IMG-LOGO

Biografía

Tuppence Middleton

Tuppence Middleton

33 años

Tuppence Middleton

Nació el 21 de Febrero de 1987 en Bristol, Inglaterra, Reino Unido
Filmografía
Possessor

2020 | Possessor

Downton Abbey

2019 | Downton Abbey

Los Crawley reciben la inesperada noticia de que el rey Jorge V y su familia se hospedarán una noche en su mansión, Downton Abbey, que les pilla de paso en un viaje que llevan a cabo. Los señores de la casa, Lord Robert –Conde de Grantham– y Lady Cora, se sienten honrados, pero por otro lado están intranquilos, pues supone una grave responsabilidad, así que la hija mayor, Lady Mary, decide recurrir al antiguo mayordomo, Carson, porque su sustituto, el antiguo lacayo Thomas Barrow, parece bloqueado por la situación. Pero preocupa la visita real sobre todo a la abuela, la condesa viuda, porque acudirá también su sobrina lejana, la dama de honor de la reina, Lady Bagshaw, que no tiene herederos directos, por lo que debería dejárselo todo a su primo, Lord Robert, aunque no parece dispuesta a ello. Julian Fellowes, creador y guionista de Downton Abbey, había cerrado muy bien las subtramas, después de seis temporadas de la famosa serie británica bastante aceptables. Sin embargo, consigue el milagro de volver a hilvanar conflictos que generan del interés del espectador en un largometraje que continúa la historia de los Crawley y sus vasallos en el mismo punto en el que se había quedado. Resulta meritoria su habilidad para sacar tajada a los numerosos personajes ya conocidos por el público, salvo quizás a Bates, y a los condes. Al tiempo que reincide en su mensaje en tono amable sobre la importancia de preservar la tradición, transmite los cambios que vivió el mundo en los años 20, cuando está condenada a desaparecer la forma de vida que retrata, florecen los movimientos anarquistas y comunistas, los trabajadores se organizan para protestar y los homosexuales empiezan a reivindicarse. Por otro lado, subyace la idea en el libreto de que la Historia es una obra de teatro, donde todos los humanos estarían destinados a interpretar algún papel, por muy secundario que éste pueda ser. Dirige Michael Engler, responsable de algunos capítulos de la ficción, que en realidad no se sale de los cánones de cualquiera de ellos, el film parece uno más de mayor duración, lo que en el fondo no resulta fácil, pues el nivel está alto. Se trata de un trabajo coral con una media actoral de sobresaliente; el espectador habitual ya está casi acostumbrado a los méritos de intérpretes como Jim Carter (Carson), Michelle Dockery (Lady Mary), Laura Carmichael (Lady Edith), Phyllis Logan (Mrs. Hughes), Allen Leech (Tom), y por supuesto la inimitable Maggie Smith (la condesa viuda Violet Crawley), que esta vez maravilla por su enfrentamiento con la recién llegada a esta saga Imelda Staunton (Lady Bagshaw).

