IMG-LOGO

Biografía

Rob Simonsen

Rob Simonsen

Rob Simonsen

Filmografía
The Way Back

2020 | The Way Back

Tras un desgraciado suceso, la antigua promesa del baloncesto Jack Cunningham, que ahora trabaja como obrero de la construcción, ha caído en desgracia. Tras separarse de su mujer, malvive solo en un apartamento y ahoga sus penas en cerveza, hasta el punto de que no puede dejar de beber ni en la ducha. En esta coyuntura, el director del instituto católico en el que estudió le pide que se convierta en entrenador del equipo de baloncesto, que no logra buenos resultados desde su marcha. Tras pensárselo muy bien decide aceptar el reto. Gavin O’Connor dirigió un modélico film de superación personal en el deporte, El milagro, de 2004, centrado en el mundo del hockey. Esta vez aborda un proyecto que a primera vista parece similar, salvo porque se desarrolla en el mundo del baloncesto, pero que sorprende porque encubre señas de identidad propias. En primer lugar, Ben Affleck realiza la que quizás sea su interpretación más sentida, pues como su personaje ha luchado para librarse del alcoholismo, por lo que logra transmitir una enorme sinceridad. Por otra parte, el guión de Brad Ingelsby parte del típico esquema de este tipo de películas, pero pone mucho el acento en las dificultades para salir del bache del protagonista, y se encamina a derroteros un poco inesperados en su tramo final. Se abordan muy bien otras cuestiones, como el dolor que provoca la enfermedad infantil, o el compromiso de los educadores que buscan convertir a sus alumnos en adultos con principios. El realizador ha filmado secuencias realistas de las competiciones, y consigue de sobra que el espectador se interese por la historia. Affleck está arropado por otros actores que sin destacar demasiado, al menos no desentonan, como Janina Gavankar, esposa del protagonista, o el joven Brandon Wilson, único de sus pupilos que tiene entidad en el libreto y un mínimo de conflicto, ya que el resto de componentes del equipo quizás estén un poco descuidados.

6/10
Stargirl

2020 | Stargirl

Leo Borlock, adolescente aficionado a coleccionar corbatas, se mudó a una localidad de Arizona tras la muerte de su padre, que aún no ha logrado superar. En el instituto, se enamora hasta las trancas de una recién llegada, que dice llamarse Stargirl. El día del cumpleaños de Leo, ella se acerca a su grupo de amigos en la cafetería y le dedica una canción. Hasta ha adivinado misteriosamente su nombre. Catherine Hardwicke, responsable de filmes sobre jóvenes como Thirteen y Crepúsculo, ejerce como productora ejecutiva en éste, dirigido por la desconocida Julia Hart (Fast Color). Adapta la novela homónima de Jerry Spinelli, gran éxito de ventas al que puede achacársele que repite clichés de los relatos juveniles que no se han logrado disimular en la adaptación cinematográfica. Le falta brillantez, en diálogos y puesta en escena, y la relación entre los protagonistas no resulta demasido creíble. Pese a todo, tiene interés, por su tono romántico y optimista, y porque trata temas muy humanos, como el primer amor, la superación del dolor o la búsqueda de la identidad. Aunque cuenta con jóvenes actores casi todos insulsos, demuestra su carisma la joven Grace VanderWaal, ganadora de una de las ediciones del programa televisivo “America's Got Talent”, de voz prodigiosa.

5/10
Nación cautiva

2019 | Captive State

Diez años después de que la Tierra haya sido sometida por una fuerza extraterrestre, la sociedad humana se divide en disidentes y colaboracionistas. En la ciudad de Chicago un grupo de jóvenes busca sobrevivir y recuperar su identidad, pero no lo tendrá fácil.

