IMG-LOGO

Biografía

Stéphane Audran

Stéphane Audran

85 años ()

Stéphane Audran

Nació el 08 de Noviembre de 1932 en Versalles, Yvelines, Francia
Falleció el 27 de Marzo de 2018 en París, Francia

Premios: 1 Festival de Berlín

Fría y cálida (pero no tibia)

02 Abril 2018

Musa de Claude Chabrol, con el que compartió parte de su vida y una veintena de películas, Stéphane Audran alcanzó la cumbre de su carrera gracias al sabrosísimo film “El festín de Babette”. La actriz ha fallecido en su domicilio parisino a los 85 años.

La infancia de Stéphane Audran, nacida en Versalles en 1932 con el nombre de Colette Suzanne Dacheville, no fue fácil. Su padre, que era médico, murió siendo ella una niña de seis años. Y habiendo fallecido también su hermana pequeña a muy corta edad, la madre puso todo su empeño en cuidar a su otra hija, para la que deseaba, como es natural, lo mejor. Por eso, no acababa de ver con buenos ojos los deseos de Stéphane de convertirse en actriz, aunque ya a edad temprana mostró su gusto por disfrazarse y caracterizarse como distintos personajes.

De todos modos, ella se salió con la suya, y tras terminar sus estudios en el instituto, se matriculó en arte dramático siguiendo diferentes cursos. En uno de ellos, el impartido por Charles Dullin, conoció al actor Jean-Louis Trintignant, con quien se casaría en 1954. El matrimonio no duraría mucho, pues Trintignant se enamoró en 1956 de su compañera de reparto en Y Dios... creó la mujer, Brigitte Bardot, con la que entable una relación a pesar de que la dirige su propio marido, Roger Vadim; en cualquier caso tan apasionada unión se iría también al traste al año siguiente. En cambio, Stéphane encontrará un amor más duradero en un director que empezaba a descollar, y para el que sería musa indiscutible: Claude Chabrol, entonces casado y con dos hijos. Serán 16 años de matrimonio, más de veinte películas juntos, y un hijo, que seguirá los pasos actorales de su madre, Thomas Chabrol. Ella ya no volvería a casarse, en cambio Claude lo hizo con su script Aurore, con la que permanecerá hasta su muerte. Tantos vericuetos sentimentales no impidieron a la actriz volver a trabajar con Trintignant y Chabrol, todo muy francés, que dirían los abonados al cliché.

Pero no vayamos tan deprisa, y retrocedamos en el tiempo. Su carrera actoral la inicia Audran en el teatro en 1955, pero no llama demasiado la atención, el escenario nunca será para ella un lugar de relumbrón. El cine llama a su puerta en forma de cortometraje en 1957, Le jeu de la nuit de Daniel Costelle. A partir de aquí surgen pequeños papeles sin acreditar en filmes de directores de prestigio, como Los amantes de Montparnasse (Jacques Becker, 1958). Sin embargo, ella ha puesto el ojo en un director prometedor, Claude Chabrol, que ha llamado la atención con su debut, El bello Sergio (1958), y es saludado como uno de los abanderados de la nouvelle vague. A través de un conocido común, logra un encuentro y un primer papel en Los primos (1959), es el inicio de una larga y fructífera colaboración profesional, pues luego viene Las buenas chicas (1960), con un papel de mayor entidad.

Los papeles de chica más o menos espontánea de estos primeros filmes no serán sin embargo los que darán la celebridad a Stéphane, sino los de prototipo de mujer fría, distante y burguesa, en la etapa más hitchcockiana de Chabrol. El que hace en Las ciervas (1968) será premiado en el Festival de Berlín. El director es consciente de tener un modelo femenino que le viene al pelo, y de hecho su personaje en cinco películas repetirá nombre, dando pie a lo que los especialistas conocen como ciclo Hélène. Se trata de El ojo maligno (1962), La mujer infiel (1969), El carnicero (1970), La ruptura (1970) y Al anochecer (1970). Luis Buñuel no quedará indiferente a las composiciones que Audran hacen para Chabrol, de modo que la reclama para El discreto encanto de la burguesía (1972). Los dos últimos filmes le sirven para ganar un BAFTA a la mejor actriz.

