IMG-LOGO

Biografía

Mario Moreno

Mario Moreno "Cantinflas"

81 años ()

Mario Moreno "Cantinflas"

Nació el 12 de Agosto de 1911 en México D.F., México
Falleció el 20 de Abril de 1993 en México D.F., México

El Charlot mexicano

06 Noviembre 2012

Hizo felices a los espectadores durante 50 años. Mario Moreno “Cantinflas” es sin duda uno de los grandes cómicos de la historia del cine.

Es imposible no recordar sus andares a lo pato y su manera de hablar, con ese acento dulce, tan genuino, tan mexicano y esa dicción rápida, segura, llena de desparpajo. Eran señas de identidad inconfundibles, como esos pantalones eternamente caídos y esa brizna de bigote que más bien parecían dos simples motas de pelo a cada lado. Sus hechuras recuerdan sin lugar a dudas a la gran creación cómica del cine yanqui, Charlot, y bien pudiera ser que Cantinflas fuera la versión latina de su vecino norteamericano. Lo que está claro es que su éxito fue espectacular. Y curiosamente el propio Charles Chaplin le definió como “el comediante más grande del mundo”.

Fortino Mario Alfonso Moreno Reyes –nombre completo de Cantinflas– nació en Ciudad de México el 12 de agosto de 1911. A lo largo de su dilatada carrera rodó más de medio centenar de películas, muchas de ellas del mismo estilo y argumentos parecidos, la de un tipo con trabajo sencillo –portero, barrendero, cartero, extra de cine, profesor, botones, payaso, zapatero– que se ve empujado a correr una aventura casi siempre a favor de los más desamparados. Eso hacía que con Cantinflas el espectador ya sabía lo que iba a ver, sabía que se iba a reír seguro y que acabaría por triunfar el bien, aun cuando muchas veces quedara en el desenlace un poso realista, alejado de los cuentos de hadas.

Cantinflas fue el sexto de doce hijos, nacidos de Pedro Moreno y María Reyes. Su padre era cartero, por lo que sus orígenes fueron muy humildes, algo que siempre influyó en su cine. Al parecer intentó sin éxito colarse en Estados Unidos, y después comenzó a ganarse la vida boxeando. Pero el joven Mario tenía un don para hacer reír y eso le acabó llevando al teatro y luego al cine. Tras corretear por diversas compañías teatrales y asumir pequeños papeles cómicos en el circo de Jalapa, se fue convirtiendo es un cómico más o menos reconocido. En 1934 conoció a una chica originaria de Moscú, Valentina Ivanova, con quien se casó en 1936 y con quien adoptó a un hijo en 1961.

Sobre el origen de su apodo, “Cantinflas”, se cuentan varias historias. Una de ellas es que cambió su nombre para no avergonzar a su familia, ya que el trabajo en el mundo del espectáculo tenía la etiqueta de poco respetable. El otro origen del término es más gracioso. Parece ser que mientras estaba bebiendo feliz en un bar, una persona le espetó “¡en la cantina te inflas!”. A Mario Moreno le hizo gracia tal burla y decidió adoptarla, sabiamente modificada, para su vida profesional.

Cantinflas debutó en la gran pantalla en 1937, con No te engañes corazón y ¡Así es mi tierra! A partir de ese momento, y salvo algunas excepciones como la de El signo de la muerte, Cantinflas sólo rodó puras comedias, la mayoría de las cuales fueron dirigidas por Miguel M. Delgado. Ambos conformaron un dúo muy duradero, con un total de 33 colaboraciones, que daría lugar a algunos de los mejores papeles del actor.

Entre sus películas más recordadas pueden citarse Ni sangre ni arena, inspirada en la novela torera de Vicente Blasco Ibáñez; El supersabio, en donde como científico se ve implicado en una trama criminal; El portero (1949), donde está acompañado por Silvia Pinal; El bolero de Raquel, comedia romántica muy musical; El analfabeto, sobre un hombre humilde que recibe una herencia millonaria; Su excelencia, sátira sobre el mundo de los políticos; Don Quijote cabalga de nuevo, en el papel de Sancho Panza, con Fernando Fernán Gómez como Don Quijote; El padrecito, su primera película en color; o El barrendero, último papel de Cantinflas, en donde tiene que hacer frente a una banda de delincuentes.

