IMG-LOGO

Biografía

Tristán Ulloa

Tristán Ulloa

50 años

Tristán Ulloa

Nació el 06 de Mayo de 1970 en Orleans, Francia
Filmografía
La monja guerrera

2020 | Warrior Nun | Serie TV

Adaptación serial de un cómic de Ben Dunn, ejercicio de “teología ficción”, que por supuesto tiene mucho más de ficción que de teología, y que se beneficia del uso de la imaginería católica, siempre vistosa, iglesias, cruces, cirios, altares, hábitos monjiles, sotanas y prendas cardenalicias. Tiene como showrunner a Simon Barry, especializado en títulos de fantaterror modernillos, como Van Helsing. Arranca la trama en Andalucía, donde acaba de fallecer la huerfanita Ava, de 19 años, que se había criado con las monjas. En plenos preparativos funerarios en una iglesia, se produce un asalto de unos tipos extraños que quiere robar un objeto, que es escondido en el cuerpo de Ava. Se trata de un aura de ángel, o algo así, que la va a resucitar proporcionándole poderes extraordinarios. Sea como fuere, los asaltantes terminan a palos con un comando de monjas guerreras, mientras Ava se desliza por las calles descubriendo que en su nueva situación un atropello puede doler, pero sin embargo sobrevive al mismo sin problemas. Acción, trazos fantásticos y esotéricos, adolescente tratando de situarse en la vida. Se supone que son elementos capaces de encandilar al público juvenil. Sin embargo el que escribe estas líneas tiene el máximo respecto hacia el espectador joven, y duda bastante que le puedan tomar el pelo con puro efectismo, y voz en off de la perpleja protagonista, la actriz portuguesa Alba Baptista. Otro de los secundarios “de prestigio” es también luso, Joaquim de Almeida. Se nota que Netflix aprovecha su implantación internacional para configurar repartos la mar de variopintos.

4/10
Terminator: Destino oscuro

2019 | Terminator: Dark Fate

Cuando la joven Dani Ramos discute con el supervisor de la fábrica en la que trabaja, para que no echen a su hermano a la calle, sustituyéndole por un robot, aparece de improviso un individuo idéntico a su padre, pero en realidad resulta ser una máquina con la capacidad de cambiar de apariencia que pretende acabar con su vida. Le salva una mujer con fuerza sobrehumana que advierte a Dani que debe dejarlo todo y salir corriendo junto a ella porque el agresor no parará hasta lograr su objetivo. En su huida recibirán la ayuda de una madura mujer, con enorme experiencia en luchar contra asesinos llegados del futuro y de un extraño personaje arrepentido por un acto que cometió en el pasado. James Cameron vendió los derechos de su primer éxito, Terminator, a su ex mujer, Gale Anne Hurd, coguionista y productora de la emblemática cinta. A partir de 2019 ha vuelto a recuperarlos, por lo que ha aprovechado para impulsar una nueva entrega, que ignorase todas las que se han rodado desde la última que dirigió, Terminator 2: La rebelión de las máquinas, o sea prosiguiendo la trama como si no hubieran existido las desmejoradas Terminator 3: La rebelión de las máquinas, Terminator: Salvation y Terminator: Génesis, y recuperando a Sarah Connor, el personaje central. Pero anda enfrascado en sus secuelas de Avatar, así que ha decidido quedarse relegado a productor ejecutivo, y creador del argumento, cediendo la realización a Tim Miller, responsable de Deadpool. Este último demuestra su dominio de los efectos visuales en escenas de acción al nivel de lo esperado: la que tiene lugar en un avión resulta especialmente trepidante. Pero al final, Terminator: Destino oscuro queda lejos de la primera entrega, que en 1984 contribuyó a que las producciones de corte fantástico pasaran de subproductos a blockbusters de amplio presupuesto, y la segunda, que en 1991 revolucionó el uso de la CGI fotorrealista en pantalla. Aporta algunas ideas, pero básicamente se repite la jugada de Star Wars: El despertar de la fuerza y similares ‘reboots’ de sagas muy apreciadas por el público, o sea se recuperan elementos del original, e incluso se homenajea a los planos más conocidos, y se coloca como secundarios a los anteriores protagonistas ya envejecidos, en este caso Linda Hamilton –que con el paso del tiempo no conserva demasiada fotogenia– y Arnold Schwarzenegger, del que casi se podría decir lo mismo. En la escena inicial han sido rejuvenecidos por ordenador. Ambos veteranos le dan la alternativa a una nueva generación, compuesta por la colombiana Natalia Reyes, que demuestra la misma solvencia que exhibió como una de las actrices principales de Pájaros de verano, la también prometedora Mackenzie Davis, que brilló como niñera en Tully, y Gabriel Luna, visto en las series True Detective y Agentes de S.H.I.E.L.D., que logra inquietar, como corresponde al principal antagonista en cada entrega de la franquicia. Cameron, pionero en dar peso a las mujeres en el cine de acción, imprime su toque en que aquí también se concede el mayor protagonismo a las actrices. También vuelve a colocar como principal estrella a una latina, en tiempos de Donald Trump, después de haber hecho lo propio en la anterior cinta apadrinada por él, Alita, ángel de combate. Por supuesto se mantiene el leitmotiv de la serie, la advertencia del lado oscuro del progreso tecnológico.