Con amor, Simon

2018 | Love, Simon

Simon Spier, estudiante de secundaria de Atlanta, no ha dado a conocer su homosexualidad, ni a sus padres, Emily y Jack, ni a su pequeña hermana, Nora, ni a sus inseparables amigos, Nick, Leah y la recién llegada Abby. Pero empieza a intercambiar mails anónimos con un compañero del instituto que ha confesado ser gay en un blog online. En la biblioteca pública, otro chico, Martin, lee por accidente los correos, cada vez más íntimos, circunstancia que aprovecha para chantajear a Simon, de cara a que le ayude a conquistar a Abby. Adaptación de la novela “Simon vs. the Homo Sapiens Agenda”, de Becky Albertalli, dirigida por Greg Berlanti, asociado sobre todo a series televisivas como Everwood, Arrow y The Flash. Ha sido bien recibida por la comunidad LGBT, pues supone un paso más allá en la ‘normalización’ del cine de homosexuales, pues un gran estudio, Fox, ha colocado a uno como protagonista de lo que vendría a ser la típica comedia romántica para adolescentes. Recuerda sobre todo a las películas sobre inadaptados dirigidas por John Hughes en los 80, como La chica de rosa, y El club de los cinco, donde los protagonistas buscaban su propia identidad, aquí con un personaje central que tendría una sexualidad diferente. Por tanto, Con amor, Simon, hereda los defectos de éstas, básicamente propensión al ‘sentimentalismo’ facilón, ligereza premeditada, tópicos a mansalva y exceso de giros, a veces poco creíbles (¿hace falta extorsionar al protagonista para recibir su ayuda, no resultaría más eficaz pedírselo?). Pero también las virtudes, como personajes con una enorme capacidad para que el público más joven se sienta identificado (casi todos chicos en busca del amor de su vida) o tratamiento de temas de actualidad, en este caso el lado oscuro de las redes sociales. Hasta sus detractores reconocerán que tiene un buen reparto, encabezado por el joven Nick Robinson, que triunfó con Jurassic World. Le apoyan nuevos valores y los veteranos Josh Duhamel (padre con arco de evolución amplio) y Jennifer Garner, a la que le corresponde un discurso materno de apoyo total a su hijo, en lo que coincide con el de Call Me By Your Name. Está muy bien resuelto el número musical, que da pie a una escena surrealista.

4/10
Tully

2018 | Tully

La tercera colaboración del director Jason Reitman con la guionista Diablo Cody –antes hicieron Juno y Young Adult–, y la segunda de ambos con la actriz Charlize Theron –Young Adult–, comparte el trío créditos como productores. Sigue a Marlo, una madre desbordada: tiene dos hijos pequeños, Sarah y Jonah, el segundo con una especie autismo, y está a punto dar a luz el tercero. Su marido Drew es un buen tipo, pero algo tranquilo: trabaja con intensidad, y echa una mano con los chavales, pero el peso principal del hogar recae con Marlo. Cuando nace Mia, el snob hermano de Marlo, Craig, le ofrece un regalo original: una niñera para las noches, así los padres, y sobre todo Marlo, podrán conciliar el sueño. Y en efecto, la llegada de la singular Tully va a suponer un cambio importante en la vida de Marlo. La trama concebida por Cody tiene su punto de gracia, aunque también puede resultar desconcertante. Lo que resulta innegable es que plantea de modo original ideas de calado, acerca de la importancia de buscar la cohesión del hogar, con la conciliación de familia y trabajo, donde ambos progenitores han de procurar la complicidad y el equilibrio, para que ninguno de ellos –y sobre todo la mujer, a la que toca casi siempre llevar más peso– se rompa; no bastan las propias fuerzas, por poderosas que sean. Y para ello sirven las cualidades de Tully, que parecen casi mágicas o sobrenaturales, como si un buen ángel de la guarda o una sirena –un motivo recurrente del film como subtexto– se hubiera compadecido del estrés casi insoportable de Marlo, hasta pasearse por el mundo de los mortales y así prestar su valiosa ayuda. Esto permite además desarrollar muy bien los rasgos de los personajes, con frases muy agudas, como las de Marlo, que afronta los agobios con su particular sentido del humor. Además de algunos cuidados personajes secundarios –el marido, el hermano y la cuñada de Marlo, más los niños–, se presta atención sobre todo a las dos mujeres protagonistas, Marlo y Tully. En tal sentido, Charlize Theron hace un magnífico trabajo, más difícil lo tiene Mackenzie Davis, por su desconcertante aura; aunque sirve para los propósitos argumentales, mostrar la paulatina evolución de ambos personajes, que se van aproximando, y permiten deslizar la arriesgada sorpresa final. Es una lástima que ésta caiga de un modo algo abrupto, pero sirve para entregar la moraleja condensada en el plano final, padre y madre junto de espaldas en la cocina, compartiendo las tareas del hogar.

