IMG-LOGO

Biografía

Per Oscarsson

Per Oscarsson

83 años ()

Per Oscarsson

Nació el 28 de Enero de 1927 en Estocolmo, Suecia
Falleció el 31 de Diciembre de 2010 en Västra Götalands län, Suecia

El tutor de Lisbeth Salander

07 Enero 2011

La tragedia se cebó con el prolífico actor sueco Per Oscarsson, el 2 de enero de 2011. No deja de resultar una triste ironía que haya muerto calcinado un actor conocido sobre todo por su papel en La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, adaptación de la novela de Stieg Larsson.

Los forenses han identificado los restos del actor con ayuda de registros dentales, y de su esposa, Kia Ostling. Ambos fallecieron en el incendio que se declaró en su casa de las afueras de Skara, al sudoeste de Suecia. El inmueble quedó totalmente destruido, hasta el punto de que cuando llegaron los bomberos sólo encontraron en pie la chimenea.

Nacido el 28 de enero de 1927 en la capital sueca, Per Oscarsson debutó en el cine en 1944, como extra en Ömungar. A lo largo de más de seis décadas interpretó numerosos papeles en títulos como Mi hermana, mi amor, Sentencia para un dandy, El último valle, El visitante nocturno y Oratorio de Navidad.

En 1966, Oscarsson ganó el premio al mejor actor en el Festival de Cannes, por la cinta Hambre, donde interpretaba a un escritor. Realizó uno de sus trabajos más conocidos a las órdenes del español Carlos Saura en La madriguera, donde era el protagonista junto a Geraldine Chaplin. Interpretaban a un matrimonio en crisis que para soportar la rutina escenifica momentos de su relación en el pasado y lo que supuestamente les puede ocurrir en el futuro.

Recientemente el actor fue Holger Palmgren, primer tutor legal y amigo de Lisbeth Salander en La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina y La reina en el palacio de las corrientes de aire. En su crítica, el legendario Roger Ebert destacó el trabajo de Oscarsson, de quien dijo que era “un gran actor sueco que sorprendentemente nunca trabajó con Ingmar Bergman”.

Posteriormente el actor rodó Tysta Leken, su último trabajo, en postproducción cuando le ha llegado la muerte.

Filmografía
La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina

2009 | Flickan som lekte med elden

Adaptación cinematográfica de la segunda novela de la trilogía 'Millennium', escrita por el sueco Stieg Larsson, tras 'Los hombres que no amaban a las mujeres'. De nuevo seguimos a los dos personajes principales creados por Larsson, Mikael Blomkvist y Lisbeth Salander, a lo largo de una sórdida trama de corrupción moral y asesinatos que, además de indagar en el terrible pasado de Salander, pone en solfa el funcionamiento, supuestamente perfecto, de la sociedad sueca, también en sus facetas política, institucional y policial. El resultado de la película es muy inferior a la primera entrega de la saga dirigida por Niels Arden Oplev. Los componentes de la revista Millennium, con Mikal Blomkvist y Erika Berger a la cabeza, comienzan a trabajar en un nuevo artículo que pondrá patas arriba a la opinión pública en torno a un delicado tema social: el “traffiking”. El material ha sido ofrecido por dos jóvenes inquietos llamados Dag y Mia, quienes llevan años investigando el asunto. La intención es desenmascarar a personajes de cierta relevancia pública (abogados, policías, periodistas, políticos) que han obtenido favores sexuales de prostitutas menores de edad, traídas de países del este y obligadas a ofrecer su cuerpo en contra de su voluntad. Pero cuando la investigación está a punto de cerrarse para la publicación, Dag y Mia son asesinados en su casa. La policía encuentra indicios de que la autora podría ser Lisbeth Salander, ya que también ha sido encontrado el cadáver de Bjurman, el abogado encargado de la tutela legal de Salander. De la noche a la mañana, la joven se  convierte en la persona más buscada de Suecia. Por su parte, Blomkvist –quien no ve a Salander desde hace un año– no cree que sea culpable e intecta contactar con ella, al tiempo que investiga por su cuenta el caso. Es éste un ejemplo de película que deja claro que la literatura y el cine son ámbitos completamente distintos. Hay que elegir uno u otro, no mezclarlos. Más les hubiera valido al guionista Jonas Frykberg tener esto bien claro. Adaptar la voluminosa novela de Larsson implicaba una reelaboración completa y no una simplificación como la que aquí se hace. En La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina la acumulación de elementos sueltos es ya excesiva. El nuevo director de la saga Daniel Alfredson presta demasiado interés a cuestiones secundarias (las prácticas lésbicas de Salander, por ejemplo) y desprecia material importante (la investigación de la policía, el supuesto papel de Salander en los asesinatos, su relación con Blomkvist) que hubieran aportado mayor coherencia al conjunto. Muchas cuestiones se dan por supuestas y permanecen ajenas a quienes no hayan leído la novela o estén familiarizados con los personajes, aquí apenas esbozados. La trama peca por tanto de episódica, prefabricada y poco consistente, sensación que se acrecienta por la historia misma, con los dos hilos narrativos paralelos que dispersan la acción. Alfredson tampoco ha acertado en el apartado visual, ya que la película transmite un gran aire de telefilme y esto acaba por influir en que no se logre el nivel de tensión deseada en un thriller violento y oscuro como pretende ser éste. En fin, quizá la cosa no sea totalmente lamentable, pero el resultado, desde luego, podría a haber sido mucho mejor. 