7/10
La guerra de las corrientes

2017 | The Current War

A finales del XIX, Thomas Alva Edison se dispone a iluminar Nueva York, con su tecnología de corriente continua, que sin embargo encierra algunos riesgos, pues puede inflamarse con facilidad. Le sale un duro competidor, George Westinghouse, que fichará al revolucionario joven Nikola Tesla, que aporta la corriente alterna. Para imponerse al otro, ambos bandos lucharán con todas las armas a su alcance, incluyendo difamaciones de los contrarios, de cara a lograr las ansiadas concesiones de licencias. Sobre todo les interesa iluminar la Exposición Universal de Chicago de 1893, pues supone una oportunidad de consagrarse ante la opinión pública mundial. Tras la excelente cinta independiente Yo, él y Raquel, de 2015, el texano Alfonso Gómez-Rejón se puso al servicio de Harvey Weinstein, con una cinta concebida para arrasar en los Oscar que debía estrenarse a finales de 2017. Pero la caída en desgracia del magnate por culpa de sus escándalos sexuales, pospusieron el estreno de la cinta, que también cuenta como productores con el mismísimo Martin Scorsese, el guionista Steven Zaillian, y Timur Bekmambetov, responsable de Guardianes de la noche. Pese al interés que tiene el episodio histórico que se recrea, la expansión de la electricidad, el guionista Michael Mitnick (Vinyl), no consigue darle ninguna chispa. Abusa de diálogos explicativos, a veces demasiado técnicos, al tiempo que desaprovecha subtramas, y no logra secuencias que transmitan emoción. Gómez-Rejón no consigue arreglarlo con sus trabajados movimientos de cámara, una brillante banda sonora de los poco conocidos Danny Bensi y Saunder Jurriaans (autores de La autopsia de Jane Doe), un vestuario trabajado y un diseño de producción vistoso. Tampoco remonta la cinta el excelente reparto, con Benedict Cumberbatch correcto como Edison, y un brillante Michael Shannon, que logra insuflar humanidad a Westinghouse, un tipo sin muchos escrúpulos. Por su parte, los secundarios están totalmente desaprovechados, sobre todo Nicholas Hoult, lo que resulta especialmente lamentable, por el potencial que tiene su personaje, Tesla, Katherine Waterston, la esposa de Westinghouse, y Tom Holland, en su peor trabajo en la pantalla, ya que su ayudante de Edison se queda en mera comparsa.

4/10
Philip K. Dick's Electric Dreams

2017 | Philip K. Dick's Electric Dreams | Serie TV

Serie antológica compuesta de diez episodios basados en relatos cortos de Philip K. Dick, el prestigioso autor de ciencia ficción responsable de "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?", que dio pie al mítico film Blade Runner. De hecho, el título englobador "Electric Dreams", "Sueños eléctricos", es una alusión a las historias imaginadas por Dick a partir del título de esa obra. El planteamiento, de historias sorprendentes de anticipación con final rompedor, conecta con otros populares seriales televisivos, como Alfred Hitchcock presenta, Dimensión desconocida, Cuentos asombrosos, o, más reciente, Black Mirror. Los diez episodios cuentan con directores, guionistas y actores diferentes, por lo que el interés de las historias es desigual, algunos entusiasmarán más que otros, también según gustos o humor cuando se ven. En cualquier caso, se trata de fábulas de advertencia, que nos proponen situaciones con una humanidad cada vez más deshumanizada, que corre el riesgo de perder sus rasgos de identidad con una tecnología cada vez más perfecta, pero que nos puede hacer olvidar nuestra singularísima e irrepetible condición personal, quiénes somos, de dónde venimos, adónde vamos. Y lo que se cuenta trata de adaptarse a las circunstancias de los comienzos del siglo XXI, no podemos olvidar que muchos relatos originalmente fueron escritos hace más de 50 años, cuando no había móviles, internet, etc, etc. Tampoco era entonces tan abrumadora la presión en pro de la diversidad sexual. En "Real Life", se nos presenta una historia donde el escapismo a través de la realidad virtual conduce a no distinguir cuál de dos posibles vidas es la verdadera. "The Conmuter" nos habla de una parada no prevista en un tren, que conduce a Timothy Spall a un mundo de felicidad demasiado perfecta. En "Impossible Planet" una anciana con la cara de Geraldine Chaplin ahnela volver a la romántica e idílica Carolina del Norte de su niñez, aunque la Tierra es un planeta radioactivo. Un científico anodino al que da vida Steve Buscemi podría ver cómo cambia su vida si acepta los planes de una mujer sintética para rebelarse contra el sistema en "The Crazy Diamond". "Kill All Others" habla con acidez de la manipulación de los políticos, con una lideresa a la que encarna Vera Farmiga, que invita a matar a los diferentes, mientras que los "borregos" no se cuestionan nada. También habla con fuerza de la manipulación, en este caso a cuento de la amenaza terrorista, "Safe & Sound", hasta el punto de que va a sufrir una relación entre madre (Maura Tierney) e hija (Annalise Basso). Y "The Hood Maker" habla de una sociedad controlada por policías que usan los poderes telepáticos de algunos de sus agentes, y que se rebelan con unas misteriosas máscaras. Tu padre (Greg Kinnear) tal vez no sea tu padre, propone la inquietante "Father Thing", una curiosa variación muy lograda sobre el clásico La invasión de los ladrones de cuerpos. "Autofac" alerta acerca de los peligros del consumismo. También en "Human Is", un marido militar (Bryan Cranston) vuelve cambiado de la batalla.