En sus primeros años de carrera Cantinflas intentó con poco éxito triunfar en Hollywood por medio de su propia productora, Posa Films, pero los proyectos para tal fin no prosperaron. Sin embargo, en uno de los pocos trabajos para Hollywood, Cantinflas salió por la puerta grande. El cómico mexicano dio vida en 1956 a Passepartout, el acompañante de Phileas Fogg (David Niven) en La vuelta al mundo en 80 días. Su interpretación le valió el merecimiento de la crítica estadounidense con la concesión del Globo de Oro. Años más tarde, La Meca del Cine premiaría la totalidad de su trabajo cuando le concedió su estrella en el Paseo de la Fama.

Cantinflas murió rico, pero siempre tuvo un corazón grande, que la fama no le achicó. Donó a lo largo de su vida mucho dinero a los pobres e hizo viviendas de bajo coste para los más desfavorecidos de su país. Eso y que permaneciera junto a su mujer durante 30 años (hasta la muerte de ella en 1966) habla a las claras de que Cantinflas no se dejó malear por el mundo del espectáculo y siguió siendo un hombre humilde, simpático y agradecido. Fue una persona enormemente querida en México, hasta el punto de que cuando falleció en 1993 como consecuencia de un cáncer de pulmón se declararon varios días de luto oficial en su país.

Filmografía
El barrendero

1982 | El barrendero

Última película del inefable cómico mexicano Cantinflas, donde está dirigido por Miguel M. Delgado, quien trabajó con él en casi toda su filmografía. Es de las pocas películas en las que Cantinflas también colaboró activamente en el guión. Narra las peripecias de Napoleón, un simpático barrender de Ciudad de México que se lleva muy bien con toda la gente que tiene alrededor. Un día se verá involucrado en el robo de un importante cuadro cuando los ladrones de la pintura esconden el valioso botín en su cubo de basura. El barrendero tendrá que eludir desde entonces a los peligrosos criminales.

5/10
El patrullero 777

1978 | El patrullero 777

Diógenes es el Patrullero 777, que realiza su trabajo en el centro de Ciudad de México. Pero sus jefes están en desacuerdo con su manera de hacer el trabajo. Y es que Diógenes se toma las cosas de modo muy personal y se dedica a arreglar los problemas de todas las personas que encuentra a su paso: salva a un hombre de suicidarse, soluciona problemas conyugales, etc. Penúltima película del genio mexicano de la comedia, el gran Cantinflas. Como es habitual está dirigido por Miguel M. Delgado.

4/10
El ministro y yo

1976 | El ministro y yo

Mateo trabaja escribiendo cartas para la gente que no sabe hacerlo. En una de esas misivas con las que intenta ayudar a un amigo, encontrará mil y un problemas con la administración pública, de modo que decide escribir una carta de protesta que llegará al mismísimo ministro. Éste le ofrecerá entonces un cargo en su ministerio. Uno de los últimos papeles del divertido y entrañable cómico mexicano, de nuevo a las órdenes de Miguel M. Delgado. No es el mejor trabajo de Cantinflas (los años pesan), pero siempre es agradable reír con él.

4/10
Conserje para todo

1974 | Conserje en condominio

Típico film de Mario Moreno "Cantinflas", aquí en el papel de Úrsulo y metido a conserje de un enorme edificio llamado Miraflores, en donde viven las gentes más variopintas. Con su habitual amabilidad, Cantinflas echará una mano a todo el mundo haciendo todo tipo de favores, arreglos e incluso descubriendo a los responsables de un secuestro. Como es habitual el director Miguel M. Delgado es el hombre orquesta de este film de Cantinflas, que da buena fe de su simpático humor, continuo y natural.

