IMG-LOGO

Biografía

Rachel Nichols

Rachel Nichols

40 años

Rachel Nichols

Nació el 08 de Enero de 1980 en Augusta, Maine, EE.UU.
Filmografía
Titanes

2019 | Titans | Serie TV

Tras independizarse de Batman, cuya obsesión casi demencial por combatir el crimen le parece exagerada, Dick Grayson, alias Robin, trata de construirse una nueva vida como agente de policía. Acaba formando equipo con Starfire, extraterrestre que lanza fuego por las manos, y Gar Logan, alias Beast Boy, con capacidad de convertirse en cualquier animal, para ayudar a descubrir sus orígenes a Raven, adolescente con poderes de empatía, perseguida por extraños sectarios. Tras llevar al terreno de las series televisivas a diversos personajes de DC, como The Flash, Arrow y Supergirl, Greg Berlanti hace lo propio con el popular grupo de superhéroes, una especie de versión juvenil de la Liga de la Justicia, con toques de X-Men, serie de Marvel, la temida competencia. Los protagonistas habían dado lugar a un largometraje animado, ¡Jóvenes Titanes en acción! La película, dirigida a los más peques, pero aquí se cambia por completo el tono, pues acaba siendo una ficción oscura y violenta. Ha sido la primera que ha debutado en el servicio de ‘streaming’ DC Universe, puesto en marcha por Warner primero en Estados Unidos, aunque en el resto del mundo ha sido estrenada por Netflix. No aporta demasiado al archimanido género de superhéroes. Pero el veterano Brad Anderson (El maquinista), que dirige los dos primeros episodios, marca un ritmo dinámico, y consigue hacer creíbles a los protagonistas en su presentación. Por otra parte, el relato central que vertebra la primera temporada, en torno a la verdad sobre Raven, logra mantener la atención del respetable, y sus paralelismos bíblicos están bien aprovechados. Brenton Thwaites, que fuese el príncipe de Maléfica, sobresale como Grayson en un reparto correcto. Todo ello permite pasar por alto que a veces se nota la falta de presupuesto, y que los efectos visuales podrían ser un poco más convincentes.

6/10
Inside

2017 | Inside

Tras la muerte de su marido en un accidente de tráfico en el que ella perdió parcialmente el oído, pero no al niño que esperaba, una mujer aguarda el momento de dar a luz en un caserón aislado de los suburbios. En Navidad llama a su puerta una desconocida que pide que le deje telefonear, pero la situación resulta inquietante… Segundo largometraje en inglés del español especializado en terror Miguel Ángel Vivas tras la fallida Extinction. Revisa el sangriento film francés de 2007 Al interior, con un guión coescrito por Jaume Balagueró y Manu Díez, que ya habían trabajado conjuntamente en [Rec] 2. Éstos respetan al milímetro el punto de partida del original, aunque luego introducen algunas variaciones, por ejemplo añadiendo inteligencia a su psicópata. Esto la hace más peligrosa, lo que ayuda a que el conjunto se acerque más al cine de suspense que al gore del original. Dirigida con pericia con planos imaginativos, provoca mucha tensión la vulnerabilidad de una protagonista en estado. 17 años después de su prometedor trabajo con David Lynch en Mulholland Drive, Laura Harring, actualmente en horas bajas, realiza un eficiente trabajo como perturbada peligrosa, mientras que Rachel Nichols (Continuum, Alias) cumple como su víctima. Pero a pesar de un par de secuencias resultonas muy en la línea de Secuestrados, el mejor trabajo hasta el momento de Vivas, el juego del gato y el ratón en la misma casa no da para 90 minutos de metraje, por lo que el film acaba resultando repetitivo y monótono, además de que su desenlace no sorprende tanto como pretende.

