IMG-LOGO

Biografía

Romola Garai

Romola Garai

37 años

Romola Garai

Nació el 06 de Agosto de 1982 en Hong Kong

La literatura hecha cine

11 Octubre 2011

No es un rostro hiperreconocible. Ha protagonizado una serie de televisión, Emma, pero la gente aún no la fichado, y ella puede seguir trazándose una carrera razonable, de películas, series y obras de teatro que pueden estar mejor o peor, pero que ofrecen un interés innegable.

Romola Sadie Garai nació en Hong Kong, el 6 de agosto de 1982, o sea, cuando la ciudad era todavía colonia británica. La profesión de sus progenitores, él banquero, ella periodista, puede explicar su venida al mundo en esta ciudad cosmopolita. O su original nombre de pila, el femenino de Rómulo, el nombre de uno de los gemelos que da nombre a la ciudad de Roma por su contribución a crear la ciudad y lo que vino después. En cuanto al peculiar apellido, digamos que es de origen húngaro.

La mediana de tres hermanas, su niñez la pasa entre Hong Kong y Singapur, hasta que la familia se muda a Wiltshire en Inglaterra. Habiendo visto tanto mundo no extraña que con dieciséis años se independice y marche a Londres a completar estudios. Allí descubre su pasión por actuar y se une al National Youth Theatre interviniendo en varias obras. Un agente la descubre, y le da su primer papel televisivo en 2000, la versión juvenil del personaje de Judi Dench en Las últimas rubias explosivas.

Seguirá haciendo tele, hasta que en 2002 se estrena en cine con la dickensiana película La leyenda de Nicholas Nickleby. La literatura adaptada en la pantalla la reclama, pues también la veremos en el drama romántico El castillo soñado (2003), y en la versión de la obra de William Thackeray La feria de las vanidades (2004). Tras danzar en la mediocre Dirty Dancing 2 (2004), resulta curioso que ese mismo año coincidiera con James McAvoy en la discretita Bailo por dentro, porque dos años después ambos tienen una grandísima película, Expiación, basada en la novela de Ian McEwan, donde les dirige Joe Wright. Shakespeare con Kenneth BranaghComo gustéis (2006)– y la serie televisiva según Jane Austen Emma (serie), donde es la protagonista, prueban que la base literaria le ayuda a brindar grandes interpretaciones.

Con Woody Allen la vimos en la divertida peripecia periodística Scoop (2006), y más seria era su contribución al retrato de uno de los grandes abolicionistas ingleses en Amazing Grace, del mismo año. Su trabajo con Antonio Banderas en drama sobre el adulterio Crónica de un engaño (2008) no fue gran cosa, por la propia película, y en Angel, a las órdenes del francés François Ozon (2007), se sumergió en una trama muy romántica que tiene su punto.

Durante unos años parece tomarse una pausa con el cine y se centra en teatro, actuando para la Royal Shakespeare Company en “El rey Lear” de Shakespeare y “La gaviota” de Chejov. Con One Day (Siempre el mismo día) ha pasado a rodar con una danesa, Lone Scherfig, en una historia original pero desigual, donde ella es una esposa convencional que acaba engañando a su marido.

Poco se sabe de la vida privada de Garai, que ella se guarda para sí con un argumento contundente: si te expones, acabas tratando de complacer a la gente, dándole lo que supones que quieren; y ya no eres tú.

