saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Los nenúfares de Monet
Estreno en cines

Los nenúfares de Monet

Water Lilies of Monet: The magic of water and light

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

Los nenúfares de Monet

Un viaje a través de las obras y obsesiones personales del genio del Impresionismo. Desde la ciudad natal del artista, Giverny (Francia), pasando por el Musée D’Orsay, hasta adentrarnos en el Museo Orangerie y el Museo Marmottan Monet, santuarios de la obra de Monet en Francia.

Galería de imágenes

Los nenúfares de Monet
Los nenúfares de Monet
Los nenúfares de Monet
Los nenúfares de Monet
Los nenúfares de Monet

Crítica decine21.com

estrella
7
El padre del impresionismo
El padre del impresionismo

Acercamiento a la vida y a la obra del pintor Claude Monet (1840-1926), a cargo del documentalista italiano Giovanni Troilo, quien se detiene especialmente en la etapa más importante de su vida, la que tuvo lugar en Giverny a partir de 1893, en donde pasó los últimos pero muchos y fructíferos años de su larga vida, hasta componer la que sería su última gran obra maestra, Nenúfares, pinturas expuestas en unos enormes paneles que él denominó “La gran decoración”. Aunque con el tiempo Monet ha llegado a convertirse en uno de los pintores más prestigiosos e influyentes de la historia, su reconocimiento llegó tarde y la crítica de su obra fue más bien desfavorable durante toda su vida.

Monet tenía un ojo especial. Hasta el punto de que quizá la clave de su maestría es que él era capaz de ver lo que otros no veían. Es brillante la idea que se comenta a este respecto de que es como si, para entendernos hoy en día, su mirada pudiera pixelar la imagen, descomponiéndola así en multitud de colores vedados para los demás. A lo largo de la película conocemos así la obsesión del pintor por capturar el instante en sus lienzos, su fascinación por la naturaleza, por la luz y el agua especialmente (en un arrebato llegó hasta a lanzarse al mar con sus lienzos); visitamos la playa de Le Havre, escenario de sus primeros escarceos con la pintura, las aguas del Sena en Argenteuil, los jardines y la casa de Giverny... Especialmente importante en su vida fue su amistad con el político Georges Clemenceau, que llegó a ser el primer ministro francés. Cuando nadie tenía en cuenta su pintura y en 1874 Monet expuso sus obras en París junto a Renoir, Degas y Cézanne con la llamada Asociación Anónima de Artistas (de donde surgió el nombre “impresionistas”, por cierto), fue Clemenceau (que aún era un simple diputado) quien rompió la baraja a favor de Monet, lo cual supuso el reconocimiento artístico y el comienzo de una verdadera amistad que duró hasta el final de su vida, tras los sufrimientos generados por la Primera Guerra Mundial.

Hay en Los nenúfares de Monet un extraordinario trabajo de guión, pues no se trata de un documental al uso. Los textos que escuchamos están muy cuidados, se dejan muchos espacios de silencio y de vez en cuando se recrean sensaciones visuales en pantalla, con figurantes o motivos cercanos al pintor. El peso de la narración recae en la actriz Elisa Lasowski, que se pasea por los escenarios naturales tan cercanos a Monet –el Sena, los jardines de Giverny, los bosques– mientras va contando las claves de su vida y su obra. El resultado es excelente, muy bello y elegante, también por la compañía armoniosa de una música muy bien elegida, piano especialmente.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE