IMG-LOGO

Biografía

Victor McLaglen

Victor McLaglen

72 años ()

Victor McLaglen

Nació el 10 de Diciembre de 1886 en Tunbridge Wells, Kent, Reino Unido
Falleció el 07 de Noviembre de 1959 en Newport Beach, California, EE.UU.

Premios: 1 Oscar

Oscar
1936

Ganador de 1 premio

Filmografía
Los italianos están locos

1958 | Gli italiani sono matti

Varios talianos, prisioneros en un campo de concentración, tratan de salvar la vida de un compañero. Para ello, deben construir una iglesia en dos horas. Comedia de fresco punto de partida, que sin embargo fracasa por culpa de un desarrollo poco inspirado.

4/10
Sea Fury

1958 | Sea Fury

El capitán de un remolcador inglés, que se encuentra amarrado en un puerto español, se siente atraído por una hermosa joven. El padre de ella bendice la unión esperando la oportunidad de hacerse con el buque. Sin embargo, la aparición de un apuesto marinero y de un navío lleno de explosivos que necesita ser rescatado, puede suponer alianzas inesperadas. Apañada película británica de aventuras con un reparto sólido en donde destaca Luciana Paluzzi (Chuka).

5/10
Bengazi

1955 | Bengazi

Un aventurero de oscuro pasado se une a un irlandés arruinado para encontrar un antiguo tesoro escondido en el desierto del Sáhara. Amena cinta de aventuras con elementos de drama que logra mantener el interés del espectador. Gran trabajo de la pareja protagonista, formada por dos grandes actores: Richard Conte y Victor McLaglen.

5/10
La novia salvaje

1955 | Many Rivers to Cross

Robert Taylor protagoniza este western en tono de comedia, donde encarna a un soltero de oro. Es un tipo duro, un cazador que pasa por el pueblo de Barren River en busca de pieles de animales. A pesar de su apariencia de solitario, Mary queda prendada y decide que no parará hasta que se case con él. No hay tiempo que perder, pues el predicador está de paso en el pueblo y es el momento ideal para contraer matrimonio, algo que de entrada no entra en los planes del duro personaje de Robert Taylor. El guionista Harry Brown había ganado el Oscar cuatro años antes por su trabajo en el drama Un lugar en el sol.

5/10
Lady Godiva

1955 | Lady Godiva of Coventry

Siglo XI. Lady Godiva le pide a su esposo, Leofric, conde de Chester, que baje los impuestos de los habitantes de Coventry, que no pueden pagarlos. Maureen O'Hara realiza una convincente interpretación como el personaje histórico que retrata esta cinta discreta pero eficaz, de Arthur Lubin (Agárrame ese fantasma).

5/10
El príncipe valiente

1954 | Prince Valiant

Filmada en technicolor y cinemascope, se trata de una de las muchas películas de aventuras realizadas en el Hollywood de la época, del estilo Ivanhoe (1952), Los caballeros del rey Arturo (1953) y Las aventuras de Quintin Durward (1955), todas ellas repleta de romance, acción, exquisito gusto por los diálogos y vibrante ritmo cinematográfico. El príncipe valiente es una simpática adaptación de las tiras de comic de Hal Foster, que cuenta las andanzas de un valiente príncipe vikingo al servicio del legendario rey Arturo (encarnado por Brian Aherne). Siempre deseoso de ser uno de los caballeros de la Tabla Redonda, el príncipe valiente tendrá que hacer frente a un complot en la corte encabezado por el malvado Caballero Negro (James Mason). La pareja protagonista está formada por Robert Wagner –con un peinado que nada tiene que envidiar al de Javier Bardem en No es país para viejos– y una Janet Leigh exuberante. El resto del reparto es de los que hacen época, con Sterling Hayden, Victor McLaglen y Debra Paget. Ejemplar guión de Dudley Nichols. En 1997 se estrenó otra versión titulada Las aventuras del Príncipe Valiente, absolutamente prescindible.

8/10
Rumbo a Java

1953 | Fair Wind to Java

Finales del siglo XIX. En la costa de la isla de Java, en las Antillas holandesas, el capitán de un barco mercante trata de dar con un tesoro hundido en las profundidades del océano, 10.000 piedras preciosas nada menos. Sólo hay una peguilla para llevar a cabo la exploración tranquilidad: un volcán cercano está a punto de entrar en erupción.Una peli de piratas y buscadores de tesoros, de las de toda la vida. No es que aporte demasiado, pero cumple sobradamente en la eterna lucha de buenos y malos. El interés amoroso de Fred MacMurray es Vera Ralston, una guapa esclava fugada del bando de los villanos.

