IMG-LOGO

Biografía

Marta Larralde

Marta Larralde

Marta Larralde

Filmografía
Ofrenda a la tormenta

2020 | Ofrenda a la tormenta

Ha pasado ya un tiempo desde que la inspectora Amaia Salazar (Marta Etura) se enfrentó a su madre. Pero a pesar de que tanto la Guardia Civil como el juez Markina (Leonardo Sbaraglia) dan por cerrado el caso, Amaia siente que no está libre de peligro. La muerte súbita de una niña en Elizondo resulta sospechosa y los análisis forenses del doctor San Martín (Paco Tous) llevan a Amaia a investigar otras muertes de origen similar que conducirán a la inspectora a la resolución final de los sucesos que han asolado el valle de Baztán.

Caronte

2020 | Caronte | Serie TV

Entretenida serie creada por la todoterreno Verónica Fernández que combina los subgéneros judicial y policíaco. Sigue a Samuel Caronte, un ex policía que tras pasar una temporada en prisión se ha reconvertido en abogado penalista. Fue condenado injustamente, pero a cambio ha templado su carácter, sabe que hizo cosas mal, lo que propició la ruptura de su matrimonio y la renuncia a la patria potestad de su hijo adolescente. Aunque se ha ido a vivir a Gijón con su novia, queriendo dejar atrás su pasado madrileño, una amiga de la familia le pide ayuda como abogado, para que defienda a su hijo que se autoinculpado como responsable del homicidio de un hombre, en una trifulca entre hinchadas de dos equipos de fútbol rivales. Aceptar el caso supone volver a la capital, donde se topa con compañeros policías de antaño, alguno corrupto, y con miembros de su familia. También con una persistente joven, abogada, que querría poner un despacho con él, piensa que son complementarios. Aunque tiene un pase esta producción de Mediaset, asociada con Amazon –Telecinco y Prime Video la estrenan simultáneamente–, adolece de los defectos de muchas series televisivas, que prolongan la narración innecesariamente, para rellenar parrilla televisiva: capítulos de más de una hora, ritmo parsimonioso, no es lo mejor. Tiene un esquema bastante clásico, en que cada entrega presenta un nuevo caso, mientras los personajes evolucionan y hay una trama de corrupción policial de fondo que está presente todo el tiempo ayudando a la unidad. En el camino, Caronte tiene que demostrar en su entorno que ha cambiado, y ahora es mejor persona. Se nota la veteranía de Roberto Álamo, mientras otros actores más jóvenes, como Miriam Giovanelli, conocida por Velvet, tratan de aguantar el tipo.

5/10
Legado en los huesos

2019 | Legado en los huesos

Cuando vuelve a incorporarse a su puesto después de haber dado a luz a su hijo, la inspectora de la Policía Foral de Navarra Amaia Salazar se entera de que Jasón Navarro, al que detuvo por asesinato, se ha suicidado en su celda, dejando escrita una palabra en la pared de la misma, Tarttalo, que remite a un monstruo de la mitología de un solo ojo. La investigación desvela que a lo largo de los años se han producido otras muertes de mujeres a manos de sus parejas, que también acabaron con sus vidas, dejando idénticos mensajes. Al mismo tiempo, se produce una inquietante profanación en una iglesia, cuyos autores se identifican con los agotes, minoría navarra acusada de herejía, y de rechazar la autoridad de la Iglesia. Éstos han dejado en el altar huesos del brazo de un bebé, que según las pruebas de ADN está relacionado con la inspectora. Fernando González Molina ha arrasado con sus adaptaciones literarias protagonizadas por Mario Casas, 3 metros sobre el cielo y Tengo ganas de ti, basadas en novelas de Federico Moccia, y Palmeras en la nieve, a partir del libro de Luz Gabás. No le fue tan bien sin este actor con El guardián invisible, translación de otro best-seller, en esta ocasión de Dolores Redondo, que inicia la llamada “Trilogía de Baztán”. Pese a todo, reincide con la segunda entrega de la misma, Legado en los huesos, a la que seguirá Ofrenda a la tormenta, pues se han encadenado los rodajes de ambas. Buen profesional, Molina imprime ritmo al relato, y aprovecha las privilegiadas localizaciones navarras, con pueblos encantadores, y bosques envueltos en bruma, y los elementos que distinguen el libro de Redondo, mezcla de thriller a la escandinava con personajes del folclore del norte de España. Repite como guionista Luiso Berdejo, que cambia levemente algunos acontecimientos del original para darle más fluidez, pero mantiene la esencia de la trama, muy bien enlazada con su predecesora, pues todo lo ya visto tiene su porqué, no se trata de una continuación forzada. Afloran toques siniestros y morbosos, y se deslizan torpedos contra la Iglesia, representada por Sarasola, sacerdote del Opus Dei, a quien se pinta como un tipo que tiene razón en su cruzada contra el mal ancestral, pero siniestro y prepotente. Al estar trazado con trazos gruesos, no logra insuflarle humanidad Imanol Arias. Lo mismo ocurre con la gran mayoría de secundarios, que corresponden a arquetipos, como Colin McFarlane, que no parece un padre moderno, involucrado en la crianza de su bebé, sino un pelele, o el que le ha correspondido a Leonardo Sbaraglia, mucho actor para un juez sin apenas relevancia en el desarrollo, enamorado de Amaia un poco ingenuamente, ya que no se sabe bien si es consciente de que ésta mantiene una sólida relación con su marido, y que acaba de ser madre. Lo mismo ocurre con los ayudantes de Salazar, las hermanas, etc. Resultan llamativamente planos sobre todo los villanos, unos majaderos que cometen un error absolutamente disparatado. Al menos, se salva Marta Etura, cuya Amaia Salazar es la única que tiene entidad.

