IMG-LOGO

Biografía

Michael Giacchino

Michael Giacchino

53 años

Michael Giacchino

Nació el 10 de Octubre de 1966 en Riverside Townshio, New Jersey, EE.UU.

Premios: 1 Oscar

10 Noviembre 2006
Escucha la banda sonora de "Star Trek", uno de los trabajos más reconocidos de Michael Giacchino.
Oscar
2010

Ganador de 1 premio

  • Música original Up
Filmografía
Jurassic World: Dominion

2021 | Jurassic World: Dominion

Spider-Man: Lejos de casa

2019 | Spider-Man: Far From Home

Para olvidar los trágicos acontecimientos vistos en Vengadores: Endgame, Peter Parker tratará de disfrutar, como un adolescente más, del viaje de fin de curso con sus compañeros de instituto, por varios países de Europa, durante el que tratará de conquistar a MJ, la chica que le hace tilín. Por esta razón, el muchacho se resiste a atender la llamada de Nick Furia, que debe darle unas tecnológicas gafas legadas por Tony Stark. Aunque al principio le fastidia que su tía May le haya puesto a escondidas en la maleta el uniforme arácnido que pretendía dejar en casa, le vendrá de perlas cuando en Venecia una bestia formada por agua siembre la destrucción en los puntos más turísticos. Durante el enfrentamiento, Spider-Man descubre que un desconocido con poderes, Mysterio, está plantando cara con éxito al supervillano. Pese a que hasta entonces sólo había rodado dos largos ‘indies’ poco conocidos, Clown y Coche policial, Jon Watts consiguió lo que parecía imposible, darle frescura a la sobreexplotada franquicia del Hombre Araña, en Spider-Man Homecoming. Ahora retoma al personaje, de nuevo encarnado por Tom Holland, pero no llega a la misma altura, ni a la de la imaginativa Spider-Man: Un nuevo universo, ganadora con toda justicia del Oscar a la mejor película de animación. Pese a que están compuestas con sofisticados efectos visuales, quizás resulten un tanto rutinarias sus escenas de acción en distintas localizaciones mundiales, al estilo de James Bond, con destrucciones de lugares emblemáticos, como en los filmes de Roland Emmerich. Por otro lado, el principal giro argumental resulta evidente desde el primer momento para cualquiera que haya ojeado alguna vez un cómic del Trepamuros. Funciona mejor su parte de comedia romántica para adolescentes, muy al estilo del cine ochentero de John Hughes, que logra diferenciar a esta entrega de los numerosos estrenos superheroicos del año. Por una vez dejan más poso secuencias como la de Ned –interpretado por el inspirado joven Jacob Batalon– tratando de conseguir que su amigo Peter se siente en el avión al lado de MJ –la vivaracha Zendaya–, con resultados distintos a lo esperado, que la habitual exhibición de efectos visuales, y es que el citado Tom Holland parece sentirse como pez en el agua en ese terreno adolescente. Como en el film anterior, para la banda sonora se recurre bastante bien a clásicos del rock (pese a que el personaje central se hace un pequeño lío al identificar alguno de ellos). En general el resto del reparto no falla, por ejemplo Jake Gyllenhaal parece haberlo pasado en grande en su primera incursión en el género, Jon Favreau, Samuel L. Jackson y Cobie Smulders sacan partido a sus personajes, los ya conocidos Happy Hogan, Nick Furia y Maria Hill, y Martin Starr, conocido por Silicon Valley, desata algunas risas como el profesor Harrington. Quizás se eche de menos esta vez una mayor presencia de Marisa Tomei, como la tía May. Merece la pena esperar a ver las dos escenas de los títulos de crédito (una de ellas al final del todo, tras seis minutos de rotación de nombres), pues aportan sustanciosas novedades de cara al futuro del personaje, y a la anunciada fase 4 del universo Marvel, que comienza a partir de ahora.

6/10
Jojo Rabbit

2019 | Jojo Rabbit

Johannes "Jojo" Betzler es un chaval alemán de diez años y medio, que en plena Segunda Guerra Mundial se encuentra fascinado por toda la parafernalia e imaginería que rodea al nazismo, está muy orgulloso de pertenecer a las juventudes hitlerianas, aunque su incapacidad para matar a un conejo en un campamento de verano le haya valido el apelativo de Jojo Rabbit. Vive con su madre Rosie, el padre está ausente por la guerra, y su hermana murió. Todo contribuye a que se haya fabricado un amigo imaginario con el que departe con frecuencia, que es nada menos que Adolf Hitler. El descubrimiento de que Elsa Korr, una adolescente judía de la edad que tendría su hermana, está escondida en su casa –la oculta Rosie, pero Jojo lo ignora–, comenzará a alterar tan ingenua y deformada percepción de la realidad. El neozelandés Taika Waititi logró llamar la atención con A la caza de los ñumanos, una singular película con adolescente abandonado por sus padres al nacer, y adoptado por unos granjeros. Luego en Hollywood le vieron adecuado para el cine de superhéroes, y dirigió Thor: Ragnarok. Probablemente se encuentra más cercana a sus intereses esta adaptación de una novela de Christine Leunens, que aborda la locura del nazismo desde la perspectiva de la inocencia infantil, una idea que ha dado pie a un buen puñado de películas, a menudo envueltas por una relativa polémica, en lo que se refiere a la acusación de que se estaría trivializando la cuestión con elementos humorísticos o satíricos. Sea como fuere, títulos como La vida es bella, El niño con el pijama de rayas y La ladrona de libros, han gozado de una buena acogida del público, y sirven para introducir al público más joven en el peligro del fanatismo ideológico y los totalitarismos. Waititi, que además de ser director y guionista, se reserva el papel de Adolf Hitler, logra una película interesante, original y atrevida, pero algo desigual, porque en algunos pasajes se torna reiterativo, y la acción no avanza. Pero tiene a cambio momentos muy logrados, como el del registro sorpresa de la Gestapo, o el del terrible descubrimiento en la plaza que supone, definitivamente, el final de la inocencia de Jojo, sutil y delicado. Las relaciones del niño protagonista con su madre Rosie, y la progresivamente amiga y amor platónico Elsa, tienen encanto, al igual que espanta y divierte el libro de la historia de los judíos que está componiendo Jojo, con ilustraciones propias. Las surrealistas escenas con el Hitler imaginario en cambio acaban cansando, aunque tengan la gracia de ser como el reverso tenebroso de las que vivía James Stewart en el clásico El invisible Harvey, donde precisamente tenía un amigo al que nadie más veía, y que era un... conejo. Respaldado por buenos actores adultos como Scarlett Johansson y Sam Rockwell, aguanta bien el tipo el niño debutante Roman Griffin Davis, y también tiene gracia Archie Yates, que interpreta a su amigo gordito Yorki.

6/10
Jurassic World: El reino caído

2018 | Jurassic World: Fallen Kingdom

Cuando el volcán de la isla Nublar entra en erupción, los dinosaurios resucitados del abandonado Parque Jurásico –que ahora campan a sus anchas– están condenados a volver a extinguirse. Por eso la ex gerente de las instalaciones, Claire Dearing, se ha convertido en activista, y con otros compañeros del Grupo de Protección de Dinosaurios trata de influir en que los políticos asignen fondos para salvar a las criaturas. Contacta con ella el misterioso Eli Mills, que trabaja para el moribundo potentado Benjamin Lockwood, socio de Hammond, el ya fallecido responsable de traer a estos seres de nuevo a la vida, un tipo obsesionado con su jovencísima nieta, tras la muerte en accidente de coche de su hija. Le proponen a Claire que viaje de nuevo a la ínsula, si puede ser llevando consigo a su ex novio, el cuidador Owen Grady. Su objetivo sería rescatar al máximo número de especies para ponerlas a salvo. La prueba de fuego para el español Juan Antonio Bayona, ya que se trata de su largometraje de mayor presupuesto, y tiene como padrino al gran referente de su cine, Steven Spielberg, cuyo estilo sabe imitar a la perfección, basta fijarse en una subasta iluminada al estilo de Encuentros en la tercera fase, o en las peripecias de Chris Pratt, que recuerdan a la saga de Indiana Jones. Acompañado de colaboradores habituales como el montador Bernat Vilaplana y el director de fotografía Óscar Faura, el realizador español logra una factura perfecta, luciéndose por ejemplo en el largo plano con el que ilustra una huida en uno de los vehículos esféricos vistos en la entrega anterior, o en la vibrante secuencia de la erupción. El realizador también sabe llevarse el relato a su terreno, dando importancia a la niña encarnada por la eficiente debutante Isabella Sermon, aunque por una vez no hay madre, ya que se trata de una huérfana. Tiene –eso sí– como cuidadora a Geraldine Chaplin, actriz fetiche de sus películas, de nuevo como mujer sabia, a la que conviene escuchar. Ambas están acompañadas de un estimable reparto, repitiendo en la saga Bryce Dallas Howard, el carismático Chris Pratt, y en una breve intervención el carismático Jeff Goldblum, que estuvo presente en las dos primeras entregas, las que firmó el mismo Rey Midas, otra vez como el matemático Ian Malcolm, firme seguidor de la Teoría del Caos. Por lo demás, Justice Smith, protagonista de la serie The Get Down, aporta el toque cómico, y se ha recurrido a algún actor de primera fila para dar entidad a papeles muy secundarios, como Toby Jones –subastador de dinosaurios–, James Cromwell –el millonario Lockwood–, Rafe Spall –empleado de este último que parece ocultar algo– y sobre todo la niña Isabella Sermon, pese a que no había hecho ni siquiera un spot de televisión antes de ponerse ante la cámara. Quizás no llegue al nivel de Jurassic World, la anterior entrega, pero tiene el mérito de adentrarse por caminos nuevos en la saga. Vuelve a versar sobre el hombre jugando a ser Dios, pero añade a sus predecesoras un mensaje ecológico, y  una advertencia en torno al peligro de que los intereses económicos se antepongan a las vidas humanas.

7/10
Los increíbles 2

2018 | Incredibles 2

Los superhéroes siguen gozando de muy mala prensa. A pesar del tesón que ponen en combatir a los supervillanos, las autoridades no están muy contentos con su trabajo, piensan que destrozan la propiedad pública, lo que supone un gasto de millones de dólares en reparaciones que salen de las arcas municipales. Así que ha llegado el momento para la familia Parr, “Los Increíbles”, de colgar definitivamente sus mallas, los padres deberán buscarse otro curro. ¿O no? Pues aparece en escena el emprendedor y admirador de los superhéroes Winston Deavor, que piensa que lo que necesitan éstos es una buena campaña de imagen, y en tiempos de empoderamiento femenino, su banderín debe ser, por supuesto, Helen, o sea, Elastigirl. Lo que supone que Bob, Mr. Increíble, deberá ocuparse de las tareas del hogar, cuidando especialmente de sus hijos: Violet, enfadada porque el chico del que se ha enamorado la ha olvidado; Dahs, que necesita ayuda con sus deberes; y el bebé Jack-Jack que a su tempranísima edad comienza a mostrar que los superpoderes no le son ajenos. 14 años después de Los increíbles, Brad Bird vuelve a recuperarlos, de nuevo como guionista y director en solitario, lo que acredita que se trata de una personalísima creación, que sabe entregar con vertiginoso y envidiable ritmo, las escenas de acción son modélicas. Sin duda es la mejor secuela Pixar junto a las de Toy Story. El cineasta demuestra que se le da mucho mejor la animación que las películas con actores de carne y hueso, a pesar de los resultados estimables que logró con Misión Imposible: Protocolo fantasma y Tomorrowland: El mundo del mañana. Bird se muestra muy inspirado al ofrecer una imaginativa trama con las mismas ideas de fondo que su predecesora, o sea, que una familia, por muchos talentos que posean sus componentes, es sobre todo una familia, en la que deben cuidar unos de otros y ayudarles a salir adelante, cada uno desde su sitio. Y tan heroica es la tarea de enfrentarse a los villanos de turno, como cambiarle los pañales sucios a un bebé. Funciona muy bien, en tiempos de sobreexposición mediática, la idea de unos superhéroes que necesitan que se hable de ellos, ensalzándolos, que haya una cámara siempre filmando sus proezas. En tal sentido es un hallazgo la creación del personaje de Winston, como entusiasta creador de imagen de los superhéroes, le viene como anillo al dedo a Bob Odenkirk –hasta el dibujo se le parece físicamente– por su mucha labia, que retrotrae a su personaje de Breaking Bad y Better Call Saul. Además se cuidan los personajes femeninos, además de Elastigirl, Evelyn, la hermana de Winston, con la que se establece una complicidad, además de la embajadora, y de Edna, tan divertida como siempre, diseñando trajes. La galería de personajes es inacabable, pero la pena citar a un grupo de superhéroes con pintas algo cochambrosas, que dan mucho juego. Hay capacidad de sorpresa con el misterioso supervillano, que además da pie a algunas de las escenas más sorprendentes por sus cualidades hipnóticas y su juego con la luz y los contrastes, con un subtexto acerca del poder adictivo de las pantallas nada desdeñable. Aunque lo mejor probablemente sean las escenas domésticas, Bob cuidando de sus hijos, y las sorpresas que deparan su nueva casa y los poderes que empiezan a asomar en Jack-Jack, hay momentos tronchantes.