6/10
El candidato

2018 | The Front Runner

Ascenso y caída del senador demócrata por Colorado Gary Hart, que apuntaba maneras como posible candidato a la presidencia en 1984, aunque le ganó la mano el fallido Walter Mondale, y luego ya mucho más sólidamente en 1988, cuando era el favorito a disputar la presidencia al entonces vicepresidente George Bush. Un escándalo de faldas acabaría con sus posibilidades para llegar a la Casa Blanca, y este film intenta ser un relato minucioso de lo ocurrido. Gracias por fumar es seguramente el film más político en que ha estado involucrado Jason Reitman, y no le salió mal la jugada de describir cómo se defienden algunas industrias de la mala imagen que proyectan. Aquí se basa en un caso real, y el resultado es algo insulso, muy lejos de la energía que destilan otros filmes coetáneos sobre las luchas de poder, como La favorita y El vicio del poder. Se agradece el esfuerzo por la contención en lo que podía ser escabroso, y la objetividad a la hora de reflexionar acerca de cómo los errores de la vida personal pueden afectar al servicio público, la falta de sentido moral y el puritanismo, los límites del periodismo de investigación, qué es lo relevante y qué es basura, y el respeto a la privacidad. Tal vez sea esta sobriedad la que acaba pasando factura al film, desgraciadamente vivimos tiempos en que prima el amarillismo o lo excesivo; o tal vez, la historia no da, simplemente, para una película; pero sea como fuere, el espectador verá con frialdad las cuitas del protagonista –un Hugh Jackman antipático cuando se niega a hablar de sus "vergüenzas" ante la opinión pública–, o las actitudes de la esposa Lee –Vera Farmiga– y la presunta amante Donna Rice –Sara Paxton–; igualmente la relación con la hija Andrea queda reducida a un par de apuntes inconexos –comprensión hacia lo que se apunta como una relación lésbica, y la decepción de un papá idealizado–. De modo que con lo que más puede empatizar el público es con la maquinaria electoral y los periodistas –con un buen plantel de actores–, pero incluso los segundos están algo desdibujados, hasta parecer leves caricaturas de lo que se supone que es un chico de la prensa, por ejemplo en sus conversaciones añorando tiempos en que no metían sus narices en las camas de los políticos.

5/10
Fast Color

2018 | Fast Color

Un golpe con estilo

2017 | Going in Style

Mientras Joe le echa en cara a un empleado las condiciones engañosas de la hipoteca de la casa donde vive con su hija y su nieta, unos atracadores irrumpen en la sucursal bancaria, desvalijando la caja. Poco después descubre que su antigua empresa le ha congelado el plan de pensiones, por los que propone a sus dos mejores amigos,Willie y Al, jubilados en su misma situación, un plan para dar un golpe, semejante al de los ladrones a los que ha visto actuar. Remake del film homónimo, al menos en lo que respecta al título original, Going in Style, de 1979, lograda comedia dramática al servicio de tres grandísimos veteranos de entonces, George Burns, Art Carney y Lee Strasberg. Aquí les sustituyen otros tantos actores maduros, que han logrado sortear el convertirse en viejas glorias desempleadas, pues pese a su avanzada edad Michael Caine (en la trilogía de Batman), Morgan Freeman (Ben-Hur) y Alan Arkin (Argo) ejercen habitualmente como secundarios de lujo. Juntos reúnen el talento suficiente como para levantar un guión convencional, pese a haber sido revisado por Theodore Melfi, autor de la memorable St. Vincent. Éste cuenta al menos con la suficiente dosis de crítica social, pues denuncia el trato injusto a la tercera edad, en el caso concreto de Estados Unidos, donde el que no tiene un plan privado de pensiones está perdido. También se pone en solfa la poca claridad hacia sus clientes de algunos bancos, que maquillan los datos a la hora de explicar un producto financiero a quienes lo desconocen por completo, o por su edad parecen fáciles de engañar. Resulta sencillo que el espectador se ponga en su contra, sintonizando con los ladrones, por lo que se pasa por alto que la realización de Zach Braff (Algo en común), no pase de correcta. Al excepcional trío de ases que encabeza el reparto le acompañan profesionales de categoría, como el cada vez más olvidado Matt Dillon, el siempre resultón Christopher Lloyd, doctor de Regreso al futuro, y hasta la legendaria Ann-Margret, en un papel breve, pero que permite recordar el buen hacer de la inolvidable hija de Bette Davis en Un gángster para un milagro.