6/10
Fariña

2018 | Fariña | Serie TV

Miniserie televisiva de Bambú para Antena 3 basada en hechos reales sobre el narcotráfico en Galicia, narrados en el libro homónimo de Nacho Carretero, generó cierta controversia su secuestro cautelar, ordenado por la jueza Alejandra Pontana a petición del antiguo alcalde de O Govre, Pontevedra, que alegaba ataques a su honor en el mismo. Sin duda que el éxito de Narcos ha propiciado su producción. Está desarrollada por Ramón Campos, Gema R. Neira, Cristóbal Garrido y Diego Sotelo, implicados en otras series de éxito como Gran Hotel, Velvet o Las chicas del cable. Arranca con la detención por la noche de cada uno de los principales contrabandistas en sus casas, el primer efecto de la conocida como Operación Nécora, ejecutada en 1990. A partir de ahí retrocedemos temporalmente a los años 80, y se nos presentan los personajes. Por ejemplo, Sito Miñanco y su padre, que están en una lancha por la noche; el primero es joven, entusiasta, con ganas de retar a los aduaneros pescando en aguas portuguesas para luego divertirse en una persecución y demostrar su maestría como piloto de embarcación, burlando a los guardias navegando entre las bateas. Accidentalmente esto va a suponer la ocasión de un cambio en la vida de Sito, porque ha boicoteado involuntariamente una operación de descarga de contrabando. La letra de la canción que suena al comenzar la acción en sí de cada capítulo resume bien el trasfondo de lo que cuenta la serie, “O que teño que facer / para non ter que ir ao mar / sobra peixe que vender / e fariña para amasar”. La actividad pesquera en Galicia está en crisis, la faena del mar es dura, los hombres se juegan la vida y poco sentido tiene si no da para comer. Muchos vieron en el contrabando de tabaco una fuente de recursos muy grande. Y así Terito (el gran patriarca de la “cooperativa”), Laureano Oubiña y Manuel Charlín son los salvadores de Cambados. Se enriquecen con el contrabando y ayudan a sus familias y a su pueblo. Sito Miñanco es el personaje principal de la serie, y representa la marcha sin retorno de una vida en la que el poder tira y tira, de una actividad delictiva se pasa a otra más grave, dejando un regusto amargo por todo aquello con lo que arrasa en el camino. Sito fue fichado por Terito precisamente por el incidente en las bateas. Le ofrece trabajar con él, y acepta. Pero pronto dejará de ser suficiente ser un subordinado, querrá ser uno más, lo conseguirá, y más adelante no le bastará con el tabaco, comenzará con el negocio de la cocaína (que recuerda a la harina, “fariña” y el hachís). Dinero fácil que puede servir para corromper a cualquiera, incluso a los que cabría suponer una integridad a prueba de bombas. Resulta tentador así autoengañarse con buenas intenciones y el inmoral lema “el fin justifica los medios”, aunque por supuesto, el precio que se acaba pagando resulta demasiado alto. En cualquier caso, la serie logra plasmar la lucha interior del protagonista, que querría evitar derramamiento de sangre, pero al que le gusta demasiado el poder que ha adquirido como para renunciar a él. También muestra cómo las mujeres de los traficantes son capaces de asumir el rol de éstos cuando la persecución les obliga a tomarse unas “vacaciones”. Por otro lado, se ofrece el punto de vista de los agentes de la ley, particularmente a través del sargento Darío Castro, y se describen las dificultades que afronta, sus enemigos están en el mismo pueblo e incuso entre los suyos, en la propia guardia civil. La serie, de cuidada factura y con valores de producción, está bien rodada, por ejemplo la banda sonora sabe crear una atmósfera inquietante con el sonido de la gaita. Llegas a conocer bien a los personajes, y hay momentos de angustia, de tensión, acción, también de alguna sonrisa por ese modo gallego tan suyo y entrañable. Una imagen muy gráfica, que llama la atención y que simboliza la “sobredosis” de dinero que padece los narcos ocurre cuando la lluvia abundante hace que los alcantarillados se inunden y salgan por las rejas de las alcantarillas, billetes y billetes que manan como el agua por la calle… En el reparto, bien conjuntado, destaca la interpretación de Javier Rey como Sito, al que da buena réplica Tristán Ulloa, el sargento. Curiosamente el traficante gallego Laureano Oubiña ha presentado una demanda reclamando un millón y medio de euros de indemnización por una escena de sexo que implica a los actores que le representan a él y a su esposa, por el "daño moral" que les produce a él y a su familia.

6/10
Altamira

2016 | Altamira

En 1879 se produjo en España el que puede ser considerado el descubrimiento más importante del siglo XIX: las cuevas de Altamira. Marcelino Sanz de Sautuola, aficionado a la antropología, se encontraba de excursión con su hija María, de nueve años. Fue ella la que al entrar en una cueva entre las montañas santanderinas vio por primera vez los bisontes en el techo de la cueva. El descubrimiento significaba que el hombre del paleolítico tenía cultura y talento para expresar artísticamente la realidad, y esa visión histórica del pasado significaba una revolución en el pensamiento científico y religioso de la época. Y el mundo ignoró el hallazgo. El director Hugh Hudson, bastante desaparecido hasta ahora pero que cuenta en su haber con la maravillosa Carros de fuego, se encarga de la dirección de Altamira, que ha contado entre los productores con Lucrecia Botín, sobrina de Emilio Botín y descendiente de Marcelino Sanz de Sautuola. Y es que queda muy claro en la película el principal interés por reivindicar la figura de su antepasado, de modo que se reconozca públicamente su hazaña. Algo, por cierto, que siempre llega con retraso en España –“tan bella y tan injusta”, dice con tristeza el propio protagonista–, siempre dispuesta a menospreciar a sus más grandes personalidades. De hecho, tanto énfasis se pone en la incredulidad ante el descubrimiento que quizá este sea el mayor problema del film: lo poco que cuenta. Los guionistas, Olivia Hetreed (La joven de la perla) y el debutante en la ficción José Luis López Linares, centran todo su esfuerzo en reseñar el escepticismo con que se recibió la noticia, tanto para el mundo científico –que incluso acusó de falsificación a Sautuola– como por parte de la Iglesia del lugar, que veía en las pinturas un ataque a la doctrina bíblica. Y la verdad es que han puesto mucho interés en hacer especialmente odioso al personaje de Rupert Everett, sacerdote tan oscurantista que tiene trazos de la más ridícula caricatura. Funciona sin embargo la relación del protagonista con su mujer, que se ve atrapada supuestamente entre dos fuegos –su fe en Dios y el amor por su marido– y que a la postre es la que tiene mayor sentido común. Y hay que decir que los diálogos están bien escritos y brillan magníficamente en boca de la niña Allegra Allen en su papel de María. Probablemente lo más sobresaliente del film, rodado con mucho academicismo, es la pulcritud de su fotografía, luminosa y contrastada, obra de José Luis Alcaine. También está sumamente cuidada la banda sonora, con evocadores acordes de guitarra creados por Mark Knopfler. Los actores cumplen con oficio, con Antonio Banderas y la persa Golshifteh Farahani (A propósito de Elly) a la cabeza. No se entiende, sin embargo, que en la versión original los personajes hablen en ingles en su terruño cántabro.

