IMG-LOGO

Biografía

Migue Amoedo

Migue Amoedo

Migue Amoedo

Premios: 1 Goya

Goya
2016

Ganador de 1 premio

Filmografía
Sky rojo

2020 | Sky rojo | Serie TV

La historia de tres prostitutas que huyen del club de alterne en el que vivían tras dejar a su proxeneta gravemente herido y con medio cuerpo paralizado. Una cubana, una argentina y una española emprenden un viaje por carretera sabiendo que, después de lo que han hecho, están muertas. Con varios delitos graves a sus espaldas por los que no pueden acudir a la policía, y con los sicarios del proxeneta pisándoles los talones, sólo les quedan dos opciones: huir o plantar cara a sus perseguidores y contraatacar.

La casa de papel (parte 4)

2020 | La casa de papel | Serie TV

La cuarta parte de la popular serie española La casa de papel confirma lo que ya apuntaba su forzado alargamiento con la excusa del rescate de Río, atrapado por la policía, y un nuevo y audaz golpe, esta vez al Banco de España: la cosa no da para más, y sólo resiste el envite la complicidad del espectador, el gusto que puede dar a los fans el reencuentro con “viejos amigos”. La acción había quedado interrumpida en un momento muy dramático, el asalto al Banco de España en que una tanqueta de la policía recibía el impacto de un lanzamisiles portátil, con los agentes en llamas, mientras que Nairobi quedaba gravemente herida de bala, y el profesor perdía los papeles ante la aparente ejecución de su amada Lisboa, antigua inspectora de policía. Los nuevos capítulos siguen cansinamente la cada vez más inverosímil trama, con una operación quirúrgica vía internet liderada por Tokio, la nueva jefa –una Maserati en sutil expresión de Denver, Úrsula Corberó se encuentra muy a gusto con su personaje–, el derrocamiento de Palermo que quería huir asegurando su fuga con bombas, el robo del oro y los secretos de estado, la embarazadísima inspectora Sierra presionando a Lisboa, el poli Antoñanzas colaborando porque nos viene bien, etc. Mientras que los forzados flash-backs de Berlín, con boda incluida y la coral de unos monjes provocan el sonrojo de quien estas líneas escribe. Está claro que Álex Pina ha contado con la generosa financiación de Netflix, y la producción es más que vistosa, hay presupuesto para las escenas de acción. Pero los personajes, más allá de alguna frase ingeniosa, son pobres, y los recursos a traumas, complejos y presión psicológica sobrepasan lo permisible en este tipo de tramas. O sea, la cosa tiene un pase, pero la sensación es que se ha tocado fondo, y que ya a Pina le toca cerrar el kiosko y probar otras cosas.

5/10
El embarcadero

2019 | El embarcadero | Serie TV

Valencia. Alejandra, arquitecta felizmente casada, consigue un contrato millonario para construir un gran edificio junto con su mejor amiga, Katia. La felicidad es inmensa, pero al día siguiente recibe la peor noticia que podía esperar: el cuerpo de su marido ha sido encontrado en una apartada zona de la albufera. Al parecer todo apunta a que se ha suicidado. El shock es enorme. Sin embargo, aún será mayor el impacto de la pérdida cuando Alajandra descubre que su marido vivía una doble vida con otra mujer, Verónica. Serie española producida por Movistar y creada por Álex Pina y Esther Martínez Lobato, responsables de algunas de las series más exitosas del cine español, como Los hombres de Paco, El barco o La casa de papel. En este caso mezclan el drama con el thriller de intriga e insertan el misterio dentro de una historia de amor a varias bandas, en donde impera una llamativa insistencia en el elemento sexual. Los responsables cuentan la historia en tres tiempos diferentes y la idas y venidas se encargan de ir dejando cabos sueltos y generar el suspense necesario. Aunque es legítimo este modo de narrar también demora el desarrollo con el paso de los capítulos, dosificando demasiado los datos y se tiene la sensación de que hay poca materia de fondo. Ésta se llena continuamente con escenas y devaneos sexuales que van convirtiendo la serie en una especie de explícito culebrón sexual que reivindica modos de vida alternativos, en donde el poliamor y las relaciones esporádicas, de cualquier género y sin compromiso, se venden como algo tan natural como beber un vaso de agua. Hay que reconocer que la parte fuerte de la serie es el perfil de los personajes y los solventes actores que los interpretan. Destaca Álvaro Morte en su papel de Óscar, tipo que se va metiendo en un cenagal del que cada vez será más complicado salir. Es creíble su situación, pese a acabar siendo totalmente peregrina. Hace por su parte un meritorio papel Irene Arcos en su interpretación de Verónica, la mujer eminentemente sexual, de espíritu libre en todos los ámbitos, a la que es difícil resistirse y que es continuamente mostrada como un perfecto modelo de vida idílica. No trabaja a la altura, sin embargo, Verónica Sánchez, que abusa de reacciones poco creíbles, si bien es cierto que el arco de su personaje se las trae y es el menos verosímil. Los tres están acompañados por otros secundarios a la altura.

