IMG-LOGO

Biografía

Terry Serpico

Terry Serpico

Terry Serpico

Filmografía
Mine 9

2019 | Mine 9

Sucesor designado (2ª temporada)

2017 | Designated Survivor | Serie TV

Segunda temporada de la serie sobre el “presidente accidental” Tom Kirkman. Arranca con el primer aniversario después de un mandato traumático, tras el atentado terrorista contra el Capitolio que acabó con toda la cúpula del poder estadounidense. Aunque la conspiración orquestada por el ultraderechista Patrick Lloyd ha sido en gran parte desmontada, la amenaza continúa, pero al menos el presidente ha ganado en confianza y seguridad, sin abandonar ni en un ápice sus planteamientos idealistas. La opinión pública le es más favorable, pero ahora toca gobernar el día a día sin sobresaltos. Lo que no va a ser tan sencillo. Pierde un poco de fuelle la trama urdida por David Guggenheim, sobre todo porque el planteamiento inicial era verdaderamente una situación límite, se empezaba así muy alto. Ahora las tramas de los primeros episodios son de contenido político, distintas crisis en la frontera de México, las medidas para combatir un virus por parte de sanidad, etc. Y se combinan con la investigación en curso, con la agente del FBI Hanna Wells, al frente, ahora secundada, además de por su fiel aliado informático, por un colega británico del MI6. Entre las novedades de la temporada está el director de comunicación Lyor Boone, con pinta de chico empollón y demasiado pragmático, lo que choca con las nobles ideas de Kirkman en ocasiones. También una asesora legal, Kendra Daynes, a la que tocará lidiar con un peliagudo asunto relacionado con la suegra del presidente. Todo podría tener que ver con las maquiavélicas y desconocidas razones por las que Tom Kirkman fue señalado como sucesor designado. La trama es entretenida, pero se acerca demasiado a series del mismo corte como El ala oeste de la Casa Blanca y Señora Secretaria de Estado, dominando más las crisis políticas que se abre y cierran en el mismo episodio que la más atractiva a priori de la conspiración. Kiefer Sutherland sigue siendo el mejor actor de la función, aunque todos cumplen en sus papeles.

6/10
Election: La noche de las bestias

2016 | The Purge: Election Year

Tercera entrega de la saga donde para reducir el crimen y el exceso de población, el gobierno permite que una noche al año, durante doce horas, se desarrolle cualquier actividad criminal, incluido el asesinato, lo que tiene como resultado que se elimine a los ‘deshechos’ sociales. Recupera a Leo Barnes, protagonista del film anterior, ahora convertido en jefe de seguridad de la senadora Charlie Roan. Ésta sobrevivió a la Purga en la que fue asesinada toda su familia, por lo que se ha propuesto llegar a presidenta de Estados Unidos, para eliminar esta infernal práctica, en la que cada año mueren numerosos inocentes. Repite como director y guionista James DeMonaco, artífice de las dos anteriores, que acierta al explorar cierto trasfondo social, al estilo de su claro referente, el John Carpenter de los 70. Viene a denunciar que los intereses de los poderosos pueden dar lugar a leyes inmorales, aunque aquí la premisa resulte exagerada, y que las minorías étcnicas, sobre todo negros e hispanos, llevan las de perder. En año de elecciones presidenciales, Election. La noche de las bestias presenta a una mujer candidata, como Hillary Clinton, en un claro paralelismo con la realidad. Pero que nadie se llame a engaño. En realidad, aquí la dimensión política se queda en mera excusa, pues lo que importa son las secuencias de tensión y acción, muy bien concebidas. En este aspecto DeMonaco se supera a sí mismo, y demuestra que sabe sacarle jugo a un presupuesto, que sin ser desorbitado, ha aumentado respecto a las cintas precedentes. También aprovecha que cuenta con actores que sin ser superestrellas saben trabajar, como Frank Grillo, que repite su personaje del film anterior, un tipo duro y cínico, pero con corazoncito. A su lado también cumple Elizabeth Mitchell, recordada Juliet de Perdidos.

6/10
Declaradme culpable

2006 | Find Me Guilty

Si `clásico' significa `con clase', Sidney Lumet lo es. Su nueva incursión en el drama judicial prueba que el octogenario director está en forma. Ritmo impecable, delicado equilibrio entre drama, comedia e intriga, personajes sólidos alrededor de uno central, elegante planificación … No es el cine al que nos ha acostumbrado el siglo XXI, tantas veces caducado antes de su estreno. El film se basa en un hecho real: el juicio de los Lucchese, una familia mafiosa de Nueva Jersey. En aplicación de la ley RICO, que permitía juzgar al clan por conspiración, durante veintiún meses de 1987 y 1988 se sucedieron pruebas y testigos ante un jurado. Varios abogados representaban a los mafiosos, pero el más singular era el de Jack DiNorscio, condenado a treinta años de prisión por otros crímenes, y que llevaba cumplidos ocho cuanto le tocó comparecer de nuevo ante un tribunal. Jack eligió defenderse a sí mismo. El sólido guión de Lumet, T.J. Mancini y Robert J. McCrea da por sentada la inmoralidad de los actos delictivos. Pero incluso a ambos lados de la ley, hay matices. La parte de la acusación, aunque tenga razón en el fondo, puede ser arrogante y jugar sucio. Y entre los delincuentes brilla Jack, fiel a un principio para él inconmovible: la lealtad. Es un granuja y lo sabe, pero le redime, al menos en parte, un código de conducta que le permite apoyar a los suyos, y que le granjea si no la admiración, sí al menos el respeto del juez, los otros abogados, e incluso, aunque nunca lo admita, el del jefe de la familia. La habilidad del film consiste en no convertir al carismático personaje –formidable Vin Diesel, que demuestra que puede hacer algo más que repartir mamporros en filmes de acción– en un héroe. Es simplemente humano, con rasgos que le hacen mejor de lo que podría creerse.

7/10

Últimos tráilers y vídeos