IMG-LOGO

Biografía

Riki Lindhome

Riki Lindhome

41 años

Riki Lindhome

Nació el 05 de Marzo de 1979 en Coudersport, Pennsylvania, EE.UU.
Filmografía
Puñales por la espalda

2019 | Knives Out

Tras la celebración de su 85 cumpleaños, Harlan Thrombey, editor, escritor, millonario y cabeza de un gran clan familiar, muere aparentemente por suicidio en su gran mansión campestre de Kentucky, en Estados Unidos. Todos los familiares y el personal de servicio quedarán impactados con la noticia, pero la situación se hará más desagradable aún cuando tras el entierro dos agentes de policía y el enigmático investigador Benoit Blanc se presenten en la mansión para dilucidar con sus pesquisas la verdadera causa del deceso. El director Rian Johnson entrega una película la mar de entretenida. Tras comenzar su andadura con la notable Brick, el director de Maryland ha ido labrándose poco a poco una filmografía muy apañada, en donde el cuidado del guión es una de las señas de identidad. Precisamente aquí da muestras de gran maestría a la hora de manejar a un variado grupo de personajes, de captar la atención a base de diálogos, preguntas y respuestas, de sembrar la duda con verdades a medias, generando todo tipo de sospechas secretas entre los miembros del clan y dosificando siempre la información de modo natural (esas conversaciones en el despacho del muerto). Que duda cabe que el argumento, la ambientación y las indagaciones del investigador en medio de una amplia familiar en donde abunda el lujo, el dinero y los rincones ocultos son elementos deudores de las historias de Agatha Christie o de los episodios televisivos protagonizados por Jessica Fletcher (hay de hecho un homenaje explícito a Se ha escrito un crimen), pero Johnson demuestra ser un más que digno discípulo. Y como un guiño argumental que pulula por toda la trama, se permite además dar una vuelta más de tuerca al crear mágicamente una intriga donde aparentemente no la hay, pues el espectador sabe muy pronto las circunstancias que han rodeado la muerte del jefe de familia. Sin embargo, por encima de todo, Puñales por la espalda es una deliciosa y ligera charada, rodada con encanto y estilo, en donde el humor, siempre presente, es además protagonista en numerosas ocasiones. Ya sólo la ocurrencia de que uno de los personajes principales no pueda mentir sin generar en su organismo el acto reflejo de una aparatosa vomitona demuestra ser una idea tan brillante como estrambóticamente divertida, pero el director va más allá y la convierte en humorística ocasión de vertebrar varios momentos de la trama. Las interpretaciones son perfectas, tanto que a veces se echan de menos más minutos para el reparto coral (es el caso de una genial Jamie Lee Curtis, por ejemplo, o del colosal nonagenario Christopher Plummer). Y entre todos es justo destacar a los dos ejes principales del asunto: una Ana de Armas que seguramente firma el mejor papel de su carrera hasta la fecha y un hilarante Daniel Craig en estado de gracia. Se ve que quiere deshacerse de James Bond a marchas forzados y se lo ha pasado bomba rodando a las órdenes de Johnson.

7/10
Lo que esconde Silver Lake

2018 | Under the Silver Lake

Una de esas películas que nacen con ínfulas de poder ser catalogadas como "de culto", cuando sólo encierra la nada, envuelta en estilosa cinefilia, exhibicionismo enfermizo y ganas de escandalizar. La dirige David Robert Mitchell, que ya firmó It Follows, que se movía guiada por parámetros semejantes. Sam vive en una urbanización de Los Ángeles, suponemos que tal vez se instaló ahí con deseos de triunfar en el mundo del cine –su casa está empapelada de carteles de películas–, pero se pasa todo el día espiando a su madurita vecina semidesnuda o practicando otras actividades sexuales. Un día le llama la atención una nueva vecina, la exuberante y encantadora Sara, que ha llegado con su perrito. Pero de la noche a la mañana ella desaparece junto a todo el mobiliario de su casa, lo que resulta tremendamente raro. Como anda suelto por el barrio un asesino de perros, tal vez ambos hechos estén relacionados. Además, a Sam le ha llamado la atención un cómic de un autor local, que habla del tema, de modo que concierta una entrevista con el bizarro individuo. Mientras, anda obsesionado también con un grupo musical llamado "Jesús y las novias de Drácula", convencido de que sus letras encierran extraños mensajes codificados. Y como telón de fondo, a un millonario magnate de Hollywood también le ha ocurrido algo extraño. Rodada en gran parte con objetivos cortos y grandes angulares, y acompañada gran parte de su excesivo metraje con música que se supone intrigante, la película es un verdadero despropósito sólo apto para amantes de propuestas descacharrantes, batiburrillo de elementos conspiranoicos inconexos. Quiere ser una intriga postmoderna, como una Charada pasada de rosca, e incluso un Terciopelo azul pasado de rosca, si me apuran, pero no tiene la gracia, el talento, el magnetismo necesarios. De modo que con pasajes que podemos calificar benévolamente como irreverentes, desnudos y sexo gratuitos, e incluso algún momento salvaje de gore, ahí tenemos a Andrew Garfield con aspecto de colgado todo el tiempo, no se nos ahorra ni la inevitable broma del cineasta sin ideas del guiño a Spider-Man. Es una pena, porque da la impresión que con con la cabeza un poco mejor asentada, Mitchell podría tener algo que ofrecer, pasajes como la visita a la casa del magnate de la discográfica apuntan en esa dirección, aunque su resolución a guitarrazo limpio, no invitan a que alberguemos demasiadas esperanzas para el futuro.