Filmografía
La casa de las miniaturas

2017 | The Miniaturist | Serie TV

Adaptación en forma de miniserie de una exitosa novela de Jessie Burton galardonada con el prestigioso National Book Award, a cargo del director barcelonés Guillem Morales. Sigue las vicisitudes de Nella Oortman, que salva a su familia de las penurias de la pobreza al aceptar una boda concertada con el comerciante de Amsterdam Johannes Brandt, que vive en un caserón de esa ciudad con su hermana y las personas del servicio. Ella desea hacer feliz a su marido, pero le rehúye a la hora de darle el débito conyugal. Por otro lado, Johannes quiere colmarle de atenciones, y le regala una casa de miniaturas. Nella encarga al único artesano del ramo que le haga piezas para esta casa, pero nunca logra verle cara a cara; y no sólo le manda las encargadas, sino otras que sacan a la luz los más profundos secretos de Nella y los otros moradores de la casa. Se trata de una vistosa producción, que conjuga una intriga algo artificiosa –al estilo de El perfume, por poner un posible referente–, con la recreación de los Países Bajos en el siglo XVII, atrapando la atmósfera asfixiante de un calvinismo con frecuencia intolerante, y el mundo de los gremios y el comercio. La trama no deja de resultar un tanto escabrosa –Nella debe considerar si asume el papel de tapadera de las imaginables inclinaciones de su marido–, aunque se aborda con cierta elegancia. Destaca la imaginería visual, los planos de los gremios evocan con acierto la pintura flamenca de artistas como Rembrandt, y la casa de miniaturas tiene su encanto. En el reparto sobresale Anya Taylor-Joy, que se dio a conocer en La bruja.

5/10
Sufragistas

2015 | Suffragette

En un momento en el que está de rabiosa actualidad el debate sobre la discriminación de la mujer en el cine, por la desigualdad de salarios y oportunidades, el cine británico repasa en Sufragistas un capítulo clave de la lucha por el voto femenino. 1912. Cuando acude a realizar un reparto de la fábrica en la que trabaja, Maud se topa con una acción violenta de un grupo de partidarias del voto femenino que siguen a la carismática Emmeline Pankhurst, harta de la falta de resultados de las reivindicaciones moderadas. Acaba uniéndose a ellas, lo que pondrá en peligro la relación con su esposo, con el que ha tenido un niño. Tras Brick Lane, sobre una joven de Bangladés en Londres, la británica Sarah Gavron aborda su segundo largometraje dramático, también sobre temática femenina, con guión de Abi Morgan, responsable de La dama de hierro. Se trata de una superproducción, con impecable factura técnica, que cuenta con grandes trabajos actorales, sobre todo por parte de Carey Mulligan, en una de sus interpretaciones más brillantes, pues su personaje experimenta una enorme evolución, y logra secuencias desgarradoras, sobre todo las relativas a su hijo. A su altura está sin duda Helena Bonham Carter, que lleva con ella gran parte del peso de la trama, pero también convencen en roles secundarios Ben Whishaw, Anne-Marie Duff y sobre todo Brendan Gleeson, como un inspector de policía defensor a ultranza del imperio de la ley. La presencia de la todoterreno Meryl Streep tiene su sentido para dar fuerza al papel de Pankhurst, aunque sabe a poco que sólo intervenga en un par de secuencias. Sufragistas muestra con claridad el desprecio con el que eran tratados quienes pedían el voto femenino, los engaños políticos y hasta parte del juego sucio llevado a cabo por las autoridades, en un momento histórico poco visto en la pantalla. Pero le faltan matices a su reivindicación del sector más violento de la lucha por este derecho indiscutible, y de sus imágenes parece colegirse que de forma pacífica, sin sabotajes, incendios de establecimientos públicos, atentados y hasta lo que ahora se conoce como "escraches" de políticos, no se habría conseguido nada.

6/10
Los últimos días en Marte

2013 | The Last Days on Mars

Después de una larga misión en Marte donde el objetivo principal, la búsqueda de vida, se ha saldado con el fracaso, al equipo ahí desplazado le queda 19 horas para volver a casa. Tiempo más que suficiente para que a uno, Marko, se le ocurra salir a reparar no sé qué placa, aunque en realidad a lo que va es a constatar el descubrimiento de unas bacterias. Las cosas se van a complicar, pues de produce un accidente mortal, o tal vez no, el caso que algo afecta a los astronautas, que empiezan a convertirse en zombies. Este film de Ruairi Robinson apuntaba maneras, parecía la típica cinta modesta que crea tensión más allá de la Tierra. Al principio pensamos en Alien, pero la comparación le sienta muy mal; pero ni siquiera puesta en valor con las trilladas y actualmente omnipresentes cintas de zombies sale bien parada, pues falta definición a los personajes y un mínimo de coherencia argumental. Es una lástima, pues hay un cierto esfuerzo de producción y un buen reparto, pero se queda en una muy limitada serie B.

