IMG-LOGO

Biografía

Tony Curran

Tony Curran

50 años

Tony Curran

Nació el 13 de Diciembre de 1969 en Glasgow, Escocia, Reino Unido
Filmografía
Deadwood: La película

2019 | Deadwood

Trece años después de la emisión del último capítulo de la serie Deadwood, que contó con tres temporadas, HBO recupera la historia. Durante estos años ha dado tiempo para que la serie original haya ido ganando en prestigio hasta ser considerada una de las mejores series pioneras, junto con otras que marcaron época, como Perdidos, The Wire o Los Soprano. La película presenta a los personajes respetando el paso de los años, al tiempo que el pueblo se prepara para fomar parte del estado de Dakota del Sur: Seth Bullock y Charlie Utter siguen asumiendo labores de sheriff y ayudante; Swearengen domina aún el pueblo desde su local (que ahora se llama "Gem", en homenaje a la prostituta que él mató); Trixie está embarazada y sigue viviendo con Sol Star; el doctor se desvive por los habitantes, en especial últimamente por Swearengen que está gravemente enfermo del hígado. En esta situación regresan al pueblo tres personajes clave: Calamity Jane, Alma Ellsworth, junto con su hija ya crecidita, y el violento Hearst, ahora convertido en senador y que llega con la pretensión de comprar nuevas tierras. No escapa a nadie que esta producción quiere ser un colofón al mundo mostrado en la serie, y lo consigue con eficacia. El conjunto se ve de todos modos como un largo episodio, que va yendo y viniendo de personaje en personaje, humanizándolos algo más y recuperando viejas cuestiones, aunque sin duda el tema central es el ajuste de cuentas con respecto a Hearst, quien nada más llegar será responsable de un asesinato. HBO levanta algo la mano en cuestiones de violencia y sexo, quizá para llegar a un público más amplio, mientras que la puesta en escena sigue siendo excelente.

6/10
Calibre

2018 | Calibre

Vaughn y Marcus son amigos desde que eran críos. El segundo propone al otro, que acaba de saber que va a ser padre, un fin de semana de cacería de ciervos en los bosques de Escocia, junto a un pueblo recóndito, cuyos lugareños se mueven entre la tosquedad y el esfuerzo por ser acogedores. Resulta un plan novedoso, porque Vaughn no tiene demasiada experiencia en el manejo de armas. Lo que se va a comprobar de sobras tras un accidente fatal, que pone en marcha en ambos el más primitivo instinto de supervivencia. Sorprende el buen pulso de Matt Palmer, director y guionista debutante en el largo. Sabe crear una enorme tensión con su historia, y a la vez se toma su tiempo en describir la amistad de los protagonistas, la ilusión de Vaughn por su próxima paternidad, el deseo de Marcus por lograr que el otro lo pase bien ese fin de semana; también la salida nocturna con dos chicas locales, el ambiente del motel donde se alojan, o del pub donde toman cervezas, despertando suspicacias o, al contrario, esperanzas de revitalizar la zona con turistas e inversores. Y al tiempo, a partir del momento en que ocurre el incidente que lo cambia todo, sabe dibujar los miedos y disimulos exacerbados, que evocan un atavismo de reacciones que nunca acaba de desaparecer, tampoco en el tecnológico siglo XXI. Jack Lowden y Martin McCann saben comunicar la angustia de sus personajes, mientras que los McClay, hermanos del pueblo, encarnados por Tony Curran y Ian Pirie, vienen a ser cómo polos opuesto a la hora de tratar la llegada de los forasteros, uno es más cordial y actúa con cabeza, el otro es todo visceralidad, reacciones elementales de indignación y violencia.