3/10
La cuarta esposa

2013 | Escape from Polygamy

Una viuda se casa con un líder espiritual de una secta y pasa a ser su cuarta esposa. La situación se complica cuando su hija Julina se enamore del hijo del lider, una relación prohibida dentro de su religión. Además, el líder elegirá a la joven para casarse con ella. Telefilm que explota correctamente una situación dramática y un poco rocambolesca con muchas dosis de romanticismo. Las cuitas de las mujeres tienen su interés gracias a una buena dirección de Rachel Goldenberg y que los intépretes hacen un buen trabajo.

4/10
Mucho ruido y pocas nueces, según Joss Whedon

2012 | Much Ado About Nothing

Adaptación de la obra de William Shakespeare, rodada en apenas 10 días en el tiempo de descanso del que disponía Joss Whedon entre la filmación de Marvel Los Vengadores y su inmersión en la fase de postproducción. Coproducida con su esposa Kai Cole, ambos decidieron demostrar su amor por la obra del genial dramaturgo reuniendo a un grupo de amigos para el reparto, vistiéndolos con atuendo contemporáneo, y utilizando como set la propia casa con jardín del matrimonio, diseñada por Kai , que es arquitecta. De este modo rodaron en blanco y negro, y actores bastante desconocidos pero competentes, que han hecho sobre todo televisión, y en algún caso, como el de Jillian Morgese, estrenándose en la interpretación fílmica. Whedon, además de la adaptación y la dirección, ha compuesto la banda sonora y se ha ocupado del montaje. Así, seguimos las cuitas amorosas de Beatrice y Benedick, ambos de afilada lengua y eternos reproches mutuos, a los que sus amigos se han empeñado en emparejar. Y las de Claudio y Hero, que empiezan con una proposición de matrimonio aceptada gracias al buen hacer de don Pedro de Aragón con Leonato, el padre de ella, pero que se enredan por las intrigas de don Juan y sus compinches, que simulan una supuesta vida disoluta de Hero. Mucho ruido y pocas nueces, según Joss Whedon es una película que demuestra dos cosas. El valor perenne de la obra de Shakespeare, con sus consideraciones sobre el amor, la confianza, la lealtad y la fidelidad, y el perfecto entramado de los enredos, que sigue funcionando en cualquier contexto. Y que Whedon, a la hora de componer su trabajos de superhéroes y vampiros, tiene una base clásica sólida, que explica lo cuidado del perfilado de personajes y situaciones en su obra original como cineasta y creador de series televisivas. El film se sigue con enorme interés, conserva su frescura a pesar de que la decisión de vestir a los personajes con ropa actual saca un poco de la trama al espectador, hablar de don Pedro de Aragón en una casa de los Ángeles no puede dejar de despistar un poco. Los actores están muy bien, y el equilibrio entre drama y comedia está cuidado, incluidos los personajes cómicos, aquí transformados en policías.