El largo trabajo en común de Chabrol y Audran, no impiden que ella haga filmes con otros directores como Claude Sautet (Tres amigos, sus mujeres y... los otros, 1974). E incluso intenta una carrera fuera de las fronteras galas, aunque Hollywood nunca acabará de hacerla suya. En 1974 está en el film coral que adapta a Agatha Christie Diez negritos. También se la puede ver en El halcón negro (1975), pálida secuela del clásico El halcón maltés (1941). Más interés tiene el film bélico de Samuel Fuller Uno Rojo: División de choque (1980), aunque su papel es pequeño. O su presencia como Cara en la mítica serie televisiva Retorno a Brideshead (1981). Y hay gran expectación ante Al otro lado del viento, film de Orson Welles inacabado que tiene previsto ver la luz pronto, no sabemos bien en qué estado.

De todos modos, de sus filmes sin Chabrol, el que ocupa un lugar excepcional, es sin duda esa joya titulada El festín de Babette (Gabriel Axel, 1987), que adapta un cuento de Isak Dinesen, también conocida como Karen Blixen, y ganó el Oscar a la mejor película en lengua no inglesa. Audran compuso un papel inesperado en su carrera, pues cocinera francesa viuda, que emigraba a Dinamarca y venía a alegrar la vida de dos austeras hermanas solteronas, su composición de mujer que ha llevado una vida dura, pero con una “joie de vivre” contagiosa, suponía el alma de un film realizado en estado de gracia, uno de esos milagros inesperados que de vez en cuando ocurren en la pantalla. Seguramente se trata de la mejor película gastronómica de todos los tiempos, donde el sentido de una comida consiste en lograr la comunión, gozo y disfrute de los comensales que se reúnen en torno a una mesa.

Incluso tras su ruptura matrimonial, Stéphane siguió haciendo películas para Claude, como Pollo al vinagre (1985), El grito de la lechuza (1987) o Betty (1992). No rehúsa papeles pequeños, y aunque va cumpliendo años sigue en la brecha, en la comedia Arlette (1997) y la familiar Madeline (1998). Su último film, La fille de Monaco (2008), es una comedia que hace a las órdenes de una mujer, Anne Fontaine.

Ganador de 1 premio

Filmografía
Belle maman

1999 | Belle maman

Antoine está a punto de casarse con Severine, pero entonces descubre que por quien realmente se siente atraído es por la madre de ella. Ésta le corresponde, y aunque intentan ocultar su amor, todo el mundo se acaba enterando. Ambos acaban viajando juntos a Las Bahamas. Fallida comedia romántica francesa basada en una novela de Jean-Marie Duprez. A pesar de su buen hacer, Catherine Deneuve y Vincent Lindon son incapaces de remontar un guión disparatado, poco imaginativo.

4/10
Madeline

1998 | Madeline

Entretenida película para los más chicos, adaptación de la clásica obra infantil de Ludwig Bemelmans. El film relata las aventuras de las niñas residentes en un internado parisino, regentado por una simpática monja: miss Clavel. Debido a algunas dificultades económicas, el egoísta Lord Covington hace planes para cerrarlo. Las chiquillas, lideradas por la carismática Madeline, defienden su "cole" con uñas y dientes. El film es un encantador cuento familiar, con actores de la talla de Frances McDormand (que ganó el Oscar por Fargo) y Nigel Hawthorne (candidato al premio por La locura del Rey Jorge). Hay gags graciosos, y un retrato algo folclórico (resulta inevitable el sonreirse al verlo) de los embajadores españoles en París, y de su travieso hijo.

5/10
Al límite del riesgo

1996 | Maximum Risk

Van Damme ofrece una película repleta de sorpresas y de secuencias de acción. Alain (Jean-Claude Van Damme) jamás supo que tenía un hermano gemelo, Mikhail, hasta que le encuentra asesinado en las calles de Niza. Tras el fatal hallazgo, decide investigar por qué su hermano ha tenido ese trágico final y descubrir así quién era en realidad. Alain se hace pasar por él y se traslada a Nueva York, a un pequeño barrio llamado Little Odessa. Allí penetrará en el peligroso mundo de la mafia rusa, una de las más sanguinarias del mundo. Pero Alain no encuentra respuestas, todas las huellas de su hermano Mikhail parecen haber desaparecido... La película tiene un gran ritmo, no exento de tensión, con el necesario toque de glamour, en este caso de la mano de Natasha Henstridge (Species). Encantará a los amantes del género.

