Decine21
Biografía
Miklós Jancsó

Miklós Jancsó

92 años ()

Miklós Jancsó

Nació el 27 de Septiembre de 1921 en Vác, Hungría
Falleció el 31 de Enero de 2014 en Budapest, Hungría

Premios: 1 Festival de Cannes

Persona o colectividad, he ahí el dilema

31 Diciembre 2012

Forjado como cineasta bajo el dominio soviético de su país, el húngaro Miklós Jancsó desarrolla un estilo muy personal para describir las tragedias colectivas de oprimidos y opresores en la lucha revolucionaria y de poder. Sus bellísimos planos secuencia resultan proverbiales por su hipnotismo.

Aunque sus ancestros le ligan a Transilvania, integrada en Rumanía, Miklós Jancsó nació en Vác, una pequeña ciudad cercana a Budapest, en Hungría, el 27 de septiembre de 1921. Asegura István Szabó de él que “ocupa un lugar único en la cultura húngara. (...) Como Bartók en la música y Attila József en la poesía, Jancsó expresó el espíritu y el destino histórico de su nación en el cine”.

Le encantaba el teatro y le hubiera gustado recibir algún tipo de formación en tal sentido, pero no existían esos estudios y sí hizo, en cambio, la carrera de Derecho. Luego llegaría la Segunda Guerra Mundial, algunos de cuyos recuerdos seguro que influyeron en la composición del joven soldado de uno de sus primeros largos, Mi camino a casa (1964). En cualquier caso, acabada la contienda, ya existía la posibilidad de formarse en teatro y cine, y fue siguiendo los consejos de su mentor Béla Balázs, por lo que acabó formándose como director de película en la recién creada Academia de Artes Interpretativas, donde se graduó en 1950.

Le tocó adquirir experiencia rodando aburridos documentales y piezas de propaganda como loa al dominio estalinista imperante, una atmósfera marxista y totalitaria asfixiante a cuya influencia no pudo escapar. Para su mujer entonces, Márta Mészáros, escribió el guión de Szerkezettervézes (1959), pero en general todo su trabajo de esos años lo considera poco valioso, no iba más allá de lo que supone una etapa de aprendizaje.

Nunca dejará de hacer cine, pero las décadas de los 60 y los 70 son las más conocidas y fructíferas de su larga y desigual carrera como cineasta. Su primer largo, Las campanas se han ido a Roma, data de 1958, pero tuvo escaso impacto. Italia siempre le influyó, y de hecho de su siguiente cinta, Cantata (1963) se suelen mencionar rasgos que le emparentaría con Antonioni.

Su primer film notable, y quizá el más optimista de los que ha hecho -para mí el mejor, pues se centra en una persona, y esto lo hace más cercano-, es Mi camino a casa, ambientado al final de la Segunda Guerra Mundial, y que narra con notable aliento poético la improbable amistad entre dos muchachos soldados, uno húngaro, el otro ruso. Ya aquí están presentes los largos planos secuencia típicos de Jancsó, que caracterizan tantas de sus películas, y que suponen no sólo una mezcla de alarde técnico y sensibilidad, sino también una forma circular de mirar al mundo despacio, con idea de invitar a la contemplación y a intentar, tal vez, cambiarlo.

Como el propio Jancsó explica, Los desesperados (1965), cuyo guión firma Gyula Hernádi, colaborador habitual, no es simple cine histórico. Un movimiento revolucionario a mediados del siglo XIX, con la represión y las delaciones consiguientes, supone, también, una forma de mirar al presente, donde los ideales de una sociedad mejor se ven con frecuencia sofocados; el marxista Jancsó ve cómo los llamados socialistas aplastan los cambios que ellos mismos dicen propugnar. Aunque la película impacta, hay una despersonalización en lo que vemos, importan poco al director -y por tanto al espectador- los destinos individuales.

Rojos y blancos (1967) acerca al director a la historia reciente, las autoridades soviéticas le encomiendan una cita sobre la revolución rusa en su 50 aniversario. Jancsó apuesta por un acercamiento estético parecido a Los desesperados, donde vemos a los voluntarios húngaros que luchan con los rojos bolcheviques, y a los blancos que defienden el orden zarista, cometer tremendas crueldades, y al tiempo, irónicamente, tener gestos de “caballerosidad” o “bonhomía revolucionaria”. Continúan los largos planos secuencia, y el lirismo combinado con cruda violencia, o la humillación de los débiles a manos de los que tienen, aunque sólo sea por un rato, el poder en sus manos. Silencio y llanto (1968) habla del breve régimen comunista que llega a Hungría al final de la Primera Guerra Mundial, y, ley del péndulo, el involucionismo posterior, con la inevitable violencia. La confrontación (1969) es en cambio una cinta contemporánea, que refleja las convulsiones juveniles de la época, con planos secuencia aún más largos de lo habitual.

En los 70 Jancsó hace cine en Italia, La pacifista (1970) y Roma quiere otro César (1973). Revisa los mitos griegos en Elektra (1974) y también entrega uno de sus títulos más conocidos, Salmo rojo (1972), por el que fue considerado mejor director en Cannes; rodado en color, habla del levantamiento de los campesinos contra los terratenientes, resulta novedoso el marcado simbolismo de algunas imágenes, a veces de tipo surrealista.

Como muchos otros cineastas del Este que conocieron su momento de gloria internacional en los 60, Jancsó siguió haciendo un cine que sólo alcanzaba a una minoría, a veces de tipo vanguardista y experimental, y decididamente personal, poco visto, incluso en su propio país. En las dos entregas de Mensaje de piedra, rodadas en vídeo en 1994, recoge la vida de los judíos transilvanos, y de la ciudad de Budapest. En 2002 aseguraba “soy terriblemente viejo, tengo varios cientos de años. Y ahora me he dado cuenta de que lo único que puedes hacer con el mundo es reírte de él. Antes me tomaba a mí mismo muy en serio, porque pensaba que era posible cambiar el mundo, pero ya no.” Lo que no le ha impedido seguir haciendo cine, se diría que la cámara es una extremidad más del cuerpo de Jancsó, e incluso sus hijos le han seguido en sus aventuras fílmicas, aunque sin la repercusión del padre.

Ganador de 1 premio

Filmografía
Salmo rojo

1972 | Még kér a nép

6/10
La pacifista

1970 | La pacifista

5/10
Siroco en invierno

1969 | Sirokkó

6/10
Rojos y blancos

1967 | Csillagosok, katonák

7/10
Los desesperados

1965 | Szegénylegények

7/10
Mi camino a casa

1964 | Így jöttem

7/10
La pacifista

1970 | La pacifista

5/10
Siroco en invierno

1969 | Sirokkó

6/10
Rojos y blancos

1967 | Csillagosok, katonák

7/10

Cumplen años hoy

Saoirse
Ronan

27 años

Andy
Garcia

65 años

Claire
Danes

42 años

Ilana
Glazer

34 años