IMG-LOGO

Biografía

Rachel Shukert

Rachel Shukert

Rachel Shukert

Trabajos destacados
Filmografía
Glow

2017 | Glow | Serie TV

Años 80. En Los Ángeles, Ruth Wilder trata de lograr trabajo como actriz, sin demasiada suerte, hasta que una directora de casting le propone una prueba para un proyecto diferente. El director de subproductos de tres al cuarto Sam Sylvia prepara un programa televisivo protagonizado por luchadoras femeninas de wrestling. Tratará de ganarse la permanencia mientras mantiene una relación clandestina con el marido de Debbie, su mejor amiga. Netflix vuelve a apelar a la nostalgia ochentera, que tan buenos resultados le dio en Stranger Things. Liz Flahive, guionista de Nurse Jackie entre otras series, y Carly Mensch, de Orange Is the New Black, han creado una serie que también cuenta con la creadora de esta segunda, Jenji Kohan, como productora. Esto explica que recuerde muchísimo a la producción carcelaria, sobre todo por el protagonismo coral de personajes femeninos. Se inspira muy libremente en la historia del espacio de la pequeña pantalla “GLOW (Gorgeous Ladies of Wrestling)”, que hizo popular –sobre todo en Estados Unidos– a figuras de la lucha libre americana como la Montaña Fiji o la Hija del Granjero. Las protagonistas son ficticias, aunque recuerdan bastante a las originales. Elogio de la camaradería entre compañeras, parece enfocada a las espectadoras, pues se abordan las dificultades de las mujeres para abrirse hueco en el campo laboral, cuando por ejemplo en el cine quedan relegadas a hacer pequeños papeles de secretaria, con alguna frase aislada, mientras que a los hombres les dan papeles de verdad. La primera actriz, Alison Brie (Community), realiza un gran esfuerzo, pero su personaje no da mucho de sí, y su patetismo resulta demasiado exagerado. Tiene cierta gracia Marc Maron, como cineasta chapucero, quizás excesivamente estrambótico. En esencia, Glow trata de combinar comedia con melodrama. Por desgracia, las secuencias destinadas a hacer reír resultan demasiado disparatadas, no acaban de funcionar. Las otras abusan de los tópicos, pues por ejemplo dos amigas se distancian porque una se acuesta con el marido de la otra, una hija quiere conocer al padre que ignora hasta su existencia, etc.  

4/10
Supergirl

2015 | Supergirl | Serie TV

Las andanzas de la superheroina que en la Tierra es conocida como Kara Danvers, que fue enviada con 12 años a nuestro planeta antes de que Krypton estallara en mil pedazos para custodiar a su primo Superman, entonces un bebé, también conocido como Clark Kent, pero que atrapada en una nebulosa temporal, llegó con años de retraso y sin misión que cumplir. De modo que con una familia adoptiva, ha vivido anónimamente en National City, y ahora trabaja como asistente de Cat Grant, la jefa de un gran conglomerado mediático, CatCo. Acabará desengrasando sus superpoderes, y será Supergirl, la chica que cuida de National City, igual que Superman hace lo propio con Metrópolis. Colabora con una agencia supersecreta del gobierno, que trata todo lo relacionado con alienígenas, y donde trabaja su querida hermana adoptiva Alex. Y anda enamoradita del fotógrafo James Olsen, que antes solía colaborar con Clark Kent, y ahora, con rostro afroamericano, echa una mano a Supergirl. También anda por ahí Winn Schott, empresario tecnológico que confía más en lo que logra la ciencia que en las andanzas de una superheroína que a veces puede tener, literalmente, las baterías agotadas. Adaptación del cómic de DC creado por Jerry Siegel y Joe Shuster. Entre los responsables de la serie figura Greg Berlanti, que ha estado detrás de la serie Everwood, donde se describían con pelos y señales lazos familiares y dramas que invitaban a la lágrima, más otras de superhéroes como Arrow y The Flash. Aquí el tono de la narración quiere atraer de modo claro al público "teen", adolescentes que arrastran ciertas inseguridades mientras tratan de madurar para ingresar en la edad adulta, y que pueden verse reflejados en Kara, chica llena de buenas intenciones, pero que a veces usa sus superpoderes con torpeza, o se asombra de que la opinión pública no simpatice en ocasiones con ella; también sus cuitas sentimentales, o subtramas como el chaval que está encandilado por ella, pueden interesar al público más joven. De intento se evitan los planteamientos oscuros, y quizá por eso el espectador más exigente puede encontrar a Supergirl un tanto convencional. Pero su planteamiento blanco la convierte en un producto la mar de atractivo para jovencitos y jovencitas. Melissa Benoist supone una buena elección para la protagonista, porque tiene el punto naïf y encantador requeridos, mientras que Calista Flockhart encaja bien como su jefa.

6/10

Últimos tráilers y vídeos