6/10
Father Figures

2017 | Father Figures

Un don excepcional

2017 | Gifted

En un pueblecito costero de Florida, Frank Adler lleva una existencia sencilla junto a Mary, la pequeña de la que se hace cargo, con la ocasional ayuda de Roberta, una vecina. Cuando la niña se incorpora a la escuela, su maestra, Bonnie, se queda sorprendida por su increíble talento para las matemáticas. Todo indica que se trata de una superdotada, por lo que aconseja a Frank que la traslade a una escuela especial. Éste se niega rotundamente, pero entrará en escena la abuela, con un plan completamente opuesto. Tanto el realizador, Marc Webb, como el protagonista, Chris Evans, parecen estar huyendo de los superhéroes; el primero dirigió The Amazing Spider-Man y The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro, el segundo ha sido La Antorcha Humana y el Capitán América. Aquí se unen para contar otra historia de habilidades especiales, pero sin elementos fantásticos, y añadiendo una interesante vuelta de tuerca, pues se defiende el derecho del ser humano a no destacar, para llevar una vida normal. Se denuncia el peligro de que los jóvenes con un talento excepcional sean víctimas de quien quiera aprovecharse de ellos, no siempre por dinero, en ocasiones por pura vanidad, lo que trae consigo que no maduren de forma correcta, jugando con otros niños o pasando momentos en familia. No se trata de un film estereotipado, la postura contraria está bien defendida por la abuela, gracias a un buen trabajo de la veterana escocesa Lindsay Duncan (Birdman), cuyo personaje esgrime sólidos argumentos. Al fin y al cabo, los grandes problemas de las matemáticas se han ido resolviendo gracias a personas con una inteligencia superior. De esta forma, sería una irresponsabilidad no cultivar el potencial de cada uno, aprovechando los recursos del sistema educativo. Se trata de dejar pensar al espectador, no darle todo mascado, como se puede comprobar en la mejor secuencia, cuando la chavala pregunta a su tutor por la existencia de Dios al atardecer. Se nota que Chris Evans se siente identificado con su personaje, que busca una vida mundana, al igual que él necesitaba una oportunidad fuera del universo Marvel, y destila química natural con la pequeña McKenna Grace, que ya fue hija de Kiefer Sutherland en Sucesor designado. A Octavia Spencer no le hace falta ni despeinarse para aportar la función de consejera sabia, aunque se la desaprovecha, el carismático gato tuerto tiene más secuencias que ella, y cumple Jenny Slate (Parks and Recreation) como profesora bienintencionada. No se trata de un film extraordinario y redondo, se han visto numerosas historias similares en la pantalla, pero Webb recupera parte de su don, la frescura esgrimida en su primer film, (500) Días juntos, que parecía haber perdido por la tiranía del mainstream.

7/10
Canción de Nueva York

2017 | The Only Living Boy in New York

Tras sus dos incursiones en el blockbuster con The Amazing Spider-Man y The Amazing Spider-Man 2: el poder de Electro, el realizador Marc Webb ha regresado a un cine más intimista con Un don excepcional, y esta cinta de iniciación amorosa juvenil, con puntos en común con (500) días juntos, su brillante debut. Tiene como protagonista a Thomas Webb, que se llama así no como referencia al director, sino que por lo visto se pretende homenajear a Charles Webb, autor de la novela en la que se basó El graduado, de temática similar, de hecho, este personaje acaba de graduarse, por lo que busca ocupación. En realidad quiere ser escritor, pero se opone su dictatorial padre, al frente de una potente editorial, que le consigue una cita con una solicitada orientadora, para asesorarle a este respecto. Mientras trata de conquistar a Mimi, la chica de sus sueños, descubre que su progenitor mantiene una aventura extraconyugal con una mujer con la que el chico también acaba liándose. Le confesará tan estrambótica historia a un enigmático vecino, un hombre maduro y desaliñado. Aborda las relaciones familiares, y la necesidad de encontrar apoyo, de abrirse a otras personas, pero los personajes resultan un poco lejanos tal y como están descritos; no ayudan los insulsos diálogos del guionista Allan Loeb (La era del rock). Les da algo de vida un ilustre plantel de actores, sobre todo roba la función Jeff Bridges, por su enorme carisma, pero están muy bien escogidos también los padres, Pierce Brosnan y Cynthia Nixon, o la amante, Kate Beckinsale, así como el joven actor principal, Callum Turner, que hasta ahora ha desarrollado su carrera como secundario. Y Webb dirige con frescura, lo que al menos logra que se visione con cierto agrado.

