IMG-LOGO

Biografía

Peter Spierig

Peter Spierig

Peter Spierig

Filmografía
Winchester

2017 | Winchester

Michael y Peter Spierig, que firman como The Spierig Brothers, están especializados en fantaterror, habiendo rodado títulos como Daybreakers y Saw VIII. Nunca habían tenido en sus manos una historia con tanto potencial como la de Sarah Winchester, viuda del inventor del rifle de repetición, que durante 39 años ampliaba constantemente su residencia, hoy considerada una de las mansiones embrujadas más famosas de Estados Unidos (junto con la de Terror en Amityville). Estaba convencida de que si la daba por finalizada se instalarían en ella los espíritus de personas asesinadas con las armas diseñadas por su marido, en busca de venganza. El guión, escrito por los propios hermanos junto a Tom Vaughan (Ladrones de mentes) se centra en la llegada del Dr. Eric Price, psiquiatra adicto al láudano, enviado por la actual junta directiva de la empresa de armas a evaluar a la Señora Winschester, con el objetivo de inhabilitarla porque supuestamente ha perdido sus facultades mentales. Sin embargo, una vez instalado él mismo será testigo de apariciones de espectros. Tiene un inicio prometedor, por la fuerza de la historia real, y porque los realizadores optan por la vía de la historia de fantasmas clásica, ya que se cuida la ambientación, en lugar de apelar a los excesos sangrientos, de los que tanto abusa el cine actual; parece seguir el sendero de Expediente Warren y similares. Todo esto se agradece. Pero rápidamente el film se desinfla, pues pasa a ser una sucesión de sustos fáciles, mientras que el guión abusa de los recursos más habituales del cine de terror, en lugar de desarrollar a los dos personajes centrales. Es una pena, pues ella está encarnada con su solvencia habitual por la gran Helen Mirren, que a lo largo de su extensísima carrera en pocas ocasiones se había interesado por este género –sería una excepción la amena Secuestrando a la Srta. Tingle, sobre todo por su labor–, mientras que el médico está encarnado por Jason Clarke (Terminator: Génesis, La noche más oscura), cada vez mejor actor. Ni siquiera ellos consiguen remontar, por lo que el conjunto como mucho resultará entretenido para los incondicionales.

4/10
Saw VIII

2017 | Jigsaw

  Cinco personas que han sido secuestradas se despiertan en un extraño recinto, con cubos en la cabeza que les impiden la visión. Unas cadenas les empujan poco a poco hacia sierras circulares. Un hombre a través de un altavoz les informa de que deben realizar un sacrificio de sangre para sobrevivir. En el exterior, tratan de resolver el caso el detective Halloran y su compañero Hunt, que tras encontrar diversos indicios llegan a la conclusión de que está detrás un imitador de John Kramer, peligroso asesino conocido como Jigsaw, que murió años atrás a consecuencia del cáncer. Para su asombro, un forense identifica sangre encontrada en un escenario como idéntica a la de Kramer. Con el primer Saw, de 2004, James Wan dio un giro al cine de terror, pues a pesar de sus excesos sanguinolientos compuso una fórmula más o menos novedosa, después sobreexplotada, al ritmo de entrega al año hasta Saw VII 3D, de 2010. Siete años después se ve que faltan ideas para el género, así que se resucita la saga, poniendo al frente a dos especialistas en este terreno, los hermanos Peter y Michael Spierig (Daybreakers, Predestination). No aporta nada a lo ya visto, pues consiste básicamente en nuevos juegos macabros que las víctimas deben resolver corriendo, a riesgo de sufrir una muerte horrible. No sorprende, ni tiene un gran nivel en el reparto, ni logra que sus giros argumentales convenzan del todo. La subtrama de la víctima que ha perdido un bebé resulta incluso ridícula. Pero sí que crea cierto suspense en torno a la explicación del misterio y tiene un mínimo fondo en torno a la culpabilidad y la redención. Al menos, supera a la entrega anterior, un tanto decepcionante. Todo indica que están previstas muchas más si funciona en la taquilla.  

