IMG-LOGO

Biografía

Alfonso Cuarón

Alfonso Cuarón

58 años

Alfonso Cuarón

Nació el 28 de Noviembre de 1961 en México, D.F., México

Premios: 4 Oscar (más 1 nominaciones)

De México a la estratosfera

03 Abril 2006

Forma el triunvirato conocido como "los tres amigos" del cine mexicano, con Alejandro González Iñárritu y Guillermo del Toro. Los buenos aficionados al cine consideran a Alfonso Cuarón uno de los grandes del cine actual.

Nacido el 28 de noviembre de 1961 en Ciudad de México, el caserón de la familia de Alfonso Cuarón estaba cerca de los Estudios Churubusco, uno de los más antiguos de Latinoamérica, donde han rodado Luis Buñuel, John Ford, y de forma recurrente Mario Moreno Cantinflas. Apasionado del cine, a los 12 años le regalaron su primera cámara, con la que hizo sus pinitos en la que sería su futura profesión.

"Mi madre me apoyó mucho para que me convirtiera en director", recuerda Cuarón. "Fue quien que me acercó a los libros de la historia del cine, a los cineclubs que existían en la Ciudad de México; a explorar directores que yo no conocía. Yo era un niño y me hablaba de Francis Ford Coppola y de Steven Spielberg, que empezaba a hacer películas".

Recibió formación en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC), donde se enamoró de Mariana Elizondo, con la que se casó en 1980. Posteriormente ella dio a luz a Jonás Cuarón, destinado a colaborar como guionista con su progenitor. En el CUEC también conocería a otra figura fundamental en su vida, el imaginativo fotógrafo Emmanuel Lubezki, que iba a colaborar de forma recurrente en su cine.

Dicen los rumores que le expulsaron del CUEC por rodar un corto, Vengeance is Mine, en inglés, en contra de la normativa del centro, pero en realidad él mismo renunció a seguir estudiando, frustrado porque no le dejaron comercializar este trabajo.

A continuación fue conserje de un museo, hasta que le contrataron para dirigir episodios de La hora marcada, una serie de suspense de Televisa. Junto con su hermano, el escritor Carlos Cuarón, y el citado Lubezki, puso en marcha su primer largometraje, Sólo con tu pareja, comedia en torno a un publicista mujeriego (Daniel Giménez Cacho). En un principio el proyecto estuvo a punto de quedarse en el limbo, pues no iba a obtener apoyo gubernamental, pero cancelaron el rodaje de otro film seleccionado, y finalmente Cuarón recibió la ayuda en su lugar. Obtuvo tanto éxito que el debutante realizador fue reclutado por Sydney Pollack para que participara en Estados Unidos en la serie Fallen Angels, para la que también rodaron episodios Tom Hanks y Tom Cruise.

Una vez instalado en Hollywood, Alfonso Cuarón firmó un contrato con Warner para dirigir Adictos al amor, comedia romántica con Meg Ryan y Matthew Broderick. Pero cuando estaba a punto de iniciar el rodaje renunció al encargo porque quedó deslumbrado con el guión de Richard Lagravenese (Los puentes de Madison) y Elizabeth Chandler (Siempre a tu lado) de La princesita, adaptación de la novela de Frances Hodgson Burnett, que ya había dado lugar a un film de Shirley Temple.

"Si sólo pudiera rescatar una de mis películas sería La princesita", ha declarado Cuarón. Su film, en gran medida gracias al impresionante trabajo visual de Lubezki, obtuvo unas críticas impresionantes y hasta dos candidaturas al Oscar (fotografía, y dirección artística), pero desgraciadamente la taquilla no acompañó. Tampoco obtuvo mucha repercusión la discreta Grandes esperanzas (1998), adaptación de la novela de Charles Dickens, con Gwyneth Paltrow, Ethan Hawke, Anne Bancroft y Robert De Niro.

Decide regresar a México, donde monta una compañía, Producciones Anhelo, con el millonario Jorge Vergara; con ella pone en marcha Y tu mamá también, coescrita por el propio Alfonso Cuarón con su hermano, Carlos. La historia de dos jóvenes que viajan a la playa con una española obtuvo el premio al mejor guión en Venecia, donde también reconocieron con el galardón Marcelo Mastroianni a la interpretación revelación a los hasta entonces desconocidos Diego Luna y Gael García Bernal. El film, que contaba también con Maribel Verdú, obtuvo también una candidatura al Oscar al mejor guión.

Paralelamente a su faceta como realizador, Cuarón se consolidó al frente de Anhelo como productor de títulos tan memorables como El asesinato de Richard Nixon, de Niels Mueller, y El laberinto del fauno, de su amigo Del Toro.

La mismísima J.K. Rowling, creadora de Harry Potter, resultó ser una entusiasta de La princesita, hasta tal punto que cuando Chris Columbus, director de las dos primeras adaptaciones de las peripecias del niño mago, anunció su marcha de la saga, la autora sugirió como sustituto al mexicano. Aunque éste no había leído ninguno de los libros, acabó ocupándose del tercer film, Harry Potter y el prisionero de Azkaban, para muchos el mejor de la saga, al menos por su potencia visual. "Su trabajo fue tan acertado que hasta me entraron escalofríos, pues había dejado pistas de por dónde iba a seguir la historia", comentó Rowling. "Y eso que él no disponía de información privilegiada".