5/10
Tokarev

2014 | Tokarev

Tras un turbulento pasado, en donde fue pieza clave en la mafia irlandesa, Paul Maguire se ha redimido como empresario de éxito. Paul es ahora un hombre de familia, que adora a su mujer Vanessa y a su hija adolescente Caitlin. Pero el mundo de Paul se va a poner patas arriba cuando una noche, tras una cena de negocios, llega a casa y se encuentra con que Caitlin ha sido secuestrada. Todo apunta a que los fantasmas de su pasado mafioso han regresado. Discreta producción estadounidense dirigida por el español Paco Cabezas (Carne de neón), quien traslada a la pantalla un guión de Jim Agnew y Sean Keller, responsables de Giallo. Se trata de una película de acción, agresiva visualmente –como acostumbra Cabezas–, cuyo guión juega al despiste al comienzo con una trama dramática de relaciones familiares, para desembocar hacia la segunda parte en un festival de violencia. El argumento de Tokarev es flojo, una mínima excusa, y el desarrollo de la trama se acomoda pronto a esa linealidad de ajuste de cuentas que es la historia: el elemento dramático va perdiendo fuelle –la relaciones del protagonista con su mujer, con el policía, incluso con sus colegas de cacería– para centrarse únicamente en un desquiciado Nicolas Cage, en su faceta más descontrolada, un papel más de esos que le han convertido en héroe de acción en películas con historias planas. Cabezas pone mucho el énfasis en el aparato visual, pero tampoco hay espectacularidad en las escenas, de factura muchas veces pobretona –véase la persecución automovilística– e incluso la violencia resulta efectista. Lástima el reparto de secundarios, en donde cumplen Rachel Nichols, Peter Stormare y un talludito Danny Glover.

3/10
En la mente del asesino

2012 | Alex Cross

Las andanzas del detective negro Alex Cross, personaje creado por el prolífico novelista James Patterson, habían sido llevadas al cine en dos ocasiones, El coleccionista de amantes y La hora de la araña, donde Morgan Freeman ponía rostro al psicólogo colaborador de la policía y del FBI. Una década después Cross vuelve a la pantallas en En la mente del asesino, y el actor elegido para la ocasión sorprende un poco, pues se trata de Tyler Perry, popularísimo en Estados Unidos por sus comedias y shows televisivos destinados sobre todo al público afroamericano, pero un desconocido más allá de sus fronteras. El doctor Alex Cross es un brillante psicólogo al frente de una de las unidades criminales de la policía Detroit. Felizmente casado, tiene dos niños y un tercero en camino, y con la familia vive también su madre. Forman parte de su equipo Tommy, un irlandés al que conoce desde que era un crío, y Monica, con la que el otro tiene una relación, hecho que inquieta a Alex por lo que puede afectar al trabajo. Les tocará investigar el brutal asesinato de una mujer a la que arrancaron los diez dedos, y cuyo asesino dejó un dibujo al carboncillo estilo Picasso. Se sucederán los crímenes de gente ligada a un poderoso empresario, con muertes que afectan personalmente a Cross, y que le llevan por la senda de la venganza. Rob Cohen es conocido sobre todo por títulos adrenalíticos como Pánico en el túnel, A todo gas o xXx. En En la mente del asesino se aplica al thriller policial donde se entremezclan los crímenes terribles y en apariencia irracionales, con aspectos de la vida familiar del protagonista. Se diría que una referencia es el británico Luther, aunque los resultados son bastante inferiores, pues en aras a la espectacularidad se sacrifica la verosimilitud, y porque el equilibro intriga-drama no está logrado. De todos modos En la mente del asesino resulta una cinta medianamente entretenida, y en ella sorprende sobre todo la composición de Matthew Fox de frío asesino, casi diabólico, el actor de Perdidos resulta casi irreconocible y da miedo.