8/10
Malos tiempos en El Royale

2018 | Bad Times at the El Royale

Thriller deudor del mejor cine de los hermanos Coen y Quentin Tarantino, perfectamente ejecutado, con humor negro, misterio, perdedores en busca de redención, villanos grotescos, violencia operística, buenos golpes de efecto. Drew Goddard, como en Una cabaña en el bosque, vuelve a concentrar la acción en un lugar en medio de la nada, y sorprende su manejo del espacio y los conflictos, con personajes muy bien perfilados e interpretados por un gran reparto. La acción transcurre en El Royale, un hotel situado junto al lago Tahoe entre los estados de Nevada y California, hasta el punto de que los huéspedes pueden elegir habitación entre uno y otro estado, según gustos y deseos de ahorrar unos dólares. En tan pintoresco hotel recalan diversos personajes. Allí está el padre Daniel Flynn, que de cura no tiene nada, simplemente ha venido a recuperar el botín de un atraco, que escondió bajo el suelo de una habitación, antes de que se viera obligado a pasar una temporada en prisión. Darlene Sweet es una cantante afroamericana, que lucha por abrirse camino en su profesión. Seymour "Laramie" Sullivan es un supuesto viajante, muy charlatán, que vende aspiradoras. Emily Summerspring es una misteriosa mujer, que tiene secuestrada a su hermana Rose, a la que ha rescatado de una secta, cuyo líder les pisa los talones. Y como anfitrión ejerce el joven conserje del hotel, Miles Miller, católico cuya conciencia le atormenta por ciertas actividades de espionaje, y por un pasado violento que se irá esclareciendo. Con esta grupo de variopintos personajes, a los que seguimos sobre todo a lo largo de una noche, saltando de habitación en habitación, con los necesarios flash-backs para entender su trayectoria y presencia en el hotel, Goddard, director y guionista, logra entregar una película dinámica, con elementos de thriller y humor negro, que verá con sumo gusto cualquier espectador al que le guste este tipo de filmes con el justo punto bizarro. El coral reparto es fantástico, tanto los actores más conocidos –Jeff Bridges, Dakota Johnson, Jon Hamm, Chris Hemsworth– como los menos –Cynthia Erivo, Lewis Pullman...–.

7/10
La guerra del Planeta de los Simios

2017 | War for the Planet of the Apes

César está a punto de conducir a la comunidad de simios que lidera a una tierra prometida, donde no faltan los suministros de agua y comida. Pero llega al bosque en el que se refugia un grupo de humanos conducido por un siniestro individuo que se niega a escuchar las ofertas de paz de César, así que ataca con saña, con la presencia de algún mono traidor en sus filas. Tras las trágicas consecuencias, los primates tendrán que apañárselas para llegar a su destino sin su máximo dirigente, ya que éste emprenderá un viaje para arreglar un asunto personal con el enemigo, acompañado por un reducido grupo de ayudantes. Digno colofón a la trilogía en la que le preceden El origen del Planeta de los Simios (2011) y El amanecer del Planeta de los simios (2014), que además termina de explicar por qué Charlton Heston se encontró el panorama desolador de El planeta de los Simios (1968), adaptación de la novela distópica de Pierre Boulle. No faltan las referencias un poco frikis, que agradarán a quienes conozcan bien el original, como la presencia de algunos de sus personajes, años atrás. Pero también se alude a alguna película mesiánica, en especial a una de las más conocidas, del actor del clásico de la ciencia ficción, para añadirle relevancia al personaje central, el ya conocido César. Repite como director y coguionista Matt Reeves, que ya se ocupó de la segunda, tomando el relevo de Rupert Wyatt. No tiene miedo a alternar espectaculares secuencias de batalla, con largos momentos dialogados. Por esta razón, quizás tenga más altibajos de ritmo que sus predecesoras, pero supone un más difícil todavía, pues tras una primera entrega humana con algún simio, y una continuación en la que ambas especies tenían el cincuenta por ciento de importancia, ahora acaparan el protagonismo absoluto los monos. Estos personajes están bien descritos, se entiende por qué varían sus emociones. El especialista en captura de imagen Andy Serkis parece superarse a sí mismo, se nota mucho su presencia tras el protagonista digital, pero también su séquito tiene carisma, véase Mal Simio (Steve Zahn), Rocket (Terry Notary) y Maurice (Karin Konoval). Ayuda que los efectos especiales hayan ido avanzando estos años, y eso que ya la primera entrega impresionaba; atención a las impactantes secuencias de masas. Acompaña a los simios un convincente reparto de humanos, donde en realidad casi todos los diálogos los tiene Woody Harrelson, como coronel renegado que trae a la memoria al coronel Kurtz de Apocalypse Now (atención a las pintadas que dicen “Ape Pocalypse Now”, que sería algo así como “Apocalipsis simio ahora”), ¡hasta explica sus motivaciones en un monólogo, como Marlon Brando! No desmerece la sorprendente niña Amiah Miller, pese a que tiene un papel mudo. La guerra del Planeta de los Simios contrapone dos tipos de líderes, el veterano al que la edad le ha dado una amplia perspectiva de las cosas, cuyas reflexivas decisiones conducen a salir adelante dejando vivir a los demás, frente al fanático ofuscado, que se impone desatando el miedo, cuyo odio sólo puede llevar a la tragedia. El camino que separa a ambos es muy estrecho, si nace el deseo de venganza en el primero, tiene posibilidades de derivar en el segundo. Se debe mencionar la trabajada banda sonora de Michael Giacchino, que la mayor parte del tiempo se limita a subrayar sutilmente lo que expresan las imágenes, pero que cuando arranca en el tramo final encandila.  

7/10
Spider-Man: Homecoming

2017 | Spider-Man: Homecoming

Tras el enfrentamiento de los Vengadores en Nueva York contra la invasión chitauri, Adrian Toomes trabaja recogiendo escombros provocados por la refriega al frente de sus empleados. Como le despiden de mala manera cuando agentes del gobierno se hacen cargo de la tarea, decide no entregar la basura alienígena que ya ha retirado. Con estos desechos creará con el tiempo un traje que le convierte en el temible Buitre, y también diversas armas tecnológicas que vende a delincuentes. Por su parte, Peter Parker siente auténtica devoción por su mentor, Tony Stark, alter ego de Iron Man, que le reclutó para ayudarle en la guerra civil contra el Capitán América y sus partidarios, y le regaló un sofisticado traje con el que mejora su eficacia en la lucha contra los delincuentes. Mientras, trata de llevar una vida normal en casa con la tía May, que piensa que el millonario le ha concedido una importante beca. En el instituto está a punto de celebrarse un importante baile, aunque Michelle, la chica que le gustaría como acompañante, no le hace demasiado caso. Parecía que la franquicia arácnida estaba ya sobreexplotada, y que reiniciarla por tercera vez en menos de dos décadas no era buena idea. Pero ha sido un acierto buscar savia nueva, encomendándole la realización al joven lleno de ideas Jon Watts –hasta ahora responsable de dos largos ‘indies’ poco conocidos, Clown y Coche policial–, que también forma parte del equipo de seis guionistas, se diría apasionados del universo Marvel, tanto en cine como en los comics. Quizás debe advertirse que el argumento está muy integrado en el resto de películas de personajes de la editorial, hasta el punto de que quien no esté al tanto podría perderse un poco. Y que ofrece numerosísimas referencias a las viñetas, a los filmes de Sam Raimi y Marc Webb, y hasta la banda sonora brillantísima de Michael Giacchino se convierte de repente en la sintonía de la serie televisiva del Trepamuros. Se reinventa al personaje con gran originalidad, pues se le ha convertido en un adolescente, iniciándose en la vida, que a pesar de su potencial carece de la suficiente experiencia para tomar las decisiones adecuadas. Establece una relación paternofilial con el millonario Stark, al tiempo que depende emocionalmente de su adorada tía May, aquí más rejuvenecida que nunca. Se incorporan también rasgos fundamentales de Spider-Man en los comics, sobre todo su sentido del humor a la hora de enfrentarse a los malos, y sus meteduras de pata. Todo funciona a la perfección gracias al trabajo del joven Tom Holland, al que le va mejor este papel que a Andrew Garfield, dándole un carácter muy juvenil, con locuras propias de su edad. Le apoyan bien la carismática Marisa Tomei (aunque se echa de menos que tenga más presencia), y Robert Downey Jr., que no necesita de muchas variaciones en su papel de ególatra con gracia. Se acierta también con el poco experimentado Jacob Batalion, como aliado friki del protagonista, la cantante Zendaya como contrapunto amoroso, o al darle cancha al guardaespaldas de Stark, Happy Hogan, de nuevo interpretado por Jon Favreau. El reparto depara alguna sorpresa, y por supuesto no falta un divertido cameo de Stan Lee, creador del Hombre Araña. Pero en cuanto a actores se refiere, se apropia de la función Michael Keaton. Tras triunfar como superhéroe, Batman, y una candidatura al Oscar por dar vida a un actor encasillado en este rol, en Birdman, aquí interpreta a un villano con entidad, pieza clave en las mejores películas del género, luciéndose sobre todo en un momento que transcurre en un coche. Con personajes tan bien definidos, grandes dosis de simpatía y un ritmo trepidante, funcionan a la perfección las secuencias de acción, que logran no ser tópicas a pesar de la saturación de supertipos en pijama. Se llevan la palma una en el obelisco del Mall de Washington, otra en torno a un barco que se parte en dos, y un enfrentamiento aéreo. Quien piense que la película no podría dejarle mejor sabor de boca, que espere a ver todos los títulos de crédito, con dos escenas extras, la segunda hilarante.

7/10
El libro secreto de Henry

2017 | The Book of Henry

Una de esas películas protagonizadas por niños, pero que se dirigen a un público adulto, lo que las sitúa en la indefinición de un territorio que dificulta la buena acogida de los espectadores. Además, en su intención de ser una especie de cuento de advertencia-parábola, incluye aspectos pocos realistas que obligan a la suspensión de la incredulidad por parte de quien visiona la película. Susan es una madre soltera, a la que gustaría escribir cuentos infantiles, pero que trabaja como camarera, y tiene una mentalidad de eterna adolescente. A ello contribuye la inteligencia del hijo mayor, Henry, un preadolescente superdotado que se ocupa de sus inversiones, del orden del pago de las facturas, y de mil pequeños detalles de la vida doméstica, mientras ella juega a los videojuegos o se toma unas copas con una compañera del trabajo. Luego está el hijo pequeño, Peter, un chaval encantador, que quiere mucho a su hermano y su madre, aunque se puede sentir algo desplazado por la inteligencia del primero. Dos acontecimientos vienen a perturbar la vida de Henry: detectar que su vecinita Christina, una compañera de clase, sufre abusos por parte de su padrastro, que además es comisario de policía, sin que nadie se entere de nada ni sea fácil advertir a las autoridades; y un ataque que saca a la luz una grave dolencia. Colin Trevorrow ha destacado por haber rescatado la saga de los dinosaurios de Steven Spielberg con Jurassic World. Sin embargo se estrelló en taquilla con esta película un tanto insólita, a pesar de contar con un guión bien estructurado y en que la lógica interna aguanta, debido al autor de best-sellers con poca experiencia en cine Gregg Hurwitz. Quizá peca de excesivamente artificiosa y de ambigüedad moral, pues acude a un recurso visto no hace mucho en Por 13 razones, el de una cinta magnetofónica, donde alguien ya fallecido da instrucciones en las que parece leer el pensamiento de quien le escucha. Y resulta difícil de aceptar que Susan, como gesto de madurez (!?), escuche y atienda las ideas del “libro de Henry” del título, y que actúe del modo que lo hace para reparar una injusticia. De todos modos, hay que admitir la habilidad para crear suspense en el clímax del film, servido con montaje paralelo, con planos de una función escolar, y los preparativos para hacer justicia con un siniestro personaje. Los actores están bien, tanto Naomi Watts (otro personaje femenino para Trevorrow tras el de Bryce Dallas Howard de Jurassic World), como los niños, Jacob Tremblay (Wonder, La habitación) y Jaeden Lieberher (St. Vincent, It).

6/10
Coco

2017 | Coco

Pixar vuelve a demostrar su capacidad de arriesgar con sus historias animadas, tras transitar últimamente secuelas, Cars 3 y Buscando a Dory. Lo hace abordando una imaginativa trama que hunde sus raíces en la cultura mexicana, las celebraciones de recuerdo de los seres queridos el Día de Muertos. México ha sido el primer país en estrenar Coco, donde rápidamente se ha convertido en la película más taquillera de su historia. El punto de partida es una familia sobre la que pesa una ruptura matrimonial del pasado, el marido dejó a su esposa y a su hijita Coco para triunfar en el mundo de la música, con su voz, sus canciones y su guitarra. Han pasado varias generaciones, en que la familia, que ha proscrito la música, honra a todos los antepasados menos a ése. Pero el pequeño Miguel tiene talento musical, y se siente impelido a seguir el camino del que abandonó su hogar. Su mágica llegada al reino de muertos le dará una visión más completa de las cosas, un camino a la madurez. Si empezamos refiriéndonos al capítulo técnico, estamos ante un “más difícil todavía”, siguen mejorando las texturas y la concepción de los planos, unos movimientos de cámara y una iluminación que justifican plenamente la acreditación en el apartado de fotografía de Matt Aspbury y Danielle Feinberg. También es sorprendente la paleta de colores muy saturados y luminosos, con diferencias sutiles entre el mundo de los vivos y el mundo de los muertos. Y la animación esquelética de los difuntos es definitivamente muy resultona. Pero por supuesto, en Pixar siempre se han esmerado en los guiones, tramas inspiradoras sólidamente armadas. Y en este apartado –donde están acreditados Adrian Molina, Lee Unkrich, Jason Katz y Matthew Aldrich– el resultado es sobresaliente. Se pinta un conflicto familiar que podía ser propio de un culebrón chicano, o de los viejos dramones típicos del cine mexicano, Jorge Negrete y compañía, con trauma del pasado que ha afectado al clan familiar de los Rivera, hasta el punto de que la música no se puede ni mentar, y el “traidor” ha desaparecido de las fotos de familia. Y se hace hincapié en la importancia de la unidad familiar, incluido el recuerdo a los que nos han precedido y ya descansan más o menos en paz. Es entrañable la figura de los mayores, que son reivindicados, no en vano Coco, que da título a la película, es la bisabuela de Miguel con demencia senil, y que recoge el cariño de todos los suyos, además de que es la hija del que abandonó a la familia. Y la muerte se presenta con toda naturalidad, forma parte de la vida. Están muy bien presentadas y justificadas las distintas sorpresas del guión, con múltiples y sorprendentes personajes, que ayudan a la evolución del protagonista, que sabrá encontrar el equilibrio entre el desarrollo de su don musical y el amor familiar. Hay momentos muy conmovedores, espacio para la música, el humor y la acción. También se evoca la admiración de Miguel por cantantes del pasado y viejas películas, un recurso que nos puede hacer pensar en las sagas Toy Story y Cars, y en Bolt. Quizá el guiño-homenaje-cita de Frida Khalo está un poco metido con calzador, pero funciona razonablemente, y reconoce la deuda con la artista en la imaginería del film.