6/10
La última casa a la izquierda

2009 | The Last House on the Left

El director griego Dennis Iliadis –que sólo había dirigido en su país natal la desconocida Hardcore– debuta en el cine estadounidense con este remake de una cinta de terror de 1972. Iliadis ha contado con un presupuesto muy superior al de la cinta original, que supuso el debut de Wes Craven, posteriormente artífice de Pesadilla en Elm Street o Las colinas tienen ojos (1977), también versionada recientemente. Contó además con la producción de Sean S. Cunningham, que después sería el director de Viernes 13. Aunque no sigue el film original al pie de la letra, el argumento se parece bastante. Mari y Paige son dos jóvenes que aceptan la invitación de un desconocido, que les lleva a su habituación de un motel, a fumar marihuana. Pronto irrumpen en el lugar, el padre del muchacho, y sus dos acompañantes, un grupo de peligrosos psicópatas que secuestran a las dos chicas. Éstas son expuestas a todo tipo de brutalidades, violadas y finalmente dadas por muertas. El grupo de psicópatas acaba refugiándose en un caserón –la última casa a la izquierda– que pertenece desde hace poco tiempo al doctor John Collingwood, padre de Mari, una de las dos víctimas. Aunque lógicamente es un film muy distinto, el original de Craven tiene muchos puntos en común con la muy superior El manantial de la doncella, de ambientación medieval, donde una muchacha era asesinada por tres tipos que se escondían en el hogar de sus padres. El tema central de Bergman y Craven era la venganza, si bien en esta ocasión estamos ante una historia de supervivencia, pues los protagonistas apenas tienen tiempo de hacer otra cosa que intentar escapar como sea. Esto propicia secuencias de gran tensión, muy bien rodadas por el prometedor Iliadis, que aterroriza sobre todo en los momentos en los que las dos chicas son despiadadamente vejadas por sus captores. Tiene a su servicio a actores convincentes, especialmente Tony Goldwyn _el malo de Ghost– que aquí es el doctor bueno, y Monica Potter, la actriz de La hora de la araña, que encarna a su esposa. Pero también es cierto que este remake se excede a todas luces en violencia descarnada hasta tal punto que supera en crudeza al original de los sangrientos Craven y Cunningham –aquí en labores de producción–. Aún quienes sepan que están ante un film de tono salvaje se sorprenderán ante la secuencia del triturador de basura, o con la innecesaria secuencia final, una de los más bestias que se recuerdan.

4/10
Una novia para dos

2008 | My Best Friend's Girl

Tank es un joven que saca un dinerillo extra desempeñando un peculiar trabajo: los hombres despechados lo contratan para que quede con sus “ex” y se encargue de que tengan la peor cita de la historia. Arrepentidas por haber dejado a su anterior pareja, los llaman entre lágrimas para volver con ellos después del fiasco de cita que acaban de tener. Dada su eficacia para reventar citas, Dustin –amigo íntimo de Tank– contrata sus servicios para que Alexis, la chica de sus sueños, vuelva a sus brazos. Pero, como es de suponer, la cita no saldrá como estaba previsto. La idea de partida es bastante original, y hay que reconocer que algunas de las ocurrencias de Tank para hacer que la cita sea “inolvidable” son de lo más divertido, como su sistema para evitar que el volumen de la radio moleste. Pero el tono de la película resulta muy soez y se vuelca en demasía en el componente sexual. Todo gira en torno al sexo, del que se habla sin tapujos, con todo tipo de barbaridades al respecto. También es cierto que estas bromas, que a muchos les resultarán pasadas de rosca, tienen más gracia que las que suelen aparecer en las comedias tipo Dos colgados muy fumaos. Así, esta película puede relacionarse en cierta medida con American Pie – no sólo por la presencia de Jason Biggs, que encarna al personaje que menos llena de la historia–, pero hay que reconocerle un algo de ingenio que brilla por su ausencia en el tipo de películas citadas. Como colofón de la pasada de rosca, está el personaje del padre de Tack, al que da vida Alec Baldwin, un absoluto obseso sexual. Por su parte, Tack comparte muchos rasgos con su padre, aunque como su mismo progenitor dice “afortunadamente te pareces a tu madre”. Dicho esto, no hay que olvidar que se trata de una comedia romántica, y como tal tiene elementos básicos del tipo “Tack es un indeseable pero con un gran corazón”, o “la importancia del amor verdadero”. Dentro de estos tópicos destaca la pequeña reflexión que se hace sobre si merecemos o no a la persona amada, si nos conocemos realmente y si cambiar es tan sencillo como puede parecer.