5/10
The House of Tomorrow

2017 | The House of Tomorrow

Amigos por siempre

2017 | The Upside

Remake del exitoso film Intocable del dúo francés Olivier Nakache-Eric Toledano, que a su vez se inspiraba en un caso real, la relación entre Philippe Pozzo di Borgo and Abdel Sellou, un cuadrapléjico anclado en su silla de ruedas y su improbable ayudante negro. Aquí se mantiene en líneas generales una gran fidelidad al original, aunque americanizando la historia con el telón de fondo de Nueva York, el ambiente de lujo de Manhattan, y de las galerías de arte, y metáforas de béisbo. Pero por supuesto, lo principal es el armazón argumental. Un millonario en silla de ruedas, Phillip, viudo, amargado por su situación; y un afroamericano, Dell, en libertad condicional, con problemas familiares, pero que acepta las cosas como vienen y tiene un optimismo a machamartillo. Cuando Yvonne, la eficaz mano derecha de Phillip, está buscando un asistente capaz de aguantarle, y entrevista a decenas de candidatos, el descaro de Dell cae en gracia al tetrapléjico, que lo ficha ante el estupor de ella. Comienza una curiosa relación de extraña pareja, en que uno recupera las ganas de vivir, y el otro va sentando la cabeza. El nuevo director, Neil Burger, mantiene el equilibrio de drama y comedia, con buenos sentimientos, y el trío actoral principal, Bryan Cranston, Kevin Hart y Nicole Kidman, parece que se lo pasan "pipa". Los puristas dirán lo típico de "remake innecesario y bla, bla, bla...", pero al final se trata de versionar una buena historia, como siempre se ha hecho en el arte escénico. Y la cosa funciona.

6/10
Nerve

2016 | Nerve

Adaptación de una novela juvenil de Jeanne Ryan en torno a internet y las redes sociales, cuyos directores no podían estar mejor escogidos. En efecto Henry Joost y Ariel Schulman se dieron a conocer en 2010 gracias al documental Catfish, donde seguían la relación que establecía un hermano del segundo con una chica a través de Facebook. Aquí la pareja de realizadores centra su atención en Venus Delmonico, Vee, una jovencita con personalidad, pero algo cortada, se diría que muy diferente a su osada amiga Sydney. Ello se nota en que no se atreve a decir a su madre que planea dejar el nido e irse a estudiar a CalArts donde le han admitido, pero sobre todo en su reticencia a inscribirse en Nerve, el juego de moda en internet, de dudosa legalidad, y donde Sydney descolla. En Nerve hay jugadores y observadores, y los primeros deben aceptar los desafíos que anónimamente se les proponen, a partir de los datos personales que dan a conocer en las redes sociales. Desde hacer un “calvo” a agarrarse a un autobús mientras uno se mueve sobre patines, cualquier cosa puede ser propuesta; y por supuesto los jugadores más interesantes van sumando seguidores y cuando cuando cumplen los desafíos propuestos reciben suculentos ingresos en sus cuentas bancarias. Contra pronóstico, Vee decide jugar una vez, por probar, y superado el primer desafío se convierte en alguien muy popular en Nerve, y en su andadura le ayuda Ian, otro atractivo jugador. Joost y Schulman demuestran tener un don para plasmar en imágenes las razones que llevan a tantas personas a la adicción a las pantallas: combatir el aburrimiento, anhelo de emociones fuertes, deseo de notoriedad y reconocimiento social, etcétera. Y al pintar un ambiente juvenil, muestran los clásicos celos entre amigos, la timidez e inseguridad que asoman con frecuencia, el disimulo y falta de confianza con los padres, y también el superficial atractivo por el lujo y lo prohibido. Nerve no pretende ser un sesudo análisis las nuevas tecnologías ni un estudio sociológico juvenil, pero algunas ideas sobre estas realidades apunta con una trama entretenida y servida a buen ritmo, que tiene el problema de no saber acabar, el modo en que todo se resuelve, aunque parece que se ha meditado, resulta algo simplón. Funciona bien la pareja protagonista, Emma Roberts y Dave Franco, y también los juveniles secundarios, mientras que la madre Juliette Lewis resulta un personaje demasiado desdibujado.

6/10
Mañana empieza todo

2016 | Demain tout commence

Samuel, mujeriego incorregible, recibe la visita de una antigua amante, que antes de poner pies en polvorosa le endosa a Gloria, la hija de ambos cuya existencia él desconocía. Viajará con urgencia a Londres para intentar encontrarla, pero al no conseguirlo iniciará allí una nueva vida, trabajando como especialista de cine, para sacar adelante a la niña… Mientras Hollywood revisa el film que le lanzó a la fama, Intocable, Omar Sy rueda a su vez otro remake, de otra comedia dramática, que al igual que la entrañable historia del tetrapléjico millonario y su cuidador, también obtuvo un éxito sin precedentes en su país de origen, en este caso México. Se trata de No se aceptan devoluciones, escrita, dirigida y protagonizada por Eugenio Derbez, con más entusiasmo que oficio, pero que a pesar de quedarse en un refrito de Kramer contra Kramer, con elementos de La vida es bella, lograba resultar conmovedora por la sinceridad en su retrato del amor paternal. Dirige y coescribe Hugo Gélin, cuyo mayor mérito ha sido ejercer como guionista de La jaula dorada, sobre la emigración portuguesa. Pasa el material original por el filtro de la corrección política gala, lo que significa que la niña nace de una relación interracial, mientras que se ha eliminado la relación homosexual de la madre sin escrúpulos, para crear un gay que milita en el bando de los ‘buenos’, pues se convierte en el mejor amigo del protagonista. En el viejo continente nada puede resultar polémico. Quizás innecesaria para quienes conozcan su origen, a decir verdad tiene un mejor acabado, por lo que tanto sus gags como su giro dramático funcionan con la precisión de un mecanismo de relojería. El actor principal exagera pero logra meterse al público en el bolsillo, demostrando que será una estrella durante mucho tiempo, y está bien secundado por la niña, la debutante en el largometraje Gloria Colston.