4/10
Junkhearts

2011 | Junkhearts

Pétalo carmesí, flor blanca

2011 | The Crimson Petal and the White | Serie TV

Sugar tiene diecinueve años y ejerce la prostitución desde los trece. William Rackham es un caballero de treinta y un años, educado en Oxford, condenado a suceder a su padre en la industria familiar, pero que siempre ha deseado llevar una vida de goces refinados e intelectuales. Su hermosa (y blanca) esposa, que odia el sexo y abomina de la maternidad, vive encerrada en un mundo de anorexia y terrores. Un día William llega a un famoso prostíbulo de Londres donde conoce a Sugar, que jamás se niega a nada. Se produce el encuentro, y la jovencita seduce a William con su nada convencional belleza, su cultura, su absoluta disponibilidad. Y él decide no compartirla con nadie, aunque para eso tenga que dividirse entre el pétalo carmesí y el blanco...

One Day (Siempre el mismo día)

2011 | One Day

Emma (Anne Hathaway) y Dexter (Jim Sturgess) se conocen en la universidad en 1988. Intiman el día de su graduación, la víspera del día 15 de julio, y surge entre ellos una química extrema, que presagia que serán amigos toda la vida. ¿Amigos o algo más? Porque a lo largo de los años, en medio de mil y una dificultades que viven los dos, cada uno por su lado: amoríos, crisis, errores, matrimonios, hijos, etc., Emma y Dexter mantendrán siempre a flote su íntima amistad... La directora danesa Lone Scherfig (Wilbur se quiere suicidar) debutó rodando en inglés con la inspirada An Education, que fue nominada a 3 Oscar. En su siguiente film, ya de producción totalmente norteamericana, lleva a la pantalla una novela de David Nicholls, adaptada por él mismo. Pero el resultado es decepcionante. Triste. Estamos ante uno de esos filmes que podrían haber funcionado a la perfección, ya que todos los hilos auguraban que el tapiz podía ser deslumbrante: directora, historia, personajes, reparto, música, puesta en escena..., y no obstante las puntadas conforman un verdadero desaguisado. No acierta Scherfig a narrar con garra, y se hace un lío con el desconcertante montaje. Los continuos saltos en el tiempo con motivo del pesadísimo día 15 de julio sólo consiguen que al final todas las escenas, y a la postre la película, resulte episódica, reiterativa, aburrida: una colección de retazos tristones, diálogos inacabables, discusiones anecdóticas, reconciliaciones, risillas y llantos a lo largo de veinte años. No todo es malo en la película, es cierto. Funcionan la ambientación a lo largo del tiempo y el retrato de la juventud de los 90, desquiciada por el mundo del éxito, la fama y el placer (como en el caso de Dexter), o presa de la inseguridad (en el de Emma), y en cualquier caso carente de cualquier horizonte moral. También tiene mucha fuerza la difícil relación paterno y maternofilial del protagonista... Pero sin duda lo mejor es el reparto y el trabajo la pareja principal, especialmente la labor de Jim Sturgess, que está soberbio. La elegante y clásica partitura de Rachel Portman es también elogiable.

4/10
The Hour

2011 | The Hour | Serie TV

Londres, 1956. La BBC crece como emisora de televisión, y la ambiciosa Bel aspira a producir un nuevo programa informativo, "The Hour", que va a contar con un atractivo presentador, Hector. Pero Freddie, el periodista de raza en el que Bel confía y con el que tuvo una relación en el pasado, no piensa tanto en el juego de trepar en el escalafón como en la prioridad de dar las noticias más importantes, aunque molesten al poder. Y ahora está más que mosquedado con una extraña muerte, de la que le advierte una amiga, en la que podría estar implicado el MI6. Como puede imaginarse, los servicios secretos y el gobierno no están interesados en que se indague en los trapos sucios del poder, más cuando estalla la crisis del canal de Suez en Egipto. Cuidadísima serie de la BBC, el esfuerzo de producción es fantástico, y en la descripción de las luchas internas en la BBC, más la época en que transcurre la acción, más el retrato de un mundo masculino donde las mujeres se abren paso, también con su 'sex appeal', la comparación con Mad Men resulta más que adecuada. Quizá el resultado es más aparentón que real, porque la intriga, a poco que se analice, resulta vistosa pero hueca. Pero lo cierto es que está realizada con gran profesionalidad, mantiene cierta intriga, y los personajes con sus secretos y debilidades interesan, con mención especial a los trabajos de Ben Wishaw, Romola Garai y Dominic West.