5/10
La embajada

2016 | La embajada | Serie TV

El tándem formado por Ramón Campos y Gema R. Neira en Bambú ha acreditado de sobras su habilidad para crear series televisivas en España, ellos están detrás de éxitos innegables como Gran Reserva, Gran Hotel y Velvet. Acudiendo a una fórmula que han ido mejorando, de múltiples personajes que ocultan secretos aptos para la intriga, han entregado productos muy entretenidos y apañados, aunque en algunos casos, el paso de las temporadas no perdonaba la bajada de nivel. En cualquier caso, con La embajada incorporan el tema de la corrupción en el mundo político y empresarial, y al menos en los primeros capítulos, logran atrapar la atención del espectador. La acción arranca con la detención del embajador español en Tailandia, Luis Salinas, acusado de corrupción. Enseguida es llevado a España a declarar ante la Audiencia Nacional, y también su esposa Claudia, periodista. Entonnces se nos pone en antecedentes de lo ocurrido desde que Luis fuera nombrado embajador un año atrás: la misteriosa muerte de su predecesor en el cargo, los trapicheos para lograr contratos para empresas españolas en los que anda metido un dudoso personaje, el empresario Paco Cadenas, y en general las corruptelas mayores o menores en que andan enredados los diversos trabajadores de la embajada, y con las que Luis, un tipo honrado, no está dispuesto a pasar ni una. Unas fotos que le llegan a Claudia, que demostrarían la infidelidad de su esposo, le llevan a cometer una tontería en una noche loca, acostarse un joven, que resultará ser el novio de su hija. Con directores tan apañados como Carlos Sedes, y fichaje de lujo, Eduardo Chapero-Jackson, es de esperar que mantenga un cierto nivel. Las posibilidades de complicar la madeja son inmensas –la detención de la hija Ester por posesión de drogas, una trampa que le han tendido, es un botón de muestra–, y el reparto es muy atractivo, funcionando como "locomotora" Belén Rueda, pero con presencias tan valiosas como la Raúl Arévalo y Carlos Bardem, éste bordando su papel de sinvergüenza carente de escrúpulos.

6/10
El tiempo entre costuras

2013 | El tiempo entre costuras | Serie TV

El tiempo entre costuras adapta la novela homónima de María Dueñas, sorprendente debut literario de la autora, que se convirtió en un gran éxito de crítica y público. Se encarga de la realización Ignacio Mercero, hijo del mítico Antonio Mercero, que ya tiene enorme veteranía al frente de capítulos de numerosas series españolas de ficción, como La chica de ayer o Los protegidos. Con pequeños cambios puntuales, como alguna escena añadida que no traiciona al original, El tiempo entre costuras sigue al pie de la letra el argumento del libro. Meses antes del inicio de la Guerra Civil, Sira Quiroga, jovencísima empleada de un taller de costura madrileño, abandona a su novio funcionario, con el que está a punto de casarse, para viajar a Tánger con Ramiro Arribas, el hombre del que se ha enamorado. Pero éste la deja abandonada, embarazada, llevándose todo su dinero... Logrado relato del paso de la inocencia a la madurez, el guión de Susana López Rubio (Física o química, Hospital central) y Carlos Montero (El comisario) aprovecha el enorme potencial de la trama, bien urdida por la novelista. La miniserie sorprende por el despliegue de producción, atípico en la televisión española, que permite localizaciones en ciudades de diversos países (Madrid, Tánger, Tetuán, Lisboa), vestuario de la época más que convincente, y atrezzo adecuado. El tiempo entre costuras está rodada con una enorme elegancia, que parece tomar como punto de referencia los clásicos de Hollywood, y su retrato histórico –centrado en las desigualdades femeninas de la época– es más inteligente de lo habitual. Logra atrapar más o menos desde su inicio. Además, Adriana Ugarte realiza un gran trabajo mostrando la evolución de la protagonista, y está en medio de un plantel solvente, en el que destacan Raúl Arévalo (el novio funcionario) y Elvira Mínguez (la madre).

6/10
Un lugar lejano

2010 | Un lugar lejano

Un fotógrafo de éxito ve cómo su vida se convierte en un completo desastre cuando siente que la muerte estrecha su cerco sobre él. Julián recibe la noticia de que tiene cáncer como un mazazo, y su imposibilidad para vivir con esa desgracia deriva en el fracaso de su matrimonio. En medio de esa situación Julián sueña con un lugar indefinido, un páramo yermo por el que cruza una locomotora. El piensa que ese lugar que se le aparece una y otra vez existe en elgún lado y pide ayuda a su socio y amigo Roque para que lo busque. Y las pesquisas concluyen que quizá se trate de Manchuria, una zona inhóspita en el sur del continente americano... Todo el esfuerzo del director y guionista José Ramón Novoa (Oro diablo) se va al traste al descuidar el primer mandamiento del gran Billy Wilder: no debes aburrir. Novoa maneja la cámara con clasicismo y sensibilidad, pero sus imágenes no atrapan y el argumento, al principio misterioso, se revela insulso. Es posible que la película no acabe de interesar debido a la poca empatía que genera sobre el guión el personaje protagonista (un esforzado Erich Wildpret), el cual se mantiene siempre demasiado distante, poco comunicativo. Tras un comienzo titubeante, la historia (que finalmente adopta el planteamiento típico del descubrimiento de la pureza del lugar remoto en las montañas, ese lugar donde uno puede encontrarse a sí mismo y tal), no se sabe muy bien adónde quiere ir a parar y el desenlace suena forzado y soso, te deja frío.