5/10
Conan el bárbaro

2011 | Conan the Barbarian

Creado en 1932 por el escritor Robert E. Howard, Conan el bárbaro, es un personaje emblemático del subgénero de espada y brujería. Alcanzó la popularidad, sobre todo por las adaptaciones al cómic, de Marvel y muy posteriormente Dark Horse. En 1982, John Milius fue el responsable de una notable versión cinematográfica que lanzó a la fama al entonces desconocido Arnold Schwarzenegger, que tenía un aspecto físico idóneo para interpretar al personaje. Richard Fleischer dirigió en 1984 Conan, el destructor, una desmejorada secuela. La madre de Conan da a luz en plena batalla cuando está herida de muerte. El chico crecerá junto a su padre en un pueblecito cimmerio cuyos habitantes ocultan un fragmento de una antigua corona que posee grandes poderes. En busca de este objeto acude al lugar un codicioso individuo acompañado de su hija bruja y de un ejército que aniquila a la población, incluido el padre de Conan. Éste se convertirá años después en un musculoso guerrero, que arriesga su vida para liberar esclavos y otras causas justas. Encontrará el rastro del hombre que masacró a su pueblo, tras reencontrarse ocasionalmente con uno de sus secuaces. La película recupera el esquema del film de Milius, también en torno a la venganza, aunque la trama es completamente diferente. Pero no resiste ni de lejos la comparación, ya que su predecesora tenía un tono épico que no logra en ningún momento el anodino experto en remakes Marcus Nispel (Viernes 13, El guía del desfiladero). Es posible que los menos exigentes y los incondicionales del personaje se conformen con la sucesión de coreografías aceptables, y efectos especiales logrados, a ritmo ‘videoclipero’, pero el film tiene un guión predecible y poco trabajado, y todo resulta excesivamente insulso, ya visto en otras películas, como una batalla contra monstruos de arena que recuerda a Spider-Man 3. Tampoco resultan convincentes las interpretaciones, especialmente por parte de Jason Momoa, que se limita a poner gestos de bruto. Puesto que no logra hacer olvidar a Schwarzenegger, produce la sensación de estar viendo un Tarzán sin Johnny Weissmuller. Si a principios de los 80 chocaba la crudeza de la cinta de Milius, el realizador se limitaba a no ocultar los aspectos más sórdidos, ni el erotismo de ciertas secuencias, pero nada resultaba forzado ni se alargaba en exceso. Llama la atención que esta nueva versión se regodee en excesos violentos, con detalles propios del cine gore, lo que le quita realismo. También parece que el film se detiene para recrearse en la exhibición de la anatomía femenina, y en una alargada y morbosa secuencia de sexo.

4/10
G.I. Joe

2009 | G.I. Joe: The Rise of Cobra

Después de Transformers, Hasbro prosigue la aventura cinematográfica de llevar sus juguetes a la pantalla con G.I. Joe, basada en unos célebres muñecos de acción creados en 1964, y que eran como la versión masculina de la Barbie para las niñas. El trío compuesto por Stuart Beattie, David Elliot y Paul Lovett, dirigidos por Stephen Sommers, el responsable de La momia, han imaginado una trama situada en un futuro no muy lejano, donde las fuerzas de élite internacionales -aunque lideradas por Estados Unidos, faltaría más- de los G.I. Joe se enfrentan a los villanos complicados con todo tipo de armas sofisticadas. Y justamente McCullen es un supervillano, descendiente de un escocés que vendía armas en el siglo XVII a franceses y escoceses que luchaban entre sí; ha pasado el tiempo, y, 'de casta le viene al galgo', McCullen se dedica a la fabricación de armas. Y acaba de desarrollar para la OTAN un arma vírica que corroe el metal de modo alucinante. Pero tiene trazado un plan maquiavélico para que esta peligrosa arma provoque el caos mundial, de modo que nazca un nuevo orden político internacional que pueda controlar personalmente. Por supuesto los intrépidos G.I. Joe, unos marines de lujo total dirigidos por el general Hawk, van a tener que impedirlo. Sus mejores soldados -entre ellos Snake Eyes y Scarlett- pelearán de firme, respaldados por dos nuevos fichajes del grupo, Duke y Ripcord. Además, deben vérselas con dos secuaces de McCullen: Storm, el viejo enemigo de Snake Eyes, experto como él en artes marciales; y la Baronesa, una antigua novia de Duke. Stephen Sommers entrega lo que se le pide: acción a raudales, explosiones, persecuciones, peleas, armas sofisticadas, adrenalina pura y dura. Casi no hay un sólo plano que carezca de algún tipo de efecto especial. Práctica en este terreno tiene el chico, pues su currículum peliculero va en la línea del cine de acción y aventuras, y aunque se le agradecería un poquito más de fuerza visual, hay que reconocer que trepidación no falta al film, aunque a veces puede llegar a ser cansino. Cierto tipo de escenas las hemos visto mil veces, y aquí se entrega más de lo mismo; pero justo es señalar también que todo el tramo de la película que transcurre en París es tremendamente original, la imposible acción transcurre en pleno centro de la capital francesa, y junto a lugares emblemáticos, lo que da pie planos muy impactantes. En cuanto a la trama, hay cierto esfuerzo en componer algo coherente, con múltiples personajes, que hasta arrastran pequeños traumas del pasado; quizá sean algo estereotipados -nadie debe esperar actuaciones de Oscar-, pero al menos presentan algún elemental rasgo definitorio. Y cuestiones como la venganza y la rivalidad, justifican al menos ciertas acciones. El arranque, que se sitúa en el siglo XVII, se diría marca de fábrica de Sommers, piénsese en sus entregas de la La momia. Y se apuntan críticas a la industria armamentista -¿inspiración de Iron Man?- y a los peligros de la biotecnología, a lo que se suma una malévola broma final a cuento del presidente estadounidense.