6/10
El rey proscrito

2018 | Outlaw King

Película basada en hechos históricos, que bien podría venderse como "la secuela de Braveheart", aunque Mel Gibson y compañeros no tengan que ver nada con ella, lo que se nota en un resultado que no pasa de "normalito". Narra las andanzas de Robert Bruce, que fue guerrero rey de Escocia de 1306 a 1329, y es considerado como uno de los adalides de la independencia de Escocia, por delante de William Wallace, el personaje del film citado de Gibson, y que aquí aparece muerto y con sus restos exhibidos como trofeo casi al principio de la historia. De modo principal se describe el segundo matrimonio del viudo Robert, y su larga lucha contra los crueles ingleses, primero contra Eduardo I, que no honra los acuerdos concertados para la paz, y luego contra su hijo y sucesor Eduardo II, al que se enfrenta en la decisiva batalla de Bannockburn en 1314. Después de sorprender en 2016 con Comanchería, había ciertas expectativas con el nuevo film que dirigiría David Mackenzie, que vuelve a repetir con uno de los actores, Chris Pine. Y ciertamente, hay un gran esfuerzo de producción, a la hora de recrear la época, y en las escenas de muchedumbres y batallas. Pero se pierde gran parte del elemento humano, insistiendo en escabechinas hemoglobínicas, destripamientos incluidos, abundan los enfrentamientos armados y las ejecuciones sobre la marcha, y las caminatas y cabalgadas por el fango, hasta resultar todo cansino. Desde luego, en el lado inglés, lo único que tenemos son auténticos "carniceros", sedientos de acumular y conservar el poder sobre las islas. Mientras que el Robert de Pine es más humano, también con su hijita y su nueva esposa, pero le falta quizá algo de empaque y gravedad, la mezcla entre popularidad entre la gente llana, hombre hogareño y líder con gancho, no acaba de dar un personaje totalmente creíble, al que seguirías hasta el fin del mundo. Tampoco ayuda el discurso de supuestos aires épicos, antes de la gran batalla, que palidece ante el célebre shakespereano de Enrique V, e incluso ante el de Braveheart. En tal tesitura, los hombres que siguen al rey de Escocia no están mejor definidos, de modo que el conjunto resulta insatisfactorio.

5/10
Eat Locals

2018 | Eat Locals

El héroe de Berlín

2016 | Race

La figura de Jesse Owens ha sido desaprovechada en la pantalla. El legendario atleta negro ha dado lugar al telefilm The Jesse Owens Story, de 1984, y también aparecía como personaje secundario en Invencible. De repente se han gestado dos proyectos a la vez, uno protagonizado por Anthony Mackie, aún en fase de desarrollo cuando le ha ganado la carrera Race, el héroe de Berlín, primero en llegar a las carteleras. Aborda el periplo de Jesse Cleveland Owens en tiempos de la Gran Depresión, cuando para alegría de su humilde madre se matricula en la Universidad Estatal de Ohio, lo que le obliga a alejarse temporalmente de su novia y su pequeña hija. En el campus llama la atención del entrenador Larry Snyder, que le propone trabajar duro con el fin de clasificarse para las Olimpiadas de 1936 en Berlín, que el régimen nazi planea utilizar con fines propagandísticos. Dirige Stephen Hopkins, que regresa a la gran pantalla tras una temporada centrado en capítulos televisivos. Aborda un nuevo biopic, tras Llámame Peter, que retrataba a Peter Sellers, con un estilo muy academicista, que sin embargo funciona, también gracias a la labor del reparto, pues Stephan James (Selma) da el tipo como el personaje central, y tiene a su lado a correctos actores como Jason Sudeikis (el mentor), Jeremy Irons (director del comité olímpico estadounidense), William Hurt (presidente de una asociación que defiende boicotear los juegos) y Carice Van Houten (la cineasta Leni Riefenstahl, que inmortalizó el evento deportivo en Olympia, su célebre documental). Tiene tirón la historia de superación personal, aunque el guión se centra sobre todo en la cuestión racial, comparando (obviamente no equiparando) la marginación que sufrió el héroe americano en su propio país, con la de los judíos por el régimen nazi.

