IMG-LOGO

Biografía

Parker Posey

Parker Posey

51 años

Parker Posey

Nació el 08 de Noviembre de 1968 en Baltimore, Maryland, EE.UU.
Filmografía
Lost in Space (2ª temporada)

2019 | Lost in Space | Serie TV

Fantástica segunda temporada de Lost in the Space, se mantiene el nivel logrado por el arranque de esta nueva versión de la serie original de Irwin Allen. Ésta a su vez adaptaba a un entorno de ciencia ficción la novela “La familia Robinson suiza” de Johann David Wyss, en que los componentes de un clan debían luchar por la supervivencia tras el naufragio de su embarcación, que les llevaba a recalar en una isla desierta. En esta ocasión, los Robinson comienzan sus andanzas más perdidos que nunca, se nave Jupiter ha ido a parar a un planeta cubierto de océanos muy agitados, y donde son frecuentes las tormentas eléctricas. A los papás, Maureen y Toby, y a sus hijos Penny, Judy y Will, les acompañan la doctora Smith, prisionera tras quedar claro que es una villana con muchas caras, y el intrépido Don West, que también tiene algún hecho de su vida pasada poco nítido. Separados de la Resolute, con la que viajaban rumbo al sistema solar Alfa Centuri para montar una nueva colonia por los problemas que atraviesa la Tierra, dudan entre seguir en el complicado planeta donde se encuentran, o intentar aprovechar la energía de las tormentas para despegar y retomar el contacto con los suyos. Will echa de menos al Robot tanto les ayudó, y aún espera volver a tener noticias de quien podía llamar en verdad su amigo. Mientras Penny, con la ayuda de Will, ha compuesto una suerte de relato escrito de las aventuras familiares, “Perdidos en el espacio” se titula, aunque le apena el escaso aprecio del mismo que hace su madre, piensa que le muestra mucho menos cariño que a sus hermanos. La serie desarrollada por Matt Sazama y Burk Sharpless depara estupendas sorpresas, con un ritmo endiablado, hay mucha acción servida con cuidados efectos visuales y un magnífico diseño de entornos planetarios, oceánicos, espaciales, y del interior de las naves. Pero sobre todo está muy logrado el carácter familiar de toda la trama, aventuras a tutiplén, que nunca resultan ñoñas. La idea de que la familia unida es capaz de afrontar mil y un obstáculos atraviesa hábilmente toda la narración, con personajes y sus relaciones muy bien desarrollados, los Robinson parecen de verdad una familia. Además, hay que reconocer la complejidad de la “mala” de la función, Parker Posey compone a la perfección a una persona inteligente, de carácter luciferino, que sabe decir a cada uno lo que necesita oír, aunque duela, su capacidad de introspección psicológica da siempre en la diana de lo que resulta estimulante, y lo que apena porque supone poner el foco sobre un defecto o carencia. Algunos flash-backs sirven para entender cómo se convirtió en la mujer egocéntrica que es, evitando maniqueísmos o simplezas facilonas, por ejemplo no deja de afectarle el descubrimiento de algunas de sus acciones, como el de cómo la niña Samantha perdió a su padre.

7/10
The Con Is On

2018 | The Con Is On

Lost in Space

2018 | Lost in Space | Serie TV

Un futuro cercano. Tras una catástrofe, los gobiernos de la Tierra seleccionan a varias familias para viajar a bordo de la astronave Resolute, con el objetivo de colonizar el sistema solar Alfa Centauri. Pero antes de llegar, se produce una situación de emergencia, por lo que los cinco miembros de la familia Robinson son lanzados en una cápsula a un planeta congelado, donde su vehículo se hunde en el hielo y la madre resulta herida. Netflix apuesta fuerte por las series futuristas, como Star Trek: Discovery, y The Expanse. Ahora, la plataforma de contenidos revisa la serie homónima del maestro del cine catastrófico Irwin Allen (productor de El coloso en llamas y director de Más allá del Poseidón), emitida entre 1965 y 1968, sin demasiado éxito, aunque se fue convirtiendo en objeto de culto con los años tras las sucesivas repeticiones. Considerada una de las más influyentes de la historia catódica, se inspiraba en la novela “La familia Robinson suiza”, escrita en 1812 por Johann David Wyss, aunque el texto se traslada al terreno de la ciencia ficción. Dio lugar a una versión cinematográfica de 1998, que no acabó de triunfar. En principio no pintaba bien que los máximos responsables fueran Matt Sazama y Burk Sharpless, guionistas de títulos tan prescindibles como El último cazador de brujas o Dioses de Egipto. Por suerte han encontrado su camino, con un tono familiar que recuerda al de las entrañables películas “toleradas para todos los públicos”. Además, logran un ritmo muy ágil, y cuenta con un guión que dosifica a base de flash-backs los datos que el espectador debe saber, y con unos efectos visuales que no tienen que envidiar a los de las grandes superproducciones, por ejemplo en lo relativo al robot que se hace amigo de Will, el menor de los hijos, desde el primer episodio. Se describe con enorme tridimensionalidad y humanidad a los personajes, sobre todo a los protagonistas, una familia normal con sus conflictos, pues los padres estaban separados antes de embarcarse en el viaje conjunto, y se produce alguna situación de tensión que con buena voluntad se puede superar. Pero también la villana, la doctora Smith, que está interpretada por Parker Posey (vista en títulos como Scream 3 o Blade: Trinity), actriz que roba la función. Para adaptarse a los gustos del siglo XXI, añade al original que los protagonistas están rodeados de personajes de numerosas etnias, y que los personajes femeninos –sobre todo el de Posey– tienen mayor importancia. Aunque sólo pretenda ser una producción de aventuras, tiene cierto fondo, en torno a la importancia de la unidad familiar, el sacrificio y el valor del perdón.

