IMG-LOGO

Biografía

Massimo Franciosa

Massimo Franciosa

Massimo Franciosa

Filmografía
La veneciana

1986 | La venexiana

Jules es un forastero que llega a Venecia y queda maravillado por la ciudad. Su estancia allí llama la atención de la viuda Ángela, al igual que de la joven Valeria, cuyo marido se encuentra fuera. El gondolero Bernardo le comenta que Venecia es una ciudad de aventuras y triunfos amorosos. Jules no lo va a desaprovechar. El italiano Mauro Bolognini destaca el erotismo en muchos de sus filmes, donde aparecen casi siempre relaciones prohibidas y personajes manipuladores que se dejan llevar por sus deseos más bajos. Otros de sus títulos son La herencia Ferramonti o El bello Antonio.

4/10
Yo soy fotogénico

1980 | Sono fotogenico

Antonio es un joven del norte de Italia que sueña con ser actor y convertirse en una estrella, como sus ídolos americanos. Decide irse a Roma, en busca de fortuna. Una vez allí, sólo consigue papeles de extra y de doble de los actores principales, y toma como representante a un individuo muy poco avispado. El especialista en comedias Dino Risi disecciona el mundillo del cine en Italia, lo que da lugar a secuencias humorísticas divertidas. Actores como Vittorio Gassman y Ugo Tognazzi se interpretan a sí mismos.

5/10
Zapatones

1980 | Piedone d'Egitto

Un científico descubre un coleóptero con una peculiaridad muy especial: habita junto a terrenos cuyo subsuelo esconde petróleo. Los desaprensivos de turno le secuestran para aprovecharse de sus conocimientos, pero el comisario Zapatones, asistido por su ayudante Caputo, acudirá al rescate. Bud Spencer acapara el protagonismo del film, donde Enzo Cannavale es un pobre recambio de Terence Hill. De todos modos, el film sigue la líneas habitual de los títulos protagonizados por la pareja, donde el humor y las peleas a puño limpio no faltan.

4/10
Los signos del zodiaco

1975 | Di che segno sei?

Recopilación de cuatro relatos cómicos irregulares. Un piloto se dispone a someterse a una operación de cambio de sexo, pero el cirujano comete una terrible equivocación. Un tipo seduce a la mujer de su jefe. Un vigilante de seguridad causa grandes problemas por exceso de celo. Una mujer busca pareja de baile para un concurso. A pesar de su ligereza, algunos segmentos tienen cierta gracia, y además cuenta con el siempre sobresaliente Alberto Sordi, excelente como cabía esperar en el género cómico.

5/10
Spasmo

1974 | Spasmo

Un hombre llamado Christian conoce por casualidad a una bella mujer llamada Barbara, de la que se enamora. Una noche se enfrentará aun hombre que ha entrado en el apartamento de ella y como consecuencia de un forcejeo, Christian mata al desconocido. Él y Bárbara deciden no dar cuenta a la policía y huir, pero entonces empiezan a sucederse otros extraños e inquietantes sucesos. Lo que no sabe Christian es que está siendo manipulado y que nada de lo que sucede es lo que parece. Producto enrevesado como pocos, con un guión caprichoso, siniestro y algo extravagante, característico del "giallo" italiano. Al final, también el espectador será un títere ante tanto giro inesperado. Dirige con oficio Umberto Lenzi (Una droga llamada Helen). La música, obra del gran Ennio Morricone, es de lo mejor.

4/10
El viaje

1974 | Il Viaggio

Última película dirigida por Vittorio De Sica para la que volvió a contar con una de sus musas como la actriz Sophia Loren, esta vez acompañada sin mucha química por el británico Richard Burton. Una historia trágica de buenos sentimientos basada libremente en un cuento de Pirandello que no dio los frutos deseados en taquilla. Adriana se casa con un hombre del que ha estado enamorada desde niña. Sin embargo, la desgracia la persigue y su marido fallece. Ella enferma y acude en su ayuda su cuñado, el conde Cesare. Lo mejor que se puede decir del filme es que, a pesar de lo trágico de su trama, el humor impregna gran parte del relato, además de contar con una romántica partitura de Manuel De Sica.