3/10
La casa de papel (parte 2)

2018 | La casa de papel | Serie TV

La primera tanda de episodios de La casa de papel terminaba en un verdadero "cliffhanger", expresión anglosajona que significa algo así como "colgados del precipicio", y que alude a una situación de máxima tensión con diversos elementos argumentales en su punto culminante, donde no se sabe muy bien por donde van a tirar las cosas. Porque la policía acaba de descubrir el refugio en una finca de Toledo donde la banda dirigida por el profesor, con alumnos que responden a nombres de ciudades -Berlín, Denver, Río, Tokio, Nairobi, Oslo, Helsinki, Moscú-, prepararon su audaz golpe a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre con toma de rehenes incluida, para resistir ahí todo el tiempo que puedan y fabricar un montón de dinero que no podrá ser rastreado. Las cosas se han complicado mucho, porque el profesor, que está en el exterior, ha interactuado demasiado con la inspectora al mando del caso, sin que ella conozca la identidad de él, hasta el punto de caer en el enamoramiento y dormir con el enemigo. Y el profesor acaba de ser detenido por el ex marido de la inspectora, también policía, por agresión a la autoridad. La serie creada por Álex Pina sigue siendo entretenida y disfrutable, aunque también da síntomas de agotamiento, las situaciones y su enfático subrayado con música ad hoc son a ratos excesivos, justificable sólo porque se trata de parte del juego y la diversión. En los nuevos episodios se juega con la interrelación entre los personajes y elementos dramáticos, la idea del profesor de dejar lo personal fuera, resulta completamente ingenua. De todos modos, a las relaciones sentimentales que surgen, jugando con el miedo y el síndrome de Estocolmo, les falta un poco de humanidad, resultan simplistas, y a veces traídas por los pelos, véase un elemento que pone en peligro la relación padre-hijo entre Moscú y Denver. También se nota que las escenas de alcoba o de lencería están milimétricamente diseñadas para entregar lo que los impulsores de la serie creen que el espectador demanda. Y ciertas situaciones exigen la complicidad del espectador, lo del polígrafo no cuela, la verdad sea dicha. La dificultad es que todo se complica tanto, que es difícil resolverlo bien, a gusto de todos, por ejemplo jugando con la ambigüedad, la simpatía que despiertan los ladrones, o las miserias de las víctimas o los investigadores. Pero en fin, el entretenimiento y un buen puñado de sorpresas no falta, y los actores se siguen mostrando a gusto con sus papeles. Puestos a destacar a uno, valel la pena mencionar a Pedro Alonso, como villano enfermo terminal dado a la teatralidad, su Berlín tiene fuerza y un punto socarrón muy conseguido.

