IMG-LOGO

Biografía

Shawn Ashmore

Shawn Ashmore

40 años

Shawn Ashmore

Nació el 07 de Octubre de 1979 en Richmond, British Columbia, Canadá
Filmografía
Actos de violencia

2017 | Acts of Violence

Tierra de sospecha

2017 | Hollow in the Land

Mientras Keith Miller sigue encerrado por asesinato, su familia paga el precio de un apellido mancillado. Un cadáver aparece en el pueblo e inmediatamente Brandon Miller, el hijo de Keith, se esfuma y es señalado como el principal sospechoso. Su obstinada hermana Allison decide ir tras él, aclarar el asunto y limpiar su nombre antes de que lo encuentre la policía. Pero cuanto más busca, más gente aparece muerta.

X-Men: Días del futuro pasado

2014 | X-Men: Days of Future Past

Nuevas aventuras de los mutantes de Marvel, con la novedad de que se combinan algunos actores que interpretan a los personajes en su versión talludita y en su versión juvenil, gracias a la coartada argumental de los viajes en el tiempo. De modo que desde un futuro desolador dominado por los Centinelas, unas criaturas creadas gracias a los avances de las industria armamentística, que aprovecha algunas de las cualidades genéticas de Mística.,Lobezno viaja al pasado, a 1973. La idea es reunirse con el profesor Xavier y Magneto, entonces unos jóvenes algo desubicados, para cambiar la historia evitando que Mística mate al creador de sus verdugos Centinelas, el doctor Trask. X-Men: Días del futuro pasado es una película que exige complicidad, la disfrutarán los espectadores que no estén ya saturados con tanta película de superhéroes, ahora con la nueva divisa de lo que Hollywood considera fórmula ideal para atraer al público visto el éxito de Marvel Los Vengadores, o sea, reunir a cuantos más personajes mejor, aunque algunos tengan presencia hipermínima, como es el caso aquí de Tormenta, Rogue y Kitty Pryde, Halle Berry, Anna Paquin y Ellen Page no hacen gran cosa en el film. Claramente hay una descompensación en el peso argumental, Lobezno se erige en hilo conductor, con el siempre resultón Hugh Jackman, mientras que a los veteranos, como Ian McKellen, les basta con su poderosa presencia en pantalla, aunque sea de escasos minutos; pero del resto, muchos se reducen a puro elemento decorativo. El guión de Simon Kinberg se esfuerza en crear conflictos interesantes, y hay algunas escenas visualmente muy vistosas, sobre todo las concernientes a la rapidez de Quicksilver. Pero también se acumulan escenas de acción agotadora, a tal respecto el arranque futurista es particularmente cansino; mientras que el presidente Nixon se convierte en una especie de caricatura de sí mismo. Entre los actores, destacan Jennifer Lawrence y Michael Fassbender.

5/10
The Following (2ª temporada)

2014 | The Following | Serie TV

El thriller psicológico de Kevin Williamson regresa con el asesinato en la segunda temporada. Con el asesino en serie y líder de culto, Joe Carroll (James  Purefoy), dado por muerto, el ex-agente del FBI Ryan Hardy (Kevin Bacon) ha estado un año reconstruyendo su vida. Pero una horrible matanza motiva a Hardy y a su ex-compañero, el agente Mike Weston (Shawn Ashmore), a entrar en contacto con la única superviviente, Lily Gray (Connie Nielsen). Mientras Hardy investiga el caso con la ayuda de su sobrina, la agente de policía del NYPD Max Hardy (Jessica Stroup), no pasa mucho tiempo para que sea una vez más el objetivo del asesino. Nuevos personajes fanáticos que traen peligros e intriga a este juego, lo que lleva a un enfrentamiento intenso e inundado de amor, sangre y también terror. 

