Decine21
Paris Police 1900
6 /10 decine21
Paris Police 1900
Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
1 2 0 0 2 1

Sinopsis oficial

El presidente francés Felix Faure acaba de morir. Francia, paralizada por la extrema derecha, los grupos antisemitas y la creciente anarquía, nunca ha parecido tan débil. El joven y ambicioso inspector Antoine Jouin es puesto al cargo del descubrimiento del torso de una joven en una maleta que flotaba en el Sena. Por otra parte, Joseph Fiersi, un agente corrupto y chantajista de Puybaraud, recluta a Meg Steinheil, una prostituta de lujo acusada de matar al presidente mientras mantenían relaciones sexuales. Asesinatos, chantajes, disturbios, conspiraciones, golpes de Estado... Bienvenidos a la Belle Époque.

6 /10 decine21

Crítica Paris Police 1900 (2022)

Una ciudad sucia, antisemita y libertina

Una ciudad sucia, antisemita y libertina

París, albores del siglo XX. El caso Dreyfus está en su momento álgido. Parece que va a juzgarse nuevamente al soldado judío sospechoso de traición, lo cual ha envalentonado a organizaciones antisemitas, que se han puesto manos a la obra para sembrar el terror e instigar sentimientos racistas entre el pueblo. El presidente Félix Faure acaba de morir en circunstancias, digamos, poco elegantes y su amante, la libertina Meg Steinheil, será entonces solicitada por la policía para adentrarse en los círculos antijudíos y servir de confidente. Pero el trabajo policial es grande y el joven agente Antoine Jouin, entre otros compañeros, tiene que lidiar además con otras muchas denuncias y con un hallazgo especialmente macabro: el cadáver de una mujer sin cabeza y sin piernas encerrado en una maleta. La identificación es complicada, por lo que toca buscar mujeres desaparecidas y posibles sospechosos.

Fabien Nury es el creador de esta atractiva serie francesa que nos adentra en el turbio París de comienzos de siglo, una ciudad alejada del glamour que supuestamente desprende y rica en cambio en todo tipo de bajezas, crímenes y costumbres malsanas. Paris Police 1900 presenta a un cuerpo de policía tozudo pero limitado en métodos y sutilezas a la hora de eliminar a delincuentes y criminales. Son momentos delicados también políticamente, los periódicos modelan la opinión pública a su gusto y conviene que ciertas cosas quizá no salgan a la luz. Dos visiones se oponen en este aspecto, el utilitarismo en el trabajo, la corrupción y el estricto informe de resultados por una parte y, por otra, el policía de raza, que se implica, que sufre, que persigue y que quizá fracase, lo cual emparenta algunos tramos de la serie con el cine negro.

El equipo de guionistas habla de temas de interés, como el auge del antisemitismo en Francia, la reivindicación de la mujer con plenos derechos en la sociedad, el abuso policial, etc. y se encarga de que los diversos hilos de la trama se entrelazcan con esmero y sin artificios, al tiempo que aportan una visión sórdida y rastrera de la sociedad, un rebuscado enfoque bastante deplorable en usos y costumbres. Ya solamente el obsceno arranque supone una declaración de intenciones acerca de lo que espera al espectador, que no es precisamente la idílica postal de un grupo de damiselas con sombrilla en un atardecer junto al Sena. Más bien todo lo contrario. Nury tampoco evita mostrar la violencia de algunos pasajes –alguno rodado magníficamente como el tiroteo al policía a través de la puerta–, aunque ésta suele ser más sugerida que explícita, lo que no impide que ofrezca también algunas imágenes grotescas y desagradables.

Compuesta por ocho capítulos de casi una hora de duración cada uno, París Police 1900 destaca sin lugar a dudas por el esfuerzo de producción. Aunque no se alardea de secuencias exteriores, en general las localizaciones urbanas están muy cuidadas y la puesta en escena es soberbia, con un acertado y limitado uso de la luz en interiores, donde predominan los tonos pardos, tristones y los claroscuros amenazantes en los ambientes insanos. El reparto no reúne a intérpretes de gran renombre, pero todos hacen un trabajo más que correcto, desde Jérémie Laheurte como el atribulado y temperamental agente Jouin, hasta la canadiense Evelyne Brochu como Meg, pasando por el veterano Marc Barbé como prefecto Lépine o la actriz Eugénie Derouand como joven abogada.

Comenta esta Serie TV

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Series más vistas HOY

Estrenos Películas

Últimos tráilers oficiales