IMG-LOGO

Biografía

Anna Paquin

Anna Paquin

38 años

Anna Paquin

Nació el 24 de Julio de 1982 en Winnipeg, Manitoba, Canadá

Premios: 1 Oscar

Creciendo en la pantalla

09 Abril 2010

Empezó en el cine siendo una niña y la hemos visto crecer. Anna Paquin demostró desde el primer momento su capacidad interpretativa.

El nombre completo de ella es Anna Helena Paquin. Hija de un profesor de educación física y una profesora de inglés, nació en Winnipeg, Manitoba (Canadá), aunque muy pronto, cuando tenía cuatro años, se mudó a Nueva Zelanda. Posee la doble nacionalidad canadiense y neozelandesa, aunque prefiere esta segunda.

Excelente estudiante, soñaba con llegar a ser primera ministra de Nueva Zelanda o en todo caso abogada. Ni se le había pasado por la cabeza ser actriz, cuando siendo muy pequeña se presentó a un casting para interpretar a la hija de Holly Hunter, en El piano. En realidad no quería el papel, sino que fue para acompañar a su hermana, y porque de esa forma, ese día no tendría que ir a clase. La directora Jane Campion quedó encantada ante su gran expresividad, y decidió que era la niña ideal para el papel.

Con esta película, Anna Paquin hizo historia, al convertirse en la segunda actriz más joven que ha ganado el Oscar, sólo superada por Tatum O’Neal. Se convirtió también en la primera actriz neozelandesa que ganó la estatuilla. Cuando salió a recoger el premio a la mejor actriz de reparto no sabía qué decir, por lo que se quedó muda –como el personaje de su madre en la película–, muerta de risa, hasta que todo el auditorio también estalló en carcajadas. A continuación, se volvió a sentar con sus padres, dejando plantado al actor Gene Hackman, que debía llevarla a la sala de prensa.

Pero la pequeña Anna siguió estudiando. No tenía ninguna intención de continuar ejerciendo de actriz, y de hecho estuvo ausente de las pantallas tres años. Lo que ocurrió es que la presión de poderosas agencias de actores y directores deseosos de contratarla era constante. Finalmente, aceptó una oferta de Franco Zefirelli, para interpretar el papel de la protagonista, Charlotte Gainsbourg, de pequeña, en Jane Eyre (1996). A continuación, le contrataron para pequeños papeles Steven Spielberg, en Amistad, y Anthony Drazan, en Hurlyburly. Carroll Ballard le dio el papel protagonista, una niña decidida a criar unos gansos, en Volando libre. Mientras rodaba esta película, lo pasó bastante mal porque sus padres se divorciaron.

Anna Paquin volvió a triunfar a gran escala con su papel de Pícara, una joven mutante, en X-Men, adaptación de las peripecias del célebre grupo de superhéroes. Su éxito propició dos secuelas en las que repitió el papel. Entre entrega y entrega tuvo tiempo de rodar títulos muy bien escogidos, como Casi famosos, Descubriendo a Forrester, La última noche, Una historia de Brooklyn, e incluso se puso a las órdenes del español Jaume Balagueró, en Darkness. Con la serie vampírica creada por Alan Ball Sangre fresca también ha tenido un gran éxito.

Oscar
1994

Ganador de 1 premio

Filmografía
El secreto de las abejas

2019 | Tell It to the Bees

Década de los 50, en un pueblecito de Escocia. Al pequeño Charlie le marginan en el colegio por ser hijo de Lydia, madre soltera, por lo que acaba metiéndose en una pelea. Le atiende de sus magulladuras la doctora Jean Markham, que ha regresado a su localidad natal, de donde se fue por los rumores sobre su homosexualidad, tras la muerte de su padre, para hacerse cargo de su consulta. El chico queda fascinado con las abejas que cría la facultativa en su jardín, por lo que ésta le invita a verlas con más detenimiento el domingo por la tarde. Enojada, Lydia acude a echarle la bronca a Jean –a quien no conoce– por llevarse a su casa a su retoño, pero descubrirá que se siente atraída por ella, así que inician un idilio. Como consecuencia, ambas mujeres serán víctimas de todo tipo de habladurías, mientras que el padre del muchacho –que hasta entonces se había desentendido– amenazará con llevárselo a porrazo limpio. 23 años ha pasado apartada de la gran pantalla la realizadora Annabel Jankel, se diría que por una vez merecidamente, pues hasta ahora tenía dos largometrajes en su haber, firmados junto a un tal Rocky Morton, su esposo hasta 2005: el decepcionante thriller Muerto al llegar (1988) y Super Mario Bros. (1993), adaptación de las peripecias del personaje de los videojuegos, considerado uno de los mayores fiascos de la historia del celuloide. Ahora adapta en solitario un best-seller de Fiona Shaw con resultados un poco superiores a los de sus dos anteriores trabajos, lo que no quiere decir mucho. Por desgracia, cuenta de forma atropellada un relato bastante predecible y más empalagoso que la miel de las abejas. Resulta llamativa la rapidez con la que fluye el idilio entre las protagonistas, sin que ni siquiera Jean –que hasta entonces era heterosexual– se sorprenda lo más mínimo. Las actrices principales, Holliday Grainger y Anna Paquin, no sólo no parecen conectar, sino que se muestran incapaces de dar credibilidad a sus tópicos personajes. Y no se entiende por qué el progenitor de un día para otro vuelve a tomar interés en dar la lata cuando hasta entonces parece que ninguno de sus vecinos le reproche que no haga ni caso a su hijo. Se diría que sirve como recurso fácil para alertar de ‘los males de la sociedad patriarcal’, etc. Para colmo de males, se abusa hasta la extenuación del recurso a las abejas como metáfora supuestamente mágica y preciosa de lo que les ocurre a las protagonistas.