En su siguiente film también partiría de una novela de una autora británica, pues Hijos de los hombres adapta el texto homónimo de P.D. James, que supuso la primera incursión de esta especialista en misterio en el campo de la ciencia ficción. El film habla sobre la desesperanza a través del relato de un futuro distópico donde la humanidad ha perdido la posibilidad de tener hijos. “No me interesaba nada el proyecto hasta que entendí que la infertilidad podía ser una metáfora para la falta de esperanza y que podía ser una gran excusa para hacer una película que explorara el estado de las cosas hoy, en un mundo donde la noción de esperanza cabe, a pesar de que a veces no se ven las cosas tan bien”, comentó el cineasta en una entrevista con José María Aresté para decine21.com.

Rodada al estilo de un documental, Hijos de los hombres se prodiga en impactantes planos secuencia producto de una nueva colaboración con Lubezki, como el de la persecución en coche o el de los combatientes que se detienen conmovidos al ver al bebé. Nuevamente, el realizador se apoya en el talento de grandes actores, pues encabezan el reparto Clive Owen, Julianne Moore y el veterano Michael Caine. El mismo año de este film, 2006, el mexicano se ocupó de un segmento del film colectivo Paris, je t'aime.

Cuarón se toma sus trabajos con tranquilidad. Cinco años tardó en sacar a la luz Gravity, coescrito con su hijo Jonás. Junto a Lubezki se propuso sacarle todas las posibilidades al formato 3D, con el que se logra una espectacularidad y una tensión sin precedentes. En la cinta, Sandra Bullock y George Clooney se convierten en dos astronautas perdidos en el espacio por culpa de un accidente. Con el oxígeno a punto de agotarse, intentarán salvarse alcanzando una cápsula.

Gracias a la película ha recibido destacados reconocimientos, entre ellos el Globo de Oro a la dirección, y el premio del Sindicato de Directores. De las diez candidaturas al Oscar que acumula el film, tres de ellas ­­–película, dirección y montaje­­– implican directamente al mexicano. “Si me dijera a mí mismo cuando tenía 15 años que está pasando esto, se pondría muy contento. Pero quiero mi vida de regreso. Por bonitas que sean las galas de premios, al final lo que quiere un niño de 9 años es que su papá le lleve a la escuela”, ha declarado Cuarón.

Divorciado en 1993 de la citada Elizondo, Alfonso Cuarón se unió a la actriz italiana Annalisa Bugliani, con la que tuvo otros dos vástagos, Tess Bu y Olmo Teodoro, antes de romper con ella en 2008. Los niños aparecen de forma recurrente en su filmografía (La princesita, Harry Potter), así como la imposibilidad de tener descendencia (Hijos de los hombres), o una madre (Bullock en Gravity) que ha perdido a su bebé. Pero él se muestra reacio a encontrar similitudes temáticas en sus trabajos. “No sé si mis películas tienen constantes en común, porque además no las revisito. En realidad, la única constante de mi carrera que yo tengo clara es que tengo que pagar la renta”, comentó Cuarón al citado José María Aresté.

Oscar
2019

Ganador de 2 premios

Nominado a 1 premio

  • Guión original Roma
Oscar
2014

Ganador de 2 premios

Filmografía
Roma

2018 | Roma

Una película intimista y personal del mexicano Alfonso Cuarón, que deja el inglés y la parafernalia hollywoodienses de las exitosas Gravity y Harry Potter y el prisionero de Azkaban, aunque cuenta con un generoso presupuesto, su estatus de gran cineasta le abre puertas para planteamientos arriesgados como el que nos ocupa. La trama transcurre en el barrio de Roma en México, seguimos a una empleada doméstica indita, Cleo, que trabaja al principio de los 70 para una familia acomodada, en la casa viven la abuela, el matrimonio y cuatro niños, más otras dos personas del servicio, y el perro que se hace popó en la entrada con demasiada frecuencia. La narración se nos entrega en un amplio lienzo de glorioso blanco y negro, con una maravillosa recreación de la época, que incluye salas de cine, desfiles militares, manifestaciones violentas de índole política, baños en la playa. La puesta en escena es perfecta, propia de un director talentoso con un gran dominio de la cámara, quien demuestra además una enorme sensibilidad al explicar sin palabras la suerte de hermanamiento que se va a producir entre Cleo y la señora de la casa por encima de diferencias de clase –“las mujeres siempre estamos solas”, le dice ésta a la otra–, ellas son mujeres sometidas a duras pruebas, que demuestran entereza y fuerza de voluntad en sus tribulaciones, donde los hombres, el novio, el esposo, no están a la altura. Llama la atención este contraste, que no da pie a discursos feministas facilones, simplemente se muestra la fortaleza de ellas, y la frivolidad de los otros –dejación de deberes de paternidad, pérdida de tiempo en supuestas actividades importantes, profesionales, deportivas o profesionales, olvidando lo principal, la dedicación a propia familia–. Al final quien tiene verdaderamente equilibrio interior es Cleo, magnífico el simbolismo de esa escena masiva de candidatos a guerreros con un maestro de artes marciales. La película atrapa un cúmulo de sensaciones nostálgicas perfectamente reconocibles, incluida una infancia que nunca deberíamos olvidar, también con sus malos tragos, Cuarón bebe de su vivencia personal y se nota. El reparto es fantástico, pero sin duda que sobresale Yalitza Aparicio en su primer papel en la pantalla. Hay momentos de sublime belleza, donde convive el drama y el suspense, atravesados por el amor, la escena del parto, la escena en la playa con el oleaje peligroso.

