integridad. No está demás dejar claro que es esa falta de ética –“así son los negocios”, dice el protagonista– lo que ha llevado a la ruina a países enteros. Funciona en El fraude este tono dramático, con un empresario que se siente entre la espada y la pared, pero también el equilibrado enfoque de thriller policiaco, con esa especie de perro de presa personificado en el detective interpretado con gran soltura por Tim Roth. Por otra parte, el inteligente guión de El fraude se esfuerza por mostrar a un protagonista genuino, muy verosímil, hombre cuyo comportamiento no resultará nada anormal al espectador (casi sentimos pena por él y por lo que le sucede), cuando en realidad debería producir extrañeza y un severo rechazo. En honor a la verdad Richard Gere compone a la perfección el papel de hombre agobiado, de picatoste en horas bajas que casi sin querer se ha ido convirtiendo en un egocéntrico manipulador. Espléndida resulta la escena de la discusión matrimonial (grande Susan Sarandon en el pocos minutos que tiene), donde el cinismo entre la pareja llega al culmen y donde se acaba revelando la inmunda falsedad de tantas vidas que relumbran bajo el oropel del triunfo material.

6/10
La guerra de los botones

2011 | La nouvelle guerre des boutons

La Francia ocupada por los alemanes en 1944. Aunque la atmósfera está enrarecida, en los pueblecitos de Longeverne y Velran se vive la guerra con cierta tranquilidad, pero no así entre los chicos de ambos pueblos, cuya rivalidad porque unos cazan en territorio de los otros les lleva a mantener sus particulares batallas, donde la prueba de la victoria de unos sobre otros son los botones que se arrancan de sus prendas de vestir. Lebrac, líder de uno de los grupos, vivirá su primer amor hacia Violeta, una chica que guarda un secreto. Y todos aprenderán que la guerra que libran los mayores es más importante que la suya. La novela homónima de Louis Pergaud fue llevada al cine con bastante fortuna por Yves Robert en 1962 hasta convertirse en una especie de clásico familiar en el país galo. Menos fortuna tuvo una producción de David Puttnam que adaptaba la historia al mundo anglosajón. Ahora es Christophe Barratier, el director de Los chicos del coro, quien revisita la conocida trama. La principal novedad consiste en situarla en el contexto de la Segunda Guerra Mundial, o sea, encerrar una guerra dentro de otra, lo que explica que el título original aluda a una "nueva" guerra de los botones. Ello permite dar algo más de peso a los adultos, introducir cuestiones como el antisemitismo, y tratar una interesante idea, la de cómo juzgan los niños y jóvenes a sus mayores, a veces injustamente. Aunque a ratos Barratier se pasa un poco de sensiblero, en líneas generales entrega una grata película familiar, buen retrato de la infancia y de las etapas de transición a la edad adulta. Algunas mezquindades de un chico que podrían tener terribles consecuencias no previstas, hacen pensar en esa obra maestra de Louis Malle titulada Adiós, muchachos. Barratier confirma que se le da de perlas escoger a actores jóvenes para sus películas, y de modo especial acierta con el pequeñajo Clément Godefroy como le petit Gibus, un chaval con una gracia y encanto que se ganan inmediatamente la simpatía del espectador.

6/10
Gainsbourg (Vida de un héroe)

2010 | Gainsbourg (Vie héroïque)

Biopic inclasificable del célebre cantante francés Serge Gainsbourg. Joann Sfar dirige su propio guión, basado en su novela gráfica, de extraños tintes surrealistas que tal vez hagan las delicias de los admiradores entregados de antemano, pero que para un público corriente resulta sencillamente cargante. No ayuda además el metraje excesivo, que supera ampliamente las dos horas. El film sigue a Lucien Ginsburg –el auténtico nombre del artista– desde su niñez, en los años de la Francia ocupada por los nazis, a su éxito como cantautor, mostrando entre medias su intentona fallida de ser pintor, sus múltiples relaciones sentimentales, la estrecha relación con su familia judía... Así dicho, suena a drama biográfico convencional, pero la aportación de Sfarr es mostrar casi todo el tiempo al protagonista acompañado por su otro yo, “la gueule” o “la jeta”, que vendría a ser su subconsciente, que le invita a la desinhibición y el desenfreno. Este otro yo es una especie de monstruo repulsivo, que parece recién sacado de El laberinto del fauno, y que la verdad, aparte de dar pie a extrañas escenas oníricas, poco aporta argumentalmente, o como simple subtexto. Hay que reconocer a Sfarr el mérito de abarcar gran parte de la trayectoria de Gainsbourg, sin que haya una irritante sensación de detallismo y acumulación de datos. Y el actor que lo encarna de adulto, Eric Elmosnino, aguanta el tipo. Pero el precio es un ritmo premioso, una mirada superficial a las aventuras amorosas –imposible saber si en Gainsbourg, Brigitte Bardot, Juliette Gréco y Jane Birkin, hay amor, o puro entretenimiento, y poca hondura vemos en el tratamiento de la paternidad del protagonista...–, la cosa sabe a poco. Hay poco espacio para la emoción genuina, aunque la trama esté salpicada con inteligencia por los temas musicales del artista.

