IMG-LOGO

Biografía

Amara Karan

Amara Karan

Amara Karan

Filmografía
Amigos por siempre

2017 | The Upside

Remake del exitoso film Intocable del dúo francés Olivier Nakache-Eric Toledano, que a su vez se inspiraba en un caso real, la relación entre Philippe Pozzo di Borgo and Abdel Sellou, un cuadrapléjico anclado en su silla de ruedas y su improbable ayudante negro. Aquí se mantiene en líneas generales una gran fidelidad al original, aunque americanizando la historia con el telón de fondo de Nueva York, el ambiente de lujo de Manhattan, y de las galerías de arte, y metáforas de béisbo. Pero por supuesto, lo principal es el armazón argumental. Un millonario en silla de ruedas, Phillip, viudo, amargado por su situación; y un afroamericano, Dell, en libertad condicional, con problemas familiares, pero que acepta las cosas como vienen y tiene un optimismo a machamartillo. Cuando Yvonne, la eficaz mano derecha de Phillip, está buscando un asistente capaz de aguantarle, y entrevista a decenas de candidatos, el descaro de Dell cae en gracia al tetrapléjico, que lo ficha ante el estupor de ella. Comienza una curiosa relación de extraña pareja, en que uno recupera las ganas de vivir, y el otro va sentando la cabeza. El nuevo director, Neil Burger, mantiene el equilibrio de drama y comedia, con buenos sentimientos, y el trío actoral principal, Bryan Cranston, Kevin Hart y Nicole Kidman, parece que se lo pasan "pipa". Los puristas dirán lo típico de "remake innecesario y bla, bla, bla...", pero al final se trata de versionar una buena historia, como siempre se ha hecho en el arte escénico. Y la cosa funciona.

6/10
Stan Lee's Lucky Man

2016 | Stan Lee's Lucky Man | Serie TV

Serie policíaca con toque fantástico, de producción británica pero auspiciada por el mítico creador de los cómics Marvel Stan Lee, que como es preceptivo, hace un pequeño cameo, en esta caso haciendo de sí mismo. Sigue las tribulaciones en Londres del inspector de la policía Harry Clayton, buen profesional, pero con un problema serio: es ludópata, razón por la que acumula importantes deudas, además de ser la causa de su ruptura matrimonial, que no lleva bien, espera algún día volver con su esposa. En tal tesitura, una noche en el casino, cuando todo apunta a que va a volver a perder, aparece salida de no se sabe dónde una hermosa mujer, que le trae buena suerte, gana un buen pellizco, y además acaban juntos en el catre. Al día siguiente él se despierta con un misterioso brazalete en la muñeca, y la suerte empieza a acompañarle. Pero al mismo tiempo, se ve envuelto en un caso donde las víctimas están relacionadas de algún modo con su vicio: aparece asesinado el dueño chino del casino donde solía jugar, y una de las stripers de un club de placer vinculado al casino. El primer episodio de esta intrigante serie tiene elementos más que suficientes para invitar a su seguimiento. De modo gradual se van desplegando hilos narraticos que nos permiten intuir que la suerte a veces va adjetivada con las palabras "buena" y "mala", y saber que el dueño anterior del brazalete se suicidó arrojándose desde un rascacielos deja bastante claro este punto. Subtramas con la vida familiar de Clayton, la relación con su compañera policía, y el jefe que le tiene catalogado como poco más que un impresentable, más la misteriosa mujer que personifica la suerte, permiten dar esperanzas acerca de su recorrido. En el reparto no hay primerísimas espadas, pero James Nesbitt es muy adecuado para el inspector perdedor que pasa a ser un ganador, y Sienna Guillory aporta su indudable y misterioso atractivo.