4/10
Betty (1992)

1992 | Betty

Nueva y dura disección de la burguesía a cargo del francés Claude Chabrol, que en esta ocasión parta de una novela de Georges Simenon. Betty, repudiada por su marido debido a la infidelidad de ella, se refugia en el alcohol. Acogida por una mujer, Laure, que le brinda su amistad, Betty acaba seduciendo a su esposo. Lo que trae consigo nuevos quebraderos de cabeza.

5/10
Días tranquilos en Clichy

1990 | Jours tranquilles à Clichy

París, años 30. Henry es un joven escritor estadounidense que comienza a conocer la noche parisina. Casualmente conoce a Alfred, un vividor que le introduce en círculos de dudosa moralidad. Drama muy subido de tono dirigido por el prestigioso realizador Claude Chabrol. Adapta la novela homónima de Henry Miller.

5/10
Los depredadores de la noche

1987 | Faceless

Historia sórdida dirigida por el español Jesús Franco y protagonizada por un sorprendente reparto internacional con cierto caché, encabezado por el inquietante Helmut Berger (La caída de los dioses). destaca también el papel de detective de Christopher Mitchum, hijo del mítico protagonista de La noche del cazador. El argumento trata de las atrocidades del doctor Flamand, especializado en cirugía estética y dueño de una clínica. Allí tienen lugar experimentos horribles de cambio de rostro, en vistas a devolverle la belleza a la hermana del doctor, atacado por una antigua paciente. Flamand y su fiel amante Nathalie raptan a jóvenes chicas para sus siniestros planes.

4/10
El festín de Babette

1987 | Babettes gæstebud

Deliciosa adaptación de un cuento de Isak Dinesen (pseudónimo de Karen Blixen). Ambientado en Jutlandia, Dinamarca, a mediados del siglo XIX, la historia transcurre en una pequeña comunidad costera de pescadores donde el pastor luterano, viudo y padre de dos hermosas jóvenes, Martina y Filippa –llamadas así en honor de Lutero y Belinchon–, sirve de inspiración y guía espiritual, de modo muy riguroso. Ello impide que prosperen los cortejos de mozos enamoradizos, o la carrera musical de una de ellas, dotada de una prodigiosa voz. Pasado el tiempo el pastor ha muerto, y las hijas, ya casi ancianas, continúan con sus obras espirituales y de caridad, aunque el disenso empieza a reinar entre sus correligionarios. La llegada de una viuda francesa, que huye de las calamidades revolucionarias en su país, tendrá una influencia benéfica en su nuevo hogar, donde ejerce de sirvienta, sobre todo cuando se acerca el centenario del pastor, que van a celebrar con un espléndido festín. La narración de El festín de Babette, más profunda de lo que parece a simple vista, contrapone dos modos opuestos de encarar la existencia, aun dentro de la buena voluntad de ambas: la visión católica y la protestante. Se trata de un verdadero canto a la "joie de vivre", y a la realidad de que el ser humano está compuesto de cuerpo y alma, y ambos pueden gozar de las cosas buenas de la Tierra. Cuestiones como la comprensión, la apertura de mente, el amor y el perdón están bien presentes, y vienen facilitadas por algo en aparente tan prosaico como una buena comida. Toda la trama de El festín de Babette se encamina al momento climático de la cena, una celebración culinaria en que el paladar y el espíritu pueden gozar sobremanera. En esos pasajes convive un fino sentido del humor con la emoción más genuina, para subrayar que el trabajo bien hecho puede convertirse en arte, y que las renuncias de este mundo bien llevadas tendrán su recompensa en el banquete del reino de los cielos. El reparto es magnífico, con rostros quizá poco conocidos a excepción de la bergmaniana Bibi Andersson y la prestigiosa actriz francesa Stéphane Audran. El film ganó el Oscar a la mejor cinta extranjera con toda justicia. Curiosamente su director, Gabriel Axel, no ha descollado después y apenas ha hecho películas, la más conocida de las cuales es La verdadera historia de Hamlet, príncipe de Dinamarca.