5/10
Fariña

2018 | Fariña | Serie TV

Miniserie televisiva de Bambú para Antena 3 basada en hechos reales sobre el narcotráfico en Galicia, narrados en el libro homónimo de Nacho Carretero, generó cierta controversia su secuestro cautelar, ordenado por la jueza Alejandra Pontana a petición del antiguo alcalde de O Govre, Pontevedra, que alegaba ataques a su honor en el mismo. Sin duda que el éxito de Narcos ha propiciado su producción. Está desarrollada por Ramón Campos, Gema R. Neira, Cristóbal Garrido y Diego Sotelo, implicados en otras series de éxito como Gran Hotel, Velvet o Las chicas del cable. Arranca con la detención por la noche de cada uno de los principales contrabandistas en sus casas, el primer efecto de la conocida como Operación Nécora, ejecutada en 1990. A partir de ahí retrocedemos temporalmente a los años 80, y se nos presentan los personajes. Por ejemplo, Sito Miñanco y su padre, que están en una lancha por la noche; el primero es joven, entusiasta, con ganas de retar a los aduaneros pescando en aguas portuguesas para luego divertirse en una persecución y demostrar su maestría como piloto de embarcación, burlando a los guardias navegando entre las bateas. Accidentalmente esto va a suponer la ocasión de un cambio en la vida de Sito, porque ha boicoteado involuntariamente una operación de descarga de contrabando. La letra de la canción que suena al comenzar la acción en sí de cada capítulo resume bien el trasfondo de lo que cuenta la serie, “O que teño que facer / para non ter que ir ao mar / sobra peixe que vender / e fariña para amasar”. La actividad pesquera en Galicia está en crisis, la faena del mar es dura, los hombres se juegan la vida y poco sentido tiene si no da para comer. Muchos vieron en el contrabando de tabaco una fuente de recursos muy grande. Y así Terito (el gran patriarca de la “cooperativa”), Laureano Oubiña y Manuel Charlín son los salvadores de Cambados. Se enriquecen con el contrabando y ayudan a sus familias y a su pueblo. Sito Miñanco es el personaje principal de la serie, y representa la marcha sin retorno de una vida en la que el poder tira y tira, de una actividad delictiva se pasa a otra más grave, dejando un regusto amargo por todo aquello con lo que arrasa en el camino. Sito fue fichado por Terito precisamente por el incidente en las bateas. Le ofrece trabajar con él, y acepta. Pero pronto dejará de ser suficiente ser un subordinado, querrá ser uno más, lo conseguirá, y más adelante no le bastará con el tabaco, comenzará con el negocio de la cocaína (que recuerda a la harina, “fariña” y el hachís). Dinero fácil que puede servir para corromper a cualquiera, incluso a los que cabría suponer una integridad a prueba de bombas. Resulta tentador así autoengañarse con buenas intenciones y el inmoral lema “el fin justifica los medios”, aunque por supuesto, el precio que se acaba pagando resulta demasiado alto. En cualquier caso, la serie logra plasmar la lucha interior del protagonista, que querría evitar derramamiento de sangre, pero al que le gusta demasiado el poder que ha adquirido como para renunciar a él. También muestra cómo las mujeres de los traficantes son capaces de asumir el rol de éstos cuando la persecución les obliga a tomarse unas “vacaciones”. Por otro lado, se ofrece el punto de vista de los agentes de la ley, particularmente a través del sargento Darío Castro, y se describen las dificultades que afronta, sus enemigos están en el mismo pueblo e incuso entre los suyos, en la propia guardia civil. La serie, de cuidada factura y con valores de producción, está bien rodada, por ejemplo la banda sonora sabe crear una atmósfera inquietante con el sonido de la gaita. Llegas a conocer bien a los personajes, y hay momentos de angustia, de tensión, acción, también de alguna sonrisa por ese modo gallego tan suyo y entrañable. Una imagen muy gráfica, que llama la atención y que simboliza la “sobredosis” de dinero que padece los narcos ocurre cuando la lluvia abundante hace que los alcantarillados se inunden y salgan por las rejas de las alcantarillas, billetes y billetes que manan como el agua por la calle… En el reparto, bien conjuntado, destaca la interpretación de Javier Rey como Sito, al que da buena réplica Tristán Ulloa, el sargento. Curiosamente el traficante gallego Laureano Oubiña ha presentado una demanda reclamando un millón y medio de euros de indemnización por una escena de sexo que implica a los actores que le representan a él y a su esposa, por el "daño moral" que les produce a él y a su familia.