6/10
Miss Stevens

2016 | Miss Stevens

Una buena receta

2015 | Burnt

Tras perder el prestigio por culpa de su carácter y sus problemas personales, el chef Adam Jones (Bradley Cooper), pasado un tiempo, abre con su antiguo equipo un nuevo restaurante con el objetivo de alcanzar la perfección y conseguir las tres estrellas michelin.

Ojalá estuviera aquí

2014 | Wish I Was Here

Tras la cancelación de Scrubs, la serie que le ha hecho popular por su papel de médico soñador, Zach Braff afronta su segundo trabajo como realizador, guionista y protagonista, tras la sorprendente Algo en común, que hacía presagiar una carrera a tener muy en cuenta. En Ojalá estuviera aquí, encarna a Aidan Bloom, que a sus 35 años trata todavía de triunfar como actor sin demasiada suerte, por lo que depende del trabajo de su esposa para mantener a sus hijos, cuyos estudios están financiados por el abuelo. Cuando a éste le diagnostican un cáncer, y se ve obligado a dar clases a los chicos él mismo en su casa, Bloom se replanteará su vida. Comparte con su ópera prima el tema central, los puntos de inflexión en la vida, allí a los 20, ahora en los 30 y pico. Pero no logra la misma altura, pues mientras que la primera parecía tener como modelo el tono cómico-dramático de Woody Allen, en Ojalá estuviera aquí el referente parece ser el cine producido y dirigido por Judd Apatow, con sus defectos –chistes groseros o políticamente incorrectos, duración desmesurada–, pero también algunas virtudes, especialmente el hecho de que tiene cierto fondo, pues aporta pequeñas reflexiones sobre las relaciones familiares, y la necesidad de evolucionar y madurar. A Ojalá estuviera aquí se le puede aplicar fácilmente el adjetivo “autobiográfico”, pues a ratos Braff parece saber de lo que habla, e interpreta con solvencia al que podría ser su 'alter ego'. Además, demuestra cierto talento para la puesta en escena, así como para dirigir al reparto, con correctas interpretaciones de secundarios como Kate Hudson (la esposa), así como de los episódicos Ashley Greene (una apasionada de los comics y videojuegos), Jim Parsons (el Dr. Sheldon Cooper de The Big Bang Theory, que encarna a un aspirante a actor) y sobre todo del veterano Mandy Patinkin (el jefe de la CIA en Homeland), como progenitor enfermo del personaje central.

5/10
The Spectacular Now

2013 | The Spectacular Now

Miss Sinclair

2013 | The English Teacher

Linda Sinclair (Julianne Moore) es un profesora de inglés soltera que lleva una vida tranquila en Kingston, Pennsylvania. Un día se entera de que Jason Sherwood (Michael Angarano), un antiguo estudiante suyo, el más brillante de todos, ha regresado al pueblo tras fracasar como escritor de teatro en Nueva York, y que está sufriendo la presión de su padre, el Dr. Tom Sherwood (Greg Kinnear), para que abandone su sueño y vaya a la facultad de derecho.