9/10
Believe

2014 | Believe | Serie TV

Hace casi 25 años, en los inicios de su carrera, Alfonso Cuarón hizo sus pinitos en la televisión mexicana, firmando episodios de la serie de misterio Horas marcadas. Ahora, tras una carrera triunfal en el cine, y coronado con el Oscar al mejor director por Gravity, vuelve a la pequeña pantalla con una intrigante serie creada por él y por Mark Friedman, y con la colaboración en la producción del mismísimo J.J. Abrams. El episodio piloto de Believe exhibe brillantez visual, y en sus dosis de acción y mundos de conspiración con elementos fantásticos responde plenamente a los esquemas “jotajotabramsianos”. El film sigue a la pequeña Bo, una niña que tiene asombrosos poderes telekinéticos y una increíble capacidad para penetrar en los pensamientos más íntimos de los que están cerca de ella. Dos bandos se enfrentan a causa de ella, unos, “creyentes”, para protegerla y poner sus dones al servicio de la humanidad, los otros con intenciones no tan limpias. Los “creyentes” toman una decisión por motivos no muy claros: liberar a Tate, un recluso que espera ser ejecutado en el corredor de la muerte a pesar de su inocencia, y confiarle su custodia. Entre él y la pequeña se establecerá una relación muy especial. Aunque todavía es pronto para aplaudir esta serie, el hecho es que contiene elementos prometedores en su intrigante trama, y la pequeña Johnny Sequoyah resulta prometedora, se nota la buena mano del responsable de La princesita dirigiendo a niños.  

6/10
Gravity

2013 | Gravity

Una expedición en el espacio exterior. La misión, comandada por el experimentado Matt Kowalski, debe incorporar un nuevo sistema de escaneado al telescopio Hubble, tarea de la que se ocupa la doctora Ryan Stone. Pero la destrucción en otra zona de un satélite obsoleto provoca una acumulación de “basura espacial”, auténticos proyectiles que provocan un accidente. Kowalski deberá idear un plan para volver con Stone sanos y salvos a la Tierra, y las posibilidades son francamente escasas. Asombrosa película dirigida por el mexicano Alfonso Cuarón, con guión coescrito junto a su hijo Jonás Cuarón. Gravity es de esos filmes que hacen buena la idea de que las películas permiten hacer vivir al espectador experiencias que nunca podrá tener en la vida real. Pues con un magnífico uso del 3D, y una recreación hiperrealista de las condiciones de los astronautas en el espacio, se tiene la auténtica sensación de estar en el espacio, contemplando la Tierra desde una óptica única, y la situación de riesgo extremo se hace propia. Cinematográficamente el film supone un verdadero alarde, momentos como el largo plano secuencia inicial que nos permite conocer el entorno de trabajo de los protagonistas resultan sencillamente alucinantes. Más allá de la pura situación de intriga y tensión -¿lograrán salvarse los protagonistas, estupendos George Clooney, y sobre todo, Sandra Bullock?-, desde la inmensidad del espacio, uno puede observar la belleza del universo, la pequeñez del ser humano, y a la vez su increíble grandeza. Quizá los problemas que uno arrastra desde la Tierra puedan cobrar entonces su verdadera dimensión, toca aceptar la existencia que nos ha tocado vivir, tejida entre la vida y la muerte, y plantearse pedir ayuda a Dios, aunque nunca se haya rezado, y confiar en esa mano que nos pueden echar desde fuera los otros.

8/10
Hijos de los hombres

2006 | Children of Men

El director mexicano Alfonso Cuarón aceptó adaptar libremente la novela de P.D. James Hijos de los hombres, atraído por su premisa: un futuro próximo, el año 2027, con una humanidad en peligro de extinción, por la infertilidad de las mujeres. Con tan sugestiva idea traza una parábola de un porvenir nada halagüeño, que presenta inquietantes similitudes con el panorama actual, de flujos migratorios y cierres de fronteras, manifestaciones de radicales y movimientos antisistema, con la deshumanización del hombre como quid de la cuestión. El film arranca con un personaje gris y tristón, requerido por su ex esposa, activista de uno de esos grupos no gubernamentales que busca, de algún modo, un mundo mejor. A regañadientes se convertirá en escolta de una mujer que, de modo inesperado, ha quedado encinta. Y ese cometido no deseado le devolverá paulatinamente la esperanza perdida. Justamente puede definirse a Cuarón como contador de cuentos: La princesita, Grandes esperanzas, Harry Potter y el prisionero de Azkaban… Hasta el sobrevalorado relato iniciático Y tu mamá también encaja en el formato ‘cuento’. Hijos de los hombres es una historia sencilla con telón de fondo apocalíptico, de hombres cansados y sin referencias que les permitan seguir con ilusión el día a día. Las lágrimas silenciosas al inicio, por la muerte violenta del hombre más joven del planeta, es un perfecto resumen de la situación, de falta de amor y aprecio por la vida. A lo que sigue el vacío vital del protagonista, lacónico y eficaz Clive Owen, y esa mirada nostálgica al mundo hippy del personaje de Michael Caine, cultivador de marihuana que se lamenta por el mundo, aunque poco haga por transformarlo. Puede tacharse el film en algún momento de reiterativo, por las numerosas escenas de persecución o de caos, pero el poderío visual del director y su operador habitual Emmanuel Lubezki es tal, que la elemental trama se sostiene. Especial mención merecen la escena en que la visión de una criatura conmueve a quienes instantes antes estaban combatiendo, aunque se trate de un sentimiento efímero; o la de la barca en la niebla.