4/10
Pulse

2006 | Pulse

A rebufo de grandes éxitos como The Ring (La señal) o El grito –versiones americanas de películas japonesas–, los hermanos Bob y Harvey Weinstein producen este nuevo producto de terror, basado en el original nipón Kairo (2001). Y para asegurar el impacto mediático trae la vitola de estar coescrito por Wes Craven, uno de los grandes nombres del género. La historia narra cómo misteriosamente comienzan a producirse unos horribles suicidios entre los estudiantes de un campus universitario. El detonante parecen ser las conexiones de Internet y una frase que se repite en las pantallas: "¿Quieres ver un fantasma?". Y, efectivamente, unos espectros se dedican a absorberle la vida –al más puro estilo del Imothep de La momia– a todo pardillo que esté "conectado" de algún modo, incluso con un mísero móvil. Como se ve, la cosa no tiene ni pies ni cabeza, y recuerda a MiedoPuntoCom, otra película absurda que jugaba a los crímenes con internet de por medio. El director Jim Sonzero parte de un planteamiento tan inverosímil y ridículo que si logra interesar algo al espectador tendría que darse por satisfecho. La puesta en escena es poco original –campus desérticos, tonos fríos, azulados, ordenadores por doquier, pasillos oscuros, días nublados– y el guión cae en simplismos de receta de terror, con sustitos, ruiditos, imágenes reflejadas, pesadillas, etc., que, por otra parte, tienen lógicamente su eficacia. Y, por supuesto, la protagonista es una rubia de buen ver, como lo fueron en su día Naomi Watts y Sarah Michelle Gellar, pero desgraciadamente Kristen Bell no tiene el mismo gancho.

3/10
Million Dollar Baby

2004 | Million Dollar Baby

Con 74 años, Clint Eastwood sigue en plena forma creativa. Sin dormirse siquiera un momento en los laureles de su anterior film, el aplaudido Mystic River, vuelve a entregar otro que ha acaparado siete nominaciones a los Oscar, de los que ha materializado cuatro, película, director, actriz principal y actor de reparto. Y no sólo dirige con mano firme y ritmo sobresaliente su mejor título desde Sin perdón, sino que entrega una magnífica interpretación. El guión de Paul Haggis toma elementos de los relatos de boxeo de F.X. Toole, reunidos en el libro Rope Burns. Stories from the Corner. Principalmente del que da título a la película, pero también de otro llamado Agua helada (allí aparece Scrap, el personaje del narrador, y el enclenque pero voluntarioso boxeador llamado Peligro). Y aunque ambientada en ambientes pugilísticos, estamos sobre todo ante la historia de un tipo, Frankie Dunn, un entrenador de boxeo que por razones innombradas ha perdido el amor de su hija. La llegada a su gimnasio de Maggie Fitzgerald, una joven terca y decidida, que sueña con triunfar en el ring, le ofrece la oportunidad de poner en marcha una suerte de amor paterno. Cuando este amor reencontrado se halla en peligro, Frankie se ve en una disyuntiva moral que le puede hundir en el más profundo de los abismos. La película fluye con enorme naturalidad. La voz en off del personaje de Morgan Freeman, un completo acierto, se justifica del todo en el desenlace, con una función semejante a la que tenía en Cadena perpetua. La armonía es total entre las imágenes de entrenamientos y combates, y los diálogos y silencios necesarios para ahondar en los puntos fuertes y en las heridas profundas de los personajes. Uno de ellos, el torpe púgil Peligro, ofrece el necesario y casi único contrapunto cómico de esta amarga película, aunque tenga también un deje de patetismo. La soledad de Maggie (estupenda Hilary Swank) queda de manifiesto cuando conocemos a su familia, lo que refrenda la percepción de que en Frankie ha encontrado un padre. Eterno fatalista, Eastwood insiste en la idea de que, con harta frecuencia, los mejores planes acaban torciéndose. Pero hay que reconocerle que no hace trampas con el espectador. Cuando uno de los personajes expresa su deseo de morir, el director juega con todas las cartas sobre la mesa. No estamos, ni mucho menos, ante un eco de Mar adentro, tampoco en el ponderado retrato de un sacerdote católico que tiene calado a su feligrés, y que sabe que su gran ‘tema’ es su hija y no ciertas disquisiciones teológicas de las que le gusta charlar. El final de la película de Eastwood atrapa casi a la letra, pero con imágenes, las últimas palabras del relato de Toole: “Con sus zapatos en la mano, pero sin su alma, [Frankie bajó en silencio la escalera de atrás y se marchó, con los ojos tan secos como una hoja agostada.”

8/10

Últimos tráilers y vídeos