5/10
El hombre tranquilo

1952 | The Quiet Man

Una de las obras maestras indiscutibles de John Ford, y canto de amor a Irlanda, la tierra de sus ancestros. El hombre tranquilo cuenta el regreso a tierras irlandesas del ex boxeador Sean Thornton, que desea dejar atrás su traumático pasado en Estados Unidos, y establecerse así en Inisfree, el lugar de los orígenes familiares, para vivir en paz. Enseguida echa el ojo a una temperamental pelirroja, Mary Kate Danaher, con quien querría casarse, pero las diferencias con su hermano Will por cuestiones de tierras parecen abocar al fracaso las posibilidades de que tal matrimonio se celebre algún día. El inimitable Ford sabe dotar la historia de El hombre tranquilo de una importante carga sentimental, sin hacerse en ningún momento cargante ni empalagoso. Su profundo y suave sentido del humor se hace presente en mil y un detalles, subrayados por el narrador, el católico padre Lonergan (perfecto Ward Bond), que mantiene una cordial rivalidad con el pastor anglicano. Son memorables la escena de amor en la vieja capilla una noche de lluviosa tormenta, y las peleas, especialmente la que tiene lugar en el prado. Y hay momentos realmente divertidos, como cuando el personaje de Michaleen Oge Flynn exclama: "¡Homérico!" tras echar un vistazo a la casa de Thornton... Durante todo el film, Ford homenajea la vida familiar, hogareña hasta el extremo, pintándola de modo idílico, pero aportando también buenas dosis de realidad. John Wayne y Maureen O'Hara hicieron una pareja magnífica, y John Ford ganó justamente el Oscar al mejor director; y además del premio a la fotografía, el film recabó otras cinco nominaciones a la estatuilla dorada.

10/10
Río Grande

1950 | Rio Grande

Un veterano coronel está al frente de un fuerte fronterizo que intenta parar los ataques de los apaches. Su hijo se alista en el regimiento, tras haber fracasado en la academia militar. Tras él, llega su madre, dispuesta a sacarle de allí, que se reencuentra con su marido después de muchos años de separación. Al mismo tiempo, la guerra se recrudece. Una de las mejores películas del Oeste del maestro John Ford, que forma parte de su célebre "Trilogía de la caballería" junto con Fort Apache y La legión invencible. Se trata de una historia de fondo muy familiar, donde John Wayne forma una pareja excepcional con Maureen O'Hara, al igual que en El hombre tranquilo.

8/10
La legión invencible

1949 | She Wore a Yellow Ribbon

El capitán Nathan Brittles está en vísperas de retirarse. Pero antes los indios le van a dar mucho quehacer. Nostálgico western de John Ford, el segundo de la llamada "trilogía de la caballería", junto a Fort Apache y Río Grande. Tiene escenas excelentes como los diálogos de Wayne ante la tumba de su esposa muerta, el momento en que sale por dos veces a pasar revista a las tropas que aguardan en el exterior, o la tormenta en Monument Valley.

7/10
Fort Apache

1948 | Fort Apache

Llega a Fort Apache un nuevo oficial: el coronel Thursday, un tipo estirado, que considera su destino actual como un castigo, y que desea brillar allí lo antes posible para poder irse enseguida a cualquier otro lugar. Está dispuesto a hacerlo a costa de los indios y de sus propios hombres. Por ejemplo del capitán York, enviado a negociar con el gran guerrero Cochise; una vez conseguido el compromiso para parlamentar, Thursday desoía todos los consejos, y decidía luchar con los indios. John Ford inició con este film su conocida “Trilogía de la caballería”, integrada además por La legión invencible y Río Grande. El personaje de Thursday estaba inspirado, obviamente, en el general Custer, muerto en la célebre masacre de Little Big Horn. El director empezaba a trabajar esa idea, que tendría su máxima expresión en El hombre que mató a Liberty Valance, de que la leyenda muchas veces ayuda más a la nación que los hechos reales. Por eso aseguraba que “al país le conviene tener héroes a los que admirar. Como Custer, un gran héroe.” El film probaba una vez más el aprecio de Ford por los indios, a los que dibujaba dotados de una gran honorabilidad. En unas notas que pasó al escritor James W. Bellah, en uno de cuyos relatos se inspiraba el film, describía así a los navajos: “Son grandes jinetes, buenos actores... tienen el pelo largo y, lo mejor de todo, es que creen en mí”.

