No se aceptan devoluciones - Película - decine21
IMG-LOGO
No se aceptan devoluciones
6 /10 decine21

No se aceptan devoluciones

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

No se aceptan devoluciones

La película cuenta la historia de Valentín (Eugenio Derbez), un joven que se ve sorprendido por la paternidad cuando una antigua novia se presenta en su casa desentendiéndose del bebé de ambos de tan solo un año. Valentín decide hacer lo que sea para devolver a la pequeña Maggie a su madre y para ello viaja desde México a Los Angeles, donde comienza una nueva vida junto a la pequeña. Cuando Maggie cumple 7 años su madre reaparece para llevársela. Los esfuerzos que Valentín hizo para deshacerse de la niña no serán nada comparados con los que hará para conservarla.

6 /10 decine21

Crítica

El padre de la criatura

El padre de la criatura

Eugenio Derbez es un cómico muy popular en México, sobre todo por sus intervenciones televisivas en programas como "Al derecho y al derbez" o "Derbez en cuando", aunque también ha participado en montajes teatrales y numerosas películas. No ha podido debutar con mejor pie como director cinematográfico, pues auspiciada por una machacona promoción de Televisa, No se aceptan devoluciones se convirtió en la película mexicana más vista de la historia sólo 9 días después de su estreno.

El guión de No se aceptan devoluciones, al que ha contribuido el propio Derbez, se inspira en Kramer contra Kramer, de Robert Benton, con la que comparte que su protagonista sea un padre que se las tiene que arreglar en solitario. Valentín, mujeriego con miedo al compromiso, que dedica su vida a seducir a turistas en Acapulco, debe hacerse cargo del bebé de una de sus conquistas, que desaparece tras encasquetárselo por sorpresa. A pesar de trasladarse a Los Angeles para tratar de encontrar a la madre, fracasa por completo, por lo que decide instalarse allí, donde encontrará trabajo como especialista de cine y descubrirá el amor paternal.

Derbez se lo ha puesto muy fácil a quienes deseen denigrarle, pues No se aceptan devoluciones no cuenta con grandes interpretaciones (algunos actores, como el casero del protagonista, son francamente malos), tiene un montaje tan básico que ni siquiera sabe respetar el 'tempo' necesario para la comedia, y su realización es bastante rudimentaria y plana. Por su parte, el guión parte de un punto de partida que bien podría ganar el premio al más trillado de la historia del cine: el impresentable que debe sentar cabeza cuando se entera súbitamente de su paternidad. Por si esto fuera poco, acumula giros folletinescos propios de los culebrones mexicanos, abusa de un sentimentalismo muy previsible, e incluye guiños incomprensibles para quién no haya visto los programas televisivos de Derbez. El film llega a tomarse a broma a sí mismo en un gag que deja claro que no es una película de Alfonso Cuarón.

A pesar de todo, se comprende la extraordinaria respuesta del público, pues funciona a la perfección, tanto cuando pretende hacer reír (impagables sus bromas a costa del mundo del cine), como cuando tiene la intención de emocionar. En cierto sentido, recuerda a los filmes de la última etapa (la más sensiblera) del genial Mario Moreno "Cantinflas", que a pesar de su evidente falta de medios lograba con creces divertir al respetable. En varios elementos, No se aceptan devoluciones también remite inexorablemente al Roberto Benigni de La vida es bella.

¿Cuál es el secreto? Posiblemente que No se aceptan devoluciones destila sentimientos auténticos, muy positivos, en torno a los beneficios de la paternidad, la responsabilidad, y la capacidad del ser humano para afrontar sus miedos. Esto se transmite en cada fotograma. La otra gran baza reside en el talento natural del propio Derbez para hacer reír. También merecen una mención las sencillas pero imaginativas animaciones de estilo infantil, en las cartas maternales inventadas por el personaje central, y la interpretación de la niña Loreto Peralta, una debutante con talento.

 

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.