4/10
El irlandés

2019 | The Irishman

La historia del gangsterismo alrededor del IBT, el sindicato de transportes más importante en Estados Unidos, contada desde el punto de vista de Frank Sheeran con amplio lienzo. Este personaje de origen irlandés, reconoció poco antes de morir en 2003 a Charles Brandt –autor del libro “Heard You Paint Houses”, en que se basa la película– haber asesinado al misteriosamente desaparecido desde 1975 Jimmy Hoffa, presidente del IBT. Martin Scorsese demuestra encontrarse en plena forma creativa, y se nos presenta como auténtico “superhéroe” del cine de personajes y tramas de entidad, dotado de unos “poderes” en la línea de sus dos mejores películas gangsteriles, Uno de los nuestros (1990) y Casino (1995), pero quizá más sabio por más experimentado, los años cuentan. Su film, producido por Netflix, pero con otros pesos pesados como el propio Robert De Niro y el veterano Irwin Winkler, conocerá un estreno limitado en salas de cine, concesión a los cinéfilos y al propio director, pero, los tiempos mandan, su difusión masiva toca en la plataforma de streaming. El experimentado director maneja aquí un sólido guion en solitario de Steven Zaillian, libretista con el que había trabajado en Gangs of New York (2002). Funciona muy bien la estructura narrativa de encapsulamiento de tres hilos, a modo de muñecas rusas: la voz en off de un Frank Sheeran ingresado en una residencia de ancianos, que cuenta el viaje en automóvil que realiza con su mentor Russell Bufalino y las esposas de ambos, para acudir a una boda, y la primera parada frente a una estación de servicio, que sirve para evocar el pasado, cómo se conocieron y el modo en que se produjo su ascenso en el sindicato de transportes y en el mundo criminal en los años de la presidencia de John Fitzgerald Kennedy. Lejos de ser caprichosa, tal estructura responde a una perfecta lógica interna, cuyo sentido se constata cuando en el último tramo acaban uniéndose los hilos hasta quedarnos con el de Sheeran envejecido. Están impregnadas las imágenes de un agradecible clasicismo, incluidos algunos elegantes planos secuencia, y eso que la labor de edición de la habitual colaboradora de Scorsese, Thelma Schoonmaker, es altamente meritoria, a las tres horas y media de metraje no parece sobrarle un solo plano, su labor es auténtico encaje de bolillos. Y al final lo que se nos cuenta con enorme habilidad y con una violencia más contenida de lo que Scorsese acostumbra, sin moralina facilona pero con un indudable punto de vista moral, más nítido que en otros filmes del italoamericano, es la historia del progresivo descenso a los infiernos del protagonista, Frank Sheeran. Su alma cada vez se encuentra más emponzoñada, al aceptar ejecutar personalmente despiadados asesinatos, pero hábilmente se nos presenta un contrapunto interesante, el de una de sus cuatro hijas, Peggy, cuyas miradas, de niña, y luego convertida en mujer, vienen a ser como la voz de la conciencia que le recuerda la inmoralidad de sus acciones. Los dramas personales se combinan con el telón de fondo histórico, sugiriéndose una explicación acerca de la invasión de Bahía de Cochinos ordenada por JFK, y su posterior asesinato, hechos en los que habría tenido que ver la mafia, molesta por la actuación del aguerrido fiscal general Robert Kennedy. Y tienen mucha fuerza los personajes principales, y las relaciones que se establecen entre ellos, singularmente las de Sheeran con su mentor Buffalino y con Hoffa, el hombre al que debe proteger. En tal sentido los actores están soberbios. Las técnicas digitales utilizadas para rejuvenecer en algunas escenas a los personajes no distraen, y tenemos a un magnífico Robert De Niro, del que se pinta una evolución plausible, un Joe Pesci inesperado, porque no hace el papel que habríamos pensado, está muy contenido, y Al Pacino –aquí, sí, por fin, podemos decir que tenemos una película que comparten de verdad con De Niro–, que sabe componer al sindicalista que quiere nadar en un estanque de lodo sin embarrarse e imponer su punto de vista por considerarse intocable. El resto del reparto tiene menor presencia, pero está perfectamente escogido, y cada uno brilla entregándose en las escenas que les tocan.

9/10
Alias Grace

2017 | Alias Grace | Serie TV

Philip K. Dick's Electric Dreams

2017 | Philip K. Dick's Electric Dreams | Serie TV

Serie antológica compuesta de diez episodios basados en relatos cortos de Philip K. Dick, el prestigioso autor de ciencia ficción responsable de "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?", que dio pie al mítico film Blade Runner. De hecho, el título englobador "Electric Dreams", "Sueños eléctricos", es una alusión a las historias imaginadas por Dick a partir del título de esa obra. El planteamiento, de historias sorprendentes de anticipación con final rompedor, conecta con otros populares seriales televisivos, como Alfred Hitchcock presenta, Dimensión desconocida, Cuentos asombrosos, o, más reciente, Black Mirror. Los diez episodios cuentan con directores, guionistas y actores diferentes, por lo que el interés de las historias es desigual, algunos entusiasmarán más que otros, también según gustos o humor cuando se ven. En cualquier caso, se trata de fábulas de advertencia, que nos proponen situaciones con una humanidad cada vez más deshumanizada, que corre el riesgo de perder sus rasgos de identidad con una tecnología cada vez más perfecta, pero que nos puede hacer olvidar nuestra singularísima e irrepetible condición personal, quiénes somos, de dónde venimos, adónde vamos. Y lo que se cuenta trata de adaptarse a las circunstancias de los comienzos del siglo XXI, no podemos olvidar que muchos relatos originalmente fueron escritos hace más de 50 años, cuando no había móviles, internet, etc, etc. Tampoco era entonces tan abrumadora la presión en pro de la diversidad sexual. En "Real Life", se nos presenta una historia donde el escapismo a través de la realidad virtual conduce a no distinguir cuál de dos posibles vidas es la verdadera. "The Conmuter" nos habla de una parada no prevista en un tren, que conduce a Timothy Spall a un mundo de felicidad demasiado perfecta. En "Impossible Planet" una anciana con la cara de Geraldine Chaplin ahnela volver a la romántica e idílica Carolina del Norte de su niñez, aunque la Tierra es un planeta radioactivo. Un científico anodino al que da vida Steve Buscemi podría ver cómo cambia su vida si acepta los planes de una mujer sintética para rebelarse contra el sistema en "The Crazy Diamond". "Kill All Others" habla con acidez de la manipulación de los políticos, con una lideresa a la que encarna Vera Farmiga, que invita a matar a los diferentes, mientras que los "borregos" no se cuestionan nada. También habla con fuerza de la manipulación, en este caso a cuento de la amenaza terrorista, "Safe & Sound", hasta el punto de que va a sufrir una relación entre madre (Maura Tierney) e hija (Annalise Basso). Y "The Hood Maker" habla de una sociedad controlada por policías que usan los poderes telepáticos de algunos de sus agentes, y que se rebelan con unas misteriosas máscaras. Tu padre (Greg Kinnear) tal vez no sea tu padre, propone la inquietante "Father Thing", una curiosa variación muy lograda sobre el clásico La invasión de los ladrones de cuerpos. "Autofac" alerta acerca de los peligros del consumismo. También en "Human Is", un marido militar (Bryan Cranston) vuelve cambiado de la batalla.