8/10
Débil es la carne

1947 | The Foxes of Harrow

Adaptación de una célebre novela de Frank Yerby, en una película bastante maltratada por la crítica americana en su estreno. Sin embargo, vista con perspectiva actual, y a pesar de sus excesos, constituye otra interesante muestra de la capacidad de su director para encauzar con talento y serenidad los cauces del melodrama más inverosímil. De este modo pinta un Sur de los Estados Unidos donde pervive la esclavitud, pero que se acerca inevitablemente a su final, lo que se palpa en las escenas de pánico por la crisis económica.Su trama se desarrolla en el Nueva Orleáns del siglo XIX, cuando el jugador profesional Stephen Fox, nacido de una relación extramarital, gana una inmensa plantación tras una partida de cartas. Instalado en esta propiedad, contrae matrimonio con la bella Odalie, una dama de alta sociedad sureña. Sin embargo, en la misma noche de bodas, su antiguo compañero de pillerías aparecerá en el lugar dispuesto a quedarse, lo que pone en peligro la estabilidad del hogar recién creado. Atención especial merece la esmerada fotografía en blanco y negro de Joseph La Shelle; así como la dirección artística de Lyle Wheeler, Maurice Ransford, Thomas Little y Paul S. Fox, que fue nominada al Oscar; véase en tal sentido la secuencia final en que se recoge la caña de azúcar en medio de un fuerte vendaval. Rex Harrison da bien el tipo de 'trepa' que alcanza una buena posición, mientras que Maureen O'Hara es la mujer de fuerte carácter que suele representar, pero con fragilidad femenina e instintos maternales.

6/10
Calendar Girl

1947 | Calendar Girl

Musical de serie B producido por la Republic, en una época en que lo mejor del género ya había sido suficientemente explotado en los años 30, y sólo quedaba espacio para los grandes espectáculos de canciones de la Metro. A pesar de todo, se incluyen en su trama algunas conocidas melodías como “Have I Told You Lately?”, “Calendar Girl” –que da título al film– y “A Bluebird Is Singing to Me”, escritas por los célebres compositores Jimmy McHugh y Harold Adamson. En el siglo XIX encontramos a dos amigos, Johnnie y Steve, que marchan a Nueva York para hacer fortuna. Mientras uno se encarga de escribir canciones, el otro las interpreta. Cuando ambos se enamoran de la misma chica, su relación se deteriora.

4/10
Señal de parada

1946 | Whistle Stop

Mary llega en tren a su pueblecito, Ashbury, procedente de Chicago, en donde ha pasado dos años. Ha vuelto para vender su casa, que tiene alquilada. En el pueblo dos hombres se disputan su amor: Kenny, el verdadero hombre al que ella ama, pero que no tiene dinero y no hace nada de provecho, y Lew, el rico del pueblo y enemigo acérrimo de Kenny. Estupenda muestra del cine clásico de los 40, con una bellísima Ava Gardner como protagonista (el mismo año en que rodó Forajidos) y unos sólidos acompañantes, en especial George Raft (Scarface, el terror del hampa). Cine negro barato, casi de serie B, pero con una historia sencilla que atrapa, escrita por Philip Yordan, y una fotografía en blanco y negro muy cuidada, evocadora.

6/10
La princesa y el pirata

1944 | The Princess and the Pirate

Unos piratas atrapan a un pobre joven (Bob Hope). En su cautiverio conocerá a una bella prisionera, toda una princesa. Los azares del destino harán que Hope acabe convirtiéndose en el jefe de los bucaneros. Mientras, el verdadero capitán trama una terrible venganza. La acción desencadena una serie de ingeniosas situaciones cómicas. Esta comedia concebida para el lucimiento de su protagonista, Bob Hope, cuenta con la divertida interpretación de Walter Brennan como pirata.

