IMG-LOGO

Biografía

Woody Strode

Woody Strode

80 años ()

Woody Strode

Nació el 25 de Julio de 1914 en Los Ángeles, California, EE.UU.
Falleció el 31 de Diciembre de 1994 en Glendora, California, EE.UU.
Filmografía
Rápida y mortal

1995 | The Quick And The Dead

Ellen (Sharon Stone) es una implacable pistolera que no duda un momento a la hora de apretar el gatillo. Un suceso de su infancia le ha hecho crecer con la idea de la venganza en su cabeza. Se ha preparado toda su vida para el momento cumbre, en que tendrá que rendir cuentas con un peligroso bandido. Con este fin, cabalga hasta Redemption, donde el poderoso Herod (Gene Hackman) a organizado un terrible torneo. Este consiste en un duelo entre pistoleros provenientes de todos los rincones del país. El premio es un montón de dinero y un lugar asegurado en la vitrina de los pistoleros más famosos del Oeste. Herod dicta las normas, y sólo uno de ellos saldrá con vida del torneo. Un western moderno realizado a la medida de la imponente Sharon Stone, que se enfrenta al soberbio Gene Hackman, Destaca además la presencia de actores de la talla de Russell Crowe, Gary Sinise y Leonardo DiCaprio. La acción está asegurada. Recomendada sobre todo para los fans de Sharon Stone, peligrosamente seductora.

6/10
Renegados

1993 | Posse

Unos cuantos hombres que se conocieron en la Guerra de Cuba entre Estados Unidos y España, huyen de América después de apropiarse del oro de un cargamento que estaban encargados custodiar bajo las órdenes de un corrpto coronel. Cuando al cabo del tiempo regresan a su tierra, la ira del coronel aún no se ha disipado. Violento producto dirigido y protagonizado por Mario Van Peebles, que entrega un western discreto aunque rodado con ritmo e intensidad. Cuenta además con una platea de actores con suficiente atractivo.

4/10
Viejos recuerdos de Luisiana

1987 | A Gathering of Old Men

En los años 50, en el Sur de los Estados Unidos, el conflicto racial va adquiriendo cada vez más fuerza. Cuando un granjero blanco aparece asesinado, Mathu, uno de sus jornaleros, es señalado como el principal sospechoso. El sheriff de la localidad le arresta ante una multitud que aboga por linchar directamente al acusado sin esperar a un juicio. Ante esta situación, los amigos de Mathu, convencidos de su inocencia, deciden declararse culpables del crimen. Adaptación de la novela “Gathering of Old men”, escrita por Ernest J. Gaines, un prominente profesor afroamericano nacido en Luisiana en 1933. Sus actores rayan a gran altura: el veterano Richard Widmark como el sheriff, Holly Hunter como una mujer que quiere evitar la muerte de inocentes, y Louis Gossett Jr. (inolvidable instructor en Oficial y caballero) que fue nominado a un premio Emmy.

6/10
Cotton Club

1984 | The Cotton Club

Nueva York, finales de la década de los 20. Dixie Dwyer es un trompetista de jazz que por casualidad salva a un importante mafioso de un intento de asesinato. Atrapado entre diferentes facciones del hampa, se enamora además de la amante del mafioso en cuestión, Vera. Las cosas mejoran cuando el mítico dueño del Cotton club, Owney Madden, le echa una mano para triunfar como actor de Hollywood. Francis Ford Coppola retorna con este film al cine de gángsters que tan buenos resultados le ha dado en la saga de El padrino. De hecho, hay una escena de montaje paralelo, un baile de claqué al que acompañan varios crímenes, que sigue la pauta de la célebre secuencia del bautismo en la película de la familia Corleone. Además, el film es casi un musical, con célebres temas de jazz, numeros de claqué, bailarinas fantásticas y ese ambiente de ensueño en el Harlem del mítico club nocturno Cotton Club.

7/10
El felino

1979 | Jaguar Lives!