6/10
Emma (miniserie)

2009 | Emma | Serie TV

Adaptación a la pequeña pantalla de una de las obras más populares de Jane Austen, “Emma”, en esta ocasión en una suntuosa producción con el sello de la BBC. Fiel a la novela, cuenta la historia de la joven Emma Woodhouse. Hermosa, rica e inteligente, está convencida de que tiene un don especial para hacer de casamentera al conseguir un feliz matrimonio tanto para su hermana como para su institutriz. A pesar de que su entorno le asegura que ella no tiene nada que ver, Emma discrepa y entra en un peligroso juego junto a una amiga y su apuesto pretendiente, a los que también quiere encauzar por la senda del matrimonio.  Pero la realidad le hará ver que es tan difícil controlar los sentimientos ajenos como los propios. La miniserie de 4 capítulos nos traslada a una época llena de elegancia y exquisito gusto por los detalles, donde los personajes alternan entre el fino humor y el impulso romántico con la misma armonía que en un minueto de Mozart. El espíritu de la obra de la escritora inglesa es palpable en la delicada puesta en escena, que recrea una sociedad marcada por la diferencia de clases, desde el punto de vista de quienes viven rodeados de privilegios. Los actores dan la talla para encarnar a unos personajes con enjundia, especialmente Romola Garai (Expiación), una estupenda Emma,  y los secundarios Jonny Lee Miller (Cazadores de mentes) y Sir Michael Gambon (El discurso del rey).

8/10
Crónica de un engaño

2008 | The Other Man

Grande, grandísimo chasco. Crónica de un engaño está dirigida por Richard Eyre, responsable entre otra de Iris (2001) y Diario de un escándalo, esta última su mejor película hasta la fecha. Aquí adapta un relato de Bernhard Schlink, autor alemán que ha sido adaptado también en 2008 en The Reader (El lector), con mejor fortuna. El film pretende ser una especie de disección del matrimonio, una mirada a las grietas que pueden existir en una relación de pareja, a través de un triángulo amoroso bastante vulgar. Usando de una estructura que juega al despiste, con abundantes flash-backs, vemos al protagonista, Peter (Liam Neeson), roto, porque su mujer, Lisa (Laura Linney), le ha dejado. Y descubre, en su ordenador personal, correos electrónicos y fotografías de un tipo, Ralph (Antonio Banderas), con el que ella ha tenido una larga aventura. Consciente de que Ralph está intentando reunirse con su esposa, acude a Milán, donde traba conocimiento, aunque sin desvelar su identidad de marido de Lisa; y escucha, de modo obsesivo, el relato que le hace el otro, un perdedor, de su relación con Lisa. Entretanto, la hija de Peter y Lisa, preocupada por su progenitor, le pide que olvide el tema, ha de dejar ir a su madre.Eyre ofrece una película lenta y reiterativa, tal vez con la intención de subrayar las obsesiones del protagonista, lo que no le impide ser cansino, en parte por la pobre visión de la vida familiar y conyugal. Su "sorpresa", que da un vuelco algo dramático al relato, suena a falsete. Y los actores no parecen creerse del todo a sus personajes, especialmente Neeson y Banderas, cuya "amistad" por así decir surge demasiado deprisa, resulta difícil de aceptar. Y hay recursos narrativos demasiado artificiales (las partidas de ajedrez, el ordenador, el móvil), cuando no de una gratuidad que roza el absurdo (la tortuguita, los zapatos).

4/10
Angel

2007 | Angel

Principios del siglo XX. Angelica Deverell es una escritora especializada en historias románticas. Poco a poco alcanza el reconocimiento público, pero ella vive aislada de la realidad en su mundo de fantasía. El francés François Ozon adapta una novela de la escritora británica Elizabeth Taylor (II) –nada que ver con la celebérrima actriz–, que está empezando a hacerse muy famosa, años después de fallecer.