6/10
Raíces

2016 | Roots

Miniserie de A&E, que adapta de nuevo la novela "Roots: The Saga of an American Family", de de Alex Haley, que ya dio lugar a uno de los grandes éxitos televisivos de todos los tiempos.

X-Men: Días del futuro pasado

2014 | X-Men: Days of Future Past

Nuevas aventuras de los mutantes de Marvel, con la novedad de que se combinan algunos actores que interpretan a los personajes en su versión talludita y en su versión juvenil, gracias a la coartada argumental de los viajes en el tiempo. De modo que desde un futuro desolador dominado por los Centinelas, unas criaturas creadas gracias a los avances de las industria armamentística, que aprovecha algunas de las cualidades genéticas de Mística.,Lobezno viaja al pasado, a 1973. La idea es reunirse con el profesor Xavier y Magneto, entonces unos jóvenes algo desubicados, para cambiar la historia evitando que Mística mate al creador de sus verdugos Centinelas, el doctor Trask. X-Men: Días del futuro pasado es una película que exige complicidad, la disfrutarán los espectadores que no estén ya saturados con tanta película de superhéroes, ahora con la nueva divisa de lo que Hollywood considera fórmula ideal para atraer al público visto el éxito de Marvel Los Vengadores, o sea, reunir a cuantos más personajes mejor, aunque algunos tengan presencia hipermínima, como es el caso aquí de Tormenta, Rogue y Kitty Pryde, Halle Berry, Anna Paquin y Ellen Page no hacen gran cosa en el film. Claramente hay una descompensación en el peso argumental, Lobezno se erige en hilo conductor, con el siempre resultón Hugh Jackman, mientras que a los veteranos, como Ian McKellen, les basta con su poderosa presencia en pantalla, aunque sea de escasos minutos; pero del resto, muchos se reducen a puro elemento decorativo. El guión de Simon Kinberg se esfuerza en crear conflictos interesantes, y hay algunas escenas visualmente muy vistosas, sobre todo las concernientes a la rapidez de Quicksilver. Pero también se acumulan escenas de acción agotadora, a tal respecto el arranque futurista es particularmente cansino; mientras que el presidente Nixon se convierte en una especie de caricatura de sí mismo. Entre los actores, destacan Jennifer Lawrence y Michael Fassbender.

5/10
True Blood (7ª temporada)

2014 | True Blood | Serie TV

Última temporada de True Blood llena de traiciones, conflictos y relaciones que llevarán al límite a Bill y Sookie. Habrá nuevos problemas en Bon Temps cuando los enfrentamientos se vuelven más intensos, lo que obliga a nuestros protagonistas a intentar encontrar una salida para aspirar a tener un futuro.   Constó de tan sólo 10 capítulos, al igual que la sexta temporada. El capítulo final disgustó a algunos fans acérrimos de la serie, mientras por el contrario a muchos otros les pareció una digna conclusión a una historia que llevaba seis años desarrollándose.

6/10
True Blood (5ª temporada)

2013 | True Blood | Serie TV

Sookie y Lafayette luchan para salvar a Tara. Terry Bellefleur viaja en busca del espíritu que le persigue. Sam ejerce como rastreador de la policía, para encontrar a los autores de los disparos contra Luna. Supuso la despedida de Alan Ball como máximo responsable de la serie (si bien continúa como productor ejecutivo). Le sustituyó Mark Hudis.

5/10
True Blood (6ª temporada)

2013 | True Blood | Serie TV

Tras lo ocurrido en el cuartel de la Autoridad, Bill (Stephen Moyer) es temido por lo que ahora es y lo que hace. Por otro lado, Sookie no tendrá más remedio que afrontar su destino después de que Warlow se dirija a Bon Temps para hacer respetar el contrato. La comunidad vampírica es víctima ahora de persecuciones y hostigamientos, sus derechos han sido anulados y ahora dependerá de Bill buscar la manera de ayudar a Eric, Pam, Tara y Jessica. Penúltima temporada de la serie basada en los libros de Charlaine Harris. En esta oocasión sólo contó con 10 capítulos, a diferencia de los 12 que nos tenían acostumbrados. La causá se debió a un corte en el presupuesto y al embarazo de la actriz principal, Anna Paquin.

6/10
True Blood (4ª temporada)

2012 | True Blood | Serie TV

Sokie mantiene a Eric escondido en su casa. Mientras, Marnie hace sufrir a los vampiros con ayuda de Antonia Gavilán, una antigua bruja. Cada temporada de True Blood adapta un libro de la serie original de Charlaine Harris. Esta vez se adapta "Muerto para el mundo".

5/10
Scream 4

2011 | Scream 4

Más de una década después de Scream 3, Wes Craven retoma la saga, de nuevo con Kevin Williamson como guionista. Demuestra el realizador un gran olfato comercial al combinar entre los protagonistas a los viejos protagonistas de la saga, Neve Campbell, David Arquette y Courteney Cox, con jóvenes de tirón, como Hayden Panettiere, la animadora de Héroes, y Emma Roberts, la sobrinísima de Julia Roberts, cada vez más en alza. También aparecen por ahí rostros muy conocidos como Anna Paquin, Kristen Bell o la veterana Mary McDonnell. La cinta comienza con un viejo tópico del cine de terror. Sidney Prescott vuelve a Woodsboro, su pueblo natal, diez años después, reconvertida en escritora, pues acaba de publicar un libro sobre los hechos. Allí se reencuentra con el sheriff Dewey y la periodista ya retirada Gale Weathers, que se ha convertido en su esposa, y también con su prima Jill y su tía Kate. No es necesario ser demasiado conocedor del género para predecir que volverán a ocurrir nuevos crímenes, coincidiendo con su llegada. Alguien se ha puesto la vieja máscara de Ghostface y siembra el terror persiguiendo a los jóvenes de la localidad, como a los amiguetes de la joven Jill. Recupera las reflexiones cinematográficas que tenía sobre todo la primera parte, y arremete contra la ultraviolencia que se ha impuesto en el género, sobre todo tras la saga de Saw. Además, también analiza en cierta manera la situación actual del terror, en un momento marcado por la moda de los remakes y reinicios de antiguas franquicias. Introduce mucho humor que será apreciado sobre todo por los incondicionales de este tipo de cine. Pero además, sus secuencias de suspense son lo suficientemente eficaces. Con tanta reflexión sobre las reglas del género, la acción se vuelve en cierta manera impredecible, y Craven reivindica su corona de rey de este tipo de cintas, luciéndose en secuencias de suspense eficaces, como el asesinato del chico de la cámara, o el clímax final. La disfrutarán especialmente los incondicionales de estas películas por sus múltiples referencias, aunque al resto del público le resultará lo suficientemente entretenida.