9/10
Star Trek: Más allá

2016 | Star Trek Beyond

Al capitán Kirk le está haciendo mella estar al frente de la nave Enterprise en una misión que durará cinco años, dedicada a la exploración de mundos desconocidos. Ya no sabe ni en qué día vive. Está a punto de contarle a su colaborador más cercano, Spock que se plantea su dimisión, pero ignora que éste también piensa colgar el uniforme, pues tras el fallecimiento del embajador Spock ha pensado en regresar al planeta Vulcano para relevarle en su labor. Antes de que puedan decir nada, la Federación les encomienda la misión de adentrarse en una nebulosa para rescatar a la tripulación de una astronave. Tras las dos primeras entregas de la nueva franquicia de Star Trek, J.J. Abrams abandonó la silla del director para ocuparse de Star Wars: El Despertar de la Fuerza, capítulo siete de la otra saga galáctica. Le sustituye Justin Lin, responsable de la mayoría de entregas de Fast & Furious. Como se esperaba, se ha llevado el film a su terreno, así que aquí prima la acción a mansalva, muchas veces inverosímil, pero todo se acepta de buen grado en un relato de ciencia ficción en el que parece que vale cualquier cosa. Se nota también que en el libreto ha colaborado el actor que da vida al ingeniero Scotty, Simon Pegg, especialista en escribir comedias como Zombies Party, por lo que el humor está más presente que nunca. Él mismo aprovecha su talento para la risa, sobre todo en las escenas de su personaje con la alienígena Jaylah, encarnada por Sofia Boutella, una buena incorporación a la serie, pero resulta especialmente divertida la relación entre Spock (Zachary Quinto) y el doctor McCoy (Karl Urban). Buen trabajo del reparto habitual, incluyendo a Chris Pine, que al final va a aprender a actuar, y a Zoe Saldana, que pone la nota romántica, en su relación con el vulcano de las orejas  puntiagudas. Resultan especialmente emotivas las breves intervenciones de Anton Yelchin, fallecido poco después de terminar el rodaje. En general se trata de un espectáculo lo suficientemente vistoso, con acertados homenajes a la serie e intérpretes originales, sobre todo al desaparecido Leonard Nimoy, que sacarán una lagrimilla a los fans de siempre, una elaborada partitura de Michael Giacchino, y un mensaje pacifista lleno de ‘buenismo’ pero positivo. Con todo ello, el espectador apenas percibe que en realidad desarrolla un argumento demasiado sencillo, que tiene problemas de ritmo, y que se desaprovecha el talento de Idris Elba en un villano tópico.

6/10
Rogue One: Una historia de Star Wars

2016 | Rogue One: A Star Wars Story

Primera película de la saga galáctica que no forma parte de las tres trilogías que llegarán a conformar pronto nueve episodios, aunque esta historia de Star Wars bien podría subtitularse “Episodio tres y medio”, los hechos que se narran son inmediatamente anteriores a los que muestra el film con el que George Lucas empezó todo. Corren tiempos en que domina el Imperio, y la Alianza Rebelde hace lo que buenamente puede para oponerse a sus tiránicos fines. Una de las herramientas que están desarrollando para asegurar su dominio es un arma de destrucción masiva, un destructor de planetas, la llamada Estrella de la Muerte. Contra su voluntad, el ingeniero Galen Erso está detrás del diseño, pero cuenta con que su hija Jyn, ahora toda una joven aguerrida, y a la que no ve desde que era niña, pueda proporcionar una valiosa información a los rebeldes. Pero esto pasa por hacerle llegar un mensaje a través de su viejo amigo extremista Saw Gerrera, y de que ella persuada a un grupo de variopintos personajes ­–Cassian Andor, combatiente sin escrúpulos,  el androide K-2S0, el jedi ciego Chirrut, el guerrero Bace, o el ex piloto imperial Bodhi– para hacer equipo, lo que no es tan sencillo. Gareth Edwards, el director de Monsters y Godzilla, ha sido el encargado de poner en marcha el primer spin-off cinematográfico de Star Wars, aunque se ve que la tarea de conceder independencia con respecto a los filmes originales es gradual, nada de riesgos innecesarios, sólo los justos, y siguiendo la estrategia del episodio VII hay un esfuerzo notable para que el fan acérrimo se sienta cómodo en un universo familiar, disfrutando de guiños y reconociendo personajes, armaduras de soldados, naves espaciales, etc, etc. La trama desarrollada por Chris Weitz y Tony Gilroy, a partir de las ideas de John Knoll y Gary Whitta, es relativamente sencilla y sirve para trazar ecos con otros títulos de la saga. Al igual que en El despertar de la fuerza hay una apuesta decidida por un personaje principal femenino, Jyn, encarnado por Felicity Jones, y el alimento del elemento nostalgia. También, cara a conquistar el mercado oriental, tenemos a dos personajes orientales, los chinos Donnie Yen y Jiang Wen. Pero aunque el film es entretenido, las escenas de acción acaban haciéndose un poco interminables, falta equilibrio y la música de Michael Giacchino no resiste la comparación con la de John Williams. Y aunque hay algunos detalles de humor, por los intercambios entre Jyn y K-2S0, al estilo de los que tenían la princesa Leia y Chewbacca, se echan en falta más de estos siempre agradecidos momentos de desahogo, para entendernos, el Andor de Diego Luna no es Han Solo, y las risas entre dos entrañables androides se añoran. Además, a ratos la cosa se pone algo oscura y solemne, con un reiterativo mantra sobre la fuerza, lo que no significa necesariamente momentos emotivos de verdad, aunque alguno, por suerte, hay.

6/10
Doctor Strange (Doctor Extraño)

2016 | Doctor Strange

El doctor Stephen Strange es un afamado neurocirujano asentado en Nueva York, cuyas manos obran algo parecido al milagro a la hora de acometer delicadas operaciones en el cerebro de sus pacientes. Con un ego bastante subido, sólo vive para el trabajo, pero su mundo va a venirse abajo cuando sufre un terrible accidente de automóvil: aunque salva la vida, sus manos han sufrido múltiples lesiones, y conservan un temblor que no parece fácil que desaparezca. A pesar de su empeño en recuperarse con rehabilitación, los avances son lentos, y se convierte en un tipo amargado. Hasta que se entera de la recuperación de quien debía ser un tetrapléjico, un tal Pangborn, quien le explica que ha sido gracias a la sabiduría ancestral de una mujer conocida como la Anciana. Aunque escéptico, Stephen viaja a Nepal, y aprenderá que existen unos conocimientos diferentes a la ciencia en la que siempre ha confiado. De modo que se empapa de misticismo, y de la existencia de multiversos, universos paralelos, hasta el punto de que encuentra un nuevo sentido a su vida, hay otras metas y posibilidades para ayudar a los demás más allá de la mesa de operaciones del hospital. Adaptación de las andanzas del personaje de cómic, creado por Steve Ditko en 1963. Aunque no es de los más populares, parece claro que Walt Disney pretende sacar el máximo partido a la amplia galería de personajes de superhéroes de cuyos derechos es propietaria tras la compra de Marvel en 2009. La idea aquí es entregar aventuras con un componente mágico, y de este modo explorar nuevos terrenos frente a las tramas de los típicos superhéroes con su superpoder correspondiente, los grupetes de superhéroes, u otras recientes vías "innovadoras" que incluyen el cine negro (Jessica Jones y compañía) o la parodia (Deadpool). De modo que se presenta el conflicto fe-razón, para lo que parece muy adecuada la elección del director, Scott Derrickson (que brilló en la cinta sobre posesión diabólica El exorcismo de Emily Rose), que es también uno de los autores del guión. Además se incide en la egolatría inicial del protagonista (el eficaz Benedict Cumberbatch), que recibe la correspondiente cura de humildad, a la que contribuyen primero su compañera de hospital Christine Palmer (Rachel McAdams), y luego sus compañeros de aprendizaje (la Anciana a la que da vida Tilda Swinton), más Mordo (Chiwetel Ejiofor) y Wong (Benedict Wong). Los efectos visuales están muy cuidados, con esos edificios que se pliegan y la dinámica acción con las peleas de rigor, deudores de títulos como Origen y Matrix. Y aunque puede agotar la pirotecnia digital, que a veces resulta excesiva, los conflictos aligerados con dosis de humor bien calculadas, hacen que el visionado del film sea en líneas generales altamente disfrutable. Quizá el villano de Mads Mikkelsen sea demasiado hierático, pero en fin, tiene su lado medianamente inquietante, y da pie a un clímax bucle la mar de ingenioso.

6/10
Jurassic World

2015 | Jurassic World

Steven Spielberg arrasó en las taquillas en 1993 con Parque Jurásico, adaptación de la novela homónima de Michael Crichton. El propio Rey Midas dirigió la secuela, El mundo perdido: Parque Jurásico 2, en 1997, pero cedió la realización a Joe Johnston en Parque Jurásico III, de 2001. Han tenido que transcurrir quince años para que llegue a las pantallas Jurassic World, la cuarta, en preparación desde hace más de una década, pero cuya producción se ha ido retrasando una y otra vez. Gray, un niño de once años, acude con su hermano mayor, Zach, a Jurassic World, un nuevo complejo con dinosaurios reconstruidos genéticamente, que se ha instalado en isla Nublar, el lugar que antaño fue la sede del accidentado Jurassic Park. Entusiasmado, el chico trata de olvidar por un momento la sospecha de que sus padres están en pleno proceso de divorcio, y disfrutar de las maravillas que le deparan las criaturas del lugar, donde trabaja su tía Claire. Mientras, Owen, un miembro del equipo del parque, revisa la seguridad alrededor de un nuevo habitante del parque, un híbrido de varias especies de aspecto mortífero gracias a los “milagros” de la genética, que contra todo pronóstico logra escapar... En Jurassic World ejerce como realizador Colin Trevorrow, que sólo tenía en su haber un largometraje de ficción, la producción independiente Seguridad no garantizada. Pero su fichaje ha sido todo un acierto, pues dosifica muy bien el suspense (se tarda mucho en ver finalmente a la criatura principal) y compone vistosas secuencias de acción con las que mantiene en vilo a los espectadores hasta el final. Algunas de ellas quedan en el recuerdo, como la de los niños en unos sofisticados vehículos esféricos, las tropas que descubren al monstruo camuflado, los protagonistas huyendo en una furgoneta, etc. Se nota mucho en esta ocasión la mano e influencia de Steven Spielberg, pues se tocan temas muy propios de su filmografía, como la desestructuración familiar o los intereses económicos, que son capaces de ignorar el riesgo de perder vidas humanas. Pero Jurassic World tiene como principal leitmotiv la imposibilidad de controlar por completo todos los detalles tanto de un macrocomplejo de ocio como de la vida personal. Funciona el reparto, en el que brillan especialmente los jóvenes Ty Simpkins y Nick Robinson, acompañados por Chris Pratt, conocido por su papel protagonista en Guardianes de la galaxia, que compone un héroe muy de film de aventuras clásico, la obsesa del trabajo y tía de los muchachos, una excepcional Bryce Dallas Howard (Manderlay), y en roles más secundarios Omar Sy (Intocable), Vincent D'Onofrio (Orson Welles en Ed Wood), Judy Greer (Los descendientes) o Irrfan Khan (el policia de Slumdog Millonaire). Michael Giacchino se muestra eficaz en la banda sonora, pero sobre todo porque le saca mucha tajada al tema central de la franquicia, que compuso John Williams.

7/10
Del revés

2015 | Inside Out

Casi dos años han pasado desde que Pixar entregara Monstruos University. El largo tiempo transcurrido y la incursión en las secuelas hizo pensar a algunos que los tiempos de la desbordante creatividad del estudio animado habían pasado, no se podía acertar eternamente y entregar con tanta frecuencia obras maestras. Del revés viene a desmentir tal apreciación, pues se trata de una cinta enormemente imaginativa y arriesgada, que logra dar en el blanco con un guión de hierro, que aborda grandes verdades de la naturaleza humana, emociona ver cómo se aborda justamente el mundo de las emociones. De nuevo la historia, maravillosamente armada, es pilar fundamental, pero hay que aplaudir también todos los diseños, sobre todo los personajes no humanos, y el modo de representar lo onírico, el mundo de la mente, los sueños y los recuerdos, rebosante de ocurrencias bien plasmadas visualmente, incluso acudiendo a representaciones propias del arte pictórico moderno, Disney se sentiría orgulloso de ciertas ocurrencias a lo Dalí y de las menciones a Picasso. La película parte de la idea de que las acciones de las personas las guía en su interior un centro de mando, ahí operan como un equipo las emociones personificadas en Alegría, Tristeza, Ira, Miedo y Asco. Ocurre con la niña Riley, que con sus padres se muda desde Minnesota a San Francisco. Un cambio que no lleva demasiado bien –echa de menos su entorno anterior, sus padres andan agobiados porque sus enseres no llegan y por la inseguridad laboral, en clase se siente extraña y no congenia con sus compañeros...–, y la gestión de sus emociones encontradas se desequilibra por el excesivo protagonismo que suele asumir Alegría, que siempre relega a Tristeza a segundona. Lo que eran islas seguras y firmes de la personalidad de Riley –su talento para el hockey, el sentido del humor, la amistad, la honestidad...– empiezan a tambalearse, y comienza a sufrir en soledad. Pete Docter (Up, Monstruos S.A.), director y guionista secundado por compañeros como Ronaldo Del Carmen, se mueven más que nunca en el filo de la navaja, pues dar vida a lo que hay dentro de una persona, todo lo que configura su forma de ser, inteligencia y voluntad, y que le lleva a actuar, a soñar, a reír, a llorar, a consolar, parece, esta sí, de verdad, si se nos permite parafrasear a una serie y saga de películas, misión imposible. Y sin embargo, ese manojo de personajes que operan dentro de Riley –y sus semejantes, mostrados a escala menor, en otros seres humanos, como los padres–, no resultan ridículos o increíbles, sino tremendamente entrañables, y el espectador reconoce que por emociones como ésas se mueve en tantas ocasiones. Emocionar representando emociones es rizar el rizo, y aquí se logra de modo sobresaliente, conjugando la risa y el llanto, sonrisas y lágrimas, para así hablar de las cosas que importan, la familia, la amistad, los grandes ideales, el desarrollo de los talentos, que permiten superar los inevitables bajones que acompañan a la existencia humana.  