4/10
Don Quijote cabalga de nuevo

1973 | Don Quijote cabalga de nuevo

Película inspirada en la inmortal obra de Miguel de Cervantes y Saavedra. La trama del film arranca cuando los dos protagonistas, el Caballero de la Triste Figura y su inseparable escudero Sancho Panza, ya han vivido mil y una aventuras y desventuras. Ahora Don Quijote divisa a un coche correr en la distancia y decide ir a socorrer a quien él cree que es una bella damisela en apuros, con el noble objetivo de llevarla en brazos de su enamorado. La dama en cuestión jura ser un notario venido de Madrid. El desconocido director Roberto Gavaldón contó para este film con un impresionante elenco de actores, comenzando por los grandiosos Fernando Fernán Gómez y el mexicano Cantinflas en los papeles principales. Pero todos los secundarios son de primera fila. El resultado, sin embargo, no está del todo a las altura de las expectativas.

5/10
El profe

1971 | El profe

Sócrates es un maestro de escuela que es envíado al pueblecito de Romerales para impartir clase allí. Cuando llega, se encuentra una situación algo caótica pues el lugar está dominado por un cacique que propicia la ignorancia de los habitantes, y al colegio, que está bastante descuidado asisten unos desorientados muchachos que no han tenido nunca una buena educación. Sócrates se pondrá manos a la obra y enseñará a los muchachos, los cuales pronto le tomarán gran estima. Comedia protagonizada por Cantinflas, donde el actor hace alarde de su buen humor, a la vez que instruye a unos niños en la importancia de la formación y de no dejarse pisotear por los poderosos. Tiene momentos muy divertidos y otros de mayor emotividad. La batuta del film la lleva Miguel M. Delgado, que dirigió al cómico en otros títulos como El padrecito, El extra, Su excelencia, ¡Por mis... pistolas!...

5/10
Un Quijote sin Mancha

1969 | Un Quijote sin Mancha

El letrado Justo Leal se dedica a las causas perdidas, con la compañía de su cabra Blanquita. Comedia de inspiración cervantina del gran Cantinflas, que también protagonizó Don Quijote cabalga de nuevo. Con una puesta en escena bastante elemental, y una trama que encadena secuencias a modo de 'sketchs', lo mejor es el sentido del humor blanco del artista, sus juegos de palabras -confundir 'Quijote' con 'qué hijote', expresión que utilizaría la madre de Cantinflas- y su deje inconfundible. Justo es un abogado que ha dedicado diez años a obtener el título, y que está en un despacho donde ejercen padre, hijo y nieto, que le recanean sueldo. Lo que no supone obstáculo para que, con mucha labia, saque adelante sus casos.

5/10
¡Por mis... pistolas!

1968 | ¡Por mis pistolas!

Cantinflas viaja en esta ocasión a Arizona, dispuesto a encontrar oro en la mina que ha heredado de su bisabuelo. Pero bandidos, indios revoltosos y otros desesperados le complican las cosas. Una divertida parodia del western.

4/10
Su excelencia

1966 | Su excelencia

Varios golpes de estado  seguidos en la República de Cocos provocan el cambio sucesivo del embajador en Pepeslavia. En uno de sus más divertidos trabajos, el inefable Cantinflas satiriza con acierto el mundo de la política.

6/10
El señor doctor

1965 | El señor doctor

Salvador Medina, conocido por sus pacientes como 'Chava', es un simpático doctor que se marcha a la ciudad a trabajar en un gran hospital. Acostumbrado al trato cercano entre paciente y médico, chocará enseguida con los modales estirados de los médicos residentes que no prestan tanta atención a los enfermos, tratándoles como números que ocupan camas más que como personas. Por su parte, Chava, infundirá cariño y risas a todos y hará amistad con Beto, un chaval algo rebelde de padres divorciados, que padece un tumor. De nuevo, Miguel M. Delgado dirige a Cantinflas en otra de sus comedias. El actor se mete en la piel de médico, donde combina a la perfección los momentos de carcajada con otros de mayor emotividad.

4/10
El padrecito

1964 | El padrecito

Miguel M. Delgado dirigió durante unos años distintas comedias con Mario Moreno, alias Cantinflas, de protagonista, donde el entrañable actor interpretaba profesiones distintas: maestro, extra de cine, médico... En esta ocasión se pone en la piel del padre Sebastián, un sencillo cura que se traslada a un pueblecito para relevar al anciano padre Damián que está muy mayor para celebrar la Eucaristía. En el pueblo intentará mejorar las cosas y repartir bondad y caridad a sus feligreses, pero también encontrará enemigos.