5/10
Star Trek

2008 | Star Trek

Tanto va el Enterprise al espacio, que al final el filón se agota. Hasta los más fieles seguidores de la célebre astronave se dieron cuenta de que la décima entrega fílmica, Star Trek: Némesis, daba muestras sobradas de que la fórmula se había sobreexplotado. A pesar de todo, en su segundo largometraje como director, J.J. Abrams, creador de las series televisivas Alias y Perdidos, se ha propuesto resucitar Star Trek, que antes de ser una saga cinematográfica fue una de las más conocidas  series televisivas de la historia. Abrams parte de cero, en la línea de Batman Begins, de forma que cualquiera que desconozca por completo a los personajes pueda disfrutar sin problemas de la trama. Pero además, el astuto director ha sabido, mediante una estratagema de guión que conviene no desvelar, hacer que nada de lo que ocurra aquí contradiga lo ya visto en las entregas anteriores, para no molestar a los miles de ‘trekkies’, tal y como se conoce a los fans con los que cuenta la saga. Tan de cero pretende empezar la historia Abrams que abre el film con el nacimiento del protagonista, el capitán James Tiberius Kirk, que viene al mundo al mismo tiempo que su padre se inmola, mientras se enfrenta a la nave de Nero, un capitán renegado de la raza de los romulanos. Tras una infancia rebelde, Kirk acaba convirtiéndose en un brillante cadete de la Flota Estelar, donde aún se recuerda el valor de su progenitor. Allí se hace amigo de McCoy, que estudia para ser oficial médico, conoce a la joven Uhura, experta en lenguajes y formas de comunicación, con la que no acaba de llevarse bien del todo, e inicia una enconada rivalidad con Spock, hijo de una humana y de un vulcano, raza que se distingue por su afán de controlar las emociones. Una supuesta llamada de auxilio llevará a Kirk y al resto de cadetes a embarcarse en el Enterprise y enfrentarse nuevamente con Nero, el romulano que reaparece con un siniestro y destructivo plan... El reparto es completamente nuevo, salvo por la inclusión del legendario Leonard Nimoy, el intérprete original de Spock, que encarna a su personaje envejecido. Para interpretarlo cuando es joven, le ha sustituido el joven Zachary Quinto, en el papel más importante junto con el hasta ahora muy secundario Chris Pine, que encarna al capitán Kirk, El tal Pine es un joven atractivo con  mucho potencial para arrastrar al público adolescente a los cines, al igual que Zoe Saldanha, muy expresiva como Uhura, el más importante papel femenino. Destaca la inclusión en el reparto del especialista en comedia Simon Pegg (Scotty), y de la veterana Winona Ryder, que es la madre de Spock en un corto pero emotivo papel. Sorprende el fichaje del excelente actor Eric Bana para encarnar al villano, Nero, pues aunque borda el papel, no se comprende si era necesario un fichaje que sin duda habrá costado una millonada, para un papel irreconocible, ya que está siempre completamente recubierto de maquillaje. Se declara Abrams más seguidor de Star Wars que de Star Trek, y su película está próxima al primer George Lucas, en la medida en que no pretende hacer ciencia ficción dura, sino una dinámica cinta de aventuras, con mucha acción, y sofisticados efectos especiales. Y sin embargo, sorprende su habilidad para no traicionar a los iniciados. A estos les ofrece numerosísimos guiños que les harán muy felices (la prueba del Kobayashi Maru, la babosa de Star Trek II. La ira de Khan, y hasta la sintonía original de la serie y el monólogo del principio...), pero hay un especial cuidado en que los homenajes estén tan integrados en la historia que no es necesario saber nada para poder seguirla. Es una entrega más ligera de lo habitual, pues aunque contiene notas positivas sobre la amistad, las emociones humanas, el sacrificio y el sentido del deber, está claro que Abrams está pendiente de sorprender continuamente. Su habilidad para conseguirlo es notable, sobre todo en algunos momentos memorables, como la persecución protagonizada por el pequeño Kirk, la secuencia en la que éste se arroja en paracaídas para sabotear una perforadora y su huida de un monstruo gigantesco en un planeta inhóspito. Se le puede achacar una pequeña bajada de ritmo cuando el anciano Spock cuenta su historia, y la inclusión de una secuencia de sexo en una saga que hasta ahora era completamente blanca, para todos los públicos. Pero ha logrado resucitar el cadáver, que es lo de que se trataba.