3/10
Que se mueran los feos

2010 | Que se mueran los feos

Eliseo tiene el apodo en el pueblo de “el feo”, y desde luego este tipo cojo, calvo y desdentado, que regenta una carnicería, no es el más guapo del lugar. Él soñaba con ir a la ciudad y dedicarse a la música –con otros tres mozos tenía y tiene una banda–, pero no pudo ser. Además, después de morir su madre, debe ocuparse de la granja, pues su hermano “pasa del tema”. Hasta tiene la cara dura de no acudir al sepelio materno, y mandar a cambio a Nai, su mujer. Eliseo acabará encamándose con ella. Comedieta del zaragozano Nacho G. Velilla, quien ya dirigió a Javier Cámara en Fuera de carta. Intenta ser una comedia amable, pero todo es rancio y con muy poquita chispa. Pese a los esfuerzos por explotar la gracia natural de Cámara y Carmen Machi, no hay demasiado espacio para las risas. Asusta un poco la superficialidad con que se trata la infidelidad –está bien en el caso de Eliseo, está mal en el caso de un amigo suyo casado y ligón–, la maternidad, la religión y la homosexualidad –la lesbiana que quiere tener un hijo, y elige de padre al cura–; se puede exhibir, por supuesto, la excusa de que se trata de una comedia, pero sería más honrado decir que sigue los presupuestos de lo políticamente correcto.

3/10
Gran Reserva

2010 | Gran Reserva | Serie TV

Dos familias bodegueras rivales en la Rioja, los todopoderosos Cortázar, y los más modestos Reverte. El patriarca de los primeros, don Vicente, ha decidido poner al frente del negocio a Miguel, lo que provoca reacciones dispares en los otros hijos. Sabedor de se ha ido al traste un importante pedido que tenían, en favor de los Reverte, Miguel presiona al otro patriarca, don Jesús, para que le venda la bodega, a lo que el otro se niega en redondo. Misteriosamente don Jesús muere asfixiado en su bodega en lo que parece un accidente fatal. Sus hijos Daniel y Lucía, a pesar de las presiones externas, deciden seguir adelante con el negocio familiar.Ambiciosa serie televisiva producida por Bambú con Televisión Español. Su concepto podría resumirse como El padrino en los viñedos de La Rioja. Pues hay modos “padrinescos” en la relación entre don Vicente y Miguel, en sus procedimientos mafiosos y en las debilidades de algunos miembros de la familia. Lo que está acentuado por el tratamiento fotográfico de Jacobo Martínez, que se diría quiere emular al de Gordon Willis en la trilogía de Francis Ford Coppola.Se trata de una producción digna e intrigante, creada por el activo Ramón Campos, que sabe plantear y desarrollar abundantes subtramas que implican a un múltiples personajes, encarnados por un acertado reparto. Eso sí, hay algo de culebrón elemental en las infidelidades, complejos y engaños de unos y otros.

6/10
Un buen hombre

2009 | Un buen hombre

Vicente es un destacado profesor de Derecho de una universidad de provincias. Está a punto de conseguir la cátedra, gracias sobre todo al apadrinamiento de Fernando, catedrático veterano y antiguo colega del padre de Vicente. Ambos son buenos amigos y lidian como pueden a Daniel, competidor de Vicente en la cátedra y ex protegido de Fernando caído en desgracia. Todo parece irle a Vicente sobre ruedas. Está felizmente casado, y tiene un remarcado prestigio de hombre de intachable moral, de tipo que llama al blanco, blanco, y al negro, negro. Además es católico practicante y lleva muy a gala hablar de Dios y del pecado, del bien y del mal, etc. Pero su mundo se va a derrumbar el día que ve por casualidad cómo Fernando asesina a su mujer. A su estupor inicial seguirá un silencio doloroso e interesado (la cátedra está al caer), pero esa actitud no hará sino echar a rodar una bola de nieve que se hará cada vez más grande y pesada... El director Juan Martínez Moreno, que debutó con la comedia criminal Dos tipos duros, abandona su retiro de seis años y entrega un drama serio, con atmósfera de thriller y un planteamiento a priori interesante: la hipocresía, la doble moral y la ambición de la sociedad actual. Aquí se trata de poner en solfa a un tipo de personas que bajo un exterior impecable, son capaces de vender su alma por salvar su posición y su prestigio. Quizá sufran, quizá saben lo que hacen, pero a la postre son como cualquier criminal e incluso mucho peores, porque no lo admiten. La puesta en escena realista, convencional, ayuda a que la historia interese y resulte cercana. Sin embargo, el guión es demasiado directo, burdo, e incluye algunas reacciones que por desproporcionadas pueden resultar poco verosímiles. Y el ritmo es en ocasiones tedioso, bastante lento. Además, Martínez Moreno se excede demasiado en la falta de sutileza en su enfoque, aunque quizá eso es precisamente lo que busca: ¡qué casualidad que el protagonista sea un católico de comunión dominical y no, por poner un ejemplo, un intelectual ateo! Está claro que si busca denunciar la incoherencia de vida sabe muy bien dónde situar el golpe; la elección no es casual... De cualquier forma, la película huye en general de la frivolidad y de los lugares comunes, y entrega un trabajo excelente del reducido reparto, especialmente de un inconmensurable Tristán Ulloa.

5/10
The Frost (La escarcha)

2009 | The Frost

Un matrimonio pierde a su hijo discapacitado en un accidente. La trágica muerte trae un dolor a la pareja y a sus respectivos hermanos, lo que alimenta rencores y reproches mil, hasta desembocar en la aceptación de una dolorosísima realidad. Irregular drama sobre el desamor, que habla de la escarcha que, según se dice, mata el fruto pero preserva la semilla. El simbolismo que esconde tal aseveración es difícil de adivinar. Sea como fuere, el film quiere inscribirse en la tradición de los densos dramas nórdicos, con traumas desgarradores, almas vacías y relaciones malsanas, incluida aquí una incestuosa.Esta coproducción noruego-española está basada en la obra teatral de Ibsen "El niño Eyolf". La mayor parte de la película se rodó en inglés en Noruega y está protagonizada mayormente por actores españoles y noruegos. Entre los secundarios destaca la presencia de la sueca Bibi Andersson, actriz fetiche de Ingmar Bergman. Sobresale la hermosa fotografía de los parajes nevados, pero pasajes como los del 'hombre del hielo' son indescifrables, hasta para el espectador con la capacidad interpretativa más calenturienta.