5/10
¿Qué nos importa la revolución?

1972 | Che c'entriamo noi con la rivoluzione?

Comedia de Sergio Corbucci enmarcada en la revolución mexicana, sigue a dos italianos, un cura y un actor, atrapados por la dinámica de los acontecimientos. No produce demasiadas risas, y tampoco se reconoce del todo al experto en spaghetti-western, aunque su típica violencia sí está presente en algún pasaje repulsivo.

4/10
El Greco

1966 | El Greco

El Greco quiere casarse con Jerónima de las Cueva y regala al monarca Felipe II un cuadro para conseguir el favor del rey. Las cosas se complican y El Greco es denunciado a la inquisición. Correcto biopic hollywoodiense, con Mel Ferrer interpretando al genial pintor.

5/10
Joven y guapo con voz de soprano

1964 | Le voci bianche

El gatopardo

1963 | Il gattopardo

Los que defienden a capa y espada aquello de que siempre la película es peor que el libro deberán revisar esta adaptación por parte de Luchino Visconti de la inmortal novela de Giuseppe Tomasi di Lampedusa. Y es que Visconti sabía tanto como Lampedusa del tema central, la decadencia de la aristocracia, al pertenecer el cineasta a una familia noble, igual que el protagonista de la obra: un siciliano del XIX que ve cómo sus privilegios se acaban. Se trata del príncipe siciliano Fabrizio di Salina, que en 1860 trata de apegarse a su viejo mundo en declive, mientras Garibaldi llega con su ejército a la isla, para unificar Italia, y acabar con el viejo régimen feudal. Salina permite que su sobrino Tancredi se aliste en el ejército y contraiga matrimonio con Angelica, hija de un nuevo rico que representa la burguesía en ascenso. “Algo debe cambiar para que todo siga igual”, viene a decir la obra de Lampedusa, que muestra el nacimiento de un nuevo mundo en el que la burguesía sustituye a los nobles, ofreciéndoles dinero, mientras que estos se dejan comprar. Resulta deslumbrante el modo en que Visconti despliega su narración, sin prisa ninguna. Y de ese modo logra dibujar con minuciosidad a sus personajes, de modo especial al príncipe de Salina, una espléndida composición de Burt Lancaster, quizá la mejor de su carrera. Sus conversaciones con el padre Pirrone rebosan cinismo, por un comportamiento hipócrita del que es consciente; con don Ciccio cuestiona la democracia, por un plebiscito en que el único voto negativo ha sido manipulado; con los jóvenes prometidos medita acerca de la fugacidad de la vida, y lo efímero de la belleza; con Chevally, que le hace la propuesta de ser senador de la república, honor que rechaza por considerar que en la política sólo caben los que están ahí para medrar. La mirada del cineasta es melancólica. Los pocos pasajes que protagonizan los personajes (notablemente el recorrido de la casa vacía de Tancredi y Angelica, unos radiantes Alain Delon y Claudia Cardinale) acentúan la pena por la juventud que se va. Porque Fabrizio es bien consciente de que su mundo tiene los días contados. Con esta obra maestra, Visconti abandona definitivamente el neorrealismo de sus orígenes. El cineasta se inscribe en una tendencia del cine italiano conocida como “caligrafista”, que consiste en la minuciosa reconstrucción de una época, mediante un ritmo pausado. Destaca la modélica utilización del color del director de fotografía, Giuseppe Rotunno, que se inspira en las obras de los pintores Delacroix y Hogarth. El escenógrafo Mario Garbuglia dota a los escenarios de tantos detalles que todo parece digno de un museo, mientras que los esmerados trajes de Piero Tosi parecen de verdad. Además, Visconti aprovecha para lucirse como cineasta épico con la vistosa secuencia de la batalla de Palermo. Entre todas las secuencias, se lleva la palma el inolvidable baile, que ocupa un tercio del metraje, en el que el príncipe Salina legitima en la sociedad a la famlia de Angelica, al tiempo que él mismo decide permanecer en un segundo plano a partir de ese momento. El film ganaría la Palma de Oro en el Festival de Cannes. Se trata asímismo de un título clave en la filmografía de Burt Lancaster, estrella del cine de acción y aventuras, que se consagraba definitivamente como actor dramático de peso, tras otros logrados papeles en Vencedores o vencidos y El hombre de Alcatraz. Tras hacerse por fin con el reconocimiento de la crítica, el actor iniciaba una segunda e interesantísima etapa en su carrera, en la que volvería a colaborar de nuevo con Visconti en Confidencias. Le acompañan dos de las grandes estrellas del cine europeo de la época, que ya habían trabajado con Visconti en Rocco y sus hermanos, Delon y Cardinale.