7/10
Columbus

2017 | Columbus

Potente debut como director y guionista del coreano Kogonada, hasta la fecha conocido como teórico del cine, con notables videoensayos que cuelga en su propia página web. La película transcurre en la pequeña ciudad estadounidense de Columbus, en el estado de Indiana, que con 46.000 habitantes algunos describen como la meca de los amantes de la arquitectura, por sus vanguardistas edificios, una biblioteca, un hospital, una iglesia... debidos a artistas como Eero Saarinen, I.M. Pei, Robert Venturi, Cesar Pelli o Richard Meier. El impulso de J. Irwin Miller y su colección de interiorismo, han convertido el lugar en digno de verse. Allí un conocido arquitecto coreano, invitado a dictar una conferencia, sufre un ataque y queda en coma. Su hijo Jin, del que se encontraba distanciado, acude a hacerse cargo del progenitor. Y conoce durante su estancia a la joven Casey, que trabaja en la biblioteca, simpática y que podría labrarse un futuro prometedor en cualquier universidad de prestigio, pero que ha escogido quedarse a cuidar a su madre, frágil e inestable, que trabaja en una fábrica y a la que considera que no puede dejar sola. A Casey le encanta la arquitectura, e invita a Jin a conocer Columbus, algo que al principio admite a regañadientes, la relación con su padre le ha llevado a poco menos que odiar los edificios. Pero la compañía de Casey resulta tan agradable… Kogonada ofrece una historia de relaciones humanas, sobre todo de la pareja protagonista, y en este aspecto es completo deudor de la trilogía de Richard Linklater que inició con Antes del amanecer, donde John Cho y Haley Lu Richardson toman el relevo, por así decir, a Ethan Hawke y Julie Delpy, en sus conversaciones sobre lo humano y lo divino, en que hablan del amor, las relaciones familiares, la existencia de Dios… No es lo mismo, se nos dice en cierto momento, prestar atención que interesarse. Y ahí queda constancia de que la vida discurre a veces por caminos inesperados, y de que el afecto debe manifestarse incondicionalmente. Las conversaciones duran lo justo, nunca son interminables, ni tampoco pretenciosas, se agradece la sobriedad. Y los secundarios, la madre, la ayudante del arquitecto, el jefe de la biblioteca, tienen encanto. Pero además, la película es un festín para los que saben apreciar la arquitectura, porque los edificios forman parte de la trama, sin que esta decisión parezca nunca impostada, la idea está perfectamente integrada en la narración, de alguna manera, se indica, deben servir a las personas, como el hospital que según su arquitecto fue diseñado conceptualmente para ayudar a sanar a las personas.

7/10
Café Society

2016 | Café Society

Bobby Dorfman es un joven judío neoyorquino que parte hacia Hollywood en los años 30 en busca de una vida mejor. Busca paradójicamente liberarse de sus padres, su hermana casada con un comunista y su hermano gángster, pues acude a otro pariente, su tío Phil, célebre agente de las estrellas de cine. La idea es que le dé algún trabajillo, aunque sea como chico de los recados. Phil le coloca bajo la tutela de su secretaria Vonnie, de la que enseguida se enamora. Pero ella tiene novio, e incluso cuando rompe con él, surgirán nuevos obstáculos, el destino puede ser muy irónico. Es ya un lugar común decirlo, pero repitámoslo, Woody Allen nunca defrauda. Aunque eso sí, uno le pone el listón tan alto, que en el film que nos ocupa cabe decir: esperábamos más. Su Café Society se encuadra en sus películas "serias", aunque siempre haya espacio para las bromas, en esta caso negras o agridulces, como las que propicia un gángster que nos hace pensar en Balas sobre Broadway. Siguiendo la vena filosófica pesimista de la que ya hiciera gala con profesor de la materia incluido en Irrational Man, el director y guionista nos viene a decir que no es posible la felicidad plena, que las oportunidades vienen y van, que la vida consiste en elecciones, aunque no es lo mismo una Veronica que otra Veronica, las dos mujeres principales en la vida de Bobby. Anhelamos una vida auténtica, pero no sabemos lo que es eso, y con frecuencia en el camino nos dejamos llevar sin más, por lo que nos ocurre, no somos tan dueños de nuestras decisiones como creemos. El desencanto impregna el film, que muestra sobre todo a tres personajes, Bobby, Vonnie y Phil, agitados cada uno por el amor, el trabajo, lo que quieren hacer en sus vidas, y que sin duda acaban ejerciendo su libertad, pero lo que han hecho no les deja satisfechos (aunque intuimos que de haber seguido otros derroteros, tampoco su felicidad habría estado garantizada). De modo que Allen traza con habilidad el arco vital de este trío, mientras coloca un telón de fondo de glamour hollywoodiense, y de gángsteres neoyorquinos, quizá algo forzado, pero que ayuda a sostener el entramado, y hacer el trago amargo en que consiste el film más llevadero. Como es habitual, el cineasta acierta con sus actores, Jesse Eisenberg y Steve Carell –los alter ego de Allen, sobre todo el primero, pero también el segundo–, más las chicas, Kristen Stewart y Blake Lively, y los numerosos y eficaces secundarios.