4/10
Entrega inmediata

1963 | Agente XU 777

Feliciano (Cantinflas) vive feliz y despreocupado repartiendo el correo en el Cuerpo de Carteros. Sin embargo en poco tiempo dos cosas van a cambiar su vida. En primer lugar, el encuentro con una joven rubia que le pide que altere su itinerario para entregar muy temprano las cartas de la Empresa Físico Química Nuclear, y en segundo lugar, la carta de un antiguo amigo que, desde el lecho de muerte, le pide que cuide de su hija.

4/10
El extra

1962 | El extra

Un extra ayuda a una aspirante a actriz a abrirse camino en el mundo del cine. El más famoso cómico mexicano se adentra en los entresijos del Séptimo Arte, en una mezcla de su típico e inimitable humor con una historia dramática.

6/10
El analfabeto

1961 | El analfabeto

Inocencio recibe inesperadamente una carta en donde se le notifica que ha heredado una gran fortuna de dinero. Sin embargo, como él es analfabeto preferirá aprender a leer y a escribir antes de darse cuenta de todo lo que ha heredado. En el banco donde trabaja como mozo, fregando y encargándose del correo, se enteran de la verdad sobre su herencia e intentarán hacerse con ella sin que Inocencio lo sepa. Simpático film del gran Cantinflas, en un papel que le va que ni pintado y que el genio al que siempre se le caen los pantalones borda con su habitual humor. Detrás de las cámaras, su inseparable socio Miguel M. Delgado.

6/10
Pepe

1960 | Pepe

Coproducción entre México y Estados Unidos, filmada a todo color y donde resalta la simpatía de Mario Moreno “Cantinflas” en un intento de lanzarle al estrellato internacional. Una comedia musical donde Pepe es un humilde empleado de un rancho que, por avatares del destino, se verá inmerso en el histérico mundo del cine, cruzándose en su camino estrellas como Bing Crosby, Maurice Chevalier, Sammy Davis Jr., Zsa Zsa Gabor o Frank Sinatra, entre otros muchos cameos de rostros conocidos. En el montaje final fueron eliminados cuarenta minutos de sus excesivos 195 minutos de metraje. El film logró nominaciones al Oscar para la fotografía de Joseph MacDonald, la dirección artística de Ted Haworth y William Kiernan, el sonido de Charles Rice, la banda sonora adaptada realizada por Johnny Green, la canción “Faraway Part of Town” con música y letras de André Previn y Dory Langdon, y el montaje de Viola Lawrence y Al Clark.

5/10
Sube y baja

1959 | Sube y baja

El simpático Cantinflas interpreta en este film a un hombre empleado de una tienda deportiva. Recibirá la misión de ir a Acapulco para entrar en contacto con un famoso deportista y conseguir un contrato comercial con él. Pero Cantinflas se enamorará de una bella joven y no se le ocurrirá otra cosa que hacerse pasar por el deportista. Risas y situaciones cotidianas llevadas con amable soltura, con gags leves pero continuos, son la marca de la casa del gran humorista mexicano, aquí de nuevo dirigido por Miguel M. Delgado.

5/10
El bolero de Raquel

1957 | El bolero de Raquel

Un limpiabotas ha de hacerse cargo de su ahijado, el "Chavita", después de que la muerte de su padre. Para poder instruirse y darle una vida mejor al niño, el limpiabotas decide acudir a la escuela con él. Y allí se enamorará de Raquel, una guapa profesora. Una de las más logradas películas de Cantinflas, aquí dirigido como es habitual por Miguel M. Delgado. Se trata de la primera película en color que rodó el genial cómico mexicano.