4/10
After

2009 | After

Una noche. Manuel, Julio, Ana. Tres amigos treintañeros que no se ven desde hace un año. Han quedado a cenar, y luego tendrán una noche loca, en la que vienen los recuerdos de su mediocre vida en ese tiempo en que no se han visto. Manuel está casado y tiene un niño, vive en un urbanización de lujo. Pero está como agarrotado, no es feliz en su vida familiar. Julio tiene un horrible trabajo, que consiste en evaluar plantillas de trabajadores en empresas, para proceder a su reducción. Carente de algo que pueda llamarse ética profesional, su vida sentimental no existe, se limita a tener citas sexuales concertadas en internet, donde es habitual de los 'sites' porno. Por último Ana nota que su novio no se compromete en la relación con ella, y sólo el atropello de un perro y su posterior cuidado le da un aliciente para sentirse viva. Alberto Rodríguez (7 vírgenes) entrega un film deprimente y desesperanzado acerca de una sociedad egoísta, cuyo vacío interior se hace cada vez más hondo. La estructura narrativa -la noche vista desde los puntos de vista de los tres protagonistas, con flash-backs de sus andanzas del último año- no acaba de funcionar, y ciertamente el tramo de Ana está desequilibrado con respecto a los de Manuel y Julio. Es el clásico título que levanta acta notarial de un lamentable estado de las cosas, con una insistencia agotadora en la perversión sexual -internet porno, tríos, infidelidad adúltera...-, pero que no ofrece nada a cambio. Por ejemplo, es revelador el uso metafórico del film de Don Siegel La invasión de los ladrones de cuerpos -donde unos extraterrestres sin emociones reemplazaban a los humanos- en el segmento del film de Manuel, porque resulta imposible saber si este personaje-zombi fue alguna vez humano, no se sabe que etapa de su vida sería recuperable: ¿su vida familiar le ha convertido en un 'vaina', y antes era un 'tipo genial'? La verdad, no parece. Otro tanto cabría decir del simbolismo del perro atropellado, al que se trata de curar, pero que el veterinario recomienda sea sacrificado. Los actores -Tristán Ulloa, Guillermo Toledo, Blanca Romero- son solventes, pero no hacen más que encarnar el hedonismo estéril, la existencia desamorada, que exigen el guión de Rodríguez y Rafael Cobos.

4/10
Mataharis

2007 | Mataharis

Cuarta película como directora de Icíar Bollaín, que sigue los pasos de tres mujeres, que trabajan en una agencia de detectives madrileña. Eva, una mujer casada y con dos hijos, sospecha que su marido se ve con una desconocida, por lo que decide seguirle. Éste conduce hasta Zaragoza, donde Eva descubrirá que le ha ocultado un hecho del pasado bastante importante, lo que pondrá en peligro la relación matrimonial. Por su parte, Carmen descubre que la mujer de su cliente mantiene una relación con el socio de éste. Mientras asiste impasible a la desesperación de este individuo, cuyo matrimonio hace aguas, Carmen se da cuenta de que ella misma apenas se relaciona con su marido, un tipo que se pasa el día trabajando con un portátil. Completa el trío Inés, una mujer soltera que recibe un encargo especial de Valbuena, el jefe de la agencia de detectives. Les ha contratado una importante multinacional, por lo que es importante hacer un buen trabajo. Inés deberá infiltrarse entre los empleados de esta empresa para investigar un posible robo, pero poco a poco descubre que no se ha cometido ningún delito y acaba del lado de sus nuevos compañeros, lo que le colocará ante una compleja decisión moral. El principal acierto de Bollaín, también coguionista, es que describe tan bien a los personajes, que hasta se entienden a la perfección las motivaciones de los más secundarios, como el jefe que teme por el futuro de la empresa. Están tan bien trazados que dan pie a interpretaciones memorables de Najwa Nimri, en su mejor trabajo, Nuria González, muy por encima de su registro cómico habitual, y la más desconocida, María Vázquez (La noche del hermano), una pelirroja que en pantalla parece un trasunto de la propia Bollaín, como Mastroianni era el alter ego de Fellini. Entre los roles masculinos, más secundarios, destaca el trabajo de Antonio de la Torre, el socio engañado, un actor fetiche para Icíar Bollaín, que suele contar con él para casi todos sus trabajos. En el plano técnico, llama la atención la labor de Ángel Hernández Zoido, que hasta el momento ha montado todos los films de Bollaín, y que logra que el espectador no se pierda entre las tres historias. Como en Flores de otro mundo y Te doy mis ojos, Bollaín sigue explorando las relaciones de pareja, y se detiene en problemas muy a la orden del día, sobre todo la incomunicación y el desgaste en la vida cotidiana. Expone también Bollaín las dificultades para conciliar la familia con el trabajo, dos ámbitos interrelacionados que se pueden resentir el uno del otro. La historia más redonda es la de Eva, con un marido que defiende su derecho a la intimidad, a tener su propio espacio personal, incluso en el ámbito conyugal, pero sus secretos dan al traste con la confianza que hasta entonces le tenía depositada su esposa. La cinta de Bollaín también da que pensar sobre otros asuntos, como la ética en el trabajo, una cuestión importante en una época en la que todo el mundo está dispuesto a comulgar con ruedas de molino por el bien de la empresa. 

6/10
El destino

2006 | El destino

El argumento recuerda a No somos ángeles y a su remake Nunca fuimos ángeles. Pedro, un traficante de drogas español, se disfraza de sacerdote para pasar una gran cantidad de dinero camuflado en el interior de unas biblias, por la frontera Argentina. Su objetivo es llegar a un pueblo de la remota región de Jujuy, donde intercambiará sus billetes por un maletín lleno de cocaína. Como los tipos con los que iba a hacer el negocio pretenden matarle a punta de pistola, Pedro acaba fingiendo que es sacerdote de verdad, para así ocultarse una temporada entre los vecinos de una aldea. Tercera película del director y guionista argentino Miguel Pereira, al que comparan con Víctor Erice, porque sólo ha rodado tres películas en veinte años. A nivel creativo las comparaciones son odiosas, y este drama de Pereira es bastante irregular. El director se luce en alguna secuencia costumbrista, y advierte de que el progreso imparable no siempre tiene por qué traer cosas positivas. Pero alarga en exceso el metraje, se excede en detalles irreverentes con la excusa de que el protagonista va disfrazado de cura, y además nunca resulta creíble que sus feligreses le crean, teniendo en cuenta que no se sabe ni el Padrenuestro. Algunos actores tienen cierta espontaneidad, como el ciego, pero otros recitan los textos de forma artificiosa.