6/10
Guerra y paz

2016 | War and Peace | Serie TV

Miniserie de lujo de la BBC británica, que adapta la inmortal obra de Lev Tolstoi "Guerra y paz", repetidamente tentada por el cine y la televisión, con versiones como la de King Vidor y Sergei Bondarchuk. La acción transcurre en la época de las guerra napoleónicas, cuando el emperador pretende conquistar Rusia y convertirse en el amo del mundo. En tal tesitura seguimos principalmente las tribulaciones de Pierre Bezukhov, bastardo de un conde que ha heredado inesperadamente ese título, idealista pero eternamente inadaptado, dulce e incapaz de hacer valer su voluntad; de la encantadora Natascha, bondadosa pero ingenua, con poca experiencia del mundo e integrante de la aristocrática familia Rostov, que conocerá importantes dificultades económicas por culpa de la imprudencia de su hermano Nikolai; y de Andrei Bolkonsky, hijo de un príncipe, muy determinado y presto para acudir a la guerra. Las trepidaciones de la historia afectarán de modo decisivo a estos personajes y a los que les rodean, ya nunca serán los mismos ante las pruebas que deben atravesar, y quizá del dolor y el sufrimiento extraigan valiosas lecciones. Tom Harper, hombre de la casa –para BBC dirigió varios episodios de la serie Peaky Blinders– demuestra que puede manejarse en un proyecto de gran envergadura, la producción es ambiciosa, e incluye bastantes escenas de batallas, de bailes y otras reuniones sociales, que resuelve bien. Y la adaptación corre a cargo de Andrew Davies, también con amplia experiencia televisiva para la BBC, él es el creador de The House of Cards, y se las ha visto antes con desafíos literarios debidos a Charles Dickens (La pequeña Dorrit), Jane Austen (Orgullo y prejuicio), Boris Pasternak (Dr. Zhivago) y Evelyn Waugh (Retorno a Brideshead). Quizá con ésta última su Guerra y paz comparte cierta simplificación del complejo original, aquí también toma una estructura básica –lo que sería un triángulo amoroso, el amor no confesado de Pierre a Natascha, quien prefiere an Andrei–, las concesiones a los desnudos, bastante ridículas y superfluas, y las cuestiones filosóficas y morales de fondo quedan un poquito diluidas (por fortuna, a pesar de todo, prevalecen, al fin y al cabo, Tolstoi es mucho Tolstoi). Con un reparto maravilloso, donde destacan sobre todo Paul Dano y Lily James, aunque todos están formidables, hasta los de menor presencia, se compone un cuadro grandioso acerca de la naturaleza humana, con sus virtudes y defectos, los deseos de hacer el bien y la búsqueda egoísta y rastrera del propio interés en pugna, y siempre la capacidad del perdón, pedido o concedido, que mejora a los que lo ponen por obra.

7/10
Doble identidad: Jaque al MI5

2015 | Spooks: The Greater Good

Continuación en formato de largometraje de Spooks, longeva serie británica emitida entre 2002 y 2011, que contaba los esfuerzos de Harry Pearce, máximo responsable de la lucha antiterrorista en el Reino Unido para hacer frente a todo tipo de amenazas. En esta ocasión, Pearce desaparece sin dejar rastro, tras la espectacular fuga de Adem Qasim, un peligroso terrorista musulmán. El MI5 se pone en contacto con Will Holloway, antiguo pupilo de Pearce, para que dé con su paradero. Se ocupa de la realización Bharat Nalluri, responsable de varios capítulos, y también de películas de cine como Un gran día para ellas. Quizás su realización sea demasiado convencional, y no cuenta con un presupuesto de superproducción para rodar secuencias de acción al estilo de las películas de James Bond o Misión imposible. Sin embargo, los giros de la trama mantienen el interés del espectador.