Mistresses

2013 | Mistresses | Serie TV

El camino de vuelta

2013 | The Way Way Back

A Duncan, un chaval de 14 años, le toca pasar el verano con su madre Pam, el novio de su madre, Trent, y la hija de éste, en una zona playera, en una casa conlindante con la de Betty, mujer separada y de volcánica personalidad, madre de dos hijos. En plena crisis adolescente, no lleva bien la separación de sus padres y la nueva figura paterna resulta insoportable por sus nulos esfuerzos en mantener una relación normal. Encontrará un referente paterno inesperado en Owen, empleado de un parque acuático, que le ofrece trabajar como ayudante. Ese entorno en que se encuentra a gusto le irá proporcionando la suficiente confianza para moverse con más soltura en su incómodo hogar. Brillante debut en la dirección de dos actores de comedia poco conocidos, Nat Faxon y Jim Rash –ambos se reservan pequeños papeles en la película–, que ya dieron prueba de su talento como guionistas firmando el libreto de Los descendientes, que les valió el Oscar, y con la que El camino de vuelta mantiene no pocos puntos de conexión. Aquí, de nuevo, la historia es suya. Y el planteamiento alrededor de la familia es muy “indie”, hace pensar en Pequeña miss Sunshine, tal vez por compartir con ese título dos actores, Steve Carell y Toni Collette. Faxon y Rash destacan por armar bien la narración, con sus múltiples personajes, sus trabajadas escenas y sus brillantes diálogos, manteniendo el justo equilibrio entre lágrimas y risas. El dúo escribe bien y resuelve bien en la puesta en escena. Ello para describir con agudeza los problemas a los que se enfrentan tantas familias desestructuradas, cuya carga puede hacerse muy pesada para alguien que se encuentra a las puertas de ingresar en la edad adulta. En tal sentido hay que hablar del gran trabajo de Liam James, conocido sobre todo por la serie The Killing (serie), que sostiene de modo muy meritorio la película, pues siempre se nos ofrece su punto de vista adolescente. Punto de vista dominado por la zozobra y el temor a un mundo que adivina demasiado complejo, a juzgar por los errores que observa en los adultos, incapaces de imprimir un rumbo claro a sus vidas, y que a veces son más críos que sus propios hijos. Todos los personajes que se mueven alrededor de Duncan podrían ser calificados como secundarios, magníficos secundarios. Sobresale Sam Rockwell, maravilloso mentor en el parque acuático, pero también están muy bien Steve Carell y Amanda Peet, a los que le toca caer antipáticos, y Toni Collette y Allison Janney, madres separadas desorientadas, más AnnaSophia Robb la vecina, la jefa del parque acuático Maya Ruldoph, o los propios directores-actores.

7/10
LOL

2012 | LOL

Versión en inglés de LOL (Laughing Out Loud) ®, que tiene detrás a la realizadora Lisa Azuelos, responsable del film original francés de 2008. Sophie Marceau y Christa Theret han sido sustituidas por las archifamosas Demi Moore y Miley Cyrus. El título, LOL, hace referencia a la abreviatura de "Laughing Out Loud", expresión muy utilizada en internet, sobre todo por los más jóvenes. También es el apodo con el que llaman sus amigos a Lola, una joven que rompe con Chad, su novio. Mientras, su madre ha vuelto a retomar en secreto la relación con el progenitor de Lol, del que está divorciada, pero también se siente atraída por un policía. Aunque LOL esté dirigido por la misma persona, que introduce pocos cambios, la trama ha perdido en frescura, y todo resulta mucho más convencional. La francesa Azuelos se ha permitido añadir algunas bromas sobre su país natal y sus compatriotas, pero parece no sentirse especialmente motivada rodando de nuevo lo mismo, por lo que segmentos que antaño tenían cierta gracia la han perdido por completo, como por ejemplo la de la chica que roba el pollo de su madre para darle un uso bastante estrambótico. De la misma forma, las pequeñas reflexiones sobre las relaciones madre e hija y la llegada a la madurez han quedado reducidas al mínimo. Por su parte, las protagonistas de LOL realizan un trabajo más o menos aceptable, pero resultan mucho menos naturales que las actrices originales y no parecen conectar mucho entre ellas. Quedan muy desaprovechados los secundarios, como la gran Gina Gershon, o los otras veces eficaces Thomas Jane y Ashley Greene.

4/10
Blue Bloods

2010 | Blue Bloods | Serie TV

Drama en torno a la familia Reagan, volcada en la actividad policial en Nueva York. Frank Reagan, el patriarca, ejerce como jefe de policía, como antaño su padre. Su hijo Joe ha muerto en acto de servicio, aunque tiene otros tres hijos. Danny es un experimentado detective capaz de usar tácticas sucias con tal de cerrar sus casos. Por su parte, Erin ejerce como fiscal, y Jamie, el hermano menor, es invitado a formar parte de un equipo clandestino del que su progenitor no sabe nada. Creada por Mitchell Burgess y Robin Green, dos de los guionistas de Los Soprano, la serie obtuvo éxito de público y crítica tras su estreno en Estados Unidos. Cuenta con rostros conocidos como el veterano Tom Selleck y la atractiva Bridget Moynahan.