5/10
Expiación

2007 | Atonement

Inspirada adaptación de la novela homónima de Ian McEwan. La acción arranca en un caluroso día de verano de 1935, en la casa de campo de la familia Tallis. Briony, la hija pequeña de doce años, es una cría de imaginación y actividad desbordantes, que anda preparando una obra de teatro escrita por ella misma, para representar con sus primos, una chica y dos gemelos. Pero a una imagen que contempla desde una ventana de la mansión, y que ella malinterpreta –su hermana mayor Cecilia quitándose la ropa ante Robbie, el hijo del ama de llaves–, sigue una cadena de sucesos –la entrega del mensaje equivocado, un momento de pasión en la biblioteca, un ataque sexual a su prima la noche en que se escapan los gemelos…– que conducen a una terrible mentira que hace desgraciadas a muchas personas. Años más tarde, estallada la Segunda Guerra Mundial, los protagonistas de aquellos hechos tal vez tengan la ocasión de expiar por ellos… Cuando el propio novelista comenta que adaptar su obra “es un trabajo de demolición. Se trata de reducir una novela de 130.000 palabras a un guión de 20.000. Además presenta grandes dificultades porque es muy intimista, penetra en la cabeza de varios personajes”, uno empieza a hacerse cargo del mérito del trabajo de Christopher Hampton, guionista, y Joe Wright, director, por convertirla en imágenes. Y lo cierto es que se capta a la perfección el sentimiento de culpa de Briony (gran trabajo de las actrices que la encarnan a distintas edades, Saoirse Ronan, Romola Garai, y Vanessa Redgrave), que hace presa en ella en un momento dificil, el de la adolescencia, cuando despierta la sexualidad y los sentimientos son confusos; uno puede entenderla a ella muy bien, al igual que a su hermana Cecilia –muy bien Keira Knightley en un papel ingrato– y a Robbie –nadie debería perder de vista a James McAvoy, un actor espléndido–, que ven truncado su amor incipiente de modo fatal, y para los que el resentimiento y la amargura son una lógica tentación. El guión despliega bien estos temas centrales –pecado, culpa, penitencia, reparación, perdón…–, a la vez que habla de los prejuicios de clase y muestra el horror bélico de la Segunda Guerra Mundial. Hay que subrayar también las audacias narrativas, en los saltos temporales, o en la repetición de los mismos hechos desde distintos puntos de vista, todo ello introducido sin estridencias, con una suavidad increíble. Hay estupendas transiciones de un plano a otro, relacionándolos visualmente, o fundiéndolos con el sonido (qué gran idea unir la hermosa banda sonora, con las teclas de la máquina de escribir de la escritora en ciernes Briony). Y resulta prodigioso ese alarde de plano secuencia rodado con steadycam en línea de playa, de casi diez minutos, en que Robbie y dos compañeros del campo de batalla recorren el campamento, de gran complejidad técnica y numerosos figurantes, que te deja sencillamente boquiabierto.

8/10
Scoop

2006 | Scoop

Tras ponerse serio en Match Point, Woody Allen retorna a la senda de la comedia ligera con un punto de intriga, que tan buenos resultados le ha dado en títulos como Misterioso asesinato en Manhattan. El film arranca con la muerte del célebre reportero Peter Lyman, que ni siquiera en el más allá puede resistirse a seguir su instinto periodístico. Conocedor en su viaje por el averno de algunos datos en torno a un asesinato, escoge comunicar dicha información a Sondra (Scarlett Johansson), una joven estudiante de periodismo. Y lo hará a través del más célebre número de magia del ilusionista Sid Waterman (Woody Allen). La investigación le conduce hasta el encantador Peter Lyman (Hugh Jackman), miembro de una aristocrática familia. Una gozada de película, capaz de despertar risas de buena ley. Allen cumple con el rito de entregar un film anual, y está verdaderamente sembrado a la hora de discurrir gags y juegos de palabras, a la vez que nos hace dudar acerca de cómo resolverá la historia. Aunque el tono es humorístico, no faltan diatribas a las ínfulas que se gastan los ‘chicos de la prensa’ o al afán de morbo de tantas personas. Además, vuelve a abordar el tema de ‘crimen y castigo’, donde de nuevo viene a decir que no existe la impunidad, una ‘corrección’ a Delitos y faltas que ya había apuntado, en forma de remordimientos, en Match Point.