6/10
La vuelta al mundo en 80 días

1956 | Around the World in 80 Days

La vuelta al mundo en 80 días es una gran superproducción puesta al servicio del maravilloso relato de Julio Verne. Phileas Fogg (David Niven) es un desocupado noble británico que apuesta con los miembros de su club londinense que es capaz de dar la vuelta al mundo en exactamente ochenta días. Acompañado de su fiel criado Passepartout (Mario Moreno, Cantinflas), vivirán toda clase de aventuras para ganar tan singular apuesta. En torno a esta trama argumental Michael Anderson elabora un magnífico espectáculo, y así veremos en este film maravillosos exteriores rodados en los lugares más recónditos del mundo, toda clase de animales exóticos, estupendos decorados y un esmerado vestuario, todo ello bajo la excelente banda sonora de Victor Young. La película cuenta también con un reparto a la altura de las circunstancias y así, junto al dúo protagonista, aparecen Marlene Dietrich, Charles Boyer, Shirley MacLaine, Buster Keaton, Ronald Colman, Peter Lorre, Frank Sinatra... La película obtuvo un total de cinco Oscar en las categorías de mejor película, mejor guión adaptado, mejor fotografía, mejor montaje y mejor banda sonora. Todo un clásico.

6/10
Abajo el telón (1955)

1955 | Abajo el telón

Un honrado limpiador tiene su tenderete en un pequeño barrio de la ciudad. Un día tiene la ocasión de limpiar las ventanas de un teatro, en donde trabaja una famosa actriz. Cuando roban unas valiosas joyas, el bueno del limpiador será acusado, mientras que en realidad ha sido el apoderado de la actriz quien se ha hecho con el preciado botín. Entrañable y amable comedia de Cantinflas, el mejor humorista de la historia del cine mexicano.

5/10
Caballero a la medida

1954 | Caballero a la medida

Cantinflas da vida a un tipo que trabaja de modelo en una prestigiosa tienda de trajes. Un millonario se hace amigo suyo, pensando que es de clase social alta. Tras la cámara Miguel M. Delgado, su director habitual.

4/10
El señor fotógrafo

1952 | El señor fotógrafo

Comedia de trama disparatada, que sirve para el lucimiento del inefable Cantinflas. Da vida a un fotógrafo que, cuando esta recogiendo flores para su novia, es confundido por unos truhanes con un científico que les podría proporcionar nada menos que el secreto de una nueva bomba atómica. Como es de suponer, Cantinflas no guarda otro secreto que el de provocar risas con su personalísimo deje.

5/10
Si yo fuera diputado

1952 | Si yo fuera diputado

Risas garantizadas desde la primera escena en que Cantinflas atiende a un cliente en su barbería, del que no le extraña que se haya retrasado, ya que ha empezado a trabajar en los ferrocarriles. La mezcla de humor físico y verbal es despiporrante, véase el rape al cero de la cría que va a hacer la Primera Comunión. El film explica cómo el personaje en sus ratos libres estudia derecho, lo que facilita una inesperada carrera como diputado para combatir las injusticias, donde su verborrea legal faciita mucho las cosas. Tras la cámara el director habitual de Cantinflas, Miguel M. Delgado. El actor demuestra además habilidades musicales con su bandurria.

6/10
El bombero atómico

1952 | El bombero atómico

El inefable Cantinflas interpreta a un repartidor de periódicos que al tener que hacerse cargo de la hija de un amigo fallecido, decide abandonar ese oficio y convertirse en bombero. En una de sus misiones salva a su antiguo jefe y éste le pide que vuelva a su antiguo oficio... Además, Cantinflas ignora que su pequeña protegida en realidad ha heredado una gran fortuna y que unos malhechores planean raptarla. El cómico mexicano de los pantalones caídos hace reír al respetable como sólo él sabe, con un humor entrañable gracias a un guión plagado de buenas intenciones. Dirige como es habitual Miguel M. Delgado.

5/10
El siete machos

1951 | El siete machos

Don Carmelo se hace dueño de la hacienda Los Sauces, gracias al asesinato de su antiguo dueño y su sirviente. Pasado un tiempo un bandido conocido como "El siete machos" asolará aquellas tierras. Pero resulta que un sirviente de Don Carmelo y de su bella sobrina Rosario, resultará ser hermano gemelo del peligroso bandido. Cantinflas se suelta a gusto en esta comedia ambientada en el mundo del Oeste. Hay momentos para la acción, los malentendidos y sobre todo para el humor.