6/10
Irrational Man

2015 | Irrational Man

Woody Allen sigue explorando la condición humana, y en esta ocasión lo hace de modo explícito a través de Abe, un profesor de filosofía que ha tocado fondo existencialmente. Aunque sus clases en la universidad gozan de merecido prestigio, varias desgracias personales que le han tocado en lo más íntimo le han arrebatado las ganas de vivir, no encuentra gusto en sus investigaciones ni en el aula, e incluso ya no parece estar fisiológicamente a la altura de su fama de mujeriego. De hecho otra profesora universitaria, Rita, una mujer infeliz en su matrimonio, le tira los tejos sin demasiado éxito; más agradable resulta la compañía de su joven alumna Jill, que verdaderamente le admira, pero quiere mantener la relación en el plano de la amistad, no quiere echar a perder su noviazgo. Curiosamente la noticia de una terrible injusticia que está a punto de cometer un juez, y su idea de resolverla de un modo drástico, le transforma en un hombre nuevo, optimista y resolutivo. La duda es si tal transformación no resultará efímera. Verdaderamente merece alabanza el cineasta neoyorquino por su inagotable capacidad de trabajo, que le lleva a entregar anualmente una película, una puntualidad casi kantiana, si se nos permite la broma filosófica que también parece querer introducir Allen con la rutina del personaje del juez en el parque, que semanalmente efectúa siempre los mismos movimientos. Y lo que entrega nunca carece de interés, ni en los casos en que pueda estar menos inspirado o ser menos brillante. Irrational Man no es de los mejores filmes de Allen, y el problema no estriba tanto en que repita ideas y temas previamente abordados –la conexión en este caso con Delitos y faltas y Match Point, incluida la cita explícita a “Crimen y castigo” de Dostoievski, es evidente–, como en el abuso de la doble voz en off, y, sobre todo, en el estiramiento excesivo de la trama. Trama que en el fondo es muy sencilla, urdida alrededor de la paradoja que encierra la irracionalidad del hombre supuestamente racional, que se cree superior, por encima del bien y del mal, muy en la línea de Nietzsche, un filósofo que curiosamente no es citado expresamente en la película. La idea del crimen perfecto con coartada intelectual, que hace pensar en La soga de Alfred Hitchcock, es cuestionada con inteligencia cuando finalmente queda expuesto a las claras que las razones de fondo para actuar son puramente narcisistas, al final uno sólo piensa en su propio bienestar, se diría que las motivaciones desinteresadas en las personas no existen o son muy difíciles de encontrar. El pesimismo de Allen asoma no sólo en el deprimido profesor, sino también en las dos mujeres que asoman en su vida. Y aunque se supone que con su proceder el “profesor” Joaquin Phoenix va a impartir sendas “lecciones vitales” a sus “pupilas” Emma Stone y Parker Posey, no dejan éstas de estar atravesadas por una ironía próxima al cinismo, sólo a base de recibir palos en la vida llegamos al conocimiento.

6/10
Grace de Mónaco

2014 | Grace of Monaco

La actriz hollywoodiense Grace Kelly está viviendo su particular cuento de hadas tras contraer matrimonio con el príncipe Rainiero de Mónaco. Ha tenido dos hijos, Carolina y Alberto, deberían ser felices y estar comiendo perdices todo el tiempo... Pero las cosas no son tan sencillas. Grace no se adapta al rígido protocolo de palacio, y no ha logrado ganarse a su pueblo. Y le tienta volver a actuar, ahora que tiene entre sus manos el guión de Marnie, la ladrona, el nuevo proyecto de Alfred Hitchcock. El distanciamiento con su esposo, y una grave crisis con Francia por el especial estatus de Mónoco como paraíso fiscal, llevarán a Grace de Mónaco a replantearse cuál es el papel que debe interpretar en la película de su vida. “Una ficción basada en hechos reales”. Así se describe en un letrero inicial lo que cuenta Grace de Mónaco, de Olivier Dahan, quien ya siguió antes a otra celebridad en la pantalla en La vida en rosa, la inolvidable cantante Édith Piaf. En efecto, la familia real monaguesca, o sea, los hijos de Grace, no han quedado muy satisfechos con lo que cuenta la película, que no se ajustaría a la realidad. Y esa sensación también la puede tener el espectador, pues la mezcla entre la peripecia de Grace para hacerse a su nueva vida, y su intervención para superar la crisis diplomática con Francia, no acaban de casar bien. Entendámonos. La película es entretenida, se sigue con agrado su oferta de amor y lujo. Pero se diría que en los últimos tiempos las princesas no tienen suerte ante la crítica, pues Diana fue vapuleada recientemente, y Grace de Mónaco parecer estar corriendo idéntica suerte. Sea como fuere, Nicole Kidman logra hacerse pasar por Grace Kelly, lo que no es poco, y resulta convincente tratando de aprender el papel de princesa, con las distintas máscaras que debe aprender a llevar. Pero a veces da la sensación de que ciertos pasajes no están bien engrasados, como los referentes a las diferencias con Rainiero, o la última y brusca escena con el padre Tucker, su consejero espiritual. Y la parte que podríamos describir como detectivesca, aunque tenga la buena intención de homenajear a Hitchock, resulta un tanto postiza. En cualquier caso se puede decir a favor del film que presenta a un Hitchcock normal y agradable, casi paternal con su actriz, todo un logro sin comparamos con la imagen casi de psicópata que dieron las recientes películas Hitchcock y The Girl.