8/10
Como gustéis

2006 | As You Like It

Comedia sobre el sistema de herencias en la Inglaterra de finales del XVII. Las heredades se mezclan con líos amorosos que acaban componiendo un caótico panorama, especialmente para los chicos, pues por distintos motivos las chicas adoptan distintas personalidades. A veces, estos disfraces y nuevas identidades ayudan a la relación y otras sólo consiguen liar más las cosas. Kenneth Branagh vuelve a adaptar a William Shakespeare, en quien es todo un experto.

4/10
Amazing Grace

2006 | Amazing Grace

Cine histórico de calidad, en la mejor tradición inglesa. Narra la titánica lucha conducida por William Wilberforce (1759-1833) en el Parlamento británico durante más de quince años, para lograr la abolición de la esclavitud. El film combina la narración en dos tiempos: la actualidad, que mostraría a un Wilberforce cansado, porque pese a las adhesiones logradas no ha alcanzado sus objetivos, y el pasado, en que se nos muestran sus primeras y juveniles escaramuzas oratorias en el parlamento, cuando sueña con su amigo William Pitt en cambiar las cosas en tantos órdenes, incluido el del tráfico de esclavos. Le sirve de inspiración John Newton, negrero arrepentido que lleva ahora una vida religiosa, y que compuso como acción de gracias el conocido himno que da título al film, "Amazing Grace", donde se dice aquello tan hermoso y tan evangélico de "Yo antes era ciego, y ahora veo". Michael Apted, que ya ha tratado antes historias auténticas –piénsese en Gorilas en la niebla– se pone completamente al servicio de ésta, poderosa, y sabe manejar bien el guión que le ofrece Steven Knight (Promesas del Este, Negocios ocultos). En efecto, funciona la narración en dos tiempos y están bien trenzados los sólidos mimbres de que se compone. Así se incide en el horror de la esclavitud; se muestran con tino las intrigas políticas y los duelos en la Cámara; se habla del dilema del protagonista entre una carrera política o una vida al servicio de Dios, donde tal vez puedan ser perfectamente conciliadas ambas posibilidades; y se entrega la historia romántica, que permite además algún leve desahogo de comedia. El reparto es excelente, aunque ciertamente los actores cuentan con unos sólidos personajes y sus relaciones interesan. Ioan Gruffudd demuestra que sabe hacer algo más que Los 4 fantásticos, y está rodeado de un magnífico elenco de secundarios: los veteranos Michael Gambon y Albert Finney, además de Toby Jones, Ciarán Hinds, Rufus Sewell, Youssou N'Dour, Benedict Cumberbatch, Romola Garai, cuyos rostros, si no también los nombres, sonarán seguramente al espectador avisado. Al igual que el título, esta película es una "asombrosa gracia", muy emotiva, perfecta para conmemorar el bicentenario de la esclavitud en Gran Bretaña.

7/10
El increíble viaje de Mary Bryant

2005 | The Incredible Journey of Mary Bryant | Serie TV

Dramón ambientado a finales del siglo XVIII, e inspirado vagamente en hechos reales, los protagonizados por Mary Bryant, condenada al exilio a Australia por robar comida en Inglaterra para dar de comer a los suyos. Durante el viaje con otros presos convictos observa cómo dos hombres están interesados en ella: un compañero contrabandista, Will, y un oficial británico, puritano rigorista, al que ha abandonado su esposa. Mary está embarazada por la agresión de un carcelero, pero los otros lo ignoran. Ambiciosa miniserie, en su momento la más cara de la televisión australiana, fue coproducida con Reino Unido. Su triángulo amoroso y la acumulación de elementos melodramáticos resultan excesivos, pero se sigue con cierto interés gracias al atinado reparto.

5/10
Dirty Dancing 2

2004 | Dirty Dancing 2: Havana Nights

La estadounidense Katey Miller llega a La Habana a finales de los 50, antes de la revolución, porque a su padre le han destinado allí. Se enamorará de un modesto camarero con el que se presentará a un concurso de baile. Parece que fue ayer, pero ha transcurrido la friolera de 17 años desde que Dirty Dancing marcó a toda una generación de adolescentes ochenteras, que suspiraban por Patrick Swayze. La continuación no ha desatado idéntico entusiasmo, quizás porque el argumento es ligero y previsible, y porque el propio Swayze, que ya no está para muchos bailes, se reserva un papel secundario, y es sustituido por Diego Luna, mucho mejor actor, por cierto. Pero la historia de amor por encima de las clases sociales encandilará a los románticos, y los múltiples números musicales a los más bailongos.