Un hombre experto en kung fu se pone en marcha para salvar al mundo de una banda de gansters traficantes de droga. Inusual coproducción entre Estados Unidos y España, dirigida por el norteamericano Ernest Pintoff, con buen reparto internacional. El resultado, sin embargo, es más bien pobre. Sólo recomendada para nostágicos de las películas baratas de acción de artes marciales.

3/10
El planeta de los buitres

1979 | Ravagers

Cinta postapocalíptica más bien cutre, describe un mundo desolado y dividido en dos bandos que están todo el día pegándose. En éstas un aventurero y su chica buscan la mítica "Tierra del Génesis", una suerte de utópico paraíso terrenal.

3/10
Keoma

1976 | Keoma

Keoma, de sangre india, fue criado por un hombre blanco y odiado por sus tres hermanastros. Tras combatir en la guerra de secesión, al regresar a su pueblo le esperan nuevos desafíos. Spaguetti-western del especialista Enzo G. Castellari, protagonizado por un Franco Nero que da el pego como indio.

5/10
El arreo más largo

1976 | The Quest: The Longest Drive

Los hermanos Beaudine ven cómo el ranchero Hatcher es asesinado. Ante esta situación deciden seguir continuando ellos con el traslado del ganado. Durante su recorrido se enfrentaran a todo tipo de obstáculos. Discreto western protagonizado por el siempre sólido Kurt Russell.

5/10
La espía se desnuda

1975 | Colpo in canna

Una azafata aérea se ve envuelta, contra su voluntad, en una guerra entre gangsters rivales. Subproducto de acción, con la legendaria Ursula Andress encabezando al reparto junto con Woody Strode, protagonista de El sargento negro, de John Ford. El tono es de comedia ligera, con algún momento de acción bastante blanca, y donde se pone especial énfasis en el componente erótico, con la actriz sueca enseñando varias veces su anatomía.

3/10
El halcón de invierno

1975 | Winterhawk

Montana, 1845. "Halcón de invierno", jefe de los indios pies negros, comanda una expedición en busca de un remedio para curar la viruela, que está diezmando a su pueblo. Por el camino, sin embargo, serán atacados y únicamente él sobrevivirá. La venganza está servida. Entretenido western, seco y violento al estilo de los años 70, que cuenta con magníficos actores aunque ninguno de ellos fuera considerado una estrella.

5/10
Los vengadores (1972)

1972 | The Revengers

Entretenido western del artesano Daniel Mann, con formidable plantel de actores, entre los que destacan William Holden (El crepúsculo de los dioses), Ernest Borgnine (Marty) y la pelirroja Susan Hayward (Las nieves del Kilimanjaro), en el que fue su último papel para el cine. La historia narra las aventuras de un grupo de ex convictos que cabalgarán con su liberador. Éste es un hombre que ha visto cómo un grupo de comanches, a las órdenes de un asesino blanco, ha masacrado a su familia, y no descansará hasta vengarse del culpable. La trama trae algunas reminiscencias de Grupo salvaje.

4/10
Nuestro hombre en Milán

1972 | La mala ordina

Dos asesinos a sueldo son enviados desde Nueva York hasta Milán para matar a un delincuente que se ha quedado con un al¡jo de droga. Sin embargo, cuando llegan a Italia las cosas serán distintas de lo que parecen. Coproducción italoalemana, que tiene buenas dosis de violencia y que cuenta con un guión apañado que mantiene la intriga.

6/10
La quebrada del diablo

1971 | The Deserter

Curioso western producido por Dino de Laurentiis y coproducido por Italia, Estados Unidos y Yugoslavia. Se trata de un film violento sobre un ex capitán del ejército que es apartado de la milicia por rebelarse ante un superior. Sin embargo, se le da una oportunidad para redimirse conduciendo un cargamento por territorio apache. Sorprende de veras el nutrido reparto de rostros conocidos, algunos de ellos pertenecientes a actores de John Ford, como Woody Strode o Patrick Wayne. En un pequeño papel de general aparece también el director John Huston (La reina de África).