7/10
Uno para todas 2

2008 | The Sisterhood of the Traveling Pants 2

Secuela de Uno para todas en la que repiten las cuatro protagonistas del título original, entre las que se incluyen las televisivas Alexis Bledel de Las chicas Gilmore y America Ferrera de Betty. En esta nueva cinta los pantalones vaqueros de la marca Levi’s que comparten las cuatro amigas, vuelven a ser el nexo de unión entre las cuatro historias. Si en la película original, las chicas estaban a punto de terminar el instituto, en ésta se preparan para pasar su primer verano como universitarias. A Carmen la da por el teatro, Lena se enamora nuevamente, Tibby consolida su relación y Bridget viaja hasta una excavación arqueológica.

4/10
La guerra de Charlie Wilson

2007 | Charlie Wilson's War

El veterano Mike Nichols retoma el mundillo de la política estadounidense, diez años después de Primary Colors. Esta vez, adapta un libro de George Crile, que rescata la figura de Charles Wilson, un congresista estadounidense del partido demócrata de medio pelo, más famoso por su escandalosa y desenfrenada vida que por sus iniciativas políticas. Y sin embargo, Wilson tuvo un papel destacado en el apoyo encubierto de Estados Unidos a los muyahidines, de Afganistán, cuando el país fue invadido por tropas de la URSS, en plena Guerra Fría. El film presenta a Wilson justamente así, como un impresentable, aficionado al alcohol, las drogas y proclive a buscarse amantes continuamente. Una de ellas, la millonaria Joanne Herring –teóricamente una fervorosa cristiana, a pesar de que no vive la religión de forma coherente ni mucho menos– convence a Wilson de la necesidad de ayudar a los muyahidines, para parar los pies a los soviéticos, en su afán de expandir el comunismo por el mundo. En su tarea de conseguir financiación para comprar el material que más se adapte a las necesidades de los afganos, Wilson encontrará un valioso aliado, Gust Avrakotos, un poco ortodoxo agente de la CIA resentido con sus superiores. Nichols satiriza a sus personajes, y usa un tono sarcástico que puede irritar a parte del público. Además, se narra con extrema ligereza la licenciosa vida sexual de Wilson y no entra en valoraciones morales cuando narra los puntos más oscuros del protagonista. Por ejemplo, sólo le preocupa haberse drogado porque el entonces fiscal Rudolph Giulianni –conocido por su lucha contra la corrupción– ha iniciado una investigación de sus trapos sucios. Más que a la elegante La cortina de humo, el tono recuerda a las comedias más ácidas de Robert Altman, estilo El juego de Hollywood. Las andanzas de Wilson, en plena conciliación de los intereses de países árabes con Israel, está contada como si fuera una comedia, aunque el espectador se preguntará si realmente algunas de esas cosas ocurrieron de forma parecida a como se muestran en pantalla. Cinematográficamente, es un film de nivel, con réplicas divertidas y grandes actores en los principales papeles. Tanto Tom Hanks como Julia Roberts, casi siempre asociados a personajes honestos, sorprenden en registros diferentes a lo que se espera de ellos. Especialmente brillante es la composición de Philip Seymour Hoffman, nominado con toda justicia al Oscar al mejor secundario, por su modélica composición de Gust, un peculiar agente de la CIA, que se suma a su memorable galería de personajes que casi siempre tiran hacia lo  estrambótico. Se trata además de un film que da que pensar sobre la política internacional, se esté de acuerdo o no con las posiciones que claramente defiende: pues la conclusión es que la intervención soterrada en Afganistán fue un factor que tuvo su importancia en la desintegración del Telón de Acero. No es un film plúmbeo, pues al mismo tiempo critica al gobierno estadounidense porque a pesar de haber expulsado a los soviéticos, no invirtió en educación, ni puso medios para evitar el avance de los fundamentalistas religiosos que se hicieron con el poder en Afganistán. 