5/10
Dickensian

2015 | Dickensian | Serie TV

Tony Jordan, creador de la recordada serie de ciencia ficción Life on Mars, se luce de nuevo con esta cuidada producción de BBC, que homenajea la obra del gran Charles Dickens, en veinte episodios de media hora. Entremezcla las peripecias de varios personajes del celebérrimo escritor, que viven en el mismo barrio victoriano de Londres. El día de Nochebuena, el huraño prestamista Jacob Marley, socio del igualmente miserable Mr. Scrooge, pide a Fagin, jefecillo del hampa, los servicios de la prostituta Nancy, a la que golpea salvajemente. Poco después, Marley aparece asesinado en un callejón. Se ocupa del caso el inspector Bucket, que pertenece al departamento de investigación detectivesca recientemente creado por la policía. Mientras, Amelia Havisham se lleva una enorme sorpresa, pues su difunto padre le ha legado todas sus posesiones, mientras que a su hermano Arthur sólo le deja un pequeño porcentaje de la fábrica de cerveza familiar. Éste se busca un cómplice, el joven sin escrúpulos Meriwether Compeyson, para tratar de recuperar lo que piensa que es suyo. Tan impecable como la mayoría de productos de ficción de la televisión pública británica, cuenta con un diseño de producción que derrocha amor por la obra del homenajeado. Igual ocurre, con los guiones, gran parte de ellos obra del propio creador, que se distinguen por sus numerosas referencias. El lector medio tiene la sensación de 'cazar' sólo algunas, como la presencia del avaro Scrooge, de "Cuento de Navidad", Fagin, antagonista de "Oliver Twist", la emblemática Miss Havishan que tanto hizo sufrir al protagonista de "Grandes esperanzas", pero en su juventud, cuando parece una mujer feliz, y el inspector Bucket, pionero de los detectives literarios, de "Casa desolada". Pero posiblemente un experto encontraría muchísimos más guiños. De diálogos ingeniosos (atención al encuentro del policía con Mr. Scrooge), Dickensian sabe captar la atención a la manera del propio Dickens, que al serializar sus novelas en prensa, tenía que acabar con un giro que dejara al lector deseoso de más. Y cuenta con un reparto que no tiene desperdicio, en el que sobresale el veterano Stephen Rea (Bucket).

7/10
Mejor otro día

2014 | A Long Way Down

En la noche de final de año, Martin (Pierce Brosnan), un exitoso presentador televisivo cuya vida se ha convertido en un desastre pretende saltar desde lo alto de un edificio. No es el único. Se supone que la fecha y el lugar son como un imán para los potenciales suicidas, pues por ahí se dejan ver Maureen (Toni Collette), dedicada en cuerpo y alma a cuidar a su hijo paralítico; Jess (Imogen Poots), una jovencita a la que no hace caso su padre, un célebre político; y J.J. (Aaron Paul), integrante de una banda musical, al que han diagnosticado un cáncer. Contra pronóstico surge una peculiar amistad y un pacto; no volverán a intentarse quitar la vida hasta el día de San Valentín, y puede que entretanto encuentren motivos para amar la existencia. El novelista Nick Hornby ha sido adaptado al cine con bastante fortuna en títulos como Fuera de juego, Alta fidelidad y Un niño grande. El film que nos ocupa tiene un arranque prometedor, que promete un humor surrealista a la hora de describir cómo se estrechan los lazos en lo que podríamos denominar “club de los suicidas vivos”. Desgraciadamente el cineasta francés Pascal Chaumeil, que ha rodado antes algunas comedias agradables pero no memorables –Los seductores, Llévame a la luna–, se atasca en esta incursión tragicómica en el cine rodado en inglés, pues no logra emocionar todo lo que debiera en las cuitas de los personajes que les empujan al suicidio –en algunos casos están muy desdibujados, quizá quienes más tienen algo parecido a un personaje son Toni Collette e Imogen Poots–, y tampoco acaba de decantarse por la línea del disparate cuesta abajo y sin frenos. Así las cosas, el resultado es irregular, con algunos momentos intensos –los que tienen lugar en la azotea de un edificio especialmente, y algún pasaje relativo a algún personaje– que no bastan para sostener con firmeza todo el entramado narrativo.  

