IMG-LOGO

Biografía

Talulah Riley

Talulah Riley

34 años

Talulah Riley

Nació el 26 de Septiembre de 1985 en Hertfordshire, Inglaterra, Reino Unido
Filmografía
Bloodshot

2020 | Bloodshot

Un terrorista secuestra al soldado de élite Ray Garrison para interrogarle. Si no canta, asesinará a sangre fría a su novia, a la que también ha capturado. Puesto que Garrison ni siquiera conoce la información que se le requiere, su enemigo acaba aniquilando a ambos. Le resucita la corporación Rising Spirit Technologies (RST), que ha utilizado nanotecnología para convertirle en un supersoldado con una fuerza descomunal, reflejos sobrehumanos y una enorme capacidad de regeneración. Para controlarle mejor, en teoría han borrado sus recuerdos, pero éste no ha olvidado del todo lo que le ha ocurrido, por lo que alberga deseos de vengar su muerte. Está preocupado Vin Diesel porque como protagonista sólo triunfa en las taquillas con las numerosas entregas de Fast & Furious. También le pone voz a Groot, un personaje del Universo Marvel, en películas de personajes de Marvel como Guardianes de la galaxia, por lo que ha pensado que la clave del éxito reside hoy en día en apuntarse a la moda de superhéroes procedentes del cómic. Así que ha escogido un personaje de la editorial independiente Valiant, que apareció por primera vez en 1992, apreciado por los incondicionales de las viñetas. Supone la ópera prima como realizador de largometrajes de Dave Wilson, hasta el momento dedicado al sector de los videojuegos. Se nota porque parece poco interesado en aspectos como el desarrollo de personajes, por lo que no logra remontar un libreto demasiado convencional, con diálogos que no pasarían un examen de primero de escritura de guiones; en todo caso le preocupan los efectos visuales y las secuencias de acción. Sin embargo, nada de esto resulta al menos un poco fresco, hasta la premisa recuerda demasiado a títulos como RoboCop. Al frente del reparto, Vin Diesel no decepciona, pues suple las carencias del film a base de carisma, pero su Ray Garrison no se desmarca demasiado del resto de papeles que le han dado la fama. No hacía falta un actor de la valía de Guy Pearce para interpretar al científico que crea al personaje central, un rol idéntico al que encarnó en Iron Man 3. Desentona sobre todo Lamorne Morris (New Girl), como científico que se supone que debe ser el contrapunto cómico, lo que no consigue en ningún momento. Sony planeaba convertir Bloodshot en una nueva franquicia, por lo que algunos de los actores han firmado para dos partes más, pero se ve que el material no da ni para una entrega.

5/10
Westworld (2ª temporada)

2018 | Westworld | Serie TV

Segunda temporada de la serie sugerida por la novela “Almas de metal” de Michael Crichton, y que desarrolla el matrimonio Jonathan Nolan-Lisa Joy. Arranca un tanto confusamente, a partir de esa suerte de revolución de los robots anfitriones del ambicioso parque temático Westworld, quienes en mayor o menor medida han adquirido una cierta autoconciencia,y no están dispuestos a actuar según los planes y relatos trazados por sus creadores, ingenieros y empresarios. Hay un deseo de asomarse al exterior, al mundo real, aunque no está claro en qué medida esto es el resultado de las ideas visionarias del desaparecido doctor Robert Ford, prototipo del científico que juega a ser Dios. Los primeros compases narrativos muestran los esfuerzos de la organización del parque para controlar el caos, mientras Dolores Abernathy y Maeve Millay intentan ser dueñas de su propio destino, la primera recordando confusamente que ya ha estado en ese mundo que llaman real, o la otra tratando de completar a su manera el relato con que fue programada. Bernard Lowe debe conjugar ese extraño doble rol de criatura y creador, también moviéndose en un mar de recuerdos confusos. Aunque la narración tiene algo de hipnótico, se plantean temas sugerentes –a la cuestión de la inteligencia artificial se suman ahora cuestiones como el transhumanismo y el deseo de inmortalidad acudiendo a la ciencia, otros reflejos de la deshumanización de la sociedad insatisfecha–, y se ha aligerado algo la abultada carga de violencia y sexo de la primera entrega, Westworld deja un poco de insatisfacción, por los muchos hilos narrativos que se lanzan, tan extraños y misteriosos que cuesta hacerse cargo de las motivaciones de los personajes. Nolan y Joy juegan con las limitaciones del ser humano, que se manifiestan en sus criaturas robóticas, y lo hacen con su confusión mental, la carencia de la totalidad de las respuestas, que tiene manifestaciones en sus recuerdos fragmentados; una idea que hace pensar en Memento, dirigida por Christopher Nolan a partir de un relato de su hermano, quien también participaba en el guión. La banda sonora de Ramin Djawadi, con nuevas variaciones, ayuda sobremanera a crear el particular “mood” de la serie.