10/10
El destino de Júpiter

2014 | Jupiter Ascending

Jupiter Jones perdió a su padre, un hombre que miraba a las estrellas con su telescopio, antes de nacer, por culpa de unos asaltantes. Años después, su modesta familia, con ascendientes rusos, se gana la vida limpiando casas, ella se emplea a fondo con su escobilla de limpiar inodoros. Pero resulta que en realidad tiene sangre principesca, y es pieza clave "su majestad" de las luchas de poder que ocurren precisamente en el planeta Júpiter, donde una dinastía de tiranos capitaneados por Balem Abrasax aguardan su cosecha de humanos, cuyo material genético les procura el bien más precioso del universo, el tiempo, con lo que se acercan bastante a su deseo de vivir eternamente. Con la ayuda de Kaine Wise, una especie de hombre lobo que perdió sus alas o algo así, Jupiter se implica en una lucha inesperada por salvar no sólo a su familia, sino a la Tierra entera. Quedan lejanos, muy lejanos, los tiempos en que Andy y Lana (antes Larry) Wachowski hicieron historia con un, ya, clásico de la ciencia ficción Matrix. Las secuelas firmadas por los ahora autodenominados "The Wachowskis" aún se dejaban ver, pero el declive fue evidente con lo que vino después, Speed Racer y El atlas de las nubes, y se confirma con esta apabullante pero hueca y tediosa muestra de ciencia ficción. Con trama y emociones de nulo interés, e interpretaciones acartonadas de Mila Kunis, Channing Tatum y el resto del reparto, lo único a destacar es la imaginería visual, los diseños muy detallados de las naves, de exuberante barroquismo. Porque la acción pura y dura resulta bastante convencional, a veces uno tiene la sensación de estar inmerso en Los 4 fantásticos, Kaine deslizándose por el aire con unas botas brillantes muy "cool", y de que la música de Michael Giacchino, con sus coros, y el sonido a todo trapo, tratan de cumplir la misión imposible de que no se note demasiado el fiasco en que consiste esta película. El destino de El destino de Júpiter es muy probablemente el olvido, un golpe de amnesia de ésos con los que en algún momento nos obsequia la película, cortesía tomada prestada, tal vez, de otro film de ciencia ficción de corte muy distinto, Men in Black.

3/10
Tomorrowland. El mundo del mañana

2014 | Tomorrowland

En la Feria Mundial de Nueva York, en los años 60, un niño, Frank Walker, presenta un invento muy personal, una mochila autopropulsada para volar individualmente por el aire. No funciona bien del todo, pero se va a convertir en su pasaporte a Tomorrowland, una realidad espaciotemporal paralela a la que le guía una niña robot, Athena, y donde gente sabia prepara un futuro para la humanidad lo mejor posible. Pero pasan los años, y el hombre muestra una capacidad autodestructiva bastante notable, y precisamente ése es el panorama nada halagüeño que ha provocado el exilio de Frank, adulto, al mundo de las personas normales. Aunque tal vez haya alguien capaz de cambiar las cosas: Casey, una adolescente de acusada personalidad, rebosante de sentido común y amante de la ciencia, gusto que ha heredado de su padre. O al menos eso piensa Athena, que confía en ella como lo hizo en Frank en el pasado. Entretenidísima cinta juvenil, que aúna lo viejo y lo nuevo, pues incluye aventuras de toda la vida y cierto aire nostálgico, subrayado por la añoranza de los parques de atracciones, combinadas con el planteamiento de un futuro distópico que hay que tratar de evitar a toda cosa, y una impresionante imaginería visual, parafernalia de efectos visuales que parte de la valenciana Ciudad de las Artes de y de las Ciencias de Calatrava en Valencia, uno de los lugares de rodaje de la cinta. Brad Bird (Los increíbles) sabe dotar a la cinta de un ritmo trepidante, y un magnífico sentido del humor, especialmente en la visita de Casey a una tienda de objetos "vintage" de películas como La guerra de las galaxias. De hecho Tomorrowland explota con claridad la idea de atraer no sólo a espectadores jóvenes, sino a los mayores que disfrutaron en el pasado con determinados filmes, lo que no es de extrañar en un estudio, Disney, que se mueve con esos mismos planteamientos a la hora de poner en marcha los nuevos episodios de Star Wars y las aventuras de superhéroes Marvel. El film evita ser demasiado sombrío, una opción inteligente que subraya la confianza en las personas para tomar decisiones libres en la dirección correcta, se nota que combinan bien en el guión las manos de Bird y Damon Lidenlof, unos de los creadores de Perdidos y The Leftovers. Y hay química entre los personajes, ya sea en esa especie de relación paternofilial que se establece entre los de George Clooney y Britt Robertson, o entre ambos y la encantadora niña robot Raffey Cassidy. También hay inteligencia en la sobria composición del personaje de Hugh Laurie, que se prestaba a un ridículo histrionismo.

6/10
El amanecer del Planeta de los Simios

2014 | Dawn of the Planet of the Apes

Diez años han transcurrido desde los hecho narrados en El origen del Planeta de los Simios. César se ha establecido en un bosque en las proximidades de San Francisco con una importante colonia de congéneres simios altamente evolucionados tras los experimentos genéticos, mientras que el virus que diezmó la humanidad no ha podido con un importante grupo de hombres que sobreviven como pueden en la ciudad. Hasta ahora han usado como fuente de energía los generadores que había en la ciudad, pero ahora deben probar a poner en funcionamiento una presa cercana al bosque, lo que propicia un reencuentro de simios y humanos presidido por la desconfianza y el recelo. ¿Será posible que unos y otros aprendan a convivir? He ahí el dilema. En la cadena evolutiva de los blockbusters veraniegos, los Simios revisitados por Fox ocupan indiscutiblemente en 2014 la cúspide, lo que por otra parte no resulta tan difícil de lograr, vista la chatarra metálica de la cuarta entrega de Transformers y el último y bondadoso Godzilla. El Matt Reeves de Monstruoso y Felicity resiste la comparación con su predecesor Rupert Wyatt en su esfuerzo por recrear un futuro distópico donde hombres y simios se enfrentan de modo casi inevitable, al estilo parabólico de esos enfrentamientos recurrentes del mundo real que parecen no tener solución, piénsese en el eterno conflicto de Oriente Medio, judíos y palestinos, donde las visiones maniqueas que dividen entre "buenos y malos" son sin duda simplistas e injustas. No se puede juzgar colectivamente, siempre cuenta la decisión del individuo. Y a la hora de actuar, pensar en la familias es, sin duda, importante, nos señala el guión urdido por Rick Jaffa, Amanda Silver y Mark Bomback. Técnicamente, el film es prodigioso. Los simios verdaderamente transmiten sentimientos, la recreación digital del trabajo de los actores alcanza niveles asombrosos, no sólo en el líder César, encarnado por Andy Serkis, sino también en el villano de la función, el gorila Koba que cuenta con la interpretación de Toby Kebbell, o el del hijo de César, Ojos Azules, aquí con el trabajo de Nick Thurston. En tal sentido puede uno pensar que por comparación, la actuación de los humanos palidece, Gary Oldman estaría desaprovechado, o la misma Keri Russell no brilla como en The Americans, por citar su contemporáneo y memorable trabajo televisivo. La acción es en todo momento trepidante, verdaderamente vistosa, con un sabor aventurero en las escenas boscosas, y un recuerdo a Soy leyenda en el San Francisco en estado de lamentable abandono de sus lugares más emblemáticos. Tienen gran fuerza las peleas cuerpo a cuerpo de los simios, y los pasajes de lienzo más amplio, las cargas de caballería. Y al tiempo, se logran introducir momentos de cierta intensidad dramática, sobre todo en el campo simiesco, y algún pasaje de humorada negra, el de Koba haciendo "monerías" con dos belicosos humanos no tiene precio.

6/10
Ahí os quedáis

2014 | This Is Where I Leave You

Shawn Levy, director de Noche en el museo, aborda una comedia dramática. Ahí os quedáis se basa en un best seller de Jonathan Tropper. El propio escritor se ha encargado de la adaptación del guión. En Ahí os quedáis el mismo día en el que Judd Altman pilla in fraganti a su esposa en la cama con su jefe se entera también de la muerte de su progenitor. Tras el entierro, la madre explica a los cuatro hermanos Altman que a pesar de su ateísmo, el fallecido deseaba respetar la shivá, tradición judía que consiste en que los familiares directos permanezcan juntos siete días en la casa familiar. Sigue el esquema de películas de reuniones familiares como la reciente Agosto, y otras más lejanas en el tiempo, como Celebración, Milou en mayo, etc., aunque Ahí os quedáis también pretende recordar a comedias dramáticas como Reencuentro o Los amigos de Peter, donde variopintos personajes se vuelven a ver tras algún tiempo separados. Por desgracia, Levy abusa de un humor grosero o facilón que no acaba de funcionar, lo que impide que resulten las secuencias que deberían ser dramáticas. Jason Bateman ha demostrado su buen hacer, por ejemplo como candidato a padre adoptivo en Juno, pero en esta ocasión no encuentra el tono para su personaje protagonista, un tanto plano, por lo que acaba tendiendo a la caricatura. Más o menos le ocurre lo mismo al resto del reparto, en el que destacan nombres como Tina Fey, Rose Byrne o Adam Driver, el nuevo villano de la saga de La guerra de las galaxias. Por su parte, Jane Fonda está desaprovechada en un insulso papel de madre que guarda un secreto, aunque al menos la veterana actriz hace gala de una enorme capacidad para reírse de sí misma y sus intervenciones de cirugía estética. Ahí os quedáis muestra una familia cuyos miembros se necesitan unos a otros a pesar de su cinismo, en sintonía con la serie televisiva Los Simpson.

4/10
Star Trek: En la oscuridad

2013 | Star Trek Into Darkness

Aunque el capitán Kirk acaba de ser degradado como superior de la Enterprise, por saltarse la reglas en su misión de observar y explorar el universo, pronto recupera el mando cuando un peligrosísimo terrorista, casi un superhombre, golpea el mismo corazón de la Federación. Kirk y su tripulación parten extraoficialmente en su busca, pues corren el riesgo de enfurecer a los Klingon, ya que el fugitivo se oculta en sus dominios. Segunda entrega de la revisitación de la franquicia Star Trek a cargo de J.J. Abrams y equipo, o sea, Roberto Orci, Alex Kurtzman y Damon Lindelof. Como en sus populares series televisivas –Alias, Perdidos, Fringe– se las arreglan para combinar la emoción trepidante de una trama de acción con la creación de conflictos en sus personajes, no tremendamente complejos, pero si más que la media de los que pueblan este tipo de filmes. Y el primer acto terrorista tiene cierto verismo, el tipo de atentados que podemos ver en el mundo real, salvando las distancias que se quieran. De modo que el capitán Kirk (Chris Pine) y el doctor Spock (Zachary Quinto) tienen sus arcos de transformación: el primero, impulsivo y emocional, aprenderá a desarrollar sus dotes de líder y tomar decisiones difíciles pensando en su tripulación y en la misión; y el otro, más allá de su proverbial falta de emociones típica de los vulcanos, será capaz de entender que en la vida no sólo hay que seguir reglas, y que existen relaciones tan importantes como la de la amistad. De los demás, Scotty (Simon Pegg) pone la nota humorística. Las chicas (Zoe Saldana y Alice Eve), la verdad es que pintan poco, mientras que el villano Benedict Cumberbatch sí tiene carisma, al igual que Peter Weller, que encarna a Marcus. Star Trek: En la oscuridad es muy entretenida, que es lo que se le exige. No obliga a estar al cabo de la calle de los intrígulis del mundo “trekkie”, pero los fans encontrarán muchos, muchos elementos, para vibrar y relacionar la películas con el extenso universo creado por Gene Roddenberry. El 3D aporta poco, pero a cambio no distrae, lo que se agradece. Algunas escenas son muy vistosas, sobre todo el clímax de Spock zumbándose con el villano de la función.

6/10
John Carter

2012 | John Carter

Un veterano de la guerra de secesión americana llamado John Carter se ve transportado misteriosamente a Marte, donde también se libra una contienda civil entre distintas facciones. Allí es recogido por unos larguiruchos nativos y la distinta gravedad le permite dar saltos espectaculares. Y aunque está desengañado en lo referente a tomar partido por alguien, su encuentro con la bella princesa Dejah Thoris, de aspecto humano, le hará recapacitar. Pues el rey Tardos, el padre de Dejah, ha convenido un matrimonio con el agresor de su pueblo para preservar la paz. John Carter es una adaptación de la primera entrega de la "Serie de Barsoom" de Edgar Rice Burroughs, autor más conocido por sus novelas de Tarzán. Son aventuras a la vieja usanza -una línea que Disney parece haber decidido explotar a fondo, tras el éxito de la saga Piratas del Caribe, y títulos como Prince of Persia: las arenas del tiempo-, y que sin duda inspiraron a George Lucas en su saga La guerra de las galaxias, visto este film se diría que hay un intercambio de influencias entre el mentado cineasta y el legado Burroughs, y ahora la adaptación se tomaría su revancha, pues muchas criaturas y el look desértico de Marte recuerdan a las galácticas películas. El resultado es simplemente correcto, un entretenimiento bastante naif, con escaso sentido del humor y que deja frío. Decepciona un tanto Andrew Stanton, director de joyas pixarianas como Buscando a Nemo o WALL·E, puestos a comparar, ha salido mejor librado Brad Bird de su salto de la animación a una historia con actores de carne y hueso con Misión imposible: Protocolo fantasma. Para empezar, le cuesta situar enseguida al espectador en esta demasiado larga película, con sus saltos desconcertantes de Marte a Nueva York, de aquí al lejano Oeste, y luego otra vez a Marte; que tal planteamiento esté justificado por el desenlace, cerrar el círculo, no parece razón suficiente, pues sencillamente descoloca. Luego existe un problema con el reparto, con desconocidos muy sosos y poco carismáticos en los principales papeles. La idea parece haber sido la de hacer el gasto en secundarios con salarios razonables y, sobre todo, en los espectaculares efectos especiales, donde hay que admitir que las muchedumbres de marcianos o las maquetas de las naves están bastante conseguidas.