The Following

2012 | The Following | Serie TV

Casi 10 años después de resolver el caso de un serial killer profesor de literatura, que asesinaba a sus estudiantes femeninas inspirado por su amado Edgar Allan Poe, Ryan Hardy es un agente del FBI retirado y alcohólico, que va dando tumbos por la vida, y que se hizo famoso por publicar un libro sobre Joe Carroll, el terrible asesino. Inesperadamente Carroll se fuga organizando una escabechina entre sus carceleros, y el FBI recurre a Hardy, quien sospecha que Carroll querrá dejar terminado lo que empezó, lo que supone asesinar a la víctima cuyo asesinato fue frustrado gracias a la intervención del ex agente. No puede imaginar que en esos diez años Carroll ha creado toda una red de fanáticos seguidores suyos, que hacen lo que les pide según los típicos mecanismos de las sectas más siniestras. Serie televisiva creada por Kevin Williamson, muy aficionado a las tramas de asesinos psicópatas, como demuestran las sagas Scream y Sé lo que hicisteis el último verano. Con experiencia en la pequeña pantalla (Dawson crece, Cronicas vampíricas), entrega una trama inquietante pero no novedosa, de asesino que se diría diabólico, con capacidad de manejar voluntades de modo que sus deseos se convierten en realidad casi con el simple pensamiento, y con una mente enfermiza que considera sus asesinatos parte de una gran obra de arte. Ahora ha planeado utilizar a Hardy como protagonista de su “nueva obra”, para él un héroe clásico necesitado de redención. La narración recurre con frecuencia a flash-backs para recordar lo ocurrido en 2002, cuando nadie sospechaba que Carroll era un asesino. Del piloto cabe deducir que es una serie medianamente entretenida, pero que avanza demasiado rápido a la hora de establecer hechos –el romance de Hardy con la mujer de Carroll, los vecinos gays de la víctima, etc–, lo que le quita verosimilitud, se notan demasiado las costuras del guión. Además resulta muy truculenta en lo relativo al uso de la violencia. Una referencia clara podría ser Luther, aunque la serie británica supera sobradamente a The Following. Siguiendo con la comparación, Kevin Bacon sería la versión blanca de Idris Elba.

5/10
The Day

2011 | The Day

En un mundo postapocalíptico, un grupo de cinco supervivientes armados con escopetas, hachas y machetes, viaja sin rumbo buscando comida y un lugar seguro en el que establecerse para no ser encontrados por las salvajes tribus de caníbales que pueblan la Tierra. En su huida creerán encontrar una idílica granja en la que aparentemente están a salvo, sin saber que en realidad, han sido atraídos a una trampa mortal.

Bajo cero (Frozen)

2010 | Frozen

Tres amigos acuden a unas pistas de esquí, dispuestos a disfrutar deslizándose por la nieve. Además piensan gastar poco, todo es camelarse al del telesilla para que por unos dólares les deje colarse. Ellos son Parker y Dan, novietes, y Lynch, el mejor amigo de Dan, un poco mosca porque Parker no es buena esquiadora y ello les impide esquiar por los sitios más difíciles. Pero los tres van a tener ocasión de pasar dificultades cuando un cúmulo de casualidades les deje colgados por la noche a gran altura en el telesilla. El frío arrecia, nadie les escucha, y deben buscar soluciones para evitar morir congelados. Una película de sencillo planteamiento y máxima tensión que funciona, el esquema es el Tiburón, título mencionado expresamente en una conversación de los personajes. Los intentos de saltar o moverse por el cable, y el acecho de los lobos, más las temperaturas gélidas, les sitúa en una posición límite donde los nervios y reproches se desatan. El desconocido Adam Green maneja bien los resortes del film, y los actores funcionan, incluida la cada vez más en alza Emma Bell, que también pasa miedo en Destino final 5. Quizá el director se pasa en las escenas de “huesos crujientes”, no aptas para todos los estómagos.