6/10
Crazyhead

2016 | Crazyhead | Serie TV

Defiance

2013 | Defiance | Serie TV

En un futuro no muy lejano, en un planeta Tierra totalmente transformado, alienígenas y humanos conviven en un régimen de miedo, luchando contra factores externos que amenazan su pervivencia. En este contexto se ambienta la nueva serie de ciencia ficción de Syfy inspirada en el videojuego homónimo. Los protagonistas son un humano y su hija adoptiva, perteneciente a una de las razas alienígenas que habitan el planeta. Ambos intentan sobrevivir y llegar a algún lugar retirado y pacífico en el que poder descansar y disfrutar de la vida. Por el camino se encuentran con la ciudad de Defiance, la antigua San Luis, en la que humanos y alienígenas conviven pacíficamente aislados del resto del mundo y enfrentándose constantemente a amenazas y ataques cuyo origen se desconoce. Los protagonistas, el teniente Nolan y su hija, ayudarán a la alcaldesa de Defiance a mantener la ciudad a salvo y a descubrir quién se encuentra detrás de estos ataques. Una aventura épica, cargada de emociones, acción y sobre todo ciencia ficción, que nos sumerge en un planeta Tierra que ha vuelto a empezar desde cero, con muchos menos recursos que los existentes en la actualidad. Una vuelta a los orígenes provocada por una cruenta guerra contra tropas alienígenas; ahora, algunas razas conviven con los humanos y tratan de reconstruir el mundo tal y como sus antepasados lo conocieron. Una historia bien contada, capaz de avivar cierto interés, y muy bien producida, con escenarios y personajes logradísimos en cuanto a su aspecto físico. Otro haber de la serie son algunos rostros conocidos de la pequeña pantalla en estado de gracia, como el de Julie Benz (Dexter), que da vida a la guapa alcaldesa de la ciudad, el de Graham Greene (II) (Luna nueva), y el protagonista Grant Bowler (All Saints, Pacific Drive). El lunar es que no estamos ante una serie que nos descubra algo original y novedoso, cuenta con bastantes tópicos y más de un momento previsible, y más de dos y de tres. No obstante en cada capítulo se cumple y el entrenimiento está asegurado, al menos en esta primera temporada, conservando el nivel mínimo exigible en un género tan resbaladizo como el de la ciencia ficción, para más inri con origen en un juego electrónico.

6/10
Laberinto

2012 | Labyrinth | Serie TV

Cat Run

2011 | Cat Run

Esta abuela es mi padre

2011 | Big Mommas: Like Father, Like Son

Anda necesitado de ideas Martin Lawrence. Tras el fallido remake de Un funeral de muerte, el cómico afroamericano retoma el personaje de la saga que inició en 2000 con Esta abuela es un peligro. En esta ocasión, el agente del FBI Malcolm Turner debe esconderse con su hijastro, que ha sido testigo de un crimen, en una residencia para señoritas donde el tipo al que han asesinado ha escondido una memoria USB con datos comprometedores para un mafioso. Allí, vuelve a disfrazarse de corpulenta abuela, para conseguir el trabajo de directora, mientras que el chico se camufla como su sobrina-nieta, una alumna más del lugar. La enésima revisitación de un esquema que ha dado buenos resultados en películas como Con faldas y a lo loco y Tootsie busca el camino fácil. El guión está elaborado a base de clichés, y los gags no son demasiado elaborados, por lo que resulta recomendable únicamente para incondicionales de la saga. A pesar de su histrionismo, Martin Lawrence recurre menos al humor grueso que en otras ocasiones, y en el fondo subyace un mensaje positivo pro comunicación en las relaciones paternofiliales. El film busca el apoyo del público adolescente, y por eso concede un enorme protagonismo al hijastro interpretado por Brandon T. Jackson, joven comediante que ha aparecido en cintas como Tropic Thunder. ¡Una guerra muy perra!, y a sus amoríos en la residencia femenina. Incorpora también números musicales para atraer a este sector.

4/10
Los pilares de la Tierra

2010 | The Pillars of the Earth | Serie TV

La Inglaterra del siglo XII. Tom es un maestro de obras que sueña con construir algún día una catedral, pero mientras ese día llega la pobreza y la miseria afecta a su familia. Toca fondo con la muerte de su esposa que da a luz a un niño al que abandona, se ve incapaz de alimentarle. Entretanto, también ha nacido un nieto del rey, heredero al trono, pero su asesinato y las intrigas de Esteban llevan a este usurpador al trono. El encuentro con una mujer con fama de bruja y ex monja, al que acompaña un hijo artista de pocas palabras, acaba llevando a Tom y a su familia a un priorato donde una serie de circunstancias permiten al arquitecto dirigir la construcción de una catedral. Pero no faltan los obstáculos en el camino, pues el prior se ha ganado un enemigo en el obispo que le apoyó para el cargo. Ambiciosa miniserie televisiva basada en el best-seller de Ken Follett. Sobresale la ambientación y reconstrucción de época, muy vistosa, con momentos tan apabullantes visualmente como el del incendio de la iglesia en estado ruinoso del priorato. Hay además un reparto más que notable. No obstante, domina una descripción algo tosca de las intrigas entre reyes, nobles y altos eclesiásticos, casi de culebrón, con la clásica visión oscurantista del medievo que domina en la actualidad, donde los esfuerzos por comprender el cristianismo de la época brillan por su ausencia. Verdaderamente llama la atención que la mayoría de los monjes y clérigos sean tipos lascivos o ambiciosos, la casi única excepción a la regla es el prior Philip, de ingenuos ideales espirituales, aunque poco a poco irá “cayendo del guindo” y pisando suelo por las intrigas que le rodean. No faltan los cilicios y las flagelaciones, la veneración rayana en la superstición de las reliquias y hasta una escena risible de una bruja que se mea ante sus jueces para a continuación fugarse delante de sus narices, sin que nadie se lo impida.