5/10
El destino de Júpiter

2014 | Jupiter Ascending

Jupiter Jones perdió a su padre, un hombre que miraba a las estrellas con su telescopio, antes de nacer, por culpa de unos asaltantes. Años después, su modesta familia, con ascendientes rusos, se gana la vida limpiando casas, ella se emplea a fondo con su escobilla de limpiar inodoros. Pero resulta que en realidad tiene sangre principesca, y es pieza clave "su majestad" de las luchas de poder que ocurren precisamente en el planeta Júpiter, donde una dinastía de tiranos capitaneados por Balem Abrasax aguardan su cosecha de humanos, cuyo material genético les procura el bien más precioso del universo, el tiempo, con lo que se acercan bastante a su deseo de vivir eternamente. Con la ayuda de Kaine Wise, una especie de hombre lobo que perdió sus alas o algo así, Jupiter se implica en una lucha inesperada por salvar no sólo a su familia, sino a la Tierra entera. Quedan lejanos, muy lejanos, los tiempos en que Andy y Lana (antes Larry) Wachowski hicieron historia con un, ya, clásico de la ciencia ficción Matrix. Las secuelas firmadas por los ahora autodenominados "The Wachowskis" aún se dejaban ver, pero el declive fue evidente con lo que vino después, Speed Racer y El atlas de las nubes, y se confirma con esta apabullante pero hueca y tediosa muestra de ciencia ficción. Con trama y emociones de nulo interés, e interpretaciones acartonadas de Mila Kunis, Channing Tatum y el resto del reparto, lo único a destacar es la imaginería visual, los diseños muy detallados de las naves, de exuberante barroquismo. Porque la acción pura y dura resulta bastante convencional, a veces uno tiene la sensación de estar inmerso en Los 4 fantásticos, Kaine deslizándose por el aire con unas botas brillantes muy "cool", y de que la música de Michael Giacchino, con sus coros, y el sonido a todo trapo, tratan de cumplir la misión imposible de que no se note demasiado el fiasco en que consiste esta película. El destino de El destino de Júpiter es muy probablemente el olvido, un golpe de amnesia de ésos con los que en algún momento nos obsequia la película, cortesía tomada prestada, tal vez, de otro film de ciencia ficción de corte muy distinto, Men in Black.