5/10
Margaret

2011 | Margaret

Lisa Cohen es una joven inteligente de 17 años. Vive en Nueva York con su madre, actriz de teatro divorciada, y con su hermano pequeño. Un día, por una frivolidad distrae reiteradamente a un conductor de autobús, quien sin querer se salta un samáforo en rojo. Las consecuencias son fatales, pues una mujer es arrollada y tras unos minutos angustiantes morirá en brazos de la propia Lisa. Desde entonces la joven ya no será la misma. Interesante película del guionista y director Kenneth Lonergan, quien tras más de una década ha vuelto a ponerse detrás de las cámaras después de la estupenda Puedes contar conmigo. En el caso de Margaret, el resultado no ha sido tan redondo, aunque está a años luz de las propuestas frívolas de gran parte del cine norteamericano. Por su planteamiento, Margaret es un film de personajes, con aire independiente, una película que dice cosas serias y que incide en las situaciones peliagudas, las crisis vitales que nos golpean, momentos a los que de una u otra forma todas las personas habrán de hacer frente alguna vez. El propio título de la película, Margaret, hace referencia a un poema del poeta jesuita británico Gerard Manley Hopkins, considerado una de las cumbres de la lírica del siglo XIX. En ese poema Hopkins habla con sus versos de la pequeñez humana, de que pase lo que pase a nuestro alrededor, los seres humanos llevamos dentro el sufrimiento, la orfandad, y en realidad por lo que las personas lloramos es siempre por nosotros mismos. El sentimiento antropológico de esta propuesta, Lonergan lo traslada a la historia de la protagonista, Lisa, una joven en crisis de madurez que experimenta en su propia vida las implicaciones morales de una mentira. Lonergan ofrece sin lugar a dudas una válida visión de cómo el mal moral puede acabar por destruir a una persona o arrastrarla por derroteros sin salida, oscuros, cuando aún no está preparada para enfrentarse con el mundo de los adultos. Un mundo, dice Margaret, donde hay que ser humilde, donde no todo tiene una explicación perfecta, donde lo blanco y lo negro no existe, donde las reglas no las podemos cambiar, donde lo correcto y lo incorrecto se confunden a menudo y donde simplemente hay que sobrevivir muchas veces al dolor, a los golpes de la vida, aceptarla y seguir adelante buscando no herir a los demás. No están mal estas reflexiones para los tiempos que corren... Sin embargo, Margaret tiene también un defecto considerable. A Kenneth Lonergan le ha faltado esta vez mayor contención. Comienza con fuerza inusitada pero con el paso de los minutos va enmarañándolo todo un poco. A la hora de mostrar la crisis que embarga a Lisa (excelente aunque un poco desbocado papel de Anna Paquin), ofrece un ahondamiento demasiado reiterativo en su conducta inestable, en su desconcierto y crueldad en el trato con los demás y en su comportamientos sexuales desatados, en el fondo destructivos, una desesperada y estéril huida del dolor. Es verosímil, sí, pero también podría haber sido más sobrio, más sutil. Igualmente Lonergan debería haber ahorrado muchos minutos al metraje para centrarse más en el suceso clave y no liarse con subtramas más superfluas, como todas esas escenas de la parafernalia legal, etc. Entre el reparto de Margaret, además de la Paquin es imprescindible destacar, y mucho, el grandísimo trabajo de J. Smith-Cameron (a la sazón esposa del director en la vida real), inconmensurable en su papel de madre.

5/10
The Romantics

2010 | The Romantics

True Blood (3ª temporada)

2010 | True Blood | Serie TV

Sookie ha decidido aceptar la oferta de matrimonio de Bill. Pero éste ha sido secuestrado por un individuo que tiene oscuras intenciones. Aunque Hoyt y Jessica están enamorados, tendrán graves problemas. La tercera temporada introduce a los hombres lobo. Se incorporan nuevos actores, como Denis O'Hare, que interpreta a Russell Edgington, vampiro conocido como el Rey del Mississippi.

5/10
True Blood (2ª temporada)

2009 | True Blood | Serie TV

La población de Bob Temps se queda conmocionada tras un brutal asesinato cometido en el estacionamiento del Merlotte’s. Mientras tanto, la hasta entonces idílica relación entre Sookie y Bill se verá puesta a prueba cuando ella descubre la existencia de Jessica, y su vinculación con el asesinato de su tío. Resulta que Jessica visitará inesperadamente el Merlotte’s. Más episodios de la serie vampírica de Alan Ball, creador de A dos metros bajo tierra, que se basa en la saga de novelas de Charlaine Harris iniciada con "Muerto hasta el anochecer". La gran incorporación de la temporada es Evan Rachel Wood (la reina Sophie-Anne).

5/10
The Courageous Heart of Irena Sendler

2009 | The Courageous Heart of Irena Sendler

La historia real de Irena Sendler, trabajadora social que formó parte de la resistencia polaca durante la Segunda Guerra Mundial y que fue detenida por los nazis por salvar la vida de cerca de 2.500 niños judíos sacándolos como contrabando fuera del gueto de Varsovia.

True Blood

2008 | True Blood | Serie TV

La serie parte del supuesto de que los vampiros han decidido salir a la luz pública, tras la creación de sangre artificial por científicos japoneses que sacia su apetito. Así, pasan a ser ciudadanos normales y corrientes, aunque muchas personas se sienten intimidadas y asustadas por su presencia.  Narra las peripecias de Sookie Stackhouse, camarera de un pequeño local de un pueblecito de Louisiana que es capaz de leer los pensamientos de las personas a su alrededor. Una noche, atiende en el bar a Bill Compton, un apuesto vampiro, pero éste es atacado por una pareja que pretende drenar su sangre para venderla como droga ilegal. Sookie acaba ayudando al vampiro a escapar, y se hace amiga suya. Tras la llegada de Compton, empiezan a aparecer muertas numerosas mujeres. El principal sospechoso es Jason, hermano mayor de Sookie, que se ha relacionado sexualmente con casi todas las víctimas. Tras el éxito de A dos metros bajo tierra, Alan Ball, guionista ganador de un Oscar por American Beauty, creó esta serie nuevamente para HBO. Se basa en una serie de novelas escritas por Charlaine Harris.