5/10
Las ruinas

2008 | The Ruins

Dos amigas, Amy y Stacy, se han ido de vacaciones con sus respectivos novios, Jeff y Eric, que no se conocían, a Cancún. México. Allí este cuarteto es tan sofisticado y exquisito que en vez de ir a ver pirámides y otras zarandajas que puede degustar cualquier turistilla de medio pelo, ellos se dedican a actividades tan originales como retozar y tomar el sol, además de emborracharse y practicar el sexo. Pero el último día de su estancia conocen a Mathias, un joven alemán, que les habla de unas ruinas mayas donde está trabajando su hermano arqueólogo, y atraídos por la exclusividad (esas ruinas no las visita cualquiera), deciden ir ahí de excursión. Craso error, pues una vez llegan a su destino, se encuentran a unos nativos bastante hostiles por misteriosas razones, que matan a un pobre griego que se había sumado a última hora a la expedición. Para ponerse a salvo suben a lo más alto de la pirámide, y como los nativos no osan traspasar el umbral de la misma por razones ignotas, pueden respirar tranquilos... poco tiempo, pues la hiedra del lugar puede que sea aún más hostil que los enemigos humanos. Película de terror con abundantes sustos. Sorprende averiguar que una trama bastante simplona se basa en un libro, y que su autor (y también adaptador) es Scott B. Smith, que también escribió la novela, más compleja, de que partía Un plan sencillo. Aquí lo que tenemos es un film de atmósfera, de angustia creciente, con la mayoría de los tópicos al uso del género, más un dibujo de México y sus gentes que es de suponer no habrá apasionado demasiado a los mexicanos. Abunda la sangre, y se nos regalan un par de mutilaciones, más acuchillamientos varios. Si uno está humor, puede llegar a sonreírse con los sonrojantes diálogos, acerca de si huir o esperar ayuda, o sobre si fulanita me engaña con zutanito, mientras a mí me devoraba una planta carnívora, no hay derecho y tal... Otro de los descubrimientos, cuando uno ve los títulos de crédito, es ver ahí el nombre de Darius Khondji como director de fotografía: imposible averiguar qué le atrajo del film, a no ser el cheque al final del trabajo.

3/10
Solstice

2008 | Solstice

Megan tiene dificultades para superar el suicidio de su hermana gemela Sophie, seis meses después aún sufre. De modo que se marcha con unos amigos a celebrar el solsticio de verano en la noche de san Juan. Cuando entra en una tienda se entera de que se trata de la ocasión ideal para charlar con los muertos, tal vez pueda contactar con el espíritu de su hermana muerta. Sustos a granel en la típica peli de terror juvenil con reparto de guaperas. Para pasar el rato con la pandilla de amiguetes.

4/10
X-Men 3: La decisión final

2006 | X-Men: The Last Stand

En esta ocasión, Warren Worthington II, heredero de un imperio financiero, descubre que su hijo, Warren Worthington III, oculta un temible secreto. Resulta que el chico desarrolla unas alas similares a las de los ángeles. Pasa el tiempo, y los laboratorios farmacéuticos que pertenecen a los Worthington logran encontrar un remedio para eliminar las mutaciones genéticas. Una simple inyección convierte a un mutante en un hombre normal. El temible Magneto desconfía de las supuestas buenas intenciones de los inventores del remedio. Convencido de que los mutantes deben enfrentarse a la humanidad, Magneto piensa que es una ofensa que traten de despojar a los suyos de sus habilidades excepcionales. Por esta razón, Magneto reúne a un ejército para destruir a los inventores de la inyección, aunque topa con la oposición de los X-Men, los pupilos de Xavier, que sueñan con la convivencia pacífica entre hombres y mutantes. Al mismo tiempo, los X-Men investigan la extraña reaparición de Jean Grey, una de sus más veteranas componentes, que supuestamente murió ahogada para salvar a sus compañeros. Tercera entrega de las aventuras del profesor Xavier y sus alumnos mutantes. Brett Ratner toma el relevo, después de que el director de las anteriores, Bryan Singer, abandonara el proyecto con el fin de dirigir Superman Returns, otra película de superhéroes muy distinta. Aunque se toma muchas libertades con respecto al cómic original, Ratner realiza una digna secuela, con espectaculares enfrentamientos entre ambos bandos de mutantes, como la que transcurre en un puente, aquellas en las que Jean Grey demuestra su poder telekinético o el ataque del temible Juggernaut. Tanta acción aparece convenientemente aderezada por temas de cierto calado, que ya aparecían en las anteriores entregas de la saga, como son la discriminación, los prejuicios sociales y la falta de ética en las innovaciones científicas. El desenlace parece dar a entender que se trata del colofón final a la saga de los mutantes, aunque es necesario ver la película hasta después de los títulos de crédito, para descubrir una sorpresa final.