6/10
Tampico

1944 | Tampico

Drama bélico con tintes románticos donde Edward G. Robinson interpreta al capitán de un barco petrolero. Tras el naufragio de otro navío, el petrolero rescata a una bella joven. El capitán se enamora de ella y decide pedirle matrimonio. Cuando el petrolero se hunde también, ella se convierte en la principal sospechosa ya que no tiene identificación. Pero el enamorado capitán está dispuesto a demostrar su inocencia por lo que realiza una exhaustiva investigación de su tripulación. Lo que descubre resulta bastante doloroso, pues alguien muy cercano a él trabaja para los alemanes.

5/10
Siempre y un día

1943 | Forever and a Day

Rodada en pleno apogeo de la Segunda Guerra Mundial, se trata de un título de claro componente patriótico en el que aparecen rostros conocidos como los de Buster Keaton, Merle Oberon, Charles Laughton, Elsa Lanchester, Ray Milland y Cedric Hardwicke. Todos ellos donaron sus ganancias para sufragar los gastos del frente de guerra británico, al igual que sus siete directores y 21 guionistas.  La idea central es la historia de una vieja casa construida en Londres en 1804 y semidestruida en 1940 por la aviación alemana. A través de los tiempos pasan por ellas toda clase de personajes, cada uno con sus historias cómicas, sentimentales y dramáticas, pasando por etapas como las de la guerra de los Boer y la Gran Guerra. Como suele suceder en estas cintas de episodios, algunos son mejores que otros aunque destaca el dirigido por René Clair.

6/10
Powder Town

1942 | Powder Town

Película basada en una novela de Max Brand, que transcurre en la Segunda Guerra Mundial –de hecho, el film está rodado en plena contienda–, cuando unos agentes nazis secuestran a un científico con idea de que les ayude en sus experimentos. Para que no escape, se le asigna un peculiar guardián. Cine de espías con aires patrióticos que, sin embargo, a diferencia de otras tramas similares, está tratado en tono de comedia. Si bien no acaba de funcionar en ninguna dirección concreta. Producida por la RKO, fue reduciendo gastos de producción hasta quedar reducida a la serie B. A pesar de todo destaquemos el solvente reparto, con Edmond O'Brien como el científico y Victor McLaglen como su guardián.

4/10
Infierno en la Tierra

1942 | China Girl

Las andanzas de un periodista yanqui en el lejano Oriente durante la Segunda Guerra Mundial, incluidos sus lances amorosos. Será capturado por los japoneses durante la invasión de Burma. El film del siempre interesante Henry Hathaway está filmado antes de Pearl Harbour, y de alguna manera preparaba a la población para el futuro bélico. La trama tiene elementos románticos y de cine negro que la hacen atractiva, con buenos diálogos de Ben Hecht.

6/10
Gunga Din

1939 | Gunga Din

La quintaesencia del cine de aventuras, basado en un poema de Rudyard Kipling. Su trama se sitúa en la India colonizada por los ingleses, con sucesivas revueltas por parte de algunos grupos nativos. Para controlar la situación, el ejército envía a una expedición donde se encuentran tres sargentos, inseparables amigos: Cutter (Cary Grant), MacChesney (Victor McLaglen) y Ballantine (Douglas Fairbanks Jr.). Uno de sus miembros es el joven Gunda Din (Sam Jaffe), un nativo encargado del agua pero que sueña algún día con ser un gran soldado. Pronto tendrá la ocasión de demostrar su heroísmo. Costosa producción de dos millones de dólares de la RKO, que acabaría convertida en uno de los sellos de identidad de la compañía y en su película más taquillera. Fue rodada durante tres meses y medio en unas duras condiciones de trabajo en el denominado Valle de la Muerte, en California, donde la piel de los extras era ungida de betún para dar la sensación de que eran auténticos hindúes. Oscar a la mejor fotografía en blanco y negro para Joseph H. August.

10/10
El gran jefe

1939 | The Big Guy

Bill Whitlock trabaja como guardia en una prisión. A sus manos llega el botín de un robo, que debe devolver para evitar que Jimmy Hutchins, un hombre inocente, sea enviado a la silla eléctrica. Film carcelario de interesante planteamiento, resuelto con corrección, con actores adecuados.