5/10
Hemingway & Gellhorn

2012 | Hemingway & Gellhorn

Una tv-movie de HBO centrada en los amores de la corresponsal de guerra Martha Gellhorn con el escritor Ernest Hemingway. Con la columna vertebral de una entrevista a una envejecida Gellhorn, se nos describe el romance de la pareja desde que se conocen en Cuba, en el Sloppy Joes de Cabo Hueso, pasando por la cobertura de los dos de la guerra civil española en Madrid, donde ayudan en el rodaje de un documental, o su viaje a China donde se entrevistan con Chiang Kai-shek, pero también con los líderes comunistas. Por supuesto se muestra la apasionada relación y los desencuentros. Philip Kaufman sigue demostrando que es un director bluff, parecía “elegido para la gloria”, pero luego su carrera se ha deshinchado con títulos de escaso interés. Ya ni logra “epatar” con sus excesos eróticos –aquí también los incluye–, que dieron pie a La insoportable levedad del ser y Henry & June. Hemingway & Gellhorn adolece de varios problemas. Está la sensación de que se nos ofrecen viñetas infantiloides, no un relato bien vertebrado, al guión le falta solidez de Jerry Stahl y Barbara Turner. Sobre la guerra civil, no hay un esfuerzo serio por describirla, sólo frases tipo “vamos a ir por esos hijos de puta fascistas”; además la decisión de incluir metraje documental en sepia e insertar a los protagonistas o rodar planos ad hoc, es muy artificiosa, te saca de la película. Falta genuina emoción y sobran tópicos y sentimentalismo barato, véase a Gellhorn-Nicole Kidman sufriendo por los niños de la guerra, o a Hemingway-Clive Owen jugando a la ruleta rusa con un general ruso, un Robert Duvall no acreditado bastante patético. En general resulta difícil creerse a los personajes, Owen con mostacho recuerda más a Groucho Marx que al escritor al que se supone que interpreta. Podía haberse logrado más complejidad al pintar la relación amorosa, o cómo Hemingway termina pegándose un tiro. Pero nada de eso. Dos mujeres de Hemingway, Pauline Pfeiffer y Mary Welsh, son pura caricatura, la primera una especie de histérica beatorra católica, la otra poco más que una enfermera. Quedaría Gellhorn, que evidentemente es la mejor dibujada y sale medianamente bien parada, aunque frases como “no quiero ser una nota a pie de página en la biografía de un escritor” tampoco es que ayuden.

3/10
New Girl (2ª temporada)

2012 | New Girl | Serie TV

La tensión romántica entre Jess y Nick se intensifica en la segunda temporada. Mientras se deciden a salir, o no, juntos, Schmidt fracasa en su intento de estar siempre a la última, Winston no está preparado para una cita y Nick se enfrenta a una muerte en su familia. Además, Schmidt y Winston esperan arreglar el matrimonio acordado de Cece.

Price Check

2011 | Price Check

The Eye (Visiones)

2008 | The Eye

Jessica Alba es Sydney Wells, una violinista ciega desde los cinco años. Su vida cambia cuando se somete a un transplante de córnea que le posibilitará recuperar la vista. El entusiasmo y esperanza iniciales dan paso al pánico cuando descubre que con sus nuevos ojos no sólo ve a las personas vivas que la rodean, lo que llena su día a día de terroríficas visiones. Esta película es el remake de una cinta homónima oriental de 2002, ejemplo del furor que ha causado en Estados Unidos el terror hecho en esos lares, lo que ha llevado a Hollywood a acometer numerosos remakes, como sucedió en el caso de The Ring. De hecho, los directores del título original, los hongkoneses Danny Pang y Oxide Pang Chun, aprovecharon el frenesí hollywoodiense por este tipo de películas para rodar en Estados Unidos The Messengers. The Eye (Visiones) es bastante fiel a la cinta original, aunque está salpicada de detallitos ‘made in Hollywood’ como la explosión final, un alarde de efectos especiales. La principal diferencia entre ambas películas es que la que nos ocupa hace un mayor hincapié en la parte dramática de la historia de Sydney Wells, mientras que la original se centra principalmente en lo terrorífico. Jessica Alba realiza un trabajo estupendo a este respecto. La actriz consigue transmitir sus miedos y angustias al espectador, dotando a su personaje de unos rasgos de los que suelen adolecer este tipo de películas. Resulta mucho más interesante el tormento psicológico que padece el personaje que los sustos puntuales –propios de las pelis de terror–, que no dan la talla.