6/10
Westworld

2016 | Westworld | Serie TV

Más de 40 años después de Almas de metal, donde Michael Crichton llevaba a la gran pantalla su novela sobre un parque temático que permitía viajar al lejano Oeste, con robots que convertián la experiencia en inolvidable, llega esta serie que expande la idea incorporando avances tecnológicos, y ofreciendo una visión más pesimista acerca de la naturaleza humana y la facilidad con que se deja llevar las personas por los instintos más bajos. Detrás está Jonathan Nolan, quien ya advertía acerca de los dilemas morales que plantean las nuevas tecnologías en Vigilados: Person of Interest, y que ya despegado definitivamente de su hermano Christopher ha creado la nueva serie con su esposa Lisa Joy. Entre los productores no sorprende encontrar el nombre de J.J. Abrams, no en vano su compañía se llama Bad Robot. La trama imagina un futuro en que una compañía ofrece la posibilidad de visitar el lejano Oeste en Westworld, un parque temático con un marco paisajístico amplísimo, y numerosísimos personajes encarnados por robots de ultimísima generación, cada uno de los cuales ofrece al visitante la posibilidad de vivir una gran historia. Aunque acuden familias, son más frecuentes tipos que desean vivir experiencias fuertes de sexo y violencia, acostándose con prostitutas o violando a damiselas, o descerrajando tiros sin ton ni son no sólo a facinerosos, sino a todo el que te caiga mal o te aburra. Los ingenieros que están detrás del invento, el doctor Robert Ford y Bernard Lowe, detectan anomalías en los robots, que no acaban de subsanarse en sucesivos reseteados, parece que los distintos personajes, una chica y su padre, la madame del prostíbulo, etcétera, están desarrollando la capacidad de soñar, unas reverberaciones que podrían aproximarles a los humanos. Tras los dos primeros episodios, hay que destacar el enorme esfuerzo de producción, los planteamientos un poco a los Blade Runner con sus replicantes más humanos que los humanos, y algunos dilemas y cuestiones morales, de los límites de la ciencia, la ambición, la depravación en que pueden hundirse las personas, de indudable interés. Pero resulta agotadora la insistencia sexual y sanguinolenta, con excesos que siguen la estela del hiperrealismo hasta el paroxismo.

6/10
Thor: El mundo oscuro

2013 | Thor: The Dark World

La antigua raza de los elfos oscuros, liderada por el siniestro Malekith, pretende sumir el universo en la oscuridad con la ayuda de una misteriosa sustancia llamada Éter. Mientras la científica Jane Foster se encuentra investigando campos gravitatorios en la Tierra el éter se apoderará de ella. Malekith irá en su busca y Thor será el único obstáculo entre el elfo y Jane. Aunque no repiten los directores y guionistas de Thor (2011), esta secuela mantiene y aún quizá supera a su predecesora. Tiene a su favor que la acción no cesa, ya que nos mete en harina desde la primera imagen y elude con virtuosismo presentaciones más o menos ingeniosas o dramáticas. Detrás de las cámaras se ha situado esta vez Alan Taylor, acostumbrado al medio televisivo y últimamente curtido en la serie Juego de Tronos, mientras que el remodelado equipo de guionistas está encabezado por Christopher Yost, especialista en la adaptación de comics, seguido de Christopher Markus y Stephen McFeely, los cuales formaron ya equipo en Capitán América: El primer vengador y en las tres primeras películas que adaptan “Las crónicas de Narnia” de C.S. Lewis. Por encima de cualquier otro elemento, el film sobresale por su excelente factura visual, con preciosistas imágenes de planetas, como la de Asgard, y unos efectos especiales sencillamente perfectos que, esta vez sí, la tecnología en 3D abrillanta sin lugar a dudas. Toda esa imaginería está al servicio sobre todo de la acción, momentos apabullantes que tienen un poco de todo, desde las clásicas peleas a puñetazos hasta persecuciones de naves al más puro estilo de La guerra de las galaxias. Pero hay muchos otros elementos que hacen de Thor: El mundo oscuro una buena película de superhéroes. El guión dedica a los diferentes personajes su espacio propio, aunque Thor (Chris Hemsworth) y la científica Jane Foster (Natalie Portman) se lleven el protagonismo. A los momentos álgidos para la reina Frigga (Rene Russo), el rey Odín (Anthony Hopkins), el vigilante del puente de Bifrost (Idris Elba), la luchadora asgardiana Sif (Jaimie Alexander) o los terrícolas Darcy (Kat Dennings) y el Dr. Selvig (Stellan Skarsgård), se suma el que es verdaderamente el plato fuerte del guión: la fascinante presencia del hermanastro de Thor, el alocado y peligroso Loki (excelente Tom Hiddleston). El dúo Thor-Loki es sin duda lo mejor del film y, además de acción y enfrentamientos entre dos caracteres tan opuestos, se despacha un excelente sentido del humor, con numerosos gags –alguno de ellos tremendamente osado– que funcionan a la perfección, además de alguna que otra sorpresa... Tan atractivo resulta el duelo fraterno que el malvado Malekith pierde fuerza y se convierte en un personaje un tanto tópico, de nula profundad. A esto se suman también algunas invenciones poco logradas, como el modo en que el éter entra en Jane o ciertas coincidencias de cuchufleta. De todas formas, el conjunto no se resiente demasiado de estos leves traspiés y cumple como vehículo para el entretenimiento. Dicho esto, es pertinente avisar a los espectadores que, al término del film, permanezcan en sus asientos escuchando la banda sonora de Brian Taylor hasta que se enciendan las luces. Y no sólo para disfrutarla sino para no perderse dos secuencias de la película escondidas entre los títulos de crédito.