6/10
La llamada

2017 | La llamada

Javier Ambrossi y Javier Calvo se han coronado como grandes gurúes del mundo ‘hipster’ tras el éxito de su serie Paquita Salas, que triunfó online sin apoyo de grandes compañías mediáticas. También arrasaron en el teatro con el musical La llamada, de cuya adaptación al cine se han ocupado ellos mismos, rescatando al reparto original. Segovia, en verano de 2013. María, una chica de 17 años, está convencida de que Dios se le aparece, cantando conocidos temas de Whitney Houston. Acude con su amiga de la infancia, Susana, a La Brújula, el campamento juvenil de monjas del que son habituales. Apasionadas ambas del reggaeton y el electro-latino, forman un grupo llamado Suma Latina. Tras escaparse por la noche para ir a la disco, ambas son castigadas, por lo que no pueden acudir a la excursión de sus compañeras. Pasarán el fin de semana recluidas, bajo la supervisión de Sor Milagros, joven monja de buen corazón, y de la dura Sor Bernarda, que trata de transmitir la palabra de Dios a través de la música, pese a que se ha quedado un tanto obsoleta. Puede calificarse como un pequeño milagro que funcione un largometraje musical producido en España, con canciones originales, a las que se suman otras famosas. Que nadie espere coreografías a lo grande, tipo Chicago, ni despliegues vistosos. Se parece más a las pequeñas producciones off-Broadway, que a pesar de la falta de medios tienen frescura. A pesar de su tono distendido, toca temas muy recurrentes en este momento, como la homosexualidad, hacia la que algún personaje se verá atraído, pero también otro que parecía olvidado por el cine español, la fe, salvo en excepciones un tanto minoritarias (véase el cine de Pablo Moreno). No se trata este asunto de forma ortodoxa, lo que quizás podría molestar al público católico, ya que se critica a la Iglesia por sus formas anticuadas, y aquí parece que todo vale con tal de acercarse a Dios. Pueden ofender algunos detalles (elementos de ideología de género, el momento de las risas por la oración compuesta por las palabras de la Virgen, el sensual baile de reggaeton) pero no se cae en la irreverencia o la chabacanería con la que se aborda la religión habitualmente en el cine de nuestro país, y sus religiosas tienen tridimensionalidad, no son meros arquetipos negativos, como casi siempre. También logra no caer en la sensiblería, con un tono que recuerda a en musicales de temática religiosa, como “Jesucristo Superstar”. Gran trabajo del reparto, encabezado por Macarena García, que fuera ganadora del Goya a la actriz revelación por Blancanieves, hermana pequeña de Ambrossi, uno de los coautores y realizadores. A su lado, Anna Castillo demuestra una enorme habilidad para captar el costumbrismo y la forma de hablar de las ‘chonis’, como es bien sabido las jóvenes sin demasiadas expectativas, que parecen regodearse en el mal gusto. Pero tampoco están mal la últimamente omnipresente Belén Cuesta, la monja manipulable, o Gracia Olayo, la religiosa con carácter. El resto de personajes son episódicos.

6/10
La casa de papel

2017 | La casa de papel | Serie TV

Un individuo que se hace llamar “El profesor” recluta a un grupo de criminales expertos en distintas áreas, y les adiestra durante varias semanas en una aislada finca de Toledo para la ejecución de un plan maestro, que lleva preparando desde hace años. Se trata de un audaz golpe, que se convertirá en el mayor robo de la historia, y que pasa por tomar la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre en Madrid, para luego retener ahí el mayor tiempo posible a decenas de rehenes, distrayendo a la policía con negociaciones y reclamaciones variopintas, mientras se dedican a fabricar dinero. La puesta en escena con disfraces que incluyen monos rojos y caretas de Dalí, contribuyen a crear la cortina de humo. Entretenida serie española que se enmarca en el subgénero de las películas de robos y atracos, está creada por el veterano Álex Pina, que tiene un amplio currículo en relatos seriados de prestigio, como Los Serrano, Los hombres de Paco, El barco, Vis a vis. Él y su equipo de guionistas manejan bien la fórmula que tienen entre manos, donde asoma puntualmente la voz en off de Tokio, una de las componentes de la banda, que ejerce de narradora con reflexiones sobre el golpe. Y se estructura el relato con flash-backs sobre los preparativos del golpe. De modo que se produce un antagonismo y a la vez cercana relación entre “El profesor” y la inspectora de la policía Raquel Murillo, que tiene una manifestación inesperada en que se conocen en el mundo real, donde sólo uno conoce la identidad del otro. Y vamos ahondando en la personalidad de los distintos componentes de la banda, que tienen apodos que responden al nombre de ciudades –Tokio, Moscú, Berlín, Denver, Nairobi, Helsinki, Oslo, Río–, siguiendo el modelo Tarantino de Reservoir Dogs, para no alentar las relaciones personales se supone que es mejor que nadie sepa nada de los otros. La serie no se recata en guiños cinéfilos, incluso usando en un momento dado la música de El golpe. Tiene su mérito lograr mantener el interés en una situación que de por sí, se estanca: la toma de un lugar, la policía que les cerca, el toma y daca negociaciones. Pero los problemas familiares de la inspectora, su relación con un ayudante o sus roces con un coronel del CNI, las vicisitudes de los distintos rehenes, entre los que hay un grupo de escolares del colegio británico, entre ellos la hija del embajador, o las relaciones entre los ladrones, de personalidades muy diversas, ayudan a que la cosa no decaiga. Es cierto que a veces las situaciones se estiran en exceso, o que se caen en estereotipos de delirios de grandeza o eróticos, que a veces rozan el ridículo. Pero en general se logra un producto bastante digno, y que no tiene nada que envidiar a series similares “made in USA”. Los actores saben hacerse con sus personajes, que aunque bastante arquetípicos, tienen gancho.