6/10
La mujer del siglo

2018 | La dona del segle

1919. Consuelo Deulofeu, una huérfana con un secreto a sus espaldas, cambia de identidad para escapar a su infausto destino. Se pone a trabajar en un humilde taller de costura, pero después tratará de conseguir un empleo mejor en los lujosos almacenes El Siglo. Para ello debe ser de buena cuna, por lo que insiste a la monja directora del orfanato en el que estuvo para que le dé su documentación. Gracias a ello, descubre que es gitana. Adaptación televisiva de la novela homónima, que tuvo cierto éxito, de cariz feminista, pues se centra en las dificultades laborales de la mujer en Barcelona hace cien años. Cuenta con un reparto de primera categoría.

4/10
La mano invisible

2016 | La mano invisible

Un mecánico, un albañil, una mujer de la limpieza, una telefonista, un mozo de almacén y un informático son reclutados para llevar a cabo su trabajo habitual ante una audiencia. Bajo esta premisa, y mediante una sobria puesta en escena, La mano invisible convierte a los trabajadores de cuello azul en un producto de entretenimiento. Esta condición de espectáculo, precisamente, vacía los oficios con que estos personajes han bastido su identidad de cualquier sentido productivo y los vuelve todavía más vulnerables a la explotación laboral. A medida que la presión se agrave, la dimensión escénica de su trabajo será una fuente suplementaria de conflictividad.

La playa de los ahogados

2015 | La playa de los ahogados

Tercer thriller consecutivo de Gerardo Herrero con Carmelo Gómez como protagonista, tras Silencio en la nieve y Crimen con vistas al mar, inédita en España tras las malas críticas recibidas en Colombia. En esta ocasión, el realizador adapta la novela homónima de Domingo Villar. Galicia. El inspector de policía Leo Caldas, con ayuda de su nuevo ayudante, el aragonés recién trasladado Rafael Estévez, investiga la muerte de Julio Castelo, un marinero cuyo cuerpo ha aparecido en la orilla de la playa, con las manos atadas. Como es habitual, Herrero no naufraga, su realización academicista funciona. La playa de los ahogados logra interesar en su arranque, y como los mejores exponentes del género negro usa de excusa la trama policial para describir la sociedad pesquera en un pueblecito gallego, lo más interesante del libro original. Buen trabajo del citado Gómez y Antonio Garrido, que sacan mucha tajada a base de sugerencias, pues les han tocado personajes apenas esbozados por el guión. Navegan a su alrededor destacados actores, como Celia Freijeiro, Celso Bugallo o Luis Zahera, que resultan más o menos convincentes a pesar de que tienden a sobreactuar. Pero le faltan giros sorprendentes, y la trama acaba ahogándose, por falta de secuencias destacadas, que vayan a recordarse cuando finalice la proyección, como aquellas persecuciones de La isla mínima o El niño. Avanza muy lentamente porque acumula diálogos y poca acción, ya que básicamente se limita a recoger las conversaciones de los investigadores con los testigos.