3/10
Descifrando Enigma

2014 | The Imitation Game

El director noruego Morten Tyldum escoge una historia real para rodar su primera película en inglés, la adaptación del libro de Andrew Hodges realizada por un guionista debutante, Graham Moore. Con mucho talento y jugando en la estructura con tres tiempos narrativos, describe la contribución al desenlace de la Segunda Guerra Mundial del gran matemático y experto en computación Alan Turing, que lideró el equipo de criptógrafos de Bletchley Park en Inglaterra, responsable de romper el código de cifrado que los nazis utilizaban en sus comunicaciones con el uso de la máquina Enigma. Producen la cinta los hermanos Weinstein. Gran mérito de Moore y Tyldum es el modo en que se imbrican el presente, en que la casa de Turing sufre un asalto con robo, y de la investigación policial empiezan a asomar indicios de tareas de espionaje, pero también de posible homosexualidad; los años de la guerra, que ocupan la mayor parte del metraje, con la petulancia e insensibilidad de Turing en el trato con la personas –sus superiores y los miembros de su equipo–, pero también con su admirable genialidad; y sus años de jovencito estudiante en el internado de Sherborne en Dorset, con la afinidad que siente por un estudiante algo mayor que él, Christopher Morcom. La narración, bien apoyada por montaje, fotografía y partitura musical, fluye con un ritmo asombroso, donde se conjugan la intriga, la humanidad de los personajes, el drama pero también el humor, propiciado éste en gran parte por la arrogancia en parte inconsciente del protagonista. Lo cierto es que hay un buen puñado de escenas modélicas en su concepción, y parece latir de fondo en todo el film la idea de que no sólo estamos descifrando Enigma, sino que de Turing también estamos rompiendo su código, para descubrir lo que encierra su aparente frialdad, pues en el fondo y paradójicamente es una persona hipersensible. Incluso el título original, "The Imitation Game", alusión al conocido artículo de Turing "Computing Machinery and Intelligence", tiene su subtexto a la hora de aludir a las capas con que se protege de los demás. Tienen fuerza los componentes del grupo que trabaja con Turing, la única chica del grupo –Joan Clarke, compuesta por Keira Knightley–, o el líder desbancado Hugh Alexander, Matthew Goode. También los superiores de inteligencia –el comandante Denniston, Charles Dance, que no traga al matemático, y el contacto con el gobierno Stewart Menzies, Mark Strong–, o el policía intrigado por el enigma Turing –Rory Kinnear–. Lo cierto es que ésta es una de esas películas que merece un premio a su reparto al completo, aunque por supuesto hay que destacar entre todos a Benedict Cumberbatch, que como Turing demuestra ser uno de los grandes actores del momento. El film quiere ser una reivindicación de las contribuciones científicas y patrióticas de Alan Turing, que sufrió un proceso por “indecencia y perversión sexual” en los años 50 por su condición homosexual. Algo que ya acometió en Reino Unido la mismísima reina Isabel II, que le concedió en 2013 un indulto de todos los cargos que se le imputaban. De todos modos, Tyldum tiene la inteligencia de aludir a la cuestión sin convertirla innecesariamente en “causa belli”.

7/10
Trance

2013 | Trance

Simon trabaja en una casa de subastas de valiosas obras de arte en Londres. Se pone de acuerdo con una banda de ladrones para birlar un valioso cuadro de Goya, en plena subasta. Pero sus cómplices descubren que les ha dado el cambiazo a la hora de fingir ser la víctima que les entrega el Goya; y él, en la refriega del espectacular robo, recibe un golpe que le hace perder la memoria. Le obligarán a acudir a Elizabeth, una terapeuta, que mediante hipnosis trata de hacerle superar la amnesia. El guionista John Hodge vuelve a trabajar con Danny Boyle en una de esas historias de robos, dinero, maldito dinero, que les ayudaron a labrar su prestigio. Ambos colaboraron al inicio de sus carreras en Tumba abierta, Trainspotting y Una historia diferente, pero a partir de La playa, del año 2000, sus caminos se separaron. Ahora se reúnen en Trance, un film de arranque brillante y vertiginoso, con buen uso de la voz en off del protagonista narrador,y que transmite en sus primeros pasos un aire de elegancia sofisticada típico de ciertas películas de robos audaces. La idea de la hipnotista compinchada, que debe hacer que el protagonista recupere la memoria, también engancha. Pero luego la película se empantana en la fase “hacer recordar”, que se prolonga demasiado, hasta llegar a la parte de las “sorpresas”, un castillo de fuegos artificiales muy aparatoso y que cuesta aceptar. No obstante Trance tiene a su favor el planteamiento de sembrar en el espectador un “gusanillo”, el de querer reconstruir todo desde el principio una vez vista la película, para analizar la coherencia. Y aunque hay algunas “casualidades”, la coherencia existe. Antes hemos hablado de película “sofisticada”. Esto no es del todo cierto, pues Boyle se deja llevar por cierto hiperrealismo desagradable e insistente en las escenas de violencia y sexo, que no ayuda a la deseable brillantez del film, que definitivamente sólo la presenta de modo parcial. Los actores no tienen oportunidad para grandes composiciones, aparte del exhibicionismo se limitan a cierta pose cínica (James McAvoy y Rosario Dawson, sobre todo) o brutal (Vincent Cassel, en su típico papel de malo malote que hizo mejor, por ejemplo, en Mesrine, parte 1: Instinto de muerte y su secuela Mesrine, parte 2: Enemigo público nº 1).