9/10
Los castigadores

1962 | Los castigadores

Pepe y Luis, dos chicos con fama de conquistadores, son grandes amigos. Pero cuando conocen a Tere una dependienta, ambos competirán por su amor. Intrascendente comedia hispano-mexicana, con un reparto más o menos solvente.

4/10
La calleja (La viaccia)

1961 | La viaccia

Melodrama en la Florencia del siglo XIX, cuando un campesino llega a la ciudad encontrándose de lleno en el pasional mundo de la prostitución al conocer a una atractiva meretriz de la que se enamora. Su director, Mauro Bolognini, se especializaría en fogosos y socialmente comprometidos dramas de época, como Metello (1969) y La herencia Ferramonti (1976), algo que esboza en este film al contrastar ambientes de campo ("La viaccia" es el nombre de la granja del protagonista) y la gran ciudad. La historia ahonda en lo más bajo del ser humano y en cómo la pasión anula los sentidos. Cuenta con una pasional pareja protagonista, Jean-Paul Belmondo y Claudia Cardinale (que volverían a unirse en Cartouche), y destaca Pietro Germi como el atormentado padre del muchacho. Basada en la novela "La herencia", de Mario Pratesi.

6/10
Los tres etcéteras del coronel

1960 | Le tre eccetera del colonnello

Siglo XIX. Un coronel de la armada napoleónica, anuncia su llegada a un pueblecito del sur de España. Solicita que le preparen una serie de servicios. Sus peticiones finalizan con la expresión “etc, etc, etc” . Las autoridades locales interpretan que les está indicando eufemísticamente que desea tres prostitutas. Aunque el guión de esta ligera comedia tiene pocas pretensiones, al menos cuenta con un reparto de primera categoría, que sabe sacarlo adelante con oficio.

4/10
Rocco y sus hermanos

1960 | Rocco e suoi frateli

En busca de una vida mejor, Rosaria Parondi, una madre viuda del sur de Italia, emigra a Milán con cuatro de sus hijos: Rocco, Simone, Ciro y Luca. Allí se reencuentran con Vincenzo, el quinto, que ya se ha establecido. Los chicos encuentran trabajos rudimentarios que les permiten sobrevivir a duras penas. Rocco es llamado a filas, y mientras cumple con el servicio militar, empieza a salir con Nadia, una prostituta que había estado con su hermano Simone, el mayor, que trata de abrirse paso en el mundo del boxeo. Uno de los grandes títulos del cine europeo, y la última gran película de temática neorrealista de Luchino Visconti. El cineasta refleja la realidad social de los emigrantes que dejaban el campo en el momento en que trataban de salir adelante en la ciudad, como ocurría en la película española Surcos, rodada nueve años antes. Explora sobre todo el amor familiar, pero también la  intolerancia y la injusticia. Visconti suele hablar de los cambios sociales a lo largo del tiempo. Pero un tema se repite con frecuencia en su filmografía: la familia. En esta ocasión, estamos ante una familia matriarcal, con una madre testaruda que recuerda muchísimo a la protagonista de Bellísima, otra de sus mejores películas. En ambos casos, hay una madre que quiere que sus hijos vivan mejor que ella.