7/10
El silencio (2005)

2005 | The Quiet

Dot, una joven sordomuda, perdió a su madre siendo niña, y ahora es el padre quien muere atropellado. Una familia amiga (el matrimonio y una hija, Nina) la acogen, pero la situación dista de ser idílica. El padre la ha aceptado en el hogar porque cree que su presencia frenará la insana afición que tiene a acostarse con su hijastra Nina, cosa que no ocurre; Nina y otra amiga del instituto muestran con Dot cualquier cosa menos simpatía; la madre parece vivir en otra galaxia. Por otra parte, un compañero, por cuyo amor suspira medio instituto, empieza a sentir atracción, de modo inesperado, por Dot. Curiosa mezcolanza de thriller insano y 'peli de instituto', tiene ciertas pretensiones de cuento para adultos. La trama juega con el concepto de sordera, y embotamiento de los sentidos en general, pues la que mejor parece enterarse de las cosas que ocurren es, paradójicamente, Dot. El film recurre a su voz en off para expresar sus sentimientos. Lo que podía ser una historia medianamente inteligente se queda en poquita cosa: la 'sorpresa' no lo es; el tono soez de los diálogos, con la obsesión de algunos personajes por el sexo, cansa; y tanto la visión del mundo de los adultos –los padres, con el incesto de él y la ceguera de ella– como el de los jóvenes –tres chicas y un chico, básicamente– es de una estrechez que pone los pelos de punta.

4/10
3 agujas

2005 | 3 Needles

Tres relatos independientes que transcurren en otros tantos continentes, y que están relacionados con el sida. El arranque da a entender que el desconocido realizador Thom Fitzgerald pretende divulgar que la ignorancia y la pobreza favorecen el avance de la terrible enfermedad. Sobre este tema pivota la historia inicial, protagonizada por Lucy Liu, sin duda la mejor del conjunto. Transcurre en China, donde Jin Ping –personaje interpretado por la atractiva actriz– trafica con sangre que le donan los habitantes de pequeñas localidades, a los que paga una cantidad muy atractiva para ellos, teniendo en cuenta su falta de recursos. Jin Ping ignora que está extendiendo el virus del sida, por su falta de condiciones higiénicas. Sin embargo, los otros dos relatos van ganando en sordidez, lo que diluye por completo el interés humano de la historia. Además, ninguno de los dos acaba de resultar creíble, porque el guión empieza a hacer aguas por todas partes. El que transcurre en Canadá, está protagonizado por Denny, un actor porno infectado por el virus VIH, que debe someterse regularmente a análisis clínicos para poder trabajar sin riesgos para la salud de sus parejas en los rodajes. Pero él logra cambiar –con una facilidad que resulta chocante– sus muestras por sangre que le ha extraído a su padre. Éste anima a su hijo a seguir dedicándose a su curiosa ocupación, y se dedica a ver sus películas con él, a escondidas de la madre, que misteriosamente no se ha enterado de a qué se dedica su hijo. Parecen vivir sin grandes agobios económicos, por lo que no se explica que el hijo justifique el poner en peligro a sus compañeras de rodaje, pues en teoría está necesitado de dinero. Y además, la madre, una ofuscada católica –interpretada por la veterana y siempre solvente Stockard Channing– acaba prostituyéndose para conseguir recursos... Menos interés aún tiene la historia final, a pesar de que está interpretada por  actrices de primera, como Olympia Dukakis, Sandra Oh y Chloë Sevigny. Ésta última encarna a Clara, una novicia que cuida enfermos en una misión católica en África del Sur. El terrateniente local, obsesionado sexualmente con Clara, sólo se preocupa por ganar dinero y permite que uno de sus trabajadores, un tipo sin escrúpulos, viole reiteradamente a una menor. Aunque al principio parece que Clara está convencida de su vocación, acaba creyendo que su obligación pasa por sacrificarse y acceder a los deseos sexuales del cacique, para convencerle de que castigue al violador, mandándole a la policía. Desaprovecha así Thom Fitzgerald la ocasión de hablar de una enfermedad que ha tenido efectos nefastos, y de sacar tajada a su impresionante reparto.