9/10
Pollo al vinagre

1985 | Poulet au vinaigre

Retrato demoledor de Claude Chabrol de una burguesía bienpensante con muchos sucios secretos. La excusa es un caso que implica varias muertes, investigado por un cínico inspector de policía, encarnado por Jean Poiret. Su personaje, creado por el novelista Dominique Roulet, cobraría protagonismo absoluto en el siguiente trabajo del cineasta francés. La trama implica a un grupo de ciudadanos carentes de escrúpulos y asociados en una inmobiliaria, que presiona a la familia Cuno, madre e hijo, para que desalojen su casa, y así poder ejecutar un lucrativo plan urbanístico. Ella está paralítica, y responde al rol de madre castradora, que provoca una auténtica parálisis vital en su apocado hijo, empleado de correos. Una lectura superficial haría pensar en un film puramente policíaco, que depara varias sorpresas, pero Chabrol se aplica sobre todo a la descripción de unos personajes que no son trigo limpio. Destacan, además del carismático inspector Lavardin, la madre y el hijo. La primera, al cortar las alas al hijo, recuerda a la madre de Anthony Perkins en Psicosis, pero en vivo.

6/10
Ladrones en la noche

1984 | Les voleurs de la nuit

Las tribulaciones de una joven pareja, que ante las penurias económicas, deciden cometer atracos. En uno hay una víctima mortal, y la caza policial se intensifica. Samuel Fuller dirige con gran profesionalidad en Francia, e incluso contó con Claude Chabrol para un papel menor. La partitura musical es de Ennio Morricone, que había trabajado ya con él en Perro blanco.

6/10
El choque

1982 | Le Choc

Thriller basado en la novela 'La position du tireur couché', escrita por Jean-Patrick Manchette. En ella, un asesino a sueldo quiere abandonar su oficio. Cosa que no será fácil porque sabe demasiado y hay intereses ocultos que no le van a dejar llevar a cabo sus planes. Aunque cambia de personalidad y se esconde en una granja, es descubierto por un comando especial que le obliga a escapar. El principal interés del film es ver juntos a los dos máximos divos del cine francés, Alain Delon y Catherine Deneuve, aunque ambos parecen un poco distantes en sus respectivos roles. Codirigida por el propio actor y Robin Davis, tiene buenos momentos de acción y ciertos ecos a los reflexivos asesinos a sueldo de Melville aunque sin llegar a su calidad. Excelente música de Philippe Sarde, que volvería a usar su evocador tema de amor en Juguete mortal (1986).

5/10
Coup de torchon

1981 | Coup de torchon

En una colonia francesa en 1938, Lucien es un policía de un pequeño pueblo al que casi nadie toma en serio, incluida su mujer. No tiene autoridad y hace la vista gorda ante pequeños delitos. Pero, un buen día, Lucien va a cambiar por completo su forma de ser. Drama rural protagonizada por un camaleónico Philippe Noiret (¿Arde París?, Cinema Paradiso) y una sensual Isabelle Huppert (La ceremonia).

6/10
Retorno a Brideshead (1981)

1981 | Brideshead Revisited | Serie TV

Retorno a Brideshead es quizá la mejor serie televisiva de todos los tiempos. Por supuesto, tiene una base literaria envidiable: la gran novela de Evelyn Waugh; y la ventaja de contar con once horas de metraje, lo que permite seguir el libro casi al pie de la letra. Pero esto no resta mérito alguno a los directores, Charles Sturridge y Michael Lindsay-Hogg, que atrapan la trama a la perfección. La historia arranca en los años de la II Guerra Mundial, con el oficial británico Charles Ryder, al que le toca ir casualmente de maniobras al castillo de Brideshead. Su llegada ahí le lleva a rememorar el pasado, y su singular relación con una familia aristocrática católica, dueña del lugar. Así evoca su amistad con Sebastian Flyte durante su época académica en Oxford, su enamoramiento de la hermana de Sebastian, Julia, y la relación con otros miembros de la familia: Cordelia, lord y lady Marchmain, Brideshead, Cora… Waugh resumía la trama de su obra como “el influjo de la gracia sobre unos personajes”. Y en efecto, la fe católica de la familia afecta a cada miembro, en las decisiones que les toca tomar, algunas de ellas dolorosas. Y de rebote, influye en Charles, como en el emotivo momento en que es testigo de cómo dan la unción de los enfermos al agonizante lord Marchmain. El recurso cinematográfico a la voz en off supone un riesgo: demasiadas veces se usa con torpeza. No es el caso que nos ocupa, pues el narrador, Charles Ryder (Jeremy Irons, en el que sigue siendo el papel de su vida), introduce un tono evocador que cautiva. Entendemos así que esté prendado de ese “encanto inglés que todo lo mata”, en palabras de un personaje. El reparto es espléndido, pues además de a Irons vemos en acción a Laurence Olivier, John Gielgud, Claire Bloom, Stéphane Audran, Anthony Andrews, Diana Quick… Y como impresionante escenario de gran parte de la acción, aparte de las impresionantes ciudades de Oxford y Venecia, está Castle Howard, que hace las veces del Brideshead revisitado.

