IMG-LOGO

Biografía

Scott MacDonald

Scott MacDonald

Scott MacDonald

Filmografía
Agua para elefantes

2011 | Water for Elephants

El joven Jacob, estudiante de veterinaria en los años de la Gran Depresión en EE.UU., abandona su carrera tras la trágica muerte de sus padres. Deprimido y sin amigos, la providencia quiere que se suba por la noche en un tren en marcha, que resulta ser un circo que recorre el país ofreciendo sus funciones. Dirige con mano férrea la empresa con más de un centenar de personas August, un tipo alcohólico de carácter mercurial, tiránico con sus empleados y con su esposa Marlena. August acepta que Jacob se sume a la gran familia circense, aunque no puede prever que se va a enamorar de su mujer. Adaptación de la novela superventas de Sara Gruen, sigue la estela romanticona y melodramática de autores como Nicholas Spark. Básicamente la película está planteada como un largo flash-back en que el anciano Jacob recuerda su aventura en el espectáculo más grande del mundo; y el eje primordial de tales recuerdos es el triángulo amoroso que componen Marlena, Jacob y August, aunque no falten momentos que pintan la camaradería y las diferencias entre la gente del circo, la crueldad del líder, o las acrobacias de la elefanta Rossie, que podría salvar una empresa que está en declive. Aunque a veces se diría que el modelo que inspira a Richard LaGravenese (guionista, entre cuyos trabajos se encuentra el de otro amor adúltero, Los puentes de Madison) y Francis Lawrence (director, que cambia de registro después de Soy leyenda) es Titanic, el resultado dista bastante del film de referencia. No logran ambos disimular un poco el carácter folletinesco de la trama, y el clímax de la última función no consigue el objetivo de ser memorable. Se agradece el esfuerzo de Robert Pattinson por acometer un papel dramático que demuestre que es capaz de algo más que Crepúsculo, pero le pesa la responsabilidad de llevar el peso de la historia. Y resulta demasiado obvio que Christoph Walz ha sido escogido para encarna a August por su anterior trabajo en Malditos bastardos, el actor corre el riesgo de quedar encasillado, al menos en el paisaje hollywoodiense. La más entonada es sin duda Reese Witherspoon, que no sólo se ha preparado para trabajar con el elefante, sino que imprime credibilidad a un personaje cercano al estereotipo.

5/10
Jarhead

2005 | Jarhead

Primera Guerra del Golfo. Anthony Swofford –en cuyo libro homónimo se basa el film– es un marine del ejército estadounidense, que acude a liberar Kuwait, país recién invadido por el Irak de Sadam Hussein. Es la época previa a la Operación Tormenta del Desierto, donde dominan la inactividad y el tedio. Los soldados deben soportar un calor infernal, y la arena que se mete hasta en las orejas. Ellos desean luchar, pero el momento de pegar tiros nunca llega. De modo que se dedican a matar el tiempo, pensando en obscenidades, o gastando bromas pesadas, mientras soportan a un sargento de mano dura. El film de Sam Mendes (American Beauty, Camino a la perdición) es deudor de toda una tradición cinematográfica relativa a Vietnam –incluida la cita explícita a Apocalypse Now, título de cabecera de los marines, y a El cazador–, muy crítica con la actuación de EE.UU. fuera de su país. Y en tal sentido, poco aporta Jarhead con respecto a sus predecesores. Si acaso la mirada cínica de Mendes a los lazos afectivos y familiares, que en la línea de American Beauty, se revelan tenues. La chacota a cuento de las infidelidades de novias y esposas que han quedado en casa supera lo razonable, y se compensa poco con el ejemplo de algún militar razonablemente satisfecho en el campo familiar: sólo uno hispano de presencia fugaz parece más o menos equilibrado. Los demás son `cabezas huecas', que no saben por qué están en Irak, ni tampoco parece importarles. Esa consideración del vacío de la mayoría de los combatientes según Swofford, no va más allá: no se entra a la cuestión política, ni tampoco a cómo se podría motivar a esos soldados, hacerlos más personas. Visualmente, la película tiene algunos momentos hermosos, y pasajes surrealistas como el partido de fútbol americano jugado con máscaras antigás. Y el reparto cumple, sin exagerar. Jake Gyllenhaal no logra hacer comprensible –tal vez por culpa del guión– el par de momentos en que se `se le va la olla'.

5/10
Directos al infierno

2004 | Straight Into Darkness

Durante la Segunda Guerra Mundial, dos soldados yanquis son destinados a Francia. Tras ser testigos de muchas matanzas, deciden desertar, y aunque son capturados, logran escapar cuando están a punto de ser juzgados. En su periplo, llegan a un pueblo donde unos niños huérfanos se han convertido en expertos soldados, que luchan contra los nazis. Producción bélica rodada en un estilo realista, con escenas bastante crudas, que denuncian el horror de la guerra. Está protagonizada por rostros poco conocidos, los de Scott MacDonald (Jarhead) y David Warner (Scream 2).

4/10
ST Enterprise (3ª temporada)

2003 | Enterprise | Serie TV

El capitán Archer se fuga de una prisión de los klingon, lo que provoca que éstos estén a punto de declarar la guerra a la Tierra. Continúa la precuela televisiva de la serie Star Trek.

4/10
Carnivàle

2003 | Carnivàle | Serie TV

Oklahoma, 1934. Ben Hawkins, que acaba de perder a su madre, se une al circo ambulante llamado Carnivàle. Intenta integrarse en la familia que forman sus excéntricos compañeros -la vidente Sofie, la encantadora de serpientes Ruthie, el capataz 'Jonesey', las prostitutas Rita Sue y Libby, el ciego Lodz, etc.- y hacerse amigo de Samson, un peculiar enano que dirige el negocio, bajo la supervisión del siniestro "patrón", que vive escondido en su carromato. En realidad bajo esa apariencia de vida feriante, nómada y miserable, se esconde un misterio que hace referencia a un poder sanador sobrenatural del recién llegado y a la desaparición de su padre, un hombre llamado Scudder. Mientras tanto, el predicador Justin Crowe intenta montar una parroquia con intenciones poco claras... Una de las series más originales de HBO, a medio camino entre Twin Peaks y La parada de los monstruos. La misteriosa y mágica lucha entre el bien y mal, entre Dios y el demonio, es mostrada a través de la ambientación opresiva de la época de la depresión norteamericana, caldo de cultivo de embaucadores, perversiones sexuales, asesinatos, robos, etc. Todo este mundo lleno de miserias morales es ofrecido en la serie con bastante explicitud. El conjunto destaca por su impecable ambientación de los años 30 y por el buen trabajo del reparto, con algunos actores más conocidos, como Nick Stahl (En la habitación) o Clea Duvall (Vidas contadas). Creada por Daniel Knauf, la serie tuvo dos temporadas de 12 capítulos cada una, donde la trama argumental se sucedía sin discontinuidad.

6/10

Últimos tráilers y vídeos