4/10
Fay Grim

2006 | Fay Grim

En 1997, Hal Hartley –uno de los adalides del cine independiente estadounidense– dirigió Henry Fool, extraño film sobre un tipo que piensa que ha escrito una obra maestra de la literatura. Años después el cineasta recupera aquí a los tres protagonistas de aquella película, aunque en este caso le cede todo el protagonismo a la chica, Fay Grim, mientras que los otros dos personajes masculinos pasan a ser secundarios. Tampoco el argumento tiene mucho que ver con la historia del pasado, ya que la cosa va de espionaje internacional, terrorismo e investigaciones policiales. Todo comienza cuando un agente de la CIA entra en contacto con Fay Grim, a la sazón esposa de un Henry Fool, acusado de asesinato y huido de Estados Unidos, y hermana de Simon, quien se encuentra en la cárcel por cómplicidad en la huida de su cuñado. Por lo visto, la CIA busca unos cuadernos que se llevó Henry y que pueden comprometer importantes secretos de la política internacional americana. El director de Nueva York, responsable de títulos como Flirt o Amateur, juega al despiste en esta película curiosa y desconcertante. Al principio parece que estamos ante una comedia divertida, pues los puntos de humor "indie" y algo gamberro son frecuentes, pero poco a poco la cosa empieza a derivar en lo que parece una farsa satírica del mundo del espionaje. Por último la trama va poniéndose cada vez más seria hasta desembocar en un thriller en toda regla, que abandona cualquier parecido con la parodia para convertirse en una intriga con el terrorismo internacional como telón de fondo. En fin, que uno no sabe a qué atenerse con el tono general de la película y también con tanto enredo absurdo sobre los cuadernos –un MacGuffin agotador– y la rebuscada trama, tan enrevesada que es imposible saber a veces quién es quién, quién miente y qué bandos hay. La película, sin embargo, no acaba de aburrir gracias al notable ritmo que Hartley imprime a la narración, a esos peculiares encuadres torcidos, y a los acordes puntuales de la música compuesta también por él. Pero gran mérito de que el conjunto sea estimable lo tiene de todas formas la enorme actriz Parker Posey, habitual del director. Tiene un toque humorístico genial y una ambigüedad en su actitud que Hartley sabe usar fenomenalmente. Ella sola se las apaña para aguantar el peso de las dos horas de película.

5/10
Superman Returns

2006 | Superman Returns

Volver a resucitar en la pantalla al superhéroe de DC cómics ha sido muy complicado y ha llevado años, con el consiguiente “baile” de nombres del equipo técnico y artístico, que ha sido numerosísimo. Al final, Bryan Singer dio calabazas a la tercera entrega de X-Men (había dirigido las otras dos) y se metió de lleno en el regreso del hombre de Crypton. El reto no ha sido fácil, pero Singer ha resuelto la papeleta con gran suficiencia. Superman regresa tras una larga ausencia en el espacio, a donde marchó con la esperanza de hallar alguna señal de vida entre los restos de su antiguo planeta. Pero a su llegada, las cosas han cambiado mucho por aquí: la reportera Lois Lane se ha casado con el hijo del jefe del Daily Planet, se ha hecho famosa gracias a un artículo contra Superman y además se ha convertido en madre. Entretanto, Lex Luthor salido de la cárcel y trama liderar un nuevo orden mundial gracias precisamente a la tecnología alienígena que Superman dejó en la Tierra. En fin que nadie parece echar de menos al superhéroe de la capa roja, y mucho menos a Clark Kent. El gran mérito del film es que entretiene de veras. Los efectos especiales son tan perfectos que casi no lo parecen y hay un par de secuencias de acción muy logradas. Pero Singer ha puesto el énfasis en la trama, enriquecida con estudiados gags humorísticos muy eficaces y variados elementos dramáticos que aportan cierto tono oscuro al conjunto. No en vano, el director neoyorquino ha confesado la influencia de Batman Begins en su film. Efectivamente, el enfoque, aunque más tamizado que en la película de Nolan, es también algo crepuscular. Así, la misión salvadora de Superman –a veces muy acentuada- se equilibra con sentimientos y limitaciones más terrenas, a la vez que los humanos son llamados a un particular heroísmo en su lucha contra el mal. El reparto está correcto, aunque Brandon Routh y Kate Bosworth para nada hacen olvidar a la pareja Christopher Reeve-Margot Kidder. Y aunque entre los secundarios brille el carisma de Kevin Spacey, es una pena que la presencia de Parker Posey y Eva Marie Saint sea casi meramente anecdótica.

7/10
Nominados

2006 | For Your Consideration

The Oh in Ohio

2006 | The Oh in Ohio

Blade: Trinity

2004 | Blade: Trinity

Blade decide unirse a los Nightstalkers, un grupo de humanos cazadores de vampiros, como única solución para derrotar a Danika Talos. Esta peligrosísima vampira se ha instalado en Irak, donde no habrá armas de destrucción masiva, pero sí están los restos del mismísimo conde Drácula, al que Danika tratará de resucitar para que le ponga las pilas a Blade. Esta tercera entrega de la saga vampírica supone el debut como director de David S. Goyer, guionista de las tres partes y de Batman Begins. El avezado Goyer repite los ingredientes que hicieron triunfar a las otras dos partes: estética gótica de videojuego, ritmo de videoclip, música estruendosa y violencia salvaje. Y como está ya todo más visto que el tebeo (el personaje se inspira precisamente en un tebeo de la Marvel), Goyer le da cierta frescura apoyándose en numerosos golpes de humor.

4/10
Frankenstein: Evolution

2004 | Frankenstein

La inspectora Carson O’Connor investiga una serie de truculentos asesinatos cometidos en Nueva Orleáns. Paso a paso, sus investigaciones le llevan hasta el legendario doctor Frankenstein y su terrible criatura, los cuales han ido sufriendo distintas transformaciones a lo largo de sus 200 años de existencia. O’Connor se introducirá en un mundo de oscuridad y terror, que explora los recovecos que se esconden entre el bien y el mal. Enésima versión de la célebre obra de Mary Shelley, que cuenta con los eficaces trabajos de un reparto sólido, capitaneado por Parker Posey (Blade Trinity) y Vincent Pérez (Fanfan la tulipe). Dirige la función el alemán Marcus Nispel (1964), a partir de una idea del afamado escritor de ciencia ficción Dean R. Koontz. En este caso, el clásico entremezcla un fondo policiaco de atmósfera misteriosa con una puesta en escena llamativamente tétrica. Nispel, que realizó labores de director de segunda unidad en La búsqueda (2004), tiene su mejor carta de presentación como director de la macabra La matanza de Texas (2003).