4/10
La puerta del infierno

1970 | Ciakmull - L'uomo della vendetta

Unos atracadores vuelan las puertas de un manicomio y cuatro internos consiguen escapar. Curiosamente los cuatro irán tras la pista de los bandidos. Curiosísimo spaghetti western servido por el director Enzo Barboni, con su habitual toque de humor, no se olvide que es el responsable de la trilogía de Le llamaban Trinidad. Aquí ofrece acción, tiroteos y risas en justa connivencia, y además reúne a unos cuantos intérpretes de la época que triunfaron en el género.

5/10
La colina de las botas

1969 | La collina degli stivali

Uno de los westerns cómicos de Terence Hill y Bud Spencer. Hill intenta evitar que un grupo de mineros sea engañado por una panda de facinerosos. Le ayuda la gente de un circo. Humor blanco garantizado.

4/10
Che!

1969 | Che!

Este biopic del Che Guevara, acometido por Richard Fleischer, es una auténtica rareza fílmica, que permite ver a Omar Sharif y a Jack Palance en las pieles del Che y de Fidel Castro respectivamente, en la época conjunta de los dos líderes revolucionarios.

5/10
Shalako

1968 | Shalako

Un choque entre dos mundos. Un western diferente, ya que da una visión del Oeste Americano a través de los ojos del viejo mundo. Se trata de la adaptación de la conocida novela homónima de Louis L'Amour, que se inspira en hecho reales bien documentados, son conocidas las incursiones en el Oeste de gente como el gran duque ruso Alexis, o de escritores como Charles Dickens y Oscar Wilde.Shalako es un ex-oficial de la caballería de Estados Unidos, que escolta a un grupo de aristócratas europeos que viajan por Nuevo México en lo que podría denominarse el turismo de la época. Se entretienen cazando, lo que supone romper el tratado con los indios, lo que no parece importarles, al fin y al cabo, dicen, "son unos salvajes". Inducidos por el guía para refugiarse en una reserva apache, el grupo es atacado por los indios... ¿Quién sobrevivirá?Se trata de un western que insiste en el tema tan querido al género, de la frontera, donde serían los decadentes aristócratas y sus anfitriones los que colisionan con los indios y el guía, representantes de un estilo de vida que se resiste a desaparecer. En el reparto, dos nombres legendarios en el Séptimo Arte: un joven Sean Connery y una Brigitte Bardot resplandeciente.

6/10
Hasta que llegó su hora

1968 | C'era una volta il West

Después de su trilogía del Oeste compuesta por Por un puñado de dólares, La muerte tenía un precio y El bueno, el feo y el malo, Sergio Leone empezaba a estar un pelín cansado de que le etiquetaran como el rey del spaghetti-western. Pero no tuvo más remedio que volver a los caminos polvorientos y al entrañable Monument Valley donde John Ford enmarcara muchos de sus memorables filmes. El resultado fue una impactante película, Hasta que llegó su hora. Durante mucho tiempo, Leone fue considerado como un director efectista y menor. Pero el éxito de Sin perdón de Clint Eastwood, que éste dedicó al italiano y a Don Siegel, ayudó a cambiar esta percepción. En efecto, Leone demuestra ser un excelente creador de atmósferas, con un espléndido uso de los sonidos naturales, y de la música de Ennio Morricone. Ejemplar a tal respecto es la secuencia de apertura, en que tres matones aguardan en una estación desierta la llegada de un hombre. Por otro lado, Leone utiliza el formato panorámico como nadie, tanto para generosos planos generales, como para primerísimos planos donde la fuerza de los rostros, que parecen tallados en roca, es muy poderosa. El film narra la llegada de una joven (guapísima Claudia Cardinale) al rancho de su futuro marido, viudo con tres hijos. Pero los encuentra muertos. Un asesino brutal (increíble Henry Fonda, en un cambio de registro notable), conchabado con los constructores del ferrocarril, los ha matado para quedarse con sus tierras, un erial revalorizado por el próximo paso cercano del “caballo de hierro”. Por distintas razones, dos tipos ayudan a la desconsolada viuda, que quería al fin sentar la cabeza y dejar su disipada vida de prostituta: Cheyenne (el sólido Jason Robards, que había destacado como Doc Hollyday en La hora de las pistolas) y Armónica (Charles Bronson, mejor que nunca como misterioso personaje que toca la armónica, y que nadie sabe lo que quiere). En la escritura del guión se produjo una asociación insólita: Dario Argento, Bernardo Bertolucci, y el propio Leone. El director explicaba así su elección de Fonda como el asesino: “El espectador ha de quedar impresionado al instante por el enorme contraste entre su implacable personaje y su rostro, el de un actor que durante muchos años ha simbolizado la justicia y la bondad”.