6/10
The Night Of

2016 | The Night Of | Serie TV

Intrigante miniserie criminal de HBO creada por dos curtidos guionistas, Richard Price y Steven Zaillian, el segundo además al frente de la mayor parte de los episodios como director. Sigue los pasos de Naz Khan, joven estadounidense de origen pakistaní que vive en Nueva York, sus padre emigraron en busca del sueño americano tiempo atrás. Integrado en la sociedad, y estudiante universitario, una noche toma sin permiso el taxi que comparte su padre con dos compañeros, con idea de acudir a una fiesta. Pero una hermosa joven sube al vehículo para que le lleve a una determinada dirección, y él, en vez de aclarar que no está de servicio, accede y la lleva a la orilla del Hudson, donde charlan confiadamente, y luego a su casa, donde ella le ofrece pastillas, jueguecitos sádicos con un cuchillo, y por supuesto, sexo. El caso es que despierta pasado el tiempo desubicado en el salón, y a ella la encuentra sangrientamente acuchillada en el dormitorio. Aterrorizado abandona el lugar, pero varios testigos, el arma homicida, y la detención de su vehículo por la policía, por una conducción errática, le apuntan como presunto homicida. El abogado John Stone, siempre de ronda en las comisaría buscando clientes prometiendo precio gratis si no les consigue la libertad, se postula como su defensor, mientras unos padres y un hermano atónitos, no pueden creer que Naz pueda ser culpable. Llevado a prisión sin fianza, Naz va a descubrir la vida dura, mientras el policía a punto de jubilarse Dennis Box investiga, la fiscal del caso busca elementos para la acusación y Stone busca elementos para la defensa. A través de ocho episodios, modélicamente narrados, permanece la sombra de la duda sobre lo ocurrido en la noche de autos, mientras se perfilan muy bien los personajes y sus relaciones, con detalles que podrían considerarse triviales –el eccema de Stone en los pies, que le obliga a llevar unas llamativas sandalias–, pero que no sobran, todo contribuye a dotar a la historia de verosimilitud, son muy realistas esos tipos cansados, o los ingenuos que se transforman, es ley de vida. De modo que vemos las dificultades de los musulmanes en Estados Unidos tras el 11-S y de los inmigrantes en general, la supervivencia en presidio, y las acciones de todas las partes en la investigación, presentadas con hondura. Las interpretaciones son fantásticas, aunque sobresale John Turturro con su abogado-detective único, todo un personaje que debería figurar en las antologías de la serie negra. También está muy bien Riz Ahmed como el presunto culpable, está muy atrapada los cambios propiciados por la reclusión, y Bill Camp como el policía que ve que el trabajo que ha dado sentido a su vida hasta entonces está a punto de acabarse. El resto, más secundarios, es maravilloso, y parece injusto mencionar sólo un nombre, pero destaquemos a la gran Jeannie Berlin como la fiscal.

7/10
Jadoo

2013 | Jadoo

Dos hermanos, los dos magníficos chefs, se enemistan de manera catastrófica. En el clímax de su disputa, rompen en dos el libro de recetas familiar: un hermano se queda con los primeros platos y otro con los segundos. Montan dos restaurantes rivales, uno enfrente del otro, y pasan los siguientes veinte años de su vida tratando de superar al otro. Hace falta una hija para reunirlos. Ella planea su boda y está decidida a que los dos cocinen juntos. ¿Pero pueden ellos enterrar el hacha de guerra?

Rescate en la India

2011 | Kidnap and Ransom | Serie TV

Dominic King se dedica al negocio con rehenes y está en Cachemira para tratar la liberación de una importante familia asiática. Segunda temporada, compuesta de tres capítulos, de la serie británica"Kidnap and Ransom", protagonizada por el negociador de rehenes internacional Dominic King (Trevor Eve).