6/10
Paris, je t'aime

2006 | Paris, je t'aime

Mosaico formado por dieciocho historias cortas, rodadas por cineastas excepcionales, que giran en torno al amor. Cada una transcurre en un barrio de París diferente, que sirve como título a cada segmento. El principal escollo es que los cineastas tienen entre cinco y seis minutos por corto, lo que supone un reto para muchos de ellos, acostumbrados a desarrollar sus historias. Sintetizar un relato no es tarea fácil, menos en el cine moderno, en el que por ejemplo son necesarias tres horas de King Kong para contar lo mismo que la película clásica, de 100 minutos. Esta dificultad deriva en que pocos de los autores son capaces de desarrollar una historia de entidad, y los que salen mejor parados son en su mayor parte los que se decantan por narrar una anecdotilla. Es el caso de Joel y Ethan Coen, que mezclan suspense y comedia en ‘Tuileries’, aunque no muestran París, pues transcurre en su totalidad en la estación de metro. Steve Buscemi interpreta a un turista que descubre a una pareja magreándose en el andén de enfrente, lo que causará imprevistas reacciones de los observados. Tiene también su gracia ‘Tour Eiffel’, en la que Sylvain Chomet reivindica el derecho a la diversidad, a través de la historia de amor de dos mimos. Isabel Coixet realiza su primera incursión en el género cómico, pues en ‘Bastille’ parodia sus propios dramones lacrimógenos, a través de la historia de un hombre a punto de dejar a su mujer por una amante más joven. Resulta al menos curiosa ‘Père Lachaise’, en la que el especialista en terror Wes Craven  cuenta con simpatía la visita de una pareja a la tumba de Oscar Wilde. El propio Craven interviene brevemente como actor en ‘Quartier de la Madeleine’, donde Vincenzo Natali convierte a Elijah Wood en protagonista de una historia de vampiros. Esto no significa que no hayan tenido éxito algunos cineastas que han optado por la vía dramática. Destaca Gurinder Chadha, con ‘Quais de Seine’, que apunta con pocos trazos una historia de amor interracial. En ‘Loin du 16ème’, los brasileños Walter Salles y Daniela Thomas han elegido una entrañable historia de amor maternal, recordando que el amor puede ser de diferentes clases. Frédéric Auburtin se ha encargado de rodar imágenes de París, que sirven de transición entre los cortos, y de ‘Quartier Latin’, homenaje al cine de John Cassavetes, con dos de los actores habituales del neoyorquino, su esposa Gena Rowlands y Ben Gazzara. Como en todos los trabajos colectivos, es inevitable que el nivel sea desigual. Desentonan parcialmente algunos pasajes, como ‘Porte de Choisy’, relato surrealista en torno a unas peluquerías chinas. Lo mismo le ocurre a ‘Le Marais’, pues a pesar de la fuerza visual de Gus Van Sant, su narración de un encuentro que podría dar lugar a una relación homosexual no acaba de arrancar. 

5/10
Harry Potter y el prisionero de Azkaban

2004 | Harry Potter and the Prisioner of Azkaban

Harry Potter crece. La saga del niño mago también. Estrena nuevo director, el mexicano Alfonso Cuarón (Chris Columbus quedó agotado con las dos primeras entregas), aunque manteniendo al guionista Steve Kloves, y contando con el necesario "placet" de J.K. Rowling, la madre de la criatura. Tercer curso en Hogwarts. La incorporación de Harry, Hermione y compañía trae consigo una novedad. Ha escapado de prisión Sirius Black, un poderoso mago relacionado con la muerte de los padres de Harry. Las medidas de seguridad en la escuela se han extremado, sobre todo con los dementores, siniestras criaturas policiales, capaces de introducirse en la cabeza del que tienen delante, y cuyos interrogatorios mentales Harry no soporta nada bien. Como puede verse, la imaginación de Rowling depara nuevas sorpresas, y sólo presentamos la punta del iceberg. Cuarón asume el mundo de Potter, utilizando lo mejor de su capacidad de cuentacuentos (recuérdese que dirigió La princesita), y evitando el error de pasarse de listo (su fallida adaptación contemporánea de Grandes esperanzas de Dickens); apunta lo justo la entrada en la adolescencia de Harry (la rabieta con sus tíos, que le lleva a hacer magia en el mundo de los "mugles", algo archiprohibido), y da un toque un pelín más oscuro a la saga. Los personajes más mimados son Harry y Hermione entre los niños, y el profesor Lupin (estupendo David Thewlis) entre los adultos. Donde el mexicano se gana un diez es en el capítulo visual. El autobús que recoge a Harry, el sortilegio de conjurar los miedos con un pensamiento ridículo, la clase sobre el hipogrifo, el viaje en el tiempo o los terroríficos dementores, resultan deslumbrantes. También hay asombrosas transformaciones (atención al hombre lobo, o las sorpresas que depara Scabbers, la rata de Ron), y hechizos que dan pie al humor, como aquel con que Harry castiga a la tía Marge, conviertiéndola en una auténtica mujer-globo. Concretamente Cuarón se esforzó en la creación de los dementores, según explica el productor, David Heyman: “Alfonso quería que los dementores tuviesen una cualidad completamente distinta de las restantes criaturas míticas de la historia. Comenzó el proceso de diseño experimentando con movimiento a cámara lenta. Y luego reprodujo el movimiento a cámara lenta al revés, como si los dementores fueran por delante de un personaje al entrar en una habitación, en lugar de seguirlo.” Y sí, dan miedo estas criaturas, que recuerdan un poco a los Jinetes Negros de El Señor de los Anillos.

