IMG-LOGO
Hardball
5 /10 decine21

Hardball

Hard Ball

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
5 /10 decine21

Crítica

Entre el cole y el juego

Entre el cole y el juego

El género deportivo tiene un inconveniente: las películas suelen ser muy similares. Normalmente, el equipo de fútbol, hockey, atletismo o petanca olímpica de turno comienza siendo desastroso y es el que menos posibilidades tiene de alcanzar el éxito. A través de la autosuperación de los protagonistas, se consigue alcanzar la gran final, donde se juegan el todo por el todo. Aún así, continúan apareciendo grandes películas que dan otra vuelta de tuerca a este esquema, como Un domingo cualquiera o Titanes. Hicieron historia. Si aquellas hablaban de la corrupción y el racismo, en esta ocasión se utiliza el género para hablarnos de los estratos más marginales de la sociedad.

Keanu Reeves, no ha descansado mucho entre los rodajes de Matrix y su continuación, pues ha tenido tiempo para protagonizar Noviembre dulce, Premonición, Juego asesino y la también deportiva Equipo a la fuerza. Aquí se convierte en Conor, auténtico arquetipo de perdedor, dedicado a las apuestas y reventa de entradas, que debe dinero a sujetos peligrosos. Su amigo de la infancia Jimmy, que trabaja en un bufete de abogados, le promete un dinerillo a cambio de un favor: entrenar al equipo de béisbol que la empresa de Jimmy patrocina, formado por chavales del barrio menos recomendable de Chicago. Aunque no le dan demasiado bien a la bola, jugar se convertirá para los niños y el entrenador en la forma de escapar al fracaso al que, presuntamente, están destinados. Además, Conor tendrá tiempo de enamorarse de la maestra de los chavales.

Del reparto destaca Diane Lane (La tormenta perfecta), pero atención a la expresividad de los niños, todos ellos debutantes: fueron elegidos entre auténticos chicos deportistas de Chicago. Esto otorga verosimilitud a la trama, que está basada en una experiencia real, la de Daniel Coyle que describió los hechos en su novela autobiográfica.

Los niños del bate

Es el deporte nacional americano, por lo que se entiende que los niños tengan por aquellas latitudes la misma pasión que los chavales españoles por el fútbol. Hemos visto niños apasionados por el béisbol en multitud de ocasiones. Y si no, recuerden que el bombardeo de Pearl Harbor comienza con unos niños jugando al béisbol, aunque los hechos ocurrieran al despuntar el alba. Un guante de béisbol sirve al protagonista de Corazones en Atlántida como desencadenante de sus recuerdos, marcados por los partidos con sus amiguitos de la infancia. En John Q, el hijo del protagonista se desmaya durante un partido, lo que desencadena la tragedia. En Hook de Steven Spielberg, una de las secuencias más destacadas es un partido de béisbol donde el hijo de Peter Pan empuña el bate. Y Robert De Niro secuestraba al hijo del jugador que idolatra en Fanático.

Jóvenes promesas

Para dar más realismo al film, el equipo optó por reclutar niños deportistas de Chicago, parecidos a los personajes que interpretan. Entrevistaron a 600 niños, de los cuales escogieron a 40, todos ellos sorprendentes promesas, que como puedde verse en la cinta: no sólo saben jugar al béisbol, sino que resultan muy expresivos como actores.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.