IMG-LOGO

Biografía

Tito Davison

Tito Davison

Filmografía
El ministro y yo

1976 | El ministro y yo

Mateo trabaja escribiendo cartas para la gente que no sabe hacerlo. En una de esas misivas con las que intenta ayudar a un amigo, encontrará mil y un problemas con la administración pública, de modo que decide escribir una carta de protesta que llegará al mismísimo ministro. Éste le ofrecerá entonces un cargo en su ministerio. Uno de los últimos papeles del divertido y entrañable cómico mexicano, de nuevo a las órdenes de Miguel M. Delgado. No es el mejor trabajo de Cantinflas (los años pesan), pero siempre es agradable reír con él.

4/10
El hombre de los hongos

1976 | El hombre de los hongos

Curiosa aunque fallida parábola sobre el racismo, en que una familia adinerada, rica en tierras, encuentra en la selva a un niño indígena, y lo adopta entregándolo a las hijas a modo de juguete. Se produce entonces una tensión entre las diferencias sociales y culturales, y el atractivo sexual.

4/10
Cabo de Hornos

1957 | Cabo de Hornos

Antonio Grez, un capitán ballenero, conoce en el bar de un puerto a Amalia, una mujer bellísima y enigmática que vive atormentada bajo el trágico presentimiento de que, al igual que numerosos de sus antepasados, el destino le tiene preparada una muerte violenta y próxima. Grez toma el mando de un barco ballenero con destino al Cabo de Hornos y la Antártida. En Punta Arenas, el director de la compañía ballenera embarca junto a su esposa, que resulta ser Amalia, de la que Grez está ya completamente enamorado. La ruta final del barco no es otra que la "Tierra de la Desolación", un paraje polar y desolado que tiene una historia maldita y que los protagonistas saben que siempre se cumple inexorable, desde hace siglos. A la manera de Hitchcock, esta película española es una indagación en la fuerza del trágico destino que atormenta unas vidas errantes. Con unas interpretaciones lúcidas y meritorias, Tito Davison logró una película intimista y enigmática.

4/10
Para siempre

1954 | Para siempre

El mexicano Juan Carlos viaja a España. Allí, conoce a una pintora de la que se enamora, a pesar de que él está casado. Insulsa coproducción hispano-americana, de argumento facilón y con actores que se han esforzado poco.

4/10
Marco Antonio y Cleopatra

1947 | La vida íntima de Marco Antonio y Cleopatra

Marco Antonio, ayudante de un adivino, descubre que su espíritu se ha trasladado hasta el cuerpo del antiguo general romano que se llama como él. Conocerá a la reina Cleopatra, que se enamora de él. Comedia fantástica, con elementos muy disparados, que tuvo éxito en México en su momento. 

4/10
La diosa arrodillada

1947 | La diosa arrodillada

Como regalo por su aniversario de bodas, el millonario Antonio regala a su esposa Elena la estatua de una mujer desnuda. Taquel, modelo que posó para la estatua es Raquel, su amante. Ésta exige a Antonio que se divorcie de su esposa, que muere poco después bajo circunstancias misteriosas. Antonio debe aceptar casarse con Raquel si no quiere que ésta le denuncie a la policía. Enrevesado thriller, que al menos cuenta con actores de primera categoría.

4/10
El socio

1946 | El socio

Julián Pardo ha fracasado en los negocios. Se inventa un socio potente, que le sirve para medrar, pero la mentira se le va de las manos. Simpática producción de la Edad de Oro del Cine Mexicano, con actores bastante esforzados. 

4/10
Rayando el sol

1946 | Rayando el sol

Pese a que son amigos desde la infancia, Pedro y Carlos acaban enfrentados cuando se enamoran de la misma mujer. El gran Pedro Armendáriz triunfaba en México con este esmerado drama, el año antes de ser reclutado por John Ford para encarnar a un teniente de policía en El fugitivo.

4/10
La barraca

1945 | La barraca

Valencia. Al no poder pagar el alquiler, la familia del Tío Barret tiene que abandonar la barraca en la que vive. Bajo los efectos del alcohol, el Tío Barret, acaba matando a Don Salvador, el propietario, por lo que acaba en prisión. Batiste y los suyos ocupan el inmueble, pero los vecinos les reciben con hostilidad. Excelente adaptación mexicana de la famosa novela de Vicente Blasco Ibáñez. Como el director buscaba una realista ambientación en la España del siglo XIX reclutó a todos los exiliados españoles que encontró en México.

4/10
Corazones de México

1945 | Corazones de México

Jóvenes mexicanos empiezan a servir en el ejército. Logrado drama, financiado por el gobierno de la época, para apoyar el lanzamiento del servicio obligatorio en México. 

4/10
Cabo de Hornos

1957 | Cabo de Hornos

Antonio Grez, un capitán ballenero, conoce en el bar de un puerto a Amalia, una mujer bellísima y enigmática que vive atormentada bajo el trágico presentimiento de que, al igual que numerosos de sus antepasados, el destino le tiene preparada una muerte violenta y próxima. Grez toma el mando de un barco ballenero con destino al Cabo de Hornos y la Antártida. En Punta Arenas, el director de la compañía ballenera embarca junto a su esposa, que resulta ser Amalia, de la que Grez está ya completamente enamorado. La ruta final del barco no es otra que la "Tierra de la Desolación", un paraje polar y desolado que tiene una historia maldita y que los protagonistas saben que siempre se cumple inexorable, desde hace siglos. A la manera de Hitchcock, esta película española es una indagación en la fuerza del trágico destino que atormenta unas vidas errantes. Con unas interpretaciones lúcidas y meritorias, Tito Davison logró una película intimista y enigmática.

4/10
Para siempre

1954 | Para siempre

El mexicano Juan Carlos viaja a España. Allí, conoce a una pintora de la que se enamora, a pesar de que él está casado. Insulsa coproducción hispano-americana, de argumento facilón y con actores que se han esforzado poco.

4/10
El ministro y yo

1976 | El ministro y yo

Mateo trabaja escribiendo cartas para la gente que no sabe hacerlo. En una de esas misivas con las que intenta ayudar a un amigo, encontrará mil y un problemas con la administración pública, de modo que decide escribir una carta de protesta que llegará al mismísimo ministro. Éste le ofrecerá entonces un cargo en su ministerio. Uno de los últimos papeles del divertido y entrañable cómico mexicano, de nuevo a las órdenes de Miguel M. Delgado. No es el mejor trabajo de Cantinflas (los años pesan), pero siempre es agradable reír con él.

4/10

Últimos tráilers y vídeos