4/10
La feria de las vanidades

2004 | Vanity Fair

La huérfana Rebecca Sharp, hija de un pobre artista y una cantante francesa, que ha sido educada en una academia para señoritas, se ha propuesto ascender en la escala social a cualquier precio. Su primer paso es un puesto de gobernanta en la casa de un excéntrico noble, donde con astucia adquiere ascendencia sobre las hijas de la familia, el joven heredero Rawdon y una tía rica. Cuando se le presenta la oportunidad de abandonar el campo e instalarse en Londres, donde podrá dar rienda suelta a su encanto en sociedad, no lo duda. Sin embargo, toda su ingenio y atractivo no parece suficiente para que Becky logre su propósito… La Becky Sharp de La feria de las vanidades es la más poderosa creación del escritor decimonónico William Makepeace Thackeray, un personaje femenino parecido a los que harían célebre años más tarde a la norteamericana Edith Wharton, como la Undine Spragg de "Las costumbres del país". En su novela, el escritor inglés acertó al retratar, con mirada crítica, una sociedad anquilosada donde la cuna y el dinero de las personas definían una posición social inamovible. La india Mira Nair (La boda del monzón) adapta la obra con estilo y demuestra su buen hacer como directora de actrices, con una especial tendencia a la ambientación exótica, preciosista y cuidada hasta el detalle. Y aunque es cierto que el extenso guión quizá no refleje con la maestría del original los intereses de los protagonistas, cuyas actitudes pueden resultar algo ambiguas, la labor del reparto es notable. La rubia Reese Witherspoon (¡qué gran actriz!) dota a la ambiciosa protagonista de un encanto poco común, y entre los secundarios destacan Romola Garai y Rhys Ifans (el despiporrante Spike de Notting Hill), quienes componen una entrañable pareja, anómala en una época de ambiciones, secretos y apariencias.

6/10
El castillo soñado

2003 | I Capture the Castle

Drama romántico basado en la primera novela de la escritora británica Dodie Smith (1896-1990), mundialmente conocida por ser la creadora de "101 Dálmatas". La presente historia recoge el avance hacia la madurez de una joven, Cassandra, que vive en su decadente castillo familiar en la Inglaterra de 1930, junto a su frustrado padre y su hermana. La llegada de dos jóvenes hermanos despertará en la joven Cassandra sentimientos desconocidos. Lo más llamativo de esta cuidad producción británica es la esplendidez de su reparto, todos ellos actores de merecido prestigio sin ser grandes estrellas. Destaca sin duda el protagonismo de la dulce Romola Garai (Amazing Grace). La música es del gran Dario Marianelli, ganador del Oscar por su partitura en Expiación.

6/10
La leyenda de Nicholas Nickleby

2002 | Nicholas Nickleby

Adaptación de una de las novelas menos conocidas de Charles Dickens, a cargo de Douglas McGrath, quien además de coescribir con Woody Allen Balas sobre Broadway, también había llevado al cine Emma, a partir del libro de Jane Austen. El film describe las penurias del joven Nicholas Nickleby y su familia, tras la muerte del padre. Cuando viajan a Londres para encontrarse con el hermano mayor del difunto (estupendo Christopher Plummer) se encuentran con que el tío Ralph tiene un corazón de piedra. A regañadientes consentirá en colocar a Nicholas como empleado de un orfanato, donde va a descubrir la dura realidad con que viven ahí los chicos internos. Quizá le falta un poco de fuelle a esta pulcra película dickensiana, que nos recuerda que el dinero no da la felicidad, por mucho que ayude a conseguirla; en parte se debe a la escasa garra del actor protagonista, el desconocido Charlie Hunnam. Por suerte el film tiene un batallón de secundarios de relumbrón, donde destacan, además de Plummer, Jamie Bell (el chico bailarín de Billy Elliott), Jim Broadbent, Tom Courtenay, Alan Cumming, Edward Fox, Nathan Lane.

5/10

Últimos tráilers y vídeos