5/10
Predestination

2014 | Predestination

Daybreakers

2009 | Daybreakers

Michael y Peter Spierig siguen la tradición de otras parejas de hermanos directores, como los Coen y los Taviani, que se guisan y se comen ellos solitos sus películas. En su segundo film tras el sangrienta y convencional Undead, los Spierig dan una nueva vuelta de tuerca al sobreexplotado género vampírico, mezclándolo con ciencia ficción. La acción transcurre en el año 2019, cuando la mayoría de los habitantes de la Tierra se han convertido en vampiros. Como quedan pocos humanos, los vampiros están a punto de quedarse sin sangre que llevarse a los colmillos. Edward Dalton (Ethan Hawke) es un hematólogo (también vampiro) que trabaja para un gran corporacion. Investiga un método alternativo para saciar el hambre de los vampiros. Un día, entra en contacto con un grupo de humanos a los que ayuda a escapar. Aunque los personajes son un tanto esquemáticos, y sus excesos violentos son bastante innecesarios, los Spierig logran una convincente ambientación. El presupuesto es de 20 millones de dólares, una cifra muy modesta para un film futurista, que ha sido muy bien administrada. No es habitual que una película con todo el sabor de la serie B como ésta cuente con actores tan solventes como Ethan Hawke, Sam Neill (muy brillante como empresario sin escrúpulos) y Willem Dafoe (un exageradísimo humano rebelde). Intenta ser un producto de mero entretenimiento, pero introduce algunas notas de crítica social que lo hacen más interesante. Arremete contra la ambición desmedida en las grandes empresas, y analiza la génesis de la violencia que genera la falta de productos básicos.

5/10
Los no muertos

2003 | Undead

Una lluvia de meteoritos asola una pequeña aldea de pescadores en Australia. Como consecuencia de tan extraño fenómeno, los muertos abandonan sus tumbas, convertidos en zombies, devoradores de carne humana. Puro terror gore. Es decir, sobredosis de sangre y vísceras, con algunos momentos de humor negro, sólo para aficionados a ultranza al subgénero, aunque el resto del público disfrutará los efectos especiales, y la angustiosa ambientación. Con este título debutan como directores, guionistas, productores y hasta montadores los desconocidos hermanos Spierig.

2/10
Winchester

2017 | Winchester

Michael y Peter Spierig, que firman como The Spierig Brothers, están especializados en fantaterror, habiendo rodado títulos como Daybreakers y Saw VIII. Nunca habían tenido en sus manos una historia con tanto potencial como la de Sarah Winchester, viuda del inventor del rifle de repetición, que durante 39 años ampliaba constantemente su residencia, hoy considerada una de las mansiones embrujadas más famosas de Estados Unidos (junto con la de Terror en Amityville). Estaba convencida de que si la daba por finalizada se instalarían en ella los espíritus de personas asesinadas con las armas diseñadas por su marido, en busca de venganza. El guión, escrito por los propios hermanos junto a Tom Vaughan (Ladrones de mentes) se centra en la llegada del Dr. Eric Price, psiquiatra adicto al láudano, enviado por la actual junta directiva de la empresa de armas a evaluar a la Señora Winschester, con el objetivo de inhabilitarla porque supuestamente ha perdido sus facultades mentales. Sin embargo, una vez instalado él mismo será testigo de apariciones de espectros. Tiene un inicio prometedor, por la fuerza de la historia real, y porque los realizadores optan por la vía de la historia de fantasmas clásica, ya que se cuida la ambientación, en lugar de apelar a los excesos sangrientos, de los que tanto abusa el cine actual; parece seguir el sendero de Expediente Warren y similares. Todo esto se agradece. Pero rápidamente el film se desinfla, pues pasa a ser una sucesión de sustos fáciles, mientras que el guión abusa de los recursos más habituales del cine de terror, en lugar de desarrollar a los dos personajes centrales. Es una pena, pues ella está encarnada con su solvencia habitual por la gran Helen Mirren, que a lo largo de su extensísima carrera en pocas ocasiones se había interesado por este género –sería una excepción la amena Secuestrando a la Srta. Tingle, sobre todo por su labor–, mientras que el médico está encarnado por Jason Clarke (Terminator: Génesis, La noche más oscura), cada vez mejor actor. Ni siquiera ellos consiguen remontar, por lo que el conjunto como mucho resultará entretenido para los incondicionales.