9/10
Uno rojo división de choque

1980 | Big Red One

Impactante film bélico, sobre todo en la versión restaurada que respeta los deseos de su director. Sigue las evoluciones de un pelotón de soldados y su sargento perteneciente a la Primera División de Infantería durante la II Guerra Mundial. El título con que abre el film, “Vidas ficticias basadas en muertes reales” es elocuente acerca del propósito de Samuel Fuller de no escamotear la crudeza de la guerra, de la que él mismo fue testigo. Su estilo es de una frescura peculiar, muy realista. Lee Marvin hace un trabajo excepcional, y podemos ver a Mark Hamill en su mejor trabajo fuera de la saga de Star Wars.

7/10
Le soleil en face

1980 | Le soleil en face

Un escritor y su esposa viven un retiro de ensueño. O no, porque ella padece un cáncer, que decide ocultar al otro. Sin embargo, la muerte no siempre llega por donde se espera. Drama con estupenda pareja protagonista, pero que no acaba de emocionar.

4/10
Desafío a una leyenda

1979 | Eagle's Wing

Extraño western que sigue los pasos de un hombre de ciudad que ha de aprender a manejarse en el antiguo oeste. Con ayuda de un indio comanche comenzará a evolucionar. El film trata de narrar la leyenda del poder del caballo en el Oeste americano. Protagoniza Martin Sheen (Apocalypse Now). El film es también conocido por el título "Tú, pequeño hombre blanco... yo, gran cazador".

4/10
Le gagnant

1979 | Le gagnant

Los padres de una joven de buena posición no ven con buenos ojos la relación de su hija con un modesto fontanero. Hasta que a éste, furioso, le toca la lotería. Ellos cambian de parecer, pero él tramará su personal venganza. Podía ser divertida, pero no lo es demasiado.

4/10
Gigantes de plata

1978 | Silver Bears

El jefe de un sindicato mafioso que controla el juego de Las Vegas decide comprar su propio banco suizo para blanquear dinero. Para ello, compra un banco a un príncipe italiano venido a menos. Sin embargo, cuando acude a visitar su nueva adquisición, se da cuenta de que se trata de una pequeña habitación en un piso. El soberbio actor Michael Caine (El hombre que pudo reinar, La huella) es el máximo atractivo de esta comedia británica que cuenta con un brillante guión.

4/10
Prostituta de día, señorita de noche

1978 | Violette Nozière

Truculento film que encaja a la perfección en la filmografía de Claude Chabrol. Se basa en un caso real, el de una joven que asesinó a sus padres con un veneno, y que se defendió asegurando que su progenitor abusaba de ella. Las estupendas Stéphane Audran e Isabelle Huppert son madre e hija en una película en que Chabrol sabe evitar caminos trillados.

6/10
Laberinto mortal

1978 | Les liens de sang

Una joven denuncia ante la policía la violación y asesinato de su prima, en el portal de su casa, cuando ambas regresaban de una fiesta. Pero cambiará su declaración inicial implicando a su hermano en el crimen, lo que complica la investigación del detective encargado del caso. Cinta de crímenes sexuales morbosos rodada en Canadá con Donald Sutherland de protagonista, dirige con profesionalidad pero no de modo memorable Claude Chabrol.

5/10
Muerte de un corrupto

1977 | Mort d'un pourri

Xavier Maréchal acepta servir como coartada de un amigo suyo que ha asesinado a un hombre que le estaba chantajeando. Además, ha tomado unos papeles donde aparecen los nombres de varios políticos que han estado robando de las arcas públicas. Cuando su amigo es asesinado, Xavier debe hacer todo lo posible por salvar su vida sin la posibilidad de acudir a la policía debido al clima de corrupción generalizado en que se ha visto envuelto. Adaptación de una novela de Raf Vallet, dirigida con tensión y talento por Georges Lautner siguiendo el tono de cine negro clásico en el cine francés. Alain Delon –que fue candidato al César como mejor actor– ofrece una interpretación rica en matices como hombre atrapado por las redes del sistema, muy bien acompañado de Stéphane Audran, Mireille Darc y Klaus Kinski. La impagable música de jazz de Philippe Sarde le da mucho ambiente al relato.