6/10
Y tu mamá también

2000 | Y tu mamá también

Julio y Tenoch son dos adolescentes con las hormonas a pleno rendimiento. Separados temporalmente de sus novias, intentan ligar con Luisa, una joven española cuyo matrimonio no marcha bien. Y el caso es que la convencen para viajar a una supuesta playa, a la que llaman Boca del Cielo. Ambos jovencitos harán todo lo posible para acostarse con Luisa, lo que provoca su distanciamiento. Alfonso Cuarón firma un film de alto voltaje erótico, que demuestra de modo agridulce que no todo lo que llamamos amistad merece tal nombre.

4/10
Grandes esperanzas (1998)

1998 | Great Expectations

Adaptación libre de la novela de Charles Dickens, que ya conoció una excelente versión de David Lean,con el título de Cadenas rotas. Presenta la historia de Finn, un niño pobre que se cría con su tío. Cuando consigue trabajo para una excéntrica ricachona se enamora perdidamente de Estella, su sobrina. El mexicano Alfonso Cuarón (La princesita) apuesta por un tratamiento muy sensual de la historia de amor. Y cuida con mimo el diseño artístico. Atentos a la partitura musical de Patrick Doyle: hermosísima.

4/10
La princesita

1995 | A Little Princess

Sara es una niña india que vive rodeada de felicidad junto a su padre, en su lejano país. Pero su vida cambia cuando su padre debe marcharse a la guerra y ella queda internada en un colegio de Nueva York. El colegio tiene una normas muy estrictas, que Sara, alegre y siempre dispuesta a la diversión, no puede aceptar. Es entonces cuando, acompañada de su inseparable amiga norteamericana, se sumerge en un universo de fantasía donde reina su imaginación. Una película encantadora, adaptación de la obra de Frances Hodgson Burnett, repleta de buenos sentimientos, en la que el mundo real se mezcla con el imaginario en el corazón de una niña. Para ello, la adorable Sara recuerda las palabras que le decía su querido padre: "Todas las niñas son princesas". Fue el primer film del mexicano Alfonso Cuarón en Hollywood, donde dio muestras de su enorme fuerza visual y de su capacidad para abordar mundos llenos de magia. Preciosas música y fotografía, que dan perfecto empaque al film.

7/10
Sólo con tu pareja

1991 | Sólo con tu pareja

Debut en el largo del mexicano Alfonso Cuarón, que maneja un libreto de su hermano Alfonso Cuarón. Se trata de una comedia de enredo en torno a un incorregible mujeriego, Tomás Tomás, creativo de anuncios publicitarios, al que le cuesta dar el lema para una campaña de jalapeños. Lo que no le impide dar rienda suelta a su libido, con toda mujer que se pone a tiro. Lo que le lleva una noche a una situación rocambolesca de pasión a tres bandas, con una enfermera, su jefa, y una vecina azafata que podría ser su verdadero amor. La cosa se complica cuando la enfermera, despechada porque Tomás le engaña, falsifica un informe que señala que padece sida. Incapaz de soportarlo, Tomás planea su suicidio.Visualmente se detecta ya el talento de Alfonso Cuarón en este film, con una cuidada puesta en escena, visualmente atractiva, en la que es protagonista el director de fotografía Emmanuel Lubezki. En cambio se le va la mano en las abundantes escenas de sexo, que despojan a la trama de cualquier romanticismo, y que no tienen la gracia que pretenden. De acuerdo que una comedia alocada invita a la exageración, pero los hermanos Cuarón se pasan de rosca con los pasajes de alcoba, y pierden el ritmo en el último tramo del posible suicidio de Tomás y una de sus conquistas; el film anticipa lo que sería Y tu mamá también.

4/10
Cuarteto para el fin del tiempo

1983 | Cuarteto para el fin del tiempo

Corto estudiantil en blanco y negro del mexicano Alfonso Cuarón, es más un aplicado ejercicio de estilo que otra cosa. Seguimos a un tipo en su apartamento, que lee acerca de las costumbres de las tortugas, pues él tiene una, o que deja que un pececillo se vaya por el desagüe de la bañera. También podemos verle lanzando globos por la ventana. Lo que da pie a imágenes curiosas, pero a poco más.