5/10
Vamos a ser ricos

1938 | We're Going to Be Rich

4/10
La contraseña

1937 | This Is My Affair

Largometraje de ribetes históricos que narra un suceso donde se vieron involucrados dos presidentes de Estados Unidos: William McKinley (en el cargo de 1897 a 1901) y Theodore Roosevelt (1901-1909). En el mismo, un teniente de la Marina tenía la misión de descubrir a una importante banda de atracadores de bancos cuyas acciones estaban poniendo en peligro la viabilidad de la economía del país. El film se rodó en pleno romance entre sus dos estrellas: Robert Taylor –como el heroico teniente– y Barbara Stanwyck, con apasionadas escenas de amor que eran minuciosamente analizadas por la prensa amarilla de turno. La actriz, que encarna a una bailarina y cantante, interpreta en el film la canción “I Hum a Waltz”. El resto del reparto lo conforman tres renombrados secundarios como Victor McLaglen, Brian Donlevy y John Carradine.

5/10
Bajo dos banderas

1936 | Under Two Flags

Entretenida y a ratos divertida película de aventuras que narra la vida y amores de un soldado de la Legión Extranjera. Se trata del sargento Victor (Ronald Colman), de quien se enamora la joven Cigarette (Claudette Colbert). Pero el Major Doyle (Victor McLaglen) también la pretende y eso enemistará a los dos soldados. Entre medias andará también una aristócrata (Rosalind Russell), de quien Victor se enamorará. La guerra y el amor siempre se han llevado bien, y si la historia reúne a cuatro formidables intérpretes, como es el caso, el resultado sólo puede ser satisfactorio. Se trata de una adaptación de la novela homónima del inglés Ouida.

6/10
El delator

1935 | The Informer

Los remordimientos  nacidos de la traición son el detonante de uno de los grandes dramas de John Ford. La  composición plástica es impecable. Y en la caracterización del antihéroe, en contraste con los más nobles ideales, rezuma el mejor estilo fordiano.

8/10
Bajo presión (1935)

1935 | Under Pressure

Un grupo de hombres trabaja en un proyecto bajo tierra, construyendo un túnel desde Brooklyn hasta Manhattan. Las rencillas entre dos compañeros no tardan en aparecer cuando ambos se enamoren de la misma mujer. Raoul Walsh dirige este drama con guión de Billy Wilder, entre otros.

4/10
Soldado profesional

1935 | Professional Soldier

En un imaginario reino europeo sus gobernantes en la sombra contratan al soldado de fortuna Michael Donovan para que secuestre a su príncipe heredero. Sin embargo, cuando Michael descubre que la intención de los que le han pagado consiste en asesinar al joven, se convertirá en su aliado y, juntos, acabarán con los malvados conspiradores al trono. Adaptación de una historia escrita por Damon Runyon (que recuerda en algunos momentos a 'El prisionero de Zenda') y que le sirve a Tay Garnett para demostrar su destreza en el cine de aventuras, con estupendas escenas de acción. En su reparto encontramos al joven de nueve años Freddie Bartholomew, que un año después alcanzaría el estrellato con El pequeño Lord, y a una Gloria Stuart que no llegaría a la fama hasta los 87 años con Titanic (1997).

6/10
El crimen del Vanities

1934 | Murder at the Vanities

Adaptación al cine de una popular obra de Broadway escrita por Earl Carroll. Aunando suspense y canciones, encontramos a un detective (Victor McLaglen) que investiga una serie de asesinatos en el marco de un espectáculo musical que acaba de estrenarse. Por supuesto, al final el culpable es quien menos se imagina el espectador, en la mejor tradición del género. Entre los números musicales sobresale la aparición de Duke Ellington y su orquesta interpretando, junto a Gertrude Michael, una curiosa versión de la Segunda Rapsodia Húngara de Liszt. Fue una de las primeras películas del director Mitchell Leisen (1898-1972), uno de los descubrimientos de la comedia de la edad de oro gracias a Medianoche (1939), aunque después es cierto que contó con título irregulares que le hicieron perder parte del prestigio ganado.

6/10
La patrulla perdida

1934 | The Lost Patrol

Un grupo de soldados ingleses cruzan el desierto de Mesopotamia en plena Primera Guerra Mundial. Cuando el oficial de la patrulla muere de un disparo, los soldados han de seguir la ruta solos, temiendo por sus vidas, pues el camino es desconocido y hostil. Buen ejemplo de lucha y superación de un grupo de soldados en este film bélico del gran John Ford (La diligencia). El ánimo de los hombres va decayendo debido a las bajas que va sufriendo la patrulla, y la constante muerte acechando silenciosa, pero entenderán que solo el apoyo mutuo y el deseo de permanecer unidos será lo que les ayude a sobrevivir. Victor McLaglen (El delator), Wallace Ford y el Frankenstein más conocido, Boris Karloff, protagonizan la cinta. Destaca la música de Max Steiner, nominada al Oscar en 1935.