8/10
Los profesionales

1966 | The Professionals

1917. El millonario Joe Grant contrata a cuatro expertos mercenarios. Su misión consiste en rescatar a la mujer de Grant, secuestrada por Raza, un rebelde mexicano. Dos de los mercenarios habían luchado junto a Raza por la causa de ese país. El choque del idealismo con la vida real y la lealtad son los temas que trata esta adaptación de la novela 'A Mule For the Marquesa', de Frank O'Rourke. Está escrita, producida y dirigida por el todoterreno Richard Brooks (La gata sobre el tejado de zinc).

6/10
7 mujeres

1966 | 7 Women

Verano de 1935. En la frontera entre China y Mongolia un grupo de piadosas mujeres trabaja en una misión. Se trata de una zona peligrosa, infestada de bandidos y señores de la guerra. A su requerimiento de que venga un médico a trabajar con ellas, se presenta Cartwright, una mujer moderna, que choca con su mentalidad. Pero el verdadero valor de este grupo de mujeres se podrá comprobar cuando Tunga Khan, un malhechor, se presenta en la misión. El título que cierra la maravillosa filmografía de John Ford, no siempre bien comprendido por la crítica, que lo tachó de enfático y previsible. En realidad se trata de un trabajo muy personal del cineasta, donde aborda el tema de las ideas religiosas, lo que entronca con su también muy querido El fugitivo (1947). Ford logra que nos interesen todos los personajes, incluso el de la señorita Andrews, la estricta jefa de la misión. Se abordan temas como el del sacrificio, y las ideas distintas que se pueden tener acerca de lo correcto, el espíritu sopla donde quiere y tal. Desde luego, resulta un film atípico en Ford, que nunca trabajó con tantas mujeres en papeles principales, entre las que destaca Anne Bancroft.

7/10
El hombre que mató a Liberty Valance

1962 | The Man Who Shot Liberty Valance

En El hombre que mató a Liberty Valance, James Stewart interpreta a un abogado que resulta herido tras el ataque a una diligencia. Es un hombre con convicciones, y jura atrapar al forajido responsable del robo. Pero él es un ciudadano civilizado que no entiende de pistolas, y necesita la ayuda de alguien al que no le cueste apretar el gatillo. El hombre adecuado es un forzudo, tan bravucón como implacable con los puños y con el revólver. El problema es que el malvado se llama Liberty Valance (Lee Marvin), y es uno de los más temidos del Oeste. La atractiva mujer interpretada por Vera Miles creará un conflicto entre el torpe Stewart y el duro Wayne. Aunque al principio no fue elogiada por la crítica ni considerada por el público, El hombre que mató a Liberty Valance se ha convertido en uno de los títulos más significativos del maestro del western, John Ford. Su tono crepuscular, el contraste entre salvaje oeste y civilización, el explicar cómo se forjan las leyendas, configura una historia de rara belleza. Otras de las películas de Ford convertidas ya en hitos del cine son La diligencia (1939), El hombre tranquilo (1952) o Centauros del desierto (1956). Es una película cumbre absoluta, que cuenta con un magnífico reparto de especialistas en el género. Tiene tensión, mezcla de emociones y, sobre todo, el brillante retrato de unos personajes peculiares y atractivos que Ford hacía como nadie.