6/10
Párking 2

2007 | P2

Lo primero y más importante, es que ningún espectador debe dejar de ver la película porque no haya visto la primera parte. Si le sirve de consuelo, nadie la ha visto... porque no existe. El título, más que confuso, hace referencia a la planta del aparcamiento donde se desarrolla la acción y no a una secuela. Angela es una empleada ejemplar, acostumbrada a hacer horas extras, incluso en Nochebuena. Las continuas llamadas de su familia le recuerdan que es Navidad y que tiene que salir ya de trabajar si quiere llegar a tiempo para la cena. Dicho y hecho, Angie recoge sus cosas y se dirige al párking, donde descubrirá que alguien ha decidido que pase una Nochebuena diferente. Papa Noel se ha adelantado y le ha traído de regalo a un maníaco obsesionado con ella. Alexandre Aja y Gregory Levasseur repiten como guionistas después de haber trabajado juntos en Las colinas tienen ojos. El resultado obtenido en Parking 2 es inferior. Aún así, la película consigue mantener en cierta tensión al espectador. A los sustos habituales, casi siempre repentinos, aunque cada vez empiezan a serlo menos, se une una atmósfera bastante claustrofóbica y poco acogedora. Siguiendo con los parámetros del género, Rachel Nichols aparece bella y sensual, aunque muestra una versión renovada de los personajes femeninos de este tipo de historias. Angela tiene coraje y deja muy claro que las mujeres son capaces de algo más que gritar en las cintas de terror. El trabajo de Nichols supera al de su compañero de reparto Wes Bentley, quien podría haber dado más de sí como perturbado. Su inquietante interpretación de Ricky Fitts en American Beauty puso el listón bastante alto. Los amantes del género en su versión más sangrienta tienen, pensados para ellos, momentos muy violentos –el atropello– y desagradables –la llamada de ella a la policía–. Más allá de los tópicos, cabe destacar como punto original y atractivo, el cambio de roles que se va propiciando conforme avanza la película. Es interesante ver el desarrollo del personaje de Angela, que pasa de la pasividad propia del susto inicial a una actividad progresiva que la lleva a actuar sin complejos, mirando de tú a tú a su agresor.

4/10
El último asalto

2007 | Resurrecting the Champ

Erik Kernan es un joven y ambicioso periodista deportivo del Denver Times, que lleva un apellido mítico en su gremio, pues su padre fue un popular locutor radiofónico del mundo del deporte. A sus treinta y pico años se encuentra en una encrucijada. Por un lado no está satisfecho en el trabajo, pues le encargan crónicas de muy escaso interés. Por otro lado está separado de su esposa, que trabaja en el mismo diario, y tiene un hijo pequeño que le idolatra, pero al que mantiene engañado acerca de la verdadera importancia de su tarea. Este panorama podría cambiar cuando conoce en la calle a un “sin techo”, antiguo boxeador, al que todo el mundo llama “Campeón”. Pues el tipo resulta ser Robert Satterfield, un púgil que estuvo en un tris de convertirse en alguien importante, y que combatió con nombres míticos como Rocky Marciano o Jake La Motta. Se trata del tema perfecto para un artículo que podría ayudar a rencauzar la vida profesional y familiar de Erik. Interesante y emotivo drama basado en hechos reales, con muchos puntos de interés, rodado con pulso firme por Rod Lurie (Candidata al poder, Sra. Presidenta)… Ojalá se pudiera decir esto de más películas. Porque no diremos que éste sea un film que reinvente el Séptimo Arte o aporte grandes novedades en modos de narrar… Pero sin embargo su trama atrapa, porque está desarrollada con oficio, y presenta personajes muy humanos, y problemas entendibles por cualquier hijo de vecino. Por un lado se plantea la cuestión de la tarea periodística, con la ética que obliga a comprobar todos los extremos de una historia, y a no olvidar nunca que cualquier artículo trata de personas de carne y hueso, no de papel. También se bucea en la ambición profesional, que puede nublar y llevar directamente al abismo. Sin hacer sangre, pero con contundencia, resulta muy interesante la mirada a los distintos profesionales del periodismo: por supuesto Josh Harnett, como el protagonista, pero también su veterano editor, un magnífico Alan Alda, o la productora televisiva de Showtime, la “mujer desesesperada” Teri Hatcher, que atrapa la frivolidad de la pequeña pantalla y el tratamiento efímero de la noticia. Una habilidad del guión de Michael Bortman y Allison Burnett, que adaptan un artículo de J.R. Moehringer, es su cohesión interna, que relaciona las subtramas porque comparten los “grandes temas”. Así, tenemos la gloria perdida del Campeón –genial Samuel L. Jackson, en uno de los mejores papeles de su carrera, el actor está de Oscar–, mientras Erik trata de conquistar la suya. Y está toda la cuestión familiar, el fracaso matrimonial y la relación padre-hijo, que resuena a varios niveles.

