IMG-LOGO

Biografía

Luàna Bajrami

Luàna Bajrami

Luàna Bajrami

Filmografía
Retrato de una mujer en llamas

2019 | Portrait de la jeune fille en feu

Una película de época, ambientada en el siglo XVIII, pero con contenidos que claramente pretenden incidir en las ideologías del siglo XXI, donde al fin se habría alcanzado la libertad para construir la propia identidad a la carta, el radical triunfo de lo dinosíaco sobre lo apolíneo si seguimos la dualidad griega que inspiró a Friedrich Nietzsche, aunque el precio sea el del angustioso vacío existencial. La mirada de la guionista y directora Céline Sciamma a la pasión amorosa que se va a desarrollar entre las dos mujeres protagonistas no se encuentra muy lejos de la que arrojó 25 años antes otra mujer, Jane Campion, en El piano, aunque en este caso se nos hablara de la relación entre un hombre y una mujer, eso sí, curiosamente en ambas películas había al fondo un matrimonio concertado. Marianne, una mujer pintora, asume en una casa perdida en la costa de la Bretaña la misión en la que previamente un colega fracasó: pintar un retrato de Heloïse, que iba para monja, pero que tras la muerte de su hermana en circunstancias poco claras, ha sido exclaustrada para casarse con un joven milanés, siguiendo los planes que ha trazado para ella su viuda madre, una condesa. Debe ocuparse del encargo disimuladamente, fingiendo haber sido contratada como dama de compañía. Y en efecto, en los frecuentes paseos, capta todos los detalles posibles del físico y personalidad de Heloïse, para hacer el cuadro. Pero al mismo tiempo se enamora de ella, un sentimiento que también hace mella en la modelo. Estamos ante una película de indudable militancia feminista radical, incluso con la muy consciente decisión de que la presencia de los hombres brille por su ausencia, hasta el último tramo no se deja ver ninguno; aunque con la inteligente decisión de no forzar hasta el límite lo que sería aceptable socialmente en la época descrita. La narración está articulada con habilidad en su primer tramo, en que se juega con los silencios y lo que no se dice para hablar de la falta de libertad de entonces, con unas Marianne y Heloïse que ocultan lo que bulle en su interior, y que da pie a un retrato pictórico que ambas consideran superficial; aun así, ya se apunta un burdo rechazo de la trascendencia en las referencias al convento, ni una mención a lo que ha podido suponer Dios para Heloïse en ese período, donde lo más interesante habría sido frecuentar la biblioteca y la música “para muertos” en la capilla. Sea como fuere, el film patina en su segunda parte, más lenta y obvia, en que la condesa sale de viaje y deja solas a las dos mujeres con la sola compañía de la sirvienta Sophie, lo que sirve para hacer el discurso ideológico más explícito, tanto en lo relativo a la relación amorosa entre las dos mujeres, como en su decisión de ayudar a abortar a la encinta Sophie, que no quiere tener a su criatura. La idea es mostrar este período de recién descubierta libertad como una auténtica “montaña mágica”, una suerte de hermandad femenina con fecha de caducidad. Probablemente lo más grotesco es el pasaje en que una mujer debe ayudar a Sophie en su propósito abortivo, rodeada de niños. De todos modos, una Sciamma esteticista y primorosa sabe imprimir cierto ritmo a la narración, y sacar partido al hieratismo de los personajes, de modo que cuando se tornan más comunicativos, nos interesan. En el apartado “artístico” destacan la progresión en los retratos, el paisaje costero de la Bretaña, la metáfora de las llamas ardientes y la casi completa ausencia de la música que hace que, cuando surge –una reunión nocturna de mujeres, y la escena final del teatro, eco de un momento compartido por Marianne y Heloïse– se muestre harto elocuente. Las actrices Adèle Haenel y Noémie Merlant están bien, y se establece la necesaria complicidad entre ellas, también en su juego de miradas arrobadas.

5/10
La última lección

2018 | L'heure de la sortie

A la imponente escuela rural de S. Joseph llega Pierre, que viene a cubrir la vacante por intento de suicidio del anterior profesor. Pierre se ocupará principalmente de una clase muy especial, de pocos alumnos, integrada por los más inteligentes del colegio. Pronto notará en que las altas capacidades de los estudiantes no son sinónimo de educación y normalidad, más bien al contrario, y poco a poco sus tareas docentes empezarán a ser poco gratificantes para él, cuestión en la que tampoco ayudan demasiado los demás profesores. Segundo largometraje del francés Sébastien Marnier, que adapta una novela de Christophe Dufossé. Presenta una situación un tanto insólita, un colegio en donde los alumnos se erigen casi en dominadores de los adultos, con situaciones verdaderamente desconcertantes para el profesor protagonista, presa de insolencias, desprecios e incluso burlas que, y aquí está la clave, lo que generan es inquietud y temor, pues los estudiantes no se comportan como simples jóvenes sino como seres faltos de alma, de sentido común, diríase que carecen por completo de empatía, casi como si provinieran de una de las novelas marcianas de Bradbury. Pero el guión juega muchas veces al despiste: ¿es un problema sólo de los alumnos? ¿o están todos locos, alumnos y profesores? ¿o es el propio profesor quien está perdiendo la cabeza? De fondo, el film hace hincapié en el desastre medioambiental que inunda el planeta, algo de lo que sólo parecen ser conscientes los alumnos aventajados, a quienes su exacerbada conciencia ecológica les ha convertido en una especie de ancianos existenciales, incapaces de disfrutar de su vida. Y también se incide en la posición de fuerza que los estudiantes están adquiriendo en la educación actual, la falta de autoridad del profesorado, las barreras impuestas en esta materia por lo políticamente correcto, etc. De todas maneras, sin lugar a dudas lo mejor de La última lección es la atmósfera que ha sido capaz de generar el director. Apoyado en una banda sonora bien usada, con escenas inquietantes como la de los puñetazos y el ahogamiento en la piscina o casi oníricas como la del paseo equilibrista en la cantera, Marnier genera la turbación requerida, una especie de temor enigmático que va “in crecendo”. Eso no quita que se incluyan ciertos momentos tramposillos, como la desaparición del ordenador o la presencia gratuita de las cucarachas, recursos un tanto simplones. Los actores, en especial Laurent Lafitte y la jovencita Luàna Bajrami, están bien.

6/10
Marion, 13 años eternamente

2016 | Marion, 13 ans pour toujours

La trágica historia real de Marion Fraisse, una chica francesa de trece años que decidió ahorcarse debido al acoso escolar que sufría desde hacía años. El argumento arranca con el terrible suceso y vamos siendo testigos de cómo llegó a producirse tal desenlace. El film, un drama de esos que te dejan desolado, está basado en el libro escrito por la madre de la joven, Nora Fraisse, en colaboración con Jacqueline Rémy. La historia advierte sobre el peligro oculto que puede haber en las escuelas. Cuenta con el papel principal de Nora por parte de la actriz Julie Gayet.

5/10

Últimos tráilers y vídeos