5/10
Alcatraz

2012 | Alcatraz | Serie TV

Serie muy ambiciosa que tiene detrás a J.J. Abrams, y que nos lleva por mil y un caminos distintos en torno a un misterio principal: ¿Qué ocurrió cuando en marzo de 1963 la célebre cárcel de San Francisco cerró sus puertas? Los documentos oficiales cuentan que los 302 presos que habitaban Alcatraz entonces fueron trasladados a otras cárceles: no había dinero, la cárcel estaba que se caía… Pero resulta que no es cierto. En el primer capítulo se explica que aquellos 302 presos y centenares de guardias desaparecieron misteriosamente. Ya en la actualidad, cuando comienzan a producirse una serie de asesinatos relacionados con antiguos dirigentes de la prisión, una joven detective (Sarah Jones, de Sons of Anarchy) descubre que el responsable de estos crímenes es uno de aquellos presos, del que se ignora qué ha hecho en los últimos 50 años. Sorprendentemente, no tiene ni una arruga más de las que tenía cuando desapareció… Las escenas actuales se intercalan con el pasado del preso en la cárcel. Continuamente estamos viajando atrás para conocer el pasado del reo y hacia delante siguiendo la investigación y la persecución del asesino. Además de la detective, un agente del gobierno sigue el caso de cerca. Le da vida el australiano Sam Neil (El piano, Parque Jurásico), un tipo misterioso que con sólo una mirada ya deja caer que sabe mucho más de lo que aparenta y que quizás sus intenciones no son las mejores. El último protagonista es Jorge García (Hurley en Perdidos), un escritor que lo sabe todo sobre la historia de Alcatraz y que colaborará en la investigación, que ofrece el punto de humor de la serie. Un entramado tan complejo, con tantos elementos atractivos y espectacularidad (el primer episodio es un lujazo, buena fotografía, buenas interpretaciones, estupenda banda sonora...), incita a engancharse. Los guionistas han sido capaces de crear en los primeros capítulos una historia coherente y muy intensa, y si no sufre el efecto Flashforward de sólo un par de capítulos con mucha fuerza para luego caer estrepitosamente, Alcatraz puede darnos muchas horas de intriga de la buena. Más de 10 millones de espectadores en su estreno el pasado 16 de enero en EE.UU. indica claramente la expectación que genera todo lo que surge de la inquieta cabecita de J.J. Abrams (Perdidos, Fringe). Alcatraz, sin duda, lleva el sello inconfundible de la casa: acción, intriga, misterios, saltos temporales, personajes oscuros y traumatizados, hasta una isla...

6/10
Fringe (5ª temporada)

2012 | Fringe | Serie TV

Estamos en el año 2036 veinte años después de la conclusión de la cuarta temporada. Los observadores han conquistado al planeta tierra y nos tienen sometidos a un estilo de gobierno totalitarista en donde los que no son “Lealistas”; personas fieles a los observadores, son miembros de la resistencia. Ahora dependerá de Olivia, Peter, Walter y de Henrietta Bishop; la hija ya crecida de Olivia y Peter, impedir la invasión de los observadores desde el futuro. Final de Fringe una de las series que mas culto creo alrededor de las historias de ciencia ficción y temas de misterio, nos abandona con una temporada compuesta de 13 capítulos y aunque al pasar de las temporadas la serie fue perdiendo fuerza y frescura, los capítulos finales nos regalan una visión interesante y entretenida de la serie.

6/10
Monte Carlo

2011 | Monte Carlo

Grace (Selena Gomez) es una chica normal, confundida con una princesa muy parecida a ella cuando está de vacaciones en París. Con sus mejores amigas se puede permitir mil y un caprichos antes sólo soñados en Monte Carlo, pero claro, con eso no basta. A Grace le toca ahondar en su yo más íntimo. Fantasía adolescente protagonizada por la adolescente Selena Gomez, va en la línea del disneyano título Princesa por sorpresa. O sea aventuras intrascendentes basadas en la identidad equivocada, donde brilla por su ausencia el ingenio que requiere la propuesta de la comedia sofisticada de lujo, aunque sea en versión para jovencitas.

4/10
Misión imposible: Protocolo fantasma

2011 | Mission: Impossible Ghost Protocol

  Ethan Hunt está recluido en una prisión rusa. Sus compañeros del IMF Benji y Jane planean una misión de rescate para recabar su ayuda en una situación de máxima emergencia, por la que un lunático podría hacerse con los códigos de lanzamiento de los misiles nucleares rusos. El plan de Cobalto, que así se llama el villano, es arrasar con la Tierra para empezar una nueva era. Las cosas se complican cuando el presidente de Estados Unidos activa el Protocolo Fantasma, por el que el equipo de agentes liderado por Ethan se queda sin apoyo logístico, tras quedar falsamente ligado a un atentado en Moscú. Cuarta entrega de la traslación al cine de la serie televisiva Misión imposible. Tras las películas de Brian De Palma, John Woo y J.J. Abrams, le toca el turno a un director procedente de la animación, Brad Bird, responsable de las formidables Los increíbles y Ratatouille. Demuestra Bird tener maña para trabajar en un título de acción trepidante con actores de carne y hueso, y lo cierto es que orquesta lo que se diría una atracción de montaña rusa que funciona como un perfecto mecanismo de relojería. La trama argumental es puro macguffin, salvar al mundo del villano de turno evitando que se apodere de unos códigos nucleares, aunque sí se aporta la novedad de Ethan dirigiendo un equipo de hombres desasistido de sus superiores, y nuevos agentes con sus personales razones para sentirse especialmente involucrados en la misión que tienen entre manos. Lo que no obsta para que se note, y para bien, la mano de dos guionistas hombres de J.J. Abrams con quien colaboraron en Alias, André Nemec y Josh Appelbaum. No es cuestión aquí de describir con pelos y señales el virtuosismo de las maravillosas escenas de acción y suspense que contiene la cinta, que son verdaderamente un “más difícil todavía”, y resultan muy imaginativas. Basta mencionar que se saca un enorme partido a los escenarios exóticos, reales o virtuales, principalmente Budapest, Moscú, Dubai y Bombay -de modo que sentimos que estamos en la Plaza Roja o en la torre Burj Khalifa- y que no se tiene esa sensación cada vez más frecuente en las películas de acción del “déjà vu”. Los actores están bien, con nuevos rostros bien escogidos como Simon Pegg, Jeremy Renner, Paula Patton y Anil Kapoor. A los fans de Abrams les agradará reconocer al “perdido” Sawyer en un pequeño pero jugoso papel al inicio de la cinta, todo un guiño para ellos.  

7/10
Fringe (3ª temporada)

2011 | Fringe | Serie TV

Olivia queda atrapada en el universo alternativo, perseguida por la división Fringe alternativa. Acaban practicándole un tratamiento tras el cual ella cree ser su doble, mientras que ésta ocupa su lugar. La tercera temporada de Fringe tiene como principal novedad que desaparecen los episodios autoconclusivos, y todo está al servicio de la historia central. Convertida en una serie de culto, no cuenta con audiencias masivas, por lo que en previsión de que fuera cancelada, los guionistas se han dedicado a cerrar todas las tramas.

6/10
Super 8

2011 | Super 8

Verano de 1979 en un pueblecito de Ohio. Un grupo de chavales rueda una película casera de zombies con una cámara de Super 8. Joe, todo un manitas haciendo maquetas y pintando figuritas, se ocupa del sonido y los efectos especiales. Cuando su amigo Charles, el director, ficha a Alice como actriz, se pone más que contento, pues se ha enamorado de ella, es sin duda su primer amor. Una noche en que se encuentran en pleno rodaje tiene lugar un terrible accidente, que requiere la intervención del ejército. Éstos prácticamente toman el pueblo y actúan con gran secretismo, manteniendo desinformada a la policía local. Nostálgica película sobre la adolescencia, cuyo tono recuerda a títulos como Cuenta conmigo y Los goonies. La idea de abordar los rodajes caseros de películas por avispados chavales remite a la propia experiencia amateur del director y guionista, J.J. Abrams, y el productor, Steven Spielberg, y habla con cierta añoranza de una época en que los chicos eran quizá más creativos y tenían más iniciativa que en la actualidad. La trama contiene muchos de los temas clave del cine de Spielberg en los 80, lo que explica de sobras su apadrinamiento del film: familias desestructuradas en que el padre no logra conectar con el hijo, camaradería entre adolescentes y las inevitables rencillas, la fe propia de la infancia y el ingreso en la vida adulta, el anhelo de grandes amistades, la apertura al misterio, cierto sentido del humor... Hay menciones muy claras a muchos de sus filmes. El monstruo que no se deja ver gran parte del metraje remite a Tiburón y Encuentros en la tercera fase -Abrams trató el tema también en la serie Perdidos-, seres venidos del espacio aluden a E.T., el extraterrestre y Encuentros..., el asedio de la extraña criatura recuerda a los dinosaurios de El mundo perdido: Parque Jurásico 2. Cabe la duda de dónde termina la obra personal de Abrams y empieza el homenaje a su mentor Spielberg. Hay elementos típicos de las series de Abrams, trabajos más personales que sus incursiones al cine de Misión imposible III y Star Trek, pero está claro que la mirada a la infancia y adolescencia es un tema novedoso, no le conocíamos esa veta de la nostalgia de la que Spielberg sí dio en su momento muestras sobradas. Donde sí hay señas reconocibles es en su habilidad para combinar historias trepidantes e intrigantes con la creación de personajes que arrastran como pueden sus dramas personales. El reparto, actores jóvenes y adultos bastante desconocidos, están muy bien en sus respectivos papeles.

6/10
Cars 2

2011 | Cars 2

Tras ganar por quinta vez consecutiva la Copa Pistón, Rayo McQueen se dispone a disfrutar de un merecido descanso en Radiador Springs, con su amigo Mate y su novia Sally. Pero es desafiado para que intervenga en el Grand Prix mundial patrocinado por el empresario Axlerod, que está impulsando Allinol, un biocombustible ecológico. Su principal rival es el italiano Francesco, pero realmente el mayor obstáculo para la victoria es una conspiración de grandes proporciones que trata de torpedear el triunfo en el mercado de Allinol. Matte, sin ser consciente de ello, ayuda a unos agentes secretos británicos a destapar el complot. Pixar celebra su 25 aniversario con una secuela de Cars, dirigida por el “gran jefe” John Lasseter asistido por el codirector Brad Lewis. Para los que miran con lupa a estos creativos estudios de animación, esperando un “pinchazo” con el que cebarse en sus críticas, Cars 2 es una perita en dulce. Porque se trata de una segunda entrega de algo conocido que no deslumbró, y no es evidentemente una obra maestra de la categoría de Toy Story 3. Pero conviene señalar de entrada que ya quisieran muchos estudios contar con muchos “pinchazos” de la categoría de Cars 2. En contra de lo que cabría esperar, la trama de este film no es la supertípica de rivales que buscan el triunfo en una disputada competición. El guión compuesto por Lasseter, Lewis, Dan Fogelman y el creador de la serie automovilística Drive Ben Queen se encuentra más próximo a las películas de la saga Bond, lo que se evidencia en la espectacular e intrigante secuencia de apertura en medio del océano, una operación secreta ejecutada por el agente británico Finn McMissile que nada tiene que envidiar a aquellas en que se ve envuelto habitualmente 007. Eso sí, tamizado todo por el humor de Mate, la simpática y no superinteligente grúa amigo de McQueen, que se encuentra como pez fuera del agua en la peripecia de espionaje para aportar risas. Algunos de los gags son verdaderamente tronchantes, aunque uno llega a preguntarse si algunos no son ocurrentes descartes de los cartoons de tres minutos de Cars Toon: los cuentos de Mate, recuperados para la ocasión. Como columna vertebral se mantiene una idea básica en las películas Pixar, la de la amistad que debe superar diversas pruebas. Aquí se insiste precisamente en que amistad no significa ausencia de diferencias entre los amigos, sino el esfuerzo por superarlas, a través del perdón si es el caso. Lasseter demuestra además estar por encima de correcciones políticas en la subtrama del combustible saboteado, algo que se agradece en un mundo donde ciertos imperativos resultan muy, muy cargantes; y se apunta a lo fácilmente manipulables que pueden ser las personas descontentas. Por supuesto hay que destacar la perfección técnica de la animación, cada vez más deslumbrante. La variedad de vehículos, barcos y aviones es fantástica, y sobresale su enorme expresividad. La emoción de las carreras es grande, y la recreación de algunas ciudades, especialmente Londres, resulta francamente llamativa.

6/10
La luna, de Pixar

2011 | La luna

Tres generaciones de una familia. Es de noche y realizan su trabajo de limpiar la luna de las estrellas que caen sobre su superficie para que ofrezca el aspecto deseado. Abuelo y padre desean que el más pequeño haga las cosas a su modo, pero con todo su cariño, el chico encontrará su propio camino. Delicioso y poético corto de Pixar, estrenado en cines acompañando a Brave (Indomable), cinta con la que comparte temas. Sin palabras, al menos inteligibles, es un cuento precioso sobre el final de la infancia y la educación, de gran sensibilidad. Su planteamiento e imágenes recuerdan, aunque los temas sean distintos, a "El principito" de Antoine de Saint-Exupéry.

8/10
Fringe (4ª temporada)

2011 | Fringe | Serie TV

  Con la creación de un puente entre ambos universos gracias a Peter (Joshua Jackson), ambos equipos Fringe se ven en la obligación de trabajar juntos para resolver diferentes investigaciones que los llevaran a una ultima lucha para salvar de la destrucción a ambos mundos. Esta cuarta temporada nos trae de regreso personajes que se creían muertos y la reaparición de antiguos villanos. La serie sufre pequeñas modificaciones en su historia con miras a recuperar la audiencia que se ha perdido a lo largo de las temporadas.   