9/10
El magistrado

1959 | Il Magistrato

En una ciudad de Italia el dueño de una factoría obliga a recibir una cantidad económica por parte de todos aquellos que quieran ser contratados. Los empleados se sublevan ante este abuso y deciden vengarse hiriéndole de muerte. El juez André Morandi, destinado a esa ciudad portuaria, se hará cargo del complicado caso. Coproducción francesa, española e italiana dirigida por Luigi Zampa (Nosotras, las mujeres). Entre los actores cabe destacar la presencia de Claudia Cardinale, en una de sus primeras películas; y de las españolas Julia Caba Alba y Ana Mariscal.

5/10
Ferdinando I, re di Napoli

1959 | Ferdinando I, re di Napoli

Comedia bufonesca italiana, que narra las curiosas peripecias del monarca del título. Cada noche, el rey Ferdinando abandona el palacio donde se hospeda y se escabulle entre la población de la ciudad a la búsqueda de diferentes placeres y entretenimiento. Uno de ellos es escuchar una canción de la atractiva hija de un polichinela. Lo malo es que dicha canción es una llamada a la revolución contra el propio rey. Lo mejor de esta comedia sencilla y amable es el apañado reparto italiano, repleto de nombres ilustres.

4/10
Tutti innamorati

1959 | Tutti innamorati

Comedia ligera italiana, de amores frivolillos y personajes del montón. La historia se centra en los amoríos de un joven viudo llamado Giovanni por una jovencita llamada Allegra. Giovanni tiene un hijo, Libero, y esa situación junto con la diferencia de edad entre él y la joven Allegra, le pone las cosas difíciles. Pero aún hay otro obstáculo mayor, y es que la chica también se siente atraída por Giovanni... Se trata de la primera pelicula dirigida por Giuseppe Orlandini y lo mejor sin duda es el trabajo del gran Marcello Mastroianni.

4/10
Pobre y millonario

1959 | Poveri milionari

Totò y Pablito

1958 | Totò e Marcellino

Spin off del clásico Marcelino, pan y vino (1955), protagonizado por el mismo Pablito Calvo, y acompañado, esta vez, del icono de la comedia, Totò. La madre de Marcelino acaba de morir. Durante el funeral, un ladronzuelo famélico que huye de la policía se acerca al niño para dar esquinazo a sus captores; para que el huérfano no sospeche, le hace creer que es su tío. A partir de ese momento, el caco deberá hacerse cargo del pequeño. En el título original, el nombre del popular Marcelino se mantuvo por razones comerciales.

5/10
Venecia, la luna y tú

1958 | Venezia, la luna e tu

A Bepi, un joven gondolero de Venecia, le encanta flirtear con las guapas turistas a las que lleva por los canales de la ciudad. Lo que no hace mucha gracia a su novia, Nina, que le presiona para concertar su boda; en caso contrario se irá con Toni, un tipo más formal.Divertida comedia de Dino Risi, que pinta bien la figura del típico donjuán, en el fondo enamorado de su chica. Alberto Sordi sabe sacar todo el partido a su jugoso personaje.

6/10
Ladrón él, ladrón ella

1958 | Ladro lui, ladra lei

Danae

1957 | La donna che venne dal mare

Los enamorados

1955 | Gli innamorati

Totò y Pablito

1958 | Totò e Marcellino

Spin off del clásico Marcelino, pan y vino (1955), protagonizado por el mismo Pablito Calvo, y acompañado, esta vez, del icono de la comedia, Totò. La madre de Marcelino acaba de morir. Durante el funeral, un ladronzuelo famélico que huye de la policía se acerca al niño para dar esquinazo a sus captores; para que el huérfano no sospeche, le hace creer que es su tío. A partir de ese momento, el caco deberá hacerse cargo del pequeño. En el título original, el nombre del popular Marcelino se mantuvo por razones comerciales.

5/10

Últimos tráilers y vídeos