3/10
Hasta que la ley nos separe

2004 | Laws of Attraction

Audrey y Daniel son dos prestigiosos abogados, especialistas en casos de divorcio. Sobre todo a la hora de dilucidar el reparto de bienes, ellos siempre son los mejores a la hora de lograr que sus clientes se lleven la mejor parte. Hasta ahora nunca se habían enfrentado en un tribunal. Pero la separación de un adinerado matrimonio hace que a cada uno le toque representar a una de las partes. Y existe un punto en el que no parece haber acuerdo posible. ¿Para quién será un castillo de cuento de hadas sito en Irlanda? Más allá del litigio que sostiene la trama, este film sirve para describir a los dos abogados, de caracteres diametralmente opuestos y que, sin embargo, por aquellas extrañas leyes de la química amorosa, acaban atrayéndose. Julianne Moore da vida a una mujer que tiene su vida perfectamente ordenada y bajo control; o eso cree, pues en realidad es muy insegura, sobre todo en lo que se refiere a dar y recibir amor; mientras que Pierce Brosnan es un tipo instintivo, que se deja llevar por la intuición, caótico y a lo que parece incapaz de sentar la cabeza. Con tal pareja, la guerra de sexos está servida, de modo que Peter Howitt se las compone para entregar una agradable comedia, que apuesta decididamente por el amor en el matrimonio para toda la vida. Una receta nada corriente en tiempos donde las iniciativas legislativas abogan por el llamado 'divorcio exprés'.

6/10
Un poderoso viento

2003 | A Mighty Wind

Tres grandes intérpretes de música folk se reúnen para homenajear a un músico fallecido. Comedia con un tema musical que fue nominado al Óscar: A Kiss at the End of the Rainbow.

3/10
La cosa más dulce

2002 | The Sweetest Thing

La sombra de los hermanos Farrelly es alargada. Cameron Díaz, protagonista de la comedia más popular de los cineastas, Algo pasa con Mary, protagoniza una cinta en la misma línea, dirigida por Roger Kumble (Crueles intenciones), que curiosamente aparecía en los agradecimientos de esa comedia. También aquí, se parte de un argumento que podría funcionar como comedia romántica, salpicado hasta la saciedad del humor más soez y alocado posible que se le ha ocurrido a la guionista, Nancy Pimental, curtida en la gamberra serie televisiva South Park. Como Mary, Christina Walters, el personaje de Cameron Díaz, es la chica más deseada por los varones que tiene alrededor. Pero ella, en vez de comprometerse, prefiere una vida frívola y salir cada noche con sus dos compañeras de piso, en busca de nuevas emociones y romances pasajeros de una noche. Hasta que da con la horma de su zapato, un chico a quien conoce fugazmente en una discoteca, que no sucumbe enseguida a sus encantos, lo que la saca completamente de quicio. De hecho, Christina decide acudir a la boda de su hermano, a la que ha sido invitada, para descubrir si está enamorada de él. Pero allí descubre que ha cometido un error, pues su objetivo es el que realmente va a contraer matrimonio. Acompaña a la protagonista la célebre Christina Applegate, protagonista de la serie televisiva Matrimonio con hijos.

3/10
Josie y las melódicas

2001 | Josie and the Pussycats

Tres jovencitas muy monas. Son Josie (Rachael Leigh Cook), Melodie (Tara Reid) y Valerie (Rosario Dawson). Forman una banda musical de segunda fila. Se esfuerzan y tal, pero nada. La trágica desaparición del grupo “The Jour” en un ¿accidente? de aviación puede ser su oportunidad: pues su manager necesita recambio, y se fija en ellas. Película juvenil y marchosa, con agradable música. Pinta el sueño de mucho adolescente: emular a su grupo favorito, y alcanzar la fama. Como los chicos de "Operación triunfo", vamos. Las “protas” son veinteañeras que se han ido abriendo paso poco a poco en el cine, o sea, que saben de qué va lo que cuenta la película.

2/10
Very Important Perros

2000 | Best In Show

Concurso canino al canto. ¿Quiénes son más animales, los perros o sus dueños? No es fácil decirlo en esta tronchante película de Christopher Guest, donde somos testigos de los esfuerzos de una variada galería de personajes, para que sus mascotas triunfen en la pasarela. Cuidadoso transporte en jaulas ‘ad hoc’, estilismo, buena alimentación... todo es poco para que los animalitos estén monos y agraden al exigente jurado. Guest formó un grupo muy conjuntado de actores en su anterior trabajo, Waiting for Guffman. Ahora repite con varios de ellos y un método donde hay espacio para la improvisación. Así surgen los divertidos gags, donde asistimos a las peripecias de un anciano y su voluptuosa esposa, una pareja de gays que regentan un peluquería, un abogado y su mujer, un vendedor de ropa para hombre y su encantadora esposa... y de sus animalitos, of course.