5/10
Un golpe brillante

2013 | The Love Punch

La comedia de robos ha dado mucho juego en el cine, con grandes títulos como El quinteto de la muerte, Rufufú o la española Atraco a las tres. El londinense Joel Hopkins trata de recuperar el espiritu de los clásicos del género, especialmente de los filmes de los 60 Cómo robar un millón y La pantera rosa (a la que alude uno de los diálogos) en Un golpe brillante, tercer largo que escribe y dirige tras Jump Tomorrow y Nunca es tarde para enamorarse. En Un golpe brillante, Richard, divorciado que mantiene una excelente relación con su ex, Kate, ha planeado una feliz jubilación. Pero las acciones de su empresa caen en picado por culpa del nuevo dueño, un tiburón de las finanzas, que la ha hundido para sacar tajada. Con ayuda de Kate, y de un matrimonio de amigos, planea robar un valioso collar de diamantes que el causante de su desgracia le ha regalado a su prometida. Se agradece que Un golpe brillante tenga un tono más o menos amable, y también que apueste por la unidad familiar y que denuncie las prácticas empresariales abusivas al margen de la ley. Incluso puede servir como entretenimiento ligero para un espectador que tenga un día de pocas exigencias, y se conforme con ver lo bien que se conservan en su madurez Pierce Brosnan y Emma Thompson y poco más. Pero acumula clichés, y el director parece haber dado a los actores carta blanca para que suplan las carencias del libreto intentando hacer reír infructuosamente a base de gestos exagerados. El caso más extremo es el del gran Timothy Spall, desperdiciado en un personaje fácilmente suprimible del guión.  

4/10
Black Mirror (2ª temporada)

2013 | Black Mirror | Serie TV

Segunda temporada de la serie británica que anticipa un futuro que ya es presente, al estilo Ray Bradbury, y que apunta aspectos más que sombríos acerca de la realidad. De nuevo está detrás de los guiones Charlie Brooker. En "Vuelvo enseguida" se reflexiona acerca de la dificultad para aceptar la muerte de un ser querido, el marido de la protagonista, ante la falta de recursos para encajar esa pérdida se propone su sustitución por un software que primero simula correos electrónicos del fallecido, el siguiente paso son llamadas telefónicas con su voz, y a continuación, tal vez, una réplica sintética muy semejante a quien tanto se echaba de menos, casi, casi, igual, pero... "Oso blanco" es una historia que provoca el desconcierto en el espectador, la protagonista se despierta atada en una silla, y cuando se libera sufre una persecución implacable, sin que sepa cómo ha podido llegar a tal situación, aunque el seguimiento por numerosas personas que la fotografían y graban en vídeo con su móvil hacen pensar en algo parecido a la telerrealidad. La reflexión acerca de la justicia como espectáculo se clava en quien ve el film. Finalmente "El momento Waldo" hace pensar en el populismo que triunfa en la opinión pública ante los discursos vacíos de los políticos, lo que podría desembocar en una nueva suerte de totalitarismo. La idea de que un personaje animado al que pone voz un cómico deslenguado se convierte en el favorito para unas elecciones en el Reino Unido puede sonar descabellada, pero tal vez no lo sea tanto...

6/10
Amenaza terrorista

2012 | Cleanskin

 

Chatroom

2010 | Chatroom

William (Aaron Taylor-Johnson) es un joven con carisma. Un día otros jóvenes le conocen navegando por la red y de inmediato se hacen amigos, pero William no es el tipo de persona amable que parece. El japonés Hideo Nakata (The Ring) refleja las relaciones que existen en la actualidad, muchas de ellas fraguadas a través de la red, sin conocimiento previo de la persona que está al otro lado. Se muestran los peligros que esto acarrea y el exceso de confianza. El guion, elaborado a partir de una obra teatral de Enda Walsh, explota una premisa ya de por sí muy usada, pero de forma eficaz y creando una constante tensión.

5/10
Skeletons

2010 | Skeletons

Una curiosa película de fantasmas. Dos tipos especializados en expulsar espectros de armarios, van a encontrar auténticos "esqueletos", o sea, oscuros secretos familiares, en un armario. Una película singular, como mínimo.

5/10

Últimos tráilers y vídeos