6/10
El ministerio del tiempo (2ª temporada)

2016 | El ministerio del tiempo | Serie TV

Nuevas andanzas de los agentes del Ministerio del Tiempo, que realizan misiones en el pasado para evitar que cambie la historia, a las órdenes de Salvador Martí. Javier Olivares sigue desarrollando la serie que creó junto a su fallecido hermano Pablo, que combina elementos didácticos con el entretenimiento puro y duro, una fórmula que funciona bien, aunque a veces las bromas pueden ser algo reiterativas. Tras los acontecimientos de la primera temporada, Julián Martínez, médico del Samur contemporáneo, ha sido retirado del trabajo de campo, y pasa consulta en la enfermería del Ministerio, lo que sirve para que tome decisiones inesperadas. Entretanto, a la universitaria del XIX Amelia Folch y al soldado de los tercios de Flandes Alonso de Entrerríos se les encomienda una misión junto al Cid Campeador, deben averiguar si el auténtico ha sido sustuido por un impostor. Además, Irene Larra recupera su puesto en el Ministerio, aunque deberá ganarse de nuevo la confianza de unos subalternos no satisfechos de sus manejos. Con más medios, y una dirección agil de Marc Vigil, la serie sigue destacando por su frescura, por ejemplo la idea de que unos cineastas puedan documentarse sobre una película histórica viajando al pasado y tomando imágenes con que arranca el primer episodio, tiene su gracia. Además se incorpora Hugo Silva en un papel de policía de 1981 apodado "Pacino" por su parecido con Al Pacino, y que se incorpora a la patrulla de Amelia y Alonso.

6/10
Vis a vis (2ª temporada)

2016 | Vis a vis | Serie TV

Macarena se ve implicada en un plan de fuga, aunque ella tenia la posibilidad de salir por la vía legal. Sin embargo su libertad dura poco y es encerrada nuevamente en Cruz del Sur, junto a sus compañeras de huida. Las cosas han cambiando en la penitenciaria con la llegada de un nuevo jefe de seguridad menos laxo y más severo con las reas, mientras que las relaciones que Macarena establece en la prisión le permiten seguir escalando puestos, pero no sin antes pagar un alto precio. Segunda temporada de Vis a vis, llena de situaciones extremas, asesinatos, violaciones, secuestros y robos que pondrán a prueba a nuestra protagonista, quien deberá elegir qué camino esta dispuesta a seguir.

5/10
La novia

2015 | La novia

Adaptación de "Bodas de sangre" de Federico García Lorca, escrita originalmente para la escena en 1932, plantea con pasión el desgarro del amor, cuando se ve dominado por el deseo y las dudas. La trama es sencilla, dos novios se disponen a casarse en un pueblo innombrado, aunque han existido tensiones entre las familias, el tirón de la tierra y la sangre, lo que también ha afectado para que ella no haya seguido los dictados de su corazón, que la inclinaban hacia Leonardo. Pero el día de la boda, los disimulos y apariencias estallan, la incapacidad para el compromiso se impone, y con ello la tragedia. La zaragozana Paula Ortiz es sin duda una gran admiradora de la obra de Lorca, y además presta atención primordial a la belleza de los planos, un gusto esteticista que ya demostró en su debut, De tu ventana a la mía. Aquí ha concedido gran importancia al entorno, el paisaje, hasta el punto de no conformarse con rodar en los yermos de los Monegros, sino que también ha querido utilizar las caprichosas montañas de la Capadocia turca. Además, jugando con la metáfora de la artesanía cristalera, plantea simbolismos de realidad deformante y cortante como un cuchillo. De todos modos algo hay de artificioso en el conjunto que no acaba de funcionar. Tal vez la decisión de usar la literalidad del texto de Lorca, o la demora en los juegos amorosos y escenas íntimas, quizá algunas reacciones histéricas con la tragedia que se masca. Están además mejor los actores veteranos en sus papeles secundarios que los muy populares gracias sobre todo a la televisión Inma Cuesta, Álex García y Asier Etxeandia.