4/10
The Blockhouse

1973 | The Blockhouse

Durante la Segunda Guerra Mundial un grupo de prisioneros aliados son recluidos por los alemanes en un búnker. Allí permanecen durante años ya que sus captores lo han previsto todo y les han dejado grandes cantidades de comida y agua a tal efecto. La película propone un análisis de las distintas personas que están encerradas. Parece algo así como un experimento donde las cobayas son personas que se pasarán años sin salir del lugar y sin tener otro contacto que el resto de presos.

4/10
La ciudad de la libertad

1973 | Traumstadt

La ciudad de la libertad del título, es un lugar donde los visitantes se supone que pueden hacer realidad sus más delirantes fantasías. Lo que resulta menos liberador de lo que parecía para la pareja protagonista. Cinta de terror e intriga alemana, de escaso interés.

3/10
El visitante nocturno

1971 | The Night Visitor

Salem está recluido en un manicomio por un crimen que afirma no haber cometido. Como se supone que está loco, evitó la prisión para acabar en ese psiquiátrico. El caso es que Salem logra fugarse, y sus planes inmediatos consisten en vengarse de su hermana y su cuñado, responsables de su encierro. Curiosa coproducción de Estados Unidos y Suecia, con los actores más potentes del segundo país, Max von Sydow y Liv Ullmann, en el reparto. Resulta un apañado thriller que depara sorpresas y hace dudar sobre la culpabilidad del protagonista. Presenta pasajes de tipo onírico bastante conseguidos, y Trevor Howard compone un inquietante inspector de policía.

5/10
El último valle

1970 | The Last Valley

Durante la guerra de los Treinta Años en Europa, un profesor llamado Vogel llega hasta un pequeño pueblecito situado en un valle, que ha sobrevivido a la batalla. También acuden a él un grupo de soldados mercenarios y acuerdan entre ellos y los habitantes del pueblo permanecer juntos lo que dure el invierno, pero poco a poco la convivencia se hace insostenible debido a las diferencias. Magnífica cinta bélica injustamente olvidada donde se hace un alegato del sinsentido de la guerra y de la intolerancia. James Clavell dirige con acierto al inglés Michael Caine (Evasión o victoria), al egipcio Omar Sharif (Doctor Zhivago) y al alemán Per Oscarsson y la historia no pierde interés gracias al guión y a una preciosa banda sonora a cargo de John Barry (Memorias de África).

7/10
Sentencia para un dandy

1968 | A Dandy in Aspic

La película que cierra la filmografía de Anthony Mann, de quien bien puede decirse que 'murió con las botas puestas', pues no llegó a terminar el rodaje. El cineasta se adentró en el género de espías al contar cómo Alexander Eberlin, un agente ruso infiltrado en los servicios secretos británicos, recibe un insólito encargo: eliminar al espía infiltrado, o sea, a sí mismo. Sus colegas le han confundido con su contacto en Londres, Pavel. Eberlin está metido en un buen lío, y en Berlín piensa en pasar al otro lado del Muro, mientras juega un juego del ratón y el gato donde él es un simple peón en manos de los rusos, en el que nada es lo que parece, y donde aparece una joven y frívola fotógrafa llamada Caroline paa enredar todavía más las cosas. Se trata de un film de Mann poco conocido, rodado con estilo, y que merecería mayor atención de la que le han prestado los estudiosos. El director juega con los ángulos de cámara, tiene un estupendo apoyo en la banda sonora de Quincy Jones, y el reparto, sobre todo Laurence Harvey, transmite esa frialdad que se supone a los profesionales del espionaje. El novelista Derek Marlowe adapta su propia novela, que subraya con ironía cómo los espías son puros instrumentos de los intereses de sus respectivos países. El final reserva varias sorpresas de buena ley.

6/10
La madriguera

1968 | La madriguera

Un matrimonio vive una vida completamente anodina en un chalet a las afueras de Madrid, "la madriguera" del título. Ella se dedica a matar el tiempo, pues no trabaja ni tienen hijos. Una inesperada herencia trae al hogar un montón de muebles de la familia de ella, que primero van a parar al sótano, pero que poco a poco van ocupando distintos espacios de la casa, con lo que despiertan ciertos fantasmas del pasado. Críptico film con guión donde intervinieron activamente Rafael Azcona y Geraldine Chaplin, que arroja una mirada corrosiva hacia la vacía burguesía. Según Saura, su idea con la película era criticar, en pleno marco de mayo del 68, la idea de la imaginación por la imaginación, que nunca le convenció: "Quería mostrar lo falaz de esa exaltación sin matices".

5/10
¿Quién le ha visto morir?

1968 | Ole dole doff

6/10

Últimos tráilers y vídeos