5/10
El mago (1949)

1949 | El mago

Film al más puro estilo Cantinflas, con una trama sencilla sabiamente elaborada para producir un enredo de campeonato. El "mago" mexicano de la comedia está dirigido por su socio habitual Miguel M. Delgado. Al morir el rey de Arichi, varios ministros van en busca de Krishnar, un principe exiliado que se gana la vida como mago. Sin embargo, esto le produce estrés y el médico le aconseja que se tome unas vacaciones. Por peripecias de la vida le sustituirá Cantinflas, con lo que sus aventuras no han hecho más que empezar...

5/10
El portero (1949)

1949 | El portero

El portero de un inmueble es un tipo la mar de bueno, siempre dispuesto a ayudar a todos los vecinos. Pero por quien pierde de verdad los higadillos es por una joven inválida llamada Rosa María. Con ayuda del portero la joven se operará y conseguirá superar su invalidez. Sin embargo, ella está enamorada de un guapo teniente... Dulce y divertida comedia del gran Cantinflas, dirigido una vez más por Miguel M. Delgado. Le da la réplica Silvia Pinal, celebérrima protagonista de la película Viridiana, de Luis Buñuel. La historia tiene ciertas reminiscencias con Cyrano de Bergerac.

6/10
El supersabio

1948 | El supersabio

El gran humorista mexicano interpreta en este film al ayudante del profesor Arquímedes, un viejo sabio que está a punto de inventar la fórmula del Carburex, un compuesto que pondrá en peligro la existencia de compañía petrolífera. Pero cuando el profesor Arquímedes muere, todo hará sospechar que Cantinflas tiene en su poder la fórmula del Carburex, por lo que será perseguido. Hay cierta mezcla de suspense entre el thriller y el humor, aunque se trata eminentemente de una comedia. Como es habitual en la filmografía del actor, dirige Miguel M. Delgado.

6/10
A volar joven

1947 | A volar joven

Cantinflas está cumpliendo el servicio militar. Durante un permiso, acude a la finca de don Lupe, su patrón, para ver a su novia. Pero éste intenta obligarle a que se case con su hija. Divertida parodia del cine con el ejército de por medio.

4/10
Soy un prófugo

1946 | Soy un prófugo

El “Charlot mexicano”, o sea, Cantinflas, vuelve a hacernos reír con el error que se produce tras el atraco de un banco. En efecto, sus dos porteros, pobres diablos, son detenidos como sospechosos.

4/10
Un día con el diablo

1945 | Un día con el diablo

4/10
Gran Hotel (1944)

1944 | Gran Hotel

Gracias a la recomendación de su novia, Cantinflas consigue un puesto como botones en un hotel. Provocará miles de desastres, pero cuando desaparece un valioso collar, él será el único que sepa su paredero. Lo malo es que sufre amnesia por un golpe recibido, con lo que "sacar" la información de su cabeza será una tarea harto difícil. El divertido cómico mexicano Mario Moreno "Cantinflas" da rienda suelta a toda su vis cómica en este film dirigido por su socio habitual, Miguel M. Delgado.

5/10
El circo (1943)

1943 | El circo

Un zapatero fascinado por el circo, arregla sus botas a una señorita de familia circense, experta en montar caballos a pelo. Y conseguirá que le recluten de recadero. En una de sus primeras comedias, el popular Cantinflas muestra sus habilidades acrobáticas, pues había trabajado en un circo. De desarrollo sencillo, el cómico da rienda suelta a su divertida labia, y entrega escenas divertidas como aquéllas en que ejerce de equilibrista sobre la cuerda floja. La fotografía en blanco y negro es del prestigioso operador mexicano Gabriel Figueroa.

4/10
Romeo y Julieta (1943)

1943 | Romeo y Julieta

Adaptación cómica de la inmortal obra teatral de William Shakespeare, que narra los amores tan románticos como imposibles entre Romeo y Julieta, miembros ambos de familias enfrentadas de Verona, los Montesco y los Capuleto. La parodia está protagonizada por el inefable Cantinflas, en uno de sus primeros papeles, mientras que detrás de las cámaras se sitúa Miguel M. Delgado, que dirigió al cómico en la mayoría de sus películas.