5/10
Vis a vis

2015 | Vis a vis | Serie TV

Macarena es una joven empresaria que ha sido condenada injustamente a pasar siete años en prisión bajo los cargos de malversación de dinero, un crimen que no cometió. Ya en la cárcel Macarena vivirá la realidad de la vida encerrada con varias de las mujeres mas frías y crueles del país. No pasa mucho tiempo antes de que se vea envuelta en un problema de distribución de drogas así como también en el asesinato de una de las reclusas. En el presidio no se puede confiar en nadie y Macarena aprenderá que el ser humano es un ser vengativo y egoísta. Sólo podrá vislumbrar un atisbo de esperanza en Rizos, una de sus compañeras, y en Fabio, un guardia de la prisión que comenzará a sentir algo por ella. De todo esto se habla en Vis a vis, bajo una trama principal que radica en el paradero del dinero de una de las reclusas, Yolanda, y cómo todos quieren hacerse con él. Emitida por Antena 3, esta producción española fue muy criticada al principio debido a que parecía una clara copia de la exitosa serie de Netflix Orange Is the New Black, sin embargo la historia de Macarena (Maggie Civantos) es en cierto modo más fiel a la realidad y muestra cómo en situaciones extremas sale a relucir la verdadera naturaleza de las personas.

5/10
Kamikaze

2013 | Kamikaze

Slatan procede de una república que ha sufrido durante años la opresión más brutal por parte de Rusia. Como consecuencia de ello, Slatan ha perdido a toda su familia, lo que le ha llevado a combatir a los opresores con el terrorismo. Cargado de explosivos embarcará en Moscú en un avión con destino España, con la idea de hacer explotar el avión en pleno vuelo. Sin embargo, justo antes de despegar, el vuelo se cancelará debido a un enorme temporal, y todos los pasajeros serán invitados a instalarse en un hotel de montaña, donde pasarán unos días hasta que la tormenta amaine. Tras una carrera muy exitosa en el mundo de la televisión, Álex Pina, creador y guionista de series como Los Serrano, Los hombres de Paco o El barco, debuta en el largometraje para la gran pantalla con Kamikaze (2013), una estimable película coescrita por él junto a Iván Escobar. Arriesga Pina al aventurarse en la mezcla de géneros, pues hay en este film drama, comicidad y hasta su porción de intriga, para acabar finalmente con un desenlace propio del más puro thriller. Pero se trata de un film amable, que se acerca a las personas con una mirada entrañable, comprensiva, optimista. Funciona el planteamiento de humanizar a quienes, tras vivir tremendas tragedias personales, se ven empujados a la venganza por pura desesperación, y, aunque entre en el terreno propio del tópico, está bien planteada la galería de personajes que entran en relación con el angustiado Slatan, una amalgama de tipos y tipas que le harán salir de sí mismo para verles como personas, como seres únicos, y comprender a la postre que por mucho que uno sufra, siempre hay alguien que ha sufrido más, y que, lógicamente, el mal no se arregla con otro mal mayor. Por lo demás, destaca el esfuerzo de producción, la bella fotografía exterior y la maña a la hora de rodar algunas escenas, como la del aeropuerto. Y por supuesto, hay que llamar la atención sobre el escogido reparto, lleno de rostros conocidos pero en donde brillan especialmente las composiciones del argentino Eduardo Blanco y de la española Carmen Machi.