5/10
El apóstata

2015 | El apóstata

Si hubiera que resumir la trama de El apóstata, diríamos que es la historia de un pringado con una idea fija y algo estúpida, porque no hay en ella ningún gran planteamiento vital. El joven indolente Gonzalo Tamayo, estudiante de filosofía que no acaba de terminar la carrera, profesor particular del hijo de una vecina, que se acuesta con su prima Pilar y al que pesa de modo agobiante la relación con sus padres, ha tomado la determinación de apostatar. Tras obtener la partida de bautismo en su parroquia como primer paso, se encuentra en el obispado con más obstáculos de los que había previsto. El uruguayo Federico Veiroj parte de la experiencia personal de su protagonista y coguionista Álvaro Ogalla, actor no profesional, para ofrecer un retrato que quiere ser generacional de alguien perdido, sin rumbo, que ha emprendido una peculiar batalla existencialista a modo de posmoderno quijote hundido en el individualismo nihilista, que siempre parece anodina, aunque en los últimos pasos del film se le quiera dar un aire casi de gesta épica. No pretende ser la cinta seguramente ser anticlerical, más bien pinta a un personaje “líquido” y sin garra, que no sabe de dónde viene ni adónde va, que quiere romper con un pasado al que parece culpabilizar sin ira, punto de partida hacia ninguna parte, pero punto de partida auténtico, con la inocencia imposible de su joven pupilo. El omnipresente Ogalla resulta cansino, también con su voz en off dispersa en la irritante narración aquí y allá. A modo de cine experimental y ejercicio de estilo que subraya lo anodino, se incluyen no obstante también ensoñaciones fantasiosas –ese aula nudista a modo de edén– o pasajes de corte buñuelesco, el obispo en el balcón soltando parrafadas tomadas al parecer de Galdós, que no logran ocultar el hecho de que falta al conjunto cohesión, algo que se parezca a lo que pretende ser a la postre, un discurso.

3/10
Novatos

2015 | Novatos

Álex es un chaval de dieciocho años que viaja desde Zaragoza a Madrid para comenzar la carrera de periodismo en la Universidad Complutense. Pero su ilusión por comenzar una nueva vida en la capital pronto sufrirá un revés cuando al ocupar plaza en su Colegio Mayor tenga que afrontar las novatadas impuestas por los veteranos. Especialmente agotadora será la presión que ejerce sobre él un tal Estévez, colegial que se regodea en humillar a los recién llegados. En su tercer lagometraje, el zaragozano Pablo Aragüés ofrece sus propias vivencias personales al entrar en la universidad y lo hace alejándose del tono de comedia habitual en este tipo de temáticas, para adoptar un aire decididamente dramático. Hace así una clara denuncia de una tradición universitaria que aún perdura en España y que lamentablemente se sigue tolerando por las autoridades académicas. Porque está claro que las novatadas no siempre son simples bromas pesadas, sino que las acciones rozan muchas veces lo puramente criminal. Dicho esto, Novatos adolece de falta de un guión atractivo, pues prácticamente es una pura repetición de situaciones tensas creadas por el enfrentamiento veterano-novato, con muy pocos matices. Y hasta la inclusión de la trama romántica parece un simple recurso, poco convincente (y plagado de diálogos nada realistas), para enriquecer forzadamente una historia lineal que parece más apropiada para un cortometraje. La puesta en escena es tristona, poco original, y tampoco ayuda a dar empaque a la película, cuya producción técnica adquiere a veces un tinte demasiado amateur, con planos anodinos y una fotografía demasiado desvaída, carente de vida. Así las cosas sólo se salvan algo las interpretaciones esforzadas de Javier Butler en el papel de Álex y de la expresiva Lucía Ramos en el de Carla. No ocurre lo mismo con Nicolás Coronado, cuya composición de chulo malote es muy poco creíble, casi comiquera.