6/10
Deuda criminal

2012 | The Liability

Adam es un chico problemático y rebelde; el novio de su madre, Peter, es un impetuoso gánster que le asignará un importante trabajo: ser el conductor de su más talentoso y letal sicario. Ahora serán las 24 horas más intensas del joven inglés, llenas de asesinatos, secuestros, venganzas y tráfico sexual al lado de un frio y metódico asesino. Con la participación del nominado al Oscar Tim Roth (Reservoir Dogs), esta película mezcla intensas escenas de violencia y acción con un ligero toque sarcástico sobre los inicios de un joven en el mundo del crimen. Incluye apañadas interpretaciones del resto del reparto.

4/10
Radio encubierta

2009 | The Boat That Rocked

El director Richard Curtis (1956) es un enamorado de la música, como pudimos comprobar en su primera película detrás de las cámaras, la hiperromántica Love Actually. En esta segunda película, el director neozelandés afincado en Inglaterra, se deja llevar por esa pasión –y, la verdad, durante demasiado tiempo– para pergeñar una historia que gira completamente en torno a la música de su juventud. Lo que se cuenta es lo de menos, una mera excusa bastante peregrina; aquí lo que importa es simplemente recordar e idealizar nostálgicamente los felices años sesenta, las canciones que sonaban entonces y los sueños despreocupados de la juventud. 1966. Los adolescentes y jóvenes del Reino Unido viven entusiasmados con el 'rock and roll' y con la nueva música que escuchan en las emisoras de radio. Pero se trata de emisoras piratas, que eluden las licencias del gobierno. Y es que la nueva música es una manifestación más de la relajación de las costumbres y de la máxima juvenil imperante de vivir sin reglas ni censuras. Y el gobierno, claro, no aprueba esa actitud, por lo que decide cerrarlas. La emisora más famosa, pesadilla del ministro Dormandy (Kenneth Branagh), es Radio Rock, que emite desde un barco que flota en el Mar del Norte y cuya programación ininterrumpida es seguida por millones de personas. Hasta allí llega el joven Carl (Tom Sturridge), que ha sido expulsado del colegio. Su madre le envía a pasar una temporada con su padrino Quentin (Bill Nighy), que resulta ser el dueño de la emisora. Carl conocerá en el barco a todos los hombres que trabajan en Radio Rock, tipos de todo pelaje con una única cosa en común: su fanatismo rockero y pasión por las nuevas bandas que hacen furor en el público. Entre ellos destacan el grueso Dave (Nick Frost), inteligente y con un cruel sentido del humor; el buenazo de Simon (Chris O'Dowd), que busca un amor de verdad; y los norteamericanos Gavin (Rhys Ifans) y el Conde (Philip Seymour Hoffman), que compiten por ser las estrellas de la emisora. La película es indudablemente divertida. Es fácil imaginarse qué tipo de situaciones pueden darse entre un grupo de hombres encerrados en un barco, y Curtis sabe sacar partido con frecuencia a chistes fáciles de temática sexual, alardeados con el lenguaje procaz tan propio de su estilo (y algunas imágenes más explícitas cuando suben las mujeres al barco). Sin embargo, toda esa picante diversión, aderezada con la mejor música, cae a menudo en la patochada y corre el riesgo de resultar muy reiterativa, ya que Curtis prácticamente abandona lo que mejor sabe hacer: el romanticismo de sus otros guiones, como los de Notting Hill o El diario de Bridget Jones. Y es una pena, porque al quedarse sólo con el ambiente coral del barco, descuida demasiado a cada personaje, se centra en lo anecdótico y olvida más que otras veces los detalles importantes (no hay ni una sola escena memorable, ni tronchante ni emotiva). Y así resulta demasiado fácil caer en los lugares comunes de una época idealizada hasta la saciedad, con topicazos que agotan porque uno se los sabe de memoria. Capítulo aparte merece la música, a todas luces extraordinaria. Curtis se emplea a fondo y procura que esté muy presente en casi todas las escenas. El espectador podrá disfrutar de una amplia representación de los mejores músicos de los sesenta, desde The Rolling Stones, los Beatles y The Who, hasta Jimi Hendrix, Leonard Cohen, The Supremes o The Kinks, por nombrar sólo a unos pocos. En cuanto a los actores, destaca sin lugar a dudas el poderoso talento de Philip Seymour Hoffman.