7/10
El abogado del diablo

1977 | Des Teufels Advokat

Locuras de un matrimonio burgués

1976 | Folies bourgeoises

Comedia ácida pero no muy inspirada acerca de aburridas parejas burguesas que entretienen su hastío con intercambios entre sus componentes. Temática habitual de Claude Chabrol, pero que apenas logra arrancar alguna sonrisa.

4/10
Hay que matar a B.

1975 | Hay que matar a B.

Un grupo de conspiradores decide asesinar a un importante líder de un país latinoamericano exiliado. Traman un plan para obligar a un camionero que se ha quedado en el paro a llevar a cabo el crimen. Tras dirigir un par de largometrajes de encargo, José Luis Borau dirige la primera película que considera más personal, predecesora de lo que será su cine desde entonces. El realizador logra crear una enorme tensión, y cuenta con actores tan eficaces como Darren McGavin (Aeropuerto 77).

5/10
El halcón negro

1975 | The Black Bird

Curiosa parodia de El halcón maltés, la mítica película detectivesca protagonizada por Humphrey Bogart. Aquí George Segal es el hijo del detective Sam Spade, que ha heredado el despacho de su padre, y que se verá envuelto de nuevo en una trama que tiene que ver con otro halcón. Promete más de lo que da.

4/10
Diez negritos

1974 | An Then There Were None

En medio del desierto iraní, diez invitados llegan a una mansión. Pero alguien trata de asesinarles uno a uno. Oliver Reed protagoniza la adaptación de uno de los libros emblemáticos de Agatha Christie.

6/10
Tres amigos, sus mujeres... y los otros

1974 | Vincent, François, Paul... et les autres

Drama sobre tres amigos –los que aparecen en su título original: Vincent (Yves Montand), François (Michel Piccoli) y Paul (Serge Reggiani)– que suelen reunirse cada fin de semana. Afectados por la crisis de la mediana edad, y con unas vidas que no les satisfacen, en su amistad intentan recuperar el tiempo perdido. Nostálgica revisión de las relaciones humanas a través de estos amigos a los que vemos en sus relaciones tanto con sus respectivas esposas (interpretadas por otros “pesos pesados” del cine galo, como Stéphane Audran y Marie Dubois) como con otros personajes, como un joven boxeador (encarnado por Gérard Depardieu). Una de las películas mejor consideradas de su director, con un reparto magnífico y diálogos bastante elaborados, sobre los que no estaría mal reflexionar.

7/10
Comment réussir... quand on est con et pleurnichard

1974 | Comment réussir... quand on est con et pleurnichard

Simpática comedia sobre la dura vida del artista, que para salir adelante y no renunciar a sus sueños, debe subsistir con medios escasos. Los perdedores podrían convertirse en ganadores, gracias a una dama de la alta sociedad, que podría invertir en ellos. Michel Audiard crea diálogos y situaciones muy divertidos.

6/10
Relaciones sangrientas

1973 | Les noces rouges

Lucienne Delamare y Pierre Maury mantienen una relación adúltera en una pequeña población, están cansados de sus respectivos cónyuges, el de ella es un político que no le hace caso, mientras que el otro tiene una esposa de salud quebradiza. La muerte de ésta desatará todo tipo de rumores malévolos entre los lugareños. Una trama paradigmática del cine que aborda Claude Chabrol, donde a la intriga se suma la crítica sin cortapisas a la burguesía.