6/10
Truco o trato

2008 | Trick 'r Treat

Truco o trato relata cuatro escalofriantes historias que se desarrollan la noche de Halloween. En una de ellas el director de un colegio se convierte en un asesino, en otra una joven está obsesionada con perder la virginidad con alguien especial, en la tercera un grupo de gamberros se pasan de la raya, y en la cuarta un anciano lucha contra su demonio particular. Bryan Singer produce esta película que cuenta con Anna Paquin, que es quien encarna a la joven obsesionada con su virginidad. Quien ganara el Oscar siendo una niña por El piano es un rostro habitual para los amantes del género gracias a la serie Sangre fresca.

4/10
Destino Canadá

2007 | Blue State

John Logue es un fiel votante del Partido Demócrata de Estados Unidos. En 2004 le dice a todo el mundo que si no gana las elecciones John Kerry, se irá a vivir a Canadá. Por todos es sabido que el candidato demócrata no pudo derrotar a Bush. Entonces Logue se encuentra con que debe cumplir la dura promesa de abandonar el país. Consecuente con su palabra, se lía la manta a la cabeza e inicia un viaje a Canadá. Una serie de circunstancias hacen que John no haga el trayecto en solitario, sino con la compañía de la misteriosa Chloe. Juntos vivirán un viaje que les cambiará para siempre. Produce la cinta Anna Paquin junto con su hermano Andrew. Hasta la fecha ha sido la única película producida por la joven que, siendo una niña, ganó un Oscar por El piano.

4/10
Enterrad mi corazón en Wounded Knee

2007 | Bury My Heart at Wounded Knee

Correcta adaptación del libro de éxito de Dee Brown, que recoge un trágico hecho real, la muerte de más de un centenar de hombres desarmados, mujeres y niños por un destacamento del Séptimo de Caballería. Anna Paquin realiza un correcto trabajo y aunque la ambientación no es especialmente deslumbrante, resulta más o menos creíble.

4/10
X-Men 3: La decisión final

2006 | X-Men: The Last Stand

En esta ocasión, Warren Worthington II, heredero de un imperio financiero, descubre que su hijo, Warren Worthington III, oculta un temible secreto. Resulta que el chico desarrolla unas alas similares a las de los ángeles. Pasa el tiempo, y los laboratorios farmacéuticos que pertenecen a los Worthington logran encontrar un remedio para eliminar las mutaciones genéticas. Una simple inyección convierte a un mutante en un hombre normal. El temible Magneto desconfía de las supuestas buenas intenciones de los inventores del remedio. Convencido de que los mutantes deben enfrentarse a la humanidad, Magneto piensa que es una ofensa que traten de despojar a los suyos de sus habilidades excepcionales. Por esta razón, Magneto reúne a un ejército para destruir a los inventores de la inyección, aunque topa con la oposición de los X-Men, los pupilos de Xavier, que sueñan con la convivencia pacífica entre hombres y mutantes. Al mismo tiempo, los X-Men investigan la extraña reaparición de Jean Grey, una de sus más veteranas componentes, que supuestamente murió ahogada para salvar a sus compañeros. Tercera entrega de las aventuras del profesor Xavier y sus alumnos mutantes. Brett Ratner toma el relevo, después de que el director de las anteriores, Bryan Singer, abandonara el proyecto con el fin de dirigir Superman Returns, otra película de superhéroes muy distinta. Aunque se toma muchas libertades con respecto al cómic original, Ratner realiza una digna secuela, con espectaculares enfrentamientos entre ambos bandos de mutantes, como la que transcurre en un puente, aquellas en las que Jean Grey demuestra su poder telekinético o el ataque del temible Juggernaut. Tanta acción aparece convenientemente aderezada por temas de cierto calado, que ya aparecían en las anteriores entregas de la saga, como son la discriminación, los prejuicios sociales y la falta de ética en las innovaciones científicas. El desenlace parece dar a entender que se trata del colofón final a la saga de los mutantes, aunque es necesario ver la película hasta después de los títulos de crédito, para descubrir una sorpresa final.

7/10
Una historia de Brooklyn

2005 | The Squid and the Whale

Cruda historia de una familia desestructurada, el matrimonio y dos hijos, cuyas fisuras se evidencian ya en la escena de arranque, en que están jugando un partido de dobles de tenis. Tanto Joan como Bernard Berkman son intelectuales, escritores de prestigio que se han labrado una sólida carrera literaria. Pero su formación cultural no parece bagaje suficiente para imprimir una clara dirección a sus vidas, ni para orientar a sus retoños Walt y Frank. Hasta el punto de que deciden divorciarse, y tener la custodia compartida de sus hijos, acordada de modo muy ‘civilizado’. La ruptura no hace más que evidenciar el egocentrismo de los padres y la desorientación de unos hijos que no saben por quién tomar partido, y cuya sexualidad incipiente discurre por senderos poco nítidos. Noah Baumbach escribe y dirige un film inspirado en la experiencia personal del divorcio de sus padres, aunque con los elementos de excentricidad que ya imprimió en su anterior trabajo como guionista, Life Aquatic, que firmaba el también ‘rarito’ Wes Anderson. Y aunque demuestra ingenio en la concepción de situaciones y en la creación de personajes –el guión estuvo nominado al Oscar–, le puede un malsano enfoque ‘pasado de rosca’, desnortado, tal vez para señalar que nunca se sabe por dónde puede llevarnos la vida. Hasta tal punto que el final es casi un ‘no final’: los días llegarán uno detrás de otro, y no se sabe lo que podrán deparar. Lo mejor es el trabajo de Laura Linney, una de las grandes actrices actuales.