3/10
Justi&Cia

2014 | Justi&Cia

Justino, minero en paro de un pueblecito de León, comprueba que los tribunales han sobreseído la acusación contra el pez gordo al que considera responsable indirecto de un accidente que le costó la vida a su padre, a su hermano y a otros compañeros. Indignado por la escalada de casos de corrupción que aparecen en las noticias, decide tomarse cumplida venganza en nombre de los ciudadanos, con ayuda de Ramón, otro perdedor con el que secuestrará a políticos implicados en escándalos para darles un escarmiento. Ambos formarán el dúo Justi y Compañía –Justi&CIA– que pronto desatará la admiración del pueblo llano. Tiene buenas intenciones el debutante en el largometraje Ignacio Estaregui, autor del cortometraje Spiderboy, que también aparece acreditado como coguionista. El realizador zaragozano sabe de lo que habla, pues tras ser despedido de una productora audiovisual, se lanzó a la búsqueda de financiación para este proyecto. Su película busca la complicidad del espectador, horrorizado en los tiempos que corren por los numerosos casos de políticos corruptos. Incluso se deduce de la conclusión de Justi&CIA una pequeña reflexión sobre la responsabilidad individual de toda la población, si permite con su pasividad que se robe a espuertas. El primerizo Estaregui sorprende sobre todo por su habilidad para dirigir a los actores. Así, logra un creíble trabajo del libanés de origen armenio Hovik Keuchkerian, campeón nacional de los pesos pesados en boxeo, y candidato al Goya al actor revelación por Alacrán enamorado. Por supuesto, no desentona a su lado Álex Angulo, en uno de sus últimos trabajos tras su trágico fallecimiento en accidente de tráfico. Pero no logra dar con el tono. Su disparatado desarrollo (los protagonistas raptan a sus víctimas con excesiva facilidad) no logra arrancar la carcajada que pretende, y sus toques dramáticos tampoco acaban de funcionar, por culpa de unos diálogos poco naturales. Además, abusa de las casualidades y desaprovecha por completo a personajes secundarios que podrían tener interés como la hija de Ramón (Marta Larralde), mientras que a los 'villanos' los pinta con excesivo maniqueísmo.

4/10
Todas las mujeres

2013 | Todas las mujeres

Todas las mujeres nació como una serie televisiva para TNT España, rodada en 2010, en torno a un hombre que se va encontrando progresivamente con las mujeres que marcan su vida, una por cada uno de los seis episodios. La idea recuerda a En tratamiento, también compuesta por diálogos, si bien el director, Mariano Barroso, asegura que se ha inspirado concretamente en el protagonista de Los Soprano y la relación con su terapeuta, así como en las obras teatrales de David Mamet y Sam Shepard compuestas por largas conversaciones entre pocos personajes. El montaje para cine de Todas las mujeres encadena uno tras otro los encuentros del protagonista con cada mujer. Nacho, cuarentón inmaduro, trabaja como veterinario para su suegro. Mantiene una relación extraconyugal con su becaria, Ona, que le ha convencido para robarle a su jefe unos novillos que pueden vender a buen precio en Portugal. El plan sale mal, y además a Nacho le abandona su mujer, harta de mentiras. Temeroso de ir a la cárcel, recurre a la ayuda de su madre, su ex que ejerce como abogada, su cuñada y una psicoterapeuta. Salvo en el caso de Éxtasis, el film más redondo de su carrera, el cine de Mariano Barroso se queda a medio camino. Por un lado, plantea temáticas interesantes, hace gala de algunas ideas, y consigue que sus actores compongan personajes tridimensionales. Pero por norma general le falta la chispa necesaria para rematar la jugada. Es lo que sucede también con Todas las mujeres, cuya estructura sorprende al principio, pero posteriormente resulta estar demasiado forzada, el metraje se alarga, y el espectador acaba temiendo que el protagonista llame también a su tía, su prima, etc. Todo gira en torno a la inmadurez del protagonista y a la necesidad de hacer frente a los problemas, en lugar de tomar atajos fáciles. Aunque su personaje está exagerado en su falta de miras, lo cierto es que Eduard Fernández logra hacerlo cercano y cotidiano, con aparente sencillez, como es habitual en su filmografía. Le rodean seis actrices de calidad, aunque se luce especialmente la gran Petra Martínez, como una madre carcomida por la culpabilidad, y la hasta ahora poco aprovechada por el cine Nathalie Poza (Días de fútbol, El otro lado de la cama), en el rol de la psicóloga.