6/10
El discreto encanto de la burguesía

1972 | Le Charme discret de la bourgeoisie

Rafael Costa, embajador de la Rapública de Miranda y el matrimonio Thévenot han sido invitados, junto con la hermana de la esposa, a cenar en casa del matrimonio Sénechal. Pero por error se presentan un día antes, por lo que se impone un cambio de planes... Acuden a un restaurante, pero una vez allí, se enteran de que no podrán cenar porque el dueño del restaurante ha muerto y la capilla ardiente está instalada ahí mismo. A partir de un esquema sencillo –un grupo de amigos intenta una infinidad de veces sentarse a la mesa para cenar o comer juntos, sin llegar a conseguirlo por razones variopintas– Buñuel lanza cierta crítica a las costumbres de la clase burguesa. Sin embargo, es su film más amable, suavizado por los constantes recursos al humor, lo que explica que fuera uno de los grandes éxitos del director. Las constantes del genio de Calanda están presentes, como el recurso a los sueños (incluso a dos niveles), los gags surrealistas o su especial interés en reírse de la religión. Es necesario aclarar que no se trata tampoco de un film hilarante, como prometía la publicidad. "El cartel es una boca enorme pintada sobre unas piernas, bajo un sombrero hongo. Yo hubiera fusilado al publicista", aclara Buñuel. El film ganó el Oscar a la mejor película extranjera, en 1972. Fue la primera vez que un español obtenía tan preciada estatuilla, pero la autoría de película era eminentemente francesa.

8/10
Llega un desconocido

1972 | Un meurtre est un meurtre

Intriga no demasiado original, pero eficaz, en torno a dos hermanas gemelas misteriosas, interpretadas por Stéphane Audran. Dominique Fabre adapta su propia obra, mano a mano con el director, Etienne Périer.

5/10
Al anochecer

1971 | Juste avant la nuit

Una de esa películas inquietantes y un tanto morbosas de las que hacía gala el maestro del cine francés Claude Chabrol (El carnicero), con personajes psicológicamente complicados y muy atractivos. Aquí adapta una novela de Edouard Atiyah en torno a los vicios sexuales de la alta burguesía. Charles es un ejecutivo de éxito en parís. está casado con Hélène, pero tiene una intensa relación con su amante Laura, mujer de su mejor amigo. Su relación con Laura roza los límites de la patología, pues el sadomasoquismo es su principal motor. Un día a Charles se le va la mano...

4/10
Sin móvil aparente

1971 | Sans mobile apparent

Un asesino que siembra el terror en Niza acaba con la vida de un hombre adinerado. El inspector Carella investiga el caso. Producción franco-italiana que adapta una novela de intriga de Evan Hunter.

5/10
El carnicero

1970 | Le boucher

Una de las más logradas combinaciones entre drama y crítica a la clase burguesa con thriller, del Hitchcock francés Claude Chabrol. La intriga la producen las sospechas de una maestra que ha hecho buenas migas con un carnicero, pero del que empieza a sospechar su condición criminal.

6/10
La ruptura

1970 | La rupture

Hélène deja a su marido Paul, un hombre algo perturbado, después de que hiciera daño a su hijo Michel. Se avecina un complejo proceso de ruptura, donde los padres del esposo juegan sucio contratando a un hombre que debe remover en la mierda de Hélène para encontrar argumentos para que el juez conceda la custodia del chico al padre. Claude Chabrol disecciona sin piedad a la burguesía de su país, mostrando los extremos de vileza a que puede llegar el ser humano. Fue el segundo film que Stéphane Audran hizo para el cineasta ese año, tras El carnicero.

6/10
Misión Torpedo

1970 | La peau de torpedo

Largometraje de espías que se centra en el asesinato de un hombre a manos de su mujer al ser encontrado con otra.

5/10
La dama del coche con gafas y fusil

1970 | The Lady in the Car with Glasses and a Gun

Una mujer toma prestado el auto de su jefe, para pasar unas vacaciones de ensueño en el Mediterráneo. Pero puede que sean vacaciones más bien de pesadilla, pues varias personas la reconocen, como si ya hubiera estado ahí antes. Algo muy extraño está ocurriendo. El director de Anastasia, Anatole Litvak, cierra su filmografía con este intrigante film, de nuevo con mujeres misteriosas. En el reparto ellas son Samantha Eggar y Stéphane Audran.

6/10
La mujer infiel

1969 | La femme infidèle

Charles y Hélène Desvallées forman un matrimonio aparentemente feliz, con un hijo en común de diez años. Viven en una gran casa de campo en Versalles, y él ha de desplazarse cada día a trabajar a París, a donde lleva a su mujer también regularmente. Charles sospecha que su mujer le engaña con otro hombre mientras él está en la oficina, y contratará a un detective para que le siga los pasos. Como es habitual en su cine, Claude Chabrol pone el punto de mira en las miserias de la burguesía acomodada para pergeñar un drama con su punto de thriller psicológico. Con uno mínimos mimbres en la trama –que resulta de lo más simple– seguimos las andanzas del matrimonio, sus dudas, sus reacciones, sus temores y sus miedos. Todo con una puesta en escena realista, casi gris, en donde lo mejor es sin duda el trabajo actoral, sobre todo de la gran Stéphane Audran (El carnicero), su actriz fetiche.