4/10
Roma

2018 | Roma

Una película intimista y personal del mexicano Alfonso Cuarón, que deja el inglés y la parafernalia hollywoodienses de las exitosas Gravity y Harry Potter y el prisionero de Azkaban, aunque cuenta con un generoso presupuesto, su estatus de gran cineasta le abre puertas para planteamientos arriesgados como el que nos ocupa. La trama transcurre en el barrio de Roma en México, seguimos a una empleada doméstica indita, Cleo, que trabaja al principio de los 70 para una familia acomodada, en la casa viven la abuela, el matrimonio y cuatro niños, más otras dos personas del servicio, y el perro que se hace popó en la entrada con demasiada frecuencia. La narración se nos entrega en un amplio lienzo de glorioso blanco y negro, con una maravillosa recreación de la época, que incluye salas de cine, desfiles militares, manifestaciones violentas de índole política, baños en la playa. La puesta en escena es perfecta, propia de un director talentoso con un gran dominio de la cámara, quien demuestra además una enorme sensibilidad al explicar sin palabras la suerte de hermanamiento que se va a producir entre Cleo y la señora de la casa por encima de diferencias de clase –“las mujeres siempre estamos solas”, le dice ésta a la otra–, ellas son mujeres sometidas a duras pruebas, que demuestran entereza y fuerza de voluntad en sus tribulaciones, donde los hombres, el novio, el esposo, no están a la altura. Llama la atención este contraste, que no da pie a discursos feministas facilones, simplemente se muestra la fortaleza de ellas, y la frivolidad de los otros –dejación de deberes de paternidad, pérdida de tiempo en supuestas actividades importantes, profesionales, deportivas o profesionales, olvidando lo principal, la dedicación a propia familia–. Al final quien tiene verdaderamente equilibrio interior es Cleo, magnífico el simbolismo de esa escena masiva de candidatos a guerreros con un maestro de artes marciales. La película atrapa un cúmulo de sensaciones nostálgicas perfectamente reconocibles, incluida una infancia que nunca deberíamos olvidar, también con sus malos tragos, Cuarón bebe de su vivencia personal y se nota. El reparto es fantástico, pero sin duda que sobresale Yalitza Aparicio en su primer papel en la pantalla. Hay momentos de sublime belleza, donde convive el drama y el suspense, atravesados por el amor, la escena del parto, la escena en la playa con el oleaje peligroso.

9/10
Believe

2014 | Believe | Serie TV

Hace casi 25 años, en los inicios de su carrera, Alfonso Cuarón hizo sus pinitos en la televisión mexicana, firmando episodios de la serie de misterio Horas marcadas. Ahora, tras una carrera triunfal en el cine, y coronado con el Oscar al mejor director por Gravity, vuelve a la pequeña pantalla con una intrigante serie creada por él y por Mark Friedman, y con la colaboración en la producción del mismísimo J.J. Abrams. El episodio piloto de Believe exhibe brillantez visual, y en sus dosis de acción y mundos de conspiración con elementos fantásticos responde plenamente a los esquemas “jotajotabramsianos”. El film sigue a la pequeña Bo, una niña que tiene asombrosos poderes telekinéticos y una increíble capacidad para penetrar en los pensamientos más íntimos de los que están cerca de ella. Dos bandos se enfrentan a causa de ella, unos, “creyentes”, para protegerla y poner sus dones al servicio de la humanidad, los otros con intenciones no tan limpias. Los “creyentes” toman una decisión por motivos no muy claros: liberar a Tate, un recluso que espera ser ejecutado en el corredor de la muerte a pesar de su inocencia, y confiarle su custodia. Entre él y la pequeña se establecerá una relación muy especial. Aunque todavía es pronto para aplaudir esta serie, el hecho es que contiene elementos prometedores en su intrigante trama, y la pequeña Johnny Sequoyah resulta prometedora, se nota la buena mano del responsable de La princesita dirigiendo a niños.  

6/10
Gravity

2013 | Gravity

Una expedición en el espacio exterior. La misión, comandada por el experimentado Matt Kowalski, debe incorporar un nuevo sistema de escaneado al telescopio Hubble, tarea de la que se ocupa la doctora Ryan Stone. Pero la destrucción en otra zona de un satélite obsoleto provoca una acumulación de “basura espacial”, auténticos proyectiles que provocan un accidente. Kowalski deberá idear un plan para volver con Stone sanos y salvos a la Tierra, y las posibilidades son francamente escasas. Asombrosa película dirigida por el mexicano Alfonso Cuarón, con guión coescrito junto a su hijo Jonás Cuarón. Gravity es de esos filmes que hacen buena la idea de que las películas permiten hacer vivir al espectador experiencias que nunca podrá tener en la vida real. Pues con un magnífico uso del 3D, y una recreación hiperrealista de las condiciones de los astronautas en el espacio, se tiene la auténtica sensación de estar en el espacio, contemplando la Tierra desde una óptica única, y la situación de riesgo extremo se hace propia. Cinematográficamente el film supone un verdadero alarde, momentos como el largo plano secuencia inicial que nos permite conocer el entorno de trabajo de los protagonistas resultan sencillamente alucinantes. Más allá de la pura situación de intriga y tensión -¿lograrán salvarse los protagonistas, estupendos George Clooney, y sobre todo, Sandra Bullock?-, desde la inmensidad del espacio, uno puede observar la belleza del universo, la pequeñez del ser humano, y a la vez su increíble grandeza. Quizá los problemas que uno arrastra desde la Tierra puedan cobrar entonces su verdadera dimensión, toca aceptar la existencia que nos ha tocado vivir, tejida entre la vida y la muerte, y plantearse pedir ayuda a Dios, aunque nunca se haya rezado, y confiar en esa mano que nos pueden echar desde fuera los otros.