10/10
Misión en la jungla

1961 | The Sins of Rachel Cade

Típica historia de monjas en un peligroso y exótico lugar de misión. En este caso, la película se basa en la novela de Charles Mercer, en la que una joven misionera llamada Rachel abandona Kansas para ir a ayudar en una misión al Congo. Cuando llega a África entrará a trabajar de enfermera junto al Dr. Bikel. Pero cuando éste muere al poco tiempo de un ataque al corazón, Rachel se verá al frente del difícil trabajo. Se trata de uno de los primeros papeles protagonistas de la bella Angie Dickinson (La jauría humana), la cual sale airosa del reto. Los secundarios cumplen y dirige con estilo Gordon Douglas (Río Conchos).

5/10
Dos cabalgan juntos

1961 | Two Rode Together

Territorio de Texas, a principios de 1880. Son los tiempos en que sólo los tipos duros sobreviven en el salvaje Oeste norteamericano. Richard Widmark es el Jim Gary, un valiente aunque algo tieso teniente de caballería que, presionado por sus familiares y atendiendo las órdenes de su superior, pretende rescatar a un grupo de hombres y mujeres blancos que fueron secuestrados por los comanches cuando apenas eran unos niños. No le resulta muy difícil darse cuenta de que su empresa es imposible sin contar con la ayuda de alguien que conozca el terreno. Y el tipo adecuado parece ser Guthrie McCabb, sheriff algo escéptico y que con alma mercenaria trabaja cuando hay dinero de por medio –lo interpreta James Stewart–, ideal para formar un equipo de rescate. El sheriff se muestra duro y vaticina que los candidatos a ser rescatados se habrán convertido en unos salvajes, pero con alguna artimaña el teniente logra convencerle. Juntos emprenden un complicado viaje, en el que deberán superar multitud de contrariedades. Un excelente western del rey del género, John Ford, uno de los grandes directores de la historia del cine. Cuenta con una pareja protagonista de lujo. Como era característico en Ford, hay acción y emotividad. Sus personajes no son marionetas al servicio del desarrollo de la historia, sino que están muy bien perfilados y se puede escarbar en su interior. No es su western más recordado, pero es que compite con otros títulos del director, como La diligencia (1939), Fort Apache (1948), Centauros del desierto (1956) o El hombre que mató a Liberty Valance (1962). Entretenido, original y con personajes, especialmente el de Stewart, muy alejados de lo convencional. Supone toda una reflexión acerca de cómo un cambio en la educación cuando se es niño, puede suponer una transformación radical, pero a Ford, que maneja un guión de unos de sus colaboradores habituales, Frank S. Nugent, no le duelen prendas al señalar que a veces los comanches pueden mostrar un comportamiento más noble que las personas supuestamente civilizadas. La frase que le dice el oficial a McCabb sobre Gary -"esperaba que le enseñara que el único que puede hacer de Dios es Dios"-, en ese intento de recuperar a los que fueron tiernos infantes y ahora son adultos muy diferentes, resulta muy elocuente. Arriesga desde luego en el climático final del linchamiento de un blanco criado por los indios, al que el único lazo que le une con su pasado resulta ser la caja de música que conservaba su hermana. Entre los típicos elementos fordianos no falta su personalísimo sentido del humor, con el sargento de turno y las típicas peleas, y el baile de los oficiales solteros.