4/10
Predestination

2014 | Predestination

Daybreakers

2009 | Daybreakers

Michael y Peter Spierig siguen la tradición de otras parejas de hermanos directores, como los Coen y los Taviani, que se guisan y se comen ellos solitos sus películas. En su segundo film tras el sangrienta y convencional Undead, los Spierig dan una nueva vuelta de tuerca al sobreexplotado género vampírico, mezclándolo con ciencia ficción. La acción transcurre en el año 2019, cuando la mayoría de los habitantes de la Tierra se han convertido en vampiros. Como quedan pocos humanos, los vampiros están a punto de quedarse sin sangre que llevarse a los colmillos. Edward Dalton (Ethan Hawke) es un hematólogo (también vampiro) que trabaja para un gran corporacion. Investiga un método alternativo para saciar el hambre de los vampiros. Un día, entra en contacto con un grupo de humanos a los que ayuda a escapar. Aunque los personajes son un tanto esquemáticos, y sus excesos violentos son bastante innecesarios, los Spierig logran una convincente ambientación. El presupuesto es de 20 millones de dólares, una cifra muy modesta para un film futurista, que ha sido muy bien administrada. No es habitual que una película con todo el sabor de la serie B como ésta cuente con actores tan solventes como Ethan Hawke, Sam Neill (muy brillante como empresario sin escrúpulos) y Willem Dafoe (un exageradísimo humano rebelde). Intenta ser un producto de mero entretenimiento, pero introduce algunas notas de crítica social que lo hacen más interesante. Arremete contra la ambición desmedida en las grandes empresas, y analiza la génesis de la violencia que genera la falta de productos básicos.

5/10
Los no muertos

2003 | Undead

Una lluvia de meteoritos asola una pequeña aldea de pescadores en Australia. Como consecuencia de tan extraño fenómeno, los muertos abandonan sus tumbas, convertidos en zombies, devoradores de carne humana. Puro terror gore. Es decir, sobredosis de sangre y vísceras, con algunos momentos de humor negro, sólo para aficionados a ultranza al subgénero, aunque el resto del público disfrutará los efectos especiales, y la angustiosa ambientación. Con este título debutan como directores, guionistas, productores y hasta montadores los desconocidos hermanos Spierig.

2/10
Winchester

2017 | Winchester

Michael y Peter Spierig, que firman como The Spierig Brothers, están especializados en fantaterror, habiendo rodado títulos como Daybreakers y Saw VIII. Nunca habían tenido en sus manos una historia con tanto potencial como la de Sarah Winchester, viuda del inventor del rifle de repetición, que durante 39 años ampliaba constantemente su residencia, hoy considerada una de las mansiones embrujadas más famosas de Estados Unidos (junto con la de Terror en Amityville). Estaba convencida de que si la daba por finalizada se instalarían en ella los espíritus de personas asesinadas con las armas diseñadas por su marido, en busca de venganza. El guión, escrito por los propios hermanos junto a Tom Vaughan (Ladrones de mentes) se centra en la llegada del Dr. Eric Price, psiquiatra adicto al láudano, enviado por la actual junta directiva de la empresa de armas a evaluar a la Señora Winschester, con el objetivo de inhabilitarla porque supuestamente ha perdido sus facultades mentales. Sin embargo, una vez instalado él mismo será testigo de apariciones de espectros. Tiene un inicio prometedor, por la fuerza de la historia real, y porque los realizadores optan por la vía de la historia de fantasmas clásica, ya que se cuida la ambientación, en lugar de apelar a los excesos sangrientos, de los que tanto abusa el cine actual; parece seguir el sendero de Expediente Warren y similares. Todo esto se agradece. Pero rápidamente el film se desinfla, pues pasa a ser una sucesión de sustos fáciles, mientras que el guión abusa de los recursos más habituales del cine de terror, en lugar de desarrollar a los dos personajes centrales. Es una pena, pues ella está encarnada con su solvencia habitual por la gran Helen Mirren, que a lo largo de su extensísima carrera en pocas ocasiones se había interesado por este género –sería una excepción la amena Secuestrando a la Srta. Tingle, sobre todo por su labor–, mientras que el médico está encarnado por Jason Clarke (Terminator: Génesis, La noche más oscura), cada vez mejor actor. Ni siquiera ellos consiguen remontar, por lo que el conjunto como mucho resultará entretenido para los incondicionales.

4/10
Predestination

2014 | Predestination

Últimos tráilers y vídeos