5/10
Mi gitana

2012 | Mi gitana | Serie TV

Tras dejar el luto por la muerte de su marido, el torero Francisco Rivera "Paquirri", Isabel Pantoja decide retomar su carrera artística, lo que provoca un enorme revuelo mediático... Exitosa biografía televisiva de Isabel Pantoja, centrada especialmente en las partes más polémicas y aireadas por los medios de comunicación, como su amistad con la cantante María del Monte y la periodista Encarna Sánchez, y su relación con el corrupto ex alcalde de Marbella Julián Muñoz. La actriz Blanca Apilánez (Encarna Sánchez) es el único miembro del reparto con talento para la interpretación, aunque resulta discutible el plano tratamiento que se le da en el guión a su personaje (se presenta como una retorcida y maquiavélica víbora unidimensional que según la serie odiaba la parodia que de ella hiciera el grupo Martes y 13). El resto de actores resultan llamativamente malos, y por lo general guardan poco parecido con las personas reales a las que interpretan. La realización es plana y algunos pasajes resultan surrealistas.

1/10
10.000 noches en ninguna parte

2011 | 10.000 noches en ninguna parte

Ramón Salazar debutó como realizador en 2002 con la prometedora pero limitada Piedras, película coral sobre cinco mujeres muy diferentes que llegó a ser la única competidora española en el Festival de Berlín en la sección oficial, toda una hazaña para un joven que no había cumplido los 30 años. En 2005 dilapidaba el prestigio adquirido con la estrambótica 20 centímetros, musical en torno a un travesti que sufría narcolepsia. Han tenido que pasar 9 años –en los que el autor ha ejercido como guionista de 3 metros sobre el cielo y Tengo ganas de ti, adaptaciones de las novelas de Federico Moccia– para que llegue a las carteleras 10.000 noches en ninguna parte, su tercer trabajo como director. Resulta un tanto complejo contar con palabras el argumento de 10.000 noches en ninguna parte. Tiene como protagonista a un joven de Madrid traumado por numerosas razones, especialmente por su compleja relación con su madre, una mujer desequilibrada con serios problemas con el alcohol, de cuyos cuidados debe hacerse cargo a caballo con su irresponsable hermana. Se evadirá de su dura realidad evocando su pasado durante el improbable reencuentro en un París onírico con una singular amiga de su infancia, de la que fue apartada por su progenitora, y con un viaje a Berlín, donde comparte piso con tres variopintos personajes, lo que le permite acabar eliminando sus tabúes sexuales. Repite como tema central las carencias afectivas, lo que ya estaba presente en la ópera prima de Salazar. Y logra algunos momentos de altura, especialmente la confesión del personaje de Najwa Nimri sobre su pasado, de enorme intensidad dramática, en gran parte por el esfuerzo de la actriz. El resto del reparto tiene nivel, sobre todo en el caso del joven Andrés Gertrúdix, como un individuo agobiado por una perturbadora suma de complejos, y la veterana Susi Sánchez, como casi siempre encarnando a la madre del protagonista, papel por el que obtuvo una candidatura al Goya a la mejor secundaria. Por su parte, Lola Dueñas vuelve a hacer creíble a una de esas excéntricas mujeres que siempre escoge. Además, el film saca provecho de uno de esos montajes a base de secuencias descontextualizadas, que parecen piezas de un rompecabezas que sólo cobran sentido en el conjunto final. 10.000 noches en ninguna parte intenta seguir la estela del cine de Atom Egoyan y de 21 gramos, de Alejandro González Iñárritu. Abundan las imágenes sugerentes, y se juega muy bien con lo real y lo imaginario. Sin embargo, sus aspiraciones líricas no siempre funcionan, pues en diversas ocasiones 10.000 noches en ninguna parte resulta pretenciosa y caótica. Ha comentado el propio realizador que el guión, firmado por él mismo, no estaba cerrado sino abierto a las improvisaciones de los actores, lo que suele dar buenos resultados, pero en este caso parecen haberse incluido demasiados pasajes erráticos que no se sabe muy bien adónde quieren ir a parar.  