8/10
Paris, je t'aime

2006 | Paris, je t'aime

Mosaico formado por dieciocho historias cortas, rodadas por cineastas excepcionales, que giran en torno al amor. Cada una transcurre en un barrio de París diferente, que sirve como título a cada segmento. El principal escollo es que los cineastas tienen entre cinco y seis minutos por corto, lo que supone un reto para muchos de ellos, acostumbrados a desarrollar sus historias. Sintetizar un relato no es tarea fácil, menos en el cine moderno, en el que por ejemplo son necesarias tres horas de King Kong para contar lo mismo que la película clásica, de 100 minutos. Esta dificultad deriva en que pocos de los autores son capaces de desarrollar una historia de entidad, y los que salen mejor parados son en su mayor parte los que se decantan por narrar una anecdotilla. Es el caso de Joel y Ethan Coen, que mezclan suspense y comedia en ‘Tuileries’, aunque no muestran París, pues transcurre en su totalidad en la estación de metro. Steve Buscemi interpreta a un turista que descubre a una pareja magreándose en el andén de enfrente, lo que causará imprevistas reacciones de los observados. Tiene también su gracia ‘Tour Eiffel’, en la que Sylvain Chomet reivindica el derecho a la diversidad, a través de la historia de amor de dos mimos. Isabel Coixet realiza su primera incursión en el género cómico, pues en ‘Bastille’ parodia sus propios dramones lacrimógenos, a través de la historia de un hombre a punto de dejar a su mujer por una amante más joven. Resulta al menos curiosa ‘Père Lachaise’, en la que el especialista en terror Wes Craven  cuenta con simpatía la visita de una pareja a la tumba de Oscar Wilde. El propio Craven interviene brevemente como actor en ‘Quartier de la Madeleine’, donde Vincenzo Natali convierte a Elijah Wood en protagonista de una historia de vampiros. Esto no significa que no hayan tenido éxito algunos cineastas que han optado por la vía dramática. Destaca Gurinder Chadha, con ‘Quais de Seine’, que apunta con pocos trazos una historia de amor interracial. En ‘Loin du 16ème’, los brasileños Walter Salles y Daniela Thomas han elegido una entrañable historia de amor maternal, recordando que el amor puede ser de diferentes clases. Frédéric Auburtin se ha encargado de rodar imágenes de París, que sirven de transición entre los cortos, y de ‘Quartier Latin’, homenaje al cine de John Cassavetes, con dos de los actores habituales del neoyorquino, su esposa Gena Rowlands y Ben Gazzara. Como en todos los trabajos colectivos, es inevitable que el nivel sea desigual. Desentonan parcialmente algunos pasajes, como ‘Porte de Choisy’, relato surrealista en torno a unas peluquerías chinas. Lo mismo le ocurre a ‘Le Marais’, pues a pesar de la fuerza visual de Gus Van Sant, su narración de un encuentro que podría dar lugar a una relación homosexual no acaba de arrancar. 

5/10
Hijos de los hombres

2006 | Children of Men

El director mexicano Alfonso Cuarón aceptó adaptar libremente la novela de P.D. James Hijos de los hombres, atraído por su premisa: un futuro próximo, el año 2027, con una humanidad en peligro de extinción, por la infertilidad de las mujeres. Con tan sugestiva idea traza una parábola de un porvenir nada halagüeño, que presenta inquietantes similitudes con el panorama actual, de flujos migratorios y cierres de fronteras, manifestaciones de radicales y movimientos antisistema, con la deshumanización del hombre como quid de la cuestión. El film arranca con un personaje gris y tristón, requerido por su ex esposa, activista de uno de esos grupos no gubernamentales que busca, de algún modo, un mundo mejor. A regañadientes se convertirá en escolta de una mujer que, de modo inesperado, ha quedado encinta. Y ese cometido no deseado le devolverá paulatinamente la esperanza perdida. Justamente puede definirse a Cuarón como contador de cuentos: La princesita, Grandes esperanzas, Harry Potter y el prisionero de Azkaban… Hasta el sobrevalorado relato iniciático Y tu mamá también encaja en el formato ‘cuento’. Hijos de los hombres es una historia sencilla con telón de fondo apocalíptico, de hombres cansados y sin referencias que les permitan seguir con ilusión el día a día. Las lágrimas silenciosas al inicio, por la muerte violenta del hombre más joven del planeta, es un perfecto resumen de la situación, de falta de amor y aprecio por la vida. A lo que sigue el vacío vital del protagonista, lacónico y eficaz Clive Owen, y esa mirada nostálgica al mundo hippy del personaje de Michael Caine, cultivador de marihuana que se lamenta por el mundo, aunque poco haga por transformarlo. Puede tacharse el film en algún momento de reiterativo, por las numerosas escenas de persecución o de caos, pero el poderío visual del director y su operador habitual Emmanuel Lubezki es tal, que la elemental trama se sostiene. Especial mención merecen la escena en que la visión de una criatura conmueve a quienes instantes antes estaban combatiendo, aunque se trate de un sentimiento efímero; o la de la barca en la niebla.