8/10
Espartaco

1960 | Spartacus

Espartaco. El nombre de un esclavo tracio que lideró una rebelión contra el todopoderoso imperio romano, tras huir de una escuela de gladiadores con 70 hombres en el año 73 a.C. Reunió en torno a sí a 120.000 seguidores, un auténtico desafío a Roma. Las legiones de Craso y Pompeyo se emplearon a fondo para derrotar a Espartaco y crucificar a 6.000 hombres en la vía Apia, a modo de escarmiento. Al fondo estaban las luchas intestinas en el Senado, con el creciente poder de Craso y Julio César. La historia, novelada por Howard Fast, encandiló a Kirk Douglas, que se hizo con los derechos a través de su productora Bryna Productions. El guión lo escribió Dalton Trumbo. Tanto él como Fast figuraban en la lista negra del Comité de Actividades Antiamericanas, pero Douglas decidió dar crédito a ambos en el film. El director fue inicialmente Anthony Mann, que hizo las escenas de las minas de sal. Pese a su indudable competencia, Douglas, que había rodado con Stanley Kubrick Senderos de gloria, le sustituyó sin aparente motivo. Mucho se ha especulado sobre tal decisión: se diría que Douglas creía a Kubrick más controlable. El cineasta aprovechó la oportunidad para probar que podía rodar una gran superproducción (fue la única vez que hizo un film que no era iniciativa suya); a partir de entonces hizo todo lo que quiso, con su legendaria meticulosidad. Douglas se esforzó mucho, tanto en la producción como en su papel, pero su personaje, Espartaco, era de los más desdibujados. Kubrick da muestras de su enorme fuerza visual. Las luchas en la escuela de gladiadores, con Espartaco y Draba contemplando a sus compañeros por una ranura, o las evoluciones de los ejércitos en la batalla entre esclavos y romanos, son de enorme belleza. Entre los extras de esta edición, destacan, además de los comentarios, una larga entrevista con Peter Ustinov, las escenas de entrenamiento en la escuela de gladiadores, y un documental sobre ‘Los 10 de Hollywood’.

8/10
El sargento negro

1960 | Sergeant Rutledge

1881, tras la Guerra de Secesión. Al sargento primero de Caballería Braxton Rutledge le someten a un consejo de guerra como principal sospechoso del asesinato y violación de Lucy, hija de su superior, el mayor Dabney. En el abogado de la acusación es un militar insensible y racista que da por sentada la culpabilidad del sargento, mientras que el defensor quiere llegar al fondo del asunto. Al igual que en su último trabajo, 7 mujeres, de seis años después, John Ford daría el protagonismo a las mujeres, harto de ser acusado injustamente de machista, aquí coloca como personaje central a un negro, en una época en la que no era habitual en el cine. Poco después del rodaje se publicaba, en julio de 1960 una novela de temática similar, Matar a un ruiseñor, llevada a la pantalla dos años después. Acababa de eclosionar el movimiento por los derechos civiles, pero no era habitual que en Hollywood se rodaran alegatos como éste, a favor de la igualdad de todas las razas. Western atípico, tiene imágenes de la caballería en Monument Valley, la localización preferida del realizador, pero sobre todo es un thriller judicial, narrado a base de flash-backs, adelantándose a modernos exponentes de este género. No faltan las secuencias cómicas, como la aparición de los jueces borrachines, y de la esposa del presidente del tribunal... Pero también las emotivas, como cuando todos los hombres del regimiento cantan al protagonista, o cuando éste se levanta y dice "Soy un hombre".  Esta vez, Ford no contó con grandes estrellas, y se arriesgó colocando como protagonista al hasta entonces muy secundario futbolista reconvertido en actor Woody Strode, con el que después repetiría en tres películas más, y que también fue un gladiador que se enfrentaba a Kirk Douglas en Espartaco, y un forajido en Hasta que llegó su hora. Resulta meritorio también el trabajo como abogado defensor de Jeffrey Hunter, que había trabajado con el maestro en Centauros del desierto y El último hurra y que justo después protagonizaría Rey de reyes, de Nicholas Ray.

8/10
La cima de los héroes

1959 | Pork Chop Hill

Tomando como referente la guerra de Corea se narra la historia del teniente americano Joseph Clemens, quien lidera a su compañía en la toma de una importante colina. Uno de los principales problemas a los que ha de hacer frente es la deserción en sus filas del sargento Franklin y el desánimo que este hecho puede ocasionar al resto de compañeros. Una dura historia filmada con un tono realista basada en hechos reales vividos por el general Marshall. El protagonista, Gregory Peck, se involucró a fondo en el filme eligiendo personalmente a Lewis Milestone (autor de la clásica Sin novedad en el frente) como director. El resultado fue que obtuvo excelentes críticas, gracias entre otros motivos a su buen reparto de secundarios: Harry Guardino, George Peppard y Woody Strode, entre otros.

