Decine21
Lo mejor del cine y series TV de 2021

12 claves y tendencias del cine y las series de 2021

El 2021 ha sido un año raro. Muy raro. Los efectos del Covid-19 persisten en el mundo entero. Y aunque la vacunación ha permitido que la asistencia a las salas de cine se anime un poco, y que se estrenen al fin los títulos que se habían quedado en algún cajón, esperando tiempos mejores, el caso es que existe tibieza. En los espectadores, a la hora de retomar hábitos, y en las productoras se duda acerca de qué es un presupuesto razonable, en los tiempos pandémicos que corren. Sea como fuere, aquí va una foto al paisaje de claves y tendencias que nos ha dejado el 2021.

1) Las salas de cine aguantan contra viento y marea, pero la asistencia a las salas no da las cifras apetecidas. Se ha ido recuperando el aforo completo, y los festivales se celebran con cierta “normalidad”, pero el sector de la exhibición queda seriamente tocado, sobre todo porque miedos a los nuevos brotes y variantes del Covid-19, Ómicron y compañía, despiertan recelos. La buena noticia es que la gente está harta de estar encerrada en casa, y no quiere nuevos confinamientos. Hay deseos de hacer la vida más normal posible, y eso significa, entre otras cosas, salir a ver películas al cine.

2) El cine más vistoso, que pide a gritos ser visto en pantalla grande, ha aguantado el tipo para ser visto en pantalla grande. Lo que explica que títulos como Sin tiempo para morir, el último James Bond, la ciencia ficción de Dune, o el cine de superhéroes, Eternals y sobre todo Spider-Man: No Way Home, hayan contribuido a que crezca paulatinamente el número de espectadores.

3) El público demanda comedias amables. De nuevo el cine español ha tenido una alegría gracias a Santiago Segura y A todo tren: Destino Asturias. De hecho su fórmula de películas familiares para más o menos todos los públicos ha creado escuela, lo prueba la avalancha de títulos de ese corte en Navidad, como Tengamos la fiesta en paz, La familia perfecta, El refugio y Cuidado con lo que deseas.

4) Hay un auténtico revival del musical. Tenemos a Steven Spielberg con su West Side Story, el omnipresente Lin-Manuel Miranda tiene presencia en las animadas Vivo y Encanto, se ha llevado al cine unos de sus musicales en En un barrio de Nueva York, y ha debutado como director en Tick, Tick... Boom!. Sin querer ser exhaustivos, podemos citar también Annette, Todos hablan de Jamie, El campamento de mi vida, Querido Evan Hansen y ¡Canta! 2. Cualquiera diría que el lema en la actualidad es “canta y sé feliz”.

5) Hay un desplazamiento en las apuestas por la rarezas, produciéndose una desconexión completa y disparatada con el espectador. Los Oscar premian títulos más o menos de autor como Nomadland y Parásitos, y los festivales, en un “más raro todavía”, otorgan sus premios a títulos como Titan, El acontecimiento, Crai Nou, Bad Luck Banging or Loony Porn,, títulos definitivamente minoritarios, hasta el momento sólo se ha estrenado en salas el primero, y no es que haya pulverizado las taquillas precisamente.

6) La guerra del streaming no ha hecho más que empezar. Netflix tuvo un crecimiento espectacular de suscriptores empujado por la pandemia. Pero la competencia ha llegado para quedarse, y hay políticas muy agresivas, con ofertas de precios muy atractivas, HBO Max y Disney+ intentan captar público. Y en fin, como no está claro que haya pastel para todos, la pelea promete ser feroz. De momento todos hacen inversiones millonarias en producción, y van a la busca y captura del suscriptor. Aunque claro, una cosa es captarle un mes, o dos, y otra muy distinta fidelizarle a medio y largo plazo.

7) Las franquicias se siguen estirando como chicles, incluso llegan entregas que ya no se esperaban, como Cazafantasmas: Más allá y Matrix Resurrections. Especialmente llamativas son la series de superhéroes y starwarseras de Disney+, Ojo de Halcón, Loki, Falcon y el soldado de invierno, Star Wars: Visions, Star Wars: La remesa mala y El libro de Boba Fett.

8) Prima lo políticamente correcto y la cultura de la cancelación. Las películas dirigidas por mujeres, con diversidad sexual y racial, se llevan el gato al agua. Que nadie me tache de machista, pero ahora si un cineasta es mujer, tiene más posibilidades de ganar un premio que si es hombre; lo pasó a Chloé Zhao con Nomadland, y puede ayudar a Jane Campion con El poder del perro a la hora de optar a premios. Y cualquier cineasta sospechoso de comportamiento abusivo es arrojado a los infiernos. El estreno de Muerte en el Nilo se demora al 2022 por la caída en desgracia de Armie Hammer, y eso que hablamos de una película basada en Agatha Christie de tipo coral. Y Chris Noth acaba de ser expulsado de su serie The Equalizer sin contemplaciones. Paradojas de los locos tiempos que vivimos es el caso del actor negro y homosexual Justin Smollertt que fingió una agresión racista y homofóbica y ha sido condenado por un tribunal en Estados Unidos.

9) Con la ideología de género hemos topado. Uf, premios binarios, para hombres y para mujeres profesionales de la interpretación, qué disparate, dicen algunos. En festivales como Venecia y San Sebastián, las tradicionales categorías del premio a la mejor actriz y al mejor actor se han reconvertido en mejor intérprete principal y secundario, sin sexo, así ningún transexual se sentirá ofendido. Se sigue la estela del debate que hay en el mundo de los deportes, y en que el feminismo tradicional está viendo con estupor cómo sus conquistas quedan diluidas por la cuestión de la confusión de los géneros.

10) Cuando algo se hace viral, se hace viral. No importa que sea una serie de un país exótico, Corea del Sur, y con reparto desconocido, El juego del calamar podrá gustar más o menos, pero es un ejemplo de éxito imprevisto. Eso sí, ya se está preparando una segunda temporada, esperemos que la cosa no decaiga al estilo de la ya finiquitada La casa de papel.

11) No me hagan “spoiler”, por favor. El histerismo por no desvelar aspectos de las tramas de películas y series está alcanzando cotas nunca vistas. A la prensa especializada las compañías ya no sólo nos piden firmar embargos, de no publicar nada sobre un título hasta determinada fecha, ahora también nos pasan una lista de cantidad de cosas que no hay que desvelar al espectador. Un disparate propiciado por las redes sociales, se piensa que el éxito de una película puede irse al traste porque se airee demasiado su enlace o las sorpresas que contiene. ¿No estamos exagerando un poco?

12) ¿Se puede financiar una serie por crowfunding y convertirse en éxito internacional, hasta el punto de planificar siete temporadas y ofrecerlas gratis desde tu plataforma y aplicación? Parece imposible, haría falta un milagro para lograrlo, ¿verdad? Pues la serie The Chosen, de inspiración cristiana, que cuenta la vida de Jesús a través de sus seguidores, los elegidos, es ese milagro. Un fenómeno digno de estudio.

  • claves
  • Tendencias de cine
  • Mejores películas
  • 2021

Lo último del mundo del cine

Últimos tráilers oficiales