6/10
50/50

2011 | 50/50

A Adam, un joven de 27 años que trabaja en la edición de documentales, le diagnostican un rarísimo cáncer, y le dan unas probabilidades de supervivencia frente a la muerte del 50%, de ahí el título de la película. Su condición de enfermo le dará una nueva perspectiva en lo que se refiere a su relación con los demás: su egoísta y melindrosa novia Rachael, su amigo obsesionado sexual Kyle, su sobreprotectora madre Diane y su padre con secuelas de un ictus cerebral Richard; y también con los recién conocidos Katherine, su terapeuta, y varios compañeros de las sesiones de quimioterapia. Will Reiser se estrena como guionista basándose en su propia experiencia juvenil, cuando recibió el mazazo de la noticia de un cáncer, del que felizmente se recuperó. Y Jonathan Levine se apresta a contar su historia, sencilla de planteamiento, la idea es mostrar la confusión inicial que conmueve a quien se sabe aquejado de una grave enfermedad, a la que sigue una perspectiva más ajustada del amor que le muestran los que les rodean. Hay acierto en la composición de unos personajes con claras limitaciones, que se esfuerzan más o menos en estrechar lazos con los otros y hacerse cargo de su situación. No hay espacio para la sensiblería fácil, y se captan los temores, la rabia, la aceptación de lo que hay... Aunque se echa en falta la completa ausencia de un horizonte trascendente, o la preparación para lo peor, simplemente se aborda la necesidad de aceptar el estado de las cosas, lo que tenga que ser será. Los actores están bien, con la sobriedad requerida, especialmente Bryce Dallas Howard en su antipático personaje, y Joseph Gordon Levitt. Cansa un poquito Seth Rogen, con un registro que le hemos visto ya demasiadas veces.

5/10
Perdidos (6ª temporada)

2010 | Lost | Serie TV

Llega a su fin una serie que ha hecho historia en la televisión. ¿Qué personajes sobrevivirán a los avatares que les depara el destino? En esta última temporada convergen dos realidades alternativas, sin nexo aparente de unión entre ellas. Por un lado, los personajes viajan de nuevo en el vuelo 815 de Oceanic Airlines, pues éste no se ha estrellado en la isla... En la otra realidad, los personajes han sobrevivido a la cegadora luz blanca que cerró la temporada anterior, y han saltado en el tiempo al presente. La desafortunada Juliet ha muerto y Sawyer culpa a Jack, mientras que John Locke podría no ser lo que parece.

5/10
Déjame entrar (Let Me In)

2010 | Let Me In

Con frecuencia Hollywood tiende a “americanizar” historias que anteriormente ya han sido llevadas al cine en sus países de origen. Lo extranjero no se vende bien allí, por lo que no importa demasiado que la calidad del film original sea alta; el problema debe de ser que los subtítulos no atraen al público estadonidense o simplemente es que necesitan mirarse el ombligo. Algo así ocurrió por ejemplo con Infiltrados, remake del excelente film hongkonés Juego sucio (2002); Sin reservas, idem de la película danesa Deliciosa Martha o el Funny Games, de Haneke, rodado anteriormente por él en 1997. El caso que nos ocupa supone el regreso a las pantallas de la mítica productora Hammer y responde igualmente a un remake, el de la película sueca Déjame entrar, adaptación de una exitosa novela de John Ajvide Lindqvist. Owen es un niño de doce años cuyos padres están en proceso de divorcio. Owen es solitario y retraído, que sufre además el continuo acoso escolar de sus compañeros de escuela. Una noche conoce a Abby, una niña que se ha mudado con su padre al piso contiguo de su bloque de pisos. Entre ambos va surgiendo poco a poco la amistad, algo parecido a un amor incipiente. Pero Owen no sabe que Abby es en realidad un vampiro. El film es prácticamente un calco de su homónimo sueco. Hay algunas breves diferencias, como el cambio de nombres, la acentuación en la soledad y carencia de afecto de Owen (plasmada en su faceta de 'voyeur'), la sutil puya a la vida religiosa de la madre o ciertas imágenes desagradables algo más explícitas. Dirige la mano diestra de Matt Reeves, responsable de Monstruoso, y se nota que sabe crear tensión y lograr la atmósfera desasosegante que requiere la historia, con la dosis justa de violencia. Eso sí, el tipo copia tal cual la puesta en escena original, por lo que tampoco se ha estrujado demasiado el cerebro. Quizá donde más enteros gane la pelicula es en el apartado interpretativo: los niños Kodi Smit-McPhee y Chloe Moretz están especialmente expresivos y compenetrados, mientras que los adultos Richard Jenkins y Elias Koteas convencen con gran profesionalidad.

6/10
Perdidos (5ª temporada)

2009 | Lost | Serie TV

Ben logra ponerse en contacto con los supervivientes del accidente de Oceanic: Jack, Hurley, Sun, Sayid y Kate, que cuida del bebé Aaron. Tiene razones de peso para convencerles de que regresen a la isla. Para ello, deben embarcarse en otro avión. Algunos son reacios a regresar, como Sun, pero Ben le insinúa que su adorado Jin está vivo. Sayid y Hurley huyen de la justicia. Mientras tanto, Sawyer, Faraday, Juliet y los que se quedaron en la isla sufren una serie de saltos en el tiempo. Quinta y penúltima temporada de la serie que sigue despertando auténticas pasiones. Aunque parece que se van a empezar a explicar los misterios, de cara a preparar el final, en realidad aparecen nuevas sorpresas, sobre todo en el desenlace, que aumentan todavía más, si cabe, la intriga.

6/10
Parcialmente nublado

2009 | Partly Cloudy

Las cigüeñas que reparten bebés los consiguen buscándolos en la estratosfera. Resulta que las nubes son las encargadas de esculpir a esos bebés. Gus, una nube solitaria, se dedica a esculpir bebés difíciles de entregar, como cocodrilos o puercoespines. Esto complica el trabajo de la cigüeña Peck. Brillante corto de Pixar, que se exhibió antes de Up en los cines.

6/10
El mundo de los perdidos

2009 | Land of the Lost

Es ésta una de esas películas que parecen pedir a gritos que rueden cabezas entre los ejecutivos que dieron luz verde a su producción. Imposible decir a ciencia cierta a quien va dirigido el film, craso error como sabe cualquier estudiante de marketing. Basado en una serie televisiva creada por Sid Krofft y Marty Krofft en los 90, sigue los pasos del Dr. Rick Marshall, un paleontólogo al que nadie toma en serio por su teorías de viajes en el tiempo para estudiar a los dinosaurios y otras bonitas criaturas. ¿Nadie? Bueno, está Holly, una universitaria de Cambridge, verdadera fan de las teorías del científico. Y ambos deciden probar en una zona adecuada su invento del amplificador de taquiones, que les permitirá abrir una puerta espacio temporal y trasladarse a la época de los dinosaurios. Esa zona adecuada está en una montaña donde Stanton regenta una atracción de feria tipo 'el túnel del terror'. El trío viajará hasta un lugar sorprendente, con hombre-mono, hombres-lagarto de una extraña civilización, y por supuesto, bichos prehistóricos de todos los tamaños.De entrada, uno podría creer que está ante un homenaje a historias como la de El mundo perdido (1925) imaginada por Arthur Conan Doyle, o por títulos de serie B como King Kong (1933). Pero no. La cosa es una mezcla imposible entre trama de aventuras, con un irritante tono de comedia que no despega en casi ningún momento, casi siempre sembrado de bromas zafias, que de seguro alejarán al público familiar al que parece destinada la cinta. Por supuesto que a un film como éste no se le pide credibilidad, pero sí resulta exigible una lógica interna de la que carece. No, no es posible soportar todo el metraje sobre un antihéroe, que tiene gracia un par de veces cuando sus teorías de científico sabiondo fallan una tras otra, pero que agota, aunque le ponga cara un profesional como Will Ferrell. Si encima tiene como apoyo a dos desconocidos actores sin carisma -Anna Friel y Danny McBride- más un troglodita peludo, pues vamos, la cosa no da más de sí. Querer que riamos las gracias de unos personajes vestidos chapuceramente de hombres-lagarto, en homenaje a Ed Wood y demás pioneros del cine cutre, es pedir demasiado, sobre todo cuando la realidad es que ha habido un presupuesto holgado en efectos especiales, que no lucen demasiado.

2/10
Up

2009 | Up

Carl Fredericksen es un anciano al que, desde que enviudó de su amada Ellie, los achaques le pesan más que nunca. Muy enamorado de su mujer, le quedó la espinita de no haber cumplido el sueño común, que se remontaba a la infancia, de hacer un viaje aventurero a las Cataratas del Paraíso en Sudamérica. Ahora ese sueño parece más lejos que nunca. Y por si fuera poco, la linda casita que Ellie y Carl convirtieron en hogar, se ha convertido en una especie de islote en medio de un montón de obras que pretenden levantar alrededor imponentes rascacielos. Cuando por mandato judicial, Carl está a punto de ser trasladado a una residencia de ancianos, pone en marcha un increíble plan, inspirado en su antiguo oficio de vendedor de globos: con una increíble nube de globos inflados con helio logra arrancar la casa de sus cimientos, y con pericia que envidiarían los mismísimos hermanos Montgolfier, emprende rumbo, volando, a Sudamérica. Lo que no sabe es que se le ha colado a bordo un polizón: Russell, un chico explorador, al que le falta la prueba de haber ayudado a una persona de la tercera edad para convertirse en Explorador Intrépido.Joya animada de Pixar. Obra maestra sin paliativos. Se superan en cada película, hasta poner cada vez más alto el cielo de la perfección. Toda alabanza es poca para las películas de animación que vienen llegando desde aquel año 1995 que alumbró Toy Story. John Lasseter y sus chicos han logrado el increíble milagro de acertar desde entonces con cada uno de los diez largometrajes que han entregado. La clave, por supuesto, es una buena historia, que se entrega con un maravilloso sentido artístico de la animación. En esta ocasión a dos veteranos de la casa, Pete Docter -director de Monstruos, S.A., y coguionista en los Toy Story, Buscando a Nemo y WALL·E- y Bob Peterson -coguionista en Buscando a Nemo y Ratatouille-, se suma como creador de la trama un tercer nombre inesperado, el actor y director de películas con actores de carne y hueso Thomas McCarthy -Vías cruzadas, The Visitor-. El resultado es una historia entrañable, humana, que atrapa. Sorprende, de entrada, poder ser testigos de la primera historia de amor potente en una película de Pixar. De acuerdo que hemos visto amor entre los robots WALL·E y Eve, o con los autos de Cars, o entre el pinche y la chef de Ratatouille, pero nada es comparable a la narración del amor de Carl y Ellie desde su más tierna infancia, cuando ambos sienten la llamada a la aventura, guiados por su común admiración de Charles Muntz, un explorador profesional que se diría un cruce de Errol Flynn y Clark Gable; el modo en que se cuenta en apenas unos minutos, en algunos momentos sin palabras, lo que ha sido su vida en común, su pena por no poder tener hijos, su felicidad en situaciones corrientes, que tiene un eco en el prólogo al clímax de la película, resulta simplemente conmovedor, y apuntala la idea de que no hay nada como las aventuras de la vida cotidiana, la mayor parte de las veces más valiosas que aquellas que llamamos extraordinarias. Además está esa preciosa relación entre Carl y Russell, donde ambos se enriquecen, pues el primero encuentra al hijo que nunca tuvo, mientras que el otro ve rellenado el hueco de la ausencia del padre, divorciado y al que le falta tiempo para estar con él. Además de estar muy bien perfiladas las relaciones entre los personajes, estamos ante un film repleto de sentido del humor, con gags memorables, en que no se para de reír, por supuesto con los personajes humanos, pero también con la presencia de divertidos animales, el “gamusino” y un puñado de perros entre los que sobresale Dug. Y hay además acción trepidante, casi terror con el villano, y emoción sin límites, todo propiciado por la casa volante y un dirigible, que se diría entrañable homenaje al maestro de la animación nipona Hayao Miyazaki, claramente a títulos como El castillo en el cielo y El castillo ambulante. También el original diseño de los “cabezones” personajes recuerda a algunos de los creados por el director japonés. La combinación de elementos de géneros variados convierten al film en un candidato a gustar a toda clase de públicos: los niños, claro está, pero también los abuelitos, la gente joven amante de las emociones fuertes, el público femenino con su corazoncito... Algo parecido a lo que logró Titanic.

9/10
Fringe (2ª temporada)

2009 | Fringe (Season 2) | Serie TV

Tras la aparición de William Bell, los agentes del FBI Olivia Dunham, Peter Bishop y Walter Bishop han descubierto que existe un universo paralelo. Esta nueva realidad amenaza con destruir la suya. La segunda temporada de la serie creada por J.J. Abrams va ganando en intensidad, y sus personajes están cada vez mejor definidos.

4/10
Patrulla de aterrizaje

2009 | Prep & Landing

Cortometraje que narra la historia de tres elfos muy diferentes que se están preparando para la llegada anual de Papá Noel con la tecnología más puntera. Uno de ellos es un elfo anárquico y enfadado, otra es directora de coordinación de eventos en el Polo Norte y el otro es un elfo idealista y entusiasta con la Navidad.