4/10
De tu ventana a la mía

2011 | De tu ventana a la mía

Tres mujeres, tres épocas, tres historias tamizadas por el dolor en tierras de Aragón. En la montaña, junto a Canfranc, en los años 20, una frágil e inocente Violeta vive con su abuelo; en los 40, en el campo de las Cinco Villas, a Inés le toca padecer las consecuencias de la represión política, de que es víctima su marido; finalmente en los 70, en que se adivina el cambio de régimen, a la apocada Luisa, que reside en Zaragoza, le diagnostican un cáncer, puede ser la ocasión de descubrir lo que es la libertad. Debut en el largometraje de la zaragozana Paula Ortiz, guionista y directora, que aborda una ambiciosa trama donde se entrelazan las vicisitudes de las tres protagonistas, con continuos saltos temporales, “de una ventana a otra”. De tu ventana a la mía es un film introspectivo, que busca atrapar el alma femenina, demasiado autoconsciente de su búsqueda de la belleza a lo Víctor Erice o al temprano Juanma Bajo Ulloa, abundan en él los silencios y los cuidados planos sostenidos que invitan a la contemplación, el paisaje, rural y urbano, es un personaje más en la historia. Con un magnífico elenco de actores, que saben lo que es la contención, Ortiz tiene la virtud de ser evocadora de las penalidades femeninas, una mirada al dolor y a la fuerza de la mujer sin grandes alharacas ni reivindicaciones chirriantes, aunque quizá lo que cuenta acaba siendo demasiado leve, le falta un punto de la buscada emoción.

5/10
La princesa de Éboli

2010 | La princesa de Éboli | Serie TV

Belén Rueda interpreta a doña Ana de Mendoza de la Cerda, princesa de Éboli, una de las mujeres más carismáticas de su época. Tras la muerte en 1573 de su marido, Ruy Gómez de Silva, con quien tuvo diez hijos, Ana de Mendoza mantiene una relación secreta con Antonio Pérez, secretario del rey Felipe II. Les descubre Juan de Escobedo, secretario de don Juan de Austria... Miniserie de dos episodios que reconstruye con una ambientación lo suficientemente lograda una época clave de la Historia de España. Acompañan a la célebre protagonista Hugo Silva, como Antonio Pérez, y Eduard Fernández, en el papel de Felipe II. Aunque con elementos de interés, ofrece una visión paupérrima del monarca, que aparece como un conspirador maquiavélico consumido por los celos; tampoco resulta demasiado creíble el personaje de Rodrigo, hijo mayor de la princesa, y de quien se apunta su condición de bastardo del rey. Además, resulta completamente anacrónica la inclusión del personaje de una retratista de la corte lesbiana.

5/10
La habitación de Fermat

2007 | La habitación de Fermat

Tras resolver un curioso problema numérico, cuatro matemáticos reciben una invitación para formar parte de una reunión de expertos en la que se planteará una difícil cuestión matemática. Sus nombres han de permanecer secretos y en su lugar reciben las identidades de célebres matemáticos de la historia: Fermat, Galois, Oliva, Pascal, Hilbert. Los elegidos son convocados para encontrarse en un lugar inhóspito y, a través de un rocambolesco itinerario, llegan por fin a lo que parece una granja abandonada, en donde hay una habitación especialmente preparada para ellos. Sin embargo, muy pronto se dan cuenta de que han sido engañados y de que tienen muy pocas posibilidades de salir de allí con vida. Thriller español, cuyo planteamiento –cuatro personas encerradas en una habitación– recuerda por momentos a películas como Cube o Saw, pese a que aquí no hay apenas violencia. Algunos aspectos del guión son atractivos (resolver enigmas lógicos y acertijos matemáticos para seguir viviendo) y otros no lo son tanto (la convocatoria y sus motivos son muy poco verosímiles). El tándem formado por Luis Piedrahita y Rodrigo Sopeña demuestra soltura a la hora de manejar la cámara en un espacio reducido de cuatro paredes, aunque no tanto a la hora de dirigir a unos actores que no parecen creerse lo que están viviendo. El guión, que incide en el peligro de dejarse llevar por malsanas ambiciones intelectuales, sigue con eficacia los patrones clásicos, aunque también cae en un simple y apresurado desenlace. De cualquier forma, se trata de una apuesta distinta, elogiable, más original de lo que acostumbra a ofrecer el cine español.

5/10
Los simuladores

2002 | Los simuladores | Serie TV

Un equipo de cuatro hombres soluciona todo tipo de problemas, realizando simulaciones con un gran despliegue de medios. Remake español de una serie argentina de gran éxito, en seis capítulos.

3/10

Últimos tráilers y vídeos