4/10
Scream 3

2000 | Scream 3

Estamos en Hollywood. Se está rodando Stab 3, una película basada en los terribles asesinatos del asesino de la máscara, de los cuales fue protagonista involuntaria Sidney Prescott; el sheriff Dewey trabaja como asesor técnico del film. Lo que parece una película más de las que la “fábrica de sueños” confecciona como churros se convierte en el escenario de nuevos crímenes. Allí acudirán viejos conocidos como la periodista televisiva Gale; o la mismísima Sidney, que aunque se había aislado en el campo, no puede rechazar el inevitable enfrentamiento con sus demonios interiores. Wes Craven (esta vez sin Kevin Williamson en el guión) riza el rizo con la entrega final de la trilogía Scream. La fórmula de sustos, aderezados con algún pasaje humorístico, sigue demostrando su buena forma. Craven no duda en asegurar que “se trata de una película bastante retorcida”; desde luego, el director sigue ese juego realidad-ficción que tan buenos resultados le dio en Scream 2 y Pesadilla en Elm Street.

4/10
Casi todas las mujeres son iguales

1998 | The Misadventures of Margaret

Una joven académica se cuestiona su matrimonio mientras traduce un raro tratado sobre la seducción, escrito por un caballero francés del siglo XVIII. Comienza entonces una serie de encuentros sexuales con distintos personajes. Brian Skeet trata de recuperar el estilo de la clásica comedia sofisticada americana, pero con más "eróticas maneras" que en los viejos tiempos.

4/10
Tienes un e-mail

1998 | You've Got Mail

Nueva York. Joe y Kathleen conviven con sus respectivos novios. Pero no están satisfechos. En cuanto aquéllos salen de casa, enchufan sus ordenadores via Internet, y mantienen una peculiar relación, cada uno bajo un seudónimo personal. Se cuentan preocupaciones, gustos, aficiones... ¿Estarán hechos el uno para el otro? Quién sabe. Pero mientras este amor incipiente gana intensidad, los dos se encuentran por casualidad en el mundo real. Y con bastante mala fortuna. Pues Kathleen regenta "The Shop Around the Corner" (guiño a la película de Ernst Lubitsch), tienda especializada en libros infantiles; y Joe es propietario de una enorme cadena de librerías, extendidas a lo largo y ancho de los Estados Unidos, que planea abrir una nueva justo enfrente del local de Kathleen. Comedia romántica a tope, género del que la directora Nora Ephron es especialista. Ephron juega con el hecho de que los protagonistas –deliciosos Meg Ryan y Tom Hanks– ignoran que el hombre o la mujer que odian es, a la vez, ése que tan bien les cae en sus charlas por Internet. Amor y situaciones divertidas se conjugan perfectamente. A la vez, se invita a pensar en lo impersonales que se han vuelto las relaciones en el mundo actual, razón por la que alguna gente se refugia en las animadas charlas de Internet. Otra idea presente es que las grandes empresas, con muchos dólares y poca personalidad, están echando fuera del campo al pequeño empresario amante de su negocio y de cuidar al cliente de modo personalizado.

6/10
Henry Fool

1997 | Henry Fool

Henry Fool es un tipo solitario y cínico, que afirma haber escrito una obra maestra de la literatura. Entabla una especial relación con Simon, basurero taciturno que escribe un poema que todo el mundo tacha de pornográfico. Muestra de cine independiente norteamericano, del justamente célebre Hal Hartley, director de La increíble verdad y Simple Men.

5/10
Almas gemelas (1997)

1997 | The House of Yes

Una joven cándida y enamorada, acude a conocer a la familia del novio. Pronto descubre que están un poco desequilibrados; especialmente la hermana de su chico, que se encuentra obsesionada por Jackie Kennedy, hasta el punto de vestirse igual que ella. Cine independiente basado en una obra teatral de Wendy MacLeod, cuenta con la grata presencia de Parker Posey.

5/10
Esperando la hora

1997 | Clockwatcher

Gracias a una empresa de empleo temporal, Iris, una tímida joven, se incorpora como secretaria en una oficina. Margaret, Paula, Jane, compañeras también de trabajo temporal, la acogen con cordialidad. Se convierten en amigas inseparables. Hasta que el ambiente laboral, nada propicio, comienza a devorar su entrañable relación. La directora Jill Sprecher ofrece una excelente película, muy femenina, que muestra los extremos kafkianos a que puede llegar una oficina donde no hay confianza entre "indios" y "jefes". Lo hace sin amargura, con divertido sentido del humor. Los pequeños hurtos que se producen en la oficina, la estrecha vigilancia y los desagradables registros, son al principio objeto de broma entre las amigas, pero acaban haciendo daño. Sprecher tiene el mérito de mostrar el deterioro de su relación de modo gradual y convincente: se agradece su fresca reflexión sobre la deshumanización del trabajo, así como la nota final de esperanza. Las cuatro actrices que sostienen la película están, sencillamente, formidables.

6/10
SubUrbia

1996 | SubUrbia

Aunque con guión ajeno, Richard Linklater insiste en los temas que ya abordó en Antes del amanecer. Si ahí eran chico y chica los que se conocían casualmente y mantenían una conversación que duraba toda una noche, en SubUrbia se repite el esquema. Sólo que en este caso se trata de un grupo más amplio: cuatro chicos y tres chicas, más el dueño, pakistaní, de una tienda abierta 24 horas. El marco, el suburbio de una ciudad sin nombre, donde gastan una noche hablando y hablando, rompiéndose unos a otros los corazones. El film es una reflexión sobre la falta de horizontes vitales de gran parte de la juventud. Ni fama ni dinero (simbolizados por Pony, estrella de rock, y Erica, su agente), ni sexo (Buff, obsesionado por acostarse con cualquiera), ni alcohol (Bee-Bee, que lucha por dejar su adicción) hacen felices. Tampoco los anhelos de ser un artista (Sooze, que sueña con ir a Nueva York) o los intentos de una vida dentro del sistema (Nazeer, el pakistaní) aseguran que uno pueda ser buena persona. Refugiarse en uno mismo (el duro Tim) no parece solución. A través de la mirada de Jeff, que ve todas estas posiciones en sus amigos, el espectador se contagia de su desconcierto y desesperanza; y quizá también de su cobardía, al fin descubierta. Demasiado impregnado de pesimismo, al menos Linklater —y Eric Bogosian, en cuya obra de teatro se basa— no cierran los ojos a los problemas de una sociedad urbana demasiado centrada en el propio yo.