5/10
Los tres mosqueteros, de Cantinflas

1942 | Los tres mosqueteros

Comedia a la mayor gloria de Cantinflas, inspirada en "Los tres mosqueteros" de Dumas. Dirige el habitual de su filmografía Miguel M. Delgado. El cómico de los pantalones caídos da vida a un sencillo personaje que ayuda a recuperar un collar de perlas a Reina, estrella del cinematógrafo. Al ir a visitarla se queda dormido y sueña con que corre las aventuras de D'Artagnan y compañía.

5/10
El gendarme desconocido

1941 | El gendarme desconocido

"El Chato", un excéntrico individuo, ingresa en la policía. De la mano de su director habitual, Miguel M. Delgado, el popular cómico mexicano Mario Moreno "Cantinflas", parodia las cintas policiacas.

4/10
Ni sangre ni arena

1941 | Ni sangre ni arena

Comedia cuyo título parodia el de la famosa novela de Vicente Blasco Ibáñez, llevada al cine en varias ocasiones, la más célebre en 1941, Sangre y arena, con Tyrone Power a la cabeza. Del mismo año es esta producción mexicana que da rienda suelta al humor más gracioso con un esmerado Cantinflas. El gran humorista encarna aquí a un pobre tipo que tiene idéntica fisonomía que el célebre Manolete. Cuando ambos coinciden en un tren, Cantinflas le roba la documentación al diestro español y se ve envuelto en una confusión extrema, pues deberá imitar en todo al valiente torero...

6/10
Ahí está el detalle

1940 | Ahí está el detalle

Para muchos, la mejor película de Cantinflas. Por una confusión, nuestro héroe piensa que su novia le ha encargado matar a un tipo -el 'ente'-, cuando en realidad se refería a un perro rabioso. Risas garantizadas.

4/10
El signo de la muerte

1939 | El signo de la muerte

Una de las primeras películas de Cantinflas, cómico mexicano por antonomasia y que alcanzó renombre universal. Aquí el genial actor protagoniza un film muy atípico, pues no se trata de una comedia sino de una especie de mezcla entre el terror y el suspense ligeros, y está dirigido por Chano Urueta, en su única colaboración juntos. La historia narra cómo un científico pretende volver a la época de los aztecas y para ello es necesario sacrificar doncellas. Las víctimas han de tener una marca que sólo puede descubrir un brujo...

4/10
Cara o cruz

1937 | Cara o cruz

Tres niños son llevados el mismo día a un orfanato. Entre ellos hay dos hermanos, Carmelo y Adriana, y el otro se llama Polito. Los tres se harán inseparables, pero cuando cumplen 9 años han de ser separados legalmente. Decidirán entonces fugarse juntos y ganarse la vida como puedan. Una de las primeras películas de Cantinflas, donde dejó notar su enorme talento para la comedia, lo que le convertiría con los años en uno de los humorístas cinematográficos de más éxito de la historia.

4/10
¡Así es mi tierra!

1937 | ¡Así es mi tierra!

Una de las primeras apariciones del famoso Cantinflas en el cine tuvo lugar en esta película, mezcla de comedia y drama, aunque con más humor que otra cosa. Narra la llegada a su pueblo en 1916 de un importante general de la revolución mexicana, acompañado de todas sus tropas. Allí entablarán relaciones con las chicas de pueblo. Pero la jovencita Chole es también pretendida por un lugareño llamado El Tejón...

4/10
No te engañes corazón

1937 | No te engañes corazón

Primera aparición en el cine de Cantinflas, aunque tiene sólo un papel secundario y no aparece acreditado con este nombre en los títulos de crédito. Protagoniza la historia un contable, Don Boni (Carlos Orellana), que se ve obligado a ocultar el fraude de su jefe. Aquejado de una dolencia del corazón decidirá entonces dedicarse a ayudar a los más desfavorecidos.

4/10
El barrendero

1982 | El barrendero

Última película del inefable cómico mexicano Cantinflas, donde está dirigido por Miguel M. Delgado, quien trabajó con él en casi toda su filmografía. Es de las pocas películas en las que Cantinflas también colaboró activamente en el guión. Narra las peripecias de Napoleón, un simpático barrender de Ciudad de México que se lleva muy bien con toda la gente que tiene alrededor. Un día se verá involucrado en el robo de un importante cuadro cuando los ladrones de la pintura esconden el valioso botín en su cubo de basura. El barrendero tendrá que eludir desde entonces a los peligrosos criminales.