4/10
Salvador Puig Antich

2006 | Salvador Puig Antich

Salvador Puig Antich, anarquista catalán implicado en varios atracos a sucursales bancarias, asesinó a un policía cuando iba a ser detenido. Sería condenado a la pena capital, tras ser sometido a consejo de guerra. Aunque el Papa Pablo VI intercedió a su favor, y hubo manifestaciones de apoyo en toda Europa, el régimen no conmutó la pena, en un momento convulso, tras el asesinato de Carrero Blanco. El director de Antártida reconstruye esta historia real, basándose en un conocido libro de Francesc Escribano. Manuel Huerga hace gala de un dinamismo visual poco frecuente en el cine español, y se luce dirigiendo al excelente reparto, encabezado por el alemán Daniel Brühl, protagonista de Good bye, Lenin! Pero acumula tópicos en su primera parte, que idealiza la lucha armada y los movimientos extremistas, frente a unos policías que parecen malvados de opereta. Huerga lo explica diciendo: "Hace lo que hace para conseguir un mundo más justo e igualitario y asume riesgos y da la cara por quienes ni siquiera le conocen. Por eso nos subleva su asesinato, por eso hacemos una película. Porque su muerte no debe quedar en el interesado olvido de quienes todavía hoy lo quieren hacer pasar por un pistolero, despolitizando sus razones y su ideario."  Gana sustancialmente en intensidad dramática en la segunda mitad, centrada en el proceso, y que parece más documentada, con personajes de carne y hueso.

4/10
Diario de un skin

2005 | Diario de un skin

Jacobo Rispa, un director curtido en la teleserie Hospital Central, es el responsable de este telefilm, inspirado en hechos reales. Cuenta el caso de un periodista quien, al morir un gran amigo a un manos de un grupo de “cabezas rapadas”, toma una decisión radical. La de hacerse pasar por uno de ellos para, una vez aceptado, dar con los asesinos del amigo. A modo de historias como la de Padre Coraje, asistimos a una trama donde los mecanismos públicos de protección del ciudadano no parecen bastar, resultando más eficaz la actuación del individuo concreto con agallas. Se critican los comportamientos inmorales, no sólo de los “skin heads”, sino también de las personas “normales” que los amparan. Protagoniza Tristán Ulloa.

4/10
D'Artagnan y los tres mosqueteros

2005 | D'Artagnan et les trois mousquetaires | Serie TV

Agradable miniserie televisiva que adapta una vez más la inmortal novela de aventuras escrita por Alexandre Dumas. En este caso es el actor Vincent Elbaz quien asume el protagonismo de D'Artagnan, el gascón que llega a la corte francesa de Luis XIII para convertirse en mosquetero del rey. La presencia de la bellísima Emmanuelle Béart (Nelly y el señor Arnaud) es un plus para esta coproducción europea. La bella actriz interpreta a la malvada Milady, que aquí goza de ciertos extraños poderes... El español Tristán Ulloa da vida al rey galo.

4/10
El juego de la verdad

2004 | El juego de la verdad

Dos parejas de amigos. La primera, formada por Alberto y Susana, parece constituida por triunfadores: él es jefe de un hipermercado, ella presentadora de televisión de éxito; mientras que Ernesto y Lea trabajan en puestos de menor categoría: él anuncia las ofertas del híper por meganofía, y ella traduce los telediarios a los sordomudos. Debido a un error médico, a Ernesto le pronostican un cáncer que no tiene. Hipocondriaco empedernido, da lástima a sus amigos. Y cuando expresa uno de sus deseos que quisiera ver cumplido antes de morir, acostarse con Susana, el enredo no ha hecho más que empezar. Álvaro Fernández Armero se ha especializado en comedias juveniles ligeras (Todo es mentira, Brujas, Nada en la nevera), terreno en el que se mueve con innegable desparpajo. Aquí, con un acertado reparto, se hace eco de la falta de compromiso serio en tantas relaciones de pareja para crear los buscados momentos de diversión.

5/10
Las voces de la noche

2003 | Las voces de la noche

España, años 50. Una oscura ciudad de provincias. Un amor clandestino entre dos jóvenes de distinta condición social. Jorge es el hijo del creador de la fábrica de la que malvive el lugar; Elisa es, sencillamente, la hija del contable. ¿Hay alguna esperanza para ellos, o el tiempo pasará y lo suyo se agostará? Salvador García Ruiz es aficionado a las adaptaciones literarias. Acertó en su debut, llevando al cine la emblemática novela de José Ángel Mañas. Menos fortuna tuvo con la audaz El otro barrio, basada en una obra de Elvira Lindo. Ahora se las ve con una triste novela de Natalia Ginzburg, que ella situaba en Italia, pero que él readapta a lo que pudo ser la vida de sus padres y abuelos. La historia se desarrolla con ritmo moroso, como queriendo plasmar la vida gris de los personajes; y son los actores, Tristán Ulloa y sobre todo Laia Marull, los que han de arreglárselas para dar verosimilitud a los altibajos de su apasionada relación.

3/10
El lápiz del carpintero

2003 | El lápiz del carpintero

Guerra civil española. Una vez más y van… ¿cuántas? Galicia queda en zona nacional, y el médico Daniel Da Barca, de ideas progres, va a dar con sus huesos en la cárcel. Lo que no hace mucha gracia a su novia Marisa, de familia burguesa. La vida de Da Barca peligra en más de una ocasión, pero curiosamente Herbal, un guardia civil tosco (Luis Tosar, en uno de esos papeles que borda), vela por él. El film adapta la novela de Manuel Rivas. Falta un poco de fuelle al sosito Tristán Ulloa.