4/10
Supercañeras. El internado puede ser una fiesta

2007 | St. Trinian's

Tremendamente atípica película de instituto inspirada en la tira cómica de “St. Trinian”, que en los años cuarenta creó el inglés Ronald Searle. Se trata de una cinta independiente que en Inglaterra ha tenido bastante éxito. A un reparto que mezcla actrices desconocidas con rostros sobradamente reconocibles, se une el hecho de que la película cuenta con su propio tema principal, cantado por el grupo de jovencitas Girls Aloud, que salieron de la versión inglesa del programa televisivo Popstar. Quizás haya sido esto lo que ha provocado el éxito entre los británicos, porque en cuanto a la película en sí... El desalmado padre de Annabelle decide ingresarla en el internado femenino St. Trinian. El motivo de esta decisión no es que su hermana sea la directora del lugar, sino que es el que le sale más barato. En cuanto la niña llega al centro, desea morir. Además de ser víctima de crueles novatadas, comprueba que el lugar es una auténtica selva donde todo vale. Pasan los meses y a Annabelle no le queda más remedio que acostumbrarse a su nuevo hogar. Entonces, sucede algo que conseguirá que se integre entre sus nuevas compañeras; si no pagan a Hacienda, el St. Trinian tendrá que cerrar por bancarrota. La solución se presenta en forma de cuadro, ya que las niñas deciden robar un preciada pintura de la National Gallery para venderla posteriormente. Esta película tiene a su favor la originalidad, el no ser en absoluto la típica película de instituto. Quien espere un High School Musical o incluso algo más gamberro tipo American Pie, que se prepare. El espectador no saldrá de su asombro con estas niñas que en clase de física preparan explosivos y que adulteran bebidas alcohólicas que posteriormente venden a su profesor de matemáticas para que éste las distribuya entre los jóvenes del lugar. Allí hay vía libre y pasan todas las burradas que se puedan imaginar. Al frente de tan salvaje sitio está la directora permisiva y alocada Camilla, interpretada por Rupert Everett, que también encarna a su hermano y padre de Annabelle. La película es irreverente y no se corta a la hora de utilizar el sexo para hacer bromas. La idea es reírse y criticar las típicas películas norteamericanas de instituto y el modelo de jovencita que defienden. Sólo hay un momento en que el St. Trinian cede a los tópicos de la meca del cine para ofrecer algo parecido a una enseñanza o moraleja. Sucede en pleno concurso, cuando la profesora de inglés insiste a una de las “pijas” sobre su capacidad real para contestar las preguntas. “Eres inteligente, sólo tienes que creerlo”, algo así es lo que viene a decir la profesora. Pero más allá de esto, nada que ver. Entre los mejores momentos de la película está el plan y ejecución del robo a lo Misión imposible. En el reparto destaca Colin Firth como el malvado ministro Thwaites, y Russell Brand como Flash, el profesor de matemáticas que enseña y ayuda a las niñas en el delicado “arte” de delinquir.