6/10
X-Men 2

2003 | X2

Los mutantes están más perseguidos que nunca. Vistos como bichos raros, y después de un asalto sufrido en la Casa Blanca, el presidente ordena actuar contra ellos para lograr su control. Lo que no sabe es que el ataque de ese mutante anónimo fue coordinado en realidad por uno de sus asesores militares, William Stryker, con el fin de poder actuar de modo contundente contra los mutantes, a los que odia por razones muy personales. De modo que la Escuela de Jóvenes con Talento va a ser asaltada por el ejército, al tiempo que Stryker obliga al profesor Xavier a utilizar el Cerebro, para convocar a todos los mutantes y aniquilarlos. Las amenazas hacen extraños compañeros de cama, de modo que los pupilos del profesor van a colaborar con Magneto a la hora de enfrentarse a la actual amenaza. Una de las peculiaridades de esta nueva entrega de las andanzas de los X-Men es su intenso carácter coral. Hay muchísimos personajes, y todos tienen más o menos peso específico. Entre los viejos conocidos del primer film, podemos ver a Lobezno, que quizá averigüe al fin su origen, relacionado con un experimento militar con un metal llamado adiamanto (y conozca a su alter ego, la Dama Mortal); y a Tormenta, que gracias al Rondador va a descubrir que existen poderes más fuertes que la ira para luchar contra los enemigos. También repiten el profesor Xavier, Pícara (¿podrá controlar sus talentos para poder amar al Hombre de Hielo?), Cíclope, Jean Grey (con sus poderes telepáticos cada vez más descontrolados), Mística, Magneto… Y se suman personajes nuevos como Pyros, un joven que maneja el fuego como nadie, pero que parece verse atraído por el lado oscuro de los poderes mutantes, al más puro estilo Anakin Skywalker (casi se diría que este jovencito está cortado por el mismo patrón); y Rondador Nocturno, del que hablamos en otro sitio. Aunque Bryan Singer y su equipo de guionistas han echado el resto en no entregar una historia simplona, y en dar matices a los múltiples personajes, esto no es obstáculo para dejar boquiabierto en el capítulo de los efectos especiales. Además del asalto a la Casa Blanca, tenemos la liberación de Magneto de su prisión de plástico, la presa hecha añicos, la pelea de Lobezno y la Dama Mortal, las metamorfosis de Mística, el asalto de la Escuela de Genios… Vamos, que la acción no decae en ningún momento.

7/10
Darkness

2002 | Darkness

Regina es una jovencita que se muda con su familia a un misterioso caserón. Mientras organiza su nueva vida, descubre que su nuevo hogar oculta una misteriosa fuerza demoníaca, que parece perseguir a su hermano pequeño. Para colmo de males, su padre sufre problemas de salud y su carácter cambia de forma radical, sin motivos de peso. Cuando Regina investiga el extraño caso, se entera de que cuarenta años atrás tuvo lugar en su casa un extraño ritual, en el que siete niños fueron sacrificados. Jaume Balagueró, que ya nos aterrorizó con Los sin nombre, demuestra una vez más ser un excelente creador de atmósferas inquietantes. Él está al frente de esta película, la más cara del cine español a excepción de Los otros, y el proyecto más ambicioso de la productora española Fantastic Factory. Esta compañía está especializada en cine fantástico para su distribución internacional. Por esta razón hay una fuerte apuesta por un reparto que combina estrellas de varios países, como la canadiense Anna Paquin, la sueca Lena Olin, el italiano Giancarlo Giannini y el español Fele Martínez.

4/10
La última noche

2002 | 25th Hour

Nueva York. Varios personajes deambulan a lo largo de las 24 horas que restan de libertad a Monty, antes de ingresar en prisión. Su delito, el tráfico de drogas. El peso que grava su conciencia tiene diversas manifestaciones: la certeza de no haber cortado a tiempo con su actividad inmoral, junto al hecho de saber que alguien de su entorno cercano, quizá su novia, le ha traicionado. Le toca, en ese breve plazo, despedirse de su padre, un honrado bombero; y de sus viejos amigos de colegio: Frank, "broker" triunfador, sólo en apariencia, y el tímido Jakob, profesor de instituto. Gran parte de esta trama urbana, dura y realista, basada en la novela de David Benioff que él mismo adapta, transcurre de noche. Una noche en la que unos tipos humanos emprenden, algo más en serio que hasta entonces, la búsqueda de ellos mismos, de un sentido claro para su existencia. Las dudas que torturan a Monty con respecto a su chica, o el deseo sexual-enamoramiento de Jakob hacia una alumna descarada, hablan de la necesidad de establecer los lazos amorosos sobre las bases de la confianza y el mutuo darse, más que en los endebles cimientos de las apariencias. Spike Lee, cineasta combativo y visceral, sobre todo cuando se trata de hablar de sus hermanos de raza negra, de discriminación y derechos civiles, logra un tono más contenido y efectivo en La última noche, sin duda uno de sus mejores títulos, y que eleva una carrera que no había dado nada interesante desde La marcha del millón de hombres (1996). Uno de sus méritos es culminar bien una historia donde los personajes (gran reparto, con espléndidos Edward Norton, Barry Pepper, Philip Seymour Hoffman, Rosario Dawson, Anna Paquin y Brian Cox), crecen y maduran, y donde se hace una apuesta decidida por la capacidad que tiene el hombre para cambiar, si se cuenta con los apoyos necesarios: Dios, la familia, los amigos, una voluntad decidida... La última escena que protagoniza Monty es como el polo opuesto a una previa, donde éste desata su ira contra el mundo en la soledad del cuarto de baño, con la única compañía de su reflejo en el espejo.

8/10
Buffalo Soldiers

2001 | Buffalo Soldiers

Alemania, 1989, justo antes de caer el Muro de Berlín. En Stuttgard presta sus servicios el soldado Ray Elwood, un granuja condenado a cumplir servicio militar obligatorio por el juez, que aprovecha la coyuntura para lucrarse con dudosos trapicheos. Aprovechando que es el secretario del comandante de la base, pide exageradas cantidades de suministros que luego vende en el mercado negro. Pero un nuevo y malhumorado comandante llega al campamento dispuesto a acabar con la corrupción, y a hacerle la vida imposible a Elwood, que acabará enamorándose de su hija. Dura sátira del ejército norteamericano. Fue polémica en Estados Unidos por la imagen negativa que ofrece de los soldados, ya que su estreno coincidió con la conmoción del 11-S. La anécdota trágica es que se basa en una novela de Robert O’Connor, que perdió a su hijastra en el atentado contra las Torres Gemelas. Ciertamente, prima tanto la crítica y la sátira, al estilo M.A.S.H., que olvida la verosimilitud. Por ejemplo, el conductor de un tanque bajo los efectos de las drogas provoca una masacre y nadie lo investiga. Pero los trabajos de excelentes actores, especialmente Joaquin Phoenix, elevan el interés del guión, especialmente en la subtrama romántica.