6/10
Viaje a Darjeeling

2007 | The Darjeeling Limited

Película a película el texano Wes Anderson se ha ganado una fama de tipo peculiar, con una visión tragicómica de la existencia, muy, pero que muy suya. Su éxito se debe seguramente a que propone historias distintas a lo acostumbrado, bien sea sobre familias de genios (Los Tenenbaums), un alumno de dotes extraordinarias (Academia Rushmore) o una paranoica aventura marina (Life Aquatic). En este caso ofrece más de lo mismo, es decir un planteamiento caprichoso y un desarrollo disparatado, donde nunca se sabe qué puede venir después. Tres hermanos, que no se ven desde hace un año, se dan cita en un tren que viaja por las tierras de la India. Han sido convocados allí por el hermano mayor Francis, que tiene preparada una sorpresa para Peter y Jack: reencontrarse con su madre, que se ha hecho monja en un pueblo perdido del país. Su intención es que realicen un viaje espiritual hasta dar con ella. El film se estrena junto al cortometraje Hotel Chevalier, que narra el encuentro sexual de uno de los hermanos (Jack) con su novia (Natalie Portman) en la habitación de un hotel parisino.  El principal “handicap” de esta película es que la historia que propone Wes Anderson no interesa lo más mínimo. El guión está formado por un conjunto de ideas que a duras penas parecen conducir a un todo unitario, y en cualquier caso muchas resultan prescindibles. Hay humor, pero es un humor difícil, no hecho de gags, sino de situaciones raras –como el ambiente del compartimiento de los hermanos, trasunto del de los hermanos Marx– y de la misma concepción de los personajes, unos tipos algo mastuerzos, los tres con sus señas de identidad: Francis, con la cabeza vendada por un accidente y siempre organizando la vida de los demás; Peter, el recolectador de las cosas de su padre muerto y agobiado porque su mujer está embarazada; y Jack, con una singular relación a distancia con su novia y enamoradizo empedernido. El conjunto puede hacer reír a algunos espectadores y a otros dejarlos completamente indiferentes. El aspecto visual es quizá lo más sobresaliente del film. Anderson sabe crear una atmósfera “ad hoc” para las situaciones surrealistas que plantea, especialmente en las imágenes a cámara lenta, o en los travellings laterales del tren. También destaca el reparto, que sin duda se esfuerza y que incluye a algunos de los actores fetiche de Anderson (Jason Schwartzman, Owen Wilson, Anjelica Huston). Pero es poco bagaje para un film absolutamente anodino.

3/10
Supercañeras. El internado puede ser una fiesta

2007 | St. Trinian's

Tremendamente atípica película de instituto inspirada en la tira cómica de “St. Trinian”, que en los años cuarenta creó el inglés Ronald Searle. Se trata de una cinta independiente que en Inglaterra ha tenido bastante éxito. A un reparto que mezcla actrices desconocidas con rostros sobradamente reconocibles, se une el hecho de que la película cuenta con su propio tema principal, cantado por el grupo de jovencitas Girls Aloud, que salieron de la versión inglesa del programa televisivo Popstar. Quizás haya sido esto lo que ha provocado el éxito entre los británicos, porque en cuanto a la película en sí... El desalmado padre de Annabelle decide ingresarla en el internado femenino St. Trinian. El motivo de esta decisión no es que su hermana sea la directora del lugar, sino que es el que le sale más barato. En cuanto la niña llega al centro, desea morir. Además de ser víctima de crueles novatadas, comprueba que el lugar es una auténtica selva donde todo vale. Pasan los meses y a Annabelle no le queda más remedio que acostumbrarse a su nuevo hogar. Entonces, sucede algo que conseguirá que se integre entre sus nuevas compañeras; si no pagan a Hacienda, el St. Trinian tendrá que cerrar por bancarrota. La solución se presenta en forma de cuadro, ya que las niñas deciden robar un preciada pintura de la National Gallery para venderla posteriormente. Esta película tiene a su favor la originalidad, el no ser en absoluto la típica película de instituto. Quien espere un High School Musical o incluso algo más gamberro tipo American Pie, que se prepare. El espectador no saldrá de su asombro con estas niñas que en clase de física preparan explosivos y que adulteran bebidas alcohólicas que posteriormente venden a su profesor de matemáticas para que éste las distribuya entre los jóvenes del lugar. Allí hay vía libre y pasan todas las burradas que se puedan imaginar. Al frente de tan salvaje sitio está la directora permisiva y alocada Camilla, interpretada por Rupert Everett, que también encarna a su hermano y padre de Annabelle. La película es irreverente y no se corta a la hora de utilizar el sexo para hacer bromas. La idea es reírse y criticar las típicas películas norteamericanas de instituto y el modelo de jovencita que defienden. Sólo hay un momento en que el St. Trinian cede a los tópicos de la meca del cine para ofrecer algo parecido a una enseñanza o moraleja. Sucede en pleno concurso, cuando la profesora de inglés insiste a una de las “pijas” sobre su capacidad real para contestar las preguntas. “Eres inteligente, sólo tienes que creerlo”, algo así es lo que viene a decir la profesora. Pero más allá de esto, nada que ver. Entre los mejores momentos de la película está el plan y ejecución del robo a lo Misión imposible. En el reparto destaca Colin Firth como el malvado ministro Thwaites, y Russell Brand como Flash, el profesor de matemáticas que enseña y ayuda a las niñas en el delicado “arte” de delinquir.

4/10

Últimos tráilers y vídeos