5/10
El patrullero 777

1978 | El patrullero 777

Diógenes es el Patrullero 777, que realiza su trabajo en el centro de Ciudad de México. Pero sus jefes están en desacuerdo con su manera de hacer el trabajo. Y es que Diógenes se toma las cosas de modo muy personal y se dedica a arreglar los problemas de todas las personas que encuentra a su paso: salva a un hombre de suicidarse, soluciona problemas conyugales, etc. Penúltima película del genio mexicano de la comedia, el gran Cantinflas. Como es habitual está dirigido por Miguel M. Delgado.

4/10
El profe

1971 | El profe

Sócrates es un maestro de escuela que es envíado al pueblecito de Romerales para impartir clase allí. Cuando llega, se encuentra una situación algo caótica pues el lugar está dominado por un cacique que propicia la ignorancia de los habitantes, y al colegio, que está bastante descuidado asisten unos desorientados muchachos que no han tenido nunca una buena educación. Sócrates se pondrá manos a la obra y enseñará a los muchachos, los cuales pronto le tomarán gran estima. Comedia protagonizada por Cantinflas, donde el actor hace alarde de su buen humor, a la vez que instruye a unos niños en la importancia de la formación y de no dejarse pisotear por los poderosos. Tiene momentos muy divertidos y otros de mayor emotividad. La batuta del film la lleva Miguel M. Delgado, que dirigió al cómico en otros títulos como El padrecito, El extra, Su excelencia, ¡Por mis... pistolas!...

5/10
¡Por mis... pistolas!

1968 | ¡Por mis pistolas!

Cantinflas viaja en esta ocasión a Arizona, dispuesto a encontrar oro en la mina que ha heredado de su bisabuelo. Pero bandidos, indios revoltosos y otros desesperados le complican las cosas. Una divertida parodia del western.

4/10
Su excelencia

1966 | Su excelencia

Varios golpes de estado  seguidos en la República de Cocos provocan el cambio sucesivo del embajador en Pepeslavia. En uno de sus más divertidos trabajos, el inefable Cantinflas satiriza con acierto el mundo de la política.

6/10
Si yo fuera diputado

1952 | Si yo fuera diputado

Risas garantizadas desde la primera escena en que Cantinflas atiende a un cliente en su barbería, del que no le extraña que se haya retrasado, ya que ha empezado a trabajar en los ferrocarriles. La mezcla de humor físico y verbal es despiporrante, véase el rape al cero de la cría que va a hacer la Primera Comunión. El film explica cómo el personaje en sus ratos libres estudia derecho, lo que facilita una inesperada carrera como diputado para combatir las injusticias, donde su verborrea legal faciita mucho las cosas. Tras la cámara el director habitual de Cantinflas, Miguel M. Delgado. El actor demuestra además habilidades musicales con su bandurria.

6/10
El ministro y yo

1976 | El ministro y yo

Mateo trabaja escribiendo cartas para la gente que no sabe hacerlo. En una de esas misivas con las que intenta ayudar a un amigo, encontrará mil y un problemas con la administración pública, de modo que decide escribir una carta de protesta que llegará al mismísimo ministro. Éste le ofrecerá entonces un cargo en su ministerio. Uno de los últimos papeles del divertido y entrañable cómico mexicano, de nuevo a las órdenes de Miguel M. Delgado. No es el mejor trabajo de Cantinflas (los años pesan), pero siempre es agradable reír con él.

4/10
El bombero atómico

1952 | El bombero atómico

El inefable Cantinflas interpreta a un repartidor de periódicos que al tener que hacerse cargo de la hija de un amigo fallecido, decide abandonar ese oficio y convertirse en bombero. En una de sus misiones salva a su antiguo jefe y éste le pide que vuelva a su antiguo oficio... Además, Cantinflas ignora que su pequeña protegida en realidad ha heredado una gran fortuna y que unos malhechores planean raptarla. El cómico mexicano de los pantalones caídos hace reír al respetable como sólo él sabe, con un humor entrañable gracias a un guión plagado de buenas intenciones. Dirige como es habitual Miguel M. Delgado.

5/10

Últimos tráilers y vídeos