7/10
Alias (5ª temporada)

2005 | Alias | Serie TV

Sydney recibe la inesperada noticia de que se ha quedado embarazada. Esto ocurre al tiempo que empieza a sospechar que hay algo raro en el pasado de su amado agente Michael Vaughn, el padre de la criatura. Y descubre que podría tratarse de un agente doble. Mientras, Jack, padre de Sydney, teme que ésta sea traicionada por Irina Derevko, su madre. Última temporada de la serie que ha consagrado a Jennifer Garner, y la hizo ganadora de un Globo de Oro en 2002. Una importante novedad es la aparición de una nueva organización criminal.

5/10
Shopgirl

2005 | Shopgirl

Mirabelle (Claire Danes) es un dependienta de una tienda de guantes en Beberly Hills. Su trabajo le aburre y además, no tiene mucho éxito en el terreno amoroso. Pero las cosas para ella van a cambiar. Un día conoce a Ray (Steve Martin), un millonario divorciado por el que se siente atraída; pero también entra en su vida Jeremy, un muchacho joven, algo atolondrado, que quiere ser músico. Ray le propone una relación sin compromisos y en la que puede colmarla de regalos, pero Jeremy tiene un encanto especial y entre los dos surge la química. Mirabelle deberá decidir entre uno u otro. Comedia romántica basada en la novela del propio Steve Martin y dirigida por Anand Tucker (Hilary y Jackie). La historia resume la idea de que las relaciones son complicadas y no siempre calzan como un guante. Claire Danes es la chica desencantada que de repente le llega el amor por dos bandas. Steve Martin se sale del papel de padre de familia, que normalmente nos tiene acostumbrados, (Doce en casa, El padre de la novia, Se montó la gorda, Dulce hogar... ¡A veces!) e interpreta aquí a un seductor cincuentón. El feúcho Jason Schwartzman completa el triángulo amoroso de la función.

6/10
La morada del miedo

2005 | The Amityville Horror

Años 70. En Amytiville, un pueblecito de Long Island, George y Kathy Lutz adquieren la casa de sus sueños, por un precio inexplicablemente bajo. Desconocen la causa de que el inmueble sea una ganga: un año antes la policía halló en su interior los cuerpos sin vida de toda una familia. Al parecer, el marido se volvió loco, acabó con su mujer y sus hijos, y se suicidó a continuación. Los Lutz se mudan a la casa con sus niños. Pronto empiezan a ocurrir sucesos inexplicables. Remake de Terror en Amityville, cinta que explotaba el tirón comercial de El resplandor, supuestamente basada en hechos paranormales ocurridos realmente a una familia, y que tuvo infinidad de secuelas. El director de La isla, Michael Bay, ha producido esta cinta del desconocido Andrew Douglas. Éste integra elementos architípicos del género de terror, como la casa encantada, los psicópatas enloquecidos y hasta el sacerdote especializado en exorcismos.

5/10
Dos tontos muy tontos (Cuando Harry encontró a Lloyd)

2003 | Dumb and Dumberer. When Harry Meet Lloyd

En un instituto americano, un adolescente con poco intelecto se hace amigo de un recién llegado, que llevaba toda su vida sin apenas salir de su casa. Ambos rivalizan en estupidez, y son elegidos para formar parte de una nueva clase de carácter “especial”. Precuela tardía y, aún más descerebrada, de la comedia con que en 1994 despuntaron los hermanos Farrelly. En esta ocasión les sustituye Troy Miller, director de Jack Frost; y dos actores desconocidos toman el relevo de Jim Carrey y Jeff Daniels.

2/10

Últimos tráilers y vídeos