6/10
Todas las cosas buenas

2010 | All Good Things

(500) Días juntos

2009 | (500) Days of Summer

Notable debut en el largometraje del director Marc Webb, hasta ahora responsable de algunos videos y cortos musicales. Para hacerse un hueco en la nómina de realizadores con talento elige una comedia romántica atípica, sazonada con mucho acierto con numerosos temas musicales –que para algo es un experto en el tema– y un aire cínico de modernidad deprimente (tan propio ya del cine 'indie'), cuidadosamente estudiado, pero también fresco y eficaz. "Chico conoce chica. Él se enamora. Ella no". Así de simple reza el 'tagline' de 500 días juntos, y es justamente eso: el amor y el desamor, las cuitas provocadas por las misteriosas relaciones entre los seres humanos, difíciles sobre todo cuando no se comparten ni el mismo enfoque ni la meta a la que se dirigen. En el fondo el planteamiento viene a desentrañar dos clásicas visiones del mundo: la de los que creen en el amor, en el destino, en un porqué de la existencia; y la de los que no creen en absoluto en que la palabra amor signifique algo, la de los que opinan que todo es casualidad, mero azar sin paliativos. Tom es el joven que se enamora de Summer, una chica que conoce en su trabajo. Él es idealista, romántico, capaz de caer hechizado al primer vistazo de la mujer de sus sueños. Ella es práctica, vital, divertida y poco dada a crear fantasías de princesa. Ambos se gustan y el espectador contemplará su historia: el encuentro, los días y días que pasan juntos, las conversaciones, las miradas, las tonterías, las risas, el sexo, las riñas, las dudas, etc. Como se ve no hay nada nuevo en el horizonte, pero tanto los guionistas –también debutantes en este film– como el director se las ingenian para ofrecer un producto original, visualmente muy atractivo, con variadas secuencias excelentes. Mucho debe el resultado a la química y el buen hacer de los actores, el fantástico Joseph Gordon-Levitt (Brick) y la luminosa Zooey Deschanel (El incidente). Destaca, claro, la abrupta estructura narrativa, pues la narración no lleva un orden cronológico, sino que se presenta salteadamente dentro del amplio abanico de los 500 días del título. La cosa funciona sin más y da lugar a algunas transiciones muy cómicas, aunque en honor a la verdad tanto “capítulo-día” puede resultar un poco reiterativo. Pero felizmente Webb no se estanca en ese montaje, sino que ofrece además verdaderas audacias con la imagen y da lugar a momentos memorables, como el numerito musical –¡con dibujo animado incluido!– que expresa la emoción del enamorado, o las divertidas imágenes en que Tom se imagina soportando su sufrimiento en sesudas películas francesas o del mismísimo Ingmar Bergman. También resulta llamativo que la narración tenga un sesgo muy literario, ejemplo de lo cual es la extraordinaria secuencia de la fragmentacion de pantalla, en donde una parte de ella recoge las expectativas del protagonista y otra la realidad de los hechos. Son, en fin, grandes detalles que hacen diferente a este film romántico, cómico y dramático, de vitola decididamente independiente.

7/10
Dollhouse

2009 | Dollhouse | Serie TV

Imaginativa serie creada por Joss Whedon, responsable de otras series de éxito como Buffy, la cazavampiros o Angel, y de largometrajes como Serenity. Aquí se sirve del atractivo y buen hacer de la actriz Eliza Dushku para entregar una historia de ciencia ficción, con muchos elementos de intriga. "Dollhouse" es como, dice su nombre, una especie de 'casa de muñecos' en donde viven una serie de personas singulares denominadas 'activos' o simplemente 'muñecos'. Se trata de individuos que han sido vaciados de personalidad y permanecen en un estado infantil, y además son susceptibles de recibir otras personalidades y capacidades diversas, como habilidades, memoria muscular, recuerdos, etc. Se les utiliza para llevar a cabo misiones normalmente malvadas, como asesinatos u otros crímenes, aunque también a veces realizan actos buenos. La historia se centra en una de estas 'muñecas', llamada Echo, la cual en su estado de vacío empieza a darse cuenta de lo que está sucediendo a su alrededor.

5/10
Management

2008 | Management

Sue Claussen, vendedora ambulante de artesanía, conoce a un atractivo joven, Mike Cranshaw, en el motel donde ha vendido unos cuadros. Tras pasar la noche con él, Sue se marcha precipitadamente, y emprende una ruta por todo el territorio estadounidense, en busca de más compradores. Pero Mike se ha enamorado y decide perseguirle hasta donde sea para reunirse con ella y confesarle lo que siente. Jennifer Aniston y Steve Zahn protagonizan una romántica comedia, que supone el debut como director del guionista Stephen Belber, responsable de Tape (La cinta), y que también es el autor del libreto.

5/10

Últimos tráilers y vídeos