5/10
El buen alemán

2006 | The Good German

Los alemanes han sido derrotados en la Segunda Guerra Mundial, y los líderes de las naciones vencedoras –Truman, Churchill, Stalin– van a reunirse en la Conferencia de Postdam. Con este telón de fondo llega a Berlín el capitán estadounidense Jacob 'Jake' Geismer, periodista, al que asignan como chófer al soldado Patrick Tully, un joven con cara de no haber roto nunca un plato, aunque en realidad es un arribista taimado, que ha hecho fortuna en el mercado negro. Casualidades de la vida (¿o no?), Tully comparte techo y cama con la alemana Eva Brandt, antigua corresponsal de Geismer, a la que siempre cortejó, y que se ha prostituido durante la guerra. Este singular triángulo se enreda aún más por el hecho de que Eva se casó con un científico, presumiblemente muerto en la actualidad. Despierta las simpatías del espectador el simple inicio del film, con el sello de los años 40 de la Warner, el formato de pantalla de 1.33:1 (que tras los títulos de crédito pasa a un 1.66:1, más digerible para el público actual), la fotografía en blanco y negro, y una partitura musical grandilocuente, elementos todos ellos que retrotraen al cine de la época que retrata el film. Y también el marco de la historia, el Berlín destrozado por los bombardeos, semejante al de Berlín Occidente de Billy Wilder, también por las circunstancias que empujan a Eva a la supervivencia, aunque sea dejándose en el camino su integridad moral. Otras referencias de pura cinefilia conducen a Casablanca, ya sea por la historia de amor, donde ‘el buen alemán’ del título sería equivaldría al héroe de la resistencia Laszlo, o por la escena hacia el final en el aeropuerto; e incluso a El tercer hombre y los alcantarillados de una ciudad dividida en zonas. Pese a todos los elementos atractivos que presenta el film, entre los que el cuidado reparto no es el menor (Tobey Maguire deja atrás su pijama de superhéroe, para componer a un canalla), no logra evitar Steven Soderbergh un tono algo plomizo en el desarrollo narrativo del guión de Paul Attanasio, que a su vez se basa en una novela de Joseph Kanon. No casan bien los momentos abruptos, punteados con arrebatos de inusitada violencia, con el discurrir parsimonioso de la trama, los secretos e intereses oscuros que mueven a rusos y americanos; aunque resulta interesante el paralelismo apuntado entre la entrega de media Europa a la Rusia soviética, y la pequeña historia que narra el film.

6/10
Underworld: Evolution

2006 | Underworld: Evolution

Vampiros y hombres lobo mantienen una encarnizada guerra desde tiempos ancestrales. Representantes de ambas razas se asesinan mutuamente sin llamar la atención entre los humanos. Selene, una vampiro guerrera, ha pasado su vida combatiendo a los hombres lobo, a los que creía responsables de la muerte de su familia. Pero al final de la primera parte se enteraba de que el verdadero asesino era Viktor, el líder de su clan. Selene acababa asesinando a Viktor, y por tanto, convirtiéndose en enemiga de los demás vampiros. Perseguida por sus hermanos de sangre, Selena cuenta con la ayuda de Michael, híbrido de ser humano y hombre lobo, del que se ha enamorado, a pesar de pertenecer a razas enfrentadas. Ambos tratarán de encontrar a Marcus, el primer vampiro, a punto de despertarse de un letargo que ha durado largos años. Selene espera que Marcus entienda por qué mató a su jefe y le perdone. Len Wiseman, que debutaba con la primera parte, repite en esta secuela con un presupuesto mucho mayor. Esto se nota en secuencias tan vistosas como la del vampiro atacando una camioneta, o el prólogo que explica el origen de la guerra entre hombres lobo y vampiros. Los sofisticados efectos especiales propician creíbles transformaciones y dinámicas secuencias de acción, muy influidas por el universo de los videojuegos. Éstas remontan un guión que puede resultar lioso si no se está muy atento. Repiten también los actores de la primera parte, y se añaden algunos secundarios de lujo como el ilustre actor británico Derek Jacobi.