4/10
Luisa Sanfelice

2004 | Luisa Sanfelice

Rue des plaisirs

2002 | Rue des plaisirs

Paris, año 1940. Petit Louis (Patrick Timsit) es un trabajador de mantenimiento en un burdel. Está enamorado de Marion (Laetitia Casta), una joven prostituta cuyas aspiraciones son encontrar a un hombre bueno y mejorar su carrera como cantante. Louis decide ayudarla a pesar de sentir algo por ella y tras varios intentos encuentra a Dimitri (Vincent Elbaz), el mejor candidato hasta la fecha. El problema es que no conocen mucho acerca de él y su extraño pasado. El largometraje de Leconte no es uno de los más conocidos ni apludidos por el público. Entre la historia que no engancha y Laetitia Casta que ni apasiona ni es creíble, convierten este relato es una experiencia vacua y de escaso interés.

4/10
Las almas fuertes

2001 | Les âmes fortes

Fermin y Therese fueron una joven pareja que huyó para poder estar solos, afincándose en Chatillón. Therese empezó a trabar una buena amistad con la familia Numance, una de las más distinguidas de la ciudad, y la joven comenzó a valorar la libertad de su vida y la voluntad de sus propias decisiones. Esto no gustó a Fermín, quien acaba por trastocar el carácter de Therese. Película presentada fuera de la muestra en Cannes, y protagonizada por la modelo Laetitia Casta, cosa que no gustó demasiado y por ello la acogida no fue la deseada. El director Raúl Ruiz presenta una historia a base de flash-backs donde una Therese anciana recuerda su pasado. El carácter de Therese es el alma fuerte del título; una mujer joven que se niega a ser gobernada y toma las riendas de su vida aunque tenga que escapar o engañar a sus seres más cercanos. Casta hace lo que puede como actriz pero es más gratificante la presencia de John Malkovich que andaba por ahí.

4/10
Gitano

2000 | Gitano

Andrés Heredia es un gitano que se ha pasado dos años en el trullo por un delito que no cometió. Ya en la calle, su único deseo es dedicarse en paz a la música que tanto ama. Pero el pasado pesa. Hay heridas de amor difíciles de cerrar. Y el patriarca de su clan presiona, de modo que el enfrentamiento entre los Junco y los Heredia parece inevitable. Primer argumento original de Arturo Pérez-Reverte para la pantalla. De la mano del director novel Manuel Palacios sirven una historia algo pesadita, aunque con su parte de intríngulis. A pesar del glamour aportado por Joaquín Cortés y Laetitia Casta, lo mejor del film es el trabajo de Marta Belaustegui, una actriz como la copa de un pino. La música mezcla la partitura original de Eva Gancedo con temas flamencos.

5/10
Astérix y Obélix contra César

1999 | Astérix et Obélix contre César

Año 50 antes de Cristo. Toda la Galia está ocupada por los romanos... excepto una pequeña aldea que resiste ahora y siempre al invasor. Allí conviven los dos grandes amigos, el guerrero Astérix, y el fabricante de menhires Obélix. Abraracúrcix es el jefe del pueblo, y Panorámix el sabio druida que prepara una poción mágica que hace a los galos invencibles frente a los romanos. Esta versión de personajes reales de Astérix apuesta por dirigirse a un público primordialmente infantil. Así ha tomado elementos de varios álbumes (El adivino, La hoz de oro...), e intenta recrear personajes y decorados del cómic. El esfuerzo es considerable, sobre todo en el apartado de los efectos especiales, donde podemos reír ante los efectos de la poción mágica, con los romanos volando por los aires. El mejor logro para captar las esencias del humor inteligente de Astérix se encuentra en el personaje de Roberto Benigni, y en un par de gags aislados que tienen como protagonista a Bruto, el hijo del César. También vale la pena destacar los esfuerzos de Gérard Depardieu por meterse en la piel del entrañable Obélix.

4/10

Últimos tráilers y vídeos