2/10
No debes estar aquí

2002 | No debes estar aquí

Producción española en la línea de El arte de morir o Nadie conoce a nadie, es decir, suspense y terror protagonizado por jóvenes actores con tirón en nuestras taquillas. Un grupo de jóvenes que se conocen a través de internet se reúnen periódicamente para entrar en lugares cerrados al público. De repente, comienzan a aparecer asesinados. El debutante Jacobo Rispa dirige a Pablo Echarri (Plata quemada) y Tristán Ulloa.

3/10
Volverás

2002 | Volverás

Cuando se encuentra casualmente con su hermano Carlos, al que lleva seis años sin ver, Ignacio se da cuenta de sus numerosos problemas. Durante cinco días le acompañará para ayudarle a solucionarlos. Drama dirigido por Antonio Chavarrías, también autor del guión, por el que ha sido nominado al Goya a la mejor adaptación. Se basa en una novela de Francisco Casavella titulada Un enano español se suicida en Las Vegas, y el punto fuerte es la interpretación de los jóvenes pero solventes Tristán Ulloa y Unax Ugalde.

4/10
El comisario (3ª temporada)

2001 | El comisario | Serie TV

Tito Valverde interpreta de nuevo al comisario Gerardo Castilla, en una temporada que se caracteriza por abordar temas de interés social, como el tráfico de drogas, las mafias de la inmigración ilegal, o la prostitución de lujo. La actriz Lucía Napal interpreta a una joven policía que llega nueva a la comisaria.

2/10
Lucía y el sexo

2001 | Lucía y el sexo

Una chica se enamora de un escritor, el cual no puede olvidar una relación que mantuvo con una desconocida de la que nació una hija. Julio Medem (La ardilla roja, Tierra) filma una historia fragmentada, compleja y morbosa, de azarosos encuentros y relaciones que no acaban de establecerse. El sexo, muy presente en las imágenes, está casi ausente de la exigencia argumental. La película acaparó un buen puñado de nominaciones a los Goya.

2/10
No llores Germaine

2000 | Pleure pas Germaine

Germaine es una española casada con un belga. La familia lo está pasando mal tras la extraña muerte de Rolande, la hija mayor. Un día Germaine se echa a llorar y dice a su esposo que quiere volver a su casa en Los Pirineos para "volver a empezar". Primera película del belga Alain de Halleux, se enmarca en la tradición de esos cambios bruscos e inesperados que llevan a las familias a volver a conocerse de nuevo. La película, en ese sentido, logra dibujar bien a la familia protagonista, sobre todo a Germaine. La dureza inicial se contrasta con detalles de humor bien insertados, sobre todo a cargo de los hijos pequeños. Se trata de una coproducción de Bélgica y España, donde se pueden reconocer los rostros hispanos de Tristán Ulloa y Laia Marull. También la protagonista, Rosa Renom, es española, aunque se ha prodigado bastante menos en la pantalla hasta ahora.

5/10
Km. 0

2000 | Km. 0

Comedia coral que transcurre durante el verano madrileño. Catorce personajes la mar de variopintos se van a encontrar en el kilómetro cero (o sea, en la Puerta del Sol, ya saben, donde las campanadas y tal), y allí discurren sus desavenencias amorosas, sus problemas con el sexo, sus dudas y temores. Los autores definen el film como "un cuento de hadas moderno". Ellos sabrán.

2/10
El comisario (2ª temporada)

2000 | El comisario (2ª temporada) | Serie TV

Vuelven más casos para esta comisaría tan competente liderada por Gerardo Castilla y sus fieles subinspectores Charlie y Pope. En el primer episodio titulado 'El huevo de la serpiente', cuatro adolescentes dan una paliza a un hombre de color, el cual se defiende y apuñala a uno de ellos. Segunda temporada con 26 capítulos donde los asuntos de corrupción, violencia y asesinato están a la orden del día.

4/10
Marta y alrededores

1999 | Marta y alrededores

Grupo de treintañeros en crisis vital, como tantos. Se reúnen para ayudar a arreglar el piso de uno de ellos. Y empiezan sus crueles reproches, sus encuentros y desencuentros amorosos, engaños, seducciones, soledad... La película adopta un estilo de telecomedia española, tan en boga, pero más ambicioso, y con un bien escogido reparto juvenil.

5/10
El comisario

1999 | El comisario | Serie TV

Gerardo Castilla es el jefe de la comisaría de San Fernando en Madrid. Él y todo su equipo resolverán todos los casos policiales que se le vayan presentando. Además, cuenta con Charlie y Pope como sus dos hombres de mayor confianza. Serie policiaca de éxito estrenada en 1999, que trata temas de conflicto actual, protagonizada por Tito Valverde (Pepa y Pepe), Juan José Artero (Verano azul) y Marcial Álvarez, entre otros. Destacan los capítulos 'El caso del destornillador', 'Sobre ruedas', 'Ojo por ojo' o 'Trapos sucios'.

5/10
Los sin nombre

1999 | Los sin nombre

Una niña desaparece. Aparece su cuerpo, brutalmente mutilado. Cinco años después, la madre ha superado (es un decir) la pesadilla. Hasta que recibe la llamada de una voz femenina que asegura que es su hija. Acude entonces al policía que investigo el caso tiempo atrás. Todo parece señalar a la actuación de una secta pseudorreligiosa: ‘los sin nombre’. Desasosegadora película firmada por Jaume Balagueró, que adapta una novela de Ramsey Campbell. El film presenta una sociedad que ha tocado fondo, que recuerda a títulos emblemáticos como Seven. Fotografía de tonos fríos y música inquietante contribuyen a crear una atmósfera de terror psicológico.

5/10
Mensaka

1998 | Mensaka

Realismo sociológico español de altos vuelos, en la línea de Barrio o Solas. En este caso, Mensaka sigue la pista a un grupo de jóvenes amigos, de distinta extracción social. Uno ejerce de "mensaka" para ganarse la vida, dos piensan en casarse, una es una pija rota por la infidelidad del novio... A partir de la novela de José Ángel Mañas (autor de Historias del Kronen), el guionista Luis Marías y el director debutante Salvador García Ruiz articulan muy bien historias cotidianas sobre el desconcierto de los jóvenes "urbanitas" de nuestros días. Los actores están realmente estupendos.