7/10
Mientras París duerme

1932 | While Paris Sleeps

Interesante film de serie negra, que toma como argumento el tráfico de mujeres, un tema que no sería recurrente en el cine hasta después de la censura, en títulos como Ashanti- Ébano (1979) y Harem (1985). En esta ocasión la acción tiene lugar en París, cuando un preso llamado Jacques Costard (Victor McLaglen) escapa de la cárcel con el objetivo de salvar a su hija Manon (Helen Mack) de una banda de delincuentes que la ha raptado para servir en redes de prostitución. Algo que no será fácil porque no sabe adónde han llevado a la muchacha. Además, para enredar las cosas, ella cree que su padre murió como un héroe en la Primera Guerra Mundial.

6/10
The Slippery Pearls

1931 | The Slippery Pearls

Un detective investiga el robo de unos diamantes que pertenecen a la actriz Norma Shearer. Corto rodado con el objetivo de recaudar fondos para la atención a artistas enfermos de tuberculosis. Reúne a grandes actores como Edward G. Robinson, Joan Crawford y la citada Norma Shearer –que se interpretan a sí mismos– con astros de la comedia, como el Gordo y el Flaco y Buster Keaton. También se conoce por el nombre "The Stolen Jools".

5/10
Fatalidad

1931 | Dishonored

Maria, una mujer de la calle, es fichada por los servicios secretos austrohúngaros para ejercer de espía bajo el nombre clave de X27. Utilizando sus encantos descubrirá altos mandos que traicionan a su país, pero su modo personal de "trabajar" podría acabar pasándole factura. Josef von Sternberg y Marlene Dietrich volvieron a coincidir en su segunda película en Hollywood, que por la temática era casi la respuesta de Paramount a Mata Hari, otra de mujer espía, con Greta Garbo. Dietrich demuestra lo sensacional actriz que es en el pasaje en que simular ser una campesina venida a la ciudad para trabajar como criada, lo que le sirve para seducir a un oficial; pues transmite en esos momentos una imagen diferente a la que nos tiene acostumbrados, de mujer fatal. Von Sternberg utiliza con estilo elementos expresionistas en más de un pasaje, y la música se revela esencial, pues una partitura le sirve a X27 para codificar la información que recopila. Magnífico el desenlace, fuertemente romántico, lleno de vigorosos detalles como la venda que seca las lágrimas del joven teniente.

7/10
Malvada

1931 | Wicked

La perdición –y maldad de su título– de Margot Rande no es otra que su díscolo hijo. Cuando el muchacho atraca un banco, la madre le protege disparando accidentalmente a un policía. Condenada a veinte años de prisión, la mujer es sometida a todo tipo de vejaciones por culpa de guardianas sin escrúpulos. Un abogado intentará reducir su condena, pero las cosas se complican cuando ella tiene un niño mientras está entre rejas. Contundente melodrama de apenas una hora de duración y donde el director Allan Dwan contó con el protagonismo de la estrella Elissa Landi como la desafortunada protagonista. Además, como secundario encontramos al gran Victor McLaglen, que volvería a coincidir con Dwan en Mientras París duerme.

6/10
Una novia en cada puerto

1928 | A Girl in Every Port

Dos marineros, íntimos amigos, se buscan novias distintas en cada puerto al que llega su barco. Está considerada la primera obra de Howard Hawks sobre su tema favorito, el compañerismo entre profesionales, que trató magistralmente en películas como ¡Hatari! o Sólo los ángeles tienen alas. Fue todo un éxito. "Recuperamos la inversión en un solo cine", recuerda Hawks. Al parecer, este film le granjeó a Hawks la enemistad de Winnie Sheehan, jefe de producción de Fox. "En una escena tiraban a un poli al agua. A Sheehan, que había sido comisario de policía en Nueva York, aquello no le gustó. Cuando salió del preestreno dijo que era la peor película que Fox había hecho jamás. Así que yo no le caía demasiado bien. Y cada vez que tenía una historia, él me la tiraba por los suelos", explica Hawks.

4/10

Últimos tráilers y vídeos