5/10
Las ciervas

1968 | Les biches

Una mujer rica y escéntrica se encapricha con una chica de la calle. Ambas terminan en una casa donde vive una pareja gay, y coinciden en encapricharse de los favores de uno de ellos. Claude Chabrol maneja una trama de esas que rizan el rizo, y que le sirven para cuestionar las pasiones del ser humano, comunes a todas las clases sociales.

5/10
Champaña por un asesino

1967 | Le scandale

Una pareja intenta que un potentado magnate del champán les venda su negocio. Un asesinato y un conato de chantaje complican las cosas, en una trama donde Claude Chabrol intenta emular a su amado Alfred Hitchcock, no en balde tuvo a sus órdenes al protagonista de Psicosis, Anthony Perkins. Sin embargo, no es de sus filmes más logrados.

5/10
París visto por...

1965 | Paris vu par...

Seis distinguidos directores franceses dan su particular visión de París en seis zonas distintas de la ciudad. Historias de amores, desamores, alegrías y penas.

7/10
María Chantal contra Dr. Kha

1965 | Marie Chantal contre Dr. Kha

Un agente secreto francés mata a un hombre en un tren para quitarle una joya que lleva al cuello. En el vagón restaurante conocerá más tarde a una bella mujer, llamada María Chantal. Al saberse observado por otro hombre, el agente decide entregar la joya a la mujer, con quien queda para una cita posterior. Sin embargo, el agente es asesinado y, lógicamente, no podrá acudir a la cita con María Chantal... ¿Pero qué valor tiene esa joya, ahora en poder la esa mujer? Intriga pergeñada y dirigida por Claude Chabrol, uno de los grandes del cine francés y miembro destacado de la "Nouvelle vague". Destaca la presencia del español Francisco Rabal y de la actriz Stéphane Audran, musa cinematográfica del director.

4/10
Landru

1963 | Landru

Henri Landru es un hombre de mediana edad, aparentemente respetable, que durante la Primera Guerra Mundial idea un plan para enriquecerse y poder alimentar a sus cuatro hijos. A pesar de que se comporta bien con sus allegados, Landru guarda un secreto y es que se hace pasar por distintas personas. Asimismo, seduce a una viuda ricachona para quedarse con el dinero y luego deshacerse de ella. Claude Chabrol (Gracias por el chocolate) dirige esta interesante intriga dramática, con guión de la escritora Françoise Sagan, basada en la vida real de Henri-Desiré Landru.

4/10
El ojo maligno

1962 | L'oeil du malin

Triángulo amoroso a cuento de un periodista, escritor fracasado, que envidia el éxito de un colega, casado además con una hermosa mujer. Aprovechando se ausencia intenta seducirla, pero con resultados inesperados. Claude Chabrol sabe crear la adecuada atmósfera para este estudio de pesonajes, donde nada es lo que parece. En el reparto destaca Stéphane Audran.

6/10
Las buenas chicas

1960 | Les bonnes femmes

Cuatro jóvenes trabajan en una tienda de aparatos eléctricos. Una de ellas está prometida. Otra canta en un conjunto sin haberles dicho nada a sus compañeras, pero un día, éstas la reconocen bajo su peluca morena.  Uno de los títulos clave del realizador Claude Chabrol, uno de los más destacados nombres de la 'nouvelle vague' francesa que utiliza en este filme todas sus señas de identidad. Los diálogos son brillantes y, a través de ellos, analiza la personalidad de varias jóvenes características de la época.

6/10
Los primos

1959 | Les cousins

Uno de los filmes emblemáticos del arranque de la nouvelle vague francesa, Oso de Oro en el Festival de Berlín. Sigue a un joven provinciano e ingenuo, Charles, que se muda a casa de su primo Paul en París con idea de concluir la carrera de derecho. Paul lleva una vida decadente y epicúrea, sólo se busca a sí mismo, satisfacer todos su placeres sin dar ni golpe. De modo que no tiene escrúpulo alguno en seducir a Florence, la mujer de la que está enamorado Charles.

6/10

Últimos tráilers y vídeos