10.000 noches en ninguna parte - Película - decine21
IMG-LOGO
10.000 noches en ninguna parte
4 /10 decine21

10.000 noches en ninguna parte

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

10.000 noches en ninguna parte

Un joven (Andrés Gertrúdix) al que le han arrebatado su memoria decide embarcarse en un viaje dispuesto a recuperarla. Deja atrás a una madre acaparadora (Susi Sánchez) y a su hermana (Rut Santamaría), para reencontrarse en París con una amiga de la infancia (Lola Dueñas) que parece haberle esperado; y en Berlín con un nuevo concepto de familia (Nawja Nimri, Paula Medina y Manuel Castillo) que mide la vida –no por años- sino por noches.

4 /10 decine21

Crítica

Madrid, París, Berlín

Madrid, París, Berlín

Ramón Salazar debutó como realizador en 2002 con la prometedora pero limitada Piedras, película coral sobre cinco mujeres muy diferentes que llegó a ser la única competidora española en el Festival de Berlín en la sección oficial, toda una hazaña para un joven que no había cumplido los 30 años. En 2005 dilapidaba el prestigio adquirido con la estrambótica 20 centímetros, musical en torno a un travesti que sufría narcolepsia. Han tenido que pasar 9 años –en los que el autor ha ejercido como guionista de 3 metros sobre el cielo y Tengo ganas de ti, adaptaciones de las novelas de Federico Moccia– para que llegue a las carteleras 10.000 noches en ninguna parte, su tercer trabajo como director.

Resulta un tanto complejo contar con palabras el argumento de 10.000 noches en ninguna parte. Tiene como protagonista a un joven de Madrid traumado por numerosas razones, especialmente por su compleja relación con su madre, una mujer desequilibrada con serios problemas con el alcohol, de cuyos cuidados debe hacerse cargo a caballo con su irresponsable hermana. Se evadirá de su dura realidad evocando su pasado durante el improbable reencuentro en un París onírico con una singular amiga de su infancia, de la que fue apartada por su progenitora, y con un viaje a Berlín, donde comparte piso con tres variopintos personajes, lo que le permite acabar eliminando sus tabúes sexuales.

Repite como tema central las carencias afectivas, lo que ya estaba presente en la ópera prima de Salazar. Y logra algunos momentos de altura, especialmente la confesión del personaje de Najwa Nimri sobre su pasado, de enorme intensidad dramática, en gran parte por el esfuerzo de la actriz. El resto del reparto tiene nivel, sobre todo en el caso del joven Andrés Gertrúdix, como un individuo agobiado por una perturbadora suma de complejos, y la veterana Susi Sánchez, como casi siempre encarnando a la madre del protagonista, papel por el que obtuvo una candidatura al Goya a la mejor secundaria. Por su parte, Lola Dueñas vuelve a hacer creíble a una de esas excéntricas mujeres que siempre escoge.

Además, el film saca provecho de uno de esos montajes a base de secuencias descontextualizadas, que parecen piezas de un rompecabezas que sólo cobran sentido en el conjunto final. 10.000 noches en ninguna parte intenta seguir la estela del cine de Atom Egoyan y de 21 gramos, de Alejandro González Iñárritu. Abundan las imágenes sugerentes, y se juega muy bien con lo real y lo imaginario.

Sin embargo, sus aspiraciones líricas no siempre funcionan, pues en diversas ocasiones 10.000 noches en ninguna parte resulta pretenciosa y caótica. Ha comentado el propio realizador que el guión, firmado por él mismo, no estaba cerrado sino abierto a las improvisaciones de los actores, lo que suele dar buenos resultados, pero en este caso parecen haberse incluido demasiados pasajes erráticos que no se sabe muy bien adónde quieren ir a parar.

 

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.