5/10
El oro del tiempo

2013 | O ouro do tempo

Quinto largometraje como realizador del gallego Xavier Bermúdez, cuyo cine hasta ahora ha sido minoritario. El oro del tiempo ha participado en la sección oficial de diversos festivales, como Karlovy Vary y Málaga, sin obtener ningún premio. Alfredo Méndez, un prestigioso doctor jubilado, se ha retirado a una casa de campo donde guarda el cadáver criogenizado de su esposa prematuramente fallecida, en espera de que la ciencia avance lo suficiente para devolverla a la vida. Méndez vive revisando una y otra vez los vídeos grabados por su mujer, mientras le asiste Corona, una joven que ejerce como enfermera, cocinera y limpiadora. En El oro del tiempo, Bermúdez logra una eficaz dirección de actores. Recupera a las actrices de sus anteriores peliculas Nerea Barros (que estuvo en su film Rafael) y Marta Larralde (León y olvido), en correctos registros, aunque la segunda sólo aparece brevemente a través de filmaciones, encarnando a la esposa fallecida. El mejor trabajo lo realiza el veterano Ernesto Chao, prolífico secundario que demuestra que puede llevar el peso de ejercer como protagonista. De ritmo contemplativo, El oro del tiempo avisa del peligro de aislarse del presente para tratar de salvaguardar el pasado. Pero aunque en algunos momentos da que pensar, no consigue ni de lejos el tono lírico de autores como Víctor Erice, que parece una clara inspiración. Sus diálogos son forzados y recurre a una fotografía tan rudimentaria como poco sugerente. Además, acumula detalles morbosos innecesarios, y desnudos gratuitos y llega a incluir una escena del hijo del protagonista convertido en voyeur de un acto sexual que cae en el ridículo más absoluto.

4/10
Gran Hotel (2ª temporada)

2012 | Gran Hotel | Serie TV

La segunda temporada de Gran Hotel arranca más enredada que nunca. Alicia Alarcón se ha casado con Diego, ahora es la señora de Murquía, y tras el viaje de novios en París, ha vuelto a casa. Allí sigue Julio con su puesto de camarero, y enamorado de Alicia, indignado porque el supuesto asesino de su hermana pueda no rendir cuentas ante la justicia. Andrés, hijo ilegítimo del difunto propietario del Gran Hotel, está en coma después de que una mano siniestra haya intentado que muriera electrocutado. Nadie conoce que Andrés sería el heredero del Gran Hotel, excepto su viuda, doña Teresa, que con la complicidad de Diego intenta hacerse con la carta que revela el secreto, que está en propiedad de la doncella Belén, casada con Andrés. Ella está embarazada pero tiene un pacto para entregar su bebé a doña Teresa, para hacerlo pasar por el hijo de su hija Sofía, engaño sin el cual su matrimonio con Alfredo, hijo de unos marqueses, podría anularse. Mientras, el tercer hijo Alarcón, auténtica oveja negra, sigue con su contrabando de alcohol, asunto que el degradado detective Ayala investiga. El parto de Belén va a dar un giro a los acontecimientos, pues alumbra a gemelos. El resumen que ofrecemos en el párrafo anterior, da idea de lo alambicada que es la serie creada por Ramón Campos y Teresa Fernández-Valdés con su productora Bambú. Pero el caso es que engancha la intriga de principios del siglo XX que discurre por los pasillos y alrededores costeros del Gran Hotel, donde las dudas sobre cómo evolucionará el amor imposible de Alicia y Julio -Amaia Salamanca y Yon González-, la llegada del nuevo maitre -Juan Luis Galiardo, en uno de sus últimos trabajos antes de morir- y las miradas que se cruza con la gobernanta -inmensa Concha Velasco-, o los experimentos de Javier con el opio, prometen emoción a raudales.