4/10
Basquiat

1996 | Basquiat

En 1987 el pintor Jean-Michel Basquiat se convirtió en el pintor de moda de Nueva York. Sus coloristas cuadros eran la comidilla de la intelectualidad de la Gran Manzana. Pero el éxito no duró mucho, al menos para él, que murió al año siguiente, con apenas 27 años. Su amigo y compañero de profesión Julian Schnabel debutó en el cine con este film, que quiere ser un homenaje a su memoria y a la creatividad del artista. Y aunque Schnabel consigue algunos pasajes vigorosos, bien apoyado en la dirección artística y musical, el conjunto sabe a caos y vacío, tal vez porque la connivencia de Basquiat con la droga y la frivolidad tampoco daban para más.

4/10
The Daytrippers

1996 | The Daytrippers

Eliza D'Amico cree que su matrimonio va bien hasta que encuentra en su casa un poema de amor dirigido a su marido. Su familia decide ayudarla a descubrir qué ha ocurrido. Producción independiente que supuso el debut como director de Greg Mottola (Supersalidos, Adventureland). El guión es ingenioso e inteligente, y los personajes son memorables. Además, cuenta con un amplio elenco de actores solventes.

6/10
Flirt

1995 | Flirt

Este filme narra la misma historia de tres formas diferentes y cambiando algunos de sus elementos, sobre todo la localización, que nos lleva a Tokio, Nueva York y Berlín. El realizador Hal Hartley (Trust, La increíble verdad, Simple Men y Amateur) lleva a cabo una fascinante obra de creación que a pesar de su carácter de experimentación resulta muy sugerente e imaginativa.

6/10
Amateur

1994 | Amateur

Sorprendente película del independiente e inclasificable Hal Hartley, como lo prueba lo complicado que es exponer un argumento por el que deambulan una ex-monja que se dedica a escribir relatos porno, un gángster desmemoriado, una actriz de cine porno que desea abandonar ese mundo, una policía que lo pasa mal en su trabajo... Con increíble agilidad, una buena dosificación de elementos tragicómicos y unos sólidos personajes, el cineasta entrega una película fresca, y con mayor carga moral de lo que cabría sospechar por lo antes descrito.

6/10
Duerme conmigo

1994 | Sleep with Me

Dos amigos están enamorados de la misma chica, cosa que puede dar lugar a romper su relación de amistad por los nuevos sentimiento que la joven despierta en ellos. Triángulo amoroso en una comedia flojita cuyo guión está cogido por los pelos. Quentin Tarantino tiene una breve aparición.

2/10
Los caraconos

1993 | Coneheads

Belder (Dan Aykroyd) y Prymaat (Jane Curtin) son dos habitantes del planeta Remulack, situado a 26 años luz de la Tierra. Su planeta forma parte de un poderoso imperio interestelar, en plena fase de expansión colonizadora. Tienen la misión de conquistar la Tierra y esclavizar a los humanos, pero un error de cálculo les obliga a aterrizar en nuestro planeta antes de lo previsto. Mientras que ultiman los preparativos para la invasión, se acomodan en Paramus, New Jersey, haciéndose pasar por una familia feliz normal y corriente. Pero pronto se sentirán identificados con la vida de la Tierra, y se darán cuenta de que los humanos son unos seres amistosos y entrañables. Una original comedia que tiene como excusa un argumento de ciencia-ficción. Bastante entretenida y divertida por momentos, con algunas situaciones disparatadas que provocan la risa del espectador.

4/10
Movida del 76

1993 | Dazed and Confused

Indagación tragicómica acerca de la desorientación y superficialidad de la vida de un grupo de estudiantes de instituto a mediados de los años 70. Están los mayores, que deben pensar que van a hacer con sus vidas, y los jóvenes que empiezan a tener sus primeras salidas nocturnas, sus particulares botellones y primeras experiencias amorosas. La película cuenta con una imaginería notable y unas interpretaciones verosímiles. Narra el final de las clases antes de las vacaciones de verano de 1976. Es una época donde aún perviven con fuerza los estimulantes juveniles nacidos en los años sesenta: el sexo libre está a la orden del día y las drogas son concebidas aún como una vía de escape. Pink, Mitch, Jodie y sus amigos se preguntan de vez en cuando sobre el sentido de sus vidas, mientras se centran en lo inmediato, que es divertirse y autoafirmarse. Se trata de una nostálgica radiografía juvenil de cierta frescura, con una interesante galería de personajes todavía muy actuales y que muestra a las claras cuán superficial puede llegar a ser una vida si carece de asideros sólidos. Junto a American Graffiti forma un tándem imprescindible del cine adolescente de Estados Unidos. En el reparto de distinguen actores que llegarían lejos, como Ben Affleck y Matthew McConaughey, y otros que tuvieron que conformarse con una trayectoria más discreta.

6/10

Últimos tráilers y vídeos