7/10
Memorias del ángel caído

1997 | Memorias del ángel caído

Un extraño suceso acaba de suceder en una antigua parroquia situada en el centro de una gran ciudad. Tras la comunión, algunos fieles han caído fulminados como si hubieran sido envenenados. La policía se pone manos a la obra para descubrir las extrañas causas del suceso. Mientras se produce la investigación, algunos sacerdotes comienzan a sufrir unas visiones turbadoras. Pero la situación se hace aún más terrorífica cuando los feligreses muertos vuelven a la vida, durante la realización de su autopsia. Un investigador comienza a atar cabos y relaciona los sucesos con las escrituras de un oscuro libro. Una interesante incursión en el género del thriller pseudorreligioso, que parte de una oscura y enrevesada trama. Cuenta con una eficaz interpretación de Santiago Ramos. Mantiene el suspense hasta el final.

4/10
Abre los ojos

1997 | Abre los ojos

César (Eduardo Noriega) y Pelayo (Fele Martínez) son dos buenos amigos. César es el heredero de una considerable fortuna, pijo y afortunado con las mujeres. Para él, su vida es perfecta. Pelayo, en cambio, admira a César y se siente menos afortunado, sobre todo en cuestión de mujeres. Ahora César está con Nuria (Najwa Nimri), una chica obsesionada con él, y con un comportamiento desequilibrado. En su fiesta de cumpleaños, Pelayo le presenta a su amiga Sofía (Penélope Cruz), y César se enamora de ella al instante. Después de pasar la noche con ella, traicionando los sentimientos de su mejor amigo, sube en el coche de Nuria, que le ha esperado toda la noche. A partir de ahí, su vida se convierte en una pesadilla. Una de las películas españolas más populares de 1997. El astuto Alejandro Amenábar no defrauda en su segunda película, arriesgándose con una vuelta de tuerca al género del thriller y la ciencia-ficción. Es uno de los máximos representantes de la incorporación de nuevas ideas al último cine español. Además, firma el guión junto a su amigo Mateo Gil, y es el responsable de la composición musical. Una compleja película en la que no se distingue la realidad y la ficción, con un guión lleno de recovecos y ambigüedades, que alimentan aún más el suspense que envuelve la acción desde el comienzo. Y las interpretaciones de uno de los mejores planteles posibles de jóvenes actores españoles, son buenas.

6/10
Pudor

2007 | Pudor

Adaptación de la novela homónima de Santiago Roncagliolo, a cargo de los hermanos David Ulloa (forjado en teleseries) y Tristán Ulloa (actor en filmes como Mensaka). El film describe a cinco miembros de una familia –el matrimonio (Alfredo y Julia), una hija adolescente, un niño, el abuelo–, que a pesar de vivir bajo el mismo techo están, básicamente, solos. A Alfredo le han diagnosticado una enfermedad terminal, pero no se atreve a decírselo a Julia, de la que se encuentra muy distanciado. Ella cree que su marido ya no la quiere, y se ha empezado a deslizar por una peligrosa espiral de fantasías que pueden acabar conduciéndole a ninguna parte; la hija siente una atracción lésbica por su prima; el niño cree ver fantasmas; el abuelo no ha digerido todavía la muerte de su esposa. En crisis y sin nadie al que acudir, se enfrentan, es un decir, a los problemas que les aquejan. Los hermanos debutantes en la dirección demuestran cierto estilo tras la cámara, en la concepción de algunas escenas y su planificación, en la construcción dramática, en la dirección de unos actores muy entonados. Momentos como esa especie de catarsis brutal, en que marido y mujer se tiran los trastos a la cabeza delante de los hijos, resultan poderosos. Y aun así, el conjunto se resiente por una desorientación de fondo, compartida con los personajes, con un final algo forzado, que conduce a los personajes a una unión en la soledad. El título puede ser algo equívoco, pues existe un pudor natural, que se refiere a no compartir la propia intimidad con extraños, que resulta perfectamente legítimo. El film se refiere más bien a la desconfianza y la soledad, que conducen a la incapacidad de abrir el corazón a quien nos ama y nos puede ayudar.

5/10
Pudor

2007 | Pudor

Adaptación de la novela homónima de Santiago Roncagliolo, a cargo de los hermanos David Ulloa (forjado en teleseries) y Tristán Ulloa (actor en filmes como Mensaka). El film describe a cinco miembros de una familia –el matrimonio (Alfredo y Julia), una hija adolescente, un niño, el abuelo–, que a pesar de vivir bajo el mismo techo están, básicamente, solos. A Alfredo le han diagnosticado una enfermedad terminal, pero no se atreve a decírselo a Julia, de la que se encuentra muy distanciado. Ella cree que su marido ya no la quiere, y se ha empezado a deslizar por una peligrosa espiral de fantasías que pueden acabar conduciéndole a ninguna parte; la hija siente una atracción lésbica por su prima; el niño cree ver fantasmas; el abuelo no ha digerido todavía la muerte de su esposa. En crisis y sin nadie al que acudir, se enfrentan, es un decir, a los problemas que les aquejan. Los hermanos debutantes en la dirección demuestran cierto estilo tras la cámara, en la concepción de algunas escenas y su planificación, en la construcción dramática, en la dirección de unos actores muy entonados. Momentos como esa especie de catarsis brutal, en que marido y mujer se tiran los trastos a la cabeza delante de los hijos, resultan poderosos. Y aun así, el conjunto se resiente por una desorientación de fondo, compartida con los personajes, con un final algo forzado, que conduce a los personajes a una unión en la soledad. El título puede ser algo equívoco, pues existe un pudor natural, que se refiere a no compartir la propia intimidad con extraños, que resulta perfectamente legítimo. El film se refiere más bien a la desconfianza y la soledad, que conducen a la incapacidad de abrir el corazón a quien nos ama y nos puede ayudar.

5/10

Últimos tráilers y vídeos