6/10
Star Trek

2008 | Star Trek

Tanto va el Enterprise al espacio, que al final el filón se agota. Hasta los más fieles seguidores de la célebre astronave se dieron cuenta de que la décima entrega fílmica, Star Trek: Némesis, daba muestras sobradas de que la fórmula se había sobreexplotado. A pesar de todo, en su segundo largometraje como director, J.J. Abrams, creador de las series televisivas Alias y Perdidos, se ha propuesto resucitar Star Trek, que antes de ser una saga cinematográfica fue una de las más conocidas  series televisivas de la historia. Abrams parte de cero, en la línea de Batman Begins, de forma que cualquiera que desconozca por completo a los personajes pueda disfrutar sin problemas de la trama. Pero además, el astuto director ha sabido, mediante una estratagema de guión que conviene no desvelar, hacer que nada de lo que ocurra aquí contradiga lo ya visto en las entregas anteriores, para no molestar a los miles de ‘trekkies’, tal y como se conoce a los fans con los que cuenta la saga. Tan de cero pretende empezar la historia Abrams que abre el film con el nacimiento del protagonista, el capitán James Tiberius Kirk, que viene al mundo al mismo tiempo que su padre se inmola, mientras se enfrenta a la nave de Nero, un capitán renegado de la raza de los romulanos. Tras una infancia rebelde, Kirk acaba convirtiéndose en un brillante cadete de la Flota Estelar, donde aún se recuerda el valor de su progenitor. Allí se hace amigo de McCoy, que estudia para ser oficial médico, conoce a la joven Uhura, experta en lenguajes y formas de comunicación, con la que no acaba de llevarse bien del todo, e inicia una enconada rivalidad con Spock, hijo de una humana y de un vulcano, raza que se distingue por su afán de controlar las emociones. Una supuesta llamada de auxilio llevará a Kirk y al resto de cadetes a embarcarse en el Enterprise y enfrentarse nuevamente con Nero, el romulano que reaparece con un siniestro y destructivo plan... El reparto es completamente nuevo, salvo por la inclusión del legendario Leonard Nimoy, el intérprete original de Spock, que encarna a su personaje envejecido. Para interpretarlo cuando es joven, le ha sustituido el joven Zachary Quinto, en el papel más importante junto con el hasta ahora muy secundario Chris Pine, que encarna al capitán Kirk, El tal Pine es un joven atractivo con  mucho potencial para arrastrar al público adolescente a los cines, al igual que Zoe Saldanha, muy expresiva como Uhura, el más importante papel femenino. Destaca la inclusión en el reparto del especialista en comedia Simon Pegg (Scotty), y de la veterana Winona Ryder, que es la madre de Spock en un corto pero emotivo papel. Sorprende el fichaje del excelente actor Eric Bana para encarnar al villano, Nero, pues aunque borda el papel, no se comprende si era necesario un fichaje que sin duda habrá costado una millonada, para un papel irreconocible, ya que está siempre completamente recubierto de maquillaje. Se declara Abrams más seguidor de Star Wars que de Star Trek, y su película está próxima al primer George Lucas, en la medida en que no pretende hacer ciencia ficción dura, sino una dinámica cinta de aventuras, con mucha acción, y sofisticados efectos especiales. Y sin embargo, sorprende su habilidad para no traicionar a los iniciados. A estos les ofrece numerosísimos guiños que les harán muy felices (la prueba del Kobayashi Maru, la babosa de Star Trek II. La ira de Khan, y hasta la sintonía original de la serie y el monólogo del principio...), pero hay un especial cuidado en que los homenajes estén tan integrados en la historia que no es necesario saber nada para poder seguirla. Es una entrega más ligera de lo habitual, pues aunque contiene notas positivas sobre la amistad, las emociones humanas, el sacrificio y el sentido del deber, está claro que Abrams está pendiente de sorprender continuamente. Su habilidad para conseguirlo es notable, sobre todo en algunos momentos memorables, como la persecución protagonizada por el pequeño Kirk, la secuencia en la que éste se arroja en paracaídas para sabotear una perforadora y su huida de un monstruo gigantesco en un planeta inhóspito. Se le puede achacar una pequeña bajada de ritmo cuando el anciano Spock cuenta su historia, y la inclusión de una secuencia de sexo en una saga que hasta ahora era completamente blanca, para todos los públicos. Pero ha logrado resucitar el cadáver, que es lo de que se trataba.

7/10
Perdidos (4ª temporada)

2008 | Lost | Serie TV

Unos cuantos “perdidos” logran salir de la isla, pero la solución a sus problemas no está en la mera vuelta a casa. Lo que han vivido allí cambiará sus vidas para siempre. Después del impresionante final de la tercera temporada, la cuarta reconduce al espectador hacia una nueva dimensión. El flashforward vislumbrado al final de la temporada anterior, es el primero de los muchos que salpican los nuevos capítulos, lo que confirma que hay vida más allá de la isla. Así pues, los primeros capítulos muestran a todos los personajes en la isla, aunque el espectador ya sabe que consiguen salir de ella. He aquí el principal punto dramático de la historia: ¿cómo y quiénes saldrán? En cuanto a la vida en la isla, hay una gran novedad marcada por el hecho de que todo indica que van a ser rescatados. Pero el grupo de rescate parece representar un peligro aún mayor que el que corren en la isla. ¿Habrá llegado el momento de creer a Ben? El líder de “los otros" sigue conociendo muchas de las respuestas.

7/10
Speed Racer

2008 | Speed Racer

Desde pequeño, Speed Racer sueña con dedicarse a las carreras de coche, como el resto de su familia, pues su padre es diseñador de bólidos, y su hermano, Rex, un piloto de gran éxito. En lugar de concentrarse en sus exámenes, Speed sueña que su pupitre es un fórmula uno que adelanta a los demás, y espera ilusionado el momento en que suene la campana para poder irse con su hermano, que le lleva a dar vueltas por el circuito. La carrera de Rex se va al traste, al ser acusado de hacer trampas, y éste se distancia de la familia y muere en un accidente. Muchos años después, Speed debuta como piloto de carreras y demuestra su enorme talento. Royalton, dueño de una gran empresa, le ofrece una tentadora oferta para que corra para él, a pesar de que el padre de Speed siempre ha desconfiado de los grandes patrocinadores. Otro apabullante espectáculo visual de los hermanos Larry y Andy Wachowski, creadores de Matrix, que esta vez adaptan en imagen real Meteoro, una serie de carreras automovilísticas que pasa por ser la primera de animación japonesa que se emitió en España, mucho antes de que Marco buscara a su madre en Argentina. Con su extrema fidelidad al original, los hermanos ofrecen un giro radical que desconcertará a sus seguidores habituales. Han optado por un tono familiar que contrasta con la oscuridad de sus anteriores trabajos, que son Lazos ardientes, y la trilogía de Neo, Morpheo y compañía. Inspirados en las imágenes sesenteras de la serie original, los Wachowski han filmado con una estética kitsch y pop muy radical, marcada por los colores chillones y los diseños de videojuegos, que proporciona en todo momento una sensación de irrealidad. Los hermanos tienen una gran imaginación visual que propicia muchos planos potentes, que son el gran valor de la cinta. En este mundo virtual, totalmente recreado por ordenador, encajan muy bien sus personajes, idénticos a los de la serie en su sencillez, pues son todos totalmente esquemáticos: el héroe, el villano sin escrúpulos, etc. Esto da pie a interpretaciones muy poco naturalistas, algunas un poco cargantes, como la de Paulie Litt (Una chica de Jersey), que interpreta a Spritle, el hermano pequeño del protagonista, que se enfrenta con ninjas si es necesario, con la ayuda inestimable de su mascota, un mono que se comporta como un humano. Y es que la trama es premeditadamente pueril, al estilo de las series niponas para niños, donde los futbolistas realizan acrobacias sobrehumanas o los guerreros lanzan rayos con las manos, pues aquí los coches de carreras pueden ejecutar sofisticados saltos para evitar el vehículo que va a colisionar contra él. El plato fuerte son las carreras de automóviles, a las que le falta cierto suspense, quizás porque no llegan a ser creíbles, pero también por cierta confusión narrativa, muy propia del cine moderno. Subyace de la serie original un sano mensaje que critica el juego sucio, la corrupción y los intereses empresariales que a veces enturbian el deporte. También proviene de los dibujos su exaltación de los valores familiares. Estos mensajes prevalecen a pesar de que no parecen del todo sinceros, porque los diálogos tienen cierto tono paródico, como si los Wachowski, también guionistas, quisieran imitar las frases del cine de Tarantino, mucho más ingenioso que ellos.

5/10
Fringe

2008 | Fringe | Serie TV

A lo largo y ancho de todo el mundo están sucediendo cosas muy extrañas e inquietantes. En ocasiones pueden parecer Expedientes X propios de Mulder y Scully. Personas aquejadas por extraños virus mortales, sujetos con habilidades psíquicas, etc. Todo parece estar conectado con una extraña compañía llamada Massive Dynamic y responde al misterioso nombre de Ciencia Fringe. Una agente especial del FBI, Olivia Dunham, que ha sido sujeto de experimentos siendo niña sin ella saberlo, ayudada por un loco profesor, Walter Bishop, encerrado en un psiquiátrico durante años, y su hijo contratista de armas, Peter, el único capaz de manejarle, se encargarán de encajar las piezas de este complejo puzzle. Original creación de J.J. Abrams, uno de los actuales gurús de la ficción que debe su fama, entre otras cosas, a que es el padre de la genial Perdidos. Colaboran con él dos socios habituales, Robert Orci y Alex Kurtzman. Aunque inicialmente parece una simple puesta al día de Expediente X, la maraña argumental va creciendo en complejidad, en parte tomando como referencia otra obra televisiva del trío, Alias, donde la protagonista Olivia recuerda mucho a Sidney, y el loco Walter al inventor. Algunos episodios son ciertamente brillantes, acudiendo a fenómenos que hace años parecían ciencia ficción, y hoy no tanto, y a buenos efectos visuales; el final de la primera temporada, con Leonard Nimoy de invitado de postín, es apoteósico.

6/10
Ratatouille

2007 | Ratatouille

El director y guionista Brad Bird (Los increíbles) es sin duda uno de los más grandes valores de la compañía Pixar, esa empresa que ha revolucionado el arte de la animación digital y que año tras año nos hace el gran regalo de estrenar maravillosas y divertidas películas que asientan su calidad en guiones trabajados, entrañables, imaginativos y llenos de un buen puñado valores humanos. Ratatouille reúne todos los componentes que han marcado el exitoso camino de la empresa liderada por John Lasseter y que les ha convertido en los números uno. Sólo a ellos se les puede ocurrir convertir al animal más despreciable y asqueroso, una rata de alcantarilla, en el colmo de la distinción, la delicadeza y el gusto, características de la más alta cocina francesa. Remy es una rata que posee un extraordinario olfato, de tal modo que no aguanta seguir comiendo basura, como hacen su padre y su hermano Emile, preocupados sólo por sobrevivir y llenar la panza. Remy en cambio viaja con los sabores y le gusta mezclarlos y crear sensaciones nuevas en su paladar y en su cabeza. Esa inquietud está unida a un gran afán de conocimiento, porque Remy sabe leer y disfruta escuchando por televisión los consejos culinarios del gran Gusteau, uno de los chefs más afamados de París. Pero un día, tras enterarse de que su maestro ha fallecido y de que su célebre establecimiento ha perdido una de sus estrellas, él y sus compañeros se ven obligados a huir del lugar donde viven. Y el azar alcantarillil le hará llegar hasta la mismísima cocina del famoso restaurante, donde conocerá y vivirá mil y una aventuras con un jovencito llamado Linguinus, que no sabe ni freír un huevo. Brad Bird logra una película fascinante, de corte más infantil que Los increíbles, aunque quizá no al nivel de Cars. Como siempre, el acabado visual es alucinante: los gestos faciales, los movimientos, los fondos, etc.; y el equipo de Pixar se supera a sí mismo en dos escenas primorosas, llenas de acción, como son la de la huida por el río y la alcantarilla, y la de la persecución por las orillas del Sena. En boca de las enseñanzas del gran Gusteau, el film transmite y remacha la idea de que “cualquiera puede cocinar”. Cámbiese cocinar por cualquier otra creación artística y encontraremos el sentido de esta extraordinaria fábula sobre la fructificación de los propios talentos, la falta de prejuicios a la hora de considerar las habilidades ajenas y la compatibilización entre trabajo y familia. Son temas serios, pero lógicamente la película es muy divertida y ocurrente, con un primoroso guión que no decae en ningún momento y unos personajes bien trabajados. Hay momentos para la risa, la melancolía, el amor, la parodia y por supuesto también están los villanos… Y como no podía ser menos la película ofrece también algunos gags memorables, como la tarea de Remy cuando su padre descubre su gran olfato, la presentación del terrorífico crítico culinario o el inolvidable instante en que éste prueba el “ratatouille”, el plato típico de la Provenza francesa, elaborado a base de verduras fritas con aceite de oliva.

8/10
Perdidos (3ª temporada)

2006 | Lost | Serie TV

Jack, Kate y Sawyer han sido hechos prisioneros por "los otros". El médico Jack es enviado a atender a uno de sus captores, mientras Kate y Sawyer son obligados a trabajar en duras condiciones. Mientras, Hurley llega al campamento y advierte a sus compañeros de lo que ha ocurrido con el trío. La tercera temporada de la serie más influyente de los últimos años, vuelve a poner alto el lístón. Recupera muchos cabos sueltos, como por ejemplo, esos osos polares que había en la isla...

6/10
Misión imposible III

2006 | Mission: Impossible III

Probablemente el mejor film de la saga basada en la vieja serie televisiva, con permiso de Brian De Palma y John Woo, los directores de las dos películas anteriores. J.J. Abrams, que ha revolucionado el panorama televisivo gracias a las series Alias y Perdidos, traslada el esquema de la primera a este film. Es decir, humaniza por fin al hierático Ethan Hunt, del cual en las otras entregas apenas sabíamos otra cosa sus increíbles habilidades como agente secreto. Aquí Abrams y su habitual equipo de guionistas Alex Kurtzman y Roberto Orci nos presentan a un Ethan que desea llevar una vida normal. Ha conocido a la mujer de su vida, y van a casarse. Pero una última misión, el rescate de una agente a la que entrenó personalmente, complica sus buenos deseos. Tom Cruise, productor y protagonista, acierta con el film. Y se lo pasa en grande, interpretando sin dobles algunas de las escenas más arriesgadas. Personajes bien esbozados y la dicotomía clásica del espía, obligado a llevar una doble vida, y al que le cuesta confiar en los demás, ayudan a configurar una trama interesante, donde la añoranza por ser como los demás deviene en sólida columna vertebral. A esto se suma un villano de altura –el oscarizado Philip Seymour Hoffman–, un ritmo endiablado, y unas escenas de acción magníficamente diseñadas. El rescate en la fábrica, con la persecución de helicópteros entre molinos de viento, el modo en que Ethan se cuela en el Vaticano, el ataque en el puente, o el espectacular salto de edificio a edificio, demuestran que en el cine de acción todavía se puede innovar.