2/10
X-Men 2

2003 | X2

Los mutantes están más perseguidos que nunca. Vistos como bichos raros, y después de un asalto sufrido en la Casa Blanca, el presidente ordena actuar contra ellos para lograr su control. Lo que no sabe es que el ataque de ese mutante anónimo fue coordinado en realidad por uno de sus asesores militares, William Stryker, con el fin de poder actuar de modo contundente contra los mutantes, a los que odia por razones muy personales. De modo que la Escuela de Jóvenes con Talento va a ser asaltada por el ejército, al tiempo que Stryker obliga al profesor Xavier a utilizar el Cerebro, para convocar a todos los mutantes y aniquilarlos. Las amenazas hacen extraños compañeros de cama, de modo que los pupilos del profesor van a colaborar con Magneto a la hora de enfrentarse a la actual amenaza. Una de las peculiaridades de esta nueva entrega de las andanzas de los X-Men es su intenso carácter coral. Hay muchísimos personajes, y todos tienen más o menos peso específico. Entre los viejos conocidos del primer film, podemos ver a Lobezno, que quizá averigüe al fin su origen, relacionado con un experimento militar con un metal llamado adiamanto (y conozca a su alter ego, la Dama Mortal); y a Tormenta, que gracias al Rondador va a descubrir que existen poderes más fuertes que la ira para luchar contra los enemigos. También repiten el profesor Xavier, Pícara (¿podrá controlar sus talentos para poder amar al Hombre de Hielo?), Cíclope, Jean Grey (con sus poderes telepáticos cada vez más descontrolados), Mística, Magneto… Y se suman personajes nuevos como Pyros, un joven que maneja el fuego como nadie, pero que parece verse atraído por el lado oscuro de los poderes mutantes, al más puro estilo Anakin Skywalker (casi se diría que este jovencito está cortado por el mismo patrón); y Rondador Nocturno, del que hablamos en otro sitio. Aunque Bryan Singer y su equipo de guionistas han echado el resto en no entregar una historia simplona, y en dar matices a los múltiples personajes, esto no es obstáculo para dejar boquiabierto en el capítulo de los efectos especiales. Además del asalto a la Casa Blanca, tenemos la liberación de Magneto de su prisión de plástico, la presa hecha añicos, la pelea de Lobezno y la Dama Mortal, las metamorfosis de Mística, el asalto de la Escuela de Genios… Vamos, que la acción no decae en ningún momento.

7/10
La cadete Kelly

2002 | Cadet Kelly

Kelly Collins está obsesionada por la moda. Su padre le obliga a ingresar en la academia militar donde ejerce de comandante en jefe. La actriz y cantante Hilary Duff protagoniza esta comedia adolescente.

4/10
Wolf Girl

2001 | Wolf Girl

Una joven que padece una enfermedad genética, que la ha llenado todo el cuerpo de pelos, sobrevive como integrante de un circo. La cubierta y el título dan a entender que se trata de una película de terror, pero en realidad no hay transformaciones, ni balas de plata. En su línea habitual independiente, el director Thom Fitzgerald se centra en este caso en los elementos dramáticos e inquietantes, que retratan la angustia de los adolescentes que se sienten y son distintos.

3/10
X-Men

2000 | X-Men

En un mundo cada vez más revuelto, las personas un poquito diferentes, que se distinguen lo más mínimo de la aborregada masa, producen un creciente rechazo. Es lo que les sucede a los mutantes, personas que han nacido con alguna distinción genética que manifiesta en la adolescencia en forma de superpoderes. El senador Kelly de los EE.UU encabeza un movimiento que pretende limitar la libertad de los mutantes. Un atropello que combate con medios pacíficos el profesor Xavier, que guía a los mutantes “despistados” desde su escuela de jóvenes superdotados. Un punto de vista distinto tiene Magneto, que cree que la coexistencia con la gente normal resulta imposible. Hasta el punto de pretender que los mutantes dominen el planeta. Bryan Singer, que confiesa no ser un superfan de los cómics de X-Men, logra sin embargo una buena traslación de las historietas a la pantalla. El director de Sospechosos habituales y Verano de corrupción asegura que en la peli “hay temas políticos y sociológicos”, y que “trata de lo difícil que es encontrar un punto de tolerancia mutuamente beneficioso para todos los involucrados en determinado tema”. Aunque, honrado que es el hombre, reconoce también que es “una película de golpes y puñetazos”. En efecto, no faltan las buenas peleas entre héroes y villanos, servidas con buenos efectos especiales. Puestos a destacar un par de escenas, nos quedamos con el inicio (¡en un campo de concentración!) y el final (una prisión la mar de sicodélica).

7/10

Últimos tráilers y vídeos