4/10
Casi famosos

2000 | Almost Famous

Años 70. William, un adolescente, lo sabe todo sobre música. Su ilusión es escribir en una revista especializada. Una carambola de coincidencias (sus reportajes en una revista local, el seguimiento de un grupo, el Stillwater), posibilita un encargo de la mítica revista Rolling Stone: cubrirá una gira del grupo. Comienza, entonces, su rito de iniciación a la vida: el vértigo de la fama, las rencillas del grupo, el primer romance... Su madre, viuda, ha dado su consentimiento a la marcha del chico. Pero no puede evitar preocuparse por él. El sólido guión, ganador del Oscar, evita con inteligencia las simplificaciones. Igual se muestran los peligros de la fama (promiscuidad, drogas, vanidad tonta), que se da una visión equilibrada de la madre (sus hijos son lo que más quiere en el mundo, y no permitirá que nadie los eche a perder). Cameron Crowe apuesta por la mirada nostálgica y luminosa al mundo del rock and roll, y evita sumergirse en el lado oscuro que, desgraciadamente, existe. No lo oculta, y describe un ambiente donde el sexo sin compromiso y las drogas parecen lo normal; pero prefiere resaltar lo luminoso e ilusionante. La historia interesa también por la definición de los personajes, mimados en cada uno de sus rasgos. El joven y desconocido Patrick Fugit, con su aspecto inocente y a la vez espabilado, sostiene la historia (el punto de vista de la película es el suyo) sin complejos. Frances McDormand da vida a una madre protectora pero sensata, reconocible y creíble; Kate Hudson (Globo de Oro a la mejor actriz secundaria, un descubrimiento) es una chica fantasiosa, sin histrionismos; y Billy Crudup acierta en su composición de líder de la banda algo pasado de rosca y que empieza a ser consciente de que lo está.

7/10
Descubriendo a Forrester

2000 | Finding Forrester

Joven de color con talento. Vive en un barrio popular. No le gusta destacar por su inteligencia, y se gana el respeto de sus compañeros gracias a sus habilidades con el baloncesto. Tampoco se niega a hacer alguna “machada”, como colarse en el piso de un excéntrico vecino. Tal personaje resulta ser William Forrester, un novelista genial, autor de una única obra. El interés de Jamal por conocerle aumenta. Y llega a un acuerdo para que le ayude a desarrollar su incipiente talento con las letras. El guión de Mike Rich está medido, se entregan las palagras justas. Y se agradece el recurso también a imágenes poderosas: Connery en su bicicleta dice más acerca de su estado de ánimo que mil discursos. La película dispara en varias direcciones, con temas más desarrollados unos que otros; desde la leve presencia de la familia de Jamal, la rivalidad con un compañero de instituto o el apuntado conato de romance interracial entre Jamal (magnífico el debutante Rob Brown) y Claire (Anna Paquin, la niña de El piano). La cuestión central acometida por el film es el despliegue de los propios talentos, frente a la tentación de enterrarlos en un hoyo, a la espera del momento oportuno de sacarlos a la luz, que nunca llega. En ese sentido la relación maestro-discípulo entre Forrester (inconmensurable Sean Connery) y Jamal, núcleo de la historia, es magnífica, pues aporta ideas en torno a la amistad, la lealtad, la ayuda desinteresada y prestada sin que se note, el esfuerzo, el impacto de la clase social a la que uno pertenece...

8/10
X-Men

2000 | X-Men

En un mundo cada vez más revuelto, las personas un poquito diferentes, que se distinguen lo más mínimo de la aborregada masa, producen un creciente rechazo. Es lo que les sucede a los mutantes, personas que han nacido con alguna distinción genética que manifiesta en la adolescencia en forma de superpoderes. El senador Kelly de los EE.UU encabeza un movimiento que pretende limitar la libertad de los mutantes. Un atropello que combate con medios pacíficos el profesor Xavier, que guía a los mutantes “despistados” desde su escuela de jóvenes superdotados. Un punto de vista distinto tiene Magneto, que cree que la coexistencia con la gente normal resulta imposible. Hasta el punto de pretender que los mutantes dominen el planeta. Bryan Singer, que confiesa no ser un superfan de los cómics de X-Men, logra sin embargo una buena traslación de las historietas a la pantalla. El director de Sospechosos habituales y Verano de corrupción asegura que en la peli “hay temas políticos y sociológicos”, y que “trata de lo difícil que es encontrar un punto de tolerancia mutuamente beneficioso para todos los involucrados en determinado tema”. Aunque, honrado que es el hombre, reconoce también que es “una película de golpes y puñetazos”. En efecto, no faltan las buenas peleas entre héroes y villanos, servidas con buenos efectos especiales. Puestos a destacar un par de escenas, nos quedamos con el inicio (¡en un campo de concentración!) y el final (una prisión la mar de sicodélica).

7/10
La tentación

1999 | A Walk on the Moon

1969. La familia Kantrowitz viaja como todos los años a un lugar cerca de Woodstock para pasar las vacaciones. Allí la joven Alison comenzará a iniciarse en el terreno del amor, mientras que su madre Pearl –que carga con la sensación de que se 'perdió' la juventud al quedarse embarazada a los 17 años– también flirteará y algo más a la luz de la luna. Convencional drama romántico, que reivindica los excesos de la revolución sexual de los 60 y 70, y que significó el debut en la dirección de Tony Goldwyn, actor al que vimos, por ejemplo, en la exitosa Ghost. El cuarteto protagonista, con Diane Lane a la cabeza, es el único responsable de que la historia interese mínimamente.

4/10
Destinos cruzados

1999 | All the Rage

Llevar armas puede ser arriesgado, sobre todo cuando cualquiera puede accdeder a ellas. Siete personas desconocidas tendrán que enfrentarse a esta dura realidad. Comedia absolutamente disparatada plagada de personajes estrafalarios y paranoicos, con una puesta en escena que se ha quedado un tanto pasada de moda. Se disfruta sobre todo porque cuenta con un elenco interpretativo de primer orden, lleno de rostros conocidos.

5/10
Alguien como tú

1998 | She’s All That

Instituto de niños pijos. Final de curso. Dos amigos hacen una apuesta: Zack deberá llevar al baile de graduación a la chica que Dean indique. La escogida es Laney, que tiene fama de ser bastante rarita. Pero tras su aspecto de “patito feo” se esconde, cómo no, una chica de fábula. Las comedias de adolescentes están de moda. Con sus temas habituales: sexualidad precoz, gamberradas de aúpa, sueños románticos… Un guión presentable, algunos momentos divertidos (impagable el “ay, dame un chicle, que me apesta el aliento a coca cola light”), un par de sorpresas... El reparto lo componen una serie de jóvenes más o menos desconocidos, que seguro que darán que hablar.