5/10
Red Road

2006 | Red Road

La creatividad nórdica siempre va a la búsqueda de nuevos caminos que explorar. Esta película es fruto de esa inquietud, ya que se trata del primer trabajo enmarcado en el singular proyecto ""Advance Party", consistente en realizar tres películas diferentes partiendo de los mismos personajes. Los directores escribirán el guión y la historia transcurrirá en Escocia. Red Road está escrita y dirigida por Andrea Arnold, que debuta en el largometraje. Jackie es una mujer de mediana edad, callada y solitaria, que dedica sus horas a vigilar concienzudamente las pantallas municipales que recogen lo que filman las cámaras del ayuntamiento repartidas por la zona. Un día ve a un hombre que no esperaba volver a ver. Tras investigar un poco se entera de que ha salido de la cárcel por buena conducta. Jackie irá en su busca con intenciones poco claras. El film de Arnold es de una tremenda dureza, amargura e intensidad, no apta para todos los paladares, filmada con esa aire independiente de cámara en mano, primeros planos, encuadres abiertos y tonos oscuros, que bien podría ser una mezcla del Lars Von Trier de Rompiendo las olas y el Michael Winterbottom de Wonderland. Jackie es un personaje sufriente que transmite una soledad enorme y desde el inicio sugiere llevar encima el peso de una gigantesca tragedia. El realismo social de la puesta en escena es contundente a la hora de mostrar la depauperada “vida de barrio”, donde sobre todo hay supervivencia, dolor, ausencia, con personajes al borde del abismo, y algunas imágenes se tornan innecesariamente brutales, como en la explícita y larga escena de sexo, de crudeza pornográfica. También se le puede achacar al film una excesiva demora en arrancar, tan lentos y tediosos son los días de la protagonista que la primera media hora de metraje puede aburrir. Por lo demás, Red Road tiene hondura y al fin esperanza, y contiene unas interpretaciones sobresalientes, con una trabajo extraordinario de Kate Dickie, una conocida actriz de televisión británica que debuta en la gran pantalla. El film ganó el Premio del Jurado en el Festival de Cannes 2006, así como los más importantes premios BAFTA y otros galardones.

6/10
Beowulf & Grendel

2005 | Beowulf & Grendel

Al guerrero Beowulf le toca enfrentarse con Grendel, un sanguinario troll de instintos asesinos. El film adapta a los tiempos que corren el célebre poema épico anglosajón medieval. Con un reparto muy, pero que muy apañado, con el "fantasma" Gerard Butler, y excelente factura visual, el film ofrece buenas dosis de aventuras a cuento de cómo Beowulf, siempre al servicio del rey, lidera y guía a un ejército de guerreros cara a enfrentarse con el mítico monstruo. La sorpresa estriba en que resulta ser un tipo de carne y hueso que busca venganza, precisamente contra el rey al que con tanta devoción sirve Beowulf.

4/10
El vuelo del Fénix (2004)

2004 | Flight of the Phoenix

Prosigue en Hollywood la falta de ideas y el recurso a filmar nuevas versiones de las películas de antaño. Le toca el turno ahora a El vuelo del Fénix (1965), un título de aventuras dirigido con oficio por Robert Aldrich en 1966. Los cinéfilos recordarán la historia de un avión accidentado en un punto ignoto del desierto, y el esfuerzo común de los supervivientes por construir un nuevo aeroplano, que les saque del apuro. Algunas de las modificaciones del film de John Moore resultan previsibles: un grupo multirracial, que incluye una mujer; mejores efectos especiales, sobre todo en la secuencia en que el aparato se estrella; más protagonismo de los nómadas, que aciertan a pasar por ahí cerca; presencia de utensilios modernos, como el teléfono móvil o una agenda electrónica. Pero curiosamente, y dentro de un film que se mueve con total fidelidad a los parámetros del modelo original, incluida la ‘sorpresa’ argumental, la gran novedad con respecto a la película de Aldrich reside en un elemento que se diría pasado de moda, nada habitual en el cine contemporáneo. Acostumbrados, sí, a filmes sembrados de insultos, maldiciones y palabras malsonantes, con tramas de venganza donde el protagonista patea el culo de sus enemigos con saña, si es que no ha descargado antes sobre ellos la munición de su arma automática, sorprende una historia donde los personajes dan las gracias por las buenas acciones acometidas por otros, se humillan y piden perdón por sus errores, y anhelan que su ayuda sea no sólo valorada sino también solicitada con un sencillo ‘por favor’. No es una mera cuestión de urbanidad o buenos modales. Se trata de humanidad, algo que se ha perdido, por desgracia, en gran parte del cine actual. Y reconforta verlo recuperado, aunque sea fugazmente y en una trama reciclada.