6/10
Perdidos (2ª temporada)

2005 | Lost | Serie TV

Jack, Kate y Locke volaron con dinamita la misteriosa escotilla de la isla. ¿Qué habrá dentro? Jack prefiere ser cauto, pero Locke y Kate se precipitan al interior. Mientras, Michael y Sawyer han quedado en el mar, a la deriva, sobre restos de madera, tras ser asaltados por "los otros", que se llevaron a Walt. La 2ª temporada de la serie más original de los últimos años cierra algún interrogante, pero abre muchos más. Como el misterioso contador que hay que reactivar cada cierto tiempo, o la película que habla de un extraño experimento que se desarrolla en la isla. Llegan además nuevos personajes, como la dura policía interpretada por Michelle Rodríguez, también supervivientes del avión que iban en la cola y cayeron en otra parte de la isla. Y se producen algunas muertes. Tal como acontecía en la temporada de arranque, los personajes recuerdan hechos dolorosos del pasado, actuaciones erradas por las que ahora tienen que purgar. En ese sentido destaca la incorporación de un africano, Eko, cuyo hermano sacerdote murió en trágicas circunstancias.

6/10
La joya de la familia

2005 | The Family Stone

Las tramas sobre personas que se enfrentan a la situación de conocer a la familia de su novio hacen furor. Esta enésima versión de la fórmula la protagoniza Everett Stone, que durante unas vacaciones de Navidad visita a sus padres y hermanos, que viven en una pequeña localidad, para presentarles a Meredith, su introvertida novia. Todo acabará en desastre, porque Meredith no tiene prejuicios a la hora de hablar de cualquier tema, o expresar sus recelos hacia la homosexualidad. Por su parte, los Everett son permisivos, declaradamente liberales y uno de los hermanos resulta ser homosexual. Frente a Los padres de ella o Adivina quién, de esquema similar, el guionista y director Thomas Bezucha imprime un tono tragicómico que combina momentos hilarantes, y apuntes de cierta entidad dramática sobre la tolerancia como base para la convivencia familiar. Lo mejor son sus homenajes al musical Cita en St. Louis, y el elenco, del que sobresale una magnífica Sarah Jessica Parker en un difícil papel, con muchos matices.

4/10
Sky High: una escuela de altos vuelos

2005 | Sky High

Es duro ser hijo de superhéroes. Sobre todo cuando tu padre es el mítico Comandante, superhéroe de superhéroes, casado con la no menos mítica Jetstream. Porque ellos creen indefectiblemente que su retoño va a ser la estrella desde el primer día en Sky High, la escuela donde se forman todos los superhéroes de postín. Y los nuevos compañeros te miran con admiración, cuando se enteran de a qué familia perteneces. El caso es que el bueno de Will no empieza con buen pie en la escuela. Cuando el profesor hace pruebas a los nuevos para ver cuáles son sus superpoderes especiales, se descubre que Will no parece tener ninguna habilidad en particular, lo que le conduce, junto a otros recién llegados igual de desafortunados, a la clase de los ‘pringados’. El caso es que Will no se atreverá a decir nada a sus padres, por no darles un disgusto. Aunque, claro está, el chico acabará encontrándose a sí mismo. Eso sí, deberá recorrer un camino sembrado de dudas amorosas, y de la rivalidad con el hijo de un villano capturado por el Comandante. Es fácil definir este film como un cruce de Los increíbles y Spy Kids, para a renglón seguido acusarle de falta de originalidad. Pero lo cierto es que este film se sostiene en pie por sí sola, aunando en perfecto equilibrio momentos de comedia desternillantes (los superpoderes ridículos, o el papá enseñando al hijo su refugio secreto, por ejemplo), buenas escenas de acción (las peleas son de órdago), pequeño toque romántico (problemas de adolescentes, faltaría más), y la idea siempre interesante de que los padres no pueden pretender que sus hijos sean un calco de ellos mismos (a Dios gracias, cada uno es cada uno).

6/10
Alias (5ª temporada)

2005 | Alias | Serie TV

Sydney recibe la inesperada noticia de que se ha quedado embarazada. Esto ocurre al tiempo que empieza a sospechar que hay algo raro en el pasado de su amado agente Michael Vaughn, el padre de la criatura. Y descubre que podría tratarse de un agente doble. Mientras, Jack, padre de Sydney, teme que ésta sea traicionada por Irina Derevko, su madre. Última temporada de la serie que ha consagrado a Jennifer Garner, y la hizo ganadora de un Globo de Oro en 2002. Una importante novedad es la aparición de una nueva organización criminal.

5/10
Alias (4ª temporada)

2005 | Alias | Serie TV

Sydney Bristow es expulsada de la CIA sin contemplaciones...O eso parece. En realidad, así se encubre la creación de un nuevo grupo e operaciones 'sucias' que nadie debe conocer, que podrán realizarse gracias a la información de Sloane. A primera vista tiene un siniestro parecido con el SD-6 de antaño, aunque se denomina APO (Authorized Personal Only). Cuarta temporada de la serie de J.J. Abrams, de quien se espera mucho en M.I:3. Entre los personajes nuevos está Nadia, hija de Sloane e Irina.

5/10
Los Teleñecos y el mago de Oz

2005 | The Muppets' Wizards of Oz

Dorothy, una chica de Kansas, sueña con hacerse famosa como cantante. Un inesperado tornado transporta a Dorothy y a su mascota al mágico mundo de Oz. Dorothy trata de llegar hasta el mago del lugar, la única persona que puede ayudarle a volver a casa. Revisión libre del libro de L. Frank Basum protagonizada por los Teleñecos. Los personajes creados por Jim Henson cumplen 50 años. Abundan los cameos de personalidades como Quentin Tarantino.

5/10
Perdidos

2004 | Lost | Serie TV

Un avión de pasajeros se estrella en una isla, en medio de ninguna parte. Pasa el tiempo, y el esperado rescate no llega. Los supervivientes pronto se dan cuenta de que algo raro pasa en la isla, Y no sólo porque parece esconderse un monstruo en su interior. El caso es que cada uno de estos personajes 'perdidos' arrastran consigo situaciones del pasado con las que no se encuentran nada cómodos: uno fue cantante adicto a las drogas, otro se quedó inválido, un doctor de éxito de enemistó con su padre, una era prisionera de un agente federal, otro sufrió las consecuencias de una estafa a sus padres, otra es una joven embarazada... Y así, suma y sigue, la isla se convierte para ellos en una especie de purgatorio, que les obliga a enfrentarse a sus personales demonios. Uno de los grandes éxitos televisivos de los últimos tiempos, sus responsables combinan la intriga y la acción trepidantes con el estudio de caracteres, encarnados por un amplio reparto coral.

6/10
Los increíbles

2004 | The Incredibles

Mr. Increíble es un superhéroe que goza en el ejercicio de su trabajo, combatiendo el crimen y poniendo entre rejas a los villanos de turno. Además, su profesión le permite hacer amistades, también dotadas de superpoderes, como es el caso de Frozono, e incluso conocer a la que será su media naranja, Elastigirl, con quien se casa y tiene tres simpáticos retoños, la adolescente Violeta, el hiperactivo Dash, y Jack-Jack, un bebé. Pero vivimos tiempos mediocres, que diría Elijah, el personaje con aires de profeta de El protegido, un film que también reivindicaba a los superhéroes. El pleito que sigue al salvamento de un suicida gracias a la actuación de Mr. Increíble pone en la picota, ante la opinión pública, a los superhéroes. Nadie quiere personas que destaquen por encima de los demás, conviene medir a todos por el mismo rasero de la mediocridad. De modo que Mr. Increíble y el resto de los superhéroes son obligados a acogerse a un programa del gobierno para su reubicación en profesiones “normales”, donde no pueden desarrollar sus talentos natos. Así que Mr. Increíble pasa a convertirse en Bob Sparr, empleado de una compañía de seguros, donde sus superiores le someten a una burocracia absurda, donde no faltan prácticas poco éticas, como la de engañar a los clientes, que nuestro protagonista burla como buenamente puede. Por otro lado, los hijos son obligados a reprimir sus superpoderes, lo que no les facilita en absoluta la vida cotidiana en la escuela. Mientras el traje de Mr. Increíble empieza a apolillarse, Bob recibe una misteriosa oferta para ejercer de superhéroe en una exótica isla. Pero no puede decir nada a nadie, ni siquiera a su mujer. De nuevo, reclutado el talento de Brad Bird (El gigante de hierro), Pixar demuestra que en un film animado (en realidad, en cualquier film), lo más importante es la historia. Y a este respecto, el derroche de imaginación es sencillamente apabullante. Desde la premisa argumental, pasando por la descripción detallada de los personajes. Aparte de la citada genial familia, destacan Edna Mole, diseñadora de los trajes de superhéroes, que detesta las capas en ellos, y que homenajea a Mr. Magoo; y Síndrome, un divertido villano que sirve además para hacer una afilada crítica a los clubs de admiradores que más que fans parecen fan... áticos. Bajo la capa (con perdón, Edna) de una historia divertida, y con una acción tan trepidante que nada tiene que envidiar a las historias de James Bond (sobre todo en la parte que se desarrolla en la isla), subyacen ideas que contribuyen a un guión férreo, que fue candidato al Oscar (el film ganó dos estatuillas, como película de animación, y por el montaje sonoro). Además de esa necesidad de cultivar los propios dones, sin permitir que nadie de fuera nos los eche a perder, la película habla de la familia unida como un planteamiento necesario a la hora de enfrentarse a los grandes problemas. Y se nos muestra cómo el desempeño de los trabajos ordinarios (ser ama de casa, asesorar con su seguro a una ancianita) requiere a veces tanto o más esfuerzo que el necesario para repartir estopa a un gigantesco robot. El humor nos regala situaciones impagables, ya sea al mostrar los estropicios que puede organizar Mr. Increíble por no poder controlar siempre su fuerza, en las misiones clandestinas de Mr. Increíble y Frozono, o cuando una alucinada Elastigirl descubre que su esposo ha encargado a Edna, a sus espaldas, unos trajes de superhéroe que son realmente el último grito. En el apartado que podríamos denominar “homenajes”, lo hay, por supuesto, a todos los cómics de superhéroes, con mención especial para Los 4 Fantásticos (incluido el personaje de Frozono, y la lucha final), y a Watchmen, una creación de Alan Moore. También a Bond (en la presentación de los gadgets de vestuario, o en la seductora villana), e incluso a El retorno del jedi, en la persecución por un paisaje selvático. Por supuesto, el capítulo puramente técnico de la animación es un nuevo do de pecho de Pixar. Se trata del primer film de la compañía protagonizado por humanos, lo que obligaba a mejorar los resultados en este capítulo, que en sus anteriores filmes tenían una presencia secundaria, y estaban más descuidados. De modo que se ha trabajado a fondo el modo de reproducir los rasgos, la piel y el pelo. Pero como explica John Lasseter “cuanto más real intentes hacer algo, más posibilidades tienes de fracasar. El secreto de Brad ha sido producir algo que los espectadores ‘saben’ que no existe, algo tan estilizado que lo creerán si todo tiene coherencia.” De modo que “cuando ves actuar a los personajes y te fijas en sus ojos, sientes lo que está pasando en su alma”.

8/10
Alias (3ª temporada)

2003 | Alias (3ª Season) | Serie TV

Siguen las andanzas de la agente de la CIA Sydney Bristow, que arranca con la heroína despertando en Hong Kong tras haber sido abducida. Ha transcurrido un lapso de dos años en que han pasado muchas cosas como la boda de su colega y novio Michael. Así arranca la tercera temporada de esta serie de éxito con Jennifer Garner como protagonista.

5/10
El color de la venganza

2003 | Sin

Quince años después de retirarse del servicio, un policía vuelve a su antiguo escuadrón de homicidios, para investigar el secuestro de su hermana. Descubre que el culpable es un siniestro individuo, Charlie Strom, que busca vengarse de él por un hecho que ocurrió en el pasado. La interpretación de Gary Oldman, en su salsa como el malo de la función, es lo más relevante de este thriller.

2/10
Alias (2ª temporada)

2002 | Alias (2ª Season) | Serie TV

La agente doble Sydney Bristow busca a Vaughn, su supervisor, y la única persona en la que ha confiado durante mucho tiempo. En su desaparición parece estar implicada Irina, la madre de Sidney, y su peor enemiga, que incluso ha llegado a disparar a sangre fría a su hija en un hombro. El aliado de Irina, Khasinau, busca en Barcelona lo que llaman "la Biblia", un completo manual de operaciones. Irina terminará entregándose a la CIA, aunque pone como única condición que sólo le explicará todo lo que sabe a su hija. Así comienza esta nueva tanda de 22 episodios de la serie que ha consagrado a la atractiva Jennifer Garner, coprotagonista de Daredevil. Lena Olin, actriz de cintas como Mr. Jones o Hollywood: departamento de homicidios, interpreta a la madre de la protagonista. Aunque mantiene la mezcla de intriga y acción de la primera temporada, hay cambios sustanciales en la trama.

4/10
Alias

2001 | Alias | Serie TV

Sydney Bristow es una joven universitaria, guapa e inteligente… que oculta bajo la tapadera de un banco una ocupación nada corriente: es espía del SD-6. En teoría, se trata de una agencia que depende de la CIA; pero después de que su novio es asesinado (Sydney ha roto la regla de no comunicar a nadie su trabajo secreto), descubre que la gente para la que trabaja son, en realidad, el enemigo. De modo que, como agente doble, aceptando en apariencia bien la muerte de su amado como gajes del oficio, comienza a trabajar, esta vez, sí, para la CIA. La serie creada por J.J. Abrams renueva el viejo género de espionaje con ideas originales, que obligan a la protagonista a adoptar diversas identidades, que la hacen dudar de ella misma. En parte porque su propio padre es, también, un espía, que no se sabe bien con qué cartas juega. Jennifer Garner logró la popularidad gracias a su papel, que le permitió acceder a ser coprotagonista en Daredevil.

6/10
Mi hermano el cerdito

1999 | My Brother the Pig

Kathy y su hermano George se quedan al cuidado de la nanny Matilda. Un día, el travieso niño se adentra en la habitación de Matilda y empieza a curiosear en un extraño cofre que resulta ser mágico y le convierte nada menos que... ¡en un cerdito! El maleficio sólo lo puede deshacer la abuela de Matilda, pero ésta vive en México. La aventura por convertirlo de nuevo en niño no ha hecho más que comenzar. Simplona comedia juvenil destinada a los peques de la casa, protagonizada por Eva Mendes y Scarlett Johansson, antes de que ambas alcanzaran celebridad en títulos como Lost in Translation o Hitch.

4/10

Últimos tráilers y vídeos