5/10
Hurlyburly

1998 | Hurlyburly

Cuatro amigos que trabajan en la industria del cine comparten apartamento: Eddie (Sean Penn) y Mickey (Kevin Spacey) son directores de reparto, Phil (Chazz Palminteri) es un actor en paro, y Artie (Garry Shandling) se dedica a la producción. Trabajar cuesta: la presión es enorme y las oportunidades no tan buenas como uno quisiera. Además las lenguas pueden herir y hacer decir más cosas de las que uno quisiera; y las relaciones con las mujeres –Darlene (Robin Wright Penn), la bailarina Bonnie (Meg Ryan), la lolita aspirante a actriz Donna (Anna Paquin)– no son fáciles. "Hurlyburly" es una palabra que significa algo así como "tumulto" o "follón". Y es que los personajes de esta película viven una acelerada existencia, autodestructiva y un tanto amargada. El film, duro y desgarrado, de humor muy vitriólico, se basa en una obra de teatro de estudiados diálogos; y presenta momentos muy intensos, en que los actores pueden lucirse a gusto. El reparto es para quedarse sin respiración; uno de los intérpretes, Sean Penn, se llevó un premio en el Festival de Venecia por su actuación.

6/10
Amistad

1997 | Amistad

Año 1839. Los esclavos que transporta el barco español Amistad, encabezados por Cinque, se amotinan y exigen ser llevados de vuelta a África. Pero la nave acaba recalando en aguas estadounidenses. Comienza un juicio donde pesan los cargos de asesinato, además de la reclamación de la propiedad de los esclavos por parte de un terrateniente, al que apoya la corona española. Un grupo de abolicionistas se hace cargo de la compleja defensa, viendo una ocasión de oro para avanzar en la supresión del comercio con seres humanos. Si la veta de cine fantástico y de aventuras que hizo popular a Steven Spielberg parece algo agotada -Parque Jurásico y El mundo perdido: Parque Jurásico 2 son un alarde técnico y de dirección, pero se echa en falta la imaginación de su autor- no sucede así con sus películas adultas. El director asume la responsabilidad de provocar la reflexión del espectador -en primer lugar la de sus hijos, ha asegurado-, lo que no está nada mal ante un panorama de películas en cuya degustación parece condición indispensable no pensar en absoluto. No deja de ser paradójico que él y George Lucas recuperaran el cine de aventuras cuando nadie lo cultivaba, y que ahora que abundan los films de simple entretenimiento sea Spielberg el que proponga temas que apelan a la conciencia. Como todos los filmes de Spielberg, Amistad es muy visual; magnífica es la fotografía de fuertes contrastes, en que los personajes parecen bañados en luz. Y la historia, auténtica en sus líneas maestras, interesa. Quizá sea algo larga, con alguna caída de ritmo, y algún personaje poco desarrollado, como el de Morgan Freeman. Pero magníficas ideas de guión mantienen la atención. Una es la dificultad del idioma. Los esclavos no hablan inglés ni castellano, no pueden expresarse bien. Eso mantiene las distancias, y logra que esa consideración de seres inferiores, sin derechos, se acepte más fácilmente. De modo que cuando los defensores, siguiendo los consejos del ex presidente John Quincy Adams –formidable Anthony Hopkins-, tratan de ver no 'cosas' sino 'personas' con su historia, y logran comunicarse, la perspectiva cambia de modo muy efectivo. También el paralelismo entre la odisea de los esclavos y el relato del Evangelio que cautiva a uno de ellos ayuda a dar un sentido a los sinsabores que padecen.

6/10
Volando libre

1996 | Fly Away Home

Amy es una niña que tras perder a su madre, se marcha con su padre a vivir a una granja de Canadá. Tras la tragedia, Amy solo encuentra consuelo encerrándose en sí misma, pero cuando encuentra un nido de gansos y decide criarlos en su hogar, la niña descubrirá de nuevo la alegría de vivir. Preciosa película familiar que es todo un canto de amor a la naturaleza y a los animales. Destaca la fotografía y las coreografías aéreas de los pájaros. El film está lleno de valores referentes a la familia y a la amistad. Protagoniza la cinta Jeff Daniels (La fuerza del cariño) y Anna Paquin, que ganó un Oscar por El piano. Muy recomendada para los más jóvenes de la casa.

6/10
Jane Eyre (1996)

1996 | Jane Eyre

Película rebosante de dramatismo, basada en la inmortal obra homónima de Charlotte Brontë. Jane Eyre es una chica inglesa, huérfana desde su infancia, cuya vida en casa de su tía y luego en un internado está llena de penalidades y de sufrimiento. Tras los penosos primeros años de su vida, el destino quiere que un día sea elegida para trabajar en la enorme y lujosa mansión de Edward Rochester. Éste es un caballero refinado pero reconcentrado en sí mismo. Con el tiempo Jane comienza a descubrir la verdadera naturaleza de su señor, un hombre en realidad de un gran corazón, pero que vive bajo un pasado que le tortura hasta el presente: un oscuro misterio se oculta en la mansión. No es ésta una historia de amor convencional, sino una obra clásica plena de valores y de integridad. Franco Zeffirelli acertó plenamente en la dirección de William Hurt (El doctor, Perdidos en el espacio), un actor de extraordinarias dotes dramáticas.

5/10
El piano

1993 | The Piano

Ada se traslada en barco a la selva neozelandesa con su hija de nueve años. Allí se reunirá con un hombre con el que se ha casado por poderes. Éste se niega a llevarse su voluminoso piano por la selva y lo abandona en la playa. Ella intentará recuperar el instrumento, y es ayudada por un vecino amigo de los indígenas, que le permitirá tocar en su casa. Esta co-producción entre Australia, Nueva Zelanda y Francia fue uno de los grandes éxitos de taquilla del año 1993, y consagró a los tres grandes actores protagonistas: Holly Hunter, Harvey Keitel y Sam Neill. Asimismo, la magistral partitura de Michael Nyman, compositor habitual de Peter Greenaway, se convirtió en un número uno en ventas. El film se recrea en los pasajes eróticos de la pareja protagonista. Tuvo varios Oscar, dos de ellos para las actrices Holly Hunter y la jovencita Anna Paquin.

5/10

Últimos tráilers y vídeos