5/10
Tarzán lucha por su vida

1958 | Tarzan's Fight for Life

Un prestigioso doctor pugna por poner un hospital en la jungla, pero se encuentra con la oposición del hechicero de una poderosa tribu. En medio esta Tarzán, entre la medicina del hombre blanco y la magia de los nativos. Se trata de una entretenida aventura de Tarzán, en la saga que protagoniza Gordon Scott.

4/10
Los diez mandamientos (1956)

1956 | The Ten Commandments

Basada en las Sagradas Escrituras, narra cómo Moisés se enfrenta al faraón y consigue que deje salir a los israelitas de su esclavitud en Egipto. Los israelitas huyen, los egipcios le persiguen, Moisés abre las aguas del Mar Rojo para que se pueblo pueda atravesarlo y que después se ahoguen sus perseguidores... Así hasta llegar al dictado de las Tablas de la Ley. Entonces los israelitas adoran a un becerro de oro, y Moisés debe hacerles entrar en razón. En definitiva, una historia conocida por todos, muy bien contada. Treinta y tres años después de su primera versión, Cecil B. DeMille consigue su sueño de llevar de nuevo esta historia al cine, esta vez con sonido y color. Una película con una enorme fuerza narrativa, que se mantiene inalterable a lo largo del tiempo. Se encuentra entre las grandes producciones que han hecho grande a Hollywood. Los actores son de primera, y destacan Yul Brynner y Edward G. Robinson, en los papeles de Ramsés y Dathan, respectivamente, y, cómo no, Charlton Heston en el de Moisés. Una película muy entretenida, que se ve con gusto, repleta de escenas espectaculares. Fue nominada a siete Oscar y se llevó el de mejores efectos especiales.

7/10
El jugador de Natchez

1954 | The Gambler from Natchez

Tras combatir en Texas, un oficial regresa a Nueva Orleans con la idea de vengarse de sus antiguos socios, que le traicionaron obligándole a ir a la guerra. Lo mejor de este film menor, entre el western, la acción y la película de aventuras, es la presencia de la bella Debra Paget (La tumba india).

5/10
La ciudad bajo el agua

1953 | City Beneath the Sea

Dos buceadores cazadores de tesoros, Brad y Tony, llegan a Jamaica en busca de "Lady Luck", un barco hundido en las profundidades del mar, que alberga monedas de dorado metal. Contratarán la embarcación de una atractiva capitana, con la que surgirá el amor, pero al tiempo deben enfrentarse a ambiciosos rivales con muy pocos escrúpulos. El experto en filmes del Oeste Budd Boetticher dirige esta agradable cinta de aventuras de serie B, de fuerte sabor clásico. Exotismo con rituales de vudú, pasajes submarinos y hermosas mujeres recorren una trama previsible. Robert Ryan y Anthony Quinn son los amigos buceadores.

5/10
Androcles y el león

1952 | Androcles And The Lion

Basada en una obra satírica de Bernard Shaw y, sobre todo, en la visión que el cine había propuesto de la Roma imperial, cuenta las aventuras de Androcles quien, con su mujer y un amigo, huye a las colinas escapando de la persecución. En el camino encontrará a un león herido al que curará con esmero y le enseñará a bailar. Más tarde será apresado y deberá enfrentarse a los leones; pero entre ellos está su amigo el bailarín. Entretenida película que cuenta con un buen reparto. Es uno de los films "históricos" de Victor Mature y destacan como secundarios Robert Newton y Maurice Evans.

5/10
Bride of the Gorilla (La novia del gorila)

1951 | Bride of the Gorilla

El propietario de una plantación de la jungla se casa con una bella mujer. Cuando parece que la vida le sonríe, una extraña maldición de vudú le convierte en un gorila. Subproducto de terror con un toque romántico. El reparto –con Raymond Burr, Lon Chaney Jr., Tom Conway y Woody Strode– está por encima de la calidad de la cinta.

5/10

Últimos tráilers y vídeos