6/10
Gran Hotel

2011 | Gran Hotel | Serie TV

Principios del siglo XX. Julio acude a reunirse con su hermana Cristina a Cantaloa, donde trabaja de doncella jefa de planta en el Gran Hotel. Pero al llegar le dicen que fue despedida. Escamado por las extrañas circunstancias de tal hecho, decide hacerse pasar por el camarero que debía incorporarse a la plantilla del establecimiento de lujo propiedad de la familia Alarcón. Doña Teresa es la matriarca del clan, que dirige con mano de hierro la vida de sus hijos: Sofía está casada con un marqués, Javier es la oveja negra, y Alicia, la más prometedora, ha sido prometida sin gran entusiasmo por parte de ella, a Diego, director del hotel. La desaparición de Cristina propicia que surjan lazos entre Alicia y Julio, a pesar de su diferente clase social. Cuidada serie televisiva española, que parece haberse inspirado en Downton Abbey a la hora de pintar las vicisitudes de amos y servicio de una gran mansión, en este caso un fastuoso hotel. Relaciones prohibidas, asesinatos y chantajes, con el deseo del protagonista de descubrir la verdad que libera, sirven para trenzar una trama que se sigue con interés. Hay acierto en el reparto, donde conviven actores jóvenes de gran proyección como Amaia Salamanca y Yon González, con veteranos de la categoría de Adriana Ozores, Concha Velasco y Asunción Balaguer. La reconstrucción de la época es excelente, da para ello mucho juego el marco incomparable del cántabro Palacio de la Magdalena.

6/10
Hotel Tívoli

2007 | Hotel Tívoli

El músico gallego Antón Reixa acomete su segundo largometraje tras El lápiz del carpintero, su decepcionante adaptación de la novela de Manuel Rivas. Tampoco acaba de resultar convincente esta cinta coral, basada en un guión original, que recupera una idea antigua que ha funcionado mejor en otras ocasiones. Winchester 73, de Anthony Mann, entrelazaba las peripecias de los distintos personajes a cuyas manos llegaba por circunstancias variopintas el rifle al que alude el título. En Seis destinos, de Julien Duvivier ocurría lo mismo con un frac. Y en El violín rojo, de François Girard, con un instrumento musical. Pues bien, Hotel Tívoli se centra en un mechero, que va pasando de mano conforme sus dueños se lo dejan olvidado en cualquier sitio. Reixa presenta unos 40 personajes, que por tanto aparecen en pantalla escasos minutos. La idea podría haber funcionado, pero los protagonistas deberían ser más atractivos. Reixa hilvana anecdotillas intrascendentes con poco interés, que giran en torno a las relaciones de pareja. Cuenta con algunos actores solventes, como Mabel Rivera o Luis Tosar e incluso los músicos Mikel Erentxun y Julieta Venegas dan el pego. Pero sus personajes están poco definidos y los diálogos no tienen demasiada calidad.

2/10
Dos miradas

2007 | Dos miradas

Primer largometraje estrenado en cine del valenciano Sergio Candel, aunque rodó otro previamente. Candel trabaja como operador de vídeo en televisión y rueda en su tiempo libre en condiciones amateurs, aprovechando el talento de actores y técnicos amiguetes que no le cobran. Su film tiene una gran fuerza comparado con otras cintas rodadas en digital en condiciones similares, lo que le augura un futuro de lo más prometedor. En lugar de utilizar un guión para rodar, Candel parte de un esquema esbozado por él mismo, y trabaja mucho sus personajes con las dos dos actrices, a las que deja mucho margen de improvisación. Narra lo que les ocurre a lo largo de una jornada, desde el amanecer al anochecer, a dos chicas, Sofía y Laura, que habitan en una casa en el desierto de San Pedro de Atacama, en Chile. Laura ha roto con su novio y se encuentra en un estado de descontrol, mientras que Sofía es lesbiana y se siente atraída por su compañera. Sorprenden las dos actrices principales, la desconocida Pilar Alonso y la siempre convincente Marta Larralde –impagable novia metida en la nevera de El penalti más largo del mundo–. Aunque a nivel argumental es asumidamente ligero –se limita a narrar sin entrar en reflexiones la esquemática historia de un tórrido enamoramiento lésbico–, el film es formalmente ambicioso con pocos diálogos y planos arriesgados, como el largo arranque con Marta Larralde despertándose, que fija un ritmo pretendidamente lento para la película, o cuando la misma actriz deja la casa con una maleta. En su afán por sugerir más que narrar, parece que deja demasiados cabos sueltos, pues si bien intuimos datos del pasado reciente del personaje de Marta Larralde, que ha roto con su novio y se encuentra en un estado de descontrol, apenas se sabe de dónde ha salido o qué hace el otro personaje, o qué hacen ambas en el desierto chileno.