5/10
La liga de los hombres extraordinarios

2003 | The League of Extraordinary Gentlemen

La premisa de este film, basado en un cómic de Alan Moore y Kevin O'Neill, no puede ser más atractiva. El mundo está en peligro, y los servicios secretos de su Majestad Británica requieren la ayuda de un grupo de hombres extraordinarios, personajes novelescos, entre los que están Allan Quatermain, el capitán Nemo, Mina Harker, el hombre invisible, el doctor Jekyll, Dorian Gray y, estrella invitada americana, Tom Sawyer. No faltan el villano por antonomasia imaginado por Conan Doyle (el profesor Moriarty), e incluso un marinero llamado Ismael, que pasado el tiempo se enrolaría en el barco del capitán Achab en Moby Dick. La detección de tales referencias literarias hará las delicias del espectador conocedor del humus de procedencia. Stephen Norrington abandona esa orgía vampírica agotadora llamada Blade, también concebida a partir de un cómic, para sumergirse en una trama de aventuras de corte clásico. El primer tramo del film es excelente. Las pegas de guión nacen cuando el equipo ya está formado: salvar al mundo se convierte en objetivo vago e impreciso, y disparates como destruir Venecia derribando edificios con bombas y un buscado efecto dominó, se acercan a lo risible. De todos modos, la película es un digno entretenimiento, con estupendos efectos especiales y dirección artística (la recreación de la ciudad de las góndolas está muy conseguidas). E ideas como la relación paternofilial Quatermain-Sawyer, con los lazos imperio británicos y jóvenes Estados Unidos al fondo, funcionan bien.

5/10
Blade II

2002 | Blade II

Al igual que Sherlock y Moriarty, o Superman y Lex Luthor, Blade y los vampiros son enemigos eternos. Pero el vampirismo hace extraños compañeros de ataúd, y el famoso cazavampiros, mestizo entre hombre y Nosferatu, debe unirse a sus rivales cuando entran en escena unas extrañas criaturas, los Reaper, que como el que roba a un ladrón, chupan sangre a los humanos, pero también a los otros chupasangres. Para liquidar esta amenaza que puede acabar en poco tiempo con todos los sufridos habitantes de la Tierra, Blade se une al grupo que se ha formado para combatirlos, compuesto por Nyssa, una atractiva vampiresa guerrera y varios soldados de élite. Antes de que los X-Men y Spider-Man arrasaran en la taquilla, Blade se convirtió en el primer superhéroe de la factoría Marvel con éxito en los cines. La secuela no podía tardar, y los productores encargaron un guión al artífice de la primera parte, David S. Goyer, que ahora se lo ha trabajado muchísimo más. La realización le fue encargada al mexicano Guillermo del Toro, que encadenó este rodaje en Hollywood con el de El espinazo del diablo en nuestro país. El cineasta aportó una cuidada ambientación que bebe de fuentes tan dispares como el cómic japonés, las películas de acción de Hong Kong y el expresionismo alemán (los malos son primos del legendario Nosferatu de Murnau). Por supuesto no habría habido secuela de Blade sin el actor que parece haber nacido para darle vida, Wesley Snipes, que sigue demostrando su entrenamiento en artes marciales como el kung fu y la técnica brasileña conocida como capoeira. El reparto incluye además una sorpresa para los aficionados al cine españoles: la presencia del amiguete Santiago Segura.

5/10
Being Human

1993 | Being Human

Extraña película que constituyó uno de los grandes fiascos financieros de los años 90, ya que de sus 20 millones de dólares de presupuesto sólo se recuperaron dos en el mercado norteamericano. Esto hizo que pasase directamente a vídeo, tanto en Inglaterra como en casi todo el mundo. Igualmente, significó el comienzo del declive de Robin Williams como garantía para la taquilla. Escrita y dirigida por el escocés Bill Forsyth, y con un impresionante reparto, se trata de un recorrido por cinco épocas diferentes de la historia de la humanidad, incluyendo la antigua Roma, la Edad Media y la época actual, donde aparece Williams como un divorciado que intenta reconciliarse con sus hijos. Se intenta así demostrar que en toda la historia de la humanidad los sentimientos y la familia tienen ramificaciones similares.

4/10

Últimos tráilers y vídeos