4/10
Miss Marple (2ª temporada)

2006 | Agatha Christie's Marple | Serie TV

Cuatro casos de intriga que debe resolver la señorita Marple, la madura heroína detectivesca creada por Agatha Christie, aquí interpretada por la británica Geraldine McEwan. En "Un crimen dormido" una joven de buena posición le pide ayuda por ciertas visiones que está experimentando en su recién adquirida casa en la costa. Todo podría tener que ver con un pasado infantil en la India que había olvidado. En "El caso de los anónimos", el veterano de guerra Jerry Burton y su hermana buscan la tranquilidad mudándose a vivir a un pueblecito. Pero allí resulta que alguien comienza a envenenar a la gente por medio de cartas anónimas. En "El cuadro", Marple comienza a investigar en una residencia de ancianos tras una muerte y una desaparición. Y en "El misterio de Sittaford", Clive Trevelyan, miembro del parlamento británico, es asesinado y todo parece relacionado con el hallazgo de una tumba egipcia.

6/10
Orgullo y prejuicio

2005 | Pride & Prejudice

Cinco, eran cinco, las hijas del matrimonio Bennet: Elizabeth (más conocida como Lizzy), Jane, Lydia, Mary y Kitty. Su madre, la sra. Bennet, está obsesionada con buscarles un adinerado marido cuanto antes, lo que solucionaría sus problemas económicos, pero Lizzy, una joven de carácter independiente, se lo toma con más tranquilidad, respaldada por su padre. Un día, el señor Bingley, un joven rico y soltero, se instala en una mansión cercana a la residencia de los Bennet, una ocasión de oro que la madre no piensa dejar escapar. Durante una recepción que Bingley ofrece a sus nuevos vecinos, parece fijarse en Jane, la hermana mayor, mientras que Lizzy conoce a su amigo Darcy, un tipo apuesto, pero orgulloso, hosco y lleno de prejuicios, que aparentemente no muestra ningún interés por las mujeres “de clase inferior”. Aunque se desata cierta química entre Lizzy y Darcy, cada vez que se ven no paran de discutir. Un primo lejano de Lizzy, Collins, pide su mano, pero ésta le rechaza. Poco después, Bingley se marcha a Londres sin avisar, rompiendo el corazón de Jane, y Lizzy piensa que Darcy está detrás de este asunto. Como existen adaptaciones excelentes de la célebre novela de Jane Austen, una nueva revisión desataba todo tipo de ‘prejuicios’. Pero puede sentirse ‘orgulloso’ de su trabajo el director Joe Wright, que debuta en el largometraje tras un par de cortos y episodios de series. Parte del mérito pertenece a la desconocida guionista Deborah Moggach, que ha sabido condensar en un guión cinematográfico una novela extensa, con muchos personajes complejos, y el exquisito dibujo del alma femenina característico de Austen. Aunque no está acreditada, parece ser que le echó una mano Emma Thompson, ganadora del Oscar por el guión de Sentido y sensibilidad, adaptación de otra novela de Austen. El director describe las costumbres de las diferentes clases sociales de la época, aprovecha la convincente ambientación, y se luce en numerosas ocasiones, como en un elaboradísimo baile filmado en un único plano secuencia, y en la escena en que Lizzy da vueltas sobre un columpio, como metáfora del paso del tiempo. A pesar de que el director estuvo a punto de no contratarla, porque le parecía demasiado atractiva para su papel, Keira Knightley muestra una vez más su talento, al igual que secundarios tan lujosos como Brenda Blethyn, Donald Sutherland y Judi Dench, en un papel tan breve como intenso.

7/10
Poirot (9ª temporada)

2003 | Agatha Christie: Poirot | Serie TV

Lucy convence a Poirot para que investigue el asesinato de su padre, un tipo extravagante. Su madre fue encarcelada por el asunto. Así empieza "Cinco cerditos", uno de los cuatro nuevos casos de Poirot (David Suchet) que, en forma de telefilmes, se aglutinan en esta temporada de la serie basada en novelas de Agatha Christie, junto con "Un triste ciprés" (las sospechas en torno a una mujer que ha asesinado a su tía), "Muerte en el Nilo" (el caso de una millonaria que aparece muerta durante un crucero por el Nilo) y "Sangre en la piscina" (sobre el asesinato de un mujeriego, con su mujer como principal sospechosa).

6/10

Últimos tráilers y vídeos