4/10
Días Azules

2006 | Días Azules

La historia de tres hermanos, en dos tiempos, separados por una tragedia en forma de accidente mortal de tráfico. Ellos veranean en un pueblo de Galicia, y no pueden ser más distintos. Boris es ácrata, hace lo que quiere, es incapaz de comprometerse. Carlos dirige el negocio familiar heredado del padre, es muy responsable, y tiene pánico a tomar decisiones. Álex, el pequeño, es el hermano listo, además de romántico, y gracias a una beca piensa ir a Estados Unidos a hacer un máster. Un film muy de nuestro tiempo, sobre tres jóvenes que no son malas personas, y que se quieren sinceramente, pero que toman decisiones éticamente cuestionables, todas relacionadas con la huida de la responsabilidad, la incapacidad de asumir las consecuencias de los propios actos: conducir bajo los efectos del alcohol, afrontar las posibles consecuencias penales de un homicidio involuntario, dejar pasar la oportunidad de casarse con la chica que realmente quieres… Miguel Santesmases dirige con cierta frescura su historia, donde lo más atractivo es el afecto que se profesan los tres hermanos. Es una pena que no ahonde más, pues el film se queda en el enunciado de la vida frívola de los personajes. El dibujo de sus relaciones sentimentales es también muy de la época: dictadas por el sentimiento, por lo que ahora mismo me apetece; nadie diría por lo que se ve en el film que el amor hay que trabajarlo día a día… El reparto está muy bien, pero sobresale Óscar Jaenada, la promesa joven más firme en el panorama interpretativo hispano.

5/10
El penalti más largo del mundo

2005 | El penalti más largo del mundo

Fernando, treintañero gris que trabaja como reponedor en un supermercado, ejerce como portero suplente de un equipo de fútbol de tercera regional. Por sus características físicas, poco atléticas, el  entrenador no le ha sacado a jugar ni un sólo minuto en toda la temporada, a punto de terminar. Su equipo se proclamará campeón, si gana el último partido. Pero en el último minuto, el portero titular se lesiona, y el árbitro pita penalti en contra. En las manos de Fernando está la posibilidad de parar el balón y convertirse en un héroe, pero un grupo de hinchas indignados invade el campo. El árbitro retrasa el lanzamiento una semana, pero los jugadores tienen que ser los mismos, incluido el portero...  Durante esos siete días, Fernando se hará querer: por ejemplo, conseguirá que salga con él Cecilia, hija del entrenador, y la chica de sus sueños. Ganador del Goya al actor revelación por Días de fútbol, Fernando Tejero cambia la portería del bloque de edificios de la serie Aquí no hay quien viva por la de un campo de fútbol de barrio. Supone el segundo trabajo, tras Hombres felices, del cineasta madrileño Roberto Santiago. Él mismo se ha encargado del guión, basado en un relato corto hilarante del argentino Osvaldo Soriano, y que ha cortado a la medida del protagonista, cuya espontaneidad y gracia natural mueven por sí mismas a la risa. Esta circunstancia, ciertos toques de cine social, un par de situaciones ingeniosas (la comida con el jefe, o la secuencia en la que Cecilia acaba en la nevera), y el hecho de que evite casi siempre el sendero fácil del humor zafio, imperante en el actual cine español, permiten pasar por alto que el argumento es sencillo, y más ligero que el aire.

5/10
León y olvido

2004 | León y olvido

Olvido es una veinteañera huérfana, que tiene que hacerse cargo de León, su hermano, aquejado de síndrome de Down, cuando éste es expulsado de la residencia en la que vive. Tercer largometraje escrito y dirigido por Xavier Bermúdez, autor de las desconocidas Luz negra y Nena, que expone la historia con demasiada truculencia. Pero Marta Larralde, que también ha coprotagonizado El penalti más largo del mundo, demuestra que es una joven promesa que dará que hablar, mientras que Guillermo Jiménez, que pasa por ser la primera persona con síndrome de Down en conseguir el título de ESO, realiza una esforzada interpretación.

3/10
Una preciosa puesta de sol

2003 | Una preciosa puesta de sol

Rosario, Elena y Beatriz. Abuela, madre e hija. Acuerdan pasar juntas un fin de semana en un albergue de montaña. Cada una tiene problemas: a Rosario le han diagnosticado un cáncer, Elena no sabe cómo decir a su madre que su marido quiere que se vaya a vivir a una residencia, Beatriz desea irse a vivir con su novio, lejos. Álvaro del Amo se esfuerza en mostrar con parsimonia cómo esos días de retiro sirven, de algún modo, para estrechar lazos. Buen reparto femenino.

4/10

Últimos tráilers y vídeos