6/10
Y tu mamá también

2000 | Y tu mamá también

Julio y Tenoch son dos adolescentes con las hormonas a pleno rendimiento. Separados temporalmente de sus novias, intentan ligar con Luisa, una joven española cuyo matrimonio no marcha bien. Y el caso es que la convencen para viajar a una supuesta playa, a la que llaman Boca del Cielo. Ambos jovencitos harán todo lo posible para acostarse con Luisa, lo que provoca su distanciamiento. Alfonso Cuarón firma un film de alto voltaje erótico, que demuestra de modo agridulce que no todo lo que llamamos amistad merece tal nombre.

4/10
Cuarteto para el fin del tiempo

1983 | Cuarteto para el fin del tiempo

Corto estudiantil en blanco y negro del mexicano Alfonso Cuarón, es más un aplicado ejercicio de estilo que otra cosa. Seguimos a un tipo en su apartamento, que lee acerca de las costumbres de las tortugas, pues él tiene una, o que deja que un pececillo se vaya por el desagüe de la bañera. También podemos verle lanzando globos por la ventana. Lo que da pie a imágenes curiosas, pero a poco más.

4/10
Believe

2014 | Believe | Serie TV

Hace casi 25 años, en los inicios de su carrera, Alfonso Cuarón hizo sus pinitos en la televisión mexicana, firmando episodios de la serie de misterio Horas marcadas. Ahora, tras una carrera triunfal en el cine, y coronado con el Oscar al mejor director por Gravity, vuelve a la pequeña pantalla con una intrigante serie creada por él y por Mark Friedman, y con la colaboración en la producción del mismísimo J.J. Abrams. El episodio piloto de Believe exhibe brillantez visual, y en sus dosis de acción y mundos de conspiración con elementos fantásticos responde plenamente a los esquemas “jotajotabramsianos”. El film sigue a la pequeña Bo, una niña que tiene asombrosos poderes telekinéticos y una increíble capacidad para penetrar en los pensamientos más íntimos de los que están cerca de ella. Dos bandos se enfrentan a causa de ella, unos, “creyentes”, para protegerla y poner sus dones al servicio de la humanidad, los otros con intenciones no tan limpias. Los “creyentes” toman una decisión por motivos no muy claros: liberar a Tate, un recluso que espera ser ejecutado en el corredor de la muerte a pesar de su inocencia, y confiarle su custodia. Entre él y la pequeña se establecerá una relación muy especial. Aunque todavía es pronto para aplaudir esta serie, el hecho es que contiene elementos prometedores en su intrigante trama, y la pequeña Johnny Sequoyah resulta prometedora, se nota la buena mano del responsable de La princesita dirigiendo a niños.  

6/10
Roma

2018 | Roma

Una película intimista y personal del mexicano Alfonso Cuarón, que deja el inglés y la parafernalia hollywoodienses de las exitosas Gravity y Harry Potter y el prisionero de Azkaban, aunque cuenta con un generoso presupuesto, su estatus de gran cineasta le abre puertas para planteamientos arriesgados como el que nos ocupa. La trama transcurre en el barrio de Roma en México, seguimos a una empleada doméstica indita, Cleo, que trabaja al principio de los 70 para una familia acomodada, en la casa viven la abuela, el matrimonio y cuatro niños, más otras dos personas del servicio, y el perro que se hace popó en la entrada con demasiada frecuencia. La narración se nos entrega en un amplio lienzo de glorioso blanco y negro, con una maravillosa recreación de la época, que incluye salas de cine, desfiles militares, manifestaciones violentas de índole política, baños en la playa. La puesta en escena es perfecta, propia de un director talentoso con un gran dominio de la cámara, quien demuestra además una enorme sensibilidad al explicar sin palabras la suerte de hermanamiento que se va a producir entre Cleo y la señora de la casa por encima de diferencias de clase –“las mujeres siempre estamos solas”, le dice ésta a la otra–, ellas son mujeres sometidas a duras pruebas, que demuestran entereza y fuerza de voluntad en sus tribulaciones, donde los hombres, el novio, el esposo, no están a la altura. Llama la atención este contraste, que no da pie a discursos feministas facilones, simplemente se muestra la fortaleza de ellas, y la frivolidad de los otros –dejación de deberes de paternidad, pérdida de tiempo en supuestas actividades importantes, profesionales, deportivas o profesionales, olvidando lo principal, la dedicación a propia familia–. Al final quien tiene verdaderamente equilibrio interior es Cleo, magnífico el simbolismo de esa escena masiva de candidatos a guerreros con un maestro de artes marciales. La película atrapa un cúmulo de sensaciones nostálgicas perfectamente reconocibles, incluida una infancia que nunca deberíamos olvidar, también con sus malos tragos, Cuarón bebe de su vivencia personal y se nota. El reparto es fantástico, pero sin duda que sobresale Yalitza Aparicio en su primer papel en la pantalla. Hay momentos de sublime belleza, donde convive el drama y el suspense, atravesados por el amor, la escena del parto, la escena en la playa